¿Qué quieres encontrar?

30
Diario de malamadre: la maternidad compartida

Diario de malamadre: la maternidad compartida

Compartir. Según la RAE.

1. Repartir, dividir, distribuir algo en partes.
2. Participar en algo.

En ambas definiciones se habla del concepto “ALGO”. Y me da la risa.

Compartir tiene ese punto de generosidad sin límites, de bondad celestial, de crecimiento personal que da sentido a la vida. HASTA QUE ERES MADRE. Entonces el compartir adquiere connotaciones distintas. Y tu intimidad se esfuma. Comienzas a vivir como en una comuna, en un espacio abierto donde todo es de todos, las puertas no se cierran ni cuando necesitas ese momento de conexión con tu interior y el señor Roca.

Compartir. Según la cruda realidad.
Estado natural de la vida de una madre. En el momento que pasas el umbral de la puerta de tu santo hogar, todo lo que vayas a hacer, “TODO”, lo vas a compartir.

No se trata de que compartas absolutamente todo con ellos. Son niños y tú eres mujer y debes preservar tu identidad como tal – google dixit.

¡JA! Esto he encontrado cuando me ha dado por hacer una búsqueda en google de TIPs sobre “compartir con tus hijos”. A este señor (porque tiene que ser un señor, no hay más opciones) iluminado que escribe esto no le quito la razón, pero que especifique un poco más. ¿Cómo se hace eso amigo de las madres?

Yo lo tengo claro. Después de 5 días en la ciudad condal. Tengo la clave. Para conseguir buscar tu espacio y tener más tiempo para ti, hay que ampliar ese concepto de “COMPARTIR” y pasar a la acción. Porque compartir es vivir y a generosa nadie me gana. Y no hay nada mejor que la maternidad compartida. Hay tres fases para que sea un éxito:

1) Detectar las personas idóneas. Una avita y dos tietas con ganas de niña es el número ideal. Tranquilidad y amor asegurados.

2) Buscarte razones (que no excusas) para tener tu propio espacio. Bien sea escribir una entrevista para la musa o tener que trabajar en la organización de una PARTY que se acerca peligrosamente o simplemente irte de cena. ¡Ojo! Que aquí no vale todo, que luego parece que es que estamos buscando custodia compartida.

3) Intentar repetir el proceso a menudo para evitar el síndrome de Estocolmo, aunque esto suponga viajar cuando no tienes a la familia cerca. Y pensar, siempre pensar, que lo haces por ellas, para que disfruten de su nieta o su sobrina.

Hace tiempo que llegue a la conclusión de que era mejor madre antes de ser madre. Y hace poco que he llegado a la conclusión de que soy mejor madre si comparto la maternidad y, por tanto, a labuenahija. Porque si no la comparto, ay si no la comparto. Si intento trabajar/ diseñar/ bañarme/ depilarme/ ir al banco… con ella al final no hago NADA bien, absolutamente NADA bien.

Eso sí, las tres cosas que reza este TIP no hay manera de no compartirlas. ¿Vosotras lo conseguís?

1459989_224391257738977_1416856645_n

Han comentado...

  1. Bueno, yo comparto bastante, tener tres parejas de abuelos y una tia dispuestos a quedarse con la enana hasta el punto de tener que hacer turnos para los viernes es un lujazo. Yo estoy superando la etapa bebé de la peque con tres años largos es más independiente y que se vaya un ratito con los abuelos hace que cuando vuelva solo quiera estar con su mamá y eso me encanta. Todavía llevo mal tener público en el baño, por que antes no preguntaba, pero ahora me da conversación!!y hay momentos en el baño que te corta el rollo tener que charlar 😉
    Saludos!!

  2. Como decía el protagonista de “Todos los perros van al cielo”, “el compartir nos ayuda a vivir”. Ningún hijo se ha traumatizado porque sus padres lo dejen jugando feliz con los abuelos un viernes para ir al cine o de fiesta o de viaje. Y yo sé de buena tinta que mi hija prefiere quedarse con los abuelos, incluso en la guarde, antes que venir conmigo de recados… y digo “buena tinta” por mi propia experiencia: recuerdo las mañanas esperando por mi madre en el banco como si se tratara de la antesala del infierno. Nunca me volví a aburrir tanto en mi vida. Y cuánto echo de menos a mi abuela, aún hoy, cuando tengo que ir yo misma al banco a hacer colas interminables… quién me diera poder estar con ella jugando en la alfombra del salón.
    Y esos momentos del tip… yo tengo mis truquitos: una trona de la que sea imposible bajarse o una cuna de viaje de la que aún no puede salir. La meto ahí, enchufo a Caillou en el iPad a distancia prudencial y hala, ahí tenemos 15 jugosillos minutos para lo que más nos urja hacer. Algunas me tildarían de desapegada… bueno, me parece un precio justo a cambio de ca*ar tranquila.
    Biquiños!

  3. Aiii que te entiendo. Una vez más, me considero una suertuda por poder compartir el amor de la buenahija con los otros casi a diario. Ahora bien, lo de evacuar, mear y ducharme aún no hay manera… Hasta a veces quiere ver el resultado en el wc… una crack! Un besín, guapa!

  4. Yo es que tengo al lado de casa a los abuelos, locos por quedarse por su nieto, y un poco más allá, a dos tías, que se pelean por ser ellas las “niñeras”. A esa lista también tengo que unir a mi hermana. Así que lo de “compartir” la maternidad se me ha dado bien desde el principio, jijiji(con sólo tres meses entendí que no podía hacer NADA bien si estaba Peque conmigo).
    Eso sí, con la intimidad “corporal” no hay nada que hacer. Le encanta hacerme cosquillas en las piernas o darme pellizcos en la barriga (con la desconcentración que eso produce claro). Y ahí tengo poca ayuda familiar, el otro día fue una de mis tías la que le abrió la puerta del baño cuando yo estaba dentro “porque te estaba llamando”.
    Besazos guapetona, y visita a las familias más veces, que os hace bien a todos.

  5. Uy a mí me encanta compartir, pero no me dejan, mi madre no está para perseguir talibanes, suegros mayores…. y una hermana que si yo le dejo uno, ella me deja dos, y a uno de ellos le llamamos cariñosamente “Satanito”, así que yo me lo como con patatas, menos mal que #buenpadre es #buenpadrazo y gracias a eso tengo mis ratitos de asueto.

    Sobre el baño y el “¿qué ases?” no comment….

    1. Hola, acabo de unirme al club.
      Mi caso es parecido, mi mama es mayor, 75 años, siete hijos y una vida en el campo.mis suegros viven en Barceona y nosotros en Granada.
      A pesar de ser la menos de siete hermanos, me siento sola,gracias a buenpadre, lo comparte todo, vamos al 50% en todos los aspectos. Mi vecina previo pago me hace de niñera por las tardes cuando estoy trabajando y por la mañana en la guarde, ya veis,”amor pagado”, soy una mala madre pero con ganas de compartir y disfrutar, hay gente de granada o alrededores en este grupo de “malasmadres” ? Madrid me coge un poco lejos…Saludos.

  6. Yo estoy de acuerdo contigo. Yo creo que era mejor madre antes de ser madre. Me encanta esa frase.

    Y creo que no tenemos que olvidarnos nunca que aunque somos una familia… Tambien somos pareja el buenpadre y yo… Y necesitamos nuestro espacio… Aunque sea una tarde al mes.

    Yo tb tengo la suerte de tener a unos buenosabuelos a un portal de mi casa aunque eso me pueda suponer algun que otro inconveniente dentro de algunos aňos!!! Cuando la buenahija solo quiera a los abuelos por conveniencia jejejeje.

    Que si… Que somos madres… Malasmadres en su inmensa mayoria y tb agradecemos un espacio minusculo para noSotras y ese rato de tarde en la que los buenoshijos van de cumple a un parque de bolas jejeje!!!

    Muaks!!!

  7. Yo me repito el mantra de una madre sabia que tengo como amiga: “Llegará el día en que no quieran dormir contigo, llegará el día en que no quieran entrar en el baño contigo, llegará el día en que ¡no querrán estar contigo! Así que disfruta de estos momentos a tope, porque sino luego te arrepentirás”.
    Así que cuando me agobio, y dado que no tenemos abuelos ni familia cerca, ni asistenta que nos eche un cable, me repito eso y me digo: ¡¡¡a disfrutar de mi fiera!!! Y así de sencillo me cambia el humor y recupero energías perdidas.
    Un besote!

    1. Ooohhh dios mio como me alegro de leer esto, tengo que empezar a sustituir por esto mi agonizadora frase ” que he hecho yo para merecerme a estos dos”. Yo tampoco tengo a nadie cerca que pueda/ se quiera quedar con mis enanos rebosantes de energia. Mis ratitos los dejo para las siestas, nunca habia aprovechado tanto la hora de siesta. Y los momentos baño… Uuuufff por lo menos ahora solo tengo al de tres años, al de uno lo dejo en la cuna-parque que tenemos instalada en el salon desde hace tres años, ya veremos dentro de unos meses, jajaja.
      Besos y mucho ánimo a todas

  8. A mi ya me “quitan” hasta el desayuno …
    Esta mañana me levanto 15 minutos antes y me digo, ay, un café y unas tostadas en soledad con la radio, a pensar en mis cosas o en nada, mente en blanco. Preparo el Colacao de la enana para que este frío cuando se levante y no sea colacao sino batido de chocolate y lo meto en un envase de batido de chocolate (a la guerra cómo a la guerra.
    Me hago mi café y mis tostadas crujientes, calentitas, con pan de verdad y cuando estoy sentando mis posaderas en la silla, oigo una pasos en el pasillo y veo una cabecita pelirroja que asoma, corre a mi regazo, pide sentarse, se coge las tostadas y su “batido” y dice “(r)ico”.

    Y en este TIP he pensado esta mañana justamente cuando estaba conversando con el Sr. Roca y mi hija viene a darme abrazos y cariños y digome yo “pa’ lo que nos hemos quedau”

    Así que desde aquí lanzo una petición, se busca familia política o apolítica en París y sus afueras para encasquetar, digo, compartir, dos niños agotadores, digo encantadores una vez al mes (ya veis no pido mucho)

  9. Compartir es hasta que te quiten la comida que más te gusta de tu plato.. y luego no se coman la del suyo! Qué rabia.. eso vale para Tip, no? Jejeje
    Yo también comparto como tú a los buenos hijos y lo hago por los yayos y los abuelos que sin verlos y disfrutarlos no son nada! Dicho por ellos, eh?
    Estoy deseando compartirlos el martes que viene por la noche que son Fallas y nos vamos el buenpadre y yo a dar una vueltecita.
    Besos

  10. A mí también me ha encantado la frase de que una es mejor madre antes de serlo, pero claro, ahora soy madre!!
    Pues aunque suene fatal y contradictorio, una de las ventajas de la Refamilia es que nuestros respectivos hijos tienen a sus “otrospadres” y eso facilita enormemente los momentos de intimidad propia y compartida con el Cielo, que suele soltar frases en plan “los quiero mucho, pero qué a gustito estamos aquí los dos, ¿verdad?” Pues sí!!
    A disfrutar lo que toque, con buenoshijos, buenashijastras, buenpadre, buenpadrastro, y unamisma!!
    Besos a todas!!

  11. Querida como se hace eso de compartir con abueloa y tios que viven a 2000 kms?? Aquí hay que elegir: el buenpadre se queda con las buenashijas y y otro dia al reves…como para la party por ejemplo!!! Ten paciencia que dentro de 15 años mas o menos podremos volver a encontrarnos con el señpr Roca son publico. Y me temo que entonces estaremos tan acostumbradas que al final las echaremos de menos! Jeje

  12. a mí me encanta compartir! acepto sobrinos hasta los 10 años, a partir de esa edad que los dejen en el cine o algo, que no me busquen hasta que sean mayores de edad xD

  13. Que va! aun no he conseguido hacer esos tres TIPS con intimidad. Pero es que ni ponerme un tampax!! (sorry por lo choni jeje). Nunca pensé que compartiría tanta “intimidad” con alguien jajaja. Parece mentira que cuando te conviertes en madre valoras tanto poder disfrutar del baño y lavabo a solas. Parece poco, eh? pues no lo es! jajaja

  14. ¿Compartir todo?? Ayyyy,no. Mi penultima ducha la compartí con mis dos hijas y las dos hijas de la vecina. Las cuatro irrumpieron en el baño para contarme no se que movidas…
    Así que se acabó: si hay otro adulto en casa, me encierro en el baño y no veais que bien..He encontrado mi refugio!!

  15. ¡Para nada! Y mira que son cosas simples pero que me han pillado completamente desprevenida en esto de ser madre. Nunca me había parado a pensar que tuviera que hacer todo esto con la bichilla en brazos, o colgando de una teta, o mirándome desde su hamaquita.

  16. Pues sí, compartidas las alegrías son mayores y las penas se llevan mejor. La maternidad no iba a ser menos. Compartir a los buenoshijos con aquellos que los quieren -no tanto como nosotros, pero sí una barbaridad- es muy satisfactorio para los adultos, terriblemente enriquecedor para los niños y un auténtico alivio para sus padres. No se trata de hacer dejación de las funciones maternas/paternas, sino de apoyarse en nuestra red familiar y, de paso, contribuir a tejerla un poco más… y mejor lo dejo que me pongo filosófica

  17. yo lo de la maternidad lo tenía más o menos estudiado antes de ser madre gracias a mi hermana, que fue madre mucho antes que yo, y a mis amigas de la universidad que se casaron mucho antes que yo…y como lo veía venir asumí que delegar era la clave…delegar en el buen padre, porque al final los dos trabajamos y somos padres por igual, aceptar visitas y ayuda de abuelos (pero porque ellos quieran, no por obligación) y buscar a alguien que me echara un cable en el día a día que me permita “liberarme” un poco y poder seguir haciendo algunas de las cosas que me gustan…porque además si no, creo que no sería feliz y sería una madre atroz…
    por ejemplo el running, para mi es una liberación y me relaja, así que sigo haciéndolo, esas y otras cosas pre-madre…así que claramente hay que compratir…como uno buenamente pueda…porque sí no (al menos para mi) la vida es muy dura !!!

  18. Yo lo de las visitas a roca en compañia, definitivamente espero que ya me falte poco para que se acaben, yo digo que no tengo estreñimiento sino hijasparlantes. Cuando una está sentada es cuando tienen algo muy importante que contarte.
    Y lo de compartir, cedo amablemente el papel de objeto de guerra a sus tites, traduzco objeto de guerra porque mientras la una cocina la otra también quiere su atención, así ración de estres para los que normalmente viven tranquilos y ración de tranquilidad para los que nunca estamos tranquilos. La vida es compartir, pues compartamos tambien estres,gritos y demás buenas costumbres de las hijasparlantes!! oí un dicho que decía algo así como que los nietos dan dos alegrías una cuando llegan y otra cuando se largan, esto es lo mismo 🙂

  19. Yo tengo mucha suerte de tener cerca a mis padres y mis tíos, muchas veces puedo dejarla con alguno de ellos para poder trabajar!! Que no para poder hacer mis hobbys porque me siento culpable 🙁 por qué????
    Lo de las tres cosas del tips imposible hacerlo en soledad!!!
    Besitos guapa

  20. Opino lo mismo que todas, esta Hija mía se pasa el viernes en casa de una tía y el sábado en casa de la otra, eso si yo con ella hasta que se va a dormir, a no ser que me vaya de picos pardos como dice ella Y lo del baño imposible no compartir.

  21. Este post me sacó una sonrisita con una lagrimita de nostalgia. Tuvimos a las tres bebas al mismo tiempo: mientras nacía la tercera las otras tenían cuatro y tres años. Fueron años de locura cuyos días terminaban a veces con risas y casi siempre con muchas lágrimas (a veces eran las mías, jeje). Tengo la bendición de compartir la maternidad con dos de mis mejores amigas que tienen enanas de las mismas edades que las mías y ahora que son adolescentes compartimos/turnamos los viajes al cine, las recogidas del colegio, del ballet, esperamos juntas en los cafés mientras llega la hora de irlas a traer de las fiestas, ahora que la intimidad es suficiente, y el cansancio es menos físico y más mental, a veces me pregunto ¿donde se fueron esos años en que bastaba un besito y una lavadita para consolar una rodilla raspada? Ahora no les bastan mis besitos para curar los dolores del corazón, de la desilusión del primer amor, la traición de las amigas, los fracasos académicos, ahora ellas tienen que tocar su propio dolor sin que yo pueda/deba evitarlo y transformarlo en esa misteriosa fotosíntesis espiritual que convierte el dolor en aprendizaje… Ya no puedo disipar sus miedos encendiendo una luz para alejar los monstruos del armario, ahora ellas tienen que enfrentar sus miedos, solas, cara a cara y recordar esa luz encendida desde su interior para reconocer que los fantasmas sólo tienen el poder que les hemos otorgado… Ahora tienen que aprender a disfrutar del placer, del gozo, de la vida, con la conciencia de que se están siendo leales a sí mismas y a los principios que ellas mismas han optado… En serio, extraño esos días de infancia pero sé que estos años de adolescencia volarán, incluso, más rápido… El secreto está en disfrutar el camino, paso a paso. <3

  22. Yo tengo q decir q vivo la maternidd de otra manera, en el senrido que por distancia solo puedo contar conmigo y marido. Yo vivo en Francia y he tenido aqui a mi hijo hace 3 meses, pero yo no tengo ni a los abuelos ni a la tia cerca para poder “compartirlo” asique tengo q buscarme la vida paa poder trabajar y hacer todo lo demas con él (y creedme, no es nada facil ir al ginecologo con el buenhijo berreando en el cochecito mientras tu no puedes moverte, o el dentista es casi peor que encima no puedes gritarle “tranquilo hijo que mamá no se ha ido a ningun lado!!!) jajjaja peto bueno me lo tomo con humor y vosotras disfrutad de ppder dejarle con los abuelos o tios (que aqui por diferencias culturales no puedo “compartir” a mi hijo con mis suegros o cuñados, peto en cambio mis padres estan deseando que llegue el verano para quedarselo con ellos dos semanitas jejjejeje)

  23. Mi casa tiene en total unos 175 m cuadrados y mis dos hijos y mi marido están sieeeeempre, con uno u otro pretexto, en el mismo medio metro en donde yo tengo los pies…. Me encanta tenerles cerca, pero ¿tanto? ¿¿¿¿Y todo el tiempo???? Y mis hijos son adolescentes, no bebés…..

  24. Yo lo comparto poco, aunque le hago muy buena publicidad a mi bebé, de momento es el mejor niño del mundo, solo que me vuelve loca tenerlo toda la semana. así que intento no llamar mucho a los abuelos en la semana y cuando llega el viernes están desesperados por que les lleve al adorable tesoro! Viernes, Viernes, Viernes!!!!!!!

  25. Pues yo tengo dos angelitos para compartir,,,con la primera quise ser buena madre y estar todo mi tiempo libre con ella…pues ya me sentía lo bastante culpable de tener que trabajar y dejarla a las 7:30 en la guarde todos los dias, pero la experiencia hizo que me diera cuenta que compartir es vivir y que ya era hora de vivir un poco así que he aprendido a compartir con los abuelos a mis dos angelitos…y tanto abuelos como nietas están encantados y yo poco mas yo que eso de ser la madre de me estaba creando una pequeña crisis de identidad!.
    Eso si…del momento water no me libro…ainsss…mira que intento ir sin que se enteren.,,yo creo que han puesto sensores en la fuerte porque de la que entro no pasan ni cinco segundos y ya están ahí esas dos cabecitas adorables

  26. A mi lo malo es que la familia me cae a 1400km pero en cuanto sea un poco más mayor, ahora tiene dos años, y más independiente van a ser vacaciones con los abuelos, y me cobrare el retraso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más