¿Qué quieres encontrar?

55
¡Niño, que no se grita!: enseñando autocontrol a través de las normas

¡Niño, que no se grita!: enseñando autocontrol a través de las normas

Muchas malasmadres nos pedísteis que publicaramos el contenido de los temas que se desarrollaron en los talleres del II Encuentro en el centro comercial de Moraleja Green, y aquí estamos con el primero de ellos, poner normas y límites a los buenoshijos. Maribel Gámez, nuestra colaboradora y psicóloga infantil nos lo contará todo en este y el próximo post. ¡Esperamos que os guste y le saquéis provecho!
Malasmadres-maribel
* Puedes seguirla en su web ‘Sácate el carnet de padre’, un proyecto de formación de educación de los niños pero centrado en los padres y en las madres.

Todas conocemos personas con mucha capacidad de autocontrol, que se ponen a dieta y no hacen trampas, que deciden dejar de fumar y van y lo dejan o que son capaces de ponerse a repasar las facturas antes de hacer la declaración de la renta. Aunque sospechemos que forman parte de una raza de ciborgs, lo cierto es que en la mayoría de los casos son personas humanas.
Lo que nos interesa ver hoy es: esa capacidad, ¿se nace con ella?, ¿o se adquiere? Y si se adquiere… ¿cómo demonios se lo enseño a los buenoshijos?
Lo primero que tenemos que tener claro es qué es el autocontrol. Autocontrol no es estar todo el día en actitud rígida como tabla de planchar. La manera más clara de entender el autocontrol es saber que se trata de la capacidad para guiarse por metas a largo plazo, a pesar de las tentaciones a corto plazo. Es decir, guío mi comportamiento en base a mi meta de hacer dieta y por eso no pido postre, en vez de guiar mi comportamiento en base a mi apetencia del momento que me está gritando para que pida el arroz con leche. O en el terreno de los buenoshijos, conseguir que esta tarde guíen su comportamiento en base a la meta de aprobar y por lo tanto estudien, y no en base a su apetencia del momento, que es irse a jugar a la X-box o a tirar al suelo los pintauñas más caros de la malamadre, según la edad.
La capacidad para “resistir la tentación” no es un don divino que les es concedido a unos pocos y elegidos mortales, gracias a Dios. No os perdáis este interesante y divertido vídeo que muestra un experimento sobre el tema:

En el vídeo podemos ver cómo se enfrentan niños pequeños a la tentación para conseguir una meta a largo plazo. La psicóloga les dice: “aquí tienes una golosina, te la puedes comer cuando quieras. Pero si esperas a que yo vuelva a la sala, te daré dos golosinas”. Acto seguido se deja a los niños unos 15 minutos. Lo interesante es ver que ninguno de los que consigue las dos golosinas se queda quieto mirándolas fijamente. El autocontrol no es eso, aunque a veces lo pensemos. Lo que hacen es desplegar distintas estrategias para conseguir distraerse y así lograr las dos golosinas. Unos se balancean, se dan golpecitos, hablan solos… a cada uno le funciona una cosa. Lo importante es darse cuenta de que, si el autocontrol consiste en hacer cosas, esto se puede aprender.
¿Cómo se puede enseñar?
La clave aquí va a ser aprender a tolerar la frustración. Para un niño, no tener inmediatamente lo que le apetece es muy frustrante, y para los adultos también. Lo que pasa es que algunos han aprendido mejor que otros a tolerar y manejar esa frustración, y por tanto conseguir metas a largo plazo sin distraerse demasiado por las tentaciones del corto plazo.
El buenhijo está aprendiendo a tolerar la frustración cada vez que se encapricha con algo (sea un juguete, una golosina, seguir viendo la tele…) y le decimos “no”. Las primeras veces que los niños se enfrentan a este tipo de normas, la reacción suele ser previsible: llantos, rabietas, súplicas… Esta es la primera parte de la enseñanza, aprender nosotras a soportar esto, ya que si caemos en su “chantaje” acabaremos teniendo un buenhijo que en cuanto no tiene lo que quiere reacciona con nerviosismo y agresividad.
La segunda parte es la de las estrategias: cuando se da esta situación, hay cosas que podemos hacer para hacerla más llevadera. Podemos enseñar al niño a distraerse, preguntarle cosas, ofrecerle otras actividades o juguetes, hablar con él… el objetivo es que vaya aprendiendo a manejar ese rato de frustración haciendo otras cosas. Poco a poco, irá interiorizando estas estrategias y será capaz de usarlas por sí mismo (por ejemplo, dándose autoinstrucciones, buscando él mismo distracciones como la música o hablar con alguien, etc.).
A la hora de poner normas para que sean eficaces y ayuden a los buenoshijos a desarrollar el autocontrol, hay una serie de características que conviene conocer. De ellas hablaré en otro post, espero que la espera no os frustre mucho.
Y vosotras malasmadres, ¿cómo lleváis esta situación?, ¿cómo hacéis para no ceder al chantaje de los buenoshijos y no acabar locas?

Antes de irnos, una SÚPER NOTICIA. Esta noche a las 22 horas estará a la venta “La Agenda”. ¡Yeah! Podéis reservar la vuestra en latienda@clubdemalasmadres.com
agenda_malasmadres
 

Han comentado...

  1. Uyyyy eso del niño frustrado me suena mucho…ya lo pasamos con el mayor y conseguimos que lo controlara….pero ahora lo sufrimos con Pirata pequeño….y se nos hace un mundo,está genial que me recuerdes qué hay que hacer en esas situaciones….
    Y bueno,yo también estoy autocontrolándome…es lo que tiene intentar no pasarme comiendo jeje

    1. Sí, aquí enfocamos el tema con los buenoshijos pero los mayores tenemos también nuestras historias con el autocontrol… por eso mejor pillarlo de pequeños!
      Un beso!!

  2. Uyyyy eso del niño frustrado me suena mucho…ya lo pasamos con el mayor y conseguimos que lo controlara….pero ahora lo sufrimos con Pirata pequeño….y se nos hace un mundo,está genial que me recuerdes qué hay que hacer en esas situaciones….
    Y bueno,yo también estoy autocontrolándome…es lo que tiene intentar no pasarme comiendo jeje

    1. Sí, aquí enfocamos el tema con los buenoshijos pero los mayores tenemos también nuestras historias con el autocontrol… por eso mejor pillarlo de pequeños!
      Un beso!!

  3. Genial post!! Con el mayor de 4 años no tenemos muchos problemas en ese sentido aunque, por supuesto, alguna rabieta ha tenido al negarle algo pero generalmente tolera bien el no poder tener siempre lo que quiere.
    Ahora nos toca enseñar al gordi que con un año y medio ya estamos en la fase de eso no se coge, no se toca, bájate de ahí, etc. Y por las reacciones que va teniendo ¡qué Dios nos coja confesados!! Jajajaj

  4. Genial post!! Con el mayor de 4 años no tenemos muchos problemas en ese sentido aunque, por supuesto, alguna rabieta ha tenido al negarle algo pero generalmente tolera bien el no poder tener siempre lo que quiere.
    Ahora nos toca enseñar al gordi que con un año y medio ya estamos en la fase de eso no se coge, no se toca, bájate de ahí, etc. Y por las reacciones que va teniendo ¡qué Dios nos coja confesados!! Jajajaj

  5. Una pregunta, y esto a partir de qué edad? Mi hijo tiene 16 meses, es un ansias y la lía parda cuando no consigue lo que quiere… Estaría bien saber si puedo aspirar a que no haga ciertas cosas sin un drama de por medio o mi vida será, durante unos años más, como una de las peores tragedias griegas…

    1. Jaja Luz, ahora es pequeñito y querrá estar entretenido todo el tiempo, cambiando enseguida de actividad. Eso es normal y lo mejor es ir proporcionándoselas. Como esto es así, la frustración está asegurada aunque hagamos lo imposible para que este entretenido y tranquilo. Hay que ir enseñándole a través de pequeñas frustraciones y proporcionarle otras distracciones para que la frustración no le dure mucho
      Un abrazo!

  6. Una pregunta, y esto a partir de qué edad? Mi hijo tiene 16 meses, es un ansias y la lía parda cuando no consigue lo que quiere… Estaría bien saber si puedo aspirar a que no haga ciertas cosas sin un drama de por medio o mi vida será, durante unos años más, como una de las peores tragedias griegas…

    1. Jaja Luz, ahora es pequeñito y querrá estar entretenido todo el tiempo, cambiando enseguida de actividad. Eso es normal y lo mejor es ir proporcionándoselas. Como esto es así, la frustración está asegurada aunque hagamos lo imposible para que este entretenido y tranquilo. Hay que ir enseñándole a través de pequeñas frustraciones y proporcionarle otras distracciones para que la frustración no le dure mucho
      Un abrazo!

    1. Muchas gracias a tí Arancha, fue fántastico compartir ese rato con todas vosotras en el taller.

    1. Muchas gracias a tí Arancha, fue fántastico compartir ese rato con todas vosotras en el taller.

  7. Genial este post!! Mi hijo es un niño muy testarudo y cuando quiere algo y no se lo das monta unas escenas increíbles. La buenaabuela ya me decía lo mismo que este post y es genial, pero no siempre funciona 🙁 ¿Qué hacer en casos “in extremis” de cabezonería?

    1. Mucho me temo, Layla, que se trata de aguantar. Si al final consigue las cosas a base de ser cabezón, irá aprendiendo que lo que tiene que hacer es insistir en su cabezonería para conseguir lo que quiere. Pero no hay que olvidar que somos las madres y padres los que tenemos el control de la situación, y si decidimos que no va a tener ese postre, o ese juguete o lo que sea, así será, siempre que consigamos aguantar el tirón. La clave aquí está en la CONSTANCIA, si ya ha adquirido la rabieta por norma, no podemos ceder ni una vez, aunque suene duro. Las excepciones se pueden hacer una vez está adquirido el buen hábito.
      Saludos!

      1. Muchas gracias por tu respuesta! Seremos buenpadre y malamadre “los duros” con nuestro buenhijo!

  8. Genial este post!! Mi hijo es un niño muy testarudo y cuando quiere algo y no se lo das monta unas escenas increíbles. La buenaabuela ya me decía lo mismo que este post y es genial, pero no siempre funciona 🙁 ¿Qué hacer en casos “in extremis” de cabezonería?

    1. Mucho me temo, Layla, que se trata de aguantar. Si al final consigue las cosas a base de ser cabezón, irá aprendiendo que lo que tiene que hacer es insistir en su cabezonería para conseguir lo que quiere. Pero no hay que olvidar que somos las madres y padres los que tenemos el control de la situación, y si decidimos que no va a tener ese postre, o ese juguete o lo que sea, así será, siempre que consigamos aguantar el tirón. La clave aquí está en la CONSTANCIA, si ya ha adquirido la rabieta por norma, no podemos ceder ni una vez, aunque suene duro. Las excepciones se pueden hacer una vez está adquirido el buen hábito.
      Saludos!

      1. Muchas gracias por tu respuesta! Seremos buenpadre y malamadre “los duros” con nuestro buenhijo!

  9. Uff el primer problema que tenemos el buenpadre y yo es aprender a no gritar nosotros.En nuestras discusiones del día a dia tenemos la manía de enseguida ponernos a gritar.La consecuencia la buenahija de 18 meses parece una soprano.Cosa que nos asusta.Lo más difícil de criar es predicar con el ejemplo.

    1. Exacto Silvia! Los niños nos toman como modelos en todo, asi que si gritamos también gritaran. Muchas veces hay que cambiar ciertos hábitos que tenemos los adultos para que no los aprendan los niños!!. Tarea nada fácil!!
      Besos!

  10. Uff el primer problema que tenemos el buenpadre y yo es aprender a no gritar nosotros.En nuestras discusiones del día a dia tenemos la manía de enseguida ponernos a gritar.La consecuencia la buenahija de 18 meses parece una soprano.Cosa que nos asusta.Lo más difícil de criar es predicar con el ejemplo.

    1. Exacto Silvia! Los niños nos toman como modelos en todo, asi que si gritamos también gritaran. Muchas veces hay que cambiar ciertos hábitos que tenemos los adultos para que no los aprendan los niños!!. Tarea nada fácil!!
      Besos!

  11. Muy interesante el post! El buenhijo 1 de casi 3 años parece que va aprendiendo a tolerar la frustración. Lo malo es que con la llegada de la buenahermana hace 3 meses, sus rabietas van más hacia el “ahora si….ahora no”. Por ejemplo, “quiero tomate” y le das tomate, entonces llega el “no quiero tomate” y si te lo llevas, vuelve con el “quiero tomate”…..Una batalla que puede durar horas y ademas con cualquier cosa…tratamos de no perder la compostura y tener muuuuucha paciencia, pero no vemos avances, sigue igual. Algún consejo?
    Gracias de antemano.

    1. Hola María, os esta retando claramente, intentado imponer su voluntad en ese momento. Lo que os recomiendo es que si se vuelve a dar el caso y dice un par de veces que si y luego que no, le retireis inmediatamente lo que pide (en este caso el tomate). En ese momento se pondrá a llorar pero no debeis dárselo ya que aprenderá si no que el tiene el control de la situación. La próxima vez si empieza con el mismo juego, recordarle que si no lo quiere, se lo retirareis. Manteneros firmes porque si llora y se lo dais estamos pérdidos!!
      Suerte!

  12. Muy interesante el post! El buenhijo 1 de casi 3 años parece que va aprendiendo a tolerar la frustración. Lo malo es que con la llegada de la buenahermana hace 3 meses, sus rabietas van más hacia el “ahora si….ahora no”. Por ejemplo, “quiero tomate” y le das tomate, entonces llega el “no quiero tomate” y si te lo llevas, vuelve con el “quiero tomate”…..Una batalla que puede durar horas y ademas con cualquier cosa…tratamos de no perder la compostura y tener muuuuucha paciencia, pero no vemos avances, sigue igual. Algún consejo?
    Gracias de antemano.

    1. Hola María, os esta retando claramente, intentado imponer su voluntad en ese momento. Lo que os recomiendo es que si se vuelve a dar el caso y dice un par de veces que si y luego que no, le retireis inmediatamente lo que pide (en este caso el tomate). En ese momento se pondrá a llorar pero no debeis dárselo ya que aprenderá si no que el tiene el control de la situación. La próxima vez si empieza con el mismo juego, recordarle que si no lo quiere, se lo retirareis. Manteneros firmes porque si llora y se lo dais estamos pérdidos!!
      Suerte!

  13. Genial post! Con nuestro peque de 2años y medio lo estamos pasando, somos constantes con los límites y aunque de vez en cuando cae alguna rabieta, lo llevamos bastante bien. Pero nos preocupa más cuando estalla porque algo no le sale, como que un cochecito no siga la trayectoria que él quiere, se enfada y acaba lanzando los juguetes por los aires… Nos tienen un poco desconcertados…

    1. Luz lo importante es que cuando se calme retome lo que estaba haciendo y lo termine mejor o peor. Cuidado con que aprenda que por estar enfadado y no le salgan las cosas, se las hacen papá o mamá o las puede abandonar. Con mucho cariño y afecto cuando esté calmado se le reconduce a la tarea.
      Ya me contareis!

      1. Muchas gracias por la respuesta! Si, en seguida se calma e intentamos mostrarle que puede hacerlo o le mostramos maneras diferentes de hacerlo, pero a veces no le interesa y va a otra cosa. Supongo que con paciencia. Lo que no sabemos es cómo conseguir que no lance las cosas… De nuevo gracias, de gran ayuda como siempre!

        1. Para el tema de lanzar las cosas, si realmente es un problema, se le guia hasta donde ha lanzado el objeto se le hace cogerlo y se vuelve al sitio. Guiándole poco a poco físicamente…y hablándole ” para jugar con el juguete hay que recorgerlo porque lo hemos tirado” y le reforzamos con mil achuchoes y besos si lo hace (primero teneis que hacerlo vosotros con él). Repetirá lo que os haga feliz.

    1. En el siguiente espero dar pautas más concretas y ayudaros un poquito más!!

    1. En el siguiente espero dar pautas más concretas y ayudaros un poquito más!!

  14. Muy interesante el artículo! Lo del autocontrol (al mío me refiero), yo lo intento y lo intento, pero con dos niños de 7 y 4 años,que buscan constantemente sus límites y los míos, hay veces que el autocontrol te abandona y ya no te vuelve a encontrar en lo que queda de día. Eso sí, al día siguiente recuperas las fuerzas y lo vuelves a intentar otra vez. Tomaré nota de tus consejos!

  15. Muy interesante el artículo! Lo del autocontrol (al mío me refiero), yo lo intento y lo intento, pero con dos niños de 7 y 4 años,que buscan constantemente sus límites y los míos, hay veces que el autocontrol te abandona y ya no te vuelve a encontrar en lo que queda de día. Eso sí, al día siguiente recuperas las fuerzas y lo vuelves a intentar otra vez. Tomaré nota de tus consejos!

  16. Maribel que bien suena!!Yo lo estoy intentando con todo el esfuerzo del mundo.Estoy pasando un mal momento con mi hijo mayor de 8 años.De momento le estoy marcando las pautas muy claramente y si no hace lo que toca en su rutina tendrá una consecuencia.De momento me va funcionando algún día.Imaginó que sera acostumbrarnos.A la espera de más consejos :).Laura divina jajaja

  17. Maribel que bien suena!!Yo lo estoy intentando con todo el esfuerzo del mundo.Estoy pasando un mal momento con mi hijo mayor de 8 años.De momento le estoy marcando las pautas muy claramente y si no hace lo que toca en su rutina tendrá una consecuencia.De momento me va funcionando algún día.Imaginó que sera acostumbrarnos.A la espera de más consejos :).Laura divina jajaja

  18. Hola maribel, me encantan tus comentarios. Eso es precisamente lo que necesito “autocontrol” me frustra tanto que mi hija de 6 años siga con las típicas rabietas esas que se dan a los 2 años (principalmente por cansancio y sueño) que estamos trabajando el autocontrol con ella para que controle precisamente eso…”el sueño” y no la monte.
    Y por supuesto yo estoy trabajando mi autocontrol porque ya con esas edades piensas…todavía sigue con rabietas..y acabas haciendo lo que una “buenamadre” no debería…”gritar y amenazar”

  19. Hola maribel, me encantan tus comentarios. Eso es precisamente lo que necesito “autocontrol” me frustra tanto que mi hija de 6 años siga con las típicas rabietas esas que se dan a los 2 años (principalmente por cansancio y sueño) que estamos trabajando el autocontrol con ella para que controle precisamente eso…”el sueño” y no la monte.
    Y por supuesto yo estoy trabajando mi autocontrol porque ya con esas edades piensas…todavía sigue con rabietas..y acabas haciendo lo que una “buenamadre” no debería…”gritar y amenazar”

  20. Muy bueno el post. Muy interesante. Tb me han encantdo los comentarios. Muy educativo para mi en cuanto a mi relacion con mi buenahija y con el buenpadre. Gracias!

  21. Muy bueno el post. Muy interesante. Tb me han encantdo los comentarios. Muy educativo para mi en cuanto a mi relacion con mi buenahija y con el buenpadre. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más