logo

Desayunos y meriendas saludables para los buenoshijos

La Boticaria García nos metió el miedo en el cuerpo por culpa de la cantidad de azúcar que ingieren los buenoshijos y buenahijas el mes pasado (podéis leer su post aquí). El desayuno, la merienda y el tentempié de media mañana nos trae por la calle de la amargura. ¿Qué le doy? ¿Qué no le doy? Eternas preguntas que vienen hoy con respuesta de la mano de nuestra colaboradora Rebeca de Torres. Recetas e ideas para triunfar con la chiquillería.

Malasmadres_ficha_Rebeca

* Podéis seguirla en @rbkdtorres, en facebook o en su genial BLOG, no apto para golosos, donde encontraréis recetas estupendas para dejar boquiabiertos al personal. ¡Malasmadres a los fogones!

Los tentempiés de media mañana y media tarde son a menudo un quebradero de cabeza para las madres (tanto las buenas, como las malas). Lo más fácil es tirar de brick de zumo o batido de chocolate y un paquete de galletas o un bollo. Pero ésta no es una opción nada saludable, lejos de lo que podamos pensar. Ni el zumo es fruta, ni el batido es leche.

No soy médico, ni nutricionista, ni tengo vinculación alguna con la rama sanitaria, pero después de 5 años elaborando recetas para el blog y 7 años preparando meriendas como madre (hoy es el cumpleaños de la buenahija 1), he leído bastante al respecto y algo de experiencia he ido adquiriendo.

¿Qué tienen de malo 4 o 5 galletas? ¿Y si las preparo caseras?

Como decía, las galletas y la bollería quedan totalmente descartadas, al menos como opción diaria. Las galletas industriales tienen mucho azúcar, además de harinas refinadas, conservantes, colorantes, etc. Las caseras, aún con menos azúcar, siguen teniendo más del recomendado para tomar a diario. Aunque en el blog tenéis un montón de recetas deliciosas de galletas y bizcochos caseros, estos alimentos deben reservarse para cumpleaños o fiestas, por ejemplo.

¿Puedo darle cereales?

Con las barritas de cereales compradas o los cereales ‘de caja’ ocurre algo similar: tienen muchos azúcares e hidratos refinados. Sí, también los que dicen ser integrales.

Entonces, ¿qué pueden merendar?

La primera opción debe ser siempre la fruta que, además, es muy fácil y rápida de preparar. Las de cáscara, pelar y listo: plátano, mandarina, naranja, kiwi… Y otras como la manzana, la pera, las cerezas, las uvas o las fresas se pueden dar simplemente lavadas. En verano, podemos poner trozos de melón o sandía guardados en un pequeño tupper. Pero también hortalizas como tomates cherry o palitos de zanahoria, por ejemplo.

Si se aburren de comer fruta, puedes dedicar 5 minutos a preparar una brocheta con distintos colores o a preparar pinchitos con 2-3 trocitos de fruta y poner un cuenco con yogur o con un poquito de chocolate negro derretido. La ‘pizza’ de sandía les suele encantar. En épocas en que no haya sandía, puedes preparar ‘minipizzas’ con rodajas de manzana, por ejemplo.

falsa-pizza-de-sandia

En verano, congela la fruta en trozos y, al batirla con yogur, tendrás un estupendo helado con frutas. El resto del año puedes batir la pieza de fruta con yogur natural y hacer ‘yogur de frutas’ de verdad.

Si un día, por raro que parezca, tienes 10 minutos para entretenerte con los buenoshijos, podéis preparar tomatitos rellenos de queso. Les encantará ‘cocinar’.

Los frutos secos también son una opción excelente a partir de 4 años. Antes hay que tener mucho cuidado tanto con las alergias como con los atragantamientos. También las frutas desecadas, como las pasas, los dátiles o los orejones.

Los yogures

Otra buena opción es dar lácteos, pero no los ‘yogures para niños’, ni si quiera los que tienen todas las defensas del mundo para prevenir todos los males del universo. Lo ideal es dar trozos de queso, un yogur natural (los yogures de sabores suelen llevar bastante azúcar) o un vaso de leche. ¿No le gusta el yogur natural? Será cuestión de días que se acostumbre. Al principio, pon un poquito de azúcar, miel o una cucharadita de mermelada y cada día reduce esa cantidad. En un par de semanas los tomarán al natural y no extrañarán el sabor. Puedes añadirle trocitos de fruta y/o frutos secos, incluso incorporar un poquito de cacao puro en polvo para convertirlo en un yogur de chocolate. Huye de los batidos, los zumos con leche, las natillas y otros lácteos ‘preparados’…

yogur

Hablábamos de queso y es que el bocadillo de toda la vida también es una buena merienda, aunque con matices. En primer lugar, hay que elegir ‘pan pan’, nada de pan de molde, ni pan de leche, ni panecillos. Los panes envasados suelen contener demasiado azúcar, grasas y sal. No te digo que te pongas a amasar, pero intenta comprar pan en una panadería y, si es integral, mucho mejor. Los niños se acostumbran muy rápido a todo. Puedes congelarlo cortado en rebanadas y descongelar en el tostador, vuelta y vuelta, la porción necesaria. Tardas menos de 1 minuto.

Y el relleno admite muchas propuestas: rodajas de tomate (o tomate rallado) y jamón cocido, jamón serrano o pavo, el resto de embutidos los dejaremos para ocasiones puntuales; queso fresco o tierno con pipas (girasol, calabaza), semillas (lino, sésamo, chía) o salmón ahumado y trocitos de pepinillo; atún (mejor al natural) mezclado con una cucharadita de queso crema o mayonesa con trocitos de aceituna…

Si les gustan los patés, puedes darles untables hechos en casa en menos de 5 minutos (de verdad): hummus; guacamole (o aguacate untado con trocitos de tomate, con pipas y semillas o con huevo duro); tzatziki; paté de atún… En este caso puedes sustituir el pan por colines o picos, pero intenta revisar los ingredientes y elige los que tengan sólo harina, aceite de oliva, levadura y poca sal. Les encantará ‘pringar’. Quizá te parezca complicado a priori, pero puedes usar minituppers que cierren bien (o tarritos pequeños reciclados): les pones dentro el untable y encima los colines envueltos en film. Se lo comerán en el recreo o en el parque sin mayor problema.

De manera ocasional podemos poner en el pan un poco de aceite y cacao puro en polvo o chocolate (cuanto más negro, mejor, para que tenga menor cantidad de azúcar).

Las tortitas o crêpes pueden sustituir al pan en ocasiones. No necesitan azúcar entre sus ingredientes y se pueden acompañar de queso fresco y fruta, de hortalizas en trocitos con jamón o pavo, o de alguno de los untables que hemos mencionado antes.

tortitas

 

¿Y qué le doy para beber?

Agua. ¿Agua? Sí, es lo más recomendable. La merienda no es una comida completa como el almuerzo o la cena, es sólo un tentempié. Cuando hacemos zumo (y no hablo ya de los envasados, sino de los licuados en casa) reducimos la fruta a agua+azúcar. Los pediatras recomiendan que los niños merienden con agua o que tomen un vaso de leche.

¿Qué sueles dar tú de merendar a los buenoshijos? Venga, que entre todas podemos reunir muchas más ideas rápidas y fáciles. Te esperamos en los comentarios y en las redes sociales.

Antes de irnos…

Nominadas al ‘Premio Bitacoras’

Tenemos la enorme suerte de que el ‘Club de Malasmadres’ está de nuevo nominado a los ‘Premios Bitacoras’ y lo hacemos junto a varias de nuestras colaboradoras:

  • La primera de ellas Rebeca, protagonista del post de hoy como ‘Mejor Blog de Gastronomía’. Se encuentra en 5º lugar, vamos a darle un empujón entre todos para que se clasifique entre los 3 primeros.
  • Alejandra Melús,  a ‘Mejor Blog de Educación y Ciencia’ (posición 94) y ‘Mejor Blog de Crianza’ (posición 44).
  • Boticaria García, a ‘Mejor Blog de Salud e Innovación Científica’. Se encuentra 4ª clasificada.
  • El ‘Club de Malasmadres’, a ‘Mejor Blog de Crianza’. ¡Estamos en la posición número 23! ¿Nos ayudáis?

¡No dejéis de votarnos aquí!



42 respuestas a “Desayunos y meriendas saludables para los buenoshijos”

  1. Marta dice:

    Gracias por el post!! La verdad es que siempre me da la sensacion q somos poco originales con el almuerzo y la merienda del bh1. Y eso q llevamos solo unas semanas preparandolas!! (Acaba de empezar el cole! En la guarde se encargaban ellos!).
    Tengo suerte de que es un niño al que le gustan casi todas las frutas y las hortalizas. Y no le gusta mucho el pan con chocolate ni los embutidos! En cambio el queso si! Despues de leer esta entrada se me quitan los miedos por no ser original! Intentamos que siempre lleve pan-pan y algo de fruta.
    Queda pendiente tomar menos zumos/batidos y galletas!
    Me tomo nota del resto de ideas!!😜

  2. Rober dice:

    Maravilloso el artículo. Soy papá de un niño de 15 meses al que (afortunadamente para la malamadre) me gusta cocinar 🙂

    La verdad es que le doy mil vueltas a qué platos darle al niño. Y por ejemplo, veo que sí que come muchas galletas. Voy a intentar poner en práctica los consejos que das.

    Mil gracias!

  3. Marta Alvarez dice:

    La avena integral el polvo es recomendable para niños de 22 meses? La hay de sabores y mezclada con leche les gusta, pero no se si es buena

  4. Marta dice:

    Muy buenas ideas. Aunque a mi hijo (de 2 años), le gusta ir innovando. Yo le pregunto qué quiere y cada día me sorprende. Ayer, por ejemplo, merendó macarrones que habían sobrado de nuestra comida… Y eso que en el cole me dijeron que había comido estupendamente (espinacas y pescado).

    Por otro lado, una pregunta, ¿las tortitas de arroz y maíz son sanas? Porque le gustan mucho. Gracias

    • Qué gracioso!! Las mías hoy han desayunado tortilla de patata que sobró ayer jajaja
      Con las tortitas hay que tener cuidado y revisar el paquete a ver qué cantidad de azúcar y sal contienen.
      Gracias por comentar 🙂

  5. paula dice:

    Encantadísima con el post!!! Voy a ponerlo en práctica desde ya….y me armaré de paciencia extra porque la buenahija es un tanto difícil en cuanto a los cambios, pero bueno, es lo que hay 😉
    Tengo una pregunta:
    En el desayuno le pongo “cereales de frutas” enel biberón, porque no quiere nada más antes de ir a la guarde ( tiene 2 años) y horrorizada me quedé al leer el post del otro día…..yo tomo avena en ojuelas, le podría dar? O qué otra opción podría tener?
    Muchas gracias!!!!!
    Y saludos a tod@s!!!!
    🙂

  6. María dice:

    Gracias por los consejos, Rebeca. En nuestra casa comemos lo más natural y saludable posible, en parte, por los niveles de colesterol de mi marido. Nuestro hijo de 2 años y medio comía muy bien y muy saludable mientras le dábamos triturado, el problema apareció cuando empezó a comer sólido. Come muy poca cantidad y hay muy pocos alimentos que se meta en la boca por voluntad propia. Ha bajado mucho de peso y su pediatra nos ha recomendado que hagamos una dieta hipercalórica. Mi pregunta es, ¿cómo podemos hacer una dieta de “engorde” con poco azúcar? Nos está resultando una misión casi imposible, lo único que come con ganas es todo lo “prohibido”. Muchas gracias y un saludo

    • Uff, aquí el consejo te lo doy como madre: dale un primer plato pasado y luego el segundo entero. Mi buenahija1 come fatal y las legumbres no había forma de que las tomara. Han ido en puré hasta los 6 años.
      Prueba a darle hidratos en comida y cena: arroz, pasta, legumbres, patata, zanahoria.
      Lo mejor es que te aconseje el pediatra o un nutricionista.
      Gracias por comentar 🙂

  7. Montaña dice:

    Bueno la verdad, es que es una faena, porque con lo fácil que nos lo ponían, y lo bien que nos venía todo este tipo de comiditas preparadas con el poco tiempo que tenemos.Pero con tanta buena información y tan especializada una, se echa a llorar …
    Aunque yo sea quizás de las que menos hago uso de ellos porque tener una alérgica en casa te obliga no usar más que cuatro cositas,pero cuando vi el post dije hay haber si consigo ideas nuevas… Pero y si además la buena hija es alérgica a casi todas las frutas y los frutos secos y la miel y sus derivados. ja…. Difícil verdad.
    GRACIAS DE TODAS FORMAS

  8. Gentzane dice:

    Yo con el buenhijo2 con sus 21 meses cumplo bien con la merienda: frutas (todavía trituradas, aunque poco a poco en trocitos) todas las tardes, y después un quesito o un yogur sin azúcar.
    El buenhijo1, con 4 años, merienda todas las tardes una pieza de fruta “grande”(si es pequeña, tipo mandarina, pues 2 o 3), y después de la fruta cuando se la ha comida toda, pues embutido, normalmente pavo, aunque algún día también cae salami de pavo o chorizo, que le encanta. Sin pan, no le gusta. Eso sí, yogures o queso, nada de nada. Lo rechaza totalmente, rechaza todo tipo de lácteos, como mucho se come un petit de esos de apretar… y a medias. De hecho, por la mañana ya no toma ni su vasito de leche, que lo tomaba con ECO, porque rechaza también todo tipo de chocolates y cacaos. Lo tomaba eso sí, acompañado de azúcar… pero ahora ni eso, y mejor, porque era mucho azúcar, aunque es la única que tomaba, porque no le gustan las gominolas ni los dulces. Ahora desayuna manzanilla y 5-6 galletas integrales… parece que está a dieta.
    ¿Qué hago para que tome leche o algún lácteo? ¿Alguna recomendación malasmadres? Estoy pensando pedirle a la pediatra que le hagamos un estudio por si es intolerante a la lactosa y por eso lo rechaza tanto, ¿podría ser? Para lo demás es un niño que come de todo: verduras y legumbres de todo tipo, pescado blanco y azul, también todo tipo de carnes, nada de rebozados…

    • Hola Gentzane, si no toma ningún lácteo, deberás suplir con otros alimentos ricos en calcio, como ciertos pescados, yema de huevo, legumbres, verduras de color verde oscuro, almendras, avena…
      Se me ocurre que le hagas un batido de frutas con un poco de leche o yogur natural, que añadas queso o leche a la crema de verdura o que pongas queso rallado (derretido para que no lo vea) en la pasta.
      Quizá no le siente bien y sea buena idea que consultes con el pediatra.
      Suerte y gracias por comentar 🙂

  9. Naria dice:

    La verdad es q este post es de auténtica madre alfa, galletas solo en cumpleaños?no es realista la verdad. Por cierto mis niños si no quieren fruta no la quieren, por ponérselas en un palito no se la van a comer, son niños pero no tontos

    • ¿Madre alfa? Bueno, cada uno tiene una opinión. Nosotros sólo intentamos dar algunos consejos y trucos que pueden servir a muchas malasmadres a introducir ciertos alimentos en la dieta de sus hijos.
      A todos nos entra la comida por los ojos y, si la preparamos de forma atractiva, será más fácil que la quieran probar.
      Gracias por comentar.

  10. Rocío dice:

    Hola! Me sumo a los agradecimientos Rebeca, gracias por los consejos 🙂 La verdad es que siempre intento dar fruta lo primero. Tengo la suerte que buenahija1 (3 años) es frutera, y lo mismo me pide chocolate que le digo, “no, algo de fruta” y me dice “vale mami, manzana” pero sé que no es lo habitual para nada. Y siempre opto por bocadillos de pan pan, alternando el relleno pero es aquí donde meto la pata, porque sí que abuso de embutidos tipo salchichón, o nocilla (genial lo de hacerla casera, ¡pruebo!) Así que probaré las otras alternativas más sanas que planteas 🙂 Ah y tema yogures uso, pero de sabores o blancos con azúcar, así que también voy a probar los trucos con los naturales 🙂 De nuevo gracias.

    • Hola Rocío, gracias a ti.
      No es fácil ser original cada día, pero si a la buenahija le gusta la fruta, tienes mucho ganado.
      Los bocatas son un reto, porque es complicado innovar. Puedes intentar algunas de las ideas que proponemos y ver cuál le gustan.
      Prueba a reducir un poquitín de azúcar cada día y verás como se acostumbra sin darse cuenta. Está claro que si lo retiras de golpe lo notará, pero si lo haces poco a poco en un par de semanas habrás ganado.
      Gracias por comentar 🙂

  11. Irene dice:

    Muy buen post. Claro, directo y práctico!! Vuestras recomendaciones no caen en saco roto y en casa ya hemos conseguido relegar los zumos-brick y los batidos a “ocasión especial”.

    Mas fruta y más pan, menos galletas y similar.

    Eso sí, me falta que sea integral el pan y a veces la fruta es licuada o batida. Poco a poco.

    • Hola Irene, lo importante es ser conscientes de lo que les damos. Luego la decisión es de cada familia.
      Piensa que con lo que ya evitas, has mejorado la situación, así que el resto de cambios despacio para que se acostumbre.
      Gracias por comentar 🙂

  12. Silvia dice:

    Muy buenos consejos pero la verdad es q veo complicado poder llevarlos a cabo.Mi hija de 2 años cada día merienda algo diferente pero lo del salmón no lo veo y la fruta no es siempre la opción más saludable .Creo q todo con mesura se puede llevar y la falta de tiempo y la logística afecta .Yo la recojo directamente desde el trabajo así q descarto ponerme a batir yogures en el mismo.Intento llevar brick de leche ,fruta,bocatas y a a veces tocan galletas o sándwich.Para mamás q no trabajan genial para el resto veo complicado poder hacerlo.

    • Hola Silvia, cierto que con 2 años es pequeña para ciertos alimentos. Puedes aprovechar el fin de semana para poner en marcha algunas de estas propuestas y otras puedes dejarlas hechas por la mañana o la noche anterior.
      Luego cada una debe adaptarse a sus circunstancias.
      Gracias por comentar 🙂

  13. Reciclator dice:

    Siento ser la nota discordante en los comentarios, pero… intenta dar fruta de merienda a tus hijos (5 y 7) en el patio del cole, cuando hay barra libre alrededor entre el resto de madres/padres repartiendo galletas rellenas de chocolate, batidos, etc… Tus hijos se miran entre sí como preguntándose por qué les habrá tocado a ellos la madre “chunga” 🙂

    Además, la industria alimentaria no ayuda, todo lo que nos deja comprar en monodosis a quienes tenemos que ir como locos entre el trabajo, el coche y el cole son todas las cosas (evito adrede usar “alimentos”) que ya sabemos que debemos tratar de evitar…

    Un grupo como este estoy seguro que podría presionar mucho más que madres y padres individualmente en sus pequeñas batallas caseras…

    • Hola Reciclator, tienes toda la razón, es difícil circular contracorriente y la industria vive de que nuestros hijos tomen sus productos.
      Nosotros intentamos concienciar a las familias para que, poco a poco, cambien esos hábitos.
      Gracias por comentar 🙂

  14. María dice:

    Coincido 100% contigo Rebeca, gracias por el post.
    Cuando alertas (incluso en familia) de los peligros del azúcar, del azúcar que contienen zumos, galletas..etc, te miran como si fueras de otro planeta.

    Aún me queda lejos (mi bebé tiene apenas 3 meses), pero es como me he alimentado siempre, espero que pueda inculcarle esos hábitos cuando llegue el momento!!

    Muchas gracias, un abrazo, María

    PD: me apunto lo del tzatziki 😉

    • Hola María, cuando desde el nacimiento de tu hijo eres consciente de la necesidad de controlar la ingesta de azúcar, será más fácil para él evitarlo, porque se acostumbrará a tomar otras cosas.
      Pero es cierto que todavía somos minoría las familias que somos conscientes del problema.
      Gracias por comentar 🙂

  15. Laura dice:

    Buen post, Yo creo que la alimentación, como todo, los buenoshijos la adquieren por imitación (luego está claro qeu van desarrollando sus gustos).
    Mi hija de 18 meses, rechaza galletas y prefiere fruta, como casi más que nosotros. Los bocatas ya paso de hacerlos… sólo come el relleno! Lo de los “untables” suele ser un éxito, le encantan!
    Sólo espero que en este aspecto, no cambie mucho y siga fiel a la fruta.

    • Laura, toda la razón, en esto -como en casi todo- hay que predicar con el ejemplo.
      No podemos pedir que los niños merienden fruta si ven que nosotros nos tomamos una caña con un plato de patatas fritas.
      Es cierto que cuesta, porque sales de trabajar y a lo mejor lo que te apetece es cenar una pizza y no una crema de verdura con un pescado. Pero nadie dijo que fuera fácil.
      Gracias por comentar 🙂

  16. Una más! dice:

    Me ha gustado mucho el post, que da ideas sencillas y muy variadas.
    Sin embargo, admito que es complicado incluso dentro de casa: cuando parece que va aceptando ciertos alimentos, aparece el padre con infinidad de modelos diferentes de galletas, yogures de sabores…. (eso sí, de cultivo ecológico por lo que tiene la conciencia bien tranquila), y cada vez la niña quiere menos alimentos saludables….😖😖
    Por cierto, mi niña tampoco quiere lácteos en general, y creo que fuera de casa tomaría: alguna idea para llevar la leche ( y no el cartón) a la tarde y completar la merienda?? Porque como ha dicho alguien, todo lo que se vende en porciones individuales es “chuche”.

    • Hola, hay que reconducir al buenpadre para que sólo compre lo que previamente apuntéis en la lista de común acuerdo. Difícil, lo sé, que a mí también me pasa 😉
      Respecto a los lácteos, puedes probar a batir su fruta favorita con un poquito de leche o yogur natural e ir incrementando la cantidad de leche/yogur del batido cada día. O hacer algún untable con queso crema (atún, salmón, pimiento rojo asado, jamón…).
      Gracias por comentar 🙂

  17. Hola, me encanta el artículo, te hace ver que hay que tener un cuidado con todo, está todo muy procesado… el pan de molde a modo de bocata le encanta por la textura, pero como dices debe llevar azúcar… bueno toca revisar más la dieta… gracias, besos!

  18. Ana dice:

    Hola, mi hija la verdad es que le encanta la fruta y el pan integral para merendar.. dudo con las rosquilletas integrales si son también aconsejables.. me puedes sacar de dudas? Gracias!!

    • Hola Ana, tienes que revisar los ingredientes. Los panecillos secos, como los picos o las rosquilletas, sólo deben llevar harina, levadura, agua, aceite de oliva y sal (la mínima). Ni azúcar, ni conservantes ni colorantes…
      Gracias por comentar 🙂

  19. Bea dice:

    Fantastico post,creo que no os habeis dejado ningún snack sano por nombrar.
    Yo soy especialista en snacks sanos debido a una alergia a la proteina de la leche de vaca de una de mis hijas, que nos llevó a eliminar procesados de nuestra dieta, casi todos llevan leche, derivados o trazas.
    Estamos habituados a ello y nos sorprende que desde el cole nos dicen que los jueves les pongamos galletas a los niños de merienda de media mañana y fruta solo los miercoles.
    Yo no le mando galletas, me niego, a no ser que las pueda preparar yo , de avena y miel.
    Mis hijas que raramente han tomado en casa bebidasque brick,bollos ni galletas no me las piden, pero sí me piden nueces, aguacate, datiles, pepino, manzana, queso, pan…
    Creo que la educación alimentaria es una asignatura pendiente del mundo adulto.

    Algunas ideas:
    -Bocaditos de datil con nuez dentro
    -Aguacate untado en pan con pipas de girasol
    -Tostadas untadas con tomate y aceite
    -Castañas asadas
    -palitos de zanahoria y apio para mojar en Hummus
    -zumo de zanahoria y manzana licuados
    -Yogur natural o queso fresco con nueces y/o un poco de miel( >2años)
    -yogur con arándanos

    Y FUNDAMENTAL: comer lo mismo que ellos acompañándoles.

    Si nos ven con el fuet o las magdalenas a nosotros, seguro que querràn probarlos.

  20. Hola Bea, tienes razón, aún son pocas (pero por suerte, cada vez más) las familias que se extrañan de la obligación de llevar galletas o zumos al cole.
    Apuntamos todas tus ideas, que tienen una pinta genial. Y sí, es imprescindible que prediquemos con el ejemplo.
    Gracias por comentar 🙂

  21. EvaG dice:

    Me ha encantado el post. Un montón de buenas ideas que puedo incorporar a las que ya llevo practicando. La boticaria nos metió miedo, pero como bien dices no hay mal que por bien no venga y los zumos de bote han sido erradicados sin mayores traumas y tantas otras cosas industriales que han quedado recluidas para días especiales o situaciones donde no tenemos control (cumpleaños, abuelos…. :P)

    GRACIAS

  22. Carmen Rosell dice:

    Me ha encantado el post!! Pero necesito más detalles: como se parte esa perfecta raja de sandía?

  23. Marinita Rossi dice:

    Me ha encantado el post…lo de las galletas lo llevo fatal. A ver..siempre toma 3 frutas al día, una por la mañana (zumo o cortada), una a mediodía y otra por la tarde, hasta ahí bien…pero no se queda satisfecho(aún no sabemos lo que es realmente capaz de comer jajajajaja) , luego quiere danone/pettitsuise (uno o dos) y seguido de eso un par de galletas…¿alguna idea más? jajajaja porque darle un bocata además de la fruta y el yogur ya es pasarse no?…seguro que se lo comería XD Gracias!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *