¿Qué quieres encontrar?

36
Ellas Opinan: cuando los buenosabuelos nos necesitan

Ellas Opinan: cuando los buenosabuelos nos necesitan

Los buenosabuelos, aquellos que nos han cuidado siempre e incluso a nuestros buenoshijos, llegan un momento que necesitan nuestra ayuda. La vida da un giro y ahora son ellos los que necesitan ser cuidados, ¡qué paradoja!. Todos llegaremos a ese momento y es lógico y natural que le prestemos nuestra ayuda. De este tema ha querido reflexionar Marisa Casas, una malamadre muy querida por el club, y que seguro conocéis por madres estresadas. Esperamos que os guste, muchas veces es importante pararse a pensar en estos temas. 

Malasmadres-estresadas

*Podéis seguirla en facebook, twitter y en su blog

Si la maternidad es complicada no quieras saber lo difícil que es la “hijidad”.

Maternidad: tú, malamadre cuidas como puedes, o sabes a los buenoshijos.

Hijidad: ahora toca cuidar padres, madres, y en mi caso hasta un tío sin hijos.

Cuando los buenoshijos crecen y empiezas a encontrar tu tiempo y tu espacio, te vuelves a dedicar a tus vicios, manualidades, cocinar sin prisas, cine de adultos o viajes en pareja (o sin ella) te das cuenta que los buenosabuelos empiezan a necesitarte, para acompañarles a la compra, al médico, que ya no se pueden subir a la escalera a poner o quitar las cortinas, y te vas convirtiendo otra vez en cuidadora.

Y no siempre te das cuenta a tiempo, no es fácil entender que ahora te necesitan y cada vez para más cosas. No es fácil detectar una demencia senil cuando se trata de alguien cercano, no es fácil cuando no se dejan cuidar porque no se dan cuenta de que ya no pueden.

Mi madre, mi suegra y mi tío pasan de los ochenta años, una se maneja todavía en su casa, otra con algo de demencia vive cada mes con un hijo y mi tío está en una residencia. Los tres, cada uno de una manera dependen de mí, de señoresposo, y de mis hermanos, mis cuñados, mis primos…. Y de mis hijos.

Y no todos se implican ni todos los que se implican lo hacen como deberían, o como los demás creen que deberían. Sinceramente yo tengo suerte, tengo una familia extensa muy unida, no discutimos por quién hace qué ni por qué has hecho eso y no lo otro, ni echamos cuentas de yo he hecho más o a ti te dieron más, y las abuelas se dejan cuidar, que no todos los abuelos se dejan.

He visto de todo, abuelos agresivos, hijos maltratadores. Ancianos que se merecen el cielo, hijos que se lo merecen también.
Hermanos que dejan de hablarse cuando se enfrentan al reparto de la herencia, y hermanos que se unen mucho más para sobrellevar los problemas.

Yo tengo claras algunas cosas, necesito tener mi conciencia tranquila, ayudando a los míos, porque a mi me ayudaron y me siguen ayudando, no pienso en lo que hacen los demás sino en lo que puedo hacer yo. No es igual una madre que una suegra, pero las dos son abuelas de mis hijos y se merecen el mismo trato, y si cuido a mi madre, debo de cuidar a mi suegra, y cuando viene me toca a mí y no a su hijo, porque tengo más tiempo, y porque me lo he adjudicado yo, sé hacerlo mejor que señoresposo y lo vi así cuando le tocó a mi madre, cuidó a mis dos abuelas.

Sólo pido a señoresposo y mis hijos que no cuestionen mis decisiones y que me abracen cuando me superan los problemas.

Y vosotras malasmadres, ¿qué os ha parecido la interesante reflexión de Marisa?, ¿estáis viviendo la misma situación? Contadnos vuestra experiencia.

Y antes de irnos, os recordamos varias cosas:

– Emoción recibir vuestros selfies con el libro “Soy buena malamadre” en hola@clubdemalasmadres.com. Si no lo tenéis, podéis conseguirlo en FNAC, Casa del Libro, Topbooks y Mapas y Compañía, tanto en tienda física como online. ¡YEAH!

– Podéis seguir participando en el sorteo de “La última vez que…” que lo hemos ampliado hasta el próximo día 15 de mayo. Dejadnos un comentario AQUÍ, contándonos aquello que echas de menos desde que eres malamadre. Y vete de fin de semana a malamadrear gracias a Kaiku Sin Lactosa y #daelpaso.

– ¡Han vuelto nuestras camisetas más rockeras! Las calaveras ya están aquí. Puedes conseguirla en todas las tallas y si tienes cualquier duda, nos dices a latienda@clubdemalasmadres.com ¡YEAH! https://www.soymalamadre.com/producto/camiseta-calavera/

Calavera

Han comentado...

  1. Más razón que una santa. Yo soy del mismo parecer: mi madre entregó sus mejores años a mi crianza y a la de mi hermano, sin rendirme cuentas, y aún, a mís 40, mal que me pese, lo sigue haciendo. Y entiendo que ahora es mi turno. Aunque no es mayor, no está bien de salud, y el rol de cuidadora comienza a asomar. Sé que las demandas serán mayores conforme pase el tiempo y lo asumo. Aunque mi hermano también se implica, no es lo mismo. Ni la disponibilidad de tiempo y espacio, y lo asumo con alegría. Marisa demuestras una vez más con tus hechos la humanidad que te envuelve y qu nos encandila a las que te conocemos primero 2.0,y luego 1.0, y yo soy una de esas afortunadas. Y por eso sólo pueden que pasarte cosas buenas, por esa generosidad que no todo el mundo demuestra y menos en los tiempos que corren, donde el egocentrismo y las excusas por mil motivos hacen que dejemos a nuestros mayores a un lado. Un beso muy fuerte

    1. sabemos hacerlo, está en los genes, al menos sabemos hacer todo lo que podemos, y sobre todo no sentirnos culpables de no poder hacer todo, ni de que los demás no puedan/quieran hacer

  2. Muy buen post y cargado de razon. Mis familiares todavia no son tan mayores,pero sin duda cuando llegue el momento espero darles y ayudarles por lo menos con la misma intensidad y el mismo cariño con el que ellos me han cuidado y criado a mi de pequeña, y como me ayudan ahora con el buenhijo.

  3. Gracias Marisa por tus palabras. En mi caso todavía al cuidado de los buenoshijos y trabajando fuera de casa, y los buenosabuelos ya necesitan de nuestra ayuda. Suerte, como en tu caso, tenemos una familia que se implica y no hay reproches. Mucho ánimo a todas las malasmadres que están al cargo de los buenosabuelos.

    1. pensar igual que yo? Ese es parte del tema, unos piensan que es mejor que los mayores estén en una residencia, otros con ayuda en casa, aunque sea alguien que no conocen… Otros con la familia, dónde sea, no es nada fácil, afortunadamente nosotros lo sobrellevamos bien.

  4. Este post me toca muy de cerca, demasiado. Por diversos motivos yo era siempre la que atendía todas las necesidades de mis padres. Pero a raíz de que ambos fueron diagnosticados de alzheimer casi a la vez tengo que dar gracias porque mi hermano dio un paso adelante y desde entonces ambos estamos ahí para lo que se necesita. La enfermedad consumió a mi padre en sólo cuatro años y siempre queda la duda de si hicimos todo lo posible. Pero creo que sí. Aún mi madre nos necesita a pesar de no saber ni siquiera quiénes somos….ánimo a todos los que cuidan.

    1. Apóyate en tu hermano y en los que te quieren, seguro que hiciste todo lo posible y bastante más, No sé dónde lo escuché… Ella no sabe quién soy, pero yo sé quién es ella. Un besazo y mucha fuerza

  5. Pues es algo que yo también he vivido ya en carnes y el tema se las trae. Por cuidar a mi padre tuve que renunciar a mi trabajo, para entonces “solo” estaba recién casada, así que parecía fácil (miro atrás y asumo que con mi hija hubiera sido imposible). Ahora mi madre también empieza a tener problemas, sigue cuidando a la buenahija porque dice que eso le da vida, pero hay cosas para las que me necesita y veo que el tiempo que la puedo dedicar es menor.
    Somos la muy bien llamada “generación sandwich” porque no bien tenemos a nuestros hijos casi encaminados o incluso criados ya nos está tocando cuidar de nuestros padres.
    Creo que es un acto que todo hijo debería hacer, porque ellos nos lo han dado todo, y más que por eso, porque yo no sé si echaría de menos a mi padre igual si en vez de haber vivido el final de los días junto a él cuidándole y apoyándole, le hubiera dejado a buen cargo y simplemente visitándole hasta que su vida se apagara.

    Es una reflexión muy buena para hacernos conscientes que ese buenabuelo o buenaabuela de los que tiramos tanto ahora también querrán tirar de sus buenoshijos algun día

    1. claro que le da la vida, y si no me llamas y me la traes, aunque creo que puede conmigo!
      El problema sigue siendo la conciliación, pocos dejan de trabajar por un padre o una madre enfermos, o mayores, ¿no?

  6. Genial!!!! Me ha encantado leerte.
    Yo espero ser para ellos lo que han sido para mi. Mi padre aunque es joven ha pasado por una terrible enfermedad y nos ha necesitado para todo, desde comer hasta afeitarse o lavarse los dientes. Mi abuela tuvo Alzheimer (mejor ni hablar de esta terrible enfermedad que acaba con los recuerdos, con la vida). Mi madre nos ha mostrado como hay que entregarse a quien nos necesita, como sacar tiempo, fuerzas, sin olvidar el cariño y sin perder la sonrisa. Me encantara estar a su lado, cuidarla y mimarla cuando lo necesite.

    1. Enhorabuena por esa madre y por todo lo que enseña, Creo que es parte de nuestra labor de madres trasmitir esa entrega a los que más queremos y a los que más nos necesitan.

  7. Este posts llega en la semana en que yo he sido consciente de ello. Creo que es positivo recordar que ellos lo dieron todo por nosotros, así que que menos que devolverles un poquito.

  8. Marisa! Acabo de leerte porque el finde lo he tenido de reuniones familiares y demás festejos.
    De verdad, que razón tienes, tienes una suerte del poder contar con tu familia y que ellos. Je ten contigo y te apoyen, tanto en lo bueno como en lo malo, en las gracias y en las regañinas.
    Nosotros tenemos también esa suerte, estamos bastante unidos y salvo las peleas “con la monja” por lo cabezona que es, siempre nos hemos llevado muy bien y no hemos tenido ningún conflicto mayor.
    Ayer en la comunión estábamos todos súper contentos pero nos dimos cuenta que mis tíos, de más de 80 años, se pusieron un poco tristes al ver a mi Pollito y fotos de un primo mas pequeño. Se parece a su nieto, y por temas que yo todavía no tengo muy claros, no lo ven. No ven ni a su hijo ni a su nieto porque la esposa ni la familia de la esposa quieren. La verdad me parece muy mal por parte de su hijo, son sus padres, le han dado todo lo que ha querido y mas, y no se merecen esto. Seguro que cuando llegue el momento estará muy apenado por la pérdida de sus padres pero no por la herencia. Menos mal que tienen a sus hermanos y sobrinos, porque si no…en serio, yo con mis padres discuto mucho ( mi padre dice que le regaño) pero jamás se me ocurriría dejar de llamarles, verles o estar ahí cuando lo necesiten. Ellos dan lo que no tienen por nosotros, nos toca corresponderles cuando sea necesario.

    1. Discutir con los que llevas discutiendo desde que naciste no es discutir, es costumbre.
      Yo tengo claro una cosa. Mi familia es mía y no tengo que pedir permiso a nadie para decidir, ni para ir, ni para venir.
      Hago lo que puedo por la familia de mi marido… menos opinar, Y tampoco le dejo opinar a él, hablar si, claro, pero alguna vez que ha tocado sentarse en serio con los hermanos, él con los suyos, y yo con los míos,
      He visto demasiadas broncas con familias políticas, y me niego. Y tengo mucha suerte, les quiero mucho, y me siento querida, pero hay cosas que no me corresponden y punto.

  9. Por experiencia propia, puedo asegurar que es muy duro “querer estar” para tus padres porque te necesitan y no poder o no llegar porque tienes hijos pequeños.
    Desde mi primer embarazo, hace ya casi 7 años, convivo con la maternidad y con la enfermedad de mi madre, una niña más entre medias.Y ahora mi padre, también está pasando por una época complicada en temas de salud.
    A mí me genera una angustia tremenda. Por un lado por no poder hacer todo lo que ves que necesitan que hagas, porque no llegas, porque ya no das para más. Y por otro lado, porque cuando estás entregada a ellos porque es absolutamente necesario, piensas en lo que te pierdes en casa, en que al final tienes que tomar la determinación de dejar de “atender” a tus hijos en ciertos aspectos,para dedicar ese tiempo a tus padres.
    Así que tratas de partirte y repartirte, intentando llegar al menos a todo lo que puedes, pero aún así siempre aflora el bendito sentimiento de culpa. Porque siempre olvidas algo, no puedes estar en dos sitios a la vez, los niños, que son niños, te reclaman un tiempo que a veces no puedes darles. El buenpadre, que aguanta como puede, que nunca jamás se ha quejado, pero que ves que se ve superado. Y ahí estás tú, que aunque crees que estás haciendo lo que debes, no puedes evitar pensar que siempre hay algo que terminas descuidando.
    Pero a pesar de todo, de que hay días en que literalmente no das para más, para mí es impensable hacer las cosas de otra manera.

    1. ese sentimiento de culpa no vale.
      tu lo estás diciendo NO PUEDES, pero haces lo que puedes y un poco más, sacúdete las culpas, no hacen más que estresarte y hacer que todo lo veas más negro.
      Cambia el chip, Mira lo que haces, el tiempo que les dedicas, las sonrisas que te llevas y que regalas, y no te culpes, por favor, seguro que te esfuerzas lo suficiente y más.

  10. Madre mia! Veo esta reflexion y estoy enmediodelmerdesinpoderhacernada.com… Me rio por no llorar.
    Yo soy de Panama y vivo en Barcelona. Mi padre tiene 80 años y mi madre 75. Mi padre tuvo un ictus hace 4 años y una de mis hermanas q viviaen panama murio hace 3. Soy la peque d 4 hermanos. Mi hermano vive en USA, lo q deja a mi otra hermana sola con mis padres en panama. Complicadisimo! No se como ayudarla… Yo cuando voy me encargo de mi padre para q ella pueda desconectar, xo madre reclama otro tipo de atencion y se q para ella es muy dificil sentirse desplazada x el q esta mas enfermo (mi padre).
    Aqui, mis suegros son unps 10 años mas jovenes. Pero, en contrapartida estan mucho mas cascados q mis padres. Por lo q el buenpadre pasa mucho tiempo cuidandoles.
    Yo me encargo de la burnahija de 11meses la mayor parte del tiempo… Es duro, xo aunque siempre se habla del amor de madre, tb existe el amor de hija… Vivan los abuelos, yo les quiero mucho a los 4 y espero q vean crecer a mi buenahija hasta el infinito y q la disfruten muchisimo

    1. Yo pienso mucho en qué pasará si mis hijos emigran y me hago vieja sin ellos cerca, Hay mil cosas que se pueden hacer, escribirles una carta, llamarles, enviarles un regalo por su cumple, o cualquier otro día, apoyar a tu hermana y mandarle besos y darle las gracias….
      Un besazo, linda no siempre es fácil,

      1. Gracias!
        El domingo pasado hice q mi sobrino le instalara skype a mi malamadre (de ella aprendi el oficio ;-)) para q pudisemos hacer una videoconferencia y asi pudiese sentirse buenabuela i ver a su ultima buenanieta (mi buenahija).

  11. Bonita reflexión!! Algún día nos llegara,por que todo en esta vida se repite.Lo bueno es saberlo llevar como tu y si no aprender de tu ejemplo.Gracias.

  12. Marisa, el.último día que nos vimos justo hablamos de ello. Te deseo toda la fuerza, y espero que sigas transmitiendo nos esa sabiduría que tienes. Un besazo

  13. Si que somos la generación sandwich, mi marido y yo somos de familias muy parecidas en edades, ninguno de los dos tenemos padre desde hace ya más de 20 años y nuestras madres necesitan de nuestros cuidados porque tienen ochenta y tantos años; la suya se mueve con un andador y la mía tiene demencia senil tipo alzheimer, así que vive con nosotros un mes cada dos porque somos tres hermanas y nos repartimos su cuidado. A todo esto le sumamos que tenemos los dos nuestros trabajos (por suerte) y una buenahija de 4 añitos que sacar adelante compaginandolo todo…
    Así que me da muchísima envidia de las mujeres que casadas y con hijos todavía se sienten cuidadas y arropadas además por sus madres y padres y pueden seguir sintiéndose como niñas pequeñas entre sus brazos, yo lo echo muchísimo de menos…
    Disfrutad las que podais de ese enorme placer de poder haceros un ovillito en el regazo de mamá y sentiros protegidas como cuando erais pequeñas, eso es impagable…

    1. aayysss mucha fuerza para poder con todo!
      Tu hija ve tu ejemplo, aprenderá que se puede cuidar a los mayores y a los niños a la vez.
      Mi madre es tan generación sandwich como yo, se juntó cuidando hijos, nietos y madres a la vez, no fué divertido, pero es lo que ahora me da fuerzas para hacer todo lo que puedo

      1. Gracias por los ánimos, la verdad es que no me gusta mucho hablar de ello, solo tirar hacia adelante con buen humor y sin pensar mucho en el dolor que me causa ver a mi madre así, con lo que ella ha sido….es muy triste, por eso no lo pienso, solo actúo, aunque me ha sido de mucha ayuda este post al ver cuanta gente hay como nosotros luchando por hacerle la vida más fácil a sus mayores.

  14. Marisa como siempre tiene más razón que un santo y estoy de acuerdo con ella y espero que cuando me toque a mi sepa actuar como se espera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más