Side Area

El aburrimiento y los niños, una buena alianza

El aburrimiento y los niños, una buena alianza

Muchas veces pensamos que tenemos que estar estimulando constantemente a los buenoshijos con juegos y actividades. No nos damos cuenta de que estamos, a veces, sobrecargándolos de tareas cuando el aburrimiento y dejar que se aburran puede resultar tremendamente positivo para su desarrollo y fomento de la imaginación. Hoy nuestra colaboradora y experta en Atención Temprana, Alejandra Melús, nos habla de ello.

Malasmadres_Alejandra

* Podéis seguirla en @melusalejandra y en su BLOG.

El aburrimiento es bueno para todos, y para los buenoshijos más aún, ya que hace que fomenten áreas del desarrollo cerebral y empleen estrategias nuevas que serán muy beneficiosas en su aprendizaje.

Sí, estáis leyendo bien malasmadres. Los buenoshijos deben aburrirse para que creen juegos que  potencien su imaginación y desarrollen la exploración por sí mismos, sin limites ni pautas para ello.

Si nos fijamos y miramos a nuestro alrededor no hacemos más que bombardear a nuestros buenoshijos con juegos, objetos, materiales, actividades y de más, que no les dejan pensar ni parar ni un minuto, algo que potencia que se cansen rápido de cada juego o actividad, y no desarrollen por completo y por sí mismos una tarea.

Ponemos a su alcance materiales repletos de posibilidades como juguetes, consolas, tablets y un sinfín de objetos llenos de funciones, botones y sonidos, que impiden que los niños desarrollen su imaginación como lo hacíamos las generaciones pasadas, que contábamos con la mitad de opciones y pasábamos más tiempo en la calle jugando con otros niños o incluso solos.

Está claro que nuestros buenoshijos han nacido en una generación tecnológica, llena de posibilidades que serán y son muy útiles en su día a día pero, no debemos olvidar la esencia del desarrollo natural, ya que nos ofrece grandes posibilidades para el desarrollo cerebral, experimental y sensorial.

Y os preguntaréis ¿cómo puedo fomentar el aburrimiento y sus ventajas?

Mi consejo es que pongáis al alcance de los buenoshijos los juguetes más básicos que tengan o incluso objetos que no sean juguetes en sí pero le inviten a imaginar y desarrollar sus sentidos, evitando tener a demanda todo aquello que les mantiene menos activos, como los juguetes de botones, sonidos y otros estímulos. Ya que que éstos realizan parte del juego por él y dirigen más la actividad, restando imaginación y participación al niño.

Por lo tanto, si no los encuentran a su alcance, no serán una opción tan recurrente.

Tratar de salir de casa sin juguetes, intentando que se entretengan con lo que encuentren allá donde vayamos, que empleen más su imaginación, sus habilidades sociales para interactuar con otros niños y jugar, siendo más sencillo viajar, ir a la playa, a la piscina o a casa de cualquiera.

foto2

Lo juguetes de madera pueden ser un buen recurso (construcciones, encajes, herramientas, puzles, rompecabezas…). Un simple balón o una cuerda o goma de saltar, pueden ser los mejores entretenimientos de los buenoshijos, además de económicos y sencillos.

Nuestro buenhijo sacará el mayor jugo posible a un material al no tener más opción, al verse sin otras posibilidades. Debe aburrirse, cansándose de buscar opciones dentro del juego, dando rienda suelta a su imaginación y a las posibilidades que le ofrece cada material, siendo capaz de buscar estrategias de adaptación a la situación de desgaste del juego, pensando cómo seguir entreteniéndose sin necesidad de cambiar de actividad o demandar la compañía del adulto.

foto1

Es esencial enseñar a los niños a aburrirse, porque todo ello les hace más independientes, autónomos y libres.

Deben comprender que lo material es un valor añadido dentro del juego, que no es imprescindible para poder experimentar, disfrutar y divertirse.

Entonces, ¿no debemos poner ninguna tarea a los niños en verano y dejar que vivan en libertad continua?

Los extremos nunca fueron buenos y el verano es muy largo malasmadres, por ello os recomiendo una de cal y otra de arena, es decir, fomentar momentos de aburrimiento y creatividad, que dicho sea de paso, nos permiten un ratito de relax y no estar pensando en qué tarea proponerles y estar supervisándola y, otros momentos, donde guiemos la actividad que desarrollan de algún modo, estructurando los días para que no se nos hagan eternos y sobrellevemos entre todos las largas vacaciones.

Podemos programar las mañanas y estructurar algunas actividades relacionadas con la materia dada ese curso, o momentos de manualidades, plastilina, hacer collares, un collage, pintar, escribir algo relacionado con el día anterior, etc.

IMG_7221

Esto nos permitirá tener tiempo para todo, donde seremos más tolerantes que el resto del año, teniendo unos horarios y unas rutinas más flexibles y adaptadas a nuestras vacaciones y necesidades.

Por todo ello, como veis el aburrimiento es esencial y el verano nos permite fomentarlo con mayor calma que el resto del año, aunque la asignación de tareas es fundamental para estructurar a los buenoshijos y guiarles en el día a día y no acabar volviéndonos locos.

Y tú malamadre, ¿dejas que tus buenoshijos se aburran o les llenas de estímulos y entretenimientos? ¿Crees que es positivo que tengan momentos de aburrimiento y otros más estructurados?

Antes de irnos…

Leonor Cabrera, coach y colaboradora del club, será la encargada de la charla ‘Cómo desconectar de todo para conectar con una misma’ que tendrá lugar este viernes 22 de julio a partir de las 11.00 horas en Malasmadres House en el Centro Comercial Moda Shopping (Madrid).

Leonor nos hablará de cómo parar e incluso desconectar del móvil y redes sociales para cargar pilas y reconectarnos con nosotras mismas.

APÚNTATE en hola@clubdemalasmadres.com.

leonor

23 Comentarios
  • Patricia

    19 Julio, 2016 a 9:03 am Responder

    Por fin!!! me encanta el post! siempre les digo a mis buenoshijos cuando me dicen que se aburren “Fenomenal!!, ahora estás creciendo” y es que la gente no entiende que me meta con tres niños en el coche a un viaje de 3 horas más el posible atasco, sin tablet, o que la tele en casa sea un objeto de decoración que durante días no se enciende, o que el único juguete con el que cargamos en verano sea el UNO o el Story Cubes. Un palo es lo mejor que se pueden encontrar en una terraza para jugar y que las servilletas de papel les dan un juego tremendo. Y es que en el aburrimiento y la frustración no son malos, son necesarios y no hay que evitarlos a toda costa.

    • María

      19 Julio, 2016 a 9:13 am Responder

      Gracias por descubrirme eso de los Story Cubes! Voy a buscar uno de esos lo que es ya!!
      Uno de los pasatiempos de mi hija de 5 años desde hace tiempo es inventar historias. Cada uno tiene que decir una frase.
      Fue memorable la historia de una niña muy flaca muy flaca a la que puso de nombre Palillo y que se la llevó el viento y llegó volando a una isla donde vivió grandes aventuras y también muy educativa la del oso pardo al que le gustaba el rosa así que los demás se reían de él hasta que con su gran fuerza salvó a un conejito al que se le había caído un árbol encima 🙂

      • Patricia

        19 Julio, 2016 a 9:16 am Responder

        jajajaja, me encanta tu niña. El juego lo va a disfrutar e incluso para vosotros, los papás, va a ser genial 😉

    • Alejandra Melús

      19 Julio, 2016 a 10:20 am Responder

      Totalmente! Dejad que los buenoshijos se aburran y disfruten de la vida. Todo con mesura es genial. Gracias por tu comentario!

  • La musa

    19 Julio, 2016 a 9:04 am Responder

    ¡me encanta! En mi casa, el fuerte comansi, los lego sin instrucciones y las pinzas de la ropa son los mejores juguetes del mundo. Y las jeringas o cualquier cuerda o caja también triunfan. Pero a medida que se hacen mayores esto se vuelve más complicado….

    Me ha encantado Ale.

    • Alejandra Melús

      19 Julio, 2016 a 10:21 am Responder

      Gracias Musa! Para mí que a ti te guste ya es la mejor recompensa! Ánimo con tu día! Que hoy sí que no te aburres! Muakkkkkk

  • GLORIA PONCE

    19 Julio, 2016 a 9:36 am Responder

    que chulo este juego del story cubes no lo conocia pero creo que mis hijos todavia son pequeños, ellos con un palo o una piedra del parque se montan una super historia, mi hija que ahora cumplira 6 años es la rara de la clase por no tiene tablet, pero a mi me da igual yo recuerdo una infancia feliz y nunca tuve una.

    • Alejandra Melús

      19 Julio, 2016 a 10:23 am Responder

      Sí, ese juego lo puedes hacer tú misma dibujando sobre papel y haciendo que saquen papeletas o dibujándolos en piedras. Así podrán pintar y luego jugar. Si usamos la cabeza hay mil posibilidades. Dejemos que nuestros peques la usen. Gracias por comentar!

  • Ana

    19 Julio, 2016 a 10:17 am Responder

    A mi hija mayor siempre le han encantado los juegos de construcciones y ahora tanto la mayor como la pequeña son capaces de pasar horas montando historias con unos cuantos playmobil.

    • Alejandra Melús

      19 Julio, 2016 a 10:23 am Responder

      Eso es una maravilla. Oírles jugar horas y horas con un material sencillo, es alucinante. Nos enseñan mucho a nosotros. Un abrazo

  • Marta

    19 Julio, 2016 a 11:15 am Responder

    Me ha encantado!!!! No puedo estar más de acuerdo!!!
    Escuché en una ponencia que el aburrimiento es un DERECHO de los niños, y, los padres muchas veces les privamos de él bombardeándoles con miles de cosas.
    Gracias por escribirlo!!!

  • Ana

    19 Julio, 2016 a 11:15 am Responder

    En nuestra casa han sido de mucha utilidad los tuppers, las tapas sueltas y las espirales de pasta de colores… en distintas combinaciones, juntas y separadas 🙂 Es toda una lección aprender a aburrirse y a “aguantarse” a uno mismo en soledad. Me ha gustado mucho el post! Un besazo!!

  • Arancha Gómez

    19 Julio, 2016 a 12:29 pm Responder

    Yo tengo una lucha sin cuartel con el buenpadre y los buenosabuelos por el tema juguetes. Están sobresaturados. Al final con lo que más tiempo se entretienen es con un cuaderno y un boli (la mayor) y el peque con las cucharas y las cacerolas.

  • Itziar

    19 Julio, 2016 a 1:29 pm Responder

    Los míos siempre han sido de jueguetes simples, el gran juguete, con el que mas horas han pasado los dos es una cuchara de palo, y lo siguiente el rollo de cartón de un rollo de papel de cocina, ni tablets ni móviles, ni ná, y a mi me encanta que sea así, 😀

  • Planeando ser padres

    19 Julio, 2016 a 2:22 pm Responder

    En esto soy experta porque yo no tengo tanta imaginación para encontrarle distracciones a mi bichilla cada segundo de su vida. Y sí, cuando se aburre, se inventa cosas y juegos más que sorprendentes. Y lo de salir de casa cargada de cosas tampoco va conmigo. Si va a al parque que juegue con los columpios y con los otros niños. Si vamos a la playa, a remojarse y a la arena. Me niego a trasladar todos los bártulos que tiene solo para evitar que los eche de menos.

    • Alejandra Melús

      19 Julio, 2016 a 4:29 pm Responder

      Es que encima es cómodo para todos. No merece la pena ir cargados porque ni siquiera lo usan. Muchas gracias y un abrazo

  • Tere

    19 Julio, 2016 a 4:06 pm Responder

    No sé a qué edad un niño se entretiene solo, pero siempre me apenará que el buenhijo sea único, porque vengo de familia numerosa y para mí el mejor juguete son l@s herman@s. Espero que el buenhijo se aficione a los Playmobil tanto como sus tíos y yo en nuestra época infantil y sí, adolescente ja ja.

    • Alejandra Melús

      19 Julio, 2016 a 4:30 pm Responder

      Bueno, seguro que tendrá muchos entretenimientos y disfrutará mucho igualmente. Un abrazo y gracias

  • Marietta

    21 Julio, 2016 a 9:36 pm Responder

    Mi buenhijo único habla solo. Se cuenta historias y no deja de construir cosas con sus Legos. Me encanta porque es capaz de jugar con cualquier cosa que haya a mano sin importar mucho lo básica que sea. Aunque le encanta su tablet, lo que más le sigue gustando en correr aventuras con cualquier niño que haya a mano. Y, si no,siempre me tiene a mano para darme la plasta hasta que lo mando a paseo!!!
    La verdad es que le tengo un poco de manía a los padres que están continuamente planificando e interviniendo en el juego d e sus hijos o ¿es que a nosotros nos gusta que nos digan como y cuando divertirnos?

  • Marina

    28 Julio, 2016 a 7:33 pm Responder

    Muy buena la nota y los comentarios! Gracias!!
    Yo aprendí a la fuerza que no hay que estar tanto encima de los chicos: cuando mi primer hijo era chiquito, yo estaba todo el tiempo con él jugando, pintando, paseando, hablando, cantando… Cuando nació el segundo y el más grande empezó el jardín y empezaron los horarios yo ya no podía estar cocinando y jugando al mismo tiempo, así que el chiquito jugaba solo largos ratos con un autito (porque odio la tv de niñera!). Ahora que tienen seis y cuatro años cada uno, adivinen cuál de los dos es el que no sabe jugar solo…
    Hasta pronto! Bsos!!

Comentar

X