logo

La carta a los Reyes Magos

Los Reyes Magos están cada vez más cerca y el debate de cuántos juguetes deben pedir los buenoshijos y cuántos debemos regalarles es intenso. He de reconocer que de pequeña tenía más de 4 regalos que no seguían la regla que nos explica hoy Maribel Gámez. Sin embargo, mis padres han hecho siempre que valore lo que tenía y fuera consciente del esfuerzo que costaban las cosas. Hoy nuestra colaboradora y psicóloga infantil aborda el tema y nos invita a ser flexibles.

Malasmadres-psicologa-Maribel

*Maribel acaba de dar forma a su proyecto en forma de página web: www.otrapsicologa.com. En ella encontraréis diferentes temas que os pueden ayudar.

¡Ay! ¡Bendita Navidad! Algunos la odian, otros la idolatran como a Justin Bieber pero, ¿porque tanto revuelo con la Navidad? ¡Ah! los Buenoshijos están atacados de los nervios. Andan de un lado para otro como pollos sin cabeza esperando a que lleguen los regalos.

A veces nos estresan y nos agotan pero si hay alguien que puede recordarnos la ilusión de esta época del año son ellos. Es posible volver a vivir la Navidad como si fuéramos pequeños si miramos a través de sus ojos, si nos dejamos llevar aunque sea unos instantes. Los niños nos recuerdan lo maravillosa que es la vida y la importancia de las pequeñas cosas todos los días pero en Navidad toda esa ilusión y ganas de experimentar se multiplican por mil. Las luces, las comidas especiales, que venga familia a casa, poder dormir hasta tarde por la mañana… todo en estas fechas es extraordinario para ellos y lo viven con una gran intensidad.

Como es natural todo el mundo quiere a los Buenoshijos, y ellos no tienen que lidiar con ningún miembro de la familia que les caiga mal, cosa que es probable que nos toque a nosotras y nos ensombrezca un poco las Navidades. Pero de momento dejémosles disfrutar y aprendamos de ellos y de como viven todo lo que sucede en estas fechas.

Cuando era pequeña, nunca tuve muy claro que se celebraba en Navidad. Sabía que venían unos señores de muy lejos montados a lomos de unos enormes camellos cargados de regalos pero poco más. Yo les esperaba ilusionada, alucinando con la fiesta que se montaba en todas partes. Las luces, toda aquella gente paseando por la calle a pesar del frio, la eterna espera a que los regalos llegasen… todo era excitante. Sin embargo muchas de las cosas que ocurrían eran un enigma sin respuesta para mí. Si venían de oriente en camello a traernos regalos a todos los niños ¿como demonios hacían para clonarse tantas veces y estar en todas partes a la vez? ¿Cómo era posible que estuvieran en Madrid, en Barcelona y en cualquier parte del mundo al mismo tiempo? Además, aquellos camellos andaban muy lento ¿Cuánto tiempo tardaban envolver a sus casas en oriente? ¡Años! según mis cálculos infantiles. Estos enigmas hacían aún más interesante la Navidad para mí y son preguntas que hacen a menudo los Buenoshijos y que no son fáciles de contestar. A mi corta edad me era difícil entender en que consistía realmente la Navidad, los regalos y los Reyes Magos.

La Navidad es estar con los demás

Entender la Navidad es un proceso personal largo que va cambiando con el tiempo. Con los años fui creciendo y pude reflexionar sobre el tema y llegué a la conclusión de que la Navidad es realmente la celebración de la vida.

Seas de confesión cristiana o no, la Navidad celebra el nacimiento de un niño y a todos los niños del mundo se les regala algo porque la vida es algo a celebrar. Y no solo la vida en sí misma sino la vida en sociedad. Somos los animales más sociales del mundo y necesitamos comunicarnos con los demás, pasar tiempo con el otro. Y al final la Navidad es una excusa para juntarse, para unirse con la familia o con los amigos. Evidentemente la vida se puede celebrar cualquier día del año en cualquier momento pero la Navidad es una fiesta que se vive en comunidad a gran escala y se realizan ritos tanto fuera como dentro de las casas como preparar con la familia la cena de Navidad o Nochevieja juntos, lo que hace que se fortalezca esa unión.

Puede que no se tenga suerte y “el otro” con quien tengas que relacionarte sea tu suegra que lleva tres copas de más, empeñada en darte consejos sobre como dejar los suelos de la cocina relucientes pero recordemos que no hay luz sin sombras y seguro que también hay gente maja alrededor con la que se pueda disfrutar de estas fiestas.

Yo no sé vosotras pero recuerdo mucho mejor quien estaba en Navidad compartiendo la mesa conmigo (o quien no estaba) que lo que me regalaban, que juguetes me traían o cuales se dejaban por el camino los Reyes Magos. Lo que queda en el recuerdo es la sensación de haber estado en compañía, cantando, comiendo, dando una vuelta, diciendo tonterías. Pero eso uno lo entiende y sabe apreciarlo cuando crece y echa la vista atrás. Cuando uno se da cuenta de que es lo que permanece en nuestros recuerdos a lo largo del tiempo. Aunque los adultos sepamos que el hecho de apreciar la compañía y el cariño de los demás es importante y queramos inculcarles estos valores a los más pequeños, es normal que los Buenoshijos estén más centrados en desear que los Reyes les traigan todos los juguetes del catalogo de regalos que han pedido. Tenemos que ser conscientes de que ese comportamiento es algo normal y que tiene que ver con el momento vital en el que están y el tipo de sociedad consumista en la que vivimos inmersos que nos insta de muchas maneras a consumir ferozmente en estas fiestas. Cuando son pequeños no podemos esperar que aprecien que cosas son importantes en la vida pero si lo podrán hacer más adelante con el tiempo.

Qué regalar

La regla de los 4 regalos puede servirnos de orientación a la hora de saber cuantas cosas comprar a los Buenoshijos de cara al día de Reyes. La idea de esta regla es evitar la cantidad loca de regalos que les hacemos a los pequeños en estas fechas. Sepultarles a regalos impide que aprendan que no todo lo que se desea se consigue y les hace más difícil valorar las cosas en su justa medida. Dos lecciones éstas muy importantes para la vida. Los 4 regalos serían:

  • Un regalo que sirva para llevar/usar (ropa o complementos)
  • Un regalo que sea algo que necesiten (practico)
  • Un regalo relacionado con la lectura (libro/cómic, etc.)
  • Un regalo que hayan pedido

La sexta ha compartido un vídeo que cuenta bastante bien esta regla.

Siendo realistas y con el fin de evitar grandes conflictos en casa en el amanecer del día 6 ampliaría el último apartado (lo que hayan pedido) de uno a dos o tres regalos. Por dos razones. Una es que es posible que los otros regalos no les hagan mucha ilusión si ellos no los han pedido y la otra es que al final una parte importante de la Navidad son los regalos que esperan con gran emoción. No nos engañemos, regalarle solo uno de los 100 regalos que ha pedido quizá se quede corto para muchos. Creo que pueden aprender a valorar lo que tienen y a tolerar la frustración de no conseguir todo lo que uno desea siendo flexibles en este último punto.

Premio al esfuerzo durante el año

Lo que si me parece importante es que cualquiera de esos regalos se ligue o relacione con esfuerzo realizado durante todo el año. Es decir, los Reyes Magos premian las buenas notas, el buen comportamiento y muchas cosas más. O así se lo decimos a ellos advirtiéndoles que tengan una buena conducta a medida que van llegando las Navidades. Los premios, como los regalos no se dan porque si, se dan relacionadas con el esfuerzo o con comportamientos positivos por eso hay que ser bueno porque si no los reyes no te regalan nada ( aunque luego sea mentira). Eso no quiere decir que un pequeño con malas notas no reciba nada por Navidad, porque estoy segura de que aparte de las notas hay muchas más cosas valorables en él que deben ser premiadas, evidentemente.

Tipo de juguetes

Existen muchas clasificaciones de juguetes. Los más recomendables son los juegos donde se necesita al otro para jugar, que le ayuden a socializarse y trabajar en equipo. Hay infinitos juegos de este tipo como los juegos de mesa, o los que aún pudiendo jugar solo que otro entre a jugar es sencillo, como por ejemplo la pintura de dedos, los puzles, la construcciones, etc. Y si ya son más mayores y prefieren pedir videojuegos solitarios es posible, aunque sea más difícil, compartir esos juegos con ellos. Muchos están habilitados para jugar con otros jugadores a la vez o se puede jugar turnándose, esperando con él mientras nos cuenta como está jugando, mientras comentamos con él el juego. Creo que ese esfuerzo de estar cerca de él compartiendo de alguna manera esa actividad más solitaria merece la pena ya que yo no sé vosotras, pero a mi me gustaría conocer bien cual es el juego favorito de mi hijo que valores le inculca, que contenidos tiene e intentar que le guste jugar conmigo a su juego favorito y así poder compartir su mundo, lo que más le gusta, aunque sea un ratito.

Para terminar

No nos dejemos engañar por los agresivos mensajes publicitarios de estas fechas que nos dicen que si compramos este u otro regalo nuestros pequeños serán felices. Fijaros bien en que prácticamente cualquier producto que quieren vendernos lo relacionan con éxito social, con tener más amigos, con conseguir el respeto o el afecto de otros… Al final la intensa necesidad de estar con los demás es lo que nos define como especie, lo que necesitamos, lo que ansiamos, llevarnos bien con el otro, compartir y no sentirnos solos. Los recuerdos de haber disfrutado tiempo y momentos especiales con los demás al final es aquello que nos queda en la memoria cuando crecemos. Quien estuvo cerca y nos hizo sentir la Navidad como una de las épocas del año más estupendas que hay.

¿Y vosotras Malasmadres cómo celebráis los Reyes Magos? ¿Siguen vuestros buenoshijos la regla de los 4 regalos?



10 respuestas a “La carta a los Reyes Magos”

  1. Laura dice:

    Nosotros los reyes los Pasamos con la familia paterna. Que los tengo bastante controlados, Aunque como ya estan abuelos y tios dando regalos, los padres no aportamos Nada mas el dia de reyes. Por el contrario papa noel solo Pasa por nuestra casa y por la casa de la tia materna. Creo que al final esta bastante controlado. Siempre cae algo útil, algo de ropa y un par de regalos juguetes. ah! Y un regalo de psicomotrocidad fina porque Mis buenoshijos van un poco cojos en ello! 😉

    • Maribel Gámez dice:

      Qué bien pensado todo! Y además los regalos de psicomotricidad fina suelen ser muy útiles para ayudarles a desarrollarla y muy divertidos para ellos!

      Un abrazo!

  2. Verónica dice:

    Aquí en casa celebramos los reyes con muchísimo nerviosismo. Mientras el buenpadre hincha globos yo me dedico a decorar el salón como sino hubiera un mañana. Cuando terminamos mientras el buenpadre pega ronquidos que parecen que el techo se me cae encima, yo veo pasar en el reloj todas las horas, deseando escuchar algún mínimo ruido que me haga sospechar que la plebe se ha despertado y ponernos como locos viendo cuantos paquetes han dejado los señores de oriente.
    En cuanto a la regla de los 4 regalos la tendré en cuenta para el años proximo. En casa ponemos presupuesto. Cada terremoto tiene X dinero para regalos personales y otra cantidad en conjunto para juegos de mesas para jugar los 5.
    Feliz entrada de año para todas las malasmadres y que los señores de oriente venga cargados de cositas para nosotras (no un aspirador, un tostador, etc) porque nos lo merecemos

    • Maribel dice:

      Jajja me ha encantado lo que has dicho de los aspirdores Verónica. Estupenda la idea de juegos de mesa para compartir tiempo chulo con la familia. Feliz salida y entrada de año!!

  3. Carmen dice:

    Basándonos en la regla de los 4 regalos reciben muchos de ellos… somos una gran familia que nos encanta los regalos, si somos de los que celebramos cumpleaños y santos, y en verano algún regalito también cae… evidentemente no reciben todos los juguetes que desean, ni mucho menos tables ni móviles el mayor acaba de cumplir 7 años, 5 y 2 años los otros. Pero varios libros si, ropa por supuesto y botines, juegos de mesas y algún que otro muñecajo que a mi me parecen horrorosos pero a ellos les encanta… todo esto repartido entre nuestra casa, los abuelos, tíos, tías, amigos… y no creo que no le enseñemos a valorar las cosas. Ellos saben que tienen muchiiisima suerte por tener tantas personas que los quieren, y que para conseguir las cosas hay que trabajarlas, pues el resto del año es lo que ven. Y nunca en su carta se olvidan de los niños que no tienen tanta suerte y algo de ellos lo dejan para que los Reyes Magos lo lleven a las casas de esos niños. Y si os digo la,verdad… a mí me encanta abrir muchos paquetitos!!! Deseo paséis todas un feliz día de Reyes sigáis las reglas que sigáis, ser feliz es lo importante

    • Maribel dice:

      Que fántastica idea lo que dices Carmen de que tus pequeños dejen algún regalo para llevarlo a la casa de otros niños que no tengan la oportunidad de recibir tanto. Espero que tengas una fantástica salida y entrada de año!!

  4. Carmela dice:

    Muy interesante el post! Nosotros celebramos la Navidad explicándoles a los niños su sentido cristiano (el nacimiento de Jesús), y ponemos el Belén, cantamos villancicos, leemos cuentos de Navidad (incluyendo el relato del nacimiento de Jesús). El día de Reyes está presente desde el día 1 de diciembre, así que los nervios del día antes son impresionantes ! Este año hemos optado por que pidan un regalo, los demás serán sorpresa atendiendo a criterios parecidos a los que cuentas y teniendo en cuenta sus gustos y necesidades. Somos al final los padres los que tenemos que hacer un esfuerzo por ser sobrios y por tratar de controlar a buenos abuelos en este sentido, porque si no , es una locura!

  5. NuriaMT dice:

    Es un día muy especial.Siempre vamos a ver la cabalgata con familia y amigos.No se quien disfruta más,si los buenoshijos o la malamadre.Al regresar a casa colocamos agua para los camellos y algún dulce para los Reyes.
    Intentamos hacerles entender que los Reyes no pueden traer todo lo que piden,pues hay muchos niños en el mundo y no habría tal cantidad de juguetes para todos. También se desprenden de algún juguete para donarlo.

    • Maribel dice:

      Que buen mensaje el de “no pueden traer todo lo que piden porque no habría para todos” Hay que ser consciente de que somos muchos y convivimos en un mundo con recursos límitados e ir mandándoles ese mensaje. Que bien que os ilusioneis viendo la cabalgata. Espero que este año también la disfruteis mucho. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *