¿Qué quieres encontrar?

3
Cómo cuidar de la pareja en tiempo de coronavirus

Cómo cuidar de la pareja en tiempo de coronavirus

Más divorcios y separaciones. Esta es una de las consecuencias indirectas de la pandemia, de los meses de confinamiento y del aumento del nivel de estrés que ha traído asociada la llegada del Covid-19. Si ya de por sí la convivencia es complicada, eso de estar 24 horas juntos y sin escapatoria posible ha tenido como consecuencia que lo no resuelto en las relaciones aflore, salga a la luz y explote delante de nuestras narices con todas sus fuerzas.

A menudo digo que esto del confinamiento es como una batidora en la que nos han metido y que ha provocado una amplificación de todo lo que había, tanto en cada una de nosotras como en lo que hay a nuestro alrededor. En ese alrededor está incluida la relación con la buena pareja, que al final no es sino la relación entre dos adultos con su forma de ser, de pensar y de sentir, es decir, cada uno con su neurosis propias, sus manías y también sus expectativas.

*Podéis seguir a Leonor en InstagramFacebookTwitter y en su web.

Las 4 claves para cuidarse en pareja
View this post on Instagram

Agradecer lo que ya es, abrirte a lo que ya hay como la flor se abre a las gotas de rocío. Agradecer lo que hay, valorarlo y acogerlo como expresión de la vida vivida. Actos, decisiones y emociones que te han traído hasta donde estás, que han hecho que tengas lo que tienes y que te han hecho ser quien eres. Camino recorrido que ha formado tu vida, esta que expresas justo en este momento como parte de tu ser. Mirar atrás y ver lo que fue y no quieres que vuelva. Mirar atrás y ver lo aprendido, lo añorado, lo amado. Esto es la vida. Momentos que te han hecho ser quien eres ahora y ante los que sólo puedes inclinar la cabeza con el respeto que da saber que esos momentos son los que te han hecho ser quien eres ahora. Quizá desees cortar algunos recuerdos. Amputarlos, borrarlos, apartarlos de tu cabeza. Quizá quieras tachar a algunas personas. Hacer como si no hubieran formado parte de tu vida. Como si no hubieran existido. Quizá necesites ajustar cuentas con lo vivido. Vengarte de la existencia porque te ha tratado mal. Recuerda que todo lo vivido es lo que te ha traído hasta aquí y te ha hecho ser quien eres ahora. Es, por mucho que te pese, lo que te ha hecho ser quien eres. Esta es la absoluta perfección de la existencia. Todo, por mucho que te pese, tiene un sentido. Bajar la cabeza ante lo vivido. Asentir a lo que fue y dejarlo estar como pieza perfecta de tu vida es ahora el reto del camino. Este es el alivio que tanto buscas. Esta es la única manera de llenar tu vacío. Esta es la vía para construir ese futuro diferente, pleno y real que tanto anhelas. Leonor Cabrera Torrado www.leonorcabrera.com Imagen de @elizabeth_sagan #fuerzainterior #eneagrama #emociones #desarrollopersonal #desarrolloprofesional #espiritualidad #transpersonal #crecimientopersonal #coaching #coachingdevida #constelacionesfamiliares #benalmadena #malaga #costadelsol #coaches #terapeutas #gestalt #pnl

A post shared by Leonor Cabrera Torrado👌 (@leonor_cabrera) on

¿Cómo hacerlo para cuidar esa relación en estos tiempos extraños que nos ha tocado vivir?

1.Ten claras tus necesidades

Lo primero y, aunque pueda parecer una contradicción, es teniendo muy claro cuáles son tus necesidades, respetándolas y haciendo que el otro miembro de la pareja las respete.

Y te cuento el porqué:

Si vas cediendo de forma continua tu tiempo a favor del de tu pareja y del que pasas con tu familia, habrá un momento en el que reventarás y mandarás todo a la porra. En mi trabajo, tanto en los talleres que hago de la ‘Fuerza interior’ como en mis sesiones de coaching y terapia, veo a muchas mujeres que han llegado al límite: sienten que lo suyo no importa, que su vida está en un segundo plano por detrás de las de sus buenoshijos/as y de la de su buena pareja. Sienten que la única salida es irse y tirar para delante solas.

  • En muchas ocasiones el problema tiene una fácil solución: poner un límite para cuidar tu tiempo y tu espacio. Te lo cuento de una manera muy gráfica: cuando vuelas en avión te cuentan que si se produce una despresurización de la cabina antes de ponerle la mascarilla de oxígeno a tu buenhijo/a, has de ponértela tú para no perder el conocimiento.
  • En el día a día sucede lo mismo: para no ahogarte con la vida y con las obligaciones has de buscarte tiempo para respirar y este tiempo para respirar se logra con el respeto a tus necesidades. Tu trabajo es identificar esas necesidades y darte el tiempo para cumplirlas. Si necesitas ir a correr, programa y negocia con tu pareja como inamovible la hora que vas a tener para hacer esa actividad. Si tu necesidad es hacer una formación de coaching, llega a un acuerdo con tu pareja para que un fin de semana al mes sea tuyo para hacerla. Y respétate esos espacios como espacios sagrados para ti.

2. La comunicación

Aquí entramos en lo segundo que te toca trabajar para cuidar de esa relación y es algo tan básico como la comunicación. Joan Garriga, terapeuta experto en el trabajo con parejas, cuenta que una pareja es una danza entre dos y en esta danza es vital la comunicación y cuando te hablo de comunicación te hablo de ser capaz de miraros a los ojos y deciros como dos adultos en qué estáis cada uno, cuáles son vuestras necesidades, vuestras expectativas y vuestras emociones respecto al otro.

  • Comunicar no es reprochar lo hecho o lo no hecho. 
  • Comunicar no es decirle al otro lo que tiene que hacer y cómo lo tiene que hacer.
  • Comunicar no es imponer.
  • Comunicar sí es decir cómo me siento ante ti, ante tus acciones y ante tus necesidades.
  • Comunicar sí es expresar mis necesidades.
  • Comunicar sí es buscar soluciones conjuntas para la vida en común.

3. El vacío vital

Porque, y vamos por el tercer punto para cuidar la pareja, te recuerdo que sois dos adultos en una relación consentida que os habéis unido de forma voluntaria para sumar, no dos niños que se han juntado para ponerle uno al otro encima sus expectativas sobre cómo tiene que ser para llenar ese gran vacío vital en el que todos nos perdemos en algún momento.

El problema es que en muchas ocasiones llevamos a la pareja las heridas no resueltas de la infancia y le pedimos al otro que nos las cure en lugar de darnos nosotros el espacio y el tiempo necesario para hacerlo. Tu pareja no está para llenar el hueco que no llenó tu padre o que no llenó tu madre. Este hueco te toca llenarlo a ti misma ya como la mujer adulta que eres ahora y que puede hacerse cargo de las heridas de la niña que fuiste y viceversa.

4. Dejar tiempo para el disfrute

El cuarto punto para cuidar de la pareja es dejar tiempo para el disfrute, para pasártelo bien con quien compartes tu vida. Y ese dejar tiempo para el disfrute incluye también dejar tiempo para tener momentos de intimidad en los que os podáis volver a encontrar, disfrutar y amar. Porque a veces una mirada, una sonrisa y un ‘te amo’ dicho desde el corazón puede ser el mejor bálsamo para el alma.

¿Cómo va tu relación de pareja después del coronavirus? ¿Se ha resentido? ¿Cómo crees que puedes empezar a cuidarla? Me encantaría leerte ahí abajo, en los comentarios.

Han comentado...

  1. Hola Leonor,
    pues por suerte, en nuestro caso la pareja no se ha visto afectada negativamente por esta situación. También es cierto que hemos tenido mucho de cara: salud y trabajo.
    Por otro lado, y sin querer echarme flores ni ser ejemplo de nada, simplemente por comentar mi situación particular, es que somos una pareja muy acostumbrada a hacer vida el uno con el otro y arreglárnoslas solos dado que ambos tenemos a las familias lejos. Tampoco somos de muchos amigos, por lo que nuestros planes se circunscriben a nosotros. No somos de vida social ajetreada precisamente…
    Conocemos parejas que ellos solos o solos con sus hijos ,pasan las horas que están durmiendo y la de la cena y nada más, que ni siquiera las vacaciones las pasan sin amigos o familiares. En estos casos me imagino el shock de esta situación.
    Y estoy totalmente de acuerdo en que en muchas ocasiones usamos a la pareja para cubrir un vacío emocional y desde luego eso acaba estallando.
    Gracias por el post!

    1. A nosotros nos ha pasado parecido, tenemos familia cerca pero no estamos todo el día los unos en la casa de los otros, los fines de semana hacemos nuestros propios planes (sea una excursión o sea ir a hacer la compra semanal). Tampoco tenemos muchos amigos más allá de algunas familias del cole, pero con las que no solemos hacer planes en nuestro tiempo libre. Y las vacaciones las pasamos siempre nosotros con nuestro hijo, no vamos a casas de familiares, nos gusta nuestra privacidad. De esta manera, no hemos notado que nos faltara mucho contacto social durante el confinamiento, en esa faceta ha sido como un fin de semana más, solo que muyyyyy largo!

      1. Jjajajaja! y tan largo…pero a mi encima es que fueron meses que me gustaron. Lo comenté por aquí en su día en otro post, que hasta me sentía culpable de pensar así por toda la situación que había pero yo aquí en nuestra burbuja es que estaba feliz…Por supuesto con pánico sobre todo por el panorama económico y por tanto laboral que se viene encima. Pero tan a gustito en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más