Side Area

Niños tímidos: “detrás de las faldas de mamá”

Niños tímidos: “detrás de las faldas de mamá”

Cómo ayudar a los buenoshijos cuando son tímidos y que mejoren sus relaciones sociales es el tema hoy en el blog. Muchas de vosotras nos habéis escrito para que Maribel Gámez, nuestra experta y psicóloga infantil trate el tema y nos de herramientas para poder ayudar a los buenoshijos. No compararlos con nadie y animarles a que desarrollen sus habilidades comunicativas son aspectos fundamentales para conseguirlo. 

*Maribel acaba de dar forma a su proyecto en forma de página web: www.otrapsicologa.com. En ella encontraréis diferentes temas que os pueden ayudar.

Ser capaz de relacionarse de manera satisfactoria con los demás me parece casi un arte. Rara es la persona que atiendo en consulta que no tenga dificultades para hacerlo en una u otra situación. Y hablo de personas ya adultas. Necesitamos a los demás, somos seres terriblemente sociales, pero hacerlo bien es muy difícil. La timidez, esa sensación de inseguridad o vergüenza que una persona siente ante situaciones sociales y que le dificulta entablar conversaciones y relacionarse con los demás, es un gran obstáculo para poder vivir feliz en sociedad. Desde pequeños este problema puede hacer que los niños sufran mucho, ya que desean relacionarse con los demás, pero el miedo al qué dirán o a su reacción negativa se lo pone muy difícil.

¿Tímidos ya desde el nacimiento?

Nada más nacer cada niño ya es diferente. Se ve muy claramente cuando comparamos a un bebé con otro, incluso si esos bebés son hermanos. Mientras unos son muy llorones o más irritables, otros sin embargo, son tranquilos cual balsa de aceite; a algunos bebés les encanta comer y sin embargo a otros nos cuesta Dios y ayuda que prueben un bocado. Y eso no es producto del aprendizaje, no han aprendido a ser así ya que acaban de llegar a este mundo. No les ha dado tiempo. Los niños llegan equipados con una especie de “personalidad provisional” llamada temperamento que más tarde se desarrollará plenamente de una forma u otra dependiendo de los aprendizajes que vayan teniendo en su vida, de los cuales nosotros, los padres, somos los principales responsables. Ser más o menos sociable o más o menos tímido también viene determinado por el temperamento, es decir, hay un componente genético. Pero no hay que preocuparse por ello. Que haya un componente genético (como en casi todo) no significa en absoluto que no puedan aprender a ser más sociables, depende del entorno que les rodea y los aprendizajes que tengan en la infancia lo que determinará su personalidad ya formada.

¿Cómo saber si hay un problema?

Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza, eso significa que necesitamos el contacto con los demás, el contacto físico y emocional. Sin embargo aunque esto sea una realidad la variabilidad de lo que cada persona necesita en cuanto al contacto es muy grande. Podemos observarlo en los adultos. Hay personas que buscan el contacto constantemente con familiares y amigos mientras que otros prefieren dejarse mucho espacio para estar con ellos mismos, a solas. Ni una cosa ni la otra son perjudiciales en sí mismas.

La clave es que la persona se sienta satisfecha con la calidad y cantidad de amigos que tiene. La satisfacción o felicidad es algo muy personal, cada persona la encuentra de una manera diferente. Y creo que es la meta que tenemos que intentar que nuestros hijos alcancen, sin ideas preconcebidas de “como tienen que ser” Su personalidad se va forjando poco a poco y podemos encontrar a niños que aunque se lleven muy bien con otros niños y no sientan vergüenza en las interacciones sociales también busquen bastantes momentos para jugar y estar solos. No hay una forma correcta de ser mientras veamos que el pequeño se desarrolla socialmente y se sienta feliz. Hay niños que son muy selectivos eligiendo a sus amigos, no les vale cualquiera y tienen unos pocos compañeros bien escogidos mientras otros hablan con toda persona que se le cruza por la calle. Todas estas situaciones son normales mientras veamos que el pequeño esté bien a nivel emocional.

Sin embargo debemos estar atentos cuando ocurren alguna de estas dos situaciones que pueden ser problemáticas:

  • La cantidad de amigos que tiene el niño no es suficiente. Hay niños que no tienen amigos o muy pocos. El pequeño tiene un deseo de ampliar su círculo de amistad pero le da vergüenza acercarse a otros niños o grupos que no conoce y entablar nuevas amistades.
  • La calidad de estos amigos es insatisfactoria para él. Puede tener muchos amigos pero notamos que no se lo pasa bien con sus iguales por los motivos que sea.

Ambas situaciones tienen en común que existe un malestar en el niño que tenemos que ayudarle a eliminar.

La timidez puede hacerle perder oportunidades por miedo o vergüenza: irse de campamento, realizar actividades extraescolares, salir con un grupo de amigos, hablar en alto en clase o en otros entornos) o la relación con éstos es insatisfactoria para él. También pueden existir problemas en la relación con los adultos. Hay niños que se relacionan bien con otros niños pero que se sienten coartados cuando tienen que hacerlo con personas mayores. Hablar con un profesor o un amigo de la familia puede convertirse en una odisea para ellos.

La timidez puede darse porque el niño o bien no tiene habilidades sociales que le ayuden a relacionarse con los demás (como por ejemplo saber como comenzar una conversación, saludar, saber decir que no, hacer bromas, etc.) o que, aunque las tenga, tema ponerlas en marcha por el miedo a ser criticado o ridiculizado por ciertos entornos. Por el miedo a que pensaran de él. Es aquí cuando tenemos un problema, cuando esa timidez le afecta a su vida de manera importante, y por lo tanto no consigue socializarse adecuadamente lo que puede provocarle sentimientos de aislamiento, rechazo o tristeza.

¿Como estimular las relaciones sociales?

  • Exponerle a situaciones sociales desde pequeño, que pueda estar en contacto con otros niños de su edad.
  • Facilitarle oportunidades para que pueda ir desarrollándose socialmente como ir a excursiones, campamentos, actividades en grupo como las deportivas, etc.
  • Tener siempre en cuenta que los padres somos los primeros modelos para nuestros hijos. Aprenden de nosotros absolutamente todo así que también como relacionarse de manera sana con los demás. Si él pequeño ve que somos cortados o tímidos o que nunca salimos con amigos, él tendrá menos oportunidades de vernos en acción y aprender de nuestras interacciones. O si las ve y tenemos muchas dificultades también aprenderá a relacionarse así con los demás. Si nosotros no somos muy sociables, pero si queremos que nuestro hijo lo sea, podemos fomentar ese contacto con los demás a través del aumento de actividades en grupo con otros niños o posibilitar que pasen tiempo con otros miembros de la familia que si puedan ofrecerle un modelo más sociable.
  • Ayudarles a desarrollar en casa las habilidades sociales necesarias para relacionarse con los demás, como la capacidad para decir que no o el manejo de conflictos. Un niño que no se le permite decir que no en casa y argumentarlo, no lo hará fuera y será un blanco fácil para ser manejado por los demás a su antojo.
  • Mostrarnos contentos por las interacciones que tenga con otros niños o adultos conocidos. Que nos vean felices en estas situaciones aumentará el gusto de ellos por estar con los demás.
  • Ayudarle a resolver conflictos con los demás. Explicarle que los desencuentros con otras personas a veces son inevitables, analizar la situación con él y ver planes de acción y evaluar luego con él el resultado.
  • Dejarle claro que cada niño es diferente y tiene su propia personalidad y que eso es normal. No tiene porque parecerse a otros niños.
  • No compararle con otros niños, ridiculizarle en público o hacer bromas sobre su dificultad para relacionarse con los demás. Esto parece obvio pero hay padres y madres que lo siguen haciendo. Y lo que para un adulto parece una broma inofensiva al niño le puede hacer sentir terriblemente mal, minando su autoestima.
  • Respetar su ritmo al relacionarse. Hay niños muy observadores que tardan un buen rato en integrarse en un grupo hasta que deciden que es el momento de hacerlo.
  • Exponerle a situaciones que tengan alta probabilidad de éxito (organizar una fiesta con niños conocidos donde sea muy probable que disfrute) y aumentar la dificultad social poco a poco (que vaya interactuando con los que no tenga tanta confianza en un ambiente conocido etc.)
  • Nunca dejarle en situaciones que creamos que pueden resultarle muy desagradables como una fiesta de cumpleaños con muchos niños que no conoce. Hay que ir poco a poco abriendo su abanico de relaciones sociales. Si no lo hacemos así puede experimentar situaciones muy aversivas para él y desarrollar más miedo incluso a relacionarse con los demás.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis sido niñas tímidas? ¿lo son vuestros buenoshijos? Cualquier duda Maribel os la responderá.

30 Comentarios
  • SARA

    16 Marzo, 2017 a 7:56 am Responder

    Hola,

    Yo tímida no la verdad, y la buenahija tampoco. Ve niños y echa a correr a preguntarles si quieren jugar con ella, a veces le dicen que no y viene toda tristona. Yo le digo que no pasa nada que a lo mejor están cansados y no quieren jugar y entonces juega conmigo… Si se corta un poco mas con los adultos, sobre todo si no los conoce ni ella ni nosotros, lo cual tampoco esta del todo mal porque enseguida me resuena en la cabeza mi madre diciéndome “no se habla con desconocidos”

  • Maribel

    16 Marzo, 2017 a 8:07 am Responder

    Hola Sara, que bien! Parece que tu buenahija busca y disfruta de las relaciones sociales. Tu respuesta cuando a veces otros niños le dicen que no está fenomenal. No haces una tragedia de ello, le das una posible interpretación de lo sucedido y tiene además la oportunidad de jugar contigo (también se le podría animar a hacerlo con otros niños si los hubiera cerca de donde está jugando) Por otro lado es muy bueno que se corte más con adultos que no conoce. La precaución de no hablar con desconocidos cuando somos pequeños tiene mucho sentido y es el de que no conocemos las intenciones de esas personas y es mamá la que debe confirmar o no que esa persona puede ser confiable. Gracias por comentar. Pasa buen día Sara!

    • SARA

      16 Marzo, 2017 a 9:02 am Responder

      Igualmente preciosa!!! Gracias por contestarme = )

  • Marina Silleras Soler

    16 Marzo, 2017 a 9:09 am Responder

    Hola yo no soy nada timida pero siempre e sido muy miedosa. El buenpadre de pequeño era muy timido. Y mi buen hijo tiene 2 años y es timido , vamos al parque todos los dias y al ver a los otros niños parece que le den miedo, es un niño muy observador y hasta que no tiene la situacion controlada el no se mueve. Es muy parlanchin pero siempre en situaciones que el controla y con gente conocida. Por la calle desde el carro va saludando a todo el mundo.En septiembre lo llevaremos a la guarde y como una malamadre estoy muy preocupada. Hay gente que nos aconseja que lo dejemos que no estemos con el en las situaciones que le incomoden, despues de leer esto me a quedado claro que lo estamos haciendo bien.
    Un saludo

    • Maribel

      16 Marzo, 2017 a 2:59 pm Responder

      Hola Marina, yo creo que con los niños hay que ir enseñandoles las cosas que les cuestan poco a poco, proporcionándoles en cada situación las ayudas que requieran y luego ir retirándoselas para que puedan ser autónomos en un futuro. Seguro que lo estaís haciendo bien. Un abrazo!

  • María del Prado Caja

    16 Marzo, 2017 a 9:16 am Responder

    Mi hijo es bastante tímido. En la guardería lo pasó fatal, no dijo ni mu en todo el curso ni a niños ni a profesores. Este año en el cole de mayores lo lleva algo mejor, pero no habla mucho. De hecho él te lo dice claramente, que no habla en el cole. Creo que se le junta la tímidez con su leve retraso del lenguaje, pero le hemos visto poco a poco un gran avance. Procuramos quedar más con amigos y familiares con niños, hacer fiestas en cumpleaños y todo lo que pueda reforzar sus relaciones sociales y parece que va funcionando… Eso sí, le cuesta bastante menos relacionarse con adultos, pero es porque estos siempre le dan pie a que hable e interactue, cosa que con los niños de su edad es más dificil.

    • Maribel

      16 Marzo, 2017 a 3:02 pm Responder

      Seguid así facilitándolemás situaciones sociales porque parece que va mejor y se va abiendo más. Que estupendo encontrar malasmadres tan observadoras y atentas con sus pequeños. Espero que siga evolucionando cada vez a mejor. Un beso María.

  • Eva

    16 Marzo, 2017 a 9:21 am Responder

    Mis hijas necesitan lo contrario. Hablan con todos a su alrededor. Abrazan al panadero si le doy los buenos días. Cuentan todo a los pasajeros del autobús. Por mucho que les diga que no hablen con todo el mundo y que no abracen a la gente son muy cariñosas y demasiado abiertas. Ya crecerán y se harán más tímidas. espero

    • Maribel

      16 Marzo, 2017 a 3:04 pm Responder

      Jajaja, ya nos contarás pero si suelen volverse más selectivos con el tiempo y no tratan igual de cariñosamente a todo el mundo, como es lógico, pero de momento seguro que son las más simpáticas del barrio!! Gracias por comentar Eva

  • Mayte

    16 Marzo, 2017 a 10:32 am Responder

    Hola, yo la más tímida de todas, lo pasé realmente mal. Ahora me he enfocado tanto en que mi buenahija no tuviera que pasar por eso, que creo que he conseguido que sea muy sociable, pero ahora tiene una edad (10 años) que me pierdo un poco, todo lo sociable que ha sido hasta ahora… pues parece que lo está perdiendo, no creo que sea timidez. Supongo que es una etapa más, el tema “mejores amigas”, o estás dentro o te rehúyen…en la clase hay una líder, las demás quieren ser la mejor amiga de la líder, y si no es así se ridiculizan entre ellas… Cómo hacerle ver que vaya a lo de ella sin que se aísle del entorno social al que pertenece?? Esa es mi duda y me cuesta saber cómo afrontarlo.

    • Maribel

      16 Marzo, 2017 a 3:10 pm Responder

      Hola Mayte, a veces en los colegios se crean grupos de niños muy cerrados y muy selectivos donde uno de ellos “lidera” el grupo y pide exclusividad. O bien tu pequeña ya no está agusto (por las reglas que el propio grupo pone) en ese grupo y quizá deba buscar otros compañeros de juegos o bien, y esto es difícil, ser capaz de quejarse o “decir que no” cuando los otros niños de ese grupo hacen algo que le molesta o piden cosas que a ella no le gustan. Estás dos últimas habilidades son las más dificiles de aprender porque implican en un porcentaje alto conflicto con otros compañeros y manejar esas situaciones. Espero haberte ayudado. Si tienes más preguntas o me quieres contar más a fondo te dejo mi correo: maribelgamezcruz@gmail.com

  • Ana

    16 Marzo, 2017 a 11:18 am Responder

    Mis dos hijos son tímidos, pero sobre todo el que más me preocupa es el mayor que ya tiene 14 años. Mi marido y yo éramos tímidos de pequeños pero ahora nada….en mi caso casi lo contrario!, he intentado de todo, pero le cuesta mucho relacionarse, el año pasado le apunté a teatro, le mandé de campamento con su hermano… pero ha sido así desde que nació (tampoco creo que le ayudara mucho estar con una chica cuidándole hasta los 3 años, tuvo 0 estimulación!).
    para colmo repitió curso y el pobre lo llevó fatal….en el cole me dicen tiene un grupo de amigas y que le ven bien, pero en casa se pasa el día encerrado estudiando y no queda con nadie (no quiero que se vaya de botellon pero por favor un término medio!!!).
    En fin, una malamadre desesperada!

    • Maribel

      16 Marzo, 2017 a 3:16 pm Responder

      Hola Ana, quizá le fuera bien una actividad, la que él quisiera, la que más le gustase como actividad extraescolar. Si el objetivo es que se socialice un poco más hay que buscar una actividad en grupo con chicos de su edad con los que pueda relacionarse y que sea de manera frecuente. Pero siempre algo que le guste mucho. Por ejemplo yo tengo una mamá con un niño de más o menos esa edad que le ha apuntado a clases de robótica y está feliz con sus nuevos amigos y en clase se lo pasa genial. Hay que buscar lo que le guste a tu buenhijo.

      Un abrazo

  • ELENA

    16 Marzo, 2017 a 12:53 pm Responder

    He sido una niña tímida, mi hija mayor lo fue durante años (suena mal, tiene 8) importante: enseñarles a decir que les gusta y que no para que no permitan abusos sólo por conseguir amigos y darles tiempo y serenidad, a día de hoy me ha pedido ir de campamento ella sola este verano y por supuesto irá. Yo sufrí sobreprotección y salir del cascarón con 18 cuando llegas a la universidad es muy duro.

    • Maribel

      16 Marzo, 2017 a 3:13 pm Responder

      Totalmente de acuerdo Elena. Hay muchos niños que solo por estar con otros se dejan manipular por los demás y abusan de ellos. Tienen que aprender como es una relación sana con los demás y negarse a hacer ciertas cosas que no quieren hacer porque al final, ¿que clase de amigo abusa de tí?
      Gracias por contar tu experiencia. Un abrazo

  • LaCestitadelBebe

    16 Marzo, 2017 a 1:31 pm Responder

    Hola, gracias por el artículo, mi peque tan bien es tímida, este año empezó el cole, pero conforme ha ido avanzando el curso ha progresado bastante, como bien dices hay que animarles mucho y estimularlos en el buen camino. Gracias por los consejos, son muy buenos! Besos!

    Anabel

    • Maribel

      16 Marzo, 2017 a 3:11 pm Responder

      Mil gracias a tí por comentar. Un abrazo gordo!

  • Silvia_lc88@hotmail.com

    16 Marzo, 2017 a 3:00 pm Responder

    Yo de pequeña tambien era algo timida ahora con el paso del tiempo no lo soy tanto pero mi hijo de 3 años es mucho mas timido que yo tanto que eso supone un problema en el cole ya que se hace pipi encima con tal de no hablar con la profesora. Con amigos que tenemos pasa lo mismo, con los niños se relaciona bien pero como le hablen los padres se queda paralizado con la boca abierta. Yo ya no se que hacer con él porque con nosotros habla por los codos

    • Maribel

      16 Marzo, 2017 a 4:08 pm Responder

      Parece que su reacción de miedo es muy intensa ya que de tanto miedo que experimenta se hace pis encima…Podeís empezar con acercamientos pequeños, que esté con vosotros mientras habla con otra persona adulta con la que le cueste muy poco hablar y animarle a que le dirija una mirada o una palabra, dependiendo de lo que le cueste menos. Desde la seguridad que le daís vosotros podeís ayudarle a que se relaciona más con otros adultos. De todas formas si el problema persiste y sigue sin relacionarse con adultos y quereís ayuda profesional os dejo mi correo electrónico: maribelgamezcruz@gmail.com
      Un abrazo

  • Maria Sanchez Robledo

    16 Marzo, 2017 a 5:26 pm Responder

    Hola
    Yo siempre he sido tímida y realmente lo sigo pasando mal. Mledo al ridículo etc.
    Y a mi hija de 5 años le pasa lo mismo
    El cole ahora lo lleva mejor, pero a las extraescolares, gimnasia rítmica, no quiere ir, siempre se queda llorando. Yo sé que la cuesta relacionarse con los demás niños y es que lo pasamos las dos mal.
    Tampoco cede a quedarse con tios,abuelos, etc.
    Que nos recomiendas?
    Muchas gracias.

    • Maribel

      17 Marzo, 2017 a 8:20 am Responder

      Hola Maria! veo que la dos soís tímidas y os cuesta relacionaros. Cada caso es diferente y para darte una solución tendría que conoceros más. Como recomendación general te diría lo que comentaba en el post: para ir superando la timidez hay que ir poco a poco llevando a la pequeña a situaciones bien pensadas y graduadas que al principio le cuesten muy poco y luego ir aumentando la dificultad. Sin embargo si tu también eres tímida la pequeña notará seguro tu miedo y ella reacciona también con miedo ya que si mamá tiene miedo a esta situación ¿como no la voy a tener yo? Es muy importante que no te sientas culpable por que tú también seas tímida y tu pequeña “imite” lo que haces si no intentar buscar soluciones. Como también comentaba en el post quizá haya otra persona (el padre, la abuela, étc) alguien muy cercano a la pequeña con la que se pueda enfrentar a las situaciones sociales que le cuestan con un modelo diferente, que tenga menos miedo a las interacciones sociales. Si ves que esta dificultad persiste en el tiempo, no dudes en buscar ayuda.
      Gracias por compartir tu experiencia
      Un abrazo

  • Sara

    16 Marzo, 2017 a 9:46 pm Responder

    Yo tengo la noche y el día en casa. El
    Buenhijo1 es tan sociable que asusta, necesita hablar casi 24h al día y se relaciona con todo aquel que desea hablar. Va por el colegio saludando a todos por su nombre, niños y profesores y solo tiene 5 años!! Y luego está el buenhijo2 con 3 añitos, que cada vez q se acerca alguien se queda mudo y se enrosca en mi pierna. Se pone tan nervioso que hasta se hace heridas en la cara. Estamos trabajando en los puntos que comentas en tu post, suavizándole las situaciones sociales, yendo a clases extraescolares con el, … de manera que el año que viene cuando empiece el colegio no vaya a peor con tanta gente desconocida (lleva desde peque en la misma Guarderia con los mismos niños y profes) pero la verdad es que nos preocupa muchísimo que sea tan tímido.

    • Maribel

      17 Marzo, 2017 a 8:23 am Responder

      Teneís que ir viendo la evolución del vuestro buenhijo2 que tiene que ser lenta pero firme y progresiva. Como comentaba a otras malamadres, no dudeís en pedir ayuda antes de que estas situaciones se vayan agravando con el tiempo y la solución sea más difícil de poner en marcha.
      Espero que todo vaya a mejor.

      Un abrazo

      • Sara

        17 Marzo, 2017 a 9:37 pm Responder

        Gracias Maribel. Ya estamos tabanjando con la psicóloga de la guarde para trabajar este tema. Sin duda creo q contar con ayuda experta nos está resultando muy útil a todos para enfrentarnos a esta situación.

  • Caramjn

    17 Marzo, 2017 a 12:22 am Responder

    Yo siempre he sido muy tímida, el párrafo que comienza con “la timidez puede hacerle perder oportunidades” me describe perfectamente. Con la edad lo llevo mejor, aunque sin me cuesta. Mi hija de casi 2 años parece que prefiere jugar sola, se agobia cuando hay muchos niños, aunque los conozca y en el parque no interactúa mucho. Espero hacerlo bien, porque no quiero que lo pasé tan mal como yo..,

    • Maribel

      17 Marzo, 2017 a 8:26 am Responder

      Seguro que sabes ayudar a tu pequeña, apóyate en la gente que tengas alrededor, comparte tus preocupaciones y ofrece a tu buenahija oportunidades para que se socialice con los demás.

      Te deseo mucha suerte
      Un abrazo muy grande

  • Sara

    19 Marzo, 2017 a 10:54 pm Responder

    Yo fui una niña muy tímida y recuerdo pasarlo fatal por mi propia inseguridad. Ahora tengo una hija de 5 años igual de tímida que yo fui, y mi interés es evitar que lo pase mal como yo lo pasaba reforzando su seguridad y autoestima. Pero ella no contesta nunca a los saludos y agasajos que le hacen los vecinos a diario, incluso sale corriendo cuando escucha q viene alguien para evitar la situacion, y son gente a la que ve todos los dias, mucho mas cuando es gente q vemos menos a menudo. En clase me dicen que se relaciona bien pero ella es de aferrarse a uno o dos amigos, y aunqie se unan a los demas si le faltan ellos se retrae mas. Vamos a fiestas de cumples y el momento de sentarse a la merienda ya ni la obligo porque se pone a llorar si no me siento a su lado en la mesa de los niños. La verdad me cuesta saber como actuar en estas situaciones

    • Maribel

      20 Marzo, 2017 a 6:47 pm Responder

      Hola Sara, si que parece que tu pequeña es tímida, si ves que no va evolucionando y relacionándose mejor con otros niños y esto se convierte en un problema, escríbeme si quieres y hablamos de como ayudarte a que la ayudes a vencer esa tímidez.
      maribelgamezcruz@gmail.com

      Un abrazo

  • Cristina Esteve

    22 Marzo, 2017 a 12:29 pm Responder

    Hola, mi hija de 5 años jamás fue una niña tímida, se relacionaba con todo el mundo. Desde que ha cumplido los cinco años, cada vez que hay una persona nueva o no muy conocida, o adulta, se coge a mi pierna y me dice a mí que le pregunte tal o cuál cosa. Su padre es más o menos tímido, yo no demasiado (aunque de pequeña lo fui). No sé si se trata de una fase, o es que lo lleva en los genes y se le pasará cuando sea mayor como a nosotros. ¿Tú qué crees? Gracias

  • MIC

    20 Junio, 2017 a 11:25 am Responder

    Hola
    Pues yo era tímida y mi hija también, lo es en principio, ahora no me considero tímida, hablo con todo el mundo y tal, mi hija poco a poco ha ido perdiendo la timidez, aunque ella sólo le pasa al principio, después en cuanto se siente cómoda ya se le quita todo, yo lo he visto siempre normal, además teniéndome a mi de antecedente, siempre he intentado no darle importancia, porque creo que es lo mejor, y ayudarla a que se sienta lo mejor posible, pero he de decir que hay mucha gente que lo ve como algo raro, que destacan a los niños tímidos como raros por el simple hecho de que los suyos no los son, otros tantos creen que los niños son como los payasos que tienen que llegar y hacer la gracia, y así un sin fin de cosas que he tenido que soportar, de hecho hubo un momento que llegué a pensar que si a mi hija le pasaba algo y no me daba cuenta, tanto en la guarde como en el colegio, dónde se ha notado mucho cambio ya que se relaciona con muchos más niños, siempre me han trasmitido lo mismo, que no tenía importancia que se integra muy bien y que es muy atenta, por lo que desde aquí me gustaría transmitir la falta de tacto de la gente, defender que cada niño tiene su personalidad y que los padres y familia estamos para ayudarlos y apoyarlos en su desarrollo.

    Saludos

Comentar

X