¿Qué quieres encontrar?

23
Por qué cae la natalidad en España

Por qué cae la natalidad en España

Desde el Club de Malasmadres siempre hemos reivindicado que este país no es para madres que no quieren renunciar a su carrera profesional pero tampoco a ver crecer a sus hijos/as. Esta reivindicación se basa, entre otras cosas en vuestras historias que recibimos a diario donde nos contáis que habéis renunciando a tener un hijo/a o un segundo hijo/a por no poder conciliar.

Menos hijos e hijas de los deseados/as

A menudo el hecho de tener menos hijos o hijas se confunde con una libre elección, pero la realidad es que las mujeres, ante la precariedad y la penalización que vivimos en la esfera laboral, nos vemos empujadas a renunciar a tener más hijos/as de los deseados. En la actualidad tienen una preferencia a tener 2,4 hijos/as, una cifra bastante alejada del número de hijos/as que tenemos hoy en día 1,26 como desgranaremos más abajo en el artículo que hemos preparado para ti.

El reemplazo poblacional no está asegurado

Uno de los indicadores que mide el pulso de esta renuncia es el
número de hijos/as por mujer, una cifra que está muy por debajo de lo que necesitamos para conseguir el reemplazo poblacional, un punto de equilibrio para que la población se mantenga en el tiempo.

Para hablar de estas cifras y de las causas que provocan la alarma en la sociedad, contamos con el trabajo realizado por Daniel Devolder, Investigador del Centre d’Estudis Demogràfics de la UAB.

caida-natalidad-ficha

Es imposible hablar de una sola causa para analizar la caída en
picado del número de niños y niñas nacidos en nuestro país. En el trabajo “Un diagnóstico de la baja fecundidad en España” realizado por Daniel Devolder, se analiza la evolución en el comportamiento en las últimas décadas y se extraen varias conclusiones:

1. Las parejas retrasamos la edad para tener el primer hijo o hija.

Según Daniel Devolder, el principal freno para el aumento de la natalidad es que en cada vez estamos retrasando más la edad en la que nos convertimos en madres. Actualmente la cifra está en 32,2 años y sigue aumentando desde los años 80.

caida-natalidad-grafica

caida-natalidad-grafica2

El hecho de retrasar el inicio de la vida reproductiva de una mujer hace que también retrasemos la probabilidad de tener el segundo hijo/a y acabemos teniendo menos hijos/as de los deseados. De hecho, según los datos analizados por el grupo de trabajo, las españolas y españoles en la actualidad tienen una preferencia a tener 2,4 hijos/as pero tenemos 1,26, tal y como apuntábamos al comienzo.

Una infecundidad involuntaria

Por tanto, según el experto, la mayor parte de la infecundidad se puede decir que es “involuntaria” ya que no tiene que ver con una elección sino con el retraso de la vida reproductiva.

Al compararnos con otros países, España en está en el grupo de los 3 o 4 países con las cifras más elevadas en cuanto al retraso de la edad de ser madre. Esto tiene que ver, según Daniel Devolder con las dificultades que se encuentran los y las jóvenes para independizarse económicamente, algo que parece ser más difícil de conseguir aquí que en los países del entorno.

2. La conciliación laboral y familiar, otro factor que entorpece el tener más hijos/as.

Según el trabajo de Devolder, España también destaca por ser uno de los países de Europa con menos propensión a tener un segundo o un tercer hijo/a. Según el análisis se desprende que muchas mujeres no tienen más hijos o hijas por las dificultades para compatibilizar su actividad y su carrera profesional con sus objetivos familiares.

caida-natalidad-tip

Por tanto, es la falta de conciliación familiar y laboral y la penalización de la mujer en el mercado laboral la que está entorpeciendo las condiciones para que las familias puedan tener más hijos/as.

En definitiva, cuando hablamos de conciliación también tenemos que pararnos a pensar en las consecuencias sociales que tiene el hecho de no mejorar las condiciones que la facilitan. Las familias necesitan poder contar con una estructura que facilite el poder tener más hijos e hijas y que no empuje a las mujeres a renunciar a su carrera profesional o a ver crecer a sus hijos/as. Solo así podremos revertir cifras como la falta de reemplazo poblacional en nuestro país.

caida-natalidad-tip2

Y vosotras Malasmadres, ¿qué opináis?, ¿cómo creéis que se podría frenar la baja natalidad?

Han comentado...

  1. La reducción de jornada cómo medida de conciliación de cara a la galería está muy bien, el problema es que no se cumple,muchas son las empresas se quieren deshacer de tí en cuanto la pides, acosandorete y acosándote para que te largues o buscando la forma de echarte gratis. Por lo tanto no es una medida efectiva.Es una vergüenza, las leyes deberían ser mucho más duras. ¿ Que te ofrecen cuando ejercen acoso laboral hacía tí? Una indemnización mayor, pero te tienes que buscar la vida en otra empresa… Estudiamos, nos preparamos una carrera laboral y trabajamos igual de duro que un hombre para que te discriminen de ésta manera y acaben con tu cuando tocas el techo de cristal de la maternidad….y a modo de reflexión…digo…¿Acaso somos libres de elegir tener familia? …¿O cuando empieza la familia se acaba nuestra libertad? ¡Necesitamos nuevas leyes que protejan nuestra libertad ya!

    1. Totalmente de acuerdo contigo Malamadre… Por ello no paramos de luchar y hemos lanzado el teléfono amarillo de la conciliación, un servicio de asesoría legal gratuito sobre la conciliación. Te dejamos el enlace para que le eches un vistazo: https://eltelefonoamarillodelaconciliacion.com/
      ¡Un saludo Malamadre!

      1. Muchas gracias, consultaré!

        Creo que debemos luchar por medidas de conciliación efectivas de verdad! Coaccionar de verdad al empresario que ejerza discriminación. Acabar con el “calentar la silla”, teletrabajo parte de la jornada, jornadas intensivas. En definitiva acabar con el sistema empresarial tan patriarcal que venimos heredando y que tanto daño nos hace a las mujeres.

  2. No salen los números

    Otra dificultad añadida es cuando la mujer tiene una profesión poco remunerada, como por ejemplo educadora infantil, con un sueldo del salario mínimo cuando la pareja tiene un sueldo aceptable, no salen las cuentas:

    – Paga comedor, guardería y extraescolares que te permitan trabajar.
    – La declaración conjunta ya no es una opción, fuera deducciones por declaración conjunta y los hijos desgraban la mitad a cada progenitor, aunque al salario mínimo no le hagan falta deducciones.

    Total, que trabajas para perder dinero y que un extraño cuide a tus hijos.
    Es necesaria una reforma fiscal para estos casos, porque nadie debería trabajar para perder dinero.

  3. Es una realidad descabellada a la que hoy en día muchas madres nos enfrentamos.
    Hace 8 meses fui madre de nuevo de mi segunda hija, y después de solicitar reducción de jornada en mi empresa (por cierto, por primera vez en mi vida, dado que con mi primer hijo ni se me ocurrió pasara por mi cabeza atendiendo al puesto que ocupaba), fui despedida, tras 5 años al frente del departamento de eventos de una empresa hotelera española, a la que no hago alusión por prudencia en esta web, pero que no me importaría nombrar con gusto ( más que nada para que no se os ocurra recurrir para buscar trabajo, pues los derechos de los trabajador@s se ven bastante mermados por no decir nulos en todos los sentidos).
    Triste que en el siglo XXI tengamos que elegir entre desarrollar nuestras carreras profesionales o el traer vida a este mundo y criar….

  4. Mi preocupación es para esas madres que quieren seguir un modelo tradicional de vida, es decir, no les importa renunciar a sus carreras profesionales pero estas madres no reciben ninguna ayuda económica y por desgracia tampoco saben ser buenas amas de casa, cómo es mi caso concreto, me dediqué a estudiar y sólo a eso, no sé organizar el hogar, planificar comidas, comprar, limpiar, coser, o hacer pequeños arreglos domésticos, de hecho a mí no me gusta mi profesión por lo que no fué difícil renunciar a ella, que lo único positivo que veo de trabajar era poder relacionarte con otras personas, puesto que las amas de casa no sentimos en esta sociedad como mal vistas, cómo si renunciar amos a nuestra vida pero es muy bonito dedicarte a cuidar a los tuyos, lo único malo que no está remunerado y te sientes sola. He de decir que mi pareja, hombre, me ayuda mucho, sé le da mejor que a mí por lo que he dicho antes muchos estudios y una gran decepción laboral, no me importaría trabar unas horas, medida jornada, pero sobretodo por relacionarme, yo no quiero una gran carrera profesional lo podría haber tenido pero eso habría implicado haber renunciado a todo lo que tengo hoy y por eso prefiero estar en casa con mi familia. Pero también os digo que es difícil y te sientes culpable.
    Gracias

  5. La vida imposible, se titularía mi comentario.
    Ser madre en España es como jugarte la vida (laboral y por lo tanto la económica, la familiar y la personal, q todo va en cascada) a una ruleta rusa que en lugar de balas dispara cartas de despido improcedente sin ni siquiera silenciador. Y esto se debe a que no hay miedo ni vergüenza (y, por supuesto, tampoco derechos reales que valgan). Ni por parte de la mayoría de las empresas patrias, que expulsan del mercado laboral a toda aquella que ose a la preñez o q intente conciliar, ni por parte de los gobiernos. Unos tras otros se ponen de perfil y miran hacia otro lado en cruel connivencia con las empresas. A nadie le compensa abrir ese melón, total, al final todo acaba tendiendo milagrosamente al orden por obra y gracia de psicólogos, psiquiatras, nannies (para los más pudientes) y abuelos (para los más afortunados).Ahí le hemos dado. Unos por otros vamos parcheando agujeros por los que se escapa el aire a borbotones. Y la vida. Una vida que, si nos paramos a pensar y somos honestos, resulta absurda e imposible para nosotras. Algún día miraremos atrás y nos parecerá una sociedad bárbara

  6. yo he sido madre este verano por la vía de la adopción de dos mellizos que acaban de cumplir los 4 años. Al reincorporarme de la baja solicité la reducción de jornada, vivo a una hora de transporte público de mi trabajo (una hora para ir, y otra para volver) y mi marido y yo somos de fuera de esta ciudad y no tenemos buenafamilia de la que echar mano con los peques. Pues bien, a mi jefe, para el que llevaba trabajando nueve años, ha decidido que no le viene bien y me ha “largado” a otro departamento. Si necesito quedarme en casa con los niños enfermos o hacer alguna gestión, tengo que pedir días de vacaciones o permiso sin sueldo. Por fortuna, buenpadre trabaja en una empresa mucho más flexible y con posibilidad de teletrabajo, así que si los niños enferman o hay que ir a reuniones en el cole o a tutorías, le toca a él, pero luego al final tiene que compensarlo trabajando más por la tarde o incluso el fin de semana. Desde luego, la vida de hoy en día no está montada para tener familia.

  7. Soy carne de estadística. Mi caso es justo el hablado, un niño ya con 36 añazos. Nos pusimos con 34 pero oh, sorpresa, un aborto y luego otro más. Retrasas el ser madre por asuntos laborales y económicos y te llevas el chasco. Resulta que no era tan fácil quedar embarazada y mantenerte así. Ahora solo de pensar en volver a pasar por todo se me hace cuesta arriba, esta claro que con casi tres años más no va a ser más fácil. Y luego, con jornada reducida no ne salen las cuentas para pagar escuela infantil aunque sea pública. Esa es otra, no me cuadra el descuento de mi sueldo con la reducción miserable de mi jornada… No nos lo ponen nada fácil. Cuando escucho lo de “decidí no trabajar para criar a mi hijo” es que me corroe la envidia. Ojalá todas tuviéramos elección!

  8. fui madre a poco dias de cumplir 29 años ( un niño deseado y buscado), cuando dije en mi trabajo que me habia quedado embarazada, me avisaron que no me renovarian el contrato, llevaba año y medio en la empresa.
    una vez fui madre y pasado los primeros 6 meses me decidi a buscar trabajo, alla donde iba las primeras preguntas era, si tenia pareja y si tenia hijos ( me levante de mas de una entrevista ya que eran ellos quien ponia mas pegas por ser yo madre, que yo misma).
    he decidido emprender pero la cosa no va bien y vamos a cerrar, quiero volver a ser madre pero dudo ya que veo muy dificil el llegar a trabajar de nuevo si lo hago.

  9. Siguen aumentando la edad en que los jóvenes pueden independizarse laboralmente. Ahora después de la carrera vienen los masters. Un sacadinero sin los que muchos no pueden ni acceder a un trabajo. Como si la formación universitaria no fuese suficiente. Y ni eso te garantiza un trabajo digno. Y luego la miríada de trabajos en los que no se necesita formación universitaria y que tienen jornadas imposibles de compatibilizar con la vida familiar. Los precios de la vivienda (compra o alquiler) no son nada realistas con los sueldos. Y así hasta el infinito. Como van a tener hijos los jóvenes de menos de treinta si se está alargando la edad en la que pueden ser adultos con plenas responsabilidades y derechos? Hay millones de problemas de base. Es descorazonador….

    1. Totalmente, la precariedad laboral es uno de los factores de esta caída de la natalidad y parece que nadie se da cuenta. Esta noche con motivo del 13F que para nosotras es el día de la conciliación vamos a reivindicarnos de nuevo, te esperamos en las redes sociales de @malasmadres. Un abrazo enorme.

  10. Estamos en lo de siempre, quieren que aumente la natalidad, pero para eso ,hay que fomentar la conciliación. Sinceramente , creo que estamos igual que hace 10 años. Hoy en día sin la ayuda de los abuel@s es imposible que tanto el padre como la madre trabajen. Una baja de paternidad de 3 meses y una de maternidad de 4 meses, comparado con otros paises es de risa. Deberían, penalizar a las empresas que tienen jornada partida y fomentar a las que tienen flexibilidad horaria. Todos los padres deberíamos tener una bolsa de horas para poder ir al médico con nuestros hijos o a una función del cole…

    1. Hola Tamara, tienes toda la razón y es muy importante lo que apuntas, hay que luchar por ello también. Esta noche en redes sociales a las 21.00 horas os necesitamos para seguir luchando. Te esperamos. Un abrazo enorme.

  11. Nosotros tenemos una niña de 23 meses y para tenerla nos lo pensábamos muchísimo peleábamos entre razón y corazón al final ha sido lo mejor que hemos podido hacer. Ahora nos gustaría mucho darle un herman@ pero nos es imposible debido a la inestabilidad laboral me dedico a la hostelería y a parte de tener problemas de espalda y no poder dedicarme más a mi profesión que es otro asunto me planteo formarme en otra profesión para poder ver crecer a mí hija ya que si sigo por el camino de la hostelería dudo que la vea crecer y dudo que pueda darle un herman@. Ojala cambien las cosas en este país de una vez x todas

    1. Ojalá cambien Desiree, esta noche nosotras lanzamos una nueva acción de reivindicación en nuestras redes sociales @malasmadres. Te esperamos, un abrazo y gracias por comentar.

  12. Pues lo primero con la conciliación verdadera, estoy deseando ser madre pero pienso en el encaje de bolillos que tengo que hacer cuando lo sea porque tengo una jornada partida en la cual me paso prácticamente el día fuera de casa, dos horas entre medias que no me facilitan nada.

    1. Estoy de acuerdo con Raquel. Yo estoy igual en el ámbito profesional. Mi jornada laboral incluye fines de semana y con horario partido. Esto hace que me frene a la hora de pensar en tener un bebé. Es dificil compatibilizar mi trabajo con el cuidado y crianza de un hijo/a.

      1. Yo también tenía jornada partida con 2h de parón a mediodía. Os imagináis lo que tuve que hacer al ser madre, reducción de jornada, dejo de cobrar las 2h de la tarde pero gano 4h de tiempo. Eso sí, reuniones por la tarde, formaciones a horas imposibles, etc… han terminado para mi. De promoción ni hablemos, claro. Con estas jornadas eternas, y sobre todo partidas, no evolucionaremos nunca.

        1. Sin duda, una de las medidas sería cambiar las jornadas laborales. Esta noche Laura en RRSS vamos a alzar la voz por la conciliación. Espero que te unas, un abrazo

      2. Hay que luchar también por todas las que queréis ser madres y veis que es inviable. Te animo a que nos sigas hoy a las 21 horas en redes sociales porque tenemos algo preparado. Un abrazo enorme.

    2. Tienes toda la razón y muchas mujeres están en tu misma situación, no nos queda más que luchar por cambiar la situación y esta noche vamos a hacernos oír en nuestras redes sociales a las 21.00 horas. Únete Raquel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más