Side Area

Primeros resultados de #concilia13f y la utopía de la conciliación

Primeros resultados de #concilia13f y la utopía de la conciliación

Hoy 1 de mayo, Día del Trabajo, lo vamos a celebrar recordando que aún nos queda mucho camino por andar en el terreno de las mujeres trabajadoras y en especial de las que son ya madres. Queremos dar las gracias, además, a todas las malasmadres que participasteis el pasado mes de febrero contestando a nuestra encuesta #concilia13f cuyos datos nos desgrana nuestra colaboradora Maite. Los primeros resultados reflejan que la conciliación, lejos de existir sigue siendo una utopía y que tiene todavía un componente femenino. Esperamos que los leáis con interés y nos dejéis vuestra opinión. 

Malasmadres_Maite

Hoy toca presentar los primeros resultados que hemos extraído de las encuestas que realizasteis el pasado mes de febrero. En concreto, se recogieron 4.399 respuestas de malasmadres con ganas de dar su opinión sobre a la palabra de moda que, como veremos, no es más que una palabra de moda: la conciliación.

Elección entre ser madre y carrera profesional

A diferencia de otras generaciones en las que uno no se pensaba mucho eso de tener hijos, la decisión de ser madre hoy en día es una elección que va acompañada de preguntas (al estilo lista de pros y contras) que nos hacen dudar de nuestro proyecto de vida:

– ¿Podré compaginar mi trabajo con el cuidado de mi hijo? Sí/No.

– Si se enteran en la empresa que estoy embarazada, ¿me van a promocionar? Lo digo o no lo digo,

– ¿Me cambiarán las funciones por reducirme la jornada?, etc.

También, más de una habrá tenido que oír comentarios como el que una mujer, cuando se convierte en madre, pierde interés por su trabajo y que el cuidado de los hijos pasa a ser una prioridad dejando de lado las obligaciones laborales. Pues sí, es cierto, queremos estar cerca de los buenoshijos, por supuesto, pero ¿acaso queremos frenar nuestros proyectos profesionales a los que hemos dedicado tanto tiempo en formación?

Son un sinfín de cuestiones que generalmente incomodan a la futura malamadre obligando a escoger entre ser madre o continuar con tu carrera profesional, y siendo esta inseguridad laboral uno de los motivos del preocupante descenso de la natalidad o del retraso en la edad media de la maternidad.

Esta sensación de miedo a perder los logros profesionales que estábamos construyendo mezclada con la ilusión de ser madres es la que obliga a muchas mujeres a cambiar su trayectoria profesional, ya sea trabajando por su cuenta, reduciendo la jornada laboral o bien aparcando su carrera para dedicarse exclusivamente al trabajo del cuidado de los buenoshijos. Los primeros resultados de la encuesta #concilia13f demuestran que las malasmadres buscan estrategias laborales para asegurar que las responsabilidades en la esfera doméstico-familiar están cubiertas:

 – El 41% de las malasmadres que no trabajan por cuenta ajena o autónomas lo hacen por dedicarse al otro trabajo: el cuidado de los buenoshijos/as

– El 30% de las autónomas, decidieron trabajar bajo este régimen laboral para poder tener flexibilidad horaria y conciliar el tiempo de trabajo con el del cuidado.

– El 35% de las encuestadas que trabajan por cuenta ajena deciden hacerlo con una jornada parcial para dedicar más tiempo a la responsabilidad familiar.

Pero, ¿por qué la malamadre se preocupa por todo esto mientras que el buenpadre, quién también ha pasado de ser libre como el viento a ser padre, no ve los mismos problemas? La responsabilidad del cuidado familiar es un trabajo socialmente asociado a la mujer y, quizás por eso se penaliza profesionalmente la mujer-madre antes que al hombre-padre:

“Según la encuesta, más de la mitad de las malasmadres que trabajan por cuenta ajena mencionan haber tenido experiencias negativas desencadenadas por su maternidad (51%) y el 31% de ellas afirma desempeñar funciones de menor responsabilidad o haber sido apartada de los proyectos habituales.”

Responsabilidad “femenina” y sentimiento de culpa

A diferencia de otros trabajos, el del cuidado familiar es una responsabilidad rígida, con horarios demandantes y poco flexibles, con una fuerte carga moral que socialmente recae sobre la mujer, y el no cumplimiento de este trabajo, hace que aparezca el sentimiento de culpa como si fuera una sombra que no se despega de ti.

Como ya os adelantamos en el post del 8 de Marzo, según la encuesta, las malasmadres no están satisfechas con el reparto del tiempo de trabajo y tiempo libre durante un día laboral cualquiera.

“Las mujeres trabajando por cuenta ajena o autónomas valoran la satisfacción en un 3,9 sobre 10 y, en el caso de las que no trabajan fuera de casa, un 4 sobre 10.”

Este resultado es consecuencia de los malos arreglos y carreras maratonianas que una malamadre tiene que hacer para cumplir con las obligaciones que se le atribuyen, dejando unos minutos de tiempo libre al día.

54min de tiempo libre en el caso de las que tienen un empleo o son autónomas y de 1h48min en el caso de las que no están en el mercado laboral”

La conciliación de la vida laboral y familiar: ese cuento chino

Las políticas de conciliación de la vida laboral, personal y familiar surgen en el Consejo Europeo Extraordinario sobre Empleo celebrado en Luxemburgo en 1997 con el objetivo de llevar a cabo una nueva estrategia para promocionar la participación de las mujeres en el mercado de trabajo.

Algo estamos haciendo mal si las encuestas y los titulares demuestran que sigue habiendo desigualdad de condiciones, sueldos y oportunidades, que son ellas las que asumen más carga de trabajo total y que son las madres las que, no solo temen por su situación laboral, sino que también son las que más sacrifican su tiempo libre.

En este sentido, el proyecto #concilia13f tiene como objetivo medir hasta qué punto las malasmadres concilian la vida laboral con la familiar y, también, con la personal.

El principal dato que arroja la encuesta es que 8 de cada 10 malasmadres que trabajan declaran tener dificultades para conciliar su vida laboral con la familiar, resultado que desmontael mito de la mujer superwoman que llega a todo con su capa voladora. Estas dificultades se traducen en cansancio y en la sensación de “no llegar a todo”:

– Casi el 50% de las mujeres encuestadas que trabajan llegan cansadas al trabajo varias veces a la semana debido a la carga de las responsabilidades familiares y domésticas (48,5%),

Conciliación laboral, familiar y personal

La encuesta de concilia13f también propone sacar a la luz la conciliación con la vida personal, no solo laboral y familiar. Como hemos visto, las malasmadres encuestadas apenas disponen de tiempo libre ya que su jornada no sólo se lleva a cabo en el trabajo sino que también continúa en casa.

“El el 67% de las malasmadres que trabajan declara no tener tiempo libre varias veces a la semana y el 22,4% varias veces al mes.

Los datos demuestran que aquellas que afirman no tener dificultades para conciliar su vida laboral con la familiar tampoco tienen tiempo libre y, por tanto, no concilian con su vida personal. Asimismo, las mujeres que no están en el mercado laboral tampoco concilian las responsabilidades familiares con su vida personal.

“Casi el 50% de las mujeres encuestadas que trabajan y declaran no tener dificultades en la conciliación afirman no tener tiempo libre varias veces a la semana (49,6%)”

“el 59,5% de las encuestadas que no trabajan por cuenta ajena o autónomas declara no tener tiempo libre varias veces a la semana”

Reflexiones

Al final de la encuesta #concilia13f dejamos que cada una de vosotras propusiera soluciones para mejorar la conciliación y la calidad de vida de las mujeres. Las principales reflexiones se resumen en torno a tres aspectos:

Concienciación social: Al hablar de conciliación y distribución de carga total de trabajo (empleo y trabajo doméstico-familiar) no debemos pensar sólo en la mujer, sino que se debe implicar a toda la sociedad.

Adaptación de los horarios: Promover el cambio de la organización de la jornada laboral y, en consecuencia, cambiar los horarios de la ciudad (comercios, transporte, etc.) dando más protagonismo a la vida personal y al trabajo domestico-familiar.

Trabajo por objetivos, flexible, por proyectos, teletrabajo real: cambiar la lógica laboral de presentimo y penalizar la creencia de que si no estás en tu puesto de trabajo, no estás trabajando.

En definitiva, #concilia13f demuestra, igual que otros estudios realizados, que persiste la desigualdad de género fuera y dentro de casa ya que la doble presencia hace que las mujeres acumulen mayor carga de trabajo total, dejando de lado el bienestar personal.

Las malasmadres no queremos ser superwoman, no queremos perpetuar un modelo social que responsabiliza a las mujeres de llegar a todo y con buena cara. La responsabilidad es de todos/as y creemos que este debe ser el primer paso para cambiar la manera de entender y gestionar la conciliación.

¿Qué os han parecido los resultados malasmadres?, ¿os han sorprendido?

37 Comentarios
  • Rebeca de Torres

    1 Mayo, 2015 a 11:23 am Responder

    Me siento totalmente reflejada en los resultados, coinciden en gran medida con mis respuestas.
    Necesitamos implicar no solo a los buenospadres sino a toda la sociedad, porque no podemos permitirnos perder la mitad del potencial, las mujeres, en el desarrollo del país.
    Un gran trabajo, Maite!!

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 6:56 pm Responder

      Exacto Rebeca. Es una labor de todos y todas, pero el primer paso debe ser concienciar. Concilia13f pretende poner el granito de arena para esa concienciación. Gracias por participar en la encuesta.

  • Laura Carné

    1 Mayo, 2015 a 11:42 am Responder

    Os ha faltado reflejar que si estás fuera del mercado laboral recae sobre la malamadre de turno las labores domésticas al 100%, sin reparto de tareas, porque “tu no haces nada/estás todo el día en casa” o peor “¿Después de todo el día trabajando no pretenderás que me ponga a hacer nada en casa?Entonces, ¿Tu que haces todo el día?”
    Y esas excusas y preguntas vienen igual del buenpadre como de otras mujeres del entorno.
    En mi opinión hace falta cambiar la educación de roles que nos criminaliza a nosotras por tener vida mientras considera “padrazos” aquellos buenospadres que llevan un día a la semana sus hijos al colegio.

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 6:59 pm Responder

      Laura efectivamente el proyecto concilia13f también quiere reivindicar que el trabajo domestico-familiar también es trabajo y hay que visibilizarlo para que se valore igual que otro tipo de trabajos.

  • la musa

    1 Mayo, 2015 a 11:45 am Responder

    Creo que has mencionado la clave:conciliación de la sociedad. En muchos casos los padres no es que no vean los mismo problemas, es que para que una familia pueda sustentarse económicamente cuando uno reduce su jornada (y su sueldo)el otro no se lo puede permitir (si se quiere mantener un cierto nivel de gasto)
    Además, es cierto que perdemos interés por nuestra carrera a veces, pero no porque lo hayamos dejado abandonado a un lado por los hijos, si no porque la penalización a veces es tan evidente desde que eres madre que la lucha por demostrar se hace agotadora. Peleas, demuestras y luchas para…..¿para qué? ¿ para que vean que eres como un hombre laboral mente a pesar de llevar falda? Pues ese es el error. No somos hombres ni queremos serlo. Queremos que sw reconozca la maternidad como lo que es, algo que va de la mano con la paternidad, no una enfermedad, una tara ni una causa de abandono laboral ni de aspiraciones.
    Lo queremos todo. Y vamos a pelear por tener el máximo.
    Gran post, Maite

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:05 pm Responder

      Gracias Musa. Tienes razón, si entendemos el tiempo bajo el prisma masculino, sólo nos referimos a la jornada laboral dejando de lado el tiempo del cuidado. Es por ello que hay que dar protagonismo a otros tipos de tiempo para que funcione todo el engranaje de la sociedad.Muchas gracias por participar en la encuesta y poner tu granito de arena para cambiar las cosas!

  • Beatriz

    1 Mayo, 2015 a 12:00 pm Responder

    Increíble trabajo Maite, yo lo vivo a diario, necesitamos una sociedad que entienda que ser madre y gran profesional es compatible, solo que hay que dedicar al trabajo lo que le corresponde y no 16 horas al día! Queremos ser madres y trabajar! Para mi lo primero seria que todos valoraramos nuestra vida personal y la eficiencia en el trabajo, dos horas para comer? Empezar a trabajar a las 10.30? una madre con jornada reducida trabaja las mismas horas de forma más eficiente y sigue después trabajando en casa… Gracias x dar voz a todas las madres trabajadoras!!!!!!!!!!

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:08 pm Responder

      Exacto Beatriz, muchas mujeres con jornada reducida o continua son muy eficientes y cumplen con sus responsabilidades. Gracias por participar en la encuesta!

  • Yolanda

    1 Mayo, 2015 a 12:01 pm Responder

    Me siento Totalmente identificada con los resultados. Creo que la concienciacion de la sociedad es larga y difícil. ¿habéis probado a buscar trabajo diciendo que si puedes hacer jornada continua o reducida porque tienes hijos? Yo si y el resultado es que no consigues ni la entrevista. Da igual tu experiencia y conocimientos y da igual que seas capaz de sacar el trabajo en ese tiempo, si no estás hasta las siete, en el mejor de los casos, no tienes el perfil que buscan. Por descontado olvídate de promocionar, la maternidad también incapacita para ello.
    Largo y arduo camino nos queda en este ámbito. Pero seguiremos luchando por conseguir algo mejor para nosotras y nuestros [email protected]

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:11 pm Responder

      Lamentablemente no es el único caso de mujeres que no pueden promocionar por tener reducción o que no encuentran trabajo porque quieren tener tiempo para cuidar a sus hijos. gracias por tu participación e interés en concilia13f!

  • Nieves

    1 Mayo, 2015 a 12:13 pm Responder

    Desde luego que hay mucho por hacer y a veces somos nosotras mismas las que damos por hecho situaciones que no deberían darse. Debemos empezar a concienciarnos de la situación que tenemos en serio e intentar actuar, y espero que este proyecto Concilia 13F sea el primer altavoz para conseguirlo. Gran trabajo chicas

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:13 pm Responder

      Claro Nives!La concienciación es un trabajo de todos y todas! Gracias por participar en Concilia13f

  • Vanesa Pérez Padilla

    1 Mayo, 2015 a 12:26 pm Responder

    Mira, mi gran cambio a raiz de todos los problemas de desconciliación han sido cambiar mi CV de manera radical. Ahora no sólo expongo mis competencias y como profesional, que las tengo y muchas, sino que también hablo de lo que supone para una empresa tener a una madre de familia múltiple, que es capaz de gestionar terapias, ocio, economía familiar, tiempo libre. Un activo que las empresas no pueden permitirse perder por nuestra capacidad de ser resolutivas y multitareas. MI sorpresa es que hay algunas que ya están reaccionando de manera positiva (y yo que pensaba se iban a reir de mí). Es mi manera de reivindicar y recuperar la ilusión de poder volver a mis 40 al mrcado laboral. Nosotras podemos. Gracias por el informe, gracias mil!!

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:17 pm Responder

      Vanesa lo que cuentas es muy interesante porque es una forma de visibilizar las aptitudes y conocimientos que se adquieren realizando el “otro” trabajo: el del cuidado. Gracias por compartirlo!

  • Neus

    1 Mayo, 2015 a 12:27 pm Responder

    Me ha encantado, totalmente de acuerdo. Estuve los primeros dos años de mi hija sin trabajar, cuando encontraba algo me resultaba difícil cogerlo por que no me cuadraban horarios con guardería y tenía lejos a las abuelas. Al final tuve que volver al vivir al Valencia para tener un poco de ayuda de las abuelas aun así solo puedo trabajar 25 horas y llevamos a las abuelas locas!No se que haría sin ellas! Aún así nunca consigo tener la casa como me gustaría y tener un segundo es una utopía!!!

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:18 pm Responder

      Gracias por compartir tu experiencia Neus!

  • anya

    1 Mayo, 2015 a 12:32 pm Responder

    Gracias por el trabajazo y la encuesta, comparto

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:19 pm Responder

      Gracias Anya!

  • Planeando ser padres

    1 Mayo, 2015 a 12:38 pm Responder

    Yo tengo más que claro que por mucho que una familia quiera amoldar horarios laborales y tiempo en familia, si no hay políticas sociales concretas esto de la conciliación es un cuento chino. Aquí no concilia nadie. Renuncias en mayor o menor medida a tu trabajo o a tus hijos, independientemente del puesto que ocupes. Y claro que la conciliación debe ser de padres y madres, verías como así habría menos discriminacion laboral de las mujeres recién paridas, si los hombres también hiciesen un cambio de chip e hicieran suya la batalla de la conciliación. Que ya los hay, pero pocos. Y el trabajo doméstico ¡ay, por favor! En ese tema ya ni me meto porque eso sí que es una esclavitud en toda regla (para celebrar el día festivo he aprovechado y limpiado todos los cristales de la casa). Yo no concilié al nacer mi bichilla, y aún así se me pasan los días sin minutos libres. O soy la más torpe del mundo o si llego a intentar compatibilizar mi faceta de primeriza con mi anterior trabajo ¡hubiera muerto en el intento! Por cierto, como antes me dedicaba a la investigación en proyectos sociológicos, y la muestra sobre la que habéis hecho la encuesta se basa en mamás del Club ¿pueden estar los datos desvirtuados porque la mayoría de vuestras seguidoras sean mujeres profesionales, con estudios superiores, etc.? O sea, para el resto de mujeres españolas ¿esta situación puede ser aún peor?

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:24 pm Responder

      Gracias por tu comentario! En cuanto a la muestra, hemos realizado el estudio partiendo del universo de suscriptoras del club. Aún así, la distribución de mujeres trabajadoras por cuenta ajena (en empresa privada, institución pública, ONG), autónomas y no trabajadoras es proporcional a la población general. Muchas gracias por tu interés 😉

  • Georgina

    1 Mayo, 2015 a 3:27 pm Responder

    Muy interesantes resultados. Yo soy de México y aquí la situación no es diferente. Personalmente, yo tengo un puerto directivo en horario de 9 am a 7 pm y desde ya, que estoy embarazada de 5 meses (soy madre soltera), han empezado a relegarme de ciertas actividades y a ser, incluso, más duros con el horario. Lo sorprendente es que mi lugar de trabajo está en el listado de los 100 Great Places to Work, a pesar de que hay madres que salen a las 10 de la noche por capricho de sus jefes… Aunque, ahora que lo recuerdo, contestamos la encuestas bajo supervisión, lo que hacia inevitable que quedáramos en ese listado.
    Es muy difícil la conciliación, y más difícil aún eliminar esa especie de machismo que aun existe en la sociedad.

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:27 pm Responder

      Efectivamente Georgina, la base de los problemas de la conciliación es entender que la responsabilidad domestico-familiar es una cuestión femenina únicamente. Gracias por comentar la experiencia en Mexico!

  • Joanna-Disfrutimadres

    1 Mayo, 2015 a 4:14 pm Responder

    Cuanto nos queda por avanzar! y podemos hacer pequeños cambios en nuestra realidad, pero el sistema social y político tiene que ayudar de manera más efectiva, o el mundo que dejaremos a nuestras hijas será un poco mejor pero no el deseado, ni hablar aún del ideal , )

    Mil Gracias por este proyecto y estas reflexiones, cuan identificada me siento!

    Abrazos, Joanna
    http://www.disfrutimadres.com

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:29 pm Responder

      Gracias Joanna! Sí, es responsabilidad de todos y todas. Tenemos que poner nuestro granito de arena para que cambien las cosas en las próximas generaciones.

  • MARIMAR

    1 Mayo, 2015 a 4:20 pm Responder

    Muy buena la encuenta. ES verdad que el problema es de la sociedad, pero tal vez si ponemos un granito de arena para intentar resolverlo, es decir, debemos educar a nuestros hijos en igualdad.Explicarles que todas las tareas las podemos hacer por igual hombres y mujeres, y que ambos están capacitados para conseguir lo que quieren en este mundo. TAmbién hay que añadir que los gobiernos y empresas deben hacer politicas de conciliación, que les permitiría ahorrar dinero y no son caras.

    • Maite

      1 Mayo, 2015 a 7:31 pm Responder

      Claro Marimar. La educación es la clave para concienciar. Gracias por tu participación!

  • Laura Puebla

    1 Mayo, 2015 a 5:48 pm Responder

    Para abordar de la manera más adecuada la gestión de la conciliación, creo que hace falta comenzar desde abajo, desde la educación, y no delegando sólo esta tarea en el colegio, sino trabajando y poniendo en práctica en casa valores como la igualdad entre hombre y mujer, el respeto, y la corresponsabilidad en las tareas domésticas y en las obligaciones familiares de muy distinta índole (visitas médicas, tareas escolares, reuniones colegiales, hasta “eventos sociales”, diría yo, en los que a pequeña escala participan nuestros peques, tipo cumpleaños, etc etc).
    Desde el punto de vista estrictamente laboral, suscribo plenamente los puntos del Manifiesto por unos Horarios Racionales de la Comisión para la Racionalización de los Horarios Españoles:
    Que a las personas se les ha de valorar por sus resultados, ya que las horas de presencia no garantizan una mayor eficiencia. Es decir, acabar con la cultura de calentar la silla.
    Que la relación entre la dirección y el personal colaborador ha de estar sustentada en conseguir resultados y basarse en la confianza y el compromiso, y no sólo en el cumplimiento estricto del horario. Un jefe de Google afirmaba hace poco que es ilógico que el trabajo se convierta en una experiencia desmotivadora o poco humana, y una forma de de evitar esto, desde luego, es construir relaciones de confianza y compromiso mutuo entre empleadores y empleados. Los primeros piden resultados, los segundos se los ofrecen, y en ese compromiso no debe importar tanto el cuánto sino el cómo.
    Que las jornadas laborales prolongadas perjudican la calidad de vida de los empleados y no son rentables para las empresas. Como alguien ha dicho antes, ¿tiene mucho sentido dos horas para comer?
    El tema es cómo se consigue todo esto. Mientras este tipo de cuestiones no estén en la agenda real de prioridades políticas, que son en definitiva las que condicionan el resto de medidas (legislativas, económicas, laborales), difícil lo vamos a tener. Tenemos un ejemplo claro en la paralización de la ampliación del permiso por paternidad hasta las cuatro semanas. Una medida aprobada en 2009, que debería haberse implementado en 2011, y que este año tampoco será posible. Se alegan motivos económicos, es evidente que todo tiene un coste, pero mientras la conciliación se siga concibiendo como un gasto y no como una inversión en toda regla, habrá que seguir alzando la voz para que al menos las generaciones que vienen detrás no se vean obligadas a tener que elegir.
    ¡Muy buen trabajo chicas!

  • Anna

    1 Mayo, 2015 a 6:24 pm Responder

    Muy buen trabajo y tristemente es una realidad aún en estos días, pero si sirve para algo mi consejo, es que no debemos desfallecer, tengo 64 años, soy madre y abuela , sigo trabajando y aún tengo ilusión para conseguir que mejoren muchas cosas en el àmbito laboral y social, pero solo lo podemos conseguir “nosotras”, optando a puestos de relevancia empresarial y social e intentando modificar costumbres y horarios de reuniones todo instaurado por hombres que entendieron que la Ley de conc. era para nosotras.

  • Arancha

    1 Mayo, 2015 a 7:36 pm Responder

    Una de las cosas que más rabia me da de la palabra conciliación es que se asocia automáticamente a las madres.
    Pero bueno, ¿es que los padres no deben tener el mismo derecho a conciliar? ¿Es que la gente que no tiene hijos no tiene vida personal que atender?
    Y es que todo el mundo está acostumprado a que hay que priorizar el trabajo por ser obligación y no “devoción”.

    La cultura de no trabajar por objetivos, sino valorando el “calentar la silla” es también muy dañina para todos, porque no se valora la productividad y la eficacia sino el “aparentar”.

    Gran trabajo, Maite y Malasmadres.
    Muchas gracias por usar este “megáfono” que es la voz del club para gritar este mensaje.

  • Esthe

    1 Mayo, 2015 a 7:41 pm Responder

    Resultados los esperados, en el trabajo sin comentarios y en casa horrible.
    Como ahora yo jugando sl balón con el buenhijo mientras oigo roncar al padre… Y nunca es al revés…

  • Gloria

    1 Mayo, 2015 a 11:15 pm Responder

    Un trabajo increíble! Ojalá llegue lejos, visibilice esta realidad, y pueda tener efectos reales en política y sociedad. El camino por desgracia el largo y complicado, pero entre todas seguiremos gritando.
    Estoy muy de acuerdo con los resultados y muchos de los comentarios que he ido leyendo.
    Mi caso actualmente es bueno porque trabajo en una fundación donde respetan mi vida familiar, concilio y no ha afectado a mi carrera profesional. Toda una suerte de la que soy consciente. Pero en mi anterior trabajo hubiera sido un infierno… Seguiré apoyando siempre iniciativas como esta #concilia13f

  • glnr

    2 Mayo, 2015 a 10:33 am Responder

    De acuerdo con todo lo que venís diciendo, pero quiero ir un paso más allá. Os habéis planteado cómo es para las madres que hemos tenido hijos con discapacidad? ahí ni te paras a pensar qué puedes hacer para conciliar, si puedes renunciar a parte de tu sueldo por reducir jornada, si puedes compatibilizar horarios… nada! sólo piensas en tu [email protected], tiras para adelante y va pasando el tiempo. Y de repente te das cuenta de que has asumido la entera responsabilidad del bienestar de la familia a base de sacrificio, q nadie te lo reconoce y lo consideran tu obligación. Y detrás quedó una brillante carrera profesional que ha quedado en la basura. Hay q ser muuuuuy fuerte para seguir en la lucha, y con la cabeza bien alta. Conciliación? Ja! cuentos chinos.

  • Sonia López

    2 Mayo, 2015 a 10:47 am Responder

    Totalmente de acuerdo con los resultados de la encuesta me siento totalmente identificada. La conciliación pasa por la implicación por toda la sociedad. Quizás también sería interesante reflexionar que en ocasiones somos las propias mujeres las que juzgamos a las otras cuando apuestan por apostar por sus carreras profesionales.
    Qué gran trabajo está haciendo el club!! Muchas felicidades

  • Eva Gascon

    2 Mayo, 2015 a 1:13 pm Responder

    Está claro que por pequeña que sea la muestra los resultados siempre van a ser reveladores porque la desigualdad, la conciliación la renuncia y los problemas de horarios están en todos los estratos sociales y en muchos lugares del mundo.
    Estoy muy ilusionada con vuestro/nuestro proyecto, porque son acciones como estas las que sirven de altavoz para, al menos, agitar conciencias.
    Creo que tanto la desdramatización de la maternidad, como el sentirnos acompañadas, a lo primero que nos lleva es a gritarlo más fuerte y sentir que algo puede cambiar. Espero que nosotras seamos las primeras que no les contemos a nuestras hijas/os que las superwoman existen y que logremos agitar a políticos y empresarios para que conciban que el trabajo puede estar organizado de otra forma sin dejar de ser productivo o incluso aumentando la productividad del mismo…
    ARRIBA #concilia13f

  • ann

    4 Mayo, 2015 a 3:46 pm Responder

    Me siento triste al saber q en pleno siglo XXI seguimos anclados en la decada de los 50 en nuestra forma de hacer y pensar. Pero, ahora toca realmente ponernos las pilas y demostrar q somos capaces de gestionar un cambio.
    Creo q la informacion necesaria no es vender los estereotipos de la familia feliz, sino mas bien lo contrario: describir el trabajo real de ser padres. Yo al menos no tenia ni idea de lo q esto significaba antes de ser malamadre, pero aunque no llego a nada como antes, quiero seguir siendo malamadre y a poder ser multimalamadre 🙂

  • Mireia

    4 Mayo, 2015 a 7:29 pm Responder

    Sé que suena radical pero sin un cambio estructural Real y profundo que acabe con el patriarcado imperante esto no va a cambiar: esta es la gran mentira de “conciliación”. Las empresas se rigen por la productividad y rentabilidad de la mano de obra; con estos criterios puramente mercantilistas siempre estaremos en inferioridad. Es necesaria más regulación; implicación del estado con voluntad de políticas bien diseñada por y para las mujeres, presupuestos de género, etc. en lusar de

  • Mireia

    4 Mayo, 2015 a 7:33 pm Responder

    Leyes que ns criminalizan. Muy interesante el estudio y sus resultados. Los habéis comparado con los de la sociedad española en general? Somos peculiares las malas madres? Gracias!!!!

Escribir una respuesta a glnr Cancelar

X