Side Area

Ellas opinan: la importancia de viajar a contramarcha

Ellas opinan: la importancia de viajar a contramarcha

Haber viajado a contramarcha hubiera evitado el fallecimiento del pequeño Garbiel de dos años y medio. Su malamadre Elena Chamorro ha emprendido una lucha por conseguir que se imponga el uso del sistema de retención infantil (SRI) a contramarcha. Hoy nos cuenta su historia en el blog.

1_elenachamorro_ellashablan_ficha-01

*Podéis seguirla en facebook y firmar su petición de change.org aquí.

El 3 de noviembre de 2014 mi hijo Gabriel de dos años y medio y su padre Fernando sufrieron un accidente de tráfico. Volvían a casa del colegio cuando en una curva un coche se salió de su carril invadiendo el sentido contrario y embistió nuestro coche. Mi hijo sufrió una decapitación interna que le produjo una parada cardiorespiratoria. Fernando consiguió reanimarle.

Un accidente fatídico

Posteriormente y tras horas de angustiosa espera nos dieron la noticia más devastadora. Gabriel se había quedado pentapléjico. No respiraba por si sólo y no podía mover ningún miembro del cuerpo ni la cabeza.

Empezaron largos meses de tratamientos y operaciones para conseguir recuperar y darle la mayor calidad de vida posible. Siete meses después de lucha y tras haber conseguido que empezase a hablar y a mover la cabeza Gabriel, tras una desconexión del respirador, entró en coma y falleció.

La ola verde

Durante este periodo de tiempo creamos una página de Facebook donde íbamos volcando las victorias y derrotas, nuestras vivencias y sentimientos. Esta página nació ante el gran shock que provocó la noticia en nuestro entorno y la necesidad que se creó en la gente de ayudar de manera espontánea. Así y, poco a poco, surgió la Ola Verde, una ola que se extendía por todo el mundo llegándonos de muestras de apoyo y cariño de todos sitios y de las formas más diversas. Nos ayudaban a cubrir los distintos contratiempos que surgían. Venían a visitarnos, nos contaban cuentos, hacían guiñoles; dibujos, peluches, mensajes de ánimo, arcoíris y tréboles fueron inundando poco a poco la habitación del hospital y la web.

Sistema de retención infantil a contramarcha

Después del fallecimiento de Gabriel, Cristina Barroso nos abrió los ojos de la cruda realidad. La muerte de Gabriel se podría haber evitado de la manera más sencilla: usando un sistema de retención infantil (SRI) a contramarcha. Tras saber y encajar como pudimos esto lo primero que hicimos fue cambiar a nuestra hija de dos años de SRI. Lo segundo fue unirnos a la lucha de diez años de Cristina.

Una lucha cuyo objetivo es dar una información que se lleva ignorando y ocultando mucho tiempo. Una lucha que persigue conseguir que ningún padre tenga que vivir y sufrir lo mismo que nosotros. Una lucha cuyo objetivo es que no haya más vikingos como Gabriel por una causa evitable. Que casos como el nuestro, y que no es el único, se repitan por creer que estás comprando el SRI más seguro del mercado, lo más premiado y reconocido por las asociaciones que se supone más credibilidad tienen y más velan por ti y que resulta que no es así….

Campaña en change.org

Viendo que esta información no se estaba dando y que, al contrario, se intenta acallar hemos iniciado una campaña en change.org a favor de las sillas a contramarcha (podéis firmarla aquí)

Hasta ahora hemos conseguido que mucha gente conozca y se una al uso de estos dispositivos, también cada vez más organismos recomiendan su uso hasta al menos los cuatro años, DGT, Mapfre, etc. Pero sigue habiendo mucho desconocimiento y por ende niños en peligro cada vez que suben a un coche.

¿Y vosotras Malasmadres lleváis a los buenoshijos a contramarcha? Os esperamos en los comentarios del post de hoy.

1_elenachamorro_ellashablan-02

2 Comentarios
  • […] leída, esa es ‘La importancia de viajar a contramarcha’, el relato que puedes leer aquí tuvo como protagonista a Elena Chamorro, quien perdió a su buenhijo Gabriel, ha emprendido una […]

  • Lorena Muñoz Palao

    2 Agosto, 2017 a 2:36 pm Responder

    Yo llevo a mi hija a contramarcha, después de oír hablar de ellas x casualidad, fui corriendo a la tienda donde la tenía encargada, allí casi me toman x loca, igual q familiares y amigos….¿a contramarcha? Eso es una tontería, y comentarios de ese estilo he tenido q oír. Hoy orgullosa digo q he ayudado ha que esos familiares y amigos se den cuenta de la realidad y elijan a contramarcha, no puedo estar más contenta!

Comentar

X