Side Area

El botiquín de las malasmadres

El botiquín de las malasmadres

CMM_quienessomos_12

* Puedes seguirla en @boticariagarcia o en su BLOG.

Que levante la mano la malamadre que ante un pequeño accidente doméstico y/o indisposición de su criatura, ha ido a echar mano del remedio oportuno en el botiquín y no se ha encontrado con el efusivo saludo de las telarañas. Sí, lo sé, todas tenéis un buenpadre a vuestro lado que con la mejor de las sonrisas se pone el abrigo a las dos de la mañana en busca de la farmacia de guardia y aquí Dalsy y después gloria. Sin embargo, si vuestros maridos son como el mío y os dejan solas de vez en cuando en pos de la salvación del mundo, o simplemente, sois malasmadres precavidas de las que valen por dos docenas, éste es vuestro post.

A continuación, los diez indispensables, los diez mandamientos que Dios le hubiera dado a Moisés, si Moisés hubiera sido una malamadre. Igual pensáis que exagero, pero no. Tener a estos diez magníficos a mano en casa (y sin caducar, que nos conocemos) puede evitar más de un disgusto e incluso alguna noche en vela.

1. Dalsy o Apiretal. Comenzamos con los clásicos, con los Mozart y Beethoven de la analgesia infantil. Es raro que en una casa con niños no quede algún culín de Dalsy o Apiretal para salir del apuro, pero de lo que no suele quedar rastro es del prospecto. No hay malamadre que, jeringuilla y bote en mano no se haya preguntado: ¿eran 3 ó 1,5 ml? ¿Y si le doy una cucharada a ojo le hará efecto o lo enveneraré?

Queridas, estáis de suerte puesto que existe una regla muy sencilla para saber cuánto Dalsy hay que dar a un niño: la dosis equivale en mililitros al peso del niño dividido entre tres. Es decir, si el niño pesa 9 kg, hay que darle 3 ml de Dalsy. ¿Y de Apiretal? Muy fácil: la mitad del Dalsy.

malasmadres_TIP_boticaria

2. El gran golpe. Todo buenhijo debe coronarse con un chichón regularmente para confirmar su sacrosantidad. Cualquier bolso de malamadre que se precie ha dado cobijo alguna vez al famoso stick morado de árnica para los chichones. El árnica lleva utilizándose como antiinflamatorio desde los tiempos de Santa Hildegarda von Bingen. Hildegarda no era malamadre, porque además de naturalista era monja, pero si hubiera sido malamadre hubiera utilizado el stick.

A pesar de los remedios medievales de la santa alemana, si el buenhijo tiene más de un año y el chichón le ha convertido en un ser prácticamente bicéfalo, puede recurrirse a algo menos natural pero efectivo como la pomada amarilla y negra de los moratones. Sí, esa que también se utiliza para piernas cansadas.

3. Heridas. ¡Me sale sangre mamá! Es imprescindible, junto a un paquete de gasas y esparadrapo, tener alcohol o agua oxigenada en casa y no utilizar la povidona yodada (el liquidito amarillo-marrón) en niños muy pequeños ya que su absorción a través de la piel puede ser perjudicial. Para rasguños superficiales es práctico (y menos dramático que el alcohol) tener en casa un spray de clorhexidina. No pica y es el sustituto transparente de la vetusta mercromina.

¿Mi truco? Las tiritas de muñequitos: Hello Kitty, Bob Esponja o Mickey Mouse, todo vale. Estudios científicos de la Universidad de Wisconsin han demostrado la gran eficacia ansiolítica que se obtiene en infantes tras la aplicación este producto sanitario. Estudios posteriores han demostrado que, cuanto más feo es el dibujo (Dora, Monster Highs), mayor es el efecto ansiolítico.

4. Puntos de aproximación. Hay ocasiones en las que, lamentablemente, incluso la tirita de Hello Kitty se queda corta. Los puntos de aproximación se utilizan en heridas que, sin precisar puntos de sutura, van más allá del rasguño. Existen varios tamaños y puede ser útil que formen parte de nuestro botiquín.

5. Bolsas frío-calor. Lo de aplicar un chuletón o una bolsa de guisantes sobre el chichón, por muy malamadre que una sea, es una cochinada (tanto para el niño como para el chupetón). Se trata de bolsas que contienen un gel en su interior y pueden conservarse dentro del congelador para emergencias. El gel no solidifica con el frío y, al ser moldeable, además de higiénico, resulta muy cómodo. También pueden calentarse en el microondas, utilizándose con frecuencia durante la lactancia para estimular la producción de leche por aplicación directa sobre el pecho. Es muy importante que estas bolsas se utilicen siembre envueltas en la funda de tela que las acompaña para evitar quemaduras. Si se pierde la bolsa de tela, que ya nos vamos conociendo, siempre se pueden envolver en un trapo.

Otro gran desconocido son las bolsas de frío instantáneo. Se enfrían en pocos segundos al darles un porrazo. Son de un solo uso y pueden resultar realmente útiles en excursiones o acampadas en las que no se dispone de congeladores a mano.

6. Suero fisiológico. Un imprescindible en cualquier botiquín para la limpieza de heridas y de ojitos llorosos ante la presencia de cuerpos extraños. Las monodosis deben desecharse a las 24 horas de abrirse. Es importante saber que existen diferencias entre el suero fisiológico y el agua de mar, el cual debe reservarse para la limpieza nasal.

malasmadres_TIP_boticaria2

7. Termómetro. Por si alguien algún no lo sabe, los termómetros de mercurio hace años que están prohibidos por su potencial toxicidad. Si alguien quiere un termómetro ‘de los de toda la vida’ tendrá que conformarse con los de galinstán, el sustituto del mercurio. Los niños suelen ser reacios a la toma de temperatura, o moverse durante la misma, así que mi recomendación es usar un termómetro digital rápido y de punta de goma flexible. Existen termómetros que marcan la temperatura en apenas 10 segundos y no son mucho más caros que los convencionales.

Por otro lado, es importante recordar que la temperatura rectal es aproximadamente 0,5ºC superior a la axilar.

8. Suero con probióticos. Ante una diarrea y riesgo de deshidratación no basta con dar agua al niño. Ni siquiera alguna solución para deportistas (pueden ser incluso contra producentes). Para restaurar el equilibro electrolítico se debe tomar suero. Existe la presentación tradicional en sobres para disolver en agua y también los tetrabricks de suero con sabores. Si aún no tenéis alguno en casa para emergencias, sobre todo en verano puede ser muy conveniente.

En caso de diarrea es recomendable tomar un suero que contenga probióticos para  ayudar a reponer la fauna intestinal. Los probióticos suelen añadirse en un sobre aparte o venir impregnados dentro de la pajita a través de la cual el niño toma el suero. ¿El truco? Si el niño sólo bebe agua a través de biberón, se puede verter el contenido del tetrabrick en el bibe a través de la pajita.

9. La crema mano de santo. ¿No tenéis una en vuestras vidas? Santa Hildegarda jamás os lo perdonaría. La crema mano de santo ayuda tanto a cicatrizar una herida, como a hidratar una zona de descamación o a aliviar una picadura de mosquito. Se trata de cremas reparadoras o regeneradoras, que suelen venir en pequeños envases y que, a diferencia que las tiritas de dibujos, no sólo tienen un figurado efecto ansiolítico sino que ayudan realmente al cuidado de la piel.

10. Mosquitos. Estamos en verano y en determinados lugares, el repelente debe formar parte de la rutina nocturna como el beso de buenas noches. El mejor repelente de mosquitos es aquel que conjuga la seguridad con la eficacia, conteniendo activos químicos como DEET o naturales como citriodiol en su composión. Aun así, es normal que algún bichito consiga su objetivo y es interesante que el botiquín de la malamadre incluya alguna “crema mano de santo” calmante o regeneradora que pueda  aliviar el picotazo. Es importante extremar la precaución con el uso antihistamínicos tópicos en niños por el riesgo de fotosensibilidad asociado a su uso. En el caso de que el pediatra prescribiese alguno, es importante proteger la zona del sol.

Y hasta aquí los diez imprescindibles. Si a Moisés le dieron sólo diez mandamientos no quiero ser yo (de momento) quien os agobie con una lista eterna. Sin embargo, a riesgo de metamorfosearos en buenasmadres y de que mi amiga Laura me expulse del club, me gustaría que sacarais la enfermera que todas lleváis dentro y completar éste botiquín con aquellos productos que las malasmadres consideráis útiles ante emergencias ¿me ayudáis?

 

81 Comentarios
  • Martaharias

    18 Julio, 2014 a 8:53 am Responder

    Qué post más util !!!
    me lo guardo de cabecera..y lo del apiretal/dalsy ya me lo he apuntado en la agenda (yo suelo recurrir a San Google para la dosis).
    Añadiría algún repelente para los mosquitos….y ese gran instrumento del mal llamado sacamocos !!!

    • Martaharias

      18 Julio, 2014 a 11:57 am Responder

      quería decir algo post mosquitos !!! que a primera hora de la mañana una no atina…

      • boticariagarcia

        19 Julio, 2014 a 9:20 am Responder

        Sí se nota que es por la mañana… ¡aunque oye! ¡ser la primera en comentar puntúa! Las cremitas para picaduras las menciono después de los repelentes, alguna con antihistamínico y en los bebés, las ya famosas “mano de santo”.
        Y sí, lo de la regla del Dalsy debería de estar colgado en la puerta de cada pediatra, ¡lo que nos ahorraría!
        ¡Un beso!

  • Irene MoRe

    18 Julio, 2014 a 9:07 am Responder

    Me falta la crema mano de santo, que no pillo cuál es, todo lo demás está en mi botiquín desde antes de que naciese Peque, y ahí seguirá estando por muchos años. Además, he descubierto que el stick de árnica de Santa Hildegarda von Bingen es tan bueno para madres como para hijos.

    • Lorena

      18 Julio, 2014 a 9:25 am Responder

      La crema reparadora milagrosa es la de oriflame, que ahora también está de coco. Yo la uso para mi cuando tengo la nariz escocida por un resfriado.

      • boticariagarcia

        19 Julio, 2014 a 11:46 am Responder

        He estado preguntando por las cremas de Oriflame pero por lo que veo no están demasiado introducidas en el canal farmacia, así que no te sé decir, lo siento!

        • vanessa

          20 Julio, 2014 a 9:01 pm Responder

          Mi crema mano de santo es Cicalfate crema reparadora de Avene, me la recomendó mi farmaceutica y la usamos desde nos lo dijo con M y ahora con J también, hasta para la cicatriz de la cesarea la estoy usando (cuando no llevo los parchecitos carísimos y espero que milagrosos)

    • Lorena

      18 Julio, 2014 a 9:30 am Responder

      Yo por ahora solo he usado apiretal tal porque el bambino es muy peque.
      Lo de la barrita lo tengo apuntado para cuando empiece a gatear, el resto de cosas ya las tengo.
      Yo añadiría una pomada vitaminada para cuando los más peques tienen el culete escocido, mi cuñada me ha traído la de vitamina a+d de los militares aunque yo he usado la bebesan que es similar. Genial para rozaduras incluso de las mamás.

    • boticariagarcia

      19 Julio, 2014 a 11:33 am Responder

      La Santa Hildegarda también velaba por los chichones maternos, claro que sí. En cuanto a la crema “mano de santo”, algunas opciones son la Neutrógena Multi-reparadora de 50ml, Stelatria de Mustela o Bepanthol Calm Crema.

  • Ana

    18 Julio, 2014 a 9:09 am Responder

    Jejeje…tengo de todo menos las tiritas con dibujos….me voy corriendo a la farmacia!!!

    Lo del tubo de árnica no tiene precio, sobre todo si el buenhijo se gira sin mirar y sale corriendo a estamparse contra las puertas cada dos por tres…que ni Usain Bolt es capaz de llegar para evitar la tragedia…eso si, alguien te mira siempre con cara de no estarías atenta 🙁

    • boticariagarcia

      19 Julio, 2014 a 11:48 am Responder

      ¡Ay! ¡La culpa! El mío ayer se dejó los piños en un bordillo del parque mientras jugaba y un par de padres me miraron igual. Los accidentes infantiles caseros son inevitables, no te sientas mal 🙂

  • Laura Carné

    18 Julio, 2014 a 9:20 am Responder

    El stick de árnica además de ser eficaz contra golpes debe ser un tentempié único. Da igual dónde y cómo lo guarde, ya se ha merendando tres!

    • boticariagarcia

      19 Julio, 2014 a 11:49 am Responder

      ¡Qué me dices! Tendré que probarlo yo haber si le encuentro la gracia… jejeje.

  • emilia

    18 Julio, 2014 a 9:21 am Responder

    Gracias por este post! super útil!! veo que me falta de todo en mi botiquín!!! lo que mas le puede gustar al buenhijo (2 años y medio) es coger las monodosis de suero, abrirlas y esparramarlas por toda la casa como si fueran mini pistolas de agua!! no ganamos pa suero!!! no se como lo hace que siempre las encuentra! y mas de lo mismo con las tiritas! todos sus animales de juguete tienen una tirita disney en sus patas….

    • boticariagarcia

      19 Julio, 2014 a 11:50 am Responder

      Las monodosis de suero son mágicas. Yo hubo un momento que las llevaba siempre que salía de viaje. No como botiquín, sino para entretenerles en el coche o en un restaurante… mejor que cualquier otro juguete, ¡palabra!

  • Helena

    18 Julio, 2014 a 9:25 am Responder

    Jejejje!! Muy bueno!! Yo malamadre si, pero mientras tengo sillita de paseo, llevo el botiquín encima. Y aunque no tengo los 10 mandamienos, yo suelo llevar unas pinzas de depilar para las astillitas, pinchos… Y os dejo que me voy a comprar la crema mano de santo…. A ver si la encuentro

    • boticariagarcia

      19 Julio, 2014 a 11:54 am Responder

      Neutrógena multi-reparadora o Mustela Stelatria, no tienen pérdida. Lo de la pinza para las astillas me lo apunto, gracias!!

  • papaLobo

    18 Julio, 2014 a 9:25 am Responder

    A mi me faltan el “sana, sana, culito de batracio”. “Venga, levanta que no ha sido ná, a tu edad yo me daba cuatro como esa todos los días y mírame”
    Los sobres esos de yeso para las diarreas.
    La chuche que todo lo cura o bien varias y que cada una cure una cosa. Eso si, hay que procurar de todas no vaya a ser que nos hayamos quedado sin la que cura chichones justo cuando de nos ha descornao el crío.

    • boticariagarcia

      19 Julio, 2014 a 11:57 am Responder

      Los sobres de yeso están puestos, si es que no me leéis, no me leéis y luego pasa lo que pasa Señor Lobo! Lo de las gominolas terapéuticas mola mucho. De hecho hay una empresa que las comercializa no en plan rupestre, sino profesional y para adultos, Happy Pills http://www.happypills.es/en/

      Está todo inventado… ¡qué sinvivir!

      • papaLobo

        21 Julio, 2014 a 7:38 am Responder

        Yo a usted me la leo y releo de abajo arriba y bicicleta y lo del yeso sigo sin verlo, habla de suero y probióticos, pero yo hablo del Tanagel y similares, esos que los metes en la boca y estás mascando arena toda la mañana.

        Lo de las chuches mola, aunque prefiero el método de un profesor de biología que tuve, por el cámbrico, que lo curaba todo a base de licores (de hierbas medicinales, eso si)

  • Helena

    18 Julio, 2014 a 9:26 am Responder

    Y no nos olvidemos de los besos!! Eso lo cura todo!!

  • Babel

    18 Julio, 2014 a 9:27 am Responder

    La regla sobre la dosis de Apiretal y Dalsy me ha parecido muy útil.
    Recientemente el buenhijo ha tenido otitis. Tenía que tomar 3 ml de Dalsy. El primer mililitro bien, el segundo se queja y con el tercero parecía la niña del exorcista. Menudo sufrimiento. Cuando estuvimos en la pediatra, le hice un comentario en plan: podrían hacer el Dalsy más concentrado.. . por qué darle 3 ml… Y la buenapediatra me dice, claro que lo hay!!! El de 40 mg/ml y la dosis es la misma que el Apiretal!!!
    Menuda cara de tonta que se me quedó. Por qué no me lo había dicho antes nadie!!!!!!

    • boticariagarcia

      19 Julio, 2014 a 6:04 pm Responder

      ¡Exacto! Muchas veces hay detalles que podrían hacernos la vida más fácil… pero se desconocen. ¡Para eso está Boticaria García!

  • belen

    18 Julio, 2014 a 9:29 am Responder

    jajajaja, lo tengo todo, menos lo de mano de santo…en mi caso es “sana, sanita, culo de ranita….”

  • INMA

    18 Julio, 2014 a 9:29 am Responder

    Muy bueno y útil, me ha encantado la “crema mano de santo” y nunca os olvidéis del…. besito de mamá…. y eso siempre lo llevamos encima…

  • Cris

    18 Julio, 2014 a 9:33 am Responder

    Sois la pera… Esto es como el santo grial de las malasmadres! Pienso imprimirlo y colgarlo en la nevera!
    Lo de la crema mano de santo, tampoco lo pillo (agradezco pistas, pues es lo único que falta en mi botiquín) teniendo un hermano que trabaja en Cruz Roja, como para que falté algo!
    Yo siempre tengo en la nevera, la flor de los chichones; Es una florecita sonriente que equivale a las bolsas de frío, pero bastante más pequeña y que ayuda a aliviar los golpes varios que se producen en casa (y que viene estupendamente, cuando tras cambiar a diario de bolso, no encuentras la dichosa barrita morada o tienes un PadreDesastre, que nuuuuuuunca encuentra nada)
    Lo de las medidas del Dalcy o Apiretal, GRACIAS!!! Porque no me da por pensar que Cuchufleta crece y que hay que ir aumentando la dosis, ains!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:07 pm Responder

      Pistas: Stelatria de Mustela o Neutrógena Reparadora o la nueva Bepanthol Calm Crema, aunque, por supuesto, hay más marcas. Lo de la flor de los chichones me lo apunto, ¡mola!

  • maria

    18 Julio, 2014 a 9:35 am Responder

    El efecto placebo de las tiritas está comprobado, he visto a mi hija pedir llorando y a gritos una tirita, y como se calla exactamente en el momento en que le pongo la tirita. De repente, no se sabe por qué cesa el dolor… Yo añadiria el ventolín… Yo tengo un truco infalible para poner suero fisiológico, algun dia os lo explico…

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:09 pm Responder

      ¡Me interesa mucho ese truco! Tengo que escribir un post sobre ello 🙂

  • Irene

    18 Julio, 2014 a 9:38 am Responder

    Muy útil lo de las dosis de Dalsy y Apieretal, apuntado para la próxima, de lo demás sólo me faltaría la barrita de árnica, pero de momento no la hemos necesitado, el único golpe de cabeza q se ha dado mi buenahija fue de puntos directamente, para q dejarlo a medias si podía darme el susto completo no?

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:10 pm Responder

      Así te vacunaste contra el susto de los chichones para siempre. No hay mal que por bien no venga 🙂

  • victoria

    18 Julio, 2014 a 9:42 am Responder

    Sabéis eso de “en caso de duda consulte al farmacéutico”? Pues esa soy yo! Y no, mi casa no es la del herrero, está todo eso y mucho más!!
    Un besiño a todas!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:11 pm Responder

      ¡Así da gusto, oye! Pues comparte ése “mucho más” que nos viene bien a todas… jeje.

  • vanessa

    18 Julio, 2014 a 9:51 am Responder

    Lo tengo todo, menos lo de los mosquitos. Y añadiría el “maravilloso mejunge”que me dijeron en la guarde para reparar la piel del culete, y lo mejor es que es de estas cosas caseras que realmente funcionan. Aquí os dejo mi truqui: aceite de oliva con maizena, hecho una mezcla con textura de crema y solo usarlo después del baño (que un poco guarrada y pringa mucho), en dos usos culete listo! (Al final me vais a echar del club por buenamadre….)

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:21 pm Responder

      La maizena se ha utilizado tradicionalmente, al igual que los polvos de talco, aunque en la actulidad hay alternativas, no necesariamente muy caras, y más “agradables”, jeje. Se trata de cremas que realizan la misma función, y con mejores características hidratantes y antibacterianas ahorrándonos “el engrudo”. Un saludo.

  • Walewska

    18 Julio, 2014 a 10:04 am Responder

    En mi caso yo añado mi crema con óxido de zinc que uso para todo. Y el aerius que también nunca sabes cuando lo vas a necesitar.

    Ah! Es totalmente cierto lo de las tiritas

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:24 pm Responder

      Muy bien por esa “mano de santo” particular. Lo tuyo con la alergia, chiquilla, es una cruz que te ha tocado en la vida… 😉

  • m&company

    18 Julio, 2014 a 10:14 am Responder

    Apiretal y Dalsy, nunca faltan
    sueros varios, sin caducar, claro!
    y esa crema mano de santo creo que la compraré para mi, jejeje!

  • Trimadre

    18 Julio, 2014 a 10:14 am Responder

    Oiga que lo tengo todo todito!! ya sabes que juego con ventaja que mi madre es farmacéutica y con cada bebé me hace un kit de primera necesidad (o segunda…). Yo recomiendo tener siempre en casa una crema para las quemaduras, que ya sabemos que cocinar no es lo nuestro. Yo el otro día la lié parda con aceite hirviendo, menos mal que tenía el pastiche amarillo!! Genial volver a leerte por aquí ;))

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:28 pm Responder

      Otro día hablaremos de quemaduras, otro imprescindible para ello es Silvederma y no está de más tener por ahí alguna crema con hialurónico. Gracias por la bienvenida de nuevo 🙂

  • Monimeces

    18 Julio, 2014 a 10:38 am Responder

    Me ha encantado la lista! Si que son los 10 mandamientos si jajaja. Soy malamadre peeero intento ser una malamadre algo previsora xq la ley de murphy de las narices me la tiene jurada y si no llevamos algo lo necesito seguro (eso no quita xa q ya posicionada con el buenhijo en un cambiador publico y con un pañal sucio imposible de reutilizar me encontrara sin pañales limpios, otro dia os cuento el desenlace). Debido a la dermatitis atopica q el buenhijo desarrolló este invierno, y que ahora con 10 meses parece q ya ha desaparecido, el buenabuelo investigó y nos elabora unaa pomada que consiste en 1 litro de aceite de oliva, flor de manzanilla, calendula y cera de abeja según la textura que quieras 40 dias al sol. Mano de santo oigan!!! En serio, es nuestra crema “para todo” particular! besos malasmadres!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:32 pm Responder

      ¡Vaya lujazo de buenabuelo alquimista! ¡Qué entrega! Es genial que hayáis dado con el quid, aunque con la piel atópica lo cierto es que las “manos de santo” pierden su eficacia y hay que cambiarlas periódicamente (aunque lo veo tan resolutivo que no creo que encuentre problema en halla otra solución ese gran buenabuelo). Me alegro mucho de que haya mejorado.

  • M-Jo

    18 Julio, 2014 a 10:51 am Responder

    Totalmente de acuerdo con todo excepto con lo del alcohol, desinfecta poco y escuece mucho, yo uso un espray que sirve como antiséptico y como apósito transparente a la vez, aunque como las tiritas de superhéroes no hay nada para las pequeñas
    heridas. Su altiiiiisimo nivel de eficacia responde a la regla de “ojos que no ven corazón que no siente”, lo estudié en 5º de Farmacia.

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:34 pm Responder

      Sin duda, como comentaba en el post, es conveniente tener algún spray de clorhexidina para hacer menos traumático el asunto. Ha sido escribir el post y partirse el labio mi hijo, así que he tenido que pasar a la práctica toda la teoría…

  • nenes&decó

    18 Julio, 2014 a 11:10 am Responder

    Bingooooooo! He cantado bingo, porque lo tengo todo toito todo! Cuando no teníamos a la peque, me sonaba raro raro raro sobre todo Dalsy, Apiretal y el stick morado de árnica, pues para nuestros amigos papás eran el Santo Grial de #buenospadres… Pero todo llega más tarde o más temprano. Y, voilà, aquí nos tenéis ahora con el botiquín preparado para el susto de turno que normalmente suele coindidir con vacaciones, festivos o fuera de casa…
    Ain, es lo que tienen estos pequeñajos, jejeje.
    Muy buen post!
    Feliz fin de semana a [email protected]!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:38 pm Responder

      ¡Qué gran verdad! La ley de murphy y los accidentes/fiebres/vómitos/diarreas en las fechas más inoportunas. ¡La vida misma!

  • remorada

    18 Julio, 2014 a 11:17 am Responder

    le hago la ola a la boticaria!

    (pero confieso que traje de Lima un termómetro de mercurio, porque aquí todos me daban por muerta xD)

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:39 pm Responder

      ¡No me lo puedo creer! ¿No tienes ninguna anécdota escabrosa que contar relaccionada con este post? ¿Quién eres tú y qué ha hecho con Remorada?

  • MamiAnsiedades

    18 Julio, 2014 a 11:44 am Responder

    Me faltan varias cosas, como las tiritas de dibus, el suero con probióticos, el stick… y sí, la bolsa exterior del gel frío! 😀 Me ha encantado el tip de la dosis de apiretal y dalsy. Bueno, me ha encantado el post entero!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:40 pm Responder

      ¡Muchísimas gracias! Sin duda, las tiritas de dibujos parece que encabezan el ranking de la wish list 😛

  • anaive

    18 Julio, 2014 a 12:59 pm Responder

    El mayor cuando tenía 3-4 añitos o así hacía una cosa bastante curiosa, que he visto luego repetirse en otros niños. Cuando caía malito le costaba como a casi todos tomarse la medicina, pero en cuanto empezaba a mejorar se hacía el pachucho cuando le convenía y pedía de nuevo medicina para ‘encontrarse mejor’.
    En general, con un mimito era suficiente, pero para dos o tres veces que la cosa se puso chunga me vino genial una botellita de esas que dan en lass bolsas de chuches de los cumples de líquido azucarado de colores. La guardas con las medicinas y efectividad igual que las tiritas de dibus, oye!!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 8:42 pm Responder

      ¡Es un truco muy bueno! Y muy útil también cuando hay varios hermanos y alguno tiene envidia de la medicina del otro 🙂

  • Rebeca

    18 Julio, 2014 a 2:38 pm Responder

    Super útil este post, y recomiendo para malasmadres y prole una crema de homeopatía que se llama Traumel y que hoy en día se encuentra en cualquier farmacia, yo la llamo la milagrosa porque sirve para quemaduras, golpes, contracturas..para todo!!!, es algo similar a la barrita (también tiene árnica)pero en versión ultra mejorada y para toda la familia!!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 9:00 pm Responder

      ¡Muchas gracias! El traumeel lleva en su composición árnica, como el arnidol. Más vestigios de Santa Hildegarda 😉

  • Maier

    18 Julio, 2014 a 3:07 pm Responder

    Hay una app para smartphones que te indica rápidamente la dosis de dalsy o apiretal en función del peso del bebé. A mí me parece todo un inventazo para malasmadres!!!!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 9:02 pm Responder

      Es buena idea, aunque la regla del 3 es sencilla de recordar tener la app a mano da seguridad, jejeje.

  • Lauraenparis

    18 Julio, 2014 a 3:47 pm Responder

    A esta lista completita, añadiría supositorions de glicerina, seguramente porque en mi casa el Mayor ya de por si es de los que aplica a la letra “lo que entra no sale” y cuando vamos de vacaciones ya es el no va más y aerius o ventolin o los dos según el destino de vacaciones.

    Las tiritas de dibujos me salvaron cuando la Pelirouge se “decapitó” su dedo meñique. Doy fé de que toda cura es mejor hacerla delante de la tele, es ver la tele y relajarse ellos y claro tú.

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 9:05 pm Responder

      ¡Ohhh! ¿Tele+tiritas de dibujos? Eso es mezclar drogas duras, analgesia potente… 😉

  • Maier

    18 Julio, 2014 a 3:54 pm Responder

    Por cierto, en cierta cadena de supermercados de nombre alemán de vez en cuando tienen el pack de bolsas frio y calor y también un termometro por infrarrojos (mide la temperatura en un click. Comodísimo!!). Ambas cosas van genial y suelen tener un precio apañadete.

  • Evelyn

    18 Julio, 2014 a 4:33 pm Responder

    Como enfermera este post me ha calado 2 veces!! No tengo nada excepto paracetamol e ibuprofeno, afortunadamente mis hijos no se enferman del estómago, encima Ana (9 años) no es capaz de tragarse una pastilla y odia los jarabes así que compro paracetamol masticable con sabor a chicle, el termómetro que tengo es mi fiel mano derecha (literalmente) y paso vergüenza cada vez que me preguntan de cuánto ha sido la fiebre uuuff
    ya que mi mano la detecta pero no en grados. Ahora bien les cuento que el botiquín del auto es otra cosa, tengo una paranoia con los accidentes por lo que lo tengo absolutamente
    equipado con gasas, apósitos estériles, apósitos para quemaduras, sueros, guantes, mantas, deshechables, análgésicos, antiespasmódicos, antialérgicos todos para uso ENDOVENOSO y jeringas de todos los tamaños….lo sé en este aspecto del botiquín soy absolutamente bipolar jajajj así que cuando vamos de paseo echo los.paracetamoles masticables y estamos listos!!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 9:20 pm Responder

      Vamos, que ante cualquier eventualidad en casa dices “cariño, bajo un momento al coche y lo arreglamos” 😉 Son un puntazo los paracetamoles bucodispersables, gracias por anotarlo”

  • mariluz

    18 Julio, 2014 a 4:37 pm Responder

    Hola chicas yo en mi botiquin tengo dalsy ,monodosis de suero fisiologico, tiritas y para de contar. Tengo un bote en el baño de aloe vera que sirve para todo. Para las quemaduras, para los mosquitos, para los chichones jajaja. Les doy eso y se les pasa todos los males. Ahora en verano para que no les piquen los mosquitos les hecho colonia en la piel y asi duermen tranquilos creyendo que el mosquito no se acerca. Pobrecitos que forma de engañarles. Que malamadre soy.

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 9:23 pm Responder

      Te veo preparadísima, pero ¡ojo con la colonia! Hay determinados perfumes que pueden atraer a los mosquitos. Si es una zona sin mosquitos no pasa nada, pero si no, chica, ¡hazte con un repelente!

  • Planeando ser padres

    18 Julio, 2014 a 6:07 pm Responder

    Lo del efecto de los dibujos de las tiritas en los churumbeles me ha dejado sin palabras. ¡La de psicología infantil que tenemos que aprender!

  • isabel

    18 Julio, 2014 a 11:43 pm Responder

    Pues probad a darles un guante de toalla (esos q venden en las tiendas para la ducha) y decidle q es un guante mágico q todo lo cura. Me lo inventé un día q la buenahija se moría de dolor de oídos para calmarla y, claro, combinado con Dalsy funciona estupendamente. Ahora, ante cualquier dolor, un poco de barra mágica (arnidol) y el guante mágico y ¡magia de Mami! ya no hay dolor

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 9:26 pm Responder

      Gran idea, oye, de hecho también hay guantes toallas de dibujos (yo tengo unos de Peppa Pig para los niños). Eso ya son drogas duras de alto nivel 🙂

  • MARIA

    19 Julio, 2014 a 7:56 am Responder

    Marina, yo para ver la cantidad de Dalsy o Apiretal, como luego te vuelves loco con tanto prospecto, lo saco de una aplicación del móvil. Babymecum. Echalw un vistazo y nos dices si es de fiar, para mi es mi guía. Gracias!!!!

    • boticariagarcia

      20 Julio, 2014 a 9:31 pm Responder

      Babymecum es muy útil, sin duda! Aunque es importante seguir teniendo al médico como referente ya que hay medicamentos cuya dosis varía en función del uso al que estén destinados. Es decir, Babymecum debe utilizarse como “recuerdo” pero no para “innovar” 🙂

  • Ana

    20 Julio, 2014 a 9:08 pm Responder

    La barrita morada, a mi me vale para todo. Que le pica un bicho, barrita,; que tiene un golpe, barrita; que nos hace daño el zapato, barrita; que nos duele algo y es el mimo, barrita…
    Últimamente, con el pequeñín me funciona una varita mágica del disfraz de hada de la hermana.
    Y, en suelo llevar unas pinzas de depilar y unas tijeritas en la caja de tiritas. Desde que las llevo nunca más nos hemos clavado una espina o similares en el pie, ni los críos ni yo…

  • LA MUSA

    21 Julio, 2014 a 8:05 am Responder

    Te ha faltado el besito sanador…..que es genial pero a veces te mete en apuros….como cuando mi hijo se pilló la pilila con la tapa del wc y no hacía más que pedirme “mamá, dame un besito para que se me cure”

    besos

  • Eva

    21 Julio, 2014 a 2:34 pm Responder

    Genial el botiquín!!. Me alegro porque creo que he aprobado con un 9. Me falta la crema “mano de santo” que comentas que buscaré para nuestras vacaciones de este verano. Mis buenoshijos ya tienen 8 y 4 años, pero eso no quita para que sigamos dándonos porrazos de guinness (no os cuento como quedó la buenahija de 4 años cuando frenó contra una pared bajando una cuesta sin ruedines…). Las tiritas, ahora son de little pony y eficaces al 100% (deberían venderlas a granel, porque las pide hasta para la herida microscópica que solo ella ve).
    Las dosis de Dalsy y Apiretal lo tengo superado: recorto el cuadro que viene en el prospecto y lo pego con celo al bote. Así me deshago de la caja y puedo mirar la dosis siempre que quiera… 😉
    Gracias por los 10 mandamientos!!!. Por cierto, el beso que lo cura todo es infalible….
    Bss

  • Charo

    22 Julio, 2014 a 1:10 am Responder

    No dentro del botiquín, pero fuera también sería bueno tener a la mano una balanza para pesar al niño… porque eso de “el peso del niño entre tres” hay cuánta malamadre que no sabe cuánto pesa su hijo…. 😉

  • pamela

    22 Julio, 2014 a 6:28 pm Responder

    Hola!! Después de leer este post y que me pareció genial, me puse a ver que tenia en el botiquín y puesto que tenia que hacer un pedido de biberones y el peque esta empezando con sus primeros pasos y alguna herida se acabara haciendo decidí comprar la clorhexidina y la crema reparadora de neutrogena y cual ha sido mi sorpresa al ver que en el spray de clorhexidina (bepanthol) pone no aplicar a menores de tres años y la crema no para menores de cinco años. Hay algo específico para niños pequeños?? Bss!!

  • olga

    9 Agosto, 2014 a 12:49 pm Responder

    Yo soy #malamadre y nunca he llevado nada encima, además me da mal rollo, basta que lo lleve para que lo tenga que utilizar… mi #buenahija no me ha dado sustos, solo una vez que se cayó de un castillo hinchable y le tuvimos que poner hielo en el chichón. Fatal. La segunda vez le tiraron una piedra a la frente y le salió un chichón de dibujos animados. Estábamos en un chiringuito de playa y una señora me dijo, no le pongas hielo, ponle mantequilla. Mano de santo, se reabsorbió el chichón y el moratón.

  • Susana

    31 Agosto, 2014 a 10:04 am Responder

    Muy bueno el post. Solo echo en falta el polvo de hadas… Ese q sirve para golpes, rasguños y lagrimones incontenibles… Lo buscas en algún bolsillo, te lo pones sobre la mano y soplas suavemente…. Siempre hace efecto y en 2 minutos cura el mayor de los berrinches.
    Cuando se acaba sólo hay q hacer más. Hemos desarrollado (mis dos fieras y yo) una fórmula muy efectiva: cogemos polvo normal ( arena, tierra o polvo imaginario) y le echamos un conjuro (cuanto más nos lo curremos mejor), te guardas el resultado mágicamente n la mano y…. desaparece!! Convirtiéndose así en un polvo de hadas de gran calidad. Bueno, bonito, barato y divertido.
    He curado con esa técnica penas, dolorcillos y rasguños de mis niños y de sus amigos jjjjjjj

Comentar

X