¿Qué quieres encontrar?

2
En búsqueda de la inspiración, no todo vale

En búsqueda de la inspiración, no todo vale

Si piensas que estás vencido, lo estás,

si piensas que no te atreves, no lo harás,

si piensas que te gustaría ganar pero no puedes,

no lo lograrás.

(Rudyard Kipling)

Hoy comenzamos este post con este párrafo tan inspirador y es que de eso viene a hablarnos Beatriz. Cómo buscar la inspiración, en que basarnos, qué referencias tomar. Como en tantos ámbitos profesionales y de la vida no todo vale y debemos dar en la diana, en la nuestra a través de aquello que nos identifique y queramos dar forma. A mi la inspiración me llegó en una época de crisis personal como sabéis, decidí hacer un cambio radical fijándome bien por donde pisaba. A día de hoy sigo en la búsqueda de la inspiración para el camino que decidí tomar y en el que vosotras malasmadres tenéis mucho que ver. Os dejamos con el post que seguro os llenará de buenas ideas y maneras de abordar el proyecto que tenéis en mente. Yo sólo pido dos cosas que la inspiración me llegue en casa con un boli que pinte y un trozo de papel en blanco, misión imposible cuando una es madre, ¿o no?

Malasmadres_Beatriz
* Licenciada en ADE, trabaja desde hace varios años en Consultoría de Negocio. 

Inspiración, inspiración, inspiración. Oímos constantemente esta palabra, y como madres emprendedoras, cuando llega el momento de concentrarnos y encontrarla, pensamos “venga, rapidito, a ver si encuentro la inspiración estos diez minutos que me quedarán antes de quedarme dormida, después de acostar a los niños, cenar y contestar emails” o “tendría que hacer un moodboard de esos tan maravillosos que inundan Pinterest”. ¡A mí me encanta la idea pero sinceramente no tengo tiempo!

Ser madre emprendedora y comenzar sola un proyecto supone ser, la diseñadora, la creativa, la publicista, la administradora, la contable, la de comunicación, la community manager, la financiera, todo menos recursos humanos porque no tenemos que gestionar personas ni nóminas (¡aunque esperamos hacerlo en un futuro!). Además tenemos que buscar inspiración, para sacar nuestro proyecto adelante, para la siguiente colección, para mejorar nuestros servicios, para crear nuevos productos, para organizar un evento y para crecer.

¿Por dónde empezamos?

Para allanar el camino es fundamental que nuestra mente y nuestra actitud permitan a la inspiración llegar a nosotras sin demasiadas dificultades. En el último post, hablamos del miedo y de cómo activar nuestro “soñador” y superarlo, haciendo referencia al libro ‘Superacción’  (Mónica Fuste). Hoy retomamos con otro capítulo del libro, el segundo paso, cómo activar nuestro “artista” para lograr la inspiración que necesitamos. Cuando activas el artista tu inspiración se potencia al máximo.

He hecho una lista de pasos, para que sea más fácil encontrar la inspiración que necesitamos en cada momento y que además os van a llevar a un punto que os va a sorprender, a entender que no todo vale y que es necesario parar un poco de vez en cuando para revisar nuestra idea, nuestro proyecto.

Primer pasoTe conviertes en aquello que piensas.

Tenemos que liberarnos de nuestras etiquetas, de lo que creemos que somos porque de siempre nos lo han dicho o porque creemos que la gente nos ve así.

Segundo pasoDesactivar nuestra inercia mental y convertirnos en nuestra mejor versión.

Hay que eliminar los pensamientos negativos y la culpa, entender que sucederá lo que tenga que suceder, lo importante es hacerlo lo mejor que podamos, si fallamos será un aprendizaje, como dice June Lemon en su Instagram: “a veces se gana y a veces se aprende” (¡qué frase más guay! ¡Y es muy guay para el repertorio de frases para nuestros hijos, para animarles a asumir riesgos!).

* Frases inspiradoras del instagram de @june_lemon

Tercer pasoImportante tener claro hacia dónde nos dirigimos y el resultado para centrarnos en el camino

Céntrate en hacer lo que sientes en cada momento, sé fiel a ti mismo, ámate sin condiciones, permítete disfrutar del trayecto y sentir entusiasmo a cada instante. “El entusiasmo está profundamente arraigado en la capacidad de elegir, no en las circunstancias. Para quien siente entusiasmo, la mejor manera de predecir el futuro es crearlo” Stephen Covey (autor de Seven Habits of Highly Effective. People).

Cuarto pasoInspírate a ti mismo en todo momento.

No esperes que la inspiración venga únicamente de afuera. Tu mundo es un fiel reflejo de ti mismo, así que sal de tu zona de confort y ve más allá de ti misma, sueña, imagina, busca.

Quinto pasoIdentifica tus valores, son el combustible que necesitas, y ellos te motivan hacia el logro de tus desafíos.

¿A qué dedicas la mayor parte de tu tiempo?, ¿dónde pones la energía?, ¿qué te apasiona realmente?, ¿en qué disfrutas?, ¿en qué te gastas el dinero?, ¿en qué actividad pierdes la noción del tiempo?, ¿qué es lo más importante para ti en este momento de tu vida? Tu idea, tu proyecto, debe honrar tus valores, debe hacerte feliz, porque dar lo mejor de ti significa ser fiel a ti mismo siempre.

Sexto paso¿Cuáles son tus fortalezas?

¿Tus talentos únicos?, ¿de qué estás más orgullosa?, ¿cuáles son tus oportunidades en la situación actual? Entender esto nos va a motivar y vamos a entender que debemos volcar todos esos talentos en nuestro proyecto, debemos explotarlos y utilizarlos al máximo. No tiene sentido que emprendamos algo que se nos da realmente fatal, o directamente que no nos motiva.

Séptimo y último paso que se divide en tres a su vezInspiración externa.

Este concepto es muy amplio, vamos a dividirlo en proyectos y personas que nos inspiran, marcas a las que nos gustaría parecernos, y líderes que nos motivan.

“Cuando pones en marcha cualquier tipo de proyecto o realizas cualquier trabajo que genera valor y mejora la vida de un número de personas, tanto tú como ellos pensaréis en las ventajas que poner en marcha ese proyecto ha tenido tanto para ti como para los beneficiarios. Es un impacto vertical en el que tú pusiste una bola de nieve en marcha y ella rueda cuesta abajo, verticalmente, impactando positivamente en todo aquello que se encuentra a su paso. Todo el mundo verá tu impacto vertical, pero el que mejora el mundo no es éste, sino otro mayor: el impacto horizontal. La magia de poner un proyecto en marcha que mejore el mundo no está en el impacto directo que tiene sobre los principales beneficiados, sino en el que tiene en todos aquellos que te estaban observando y que, inspirados por ti y gracias a que tú pusiste en movimiento tu bola de nieve, ellos pondrán en marcha las suyas. El impacto vertical de tu bola es finito. El horizontal no tiene límites. Su efecto es multiplicador y exponencial porque no activa una bola, sino muchas”

Este texto pertenece al libro Los 88 peldaños del éxito que estoy deseando comprarme desde que leí este fragmento, me resulta tan motivador: al iniciar tu bola de nieve no solo construyes tu huella, sino que sin saberlo inspiras a otros a que construyan la suya. Las madres emprendedoras nos inspiramos entre nosotras. ¿No os pasa? Vemos modelos de negocio todos los días en las RRSS que tienen una persona y una historia que nos gusta detrás, aprendemos de ellos y empatizamos con ellos. ¿Quién ha generado ese impacto horizontal en ti?, ¿quién te inspira?, ¿a quién admiras profesionalmente?, ¿por qué?

Cuando me plantee estas preguntas me di cuenta de quien quería ser profesionalmente hablando, literalmente vi la luz. Estaba confundida y lo vi claro, vi quien quería ser. Quería ser emprendedora porque eso iba alineado a mis valores, tener flexibilidad de horarios (conciliación) y poder ver a mis hijos el tiempo suficiente de calidad que necesitaba (familia), quería crear mis productos (creatividad), quería formar una empresa con valores (personas) y poner una minihuella en el mundo haciendo las cosas a mi manera (libertad, poder elegir). Me di cuenta de qué modelos me inspiraban y porqué era, eran mujeres emprendedoras, luchadoras, trabajadoras, con miles de ideas, humanas y muy profesionales al mismo tiempo. Esas personas sin saberlo me han inspirado a mí, me han dado fuerza para seguir adelante con mi proyecto, ese es el impacto horizontal que no tiene límites, es la magia de crear tu proyecto y luchar por tus sueños.

Es fundamental que nos rodeemos de esas personas a las que nos gustaría parecernos, como dice mi madre, todo se pega menos la hermosura.

Marcas a las que nos gustaría parecernos

Pueden ser exactamente de nuestro sector, que vendan los mismos productos o servicios o no, pueden ser marcas que nos gusten por cómo hacen las cosas, por lo innovadoras que son o por el sistema de distribución que tienen. ¿Cómo nos vamos a diferenciar?, ¿y qué vamos a hacer mejor?, ¿qué vamos a aportar?

Líderes que nos motivan

Esto puede parecer un poco estrambótico, pero es la típica pregunta que te harían en una entrevista para una revista cool y hay que estar preparadas para cuando seamos famosas… Dime un líder, alguien famoso a quien admires. Ver vídeos, entrevistas de personas que nos inspiran y nos gustan, y que han llegado muy lejos, puede ser muy motivador.

Hasta aquí hemos llegado por hoy, mucha información resumida, toca procesar y ponernos en marcha en busca de inspiración… ¿Cómo lo veis vosotras?, ¿es fácil encontrar inspiración?, ¿después de estos primeros posts seguís teniendo clara vuestra idea?

En el próximo post toca ser realistas. Muchas ideas, muchos sueños, mucha motivación, mucha inspiración, pero… ¿cuánto tiempo le vas a dedicar a tu proyecto para sacarlo adelante? ¿Cuál va a ser tu ubicación física? ¿Qué financiación necesitas a priori?

Os dejo a continuación algunos vídeos y links inspiradores…

LINK 1. Casos de éxito de jóvenes emprendedores. No os deprimáis con las edades de los emprendedores :S

VÍDEO 1. No me considero feminista, pero apoyo al 100% esta iniciativa y me encanta Emma Watson en su papel de embajadora de esta causa

LINK 2. Frases inspiradoras y lessons learned de Steve Jobs

* Sí, la conocéis todas esta frase, pero es que no puede ser más cierta. Si te quedas esperando, nunca llegará. Y si lo decía un genio como él, por algo será…

 

Han comentado...

  1. Pues sí, aquí otra malamadre que decidió que los sueños hay que perseguirlos después de ser madre, que el error es no intentarlo y que es el mejor ejemplo que podemos darles.

    El taller de emprendedoras del año pasado en la feria DIY de este club, fue un buen empujón. EL primer evento para emprender que de verdad fue útil, además de recargarte las pilas.
    Después de redondear la idea (niños, como no) y tratar de hacer números que nunca terminaban de encajar, volví a pasar por la web de una franquicia, justo lo que yo tenía en la cabeza. Pero era franquicia.

    Y ahí llegó un nuevo dilema: franquicias, emprender a medias? Además de malamadre, malaemprendedora?

    Además están las amigas, las que tanto te quieren, que te dicen que por qué cuando puedes hacerlo sola. Con lo que vales.

    Y creo que lo que al principio me quitaba la idea, es el eterno cliché de la superwoman. Me sentía menos emprendedora, un poco tirando la toalla, por no arrancar con una idea que hubiera salido sólo de mi.

    Pero no. Igual que no dar lactancia a demanda no nos hace menos malasmadres, franquiciarse tampoco me hace menos emprendedora.

    Si hay ilusión, entusiasmo y ganas de trabajar, a por ello. Si te llena, no lo dudes.

    Espero ser en unos meses una nueva malamadre emprendedora feliz, desbordando ilusión y trabajo, y conciliando a mi hija, que tendrá un segunda casa en mi nuevo trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más