¿Qué quieres encontrar?

57
¿Niña o niño? Transexualidad infantil

¿Niña o niño? Transexualidad infantil

La transexualidad infantil es el tema que aborda hoy nuestra colaboradora y sexóloga Arancha Gómez, como ella nos explica en el post son niños que no se sienten identificados con el sexo que le asignan al nacer. Arancha nos los explica y nos deja el enlace a un documental  de Documentos TV, ‘El sexo sentido’, que os invito a que veáis para entender mejor aún la transexualidad infantil. 

fichas-aranchagomez (1)

*Podéis seguirla en @atajou y en la web de Sexorum.

Hay que reconocer que, aunque somos malasmadres de manual, lo que les pasa a los buenoshijos nos preocupa… Vale, a veces no tanto, pero lo tenemos en el radar: Pedro no cena más que yogur y fruta. “Pero este hijo mio… !Si la que está en plena operación bikini soy yo!”

María come como una lima. Tan felices de que así sea, pero cuando la ves zamparse el tercer san jacobo untado en tomate frito por los cuatro costados, no puedes evitar pensar que si sigue así en breve la operación bikini tendrá dos integrantes.

Luis tarda dos horas en dormirse. “!Mamá, agua!, !mamá, pis!, !mamá, un beso!, !mamá, ven que te quiero mucho!”. No puedes disimular una sonrisa porque se las sabe todas, pero como te toque volver a su cuarto otra vez con lo a gustito que estas en el sofá con el buenpadre, no respondes. ¿A lo mejor es que tiene miedo?

Mario sólo quiere jugar a pintarse las uñas, se pone mil gomas y coletas, usa una toalla para simular que tiene el pelo largo y le quita las faldas a su hermana para ponérselas él. Hasta ahora pensaste que era su manera de jugar, pero va a cumplir 3 años y el otro día te ha dicho: “Mamá, ¿qué tengo que hacer para ser una niña?“.

Cuando las preocupaciones son “de libro” y las puedes comentar con otras malasmadres, y a veces hasta con alguna buenamadre, y sois muchas las que centrifugáis las mismas cosas, parece que pesan menos: “Si sólo fuera mi buenhijo, pero se cuentan a docenas, algo inventaremos entre todas”.

La inquietud llega cuando lo que hace tu buenhijo o tu buenahija no es tan habitual y además no entiendes que está pasando y a tu alrededor tampoco. Están los que fingen que no lo ven y los que, peor aún, sí que se fijan y vienen con ideas: “este niño lo que necesita es jugar más al fútbol y estar más con su primo”, “este niño está muy malcriado, mano dura”, “este niño… ¿le habéis llevado ya al médico?”.

El médico dice que está perfecto porque tampoco te has atrevido a contarle lo que te preguntó el otro día. En el cole siempre han pensado que era un niño especial y no encuentran ningún problema. En todo caso, que se vista como quiera… en casa.

¿Qué está pasando?

Cuando un bebé nace, el personal sanitario le mira los genitales y, habitualmente, sólo atendiendo a la forma que presentan se le asigna un sexo: niño, si ven un pene y un escroto cerrado, o niña, si ven una vulva. Y de este modo, ese bebé, a partir de ese momento será reconocido y nombrado por todos como un niño o una niña.

Es muy frecuente que el sexo asignado al nacer coincida con lo que las niñas y niños expresan, cuando a partir de los dos años aproximadamente, empiezan a decir de sí mismos, a través de la palabra o de los juegos.

Pero como se trata solo de una coincidencia, en ocasiones no ocurre así. Puede pasar que cuando ese niño o esa niña empieza a hablar, a tener relato propio, nos diga: “Mami, yo no soy guapo, soy guapa” o “¿a qué edad le salió a papa la colilla? Y a mí, ¿cuándo me va a salir?”. Y en esos momentos, empiezan los líos sobre qué responder y cómo actuar.

Ante una situación como esta es común que las respuestas se centren en corregir al buenhijo o la buenahija sobre su error:

– “Cielo, a las niñas no les sale colilla nunca. Tú tienes vulva, como todas las niñas, como mamá, la tía, la prima…”.

– “A ver peque, no podemos decirte que eres guapa porque eso se le dice a las niñas y tú eres un niño. ¿A que tienes pene? Pues eso es que eres un niño”.

Y con estas frases o con otras similares, vamos intentando hacerles comprender que lo que son, niño o niña, está claro si se fijan bien en lo que tienen, en sus genitales ¿o acaso no es así en sus hermanas y hermanos?.

Pero la realidad es que ha sido una cuestión de carambola que sus hermanas y hermanos se sientan a gusto con el sexo que les hemos asignado al nacer. Cuando empezaron a percibirse a sí mismos no encontraron ninguna incongruencia, ningún desajuste entre lo que la gente desde fuera decía y lo que ellas y ellos desde dentro sentían.

Si queremos insistir en que dejen de decir esas cosas o dejen de hacer esas otras porque sus genitales tienen una u otra forma no conseguiremos producir un cambio en lo que expresan sentir. Lejos de eso, contribuiremos de manera directa a que se sientan mal por ello, incluso muy mal.

Sin el apoyo de sus familias para poder expresarse como se sienten ser, los peques pueden empezar a disimular, a esconderse para hacer las cosas que desean hacer. Y en las peores circunstancias, a tener pesadillas, estar tristes y taciturnos, plantear dificultades en el cole… Sufrir.

Asumir que el error ha sido nuestro, de los adultos que le rodean, es un paso fundamental para que este malestar se reduzca a su mínima expresión. No resulta fácil para ninguna familia entender que su hija tiene pene o su hijo tiene vulva. No es lo más frecuente pero es una realidad que existe, y cuando las familias, amigos, vecinos les sonríen y les dicen: “Pues es verdad, nos habíamos equivocado contigo”, les estamos facilitando que ellas y ellos puedan sonreír también.

Esto que estamos contando hoy es lo que llamamos situación de transexualidad en la infancia.

Cuando pensamos en transexualidad vienen a nuestras cabezas muchas imágenes y es muy probable que ninguna sea la de unos peques explicándoles a sus padres, desde sus juegos y con sus palabras, que se sienten de un sexo diferente al que todo el mundo les asigna.

Como no solemos esperar esta situación, la sorpresa y el despiste pueden ser máximos. En el caso de que ocurra hay quien está especializado en acompañar estas situaciones para que todos, madres, padres, abuelos, hermanos y el cole, sepan cómo apoyar lo mejor posible y desde sus posibilidades a quien le acaba de declarar la guerra a todo el sistema habitual de clasificación por sexos.

Mi compañera y colega, Almudena Herranz, sexóloga del equipo de profesionales de Sexorum, ofrece atención gratuita para aquellas familias que lo necesiten.

banner-blog-suscripcion-newsletter-2

Han comentado...

  1. Pasar por una situación así debe ser duro para el niño o niña y la familia, sobre todo por el entorno. Pero leyéndote no se ve como un problema, sino como algo más que afrontar. Arancha, lo explicas con tanta naturalidad!! Gracias

    1. Muchas gracias, Rebeca. El desconcierto inicial es enorme y lo cierto es que aparecen muchas dificultades que ir superando, pero la información sobre lo que está ocurriendo ayuda a las familias a afrontarlas con otro ánimo.

  2. Es un tema tan complicado que creo que es absolutamente necesario saber más para hacer que las personas, sobre todo desde su infancia, sean felices y completas.
    Un post estupendo, arancha, y el documental es impactante.Parece que solo le pasa a los demás, pero a cualquiera puede ocurrir le. Sólo espero saber ayudar.
    gracias

    1. Es cierto, Musa, parece que estas cosas sólo le pasan al resto, pero le pueden pasar a cualquiera.
      La información es fundamantal para que todo el mundo comprenda que está pasando y las dificultades se minimicen. Por desgracia la educación sexológica brilla por su ausencia.

  3. A sus tres años recién cumplidos mi hijo ya ha hecho todo tipo de preguntas a todas horas. Entre ellas las de “mamá, ¿si me corto el pito seré una niña?”. Yo lo veo como una pregunta más, parte de la curiosidad de esta edad. No me preocupa más que otras: “mamá, ¿la gente se puede morir dos veces?”, “mamá, si los Reyes Magos son magos ¿por qué no hacen magia y sólo saludan?”.
    Intento contestar lo más natural posible y transmitiendo tranquilidad en todas las respuestas.
    En el caso del pito, le dije que si se cortaba el pito le dolería mucho y tendría sangre. Sólo los médicos cortan pitos. Me preguntó ¿qué hay que hacer para ser una niña?.
    Le contesté: “hay que escoger un nombre que te guste, avisar a todo el mundo de que eres una niña, comprar ropa de niña y ya está. Cuando hayas escogido un nombre, me avisas”.
    No ha vuelto a preguntar sobre el tema.

    1. Las preguntas de los peques a esas edades pueden ser desconcertantes.
      Me ha gustado mucho la respuesta que le diste a “qué hacer para ser niña”.
      🙂

      Muchas gracias por el comentario.

    2. Que valiente mi niño de 4 dice que quiere ser una niña y todavía no sé cómo salir del paso cuando me saca el tema

    3. Me gustaría saber como has hecho para poder dar esa respuesta tan naturalemente, yo tengo una situación parecida con uno de mis bebés y vaya que es desconcertante y muchas de las veces no sé como actuar, mi madre me dice que es algo pasajero pero yo no lo creo ya hace un buen rato que hace preguntas y sufre cuando su hermana no le presta muñecas, el solo quiere jugar con muñecas y hace lo del trapo en la cabeza simulando cabello, también ha echo la pregunta “mamá cuando crezca voy a ser niña?” o lo mismo pero como afirmación, su papá y yo hemos platicado y el dice que lo aceptaría pero que mientras tanto no hay que permitir que se fomenten mucho ese tipo de acciones, pero me mata verlo sufrir cuando quiere alguna muñeca que yo misma termino dándosela o hasta jugando con él, he intentado catafixiarlas por otras cosas para que las olvide de ellas, pero es momentáneo después las recuerda y es lo mismo, no me da miedo que fuera así en un futuro pero me asusta el entorno de este mundo en que vivimos… ayuda…

  4. Me parece un tema importante que es muy útil afrontar. Sin embargo -y seguro que seré la voz discordante en los comentarios- me parece exagerado afirmar que la coincidencia entre genitalidad e identidad sexual sea algo aleatorio y casual. De hecho, estadísticamente es algo excepcional, y no sólo por presión social. Desde la gestación las hormonas no sólo dan forma a los genitales sino que también influyen en el desarrollo cerebral. Cuando no se da esa coincidencia es una situación difícil incluso cuando todas las partes lo traten con cariño y naturalidad, hay una discordancia en tu identidad y es un trago difícil de por sí.

    Dicho esto, me parece muy positivo que se ayude a entender estas situaciones tanto para los que se las encuentran en su casa como para los que las encuentren en los colegios, los primos… de forma que nadie se sienta rechazado.

    1. Totalmente de acuerdo contigo. Los verdaderos casos de transexualidad son muy infrecuentes por cuestiones biológicas. La identidad sexual no viene determinada sólo los genitales.
      Precisamente por eso no creo que la típica pregunta de “si me corto el pito seré una niña” signifique nada importante.

    2. Hola Lupe:

      Tal vez no me he explicado bien del todo en este punto. A ver si en el segundo intento la cosa va mejor.
      Estadísticamente la frecuencia de estas situaciones es pequeña. Se habla de 1 de cada 10.000 niñas a las que se les asignó como sexo el masculino por presentar pene y 1 de cada 30.000 niños cuya asignación de sexo fue de mujer por presentar vulva.

      Desconocemos mucho de la identidad sexual, las últimas investigaciones apuntan a que se sexúa una parte del cerebro por efecto de ciertas hormonas durante la etapa fetal. Ahora bien, cuando un bebé nace, sólo miramos sus genitales y presuponemos que la identidad sexual será acorde a esos genitales. Estadísticamente las probabilidades de acertar son altas, pero a veces no acertamos. Y cuando lo hacemos, lo hacemos de casualidad.

      Imagina que tenemos una bolsa con 10.000 bolas de plástico y sólo una de cristal. Si metes la mano y sacas una bola, las probabilidades de que saques una de plástico son grandes, pero hasta que no abras la mano y la veas, no sabrás si has acertado. Lo mismo pasa en estos casos: las probabilidades de haber asignado el sexo correcto son altas, pero hasta que el peque expresa lo que siente, no sabemos si hemos acertado o no.

      Muchas gracias por tu comentario que me ha permitido explicarme aún mejor.

      Un abrazo,
      Arancha

      1. Me ha llamado la atención lo mismo que a Lupe, la expresión “cuestión de carambola”. Con la explicación de Arancha en el comentario me ha quedado claro lo que quería decir.
        Cuando empecé a tener hijos (tengo tres), ésta es una de las posibilidades que me planteé, que alguno de mis hijos o hijas tuvieran un sexo “sentido” que no correspondiera al genital. Reconozco que me angustiaba no por la familia directa sino por la reacción de la sociedad. No se dio el caso pero lo que tengo claro es que es absolutamente imprescindible educarnos en esta cuestión. No porque se dé estadisticamente poco no es importante.

        1. Alejandra, desmuestras mucha sensibilidad al haber pensado en esto con respecto a tus hijos.
          Este es un caso en el que la educación sexológica se muestra imprescindible, aunque los conocimientos en sexología redundarían en un bien para toda la población. Muchos casos que vemos en consulta tienen que ver con la falta de información y los lios que ellos provoca.

      2. Hola Aranxa
        Tu post me ha resultado sensacional entre tanta información que hay en la redes y que encuentro desacertada. Mi niña de 4 añitos desde los 3 y medio quiere ser un “macho” como dice ella. Me preocupa que es muy extrovertida y valiente y lo dice en todas partes. Mi pregunta ahora. Tienes consejos sobre quien nos puede ayudar en Miami? No acabamos de dar con la persona correcta.
        Gracias de antemano por la ayuda

  5. Me parece absolutamente maravilloso como has hablado del tema y me parece esencial que se conozca. La aceptación por parte de la familia es lo más importante y que está pida ayuda a profesionales para poder ayudar al menor me parece importantisimo. GRACIAS.

    1. Hola Mamen:

      Muchas gracias. Es fundamental la información, saber qué está pasando, para que todo transcurra lo mejor posible para estos niños y niñas.

      Un abrazo,
      Arancha

  6. Muy buen post,sobre todo a estos niñxs hay que apoyarlos y entenderlos nunca enfadarse con ellos,el cariño y el apoyo familiar es fundamental,y la ayuda para hacerselo más fácil a ellos y a la familia también, os recomiendo visitar la web de Fundacion Daniela,ahi encontrareis ayuda apoyo y gente maravillosa

    1. Hola Sus:

      Conocemos la Fundación Daniela. Mi compañera, Almudena Herranz, colabora con ella.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo,
      Arancha

  7. Qué tema más interesante Arancha.

    La verdad es que tanto este como otro es tan importante, como padres, saber reaccionar…
    Me ha encantado la primera historia. Menudos pilares de padres :O

    Siempre he defendido que la comunicación con los buenoshijos es la clave para hacerlo bien, porque si ellos tienen la confianza para hablarte de lo que sea tu podrás dar respuesta a sus necesidades o buscar a profesionales que te ayuden.
    Es fantástico saber que hay profesionales como vosotras que ayuden en este proceso.

    1. Hola Eva:

      Es verdad que en este sentido hemos dado pasos de gigante. Hace un par de generaciones, las familias no tenían la información ni los recursos que tienen ahora y el tipo de crianza de los hij@s era diferente. Pero aún queda mucho que hacer en el ámbito de la educación sexológica.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un beso,
      Arancha

  8. Excelente post! para visualizar y saber responder no solo en el caso que fuese nuestra hijo/as sinó tambien para aquellos que nos rodeen o puedan entrar en muestras vidas.

    1. Hola Laura:

      ese es el propósito de esta entrada: dar información y visibilizar estas situaciones para facilitar la vida a estos niños y niñas y sus familias.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo,
      Arancha

  9. Me encanta cómo has tratado el tema Arancha, y sobre todo que la gente tenga muy claro que puede pasar en cualquier familia. Y lo más importante es que se tengan las herramientas adecuadas para saber cómo ayudar, dónde acudir…
    Un beso!

    1. Muchas gracias, Alejandra.
      Sí, como falta mucha educación sexológica, mucha gente no entiende este tipo de situaciones. Con este artículo pongo mi granito de arena para explicar este tipo de situaciones.

      un beso,
      Arancha

    1. Muy interesante! Me ha gustado porque mi hijo de 3 años siempre nos dice que el quiere el pelo largo para moverlo, que quiere pintalaios, pintarse las uñas, llevar falda y vestido, llevar cosas rosas…
      Me lo he estado como algo gracioso y ya. Nada mas.
      Pero al ver tu post y el vídeo… pues me ha abierto la mente. Aún veo pequeño al niño para determinar que quiere ser chica. El tiempo lo dirá. Pero esta muy bien saberlo, porque a lo mejor si la cosa perdura pues saber que puede ser y hacer las cosas lo mejor posible.

      1. Hola Julia:

        me alegro de que este artículo te haya dado información útil.
        Los niños y niñas en esta situación suelen ser muy constantes con este tipo de comentarios y de juegos. Va más allá de un capricho temporal y pasajero.

        En cualquier caso, si necesitas en algún momento asesoramiento más personalizado, siempre puedes contactar conmigo o con Sexorum.

        Un abrazo,
        Arancha

    2. Muchas gracias, Bárbara.
      Por nuestra parte lo vamos a difundir todo lo que podamos, aunque siempre viene bien cualquier ayuda en este sentido.

      😉

  10. Cuánto daño pueden hacer los comentarios o no saber cómo reaccionar ante determinadas preguntas o conductas. Gracias por la información

    1. Hola:

      Por eso es tan perniciosa la falta de educación sexológica, porque el no saber, puede lleva a hacer y decir cosas que hagan daño, mucho daño a veces, a las personas que nos rodean.

      Un abrazo,
      Arancha

  11. Mi madre trabajó muchos años en una clínica privada de maternidad, y efectivamente, dice que vio algunos casos en los que por una malformación de los genitales, los médicos acababan inscribiendo al recién nacido como niño o niña, y echándolo prácticamente a suertes. Tiene que ser dificilísimo enfrentarse a una situación así. Sobre todo porque por muy liberales que nos creamos, siempre hay aspectos sociales que siguen limitándonos en cuestiones de género, desde el tipo de ropa que elegimos para los niños o los colores a los que asociamos a unos y otro.

    1. Hola:

      sí, así es, cuando los genitales son ambiguos también surgen lios. A veces se recurre a los análisis genéticos, pero el sexo sentido tampoco reside en el XX o el XY. En ese sentido, a nivel científico, hemos de reconocer que nos encontramos en pañales.
      El hecho de tener que inscribir a ese bebé como niño o niña cuando aún no es capaz de expresarse, es uno de los factores que están en el origen de estas situaciones de malestar y sufrimiento. Eso y la falta de conocimiento entorno a este tema.
      Es verdad que estadísticamente no son muy frecuentes, pero eso no significa que no tengamos que tenerlas en cuenta o que no debamos evitar el sufrimiento de estos peques y sus familias.

      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo,
      Arancha

  12. Me encanta que hayáis tratado este tema, a veces parece tan lejano que nunca pueda pasarnos… pero curiosamente conozco a una de las protagonistas del vídeo desde que solo era un bebé.
    Cuanto criticábamos a su madre cuando siendo solo un niño pequeñito le dejaba utilizar braguitas de niña. Todos decíamos, no puede ser, un niño tan pequeño no puede saber que quiere ser niña, son cosas de niño y su madre encima lo fomenta… y así pasaron los años.
    Y cuanta pena e impotencia tuvimos muchas personas al ver este vídeo y darnos cuenta de que sí, que realmente ese niño pequeñito sabía que quería ser una niña, que no era ningún capricho. Y ver lo sola que se sintió su madre ante la incomprensión de tanta gente, entre ellas yo…
    Por eso chicas, si conocéis algún caso, sobre todo, comprensión al 100%!!
    Porque estas cosas sí pasan!

    1. Hola Vanesa:

      Falta mucha información, mucha educación entorno a esto a todos los niveles. En este país la educación sexual, cuando existe, suele reducise a educación-para-evitar-las-enfermedades-de-transmisión-genital-y-los-embarazos-no-deseados… y lamentablemente poco más. La educación sexológica brilla por su ausencia. Esto ahora, antes era todavía peor.

      Una pregunta aparentemente tan sencilla como “¿por qué eres una mujer?” (“¿por qué eres un hombre?” en el caso de los hombres) tiene mucha más miga de lo que parece en un principio. Cuando le digo a la gente que soy sexóloga, suelen asociarme con “posturas” y genitales que no funcionan como se espera, pero en realidad lxs sexólogxs somos estudiosos de estas cuestiones: de los hombres y las mujeres, de qué es lo que hace que un hombre sea un hombre y una mujer sea una mujer y también de cómo se atraen, se desean, se encuentran, se desencuentran, se buscan,… y, claro, también de lo que todo el mundo piensa cuando oye “sexóloga”.

      Afortunadamente las cosas poco a poco van cambiando para bien.

      Muchas gracias por tu comentario, Vanesa.

      Un abrazo,
      Arancha

  13. Enhorabuena por el post. Realmente no es un problema si los padres y las madres no lo ven como tal, aunque sin información y ayuda es difícil afrontar la situación sin miedos. Artículos como éste pueden ayudar a muchas familias que pasan por esta situación y, a la vez, a los niños que sienten que su sexo no coincide con su identidad. Felicidades de nuevo.

  14. Hola María:

    Lamentablemente he de decir que aunque los padres apoyen al menor al 100%, el entorno puede complicar terriblemente las cosas. Sin ir más lejos, el uso del cuarto de baño en el colegio puede ser origen de conflicto (y es una cosa relativamente fácil de solventar).

    Hace un par de años saltaron a la prensa casos que ponían de manifiesto problemas de este tipo.

    Por eso creemos que es muy importante que el conocimiento que ahora tenemos sobre estas situaciones de transexualidad se divulgue al máximo, para evitar sufrimientos innecesarios.

    Muchas gracias, María.

    Un abrazo,
    Arancha

  15. Hola
    Me ha gustado mucho tu post,la verdad es que no hay mucha información sobre como actuar.
    Yo tengo un niño que tiene bastante lío con este tema.
    Me gustaría hacer algo pero no se que pasos dar.
    Tiene ya 7 años.
    ¿Que me recomiendas?

  16. Enhorabuena Arancha!!!! Súper interesante…. Hay cosas que no nos solemos plantear como padres. Gracias por la reflexión.

  17. Mi hijo empezó a decir que no era niño sino niña, ya cerca de los 3 años. Le expliqué las diferencias y luego me dijo que quería ser como yo (su mamá), decía “yo soy tu”. No se si es cuestión de la identificación, de que pasa mucho tiempo conmigo y ha desarrollado como admiración o si estoy ante una cuestión transgénero. Le gusta el color rosa, otra vez por error le dije niña y me dijo “dime así otra vez”. Ayuda por favor?

    1. Mamá preocupada, soy una mamá que hace 10 años se preocupó…..
      Mi peque tenía 2 añitos y todo el día jugaba con un tutú rosa de bailarina, pintaba y pintaba princesas y sirenas, se ponía mis zapatos de tacón, el pijama de coleta, la camiseta de su padre de vestido…. y si, al principio no deja de ser “qué niño tan gracioso”, porque desde luego gracia tiene; Ahí es cuando tú te empiezas a (di mejor “OCUPARTE” que preocuparte….)
      Somos una familia normal, vivimos en un barrio normal, en tu grupo de amigos se oyen chistes de maricones y todos NOS reimos, las abuelas van a misa…. y tu marido empieza a mirar a tu hijo con esa cara de…. qué pasa aqui? No puedes evitar la preocupación de qué va a pasar?
      Y lo que va a pasar es que ADORAS a tu hijo y le dejas jugar (DEJALE, NO SE LO PROHIBAS NI LE HAGAS VER QUE ES RARO, aunque a ti te cueste al principio un montón…) como quiera y disfrute, y el te va enseñando cómo, y a tu hijo le dices que cuando vaya creciendo ya decidirá (Yo creo que la identidad sexual llega más tarde….) De hecho, a dia de hoy mi hijo tiene 12 años, nunca ha jugado con coches, y ya no juega con muñecas (hasta la abuela le regaló la que él quería…) es el ser más creativo de este mundo, y no sabría decirte a día de hoy si va a ser trans, gay, hetero o le dará por los extraterrestres, todavía no da pistas de inclinación sexual…. pero si te digo, que elija lo que elija va a ser feliz. Y eso te hará sentirte muy tranquila y orgullosa de él . Aprendemos de ellos, no nos queda otra. Un abrazo 😉

      1. Hola, me ha gustado mucho leerte pq a mi hijo le pasa lo mismo, todo el dia con elnpijama como de melena, le encantan las muñecas los tacones el rosa, alguna vez ya a transmitido q le gustaria ser niña por las fsldas y el pelo largo. Estamos tan confiundidos, la tutora me llamo para hablar conmigo pq en clase dijo q le gustaria ser niña. Hoy le llevamos a una psicologa para w hablara con el y nos diera una ayuda de como ayudarle. Nos remitio a un centro de salud donde ayudan a niños a desarrolarse tal y como se sienten. Pero mi marido dice que es pronto q tiene 7 años recien cumplidos y q aun es pronto que si persiste entonces sera el momento de ayudarlo. Yo estoy perdida, hablo mucho con el del tema de como se siente, pero no se muy bien que hacer. Me dice q lo unico q le gusta de las niñas es el pelo largo y la ropa, pero si le preguntas si le gustaria ser una niña su respuesta es si, le pregunto si cuando crezca le gustaria ser mama en vez de papa le explique los cambios que hay en los niños y en las niñas cuando desarrollan y me dice que de mayor no quiere ser niña, pero que quiere ser diseñador de moda y hacer faldas y zapatos con tacones y que los niños los puedan poner.

  18. Hola, mi hijo tiene 4 años, cuando tenia tres estuvo un corto tiempo imitando a una compañera se clase, decia que era guapa. Ahora tiene 4 y imita a otra compañera del cole tambien dice que es muy mona y quiere jugar a que es ella, hoy despues de la ducha ha empezado a rebuscar entre sus genitales y le he preguntado que hacia y me ha dicho que estaba buscando “con otro nombre” su vulva, no se que pensar, puede que solo le guste es chica y de alguna manera el jugar a ser ella le haga sentirse mas cerca de ella o puede que quiera ser directamente una chica. Necesito si puede saberse a esta corta edad si es una cosa o otra, por actuar en consecuencia. Desde ya, gracias

  19. Mi hijo de 5 quiere ser una niña. Eso dice. Que miedo me da. No puedo evitarlo yo le he dicho que lo que tiene que ser es feliz y no le he dado más importancia pero la realidad es que estoy asustadisima.

  20. Hola buenas tardes, mi hijo tiene 6 años y medio, el como a eso de los 4 años se colocaba las bandadas de su hermana… un día a los 5 que estaba haciendo lo mismo… lo agarre y le dije que si quería lo bestia de niño, busque un vestido y le dije q se lo iba a colocar y el salió corriendo por toda la habiatacion… desde ahí más nunca se colocó ni jugando una… ya hoy tiene 6 y medio.. y ahora lo que hace es caminar como niña… pero en ocasiones, es decir, no es su caminar habitual sino solo en ocasiones pero en casa lo hace bien seguido.. justo hoy le dije q si quería q lo vistiera de niña y calladito me dijo “si” … por otro lado, el juega futbol, habla de novias y niñas que le gustan y cosas de niños.. juega con cosas de niño… que piensan? Como puedo evaluar que hacer?

  21. Hola! me alegra haber encontrado este blog en el que se trata el tema de la transexualidad infantil. Yo soy madre de una niña de 4 años que desde hace más de dos dice que es un niño. Quiere vestir como niño, juego a “juegos de niño”, etc. Personalmente no tengo muchos problemas para asimilar tal situación si en un momento se plantea el tema de la transexualidad en mi hija ? hijo, pero sí tengo cierta preocupación por el más que probable rechazo familiar y social. Creo que aún es pronto para determinar si efectivamente mi hija no es una niña sino un niño que ha nacido con vulva, pero como madre intuyo algo, o no sé si me estoy precipitando pensando en ello. Ella se reafirma constantemente: no me gusta el color rosa, no me gustan los vestidos, no me gustan las princesas sino los caballeros, me gusta peinarme como un niño… Me gustaría saber si éstas son señales suficientes para saber si es así, o quizá habría que darle tiempo al tiempo y ver qué pasa y sobre todo qué dice, claro.

  22. Este artículo no tiene mas apoyo y sustento que el de la libertad de expresión de la que todos tenemos derecho.. ahora que la forma de pensar y las opiniones de esta mujer se transformen en una regla o en algo que ella pueda enseñar a los demás me parece excesivamente peligroso

  23. Yo soy madre de una niña con pene, esto no te pilla por sorpresa, des de los tres años ya se dejaba ver o intuir, siempre le dimos libertat, hasta cierto punto por el miedo a la reaccion de los demás y que eso le hiciera daño. Ahora tiene siete años y se a reafirmado, nos lo ha dicho muy claro, soy una niña y me siento como tal. Logicamente nuestra reaccion fue ir a por todas con ella, apoyar, ayudar. Todo esto esto empezo hace justo un mes, y ahora para todo el mundo es una niña, todo a ido muy bien, en el colegio, los amigos, la familia, y sobretodo ella que des de entonces es diferente, es mas feliz y es como si hubiera madurado, esta más tranquila. Hay gente que pregunta, y si es un capricho? pues mira…si algun dia me dice que quiere volver a ser un niño, pues volveremos hacer el mismo trabajo pero a la inversa, pero como padres lo que no ibamos hacer es imponer la nuestar y tener un hijo infeliz y reprimido. Aqui cada uno sabra lo que hace en su casa, solo comento mi experiencia y creo que fue de lo mas acertada, todo y los miedos que tenemos como adultos.

    1. Gracias Olga, eres muy valiente y una buena madre. Tu hija te lo agradecerá toda la vida. Nadie mejr que ellos saben lo que son y cómo se sienten. Yo de monento dejaré que mi hija siga jugando al fútbol, se vista solo con pantalones y se exprese como ella es. No pienso cortarle las alas. Un abrazo

  24. Mi hija cumple cuatro en unos meses y lleva unas semanas diciendo que ella es niño. Estoy un poco despistada porque no se hasta que punto es juego o va en serio. De momento se viste indistintamente con vestido o pantalón pero ha empezado a decir que no quiere ciertas cosas porque son de chica y ella es chico… Como sus súper héroes favoritos. Si le preguntas si es chico como papá o chica como mamá te dice que como papá. Le quiero con locura y tengo mucho miedo a meter la pata. Yo… He luchado desde que nació por evitar el estereotipo de niña princesa, todo rosa e hiper sexualizada…Y hasta ahora estaba encantada porque mi hija jugaba tanto con coches como a ser bailarina… Ahora estoy asustada por no saber identificar si es un juego o no.

  25. Querida Iratxe, no te preocupes, tu hija es normal. No le crees un problema. Me explico. vivimos tiempos muy confusos donde cualquier cosa que imaginamos o nos apetece se convierte en ley. Esto no debería ser así, el sentido común y la realidad se impondrán. Estas teorías y pruebas sociales no duelen….de momento, pero en breve veremos sus resultados. Cualquiera es especialista en psicoanálisis, sexualidad, etc y no nos damos cuenta de que la mayor parte de estos estudios y profesionales son como los curanderos. Si quieres saber la verdad de todo esto (no la políticamente correcta), lee los estudios serios que hay al respecto con científicos de renombre que llevan más de 40 años estudiando estas cosas como el doctor Paul McHugh que dice algo tan sensato como que: en los temas de sexo, la ciencia tiene que ir primero, no la ideología.. Vamos a ver: la ciencia contrastada dice, de momento, que la sexualidad es una opción, es decir, que el hombre tiene capacidad para retorcer su biología y hacer lo que desee pero entonces: ¿Dios se ha equivocado (para el creyente)?, ¿la naturaleza se ha equivocado (para el no creyente?, ¡por favor, seamos sensatos y no engañemos ni confundamos a la gente!. Esto es fruto de la libertad y lo hago porque puedo. Ahora bien, otra cosa es llegar a afirmar auténticas barbaridades ¿si me siento un burro me saldrán orejas de burro?, ¿si me siento toro me saldrán cuernos?. La decisión sexual viene determinada por muchas circunstancias y no voy a entrar ahí (otro tema son los casos de disforia de género que padece el 0.8% de la población y que la ideología de género pretende ocultar). No tengo nada que objetar cuando alguien, libremente, se revela contra lo que le ha dotado la naturaleza (algo que por cierto, también puede cambiar a lo largo de su vida y es la prueba palmaria de que no se nace sino que se opta en cada momento lo que a uno más le apetece).Pensar que 3.800 millones de años de evolución se han equivocado es mucho pensar. Si me siento una ballena azul ¿significa que lo soy?, ¿si me siento un bebé, significa que lo soy?, ¿si me siento un viejo, significa que lo soy?. Tranquilízate Iratxe, tu hija tiene una construcción de mujer (quiera o no la ideología de género),. ADN de mujer y construcción cerebral de mujer. Sus sinapsis se enlazan de forma y en espacios distintos al del hombre (si no lo crees, habla con algún neurólogo: titulado claro) . Su diafragma, pulmones y estructura ósea es de mujer: TODO ES DE MUJER. Déjala que imagine lo que quiera y disfrútala mientras juega. Por supuesto, trátala como lo que es: ¡UNA NIÑA! y no dejes que ningún gurú social juegue con ella…..ni con tu maternidad que es lo más maravilloso que le puede pasar a una mujer. Un abrazo.

  26. Hola, muy buen articulo!! mi hijo tiene tres años y desde siempre se pone cosas en la cabeza como un cheleco, camiseta, la toalla y dice que tiene el pelo largo y que es una niña!!dice que se llama como una amiga que tiene, me tiene confundida porque despues se quita lo que se pone en la cabeza y dice que es un niño, ves mami!! ahora soy un niño!!…le encanta jugar con muñeca de hecho le compre una porque la queria y empieza a hablarle, a peinarla,a darle besos,..no se si eso de ponerse cosas en la cabeza lo hace como un juego o no,la verdad que me tiene un poco despistada y no se como ayudarlo!!! yo lo unico que quiero es que el sea feliz.

  27. Hola, muy buen articulo!! mi hijo tiene tres años y desde siempre se pone cosas en la cabeza como un cheleco, camiseta, la toalla y dice que tiene el pelo largo y que es una niña!!dice que se llama como una amiga que tiene, me tiene confundida porque despues se quita lo que se pone en la cabeza y dice que es un niño, ves mami!! ahora soy un niño!!…le encanta jugar con muñeca de hecho le compre una porque la queria y empieza a hablarle, a peinarla,a darle besos,..no se si eso de ponerse cosas en la cabeza lo hace como un juego o no,la verdad que me tiene un poco despistada y no se como ayudarlo!!! yo lo unico que quiero es que el sea feliz.

  28. Hola buenas tardes! He encontrado este artículo buscando en Google porque a mi hijo de 4 años le pasa lo mismo. Solo juega muñecas, quiere disfrazarse con vestidos de princesas y se pone pañuelos míos en la cabeza porque dice que quiere tener el pelo largo. Hace un rato me ha dicho que quiere ser una niña, tener en pelo largo, ponerse vestidos… Es claramente signo de transexualidad? Yo, sea lo que quiera ser, quiero que sea feliz pero me da miedo que sufra al no aceptarse su cuerpo o que en un futuro no sea aceptado por la sociedad…Por favor, algún profesional que me pueda asesorar?

  29. Hola Arancha. tengo una duda de sexualidad de mi hija de 5 años. La verdad es que estoy un poco preocupada para saber como poder orientar la situación y querría saber de que forma podría hacer una consulta a tu compañera Almudena Herranz.
    Muchisimas gracias de antemano

  30. Tengo un niño de tres años y dos niñas mas, al principio cuando el niño dio muestra de inclinarse por las cosas de hembras, pensamos que se debía a la cantidad de mujeres que lo rodean, que es predominante, su papa que es muy conservador y cerrado con este tema se resiste ya que para el esto no es lo natural, no se en un futuro como lo tomaría.

    Para mí es muy difícil, me acuesta asimilarlo. Tengo opiniones encontradas, en si verdad esto es normal, en simplemente dejarlo ser y expresarse como se siente bien, en no corregirlo o tratar de cambiarlo cuando da muestra de su orientación.

    Quiero apoyarlo pero me resisto porque aun estoy limitada a lo que es “normal”, aun espero que solo sea un etapa por la influencia femenina a la que esta expuesto. Pero como su mamá no quiero que tratando de que sea un niño “normal” dañarlo, que sufra.

    Muchas veces lo veo poniéndose mis zapatos, mi cartera, lo dejo que me peine, simplemente que haga lo que lo hace feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más