Side Area

Las claves: equipo y flexibilidad bien entendida

Las claves: equipo y flexibilidad bien entendida

Laura-Baena-Malasmadres

Hace un tiempo que vengo reflexionando de cómo se entiende la flexibilidad en el trabajo ahí fuera. Cuando alguien habla de flexibilidad, directamente se entiende que estamos hablando de horarios.
– ¿Te gustaría tener flexibilidad en el trabajo?
– Claro, de 8 a 3, ¿no?
– No exactamente.

La flexibilidad bien entendida es aquella que se adapta a tu vida personal en equilibrio a las necesidades del puesto que desempeñas.

La flexibilidad bien entendida te permite mover la balanza a favor de la vida personal cuando lo necesitas. Pero también moverla en la dirección contraria cuando el trabajo lo requiere.

Esto último se olvida. Para que la flexibilidad funcione, para que demostremos que es posible no perder en productividad y sí ganar en vida, para que nos ganemos la confianza y se lo hagamos ver a los líderes de empresa hay que demostrar compromiso, responsabilidad y ganas de hacer equipo. ¿Estamos dispuestos a ello? Yo creo que sí. Pero, muchas veces a mi alrededor veo gente que se toma el trabajo como un puro trámite, cumplir horario, salvar el día y continuar. Esto está lejos de disfrutar de la vida en todos los sentidos porque el trabajo a fin de cuentas ocupa un lugar muy importante, en tiempo y energía, en nuestras vidas.

Y es que normalmente para cada miembro de un equipo la flexibilidad se entiende de manera distinta, eso no es un problema siempre que la flexibilidad no responda a esa ecuación facilona de “flexibilidad = horarios”.

Malasmadres-Flexibilidad

La flexibilidad bien entendida está vinculada estrechamente al compromiso con el proyecto, pero sobre todo, con el equipo. Si entiendes la flexibilidad solo como una herramienta que te permite llegar a ti la hora, a la hora que tú estableces como la óptima, la flexibilidad se convierte en hermética y rompe con su naturaleza de facilitar la conciliación entre la vida laboral y personal/familiar de TODOS porque te olvidas de los demás y de los agentes externos a tu realidad, a tu verdad, a tu flexibilidad.

Hay que trabajar por objetivos, como una coalición de apoyos que funcionemos en grupo. Solo si esto está bien orquestado podremos disfrutar de una verdadera flexibilidad.

Y sé de sobra porque no hay nada como vivirlo para poder hablar de ello que hay trabajos que desmotivan, líderes que no ven más allá de sus números, equipos que no hacen equipo, trabajos donde la comunicación no se valora, donde no te escuchan, donde parece estar todo está dicho, pero no, hay que romper esa barrera desde la proactividad, desde el ejemplo positivo, demostrando que es posible como lo hacen muchas empresas que ven en sus trabajadores personas y no números. Sólo así podremos avanzar hacia una sociedad donde la conciliación sea una realidad.

Y tú, ¿estás dispuesta a trabajar en flexibilidad? Cuéntanos. Me encantaría que esta reflexión genere debates y os anime a compartir vuestras experiencias.

35 Comentarios
  • Natalia Apezetxea

    2 Noviembre, 2016 a 7:56 am Responder

    Yo soy autónoma desde hace 4 años aproximadamente y es lo mejor que he podido hacer. YO ME GESTIONO MIS HORARIOS. No sólo tomé esa decisión de cara a ser mamá, la tomé para poder tomar mis propias decisiones. Al margen de eso, no todo el mundo puede trabajara así, pero anteriormente era una empleada asalariada y luché por conseguir mi horario, me dejaban trabajar por objetivos y una vez cumplidos, para casa!! La productividad es mayor y la motivación también.

  • Marta A.

    2 Noviembre, 2016 a 8:29 am Responder

    Solamente con horarios flexibles de entrada y salida, ya todo sería más fácil. Si además añadimos la posibilidad de trabajar desde casa, miel sobre hojuelas.
    Nos falta cambiar la mentalidad de “presencia” en el trabajo por la de “trabajo efectivo”. Creo que ésa es la clave. Y ello implica que tanto el trabajador, como el empresario, pongan de su parte y trabajen para lograr un entendimiento mutuo, que suponga una implicación con el proyecto de empresa por parte del trabajador y una confianza en su trabajo por parte del empresario (o de sus jefes).
    Seguro que cada vez hay más empresas así, pero aún son pocas.

    • malasmadres

      2 Noviembre, 2016 a 11:17 am Responder

      Tienes mucha razón, la flexibilidad horaria complementada con teletrabajo haría que ganaramos mucho

  • Laia

    2 Noviembre, 2016 a 8:31 am Responder

    En la sociedad española está tan arraigada la costumbre de “hacer horas porque sí” en el trabajo, que el problema está en que si no te quedas cada día eres “la rara”. Estoy totalmente de acuerdo contigo Laura, yo actúo desde esta manera, pero noto que no se valora por el hecho que mis compañeros no padres (y hombres) trabajan desde casa y horas extras cada día, aunque no sea necesario…:(

    • malasmadres

      2 Noviembre, 2016 a 11:24 am Responder

      Exacto Laia, pensamos igual entonces. Gracias por compartir tu opinión.

  • Lola

    2 Noviembre, 2016 a 8:53 am Responder

    Trabajo por cuenta ajena y estoy totalmente de acuerdo con el post. Hay que ser justos, y si tienes la oportunidad de contar con un trabajo que te permite salir a las 3pm, o lo q necesites segun la emergencia familiar q surja, cuando hace falta, y si tienes la suerte de contar con ayuda a tu alrededor, “arrimar el hombro” en el trabajo cuando es necesario, es siempre bueno. Repito, trabajo por cuenta ajena que me permite irme a mi hora,pero si hace falta echar una mano, y puedo tirar de algun familiar, lo hago. Hay que “dar para recibir”.(si puedes,claro, es mi opinion).

    • malasmadres

      2 Noviembre, 2016 a 11:25 am Responder

      Gracias Lola por contribuir al debate con tu punto de vista. 🙂

  • Cristina

    2 Noviembre, 2016 a 8:59 am Responder

    Respecto a lo de hacer horas.. y la flexibilidad.. Yo hace tiempo que creo que es todo lo contrario.. que la solución es que todos deberíamos ser iguales, y estar OBLIGADOS a salir a nuestra hora todos, así no habría discriminaciones, para nadie. Así no se me penalizaría por tener que salir pitando a mi hora para ir a recoger a mi hijo a la guarde, porque estoy saliendo A MI HORA. Si necesito de manera puntual salir luego lo recuperaré de eso no hay duda claro. En algunas empresas cuando el empleado sale mas tarde de su hora le llega un correo a su jefe y eso es negativo porque implica que algo está yendo mal en el proyecto si necesita echar horas..
    Puede que de manera puntual necesites echar horas.. pero esto de que se convierta en moda.. pues debería acabar..

    • Marinita Rossi

      2 Noviembre, 2016 a 9:45 am Responder

      Efectivamente sales a tu hora…Conozco vivencias de amigos que han trabajado en Europa y allí lo que no has hecho durante el día se siente, se sale a las 5 y punto y hacer horas de más está mal visto….igualito que aquí….

    • malasmadres

      2 Noviembre, 2016 a 11:28 am Responder

      Como dice Marinita en muchos países de Europa está mal echar horas extra. Gracias por darnos tu opinión.

  • mon

    2 Noviembre, 2016 a 9:18 am Responder

    Mira fijate que no habia pensado en la conciliacion pero tambien en el trabajo, siempre con la familia y no desde el otro lado y realmente es lo justo y necesario ,la conciliacion ha de ser por los dos lados.Gracias.Yo con el pequeño hasta ahora ( toco madera) podemos ir cubriendo sus horarios y uno o el otro estar con él, pero con los dos mayores….fue una locura de correr,agotarse y desesperarse. De nuevo gracias.

  • Patricia

    2 Noviembre, 2016 a 9:29 am Responder

    Salir siempre a tu hora porque es lo que se adapta a tu vida es flexibilidad, al igual que es flexibilidad el poder salir un día más tarde porque necesitas entrar más tarde, o irte un día a casa porque simplemente no te cunde (que esos días los tenemos todos). Trabajo por objetivos es la solución. Objetivos reales, cuantificables y adaptados a la persona que los realiza. Y la cultura de hacer horas, tan arraigada en España, pues cada uno tiene el poder de decir “no, yo no hago horas extras porque si, porque tengo cosas más interesantes en las que perder el tiempo (aunque sea tocarte la barriga en casa)”.

    • malasmadres

      2 Noviembre, 2016 a 11:30 am Responder

      Así es, el trabajo por objetivos y la flexibilidad, creo que todo iría mejor. Gracias por participar Patricia.

  • Marinita Rossi

    2 Noviembre, 2016 a 9:31 am Responder

    Buenos días:)

    Yo lo siento, si pudiera no trabajaría en estos momentos. Cuando propuse reducción de jornada me quisieron echar…estoy en una empresa extranjera que son bastante machistas …pero ahora me tratan muy bien aunque yo disfrutaría mas ayudando a una amiga en su empresa que aquí. Me ha costado volver a coger la confianza. La flexibilidad sinceramente para mí es importante siempre y cuando salga antes. Entiendo que haya gente que disfrute en su trabajo, pero yo disfruto de mi vida, de mi hijo, de mi pareja, me gustaría disfrutar de tiempo para el gimnasio que ahora no dispongo..y alguna cosita más..ese el tiempo que necesito . Los horarios y la mentalidad en España está a años luz de lo que realmente debería ser. Aquí mola más calentar silla, yo sinceramente salgo a mi hora y si tengo que salir al médico salgo cuando sea (no me puedo quejar ahora, ya pasé lo suyo). Este tema es para empresarios, para que puedan ver la productividad desde otro punto de vista, pero si mi jefe viene a trabjar incluso en festivos ¿qué se puede sacar de eso?…..

    • malasmadres

      2 Noviembre, 2016 a 11:31 am Responder

      Totalmente Marinita, menos mal que tu situación cambió. Un abrazo.

  • Paz

    2 Noviembre, 2016 a 9:49 am Responder

    Tengo que reconocer que es el aspecto que más valoro de mi trabajo, y de mis jefes. Mis horarios los decido yo. Nadie mira cuando vengo o voy. Sólo importa que las cosas estén bien hechas y a tiempo. Si un día me tengo que quedar mañana y tarde, me quedo. Y si un día la buenahija está mala y me quedo en casa con ella y no aparezco, nadie me dice nada. Soy una autentica privilegiada en este sentido.
    Hay muchos trabajos que podrían hacerse con esta flexibilidad que yo tengo, pero no todos los jefes tienen una mentalidad como la de los mios en ese sentido

  • Silvia Conde

    2 Noviembre, 2016 a 10:28 am Responder

    Me encanta que hayas ampliado la mirada y la perspectiva desde la que estudiar la flexibilidad horaria.
    Me gustaría compartir una pequeña historia en la que el grupo era lo importante y el bien común fue la guía para llegar al acuerdo.
    En una fábrica de una gran empresa de alimentación había muchas mujeres que eran responsables del cuidado de sus hijos y de sus mayores. Y también había hombres deportistas olímpicos que necesitaban tiempo para entrenar. Y hombres y mujeres voluntarias que atendían a los inmigrantes que llegaban exhaustos a sus costas.
    Por el tipo de trabajo no se lo podían llevar a casa, sino que la producción se hacía en la fábrica y había unos mínimos a alcanzar. Además estas personas no se podían permitir que redujesen los puestos de trabajo y se llevasen la producción a otro lugar.
    Gracias a la solidaridad de todos, a lo mucho que valoraban su trabajo y su empresa y a muchas reuniones, consiguieron crear turnos nuevos de noche para que las madres tuviesen el día disponible para su familia. Todos reajustaron sus vidas, su ocio y sus intereses personales, porque en algunas épocas del año, estas madres trabajan durante el día para que los voluntarios pudiesen ayudar a los inmigrantes y los deportistas pudiesen entrenar… Todos eran flexibles con las circunstancias de los demás.
    Trabajé durante un tiempo en un sindicato haciendo planes de igualdad y he conocidos muchas historias de solidaridad y compromiso, y también de joder por joder y de mal uso del poder.
    Me gustaría compartir algunas más si tengo la oportunidad.

  • Albertwo

    2 Noviembre, 2016 a 10:44 am Responder

    Hola Laura,
    Es curioso que hables de que “flexibilidad horarios” y casi todos hablemos de horarios … cuando, al menos yo, entiendo que hablas de “compromiso”.

    He trabajado mucho tiempo en la empresa privada antes de estar en la empresa pública y en ambos ese compromiso se traducía en presentismo. Por suerte, en ambos ámbitos (aunque no siempre) he disfrutado de cierta flexibilidad pero siempre ha ido ligada a la disponibilidad,al compromiso con el proyecto.

    A día de hoy, que la mayoría de nuestro trabajo puede desarrollarse “a distancia”, no aprovechar la motivación que produce permitir a tus empleados conciliar es un derroche, máxime cuando en un ámbito como el mío (las TIC) es mas importante la coordinación que la concurrencia. En una cadena de montaje no veo cómo sería posible …

  • Pilar

    2 Noviembre, 2016 a 10:48 am Responder

    Así lo entiendo yo también. De hecho tuve un jefe que también lo entendía así (será que tenía hija de mi edad con hijos). Así que llevaba a los niños al cole y entraba-salía según necesidad. Teniendo claro que el trabajo se hacía, incluso desde casa cuando mi hijo tuvo una enfermedad que le supuso tres semanas de reposo. Incluso después de un viaje de trabajo (yo tenía jornada reducida por cuidado de niños y en los viajes de trabajo ya me contaréis cómo se “reduce” el horario a lo que te pagan…) me propuso salir antes para irme a comer con mi marido y celebrar mi cumpleaños que había pasado de reuniones en otro país. Fue una buena época. Lástima que cambió el jefe y se acabó la flexibilidad. Curiosamente yo creo que trabajaba más y mejor con el jefe anterior. Flexibilidad hacia los dos lados y confianza.

  • Eva

    2 Noviembre, 2016 a 11:06 am Responder

    Hola,
    necesito que me aconsejéis sobre horario de verano junto con reducción de jornada.Os comento…
    Quiero coger reducción de jornada de 12.5%, mi jornada es de lunes a jueves de 9:00 a 18:00 con media hora para comer y los viernes de 8:00 a 14:00(6 horas todo el mundo).
    El horario que me gustaría coger sería de 9:00 a 17:00 y los viernes de 8:00 a 15:00 (7horas). ¿Podría hacer como todo el mundo de 8:00 a 15:00 tambien? hay que tener en cuenta que los viernes hago una hora más que todo el mundo.

  • Sand

    2 Noviembre, 2016 a 11:27 am Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con todo lo que comentáis en el post, y, de hecho, así es como yo entiendo la flexibilidad.

    Lamentablemente,no todo el mundo lo entiende así. Trabajo por cuenta ajena en una empresa en la que la flexibilidad únicamente mueve la balanza para el beneficio de la empresa. Por ejemplo, tenemos horarios flexibles de entrada y salida, pero si un día has terminado tu trabajo “antes de que se vaya el jefe”, te tienes que quedar allí, aunque sea leyendo el periódico… o atenerte a las consecuencias.

    Se nos permite trabajar desde casa, dejando una conexión abierta a nuestros ordenadores de la oficina… Siempre y cuando ese trabajo desde casa lo tengas que hacer por la noche, o en fin de semana. Pero oye, que si un día viene el fontanero a casa y pides trabajar desde casa te miran mal y te dicen que eso no está permitido…

    Vamos, que la flexibilidad está muy bien cuando está equilibrada… Pero, de la misma manera que hay trabajadores que entienden la flexibilidad como “todo ventajas para mí y al resto del equipo nada” (con lo cual no estoy de acuerdo), lamentablemente hay empresas que ven la flexibilidad como “somos flexibles cuando nos beneficia a nosotros, pero no me cuentes tu vida que no me interesa”… Y eso, también desmotiva.

  • Marta

    2 Noviembre, 2016 a 11:38 am Responder

    De momento mis jefes no me han puesto problemas a cambiar de horario o coger dias si el niño estaba enfermo (a cuenta de vacaciones o pendiente de recuperar…). Tambien es verdad q trabajo en un departamento q constantemente sufre auditorias o inspecciones de las autoridades. Eso significa trabajo extra q debemos sacar los fines de semana o en vacaciones. Se nos compensan una parte de las horas extras realizadas en tiempo acumulado (q podemos emplear en los siguientes meses) y otra parte se paga.
    No es mi mundo ideal, pero de momento nos funciona (a mi marido y a mi, q el tb sufre las necesidades de mi trabajo).
    Lo q he visto en muchos sitios es q es necesario hacer horas extras porque el trabajo “nos come”. La empresa se ahorra trabajadores y sobrecarga a los q tiene.
    Como anécdota deciros q un cliente europeo q vino a realizar una auditoría a nuestra empresa nos dijo que en su multinacional se tiene estipulado q el departamento donde yo trabajo debe ser el 10% del total de trabajadores. Segun esos calculos deberíamos ser unas 23 personas. Somos 11!!! Es imposible llevar las cosas al día!!
    Esta es la realidad de este pais!! Y deberia cambiar!!

  • María

    2 Noviembre, 2016 a 12:44 pm Responder

    Hola!! Desde hace casi un año he sufrido la falta de conciencia por parte de mi jefe y en general del sistema, a cerca de la problemática que tenemos los padres que necesitamos horarios flexibles para cuidar de nuestros hijos, en mi caso soy funcionaria y puedo confirmar que en la administración pública no se promueve la conciliacion familiar, es muy desesperante y decepcionante cuando te tratan como si te quisieras escaquear del trabajo, esto me ha generado un cuadro de estrés sociolaboral que ha desembocado en una incapacidad temporal de la que estoy recuperándome, cuanta pedagogía hace falta en esta materia para que comprendan que es absolutamente necesario el cuidado de los hijos por parte de los padres y por supuesto hacerlo compatible con tu trabajo, agradezco estas iniciativas, me sirven para subir el ánimo y seguir en la lucha por conseguir que se regularice y se normalice la conciliacion familiar y laboral.

  • Beatriz Nava Pérez

    2 Noviembre, 2016 a 2:17 pm Responder

    No puedo estar más de acuerdo! Realmente todos debemos tratar de poner lo mejor de nosotros mismos en el trabajo que tengamos (podemos tratar de cambiar si no nos gusta a otro que nos guste más pero si no podemos y es lo que hay, veamos el lado positivo que seguro que lo tiene), porque como bien dices pasamos muchas horas en él. Y la flexibilidad es de ida y vuelta, yo la vivo y me encanta! Tengo jornada reducida pero si mi trabajo exige que me quede una tarde lo hago, si tengo una reunión importante soy flexible, si tengo que coger el ordenador para avanzar una noche lo mismo… doy esa flexibilidad y también se me devuelve en teletrabajo, en poder entrar un día más tarde si lo necesito, etc. Creo que ahí está la clave! Pero hace falta mucha concienciación y no solo entre los directivos de las empresas sino también entre los empleados, porque muchas veces el trabajo es algo x lo que tengo que pasar, y cuanto antes mejor, y no debería de ser así. El trabajo debemos hacerlo parte de nuestras vidas, integrarlo, disfrutarlo, darlo todo! Este tema da para mucho… jejeje 🙂

  • Teresa

    2 Noviembre, 2016 a 2:31 pm Responder

    Estoy de acuerdo en global con lo que expones, pero también pienso que mientras no tengamos horarios y objetivos más racionales todos, padres y no padres, no conseguiremos nada.

    Yo no quiero solo flexibilidad para poder hacer mi trabajo a la hora que quiera, quiero tener una cantidad de trabajo razonable como para poder hacerlo en 7-8 horas a lo sumo, porque cuando estoy con mis hijas quiero estar con ellas, no quiero estar con el ordenador. Tampoco quiero acostarlas y tener a diario el turno de noche de trabajo, para llegar a mis objetivos, o para compensar las horas que hago de menos respecto al resto.

    El problema que veo es que si una mayoría de gente hace un horario de 9-10 horas al día, algunos más, si tú haces siete, estás en desventaja, y llega la hora de la renuncia. Renunciar a la progresión laboral o renunciar a criar a tus hijos.

    En mi opinion, para que haya conciliación de verdad, se tienen que dar varias cosas:
    – Jornadas laborales razonables para todos, padres y no padres. Así nadie está en desventaja.
    – Trabajo por objetivos, pero con objetivos adaptados a poder conseguirlos en un horario razonable.
    – Flexibilidad horaria y de sitio de trabajo.

    Para qué quiero yo flexibilidad para hacer el trabajo a la hora que quiero y donde quiero, si para conseguir llegar tengo que trabajar 10 horas al día. Por mucho que esté en casa, no estoy con mis hijas si estoy trabajando.

    En fin, espero que algún día veamos mejoras en este aspecto, y es genial la labor que hacéis!

  • Mentxu

    2 Noviembre, 2016 a 6:44 pm Responder

    En otros muchos trabajos (camarer@s, cociner@s, dependient@, barrender@s, actrices y actores, señor@s de la limpieza, cuidador@s, profeso@s…) no es posible llevarse el trabajo a casa y la flexibilidad es más costosa por que a veces no hay nadie que pueda sustituirlo. Por ejemplo, si tengo función y mi hija se pone enferma no puedo suspender la función y quedarme en casa.
    Es todo un tema que daría para hablar largo y tendido y escribir más de una obra de teatro

  • Raquel

    2 Noviembre, 2016 a 7:20 pm Responder

    Estoy totalmente de acuerdo con la reflexión de Laura y los posts anteriores. Trabajo por cuenta ajena y tengo cuatro niños. He tenido que reducir mi jornada laboral (y sueldo) para poder llegar al colegio a las 17:30 para recoger a los niños. Si hubiera tenido flexibilidad y hubiera podido correr mi horario entrando una hora antes no hubiera tenido que sacrificar tiempo de trabajo ni sueldo. Mi propuesta es una franja horaria en la que coincida el equipo, por ejemplo entre 11:00 y 16:00, para poder reunirnos y tratar temas. El resto del horario debería ser flexible y medir á los empleados por resultados alcanzados. Todos (no sólo los que tenemos hijos) estaríamos más motivados y seriamos más productivos, pero esto requiere un cambio de mentalidad de toda la empresa, y mucha confianza en el equipo. En mi empresa este tema está encima de la mesa y espero que en el próximo año Recursos Humanos saque adelante una buena propuesta en pro de la flexibilidad laboral. Estoy esperanzada!!!!

  • Carmen

    2 Noviembre, 2016 a 8:43 pm Responder

    Hablas justo de algo que mi empresa está empezando a hacer, pero trabajando en un tienda de un centro comercial es difícil, al menos yo no lo veo bien. Ellos nos ponen los horarios cada día según las ventas del año anterior, es decir que en la misma semana un día haré 8 horas y otro a lo mejor 2. Para mí sería mejor tener un horario y estar segura de poder ocuparme de mi hijo, y no tener que depender de mil personas para que me lo cuiden. Gracias a este cambio no tengo posibilidad de que me den la reducción de jornada por el contrato con horario parcial. Veo que todo depende del tipo de trabajo que tengamos y de la empresa.

  • Irene

    3 Noviembre, 2016 a 8:44 am Responder

    Buenos días,
    Yo entiendo la productividad como el trabajo realizado en un tiempo determinado. Es cierto que es difícil generalizar ya que no todos los trabajos ni situaciones personales son iguales pero en mi caso considero que simplemente el hecho de ser madre me ha hecho ser más productiva en mi trabajo ya que el poco tiempo que paso en casa me lo ocupan completamente mis 2 niños que ahora son muy pequeños.
    El trabajo por objetivos también considero que es la mejor forma de medir esta productividad, es decir la cantidad de trabajo realizado y no solo el horario.
    No debemos olvidar que tenemos una familia. Pequeños detalles como poder llevar a los niños al colegio o recogelos son muy importantes. Y no solo limitarnos a poder darles un baño rápido por las noches, cena y a dormir. Lo conseguiremos!!

  • MARÍA PILAR MARTÍN RIAL

    3 Noviembre, 2016 a 11:44 am Responder

    Quiero proponernos un tema de debate. Tengo una amiga q es autónoma y tiene una tienda con una única empleada. Ambas son mamás trabajadoras. Los horarios de comercio ya los conocemos … lunes a sábado y x la tarde cierran a las 20:30. La trabajadora hace sus horas de convenio, la autónoma hace 54 horas a la semana. Cómo se resuelve? No hay flexibilidad posible. Yo creo que lo q tenemos q plantearnos son los horarios en general, en Europa empiezan antes y cierran antes. A las 6 todos a casa. En serio es necesario que un centro comercial esté abierto domingos hasta las 22h?

  • Rosario Roman

    1 Mayo, 2017 a 11:24 am Responder

    Flexibilidad? Yo iba a desempeñar un puesto de más respondabilidad en mi trabajo y me quede embarazada…. asi que según los jefes no pudo ser. Y estoy hablando dentro de la función pública así que imaginaros en la empresa privada! Queda mucho para eso

Comentar

X