logo

Las Malasmadres nos merecemos una ola…

cabecerapost_unaola-01

La Navidad está cerca Malasmadres, nos mira de reojo, nos acecha con su parte buena, buenísima y su parte menos positiva. Todo está a punto, luces en las calles, turrones en el súper y listas de Reyes en cada rincón de la casa. Yo estoy nerviosa, con eso os lo digo todo. Pero antes nos merecemos un premio que son muchos esfuerzos los que requiere. Sí, sí, un premio, lee hasta el final. La Navidad nos pone a prueba y merecemos ser recompensadas.

El tetris: cuadrar vacaciones con trabajo

La época festiva navideña es emocionante, nada como hacer encajes de bolillos excel en mano con el buenpadre. La no conciliación es lo que tiene. Una vez organizado el lío, llamas a los buenoabuelos para que acudan a cubrir huecos, lo que se llama apagar fuegos. ¿Qué haríamos sin ellos aún estando a 500 kilómetros? Una ola para las Malasmadres que lo logran y llegan al día de Reyes sin imprevisto alguno…

El disfraz de Navidad, la emoción continúa

Con la circular del cole llega el desconcierto. Nos informan detalladamente de qué tendrán que ir vestidos nuestros retoños en la fiesta escolar. ¡Oh my God! Con suerte toca buscar disfraz de estrella y con menos suerte igual tiene que vestirse de algo extraño, que fiestas hay para todos los gustos. Agárrate que vienen curvas, el que advierte no es traidor. Una ola para las Malasmadres que tienen que hacer la búsqueda exhaustiva del disfraz de turno y que si no logran encontrarlo confunden Castor con Pastor… Y aquí no ha pasado nada.

El reto: la comida de trabajo que dura 24 horas 

Y si hay algo que emociona a una Malamadre en Navidad, lo que de verdad le hace feliz es la comida de trabajo. Un día exclusivo de Malamadreo sin hora de llegada y estrenando modelazo. Las comidas de trabajo navideñas están hechas para Malasmadres con ganas de huir y pasarlo bien. Una ola para todas las Malasmadres que cerrarán los bares porque saben que están de juerga, pero no saben cuándo será la próxima.

La cena de Nochebuena, sin llamar a los bomberos

Preparar la cena de Nochebuena, que quede bien y no quemar la cocina parece misión imposible. Al menos para algunas Malasmadres. Por eso, lo mejor es encargar la comida hecha y dedicarte a emplatar como las grandes chefs. Y por supuesto apuntarte la autoría de estos manjares. Tu tía, la que ves cada Navidad y siempre pone cara retorcida, no podrá decir ni mú. Importante: deshazte de los envases… Yo le dedico una ola también a estas Malasmadres por su ingenio y perspicacia.

Hacer del árbol de Navidad el último grito

Poner el árbol nos llena de emoción, en casa ya estamos a punto de colocarlo. Colgar las bolas, los distintos adornos, todo es felicidad. Otro cantar es quitarlo, por más que lo intento un par de meses después de Reyes lo tengo puesto en el salón. Forma parte de la estética kitsch malamadrera. Una ola por las Malasmadres que hacen del abeto navideño la última moda en decoración.

El autoregalo tiene premio: envíos gratis

Estos esfuerzos por mantener el tipo y no coger un avión a las Maldivas (¡quién pudiera!) tiene que tener un premio sino no le veo el sentido. En el club de Malasmadres nos acordamos de todas las que practicáis el autoregalo y os facilitamos la tarea con ENVÍOS GRATIS para todos los pedidos que hagáis en nuestra tienda soymalamadre.com hasta el viernes 16 a las 23.59 horas.

¿Te lo vas a perder? ¡Feliz Navidad!

enviosgratis_unaola-03



10 respuestas a “Las Malasmadres nos merecemos una ola…”

  1. Marietta dice:

    Ja ja yo suscribo todo lo cuentas pero se te ha olvidado lo mejor: una GRAN ola para las malasmadres que tenemos una familia algo neurótica y que convierte en un tremendo lio las Navidades!
    Claro que lo que mejor funciona es pasárselo por alcohol y listo!

  2. Vanesa dice:

    Me encantaba y me encanta la Navidad más aún siendo malamadre pero…trabajo en Decathlon (os podéis imaginar cómo pueden ser mis días de trabajo del 26 de diciembre al 3 de enero), llegó agotadisima al día de Reyes. Por lo que mi mayor ola es soportar ese día, de paquetes, sonrisas forzadas ante ese regalo fallido y después de pasar por 5 casas de familiares, toca hacer limpieza en la habitación de la Buenahija. Claro, cada abuela, cada tío quiere hacer el regalo más grande…cualquier año me veo con un castillo hinchable en el salón y nosotros en la cocina, que el piso de 80metros no da para más.
    Pues nada, paciencia, sonrisa y a disfrutar de la ilusión de los enanos.

  3. El año pasado quitamos el árbol de Navidad en Semana Santa!! A ver si así el espíritu navideño dura más jajaja

  4. Verónica dice:

    Del armario de mi hija aún cuelga el vestido de flamenca de la feria de abril 😱😱😱😱 ya ni lo veo, el otro día me di cuenta de que aún seguía ahí y me dije que ya mismo estamos en feria otra vez, así que para que gusrdarlo 😂😂

  5. Irantzu dice:

    ¿Y para las madres que finalizamos periodo de excedencia y volvemos a filas el 23 de diciembre qué proponéis? Voy a darme una vuelta por la shop, a ver si me animo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *