¿Qué quieres encontrar?

54
¿Hay pareja después de los niños?

¿Hay pareja después de los niños?

Con el rodaje de tratar a diario con los problemas que se plantean en una familia cualquiera nos brindan su experiencia y tratan hoy en nuestro blog de la vida en pareja después de ser padres. Cuando llegan los buenohijos, muchas veces perdemos la perspectiva de lo que éramos como pareja y nos centramos en la labor de criar. Maribel nos da las claves para recuperar nuestros momentos, nuestra intimidad sobre la base de la mejor arma que tenemos: la comunicación. Os dejamos con ella.
fichas-maribelgamez (2)
*Puedes seguir a Maribel Gámez en su página web: www.otrapsicologa.com. En ella encontraréis diferentes temas que os pueden ayudar.
Mira a tu alrededor. Si estás leyendo esto por la noche (¿y acaso se puede leer antes de acostar a los niños?), quizá podrás ver un ser, una criatura con pelos en las piernas (pero no necesariamente en la cabeza…) en tu salón o a tu lado en la cama. Se trata de un padre… ¿no? el caso es que antes, hace mucho, juraría que era una persona ¿José? (o David, o Pablo). Pero ahora es un padre, sí. Lo confirman los abuelos cada vez que les vemos, y los suegros, y los amigos: sois padres, padres, padres, hablando de niños, niños, niños.
Nosotras empezamos a tener asumida nuestra condición de malasmadres, y lo sobrellevamos con entereza. Pero juraría que ese padre antes tenía más funciones en mi vida que cambiador de pañales supletorio, sujetador de bebés cuando ya-no-puedo-más y micro-canguro para cuando hay que ducharse o hacer algo imprescindible. Y es que es muy fácil olvidarse de todo aquello y pensar “bueno, ya lo haremos… ya volveremos a salir, volveremos a ir a un concierto, volveremos a hacer el amor”. Y al final pasa un mes, y otro mes y…
De la misma forma que nosotras somos conscientes de que somos personas antes que madres, es importante acordarnos que el cambia-pañales supletorio y nosotras mismas somos una pareja, aunque quizá haga un tiempo que no actuamos como tal. Y es una pena, porque ser una pareja tiene sus cosas estupendas (otras veces le tiraría el sacaleches a la cabeza, pero eso es otra historia…), y merece la pena hacer un pequeño esfuerzo por volver a disfrutarlas.

Y bien, ¿qué podemos hacer?

1. Lo primero: acércate y tócale el brazo, o dale un beso en la cabeza, o un abrazo

No en plan “esta noche toca mambo”, sino un simple gesto de cariño. Muchas veces, en el ajetreo del día a día, pasamos uno al lado del otro y no hay roce, retoce ni achuchón. Y estas cosas son las importantes, precisamente por ser pequeñas. Y si no te lo crees, intenta prescindir del pequeño placer del café mañanero, y luego me lo cuentas…

2. Reservad pequeños espacios o momentos en los que está prohibido hablar de niños

Quizá al principio os miréis como bobos sin saber qué decir, pero ánimo, que algo se os ocurrirá (si empieza a hablarte de fútbol, está permitido que le atices con algo y cambies de tema).

3. Mantened el dormitorio libre de bebés

En la medida de lo posible, nada de niños durmiendo en la cama o juguetitos de colores por el suelo. Anti-libido total. Sois un equipo con una misión común: hablad. Uno de los problemas más comunes de las parejas con hijos es la diferencia de opiniones sobre lo que hacer, cómo manejar las situaciones, qué es importante castigar y qué no, etc. Haced frente común y dejad las reglas claras, porque si no vais a estar día sí y día también con la misma discusión como si fuera el día de la marmota.

El consejo de la experta

No os olvidéis de las pequeñas cosas: a mí, por ejemplo, me chiflan las sardinas de chocolate. Ya está, ya lo he confesado. Mi chico lo sabe y de vez en cuando me esconde una cajita debajo de la almohada. Sé que las sardinas le cuestan un euro, pero la ilusión que me hace no se paga con eso. ¡No os olvidéis de vuestras ‘sardinas’!
En definitiva, todo esto se puede resumir con la frase ese señor es tu pareja, además de un padre. Y luego, actuar en consecuencia.
¿Cómo mantenéis viva la llama y cómo sacáis tiempo para no perder esa intimidad de pareja? Esperamos vuestras historias.
Captura de pantalla 2014-10-30 a las 20.14.47
banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

  1. Pues más razón que un santo. Últimamente me levanto por las mañanas y nos saludamos diciendo “Hola, compañero de piso”. Pero es que , si la dejas, la rutina, el cansancio y el día a día se lo comen todo, arrasan con todo lo que nosotros éramos.
    ¿Mi solución? Cuando puedo, de vez en cuando, salimos. Cansados, agotados, y muchas veces con pereza infinita, pero intentamos ir solos a alguna parte, charlar….aunque solo sea el trayecto en coche a recoger a los niños, o una caña en el bar de abajo. Es nuestro rato. ( y si hay suerte salimos al teatro y a cenar, como ayer)
    Ánimo que todo se puede.
    Buen post, Maribel.
    Paula

    1. Gracias Paula por el comentario, y enhorabuena por el esfuerzo de “conciliación” parejil… a veces es difícil pero peor sería ir perdiendo poco a poco lo que teníamos con nuestra pareja, ¿no?
      un beso!

  2. Al principio cuesta, pero en cuanto empiezas a dedicar un poquito de tiempo a la pareja, te das cuenta de que todo va mucho mejor, estamos más contentos, así que las cosas son más fáciles en el dia a dia. Ese piropo al pasar por su lado en la cocina, una peli juntos después de acostar al enano, aunque la mayoría de las veces me quede dormida en su hombro, una ducha mientras el peque ve sus dibujos favoritos….hay muchos momentos, sólo hay que querer encontrarlos.

    1. Gracias Verónica por el comentario.Tienes toda la razón, encontrar esos momentos es posible, no hay que dedicar mucho tiempo si no se tiene pero los pequeños momentos pueden cambiar las cosas. De hecho repercute en otras áreas y todo mejora.

  3. Nosotros todos los años nos resevamos el fin de semana de nuestro aniversario xa hacer un pequeño viaje en pareja. No hace falta irse lejos sólo estar los dos solos, si amigos y sin niños.
    Después la cena de “cambio de estación” con los amigos son obligatorias, tb sin niños igual que cuando vamos a mi tierra santa que mis padres ya asumen que se quedan con los niños por lo menos dos días y de los llevan al pueblo directamente.
    Parecen bobadas xo hay q recordar que antes de familia debemos ser pareja, Xq si no hay pareja tp hay familia.

    1. Tú lo has dicho Sandra, no hace falta irse a Tailandia para disfrutar de un ratito solos (afortunadamente!). Esas pequeñas escapaditas están pero que muy bien, y seguramente ayudan a cargar las pilas además de fortaleceros el uno al otro como pareja.
      Como dices pueden parecer bobadas, o cosas pequeñas, pero la vida está hecha de esas cosas y hay que cuidarlas. Un beso!

  4. Amén a tu post!! Qué dificil es sacar un poco de tiempo para hacer algo en pareja, sobre todo si no tienes a nadie con quien dejar a la fiera un rato, pero bueno, se intenta. A nosotros el ratico de la sobremesa no nos lo quita nadie. Una infusion y una charla y el dia parece que tiene otro color, eso sí, siempre y cuando la buenahija tenga ganas de siesta!!

    1. Ahí está la clave, en encontrar esos momentos, que aunque no tengamos nanny o abuelos disponibles alguno habrá, y si lo aprovechamos para reecontrarnos como pareja, mejor que mejor!

  5. Cuánta razón tienes! aún me quedan dos meses para ser malamadre y ya desde el embarazo me doy cuenta de cuánto han cambiado las cosas y de cómo los gemelos son el 95% de mi energía mental!
    Espero poder escribir en unos meses diciendo que encontramos una fórmula de paz para seguir siendo dos de vez en cuando y no siempre 4!
    Anita
    http://gemelosinvasores.wordpress.com/

    1. Lo mismo me pasa a mi. Y todavía no han llegado los enanos, veremos cnd lleguen…pero habrá q intentarlo…mucho 🙂

    2. Pues sí, la cosa empieza pronto… y es normal! Al fin y al cabo es algo importante para todos, y lógico que haya mucha atención centrada en el tema de forma espontánea. Por eso es importante estar atentas para no olvidar los demás aspectos de nuestra vida (aunque vayan a estar algo relegados un tiempo, no desaparecen!), en especial nuestra relación con la persona que va a hacer el viaje con nosotras. Ánimo con los tuyos!(encima dos de golpe!)

  6. Genial el post , la verdad uno de los temas que me preocupa más con mi pareja , intentare hacerme un espacio 🙂

    1. Bien dicho, cuando hay más peques en casa me parece muy positivo que vean y se les transmita que los papás también necesitamos nuestro tiempo, y que no implica quererles menos. Como dices, lo que nos ayude como pareja (y como personas), también nos estará ayudando como madres. Pero oye, aunque solo nos ayudara como pareja pues tampoco está mal 😉

  7. Mas razón que un Santo!! Pero es complicado, lo intentamos alguna vez, pero no lo suficiente. Después de dos años del naciemiento del buenhijo, seguimos siendo muy buenos compañeros de piso… esperemos que vaya cambiando la cosa.

    1. Gracias por tu comentario! de todas formas, no hay que conformarse con esperar a que cambie la cosa, si no la cambiamos nosotr@s mismos seguirá igual… lo bueno es que, aunque al principio parezca un esfuerzo, luego esa complicidad reencontrada se convertirá en lo contrario, en una ayuda. besos y ánimo!

  8. Totalmente de acuerdo con todas. Nos come la rutina, el día a día, y lo poco que hablas con tu pareja es de temas relacionados con los niños… Yo hay días que me comunico más con mi chico por whatsap que luego en persona el ratito que le veo por la noche… en fin, que sí, que hay que tratar de encontrar el hueco, porque repercute positivamente en todos.

    1. Ay ese whatsapp, que no sustituya nuestros momentos! es verdad que el esfuerzo hay que hacerlo, pero también es verdad que luego la recompensa está ahí. Cuando reconectamos, nos decimos a nosotras mismas, “claro, si por eso estaba yo con este buenpadre!”

  9. Aunque no soy malamadre, me encantaría serlo, pero está costando más de lo esperado… Os sigo desde que hace un tiempo vi un reportaje de vuestro blog en la tele y desde entonces soy fan rotunda.
    Una de las preocupaciones que nos invade a mí y a mi pareja es precisamente este tema, sobretodo porque lo vemos a nuestro alrededor, hombres que siendo padres han pasado a un segundo plano, que comparten cama y mujer con sus hijos, y que cuando se van con los amigos o de despedida de soltero se desfogan de lo lindo… Y la verdad es que tenemos claro que eso no queremos que nos pase, así que enhorabuena por el artículo y por el taller que vais a montar!!
    No hay que olvidar que los cimientos de la buena familia se construyen sobre la buena pareja.

  10. Aunque no soy malamadre, me encantaría serlo, pero está costando más de lo esperado… Os sigo desde que hace un tiempo vi un reportaje de vuestro blog en la tele y desde entonces soy fan rotunda.
    Una de las preocupaciones que nos invade a mí y a mi pareja es precisamente este tema, sobretodo porque lo vemos a nuestro alrededor, hombres que siendo padres han pasado a un segundo plano, que comparten cama y mujer con sus hijos, y que cuando se van con los amigos o de despedida de soltero se desfogan de lo lindo… Y la verdad es que tenemos claro que eso no queremos que nos pase, así que enhorabuena por el artículo y por el taller que vais a montar!!
    No hay que olvidar que los cimientos de la buenafamilia se construyen sobre la buenapareja.

    1. Tú lo has dicho, Ángela, precisamente incluimos este tema en nuestro Carné de padres porque veíamos lo mismo que tú, muchos padres y parejas que no encajan la llegada de los hijos y se reconvierten en padres, antes casi que personas, no digamos ya pareja… pero es importante saber que hay formas de hacerlo, no es misión imposible!
      Mucho ánimo con tu proceso para ser malamadre, y mientras tanto disfrutando de la buenapareja, que una cosa no quita la otra 🙂

  11. Ayyy que verdad!! Me siento muy identificada, entre los enanos que se llevan toda la energía, el cansancio y las miles de cosas q hay que hacer… Y el vivir lejos de los buenosabuelos no lo ponen nada fácil!!! es verdad q de vez en cuando me acuerdo y llega ese besito sin esperarlo, pero me gustaría poder salir a cenar o a comer algún día los dos solitos y recuperar por un ratito nuestra parcela, habrá q ir buscando opciones ..pero q complicado lo veo ahora mismo

    1. Poco a poco, Teresa! hay algunas épocas en las que resulta más difícil, pero lo importante es no perderlo de vista, que es muy fácil olvidarse en el maremágnum del día a día… algún huequito adulto hay que encontrar también en las temporadas más movidas, que os ayudará a sobrellevarlas. Un besito!

  12. ¿Por qué se empeñan en que hay que sacar al niño de la habitación de los padres? cada familia que viva como quiera.
    Nosotros practicamos colecho y esa nunca ha sido la razón para no tener nuestros momentos, hay muchos otros sitios en la casa en los que tener momentos de pareja, ya sea hablar o tener sexo.
    Creo que el mayor enemigo de la pareja es el cansancio, ese sí que hace daño, y en algunos casos más que en otros, la revolución hormonal.
    Muy de acuerdo con el resto del post, los pequeños gestos me parecen importantísimos, así como no ver al otro sólo como el relevo, aunque muchas veces cuesta.
    Creo que ser padres también implica asumir que ya no volverán tiempos pasados, cada fase de la vida es única a su manera. Creo que hay que buscar un equilibrio entre adaptarnos a las circunstancias y adaptar las circunstancias a nosotros…

    1. Hola Cecilia, gracias por la respuesta. Con el tema de los niños en la habitación, pienso sobretodo en muchas parejas para las que su habitación es el único espacio posible dentro de casa que sea solo “de pareja”, para hablar, sexo o lo que sea. Para muchos es dificil encontrar otro espacio; ahora bien, difícil no quiere decir imposible, y si a vosotros os funciona, no seré yo quien se queje.
      Muy interesante lo que comentas al final: no volverán los mismos tiempos, sino que se trata de encontrar una nueva forma de ser pareja. Con hijos, pero pareja, no solo padres. Un saludo!

  13. Me has espiado para escribir este post, verdad??? Con Uri nos cruzamos de noche en el sofá y por la mañana en la cocina… Los viernes por la noche intentamos aguantar despiertos para contarnos algo y el fin de semana ya sí que intentamos reencontrarnos en todos los sentidos jajajaj Tengo muy claro que no podemos perder nuestro espacio, hace poco nos fuimos tres días los dos solos, pero con una cervecita en el bar, también nos sirve. Así que creo que dentro de lo que cabe, eso no lo llevamos mal. Muy buen post!
    Un beso!

    1. Esa cervecita en el bar, qué importante! aunque no se pueda salir tres días (que también está muy bien), esos momentos más cotidianos son la clave.
      Y tranquila que no te espío más! 😉
      un beso!

  14. Madre mía… Más razón que un santo!!! Por si os sirve… nosotros nos citamos… no sé, nos pedimos una cita!!! A veces se cumple y otras no, pero se intenta y da risa el proceso, que reir también viene muy muy bien!!!
    También intentamos escaparnos al menos uno o dos findes al año. Enm verano fueron sólo 24h a Ibiza y lo que nos cundió! Y en nada nos vamos 72h a Roma!!! Vamoossss chicas, con ganas y una pequeña ayuda se puede, claro que se puede!

  15. Totalmente de acuerdo. Después de dos hijos seguidos, en algún momento pensé que nunca volvería a ser como antes, y, claro que no lo será! Pero ahora pienso que puede ser mucho mejor, con estas dos joyitas que nos hacen improvisar 24 horas al día.
    La clave para mí, realmente difícil de practicar, es EL SENTIDO DEL HUMOR.
    Ríete, gasta una broma, en medio de una discusión, aunque no tengas ganas… engancha, relaja, y desmonta al buen padre, que seguro que te seguirá el juego, y hasta te dará la razón, aunque no la tengas!!! Feliz Finde!

    1. Efectivamente, como antes no será, pero será de otra manera! y el sentido del humor debería ser patrimonio de la Unesco, si no lo es ya. un beso!

  16. Buenas,
    Muy bueno el artículo. La verdad que intentamos reservar y respetar nuestro espacio de madre, trabajadora y amiga, no queremos renunciar a nada y sin embargo dejamos de lado nuestra faceta de esposa, compañera, amiga y amante de la persona con la que nos comprometimos a hacer este viaje por la maternidad y por la vida. Nuestra pareja es la persona con la que más intimidad alcanzaremos jamás.
    Por lo tanto, si aún existe el amor de pareja, tenemos que esforzarnos, igual que lo hacemos en el resto de nuestras facetas, para que la persona que esta a nuestro lado sepa que lo queremos, lo respetamos y somos un equipo.
    Un saludo,
    Ana

    1. Gracias por el comentario Ana, y nada que añadir a lo que dices: es una faceta que tenemos que cuidar porque va a enriquecer nuestra vida, aunque nos tiente el sueño y la pereza.
      un besote

  17. Que gran verdad!!! Los primeros meses realmente me olvide…pero poco a poco hay q hacer cosas juntos. Nosotros por ejemplo vamos juntos al futbol (ya lo haciamos antes) y el buenhijo cn los yayos. Hablamos del trabajo, amigos, etc…

    1. Muy buena costumbre tenéis! es importante que existan otros temas en vuestras conversaciones, que al fin y al cabo la vida tiene mil matices 🙂

  18. Me siento totalmente identificada y agradezco leer artículos como este. Hay momentos en los q pienso q soy una mala mala madre necesitar ser yo, así q bastante tengo con eso como para ponerme a pensar en noches y momentos de pasión y de pareja.
    Ahora en casa no somos tres hay una personita q tiene a dos adultos de satélites, siempre piensas mañana mañana, seremos tres… Es cierto hay q hacer un esfuerzo para recuperar a la pareja. Ser nosotros además de papas

    1. Así es… son de esas cosas que cuestan, porque la dinámica del día a día nos impulsa en otra dirección. Pero dejarnos llevar por las circunstancias rara vez nos lleva donde queríamos ir, por eso hay la necesidad de hacer un esfuerzo por mantener lo importante a flote. Siempre dentro de las posibilidades y del momento en el que estemos, pero que se note que está ahí. Mucho ánimo!

  19. Nosotros desde antes de que naciera nuestro primer hijo tenemos los “martes sin tele y sin internet”. Prohibidos la tele, los moviles y la tablet y cuando acostamos a los niños nos preparamos una cenita rica, abrimos una botella de vino y hablamos! Aunque estemos cansados, no trasnochamos, al reves, a veces nos acostamos antes y hasta tenemos mambo! No me pregunteis porque los martes, antes eran los lunes pero el año pasado al Ath de Bilbao le tocaba siempre jugar los lunes y hubo que cambiarlo!

    1. Me parece una iniciativa genial! Estamos todo el día con los chismes encima, y “prohibirlos” durante un tiempo es una estrategia estupenda para redescubrir algunas cosas.

  20. Para mi no solo ha sido el tema de la máxima ocupación con dos niños en tres años, si no también las secuelas físicas de un parto de dos niños de casi 4 kg , muy rápidos pero con mucha secuela ya sabéis donde …todo un tema …pero si, se puede poco a poco volver a estar unidos en todos los aspectos ..creo q es importante no querer SER COMO ANTES, Porq no
    Sucederá, si no aprender a disfrutar de la nueva situación . Adaptación , respeto, comprensión y EQUIPO. Esos son mis consejos

    1. Totalmente de acuerdo, no se trata de ser como antes (cosa, evidentemente, imposible), pero sí construir algo igual de bonito, aunque diferente. Las secuelas van pasando, el equipo permanece 🙂

  21. Como si me hubieras leído la mente, solo que me siento algo culpable por no tener ganas nunca de sexo y no puedo acercarme a abrazarlo o darle un besillo sin que se me lance encima o de por hecho que hay q hacerlo, porque el buen padre siempre siempre tiene ganas y yo no se de donde sacarlas. Para colmo yo soy siempre la mala y la gruñona con los peques, lo hablamos y me da la razón, pero vuelve a pasarles una tras otra, sin autoridad ninguna. Para más inri la mayor no es hija mia y eso se nota…. Porque para mi es el primero y lo primero, para él, el segundo y parece q no es lo mismo. Un abrazo y gracias por aguantarnos a todas!!

    1. Hay que pactar y hablar las cosas! lo normal es que tengáis ritmos diferentes (y quien no, desde antes incluso de los niños?), pero ahora hay que dejar las cosas un poco más explícitas… sin olvidar que, en algún momento, toca empezar a recuperar, y al principio, seguramente, será sin ganas. Ánimo con los peques, que suele ser más complicado si hay mix familiar… besos!

  22. Mi libidooooo, me la robaroooooonn una nocheeeee, cuando pariaaaaaa!! Donde esta mi libido, donde estará mi libidoooo!!!? Y de eso hace 5 años… Ahora me gustaría ir a por un segundo enano (no, no estoy loca… O sí??) y la verdad es que ponerme a ello, como que ufff! Me temo que entre lo cansados que estamos en general, la niña, las preocupaciones, lo nuestro necesita un milagro!!!

    1. En Lurdes me dicen que les salen muy buenos, los milagros… 😉 De todas formas yo te recomiendo más ir despacito, despacito, pero seguros. Suele ser mejor recuperar primero la sensualidad (caricias, besos, masajes, “frotamientos”) y poco a poco la sexualidad, que igual estará más oxidadilla… mucho ánimo y que consigáis disfrutarlo, que también se trata de eso!

  23. Nosotros debemos ser un caso extraño, la líbido no ha bajado en estos 13 meses de paternidad. Eso sí, estamos más cansados pero buscamos cualquier momentillo y hacemos “ese esfuerzo” por estar juntos. Nunca hemos visto un impedimento en que el peque duerma con nosotros, colechamos desde el primer día y diría que es aún más divertido eso de buscar otros espacios para tener relaciones.
    Creo que hay que hacer ese esfuerzo por que la pasión no se pierda, como bien dices buscando nuestros momento, una caricia, un beso cuando te encuentras en el pasillo, seguir paseando de la mano, y un día a la semana si se puede para estar solo en pareja. Nosotros aprovechamos el sábado noche, mientras el peque duerme descorchamos una botella de vino, película y momento romántico.
    Un abrazo y muy buen artículo.

    1. Enhorabuena, porque de eso se trata… sois el ejemplo de que se puede! Gracias por compartir tu experiencia, seguro que a otras malasmadres les viene bien leerlo. Un abrazo y gracias

  24. Muy buen post! Es cuerdo que cuesta mucho hacerse un espacio, sobretodo en nuestro caso con mellizos! Las noches son agotadoras aún hoy y te levantas con cara de “necesito dormir más!” pero últimamente intentamos salir y disfrutar de la pareja, de una cena romántica, un cine o un paseo. Entendemos que hay vida de pareja después de la maternidad pero depende fundamentalmente de esforzarse cada día por mantener la complicidad y la química.
    Un beso

  25. Pues una verdad como un templo! Yo he perdido mi líbido y bien bien he tardado dos años en volver a sentir algo de apetito sexual.No es que no hayamos tenido relaciones pero de ya sabéis cuando se puede, cuendo el enano duerme, cuando no duerme con nosotros porque esa noche está enfermo o tontín y quiere mami mami. En fin es muy difícil. Y lo que seguro funciona son las escapaditas, una tarde, una noche o un fin de semana, la dsconexión aunque pienses en tu hijo y parezca que no puedes desconectar ni yéndeote al polo norte al final causa buen efecto. Nosotros seguimos intentándolo, quitando la tele por las noches, intentando acostarlo pronto pero los horarios nos matan, mi marido se levanta a las 5 y por la tarde-noche llega muerto y yo muerta tambié de tyodo el dia de mil cosas, entre semana es muy complicado. Luego el fin de semana él no ha visto mucho al niño así que le da pena dejarlo para irnos de escapadita. Complicado!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más