¿Qué quieres encontrar?

13
5 síntomas que nadie te contó sobre el embarazo

5 síntomas que nadie te contó sobre el embarazo

Hoy vamos a hablar del embarazo… pero este no es un post sobre síntomas típicos, sino sobre aquellas cosillas que nadie cuenta pero que viven algunas mujeres gestantes y que pueden resultarles extrañas por no ser tan frecuentes o comentadas. Vamos a ver cinco de ellas, aunque hay muchas más, como seguramente muchas de las Malasmadres que estáis leyendo esto habéis experimentado.

A pesar de que, en general, estos síntomas no revisten gravedad, siempre es conveniente que comentéis cualquier cambio o novedad que ocurra a lo largo de vuestro embarazo a vuestra matrona, ginecólogo o médico, para que pueda valorarlo de forma adecuada.

embarazo

1. Sialorrea o exceso de saliva.

Este es un síntoma no demasiado frecuente que aparece en ocasiones durante el embarazo y consiste en que aumenta de forma notable la secreción de saliva. Existen diferentes grados pero en general no suele ser grave. Sin embargo, en algunos casos puede llegar a ser muy molesto o incluso requerir tratamiento médico e ingreso, ya que a veces se asocia a vómitos intensos y existe el riesgo de deshidratación.

Es un síntoma que se da con mayor frecuencia durante el primer trimestre, y que va desapareciendo con el transcurso del embarazo. Algunos remedios sencillos son realizar pequeñas comidas varias veces al día, tomar pan o galletas secas, o realizar enjuagues bucales y cepillado de dientes cuando empieces a notar los síntomas.

2. Varices vulvares

Es relativamente frecuente la aparición de varices en las piernas durante el embarazo o el empeoramiento de éstas si ya las teníamos previamente a quedarnos embarazadas. Esto ocurre porque aumenta el volumen sanguíneo y hay más dificultad de retorno de la sangre desde la zona inferior del cuerpo hasta el corazón, lo que aumenta la presión en las paredes venosas. Esto hace que puedan aparecer varices en otros sitios, como en la zona vulvar, o que aparezcan hemorroides, especialmente en la mitad final del embarazo.

Puede ser que notes la zona molesta, con sensación de pesadez, o que notes algún bulto o zona inflamada en los genitales. Si ocurre, deberás acudir a un médico o matrona para que lo valore y se haga un seguimiento adecuado.

Las recomendaciones para mejorar las molestias serán controlar la subida de peso durante el embarazo, evitar estar mucho tiempo de pie y el calor. A veces, alivia aplicar presión ligera en la zona, y el ejercicio suave (sobre todo la natación) junto a períodos de descanso.

3. Sangrado de encías y épulis.

Durante el embarazo, sobre todo como consecuencia del cambio hormonal,  se puede producir una inflamación de las encías o gingivitis en torno al segundo mes de embarazo, que empeora hasta el octavo mes. En general, los síntomas mejoran en las últimas semanas y desaparecen tras el parto. En algunos casos, se puede llegar a desarrollar un crecimiento de tejido con forma de “bolita pediculada” de color rojo intenso llamado épulis gravídico, pero tranquilas, que no tiene gravedad y se trata de un crecimiento benigno. No obstante, por supuesto, si creemos que podemos tener un épulis, debemos consultar con  nuestro médico o dentista para confirmarlo o hacer las pruebas pertinentes.

Por otro lado, asociado también a la gingivitis y al aumento del flujo sanguíneo durante el embarazo, pueden aparecer sangrados de las encías, por lo que es muy importante tener una adecuada higiene bucal y visitar al dentista de forma regular.

4. Hemorragia nasal

Otro síntoma que a veces se presenta en el embarazo y que puede preocupar a las mujeres es el sangrado por la nariz o epistaxis. Es una consecuencia de los cambios gestacionales que hemos venido comentando hasta ahora, añadido a que los vasos sanguíneos de esa zona son muy frágiles. No suele tener mayor gravedad, pero si nos molesta mucho, la cantidad de sangre es moderada o no para la hemorragia, debemos consultar con un médico.

5. Calostro

Aunque, en general, la aparición de leche por los pechos ocurre tras el parto, a veces puede ocurrir que salga calostro (la primera leche que “fabricamos”, muy nutritiva y concentrada) desde el embarazo. Esto no debe preocuparnos, es relativamente frecuente, y no significa que haya ningún problema ni con nuestro embarazo, ni para la lactancia posterior: simplemente el cuerpo y los pechos se están preparando para el momento de alimentar al futuro bebé.

Aunque la salida de calostro suele ser muy escasa, si nos llegara a resultar molesta, podemos usar discos protectores que lo absorban y que eviten que nos manchemos la ropa.

Para finalizar, os invito a realizar una encuesta sobre lactancia y madres trabajadoras en España, realizada para conocer mejor la situación de las madres que tienen que compatibilizar lactancia y trabajo para ayudar a mejorarla.

Está disponible aquí.

*Podéis seguir a Gara en FacebookTwitter y en su BLOG.

Y vosotras, Malasmadres, ¿habéis sufrido alguno de estos síntomas? ¡Contadnos vuestra experiencia! 

directo-completo-hacer-compra

Han comentado...

  1. Síntoma raro del embarazo, que además compartimos mi prima y yo, es el de síndrome de túnel carpiano. Se nos quedaban completamente dormidas las manos y los dedos de las mismas, durante todo el día. Esa sensación de hormigueo durante todo el día, se hacía difícil coger un boli, imaginaros ella que es dentista. Tras dar a luz tal como vino despareció.

    1. Completamente de acuerdo. Con el peimer embarazo fue el ultimo mes. Y me daba sobretodo por la noche. Horroroso porque el dolor me despertaba. Empecé con masajes corporales con aparato para la circulación, rehabilitacion en la zona de los brazos tratando el tunel carpiano y aprovechando que era verano y daba mucho gusto me ponia hielo que era lo único q me calmaba por la noche. En este segundo embarazo el brazo derecho ha comenzado antes a dar la lata y es horrible. Como no estoy trabajando voy a ver si pruebo con pilates y con los susodichos masajes para la circulación.

  2. Yo tuve varices vulvares y cuando me lo dijeron, nunca lo había oído. Pero resulta que es como todo: en cuanto lo comentas, parece ser que todo el mundo lo ha tenido o conoce a alguien… Además de lo que habéis comentado, yo terminaba la ducha con agua fría empezando desde el pie hasta la zona vulvar y al llegar a casa, me tumbaba, ponía las piernas pegadas a la pared y un cojín debajo de la pelvis para descargarlas un poco

  3. Es la primera vez que le leo algo en foros sobre maternidad sobre las varices vulvares. Me salió una considerablemente grande a lo largo del labio mayor derecho en torno a las 24 semanas de mi 2° embarazo y empeoró con el paso de las semanas, que me molestaba muchísimo, no encontraba ninguna posición que me dejara descansar. Hoy, 19 meses después me sigue doliendo aunque ya no está. Me estoy planteando un tercer embarazo y me da mucho miedo.

  4. Yo tenía 23 años y la verdad es que lo único que noté es que se me olvidaba el volumen y no cabía por los sitios por los que antes si 🙂

  5. Igualmente es la primera vez que oigo algunos de estos síntomas…ojala os hubiese tenido cuando me quedé embarazada de la primera. Yo tuve una variz vulvar..y menudo susto me pegue…además que ninguna de mis amigas o conocidas lo había pasado (me sentía un poco bicho raro…jajaj) y fue muy molesta.

    Otro síntoma raro fue el dolor de dientes…sobre todo al principio (de hecho sin hacerme la prueba supe que estaba embarazada), era un dolor en general parecido al que da alguna vez cuando tienes la gripe…Me paso en mis dos embarazos..fue mi test de embarazo…jajaj y después de los primeros meses se me quitaba.

    Pues lo dicho…que es muy útil comentar estas cosas, menos frecuentes, pero que no suponen que seas un bicho raro..para todas aquellas que lo lean…Muchas gracias por el blog, es muy interesante.

  6. Cambios en la visión, yo tuve que aumentar el tamaño de las letras en el ordenador porque al tamaño habitual no las leía. Puede afectar igualmente después del alumbramiento, aumento de dioptrías si ya tienes. Te suelen recomendar esperar un año tras el parto para graduarte de nuevo, debido a posibles cambios durante el embarazo, para que esto no afecte al diagnóstico. Y del esfuerzo en el parto, se puede ocasionar un desprendimiento de retina.

    1. Eso es. Y las que sufrimos hipotiroidismo como pegue fuerte al final te vas quedando cegata. Madre mia. Eso te das cuenta cuando empiezas a ver peor la tele.

  7. Otro profesional que puede ayudar con los temas del embarazo y postparto es el/la osteópata y la fisioterapeuta especializada en embarazo. Colaborando con la comadrona y el/la ginecolog@ pueden ayudar a disminuir o desaparecer ciertos síntomas. Por cierto, poner uno de esos geles de hielo que tenemos en el congelador en la zona de la variz vulvar (cubierto por un paño limpio) como me aconsejó una fisioterapeuta a mí me fue bastante bien. Un saludo y gracias por el blog, gran trabajo

  8. Mi test de embarazo fue el sangrado de nariz, me pasó en los dos embarazos sobre todo el principio, empezó antes incluso de saberlo. Luego al avanzar el embarazo fue dejando de ocurrir. Y resultó que a mi madre también le había pasado! Pero yo no recordaba haberle oído nada sobre esto, ni a ella ni a nadie

  9. En mi segundo embarazo desde el segundo mes, no podía estar de pie quieta. Me dolía la zona vulvar y de ahí, fue pasando a la pierna izquierda una gran variz. El engrosamiento vulvar, fue de 4 dedos de diferencia. Trabajo de pie y con peso, así que no ayudaba mucho. Tenía que ir con media de compresión extrafuerte y además seguir a la buenahija1. Por otras causas me derivaron a alto riesgo, pero el médico de cabecera se negaba a darme la baja. Me dijo que cuando diera a luz, me comprase un carrito como el de las famosas y saliera a correr, para recuperar la circulación. Me dio la baja, al terminar mi contrato y porque le llamaron de alto riesgo obligándole. Un horror. A dia de hoy, en las reglas, sigo teniendo dolor.

  10. Hola!! Parece ser que los cólicos de riñón tampoco son raros, aunque yo no había oído hablar de ellos como normales en los embarazos. No tuve ninguna piedra sino que la presión del útero me provocó la obstrucción del uréter, que va del riñón a la vejiga, y, como consecuencia el cólico de riñón. Me trataron con medicaciones pero al final me tuvieron que poner un catéter para solucionarlo. Me ocurrió en la semana 32 y fue una temporada horrible, con muchos dolores por el catéter, porque puede irritar la vejiga y es como una infección de orina constante, siempre con sensación de ganas de orinar. Yo empecé con infección de orina, así que si notáis síntomas acudid al médico o a la matrona. Espero que se quede en algo poco frecuente y que no os ocurra a ninguna

  11. Auxilio yo estoy en la semana 11 y este embarazo llega de un embarazo posterior anembrionico el cual me rompió el corazón. Pero ahora estoy aquí con 11 semanas y les juro que me siento muy mal y deseo que no se de y que todo termine y perdonen si molesto a alguien pero de verdad esto es horrible tengo todos los síntomas y en ocasiones quisiera abrir mi cuerpo completo con un cuchillo para aliviar el dolor. Para mí es horrible y me está haciendo entrar en depresión. Algún consejo? O quizá soy la única loca 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más