¿Qué quieres encontrar?

8
Campamento buenaabuela abierto por vacaciones

Campamento buenaabuela abierto por vacaciones

Hoy os escribo y doy los buenos días desde el mejor campamento de la vida, ese que mis buenashijas recordarán como el verdadero verano azul, el de las siestas interminables, las mañanas de playa, los caprichos encadenados, las colchonetas y los besos apretados: el “Campamento Buenaabuela”, término acuñado por mi compañera Sara cuando deja a su buenahija al cuidado de la buenaabuela.

Para mí el “Campamento Buenaabuela” se convierte en la fase 2, la más esperada de “Los Juegos de la Conciliación veraniega” y es que solo hay un objetivo para esta Malamadre en verano: sobrevivir hasta que llegue agosto y ponga la mente en modo desconexión, el cerebro en remojo y me entregue a la intensidad familiar. Así que después de una semana de locura, dos de campamento escolar, desembarcamos en Tierrasanta con dos maletones, dos niñas, dos patinetes, mucho sueño y una bolsa con dos pistolas de agua, como si aquí no se pudieran comprar, pregúntenle al buenpadre que empieza a ponerme bolsas con cosas al lado de las maletas. Pero a estas alturas del año, no vamos a discutir por estos menesteres.

  • ¿Queréis café?
  • ¿Tienes algo de color para lavar?
  • ¿Cenáis hoy en casa?
  • ¿Playa o paseo?
  • ¿Salimos a desayunar?

Son algunos de los hits de este campamento, regentado por una buenaabuela que lo da todo cuando llegan sus nietas de Madrid. Yo la miro y pienso: “¿seré yo capaz de ser tan buenaabuela como ella el día de mañana?”. Lo dudo más que Los Panchos y me siento afortunada de tenerla, pero soy muy consciente de que en este campamento todos tenemos que echar una mano y hacer la estancia lo más fácil posible, aunque ella se niegue y no te deje hacer mucho.

Abro la nevera y está ahí el salmorejo más rico del mundo esperándome, los yogures de las niñas, la cervecita fresca, mi queso blanco preferido, que solo compra para mi hermana y para mí, y fruta para todo el vecindario. En el campamento de la buenaabuela todo está a punto siempre, las sábanas puestas y los armarios ordenados. Ella nunca se queja, siempre tiene una sonrisa y un beso “apretao” para sus nietas, cumple tus horarios, tiene en cuenta las cosas que le dices y si no te pregunta. Para ella sus nietas son las más guapas, las más graciosas y las más todo, pero también las regaña y educa. Esta buenaabuela lo tiene todo. Cuando aceptas la estancia en este campamento, tienes que contar también con que hay alguien más en él: el buenabuelo. A él hay que quererlo por como es porque es el mejor apoyo para la buenaabuela, pero olvídate de intentar que las niñas no coman gusanitos a deshora o no tengan la fanta que quieren o dos helados seguidos. La negociación comienza y tocará ceder en algunas cosas porque el hit del buenaabuelo es: “angelito, con lo buena que es” y así estaremos hasta que a finales de agosto cojamos despeñaperros en busca de la añorada rutina.

Me encanta escucharles hablar con la buenaabuela cuando no me ven. Tienen una relación de amor que sé que no olvidarán nunca. En unas horas cerraré la puerta de mi casa, dejándoles atrás, sintiéndome orgullosa de esta buenaabuela que lo pone todo tan fácil y te dice: “vete tranquila, disfruta, que las niñas están bien…”, pero llevándome a cuestas mi mochila de “culpa”, mi mochila de “ni contigo ni sin ti”. Meses soñando con este momento y ahora el corazón en la boca por dejarlas. Pero acaso ¿hay mejor campamento? ¡Pues no! Así que cuando me siente en el tren SOLA con el buenpadre respiraré profundo, pensando en que también es bueno echarlas de menos, por prescripción médica, y que ellas… ellas están felices.

Tenemos cami para las buenasabuelas. Yeah!!!

Y llega con un 20% de descuento de promoción por lanzamiento

Así que no hay mejor día que hoy para contaros que POR FIN tenemos camiseta para ELLAS . Porque las buenasbuelas se lo merecen todo.

  • Porque el día 26 de julio es su día y se merecen un detalle así.
  • Porque son las salvadoras de muchas Malasmadres, las que nos permiten conciliar.
  • Porque son amor del bueno y nadie quiere como ellas a nuestros buenoshijos.

Espero que os guste. Podéis conseguir esta camiseta Tierrasanta para Buenasabuelas maravillosas aquí.

cami-tierrasanta1

*Foto de mi madre con la niñas en Tierrasanta. Todas con cami de la colección Tierrasanta.

cami-tierrasanta2

*Orgullosas de la buenaabuela. 

cami-tierrasanta3

*La buenaabuela estrenando camiseta con la buenahija1.

Han comentado...

  1. Cuanta razon tienes!!!!
    Yo que ahora tengo a los buenosmellis con ella…veo como los adora, y los quiere con locura… Aunque a veces les da el toque.
    Y sí…todo ordenadito en su sitio, y los peques haciendo caso cuando les dice que tienen que guardar los zapatos en su sitio.. (¿porque a mi no me hacen caso?…)

    Y pronto cambiaremos, y pasaran de estar con la mejor buenaabuela del mundo, la àvia (abuela en catalan), a irse con los suegros… Que sí, que disfrutan igual, pero no es lo mismo..jajajaja.

    Viva mi madre!!!!

    Feliz verano malasmadres

  2. Y repartis entre las 2 buenas abuelas o solo se quedan con una. Nosotros aun es muy pequeño pero si lo hacemos nos tocara repartir entre ambas familias.

  3. Uff leyendote me has emocionado. Mis buenosabuelos estan todo el año con ellas ya que mis mellis tienen 13 meses y tengo la gran suerte de poder quedarse ellos con ellas mientras trabajo. Ayy que harimos sin ellos sin su nevera llena de fruta sin su comida etc

  4. Ay, que os vimos el viernes en TierraSanta… mi señor marido es paisano vuestro, y, aunque se ha venido a la capital, bajamos en vacaciones. El viernes ibas por el Paseo con la Buenahija1 caminando por el poyete de tu brazo, como hacen mis dos mayores. Yo estaba en una heladería con mi bebé en la mochila.
    Un beso rinconero!!!!

  5. Yo la culpa la tengo por no querer dejarlos! La única vez que he dormido separada del bh1 fue para tener al bh2. Mi suegra me mete presión para que les deje una Semana al bh1 de 4 años, pq están a 300km y no podría dejarlo menos, pero no me atrevo todavía, solo de pensarlo me pongo mala, y claro él tampoco quiere.. Y como hace años que vivimos en el extranjero, siempre nos hemos apañado para cuidarlo pq no tenemos familia cerca, así que ahora que podría llevarlo una Semana no soy capaz, no quiero hacerlo y me hacen sentir como una loca histérica y me hacen reproches!! Y me siento un bicho raro y culpable…

  6. Qué envidia me das y cómo me he emocionado. Mi madre me crío al mayor en su primer año de vida hace ya 5. Con el segundo no ha podido ser porque el alzheimer se ha apoderado de ella en estos años, pero siempre pienso que daría lo que fuese por poder mandarles todo el verano con sus abuelos y que atesoren recuerdos que nunca olvidarán. Aún así, siempre que podemos vamos con ella porque al final ellos son los que la traen siempre de vuelta. Pero me da rabia que cuando sean mayores no la recordarán como era antes, sino como es ahora. Disfruta mucho de lo que tienes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más