¿Qué quieres encontrar?

25
Nacida para luchar. ¡Estrenamos nueva colección!

Nacida para luchar. ¡Estrenamos nueva colección!

*Lee hasta el final porque tenemos SORPRESA y concurso #NacidaParaLuchar

¡¡¡¡Ya tenemos aquí la nueva colección  ‘Nacida para luchar’!!!!

Muchos meses de trabajo, cariño e ilusión invertidos en una colección que bebe y se inspira de los mensajes que siempre han acompañado al Club de Malasmadres desde su origen, aquel día que abrí la cuenta de Twitter de Malasmadres. “Cambiar el mundo” pensaba cuando era pequeña (os contaba el viernes aquí), y ese deseo se ha transformado en lucha, en la lucha por la conciliación real y de ahí nacen los lemas ‘Yo no renuncio’ y también ‘Malamadrear’, dos frases que junto a la que da nombre ‘Nacida para luchar’ recoge ese sentimiento que me acompaña día a día.

Las mejores modelos, nuestras Malasmadres

Cuatro Malasmadres reales para cuatro productos que forman parte de la nueva colección ‘Nacida para luchar’. Cada una de ellas tiene tras de sí una historia de lucha que iremos conociendo a lo largo de la semana en nuestras redes sociales. Hoy ellas son las protagonistas también. ¡Gracias, gracias por tanto cariño!

1. Camiseta ‘Yo no renuncio’ con Samantha Catalá

Samantha Catalá una de nuestras Malasmadres queridas protagoniza nuestra nueva camiseta con lema ‘Yo no renuncio’. Porque no renunciamos a ver crecer a nuestros buenoshijos, pero tampoco a nuestra carrera profesional. Podéis verla aquí.

2. Camiseta ‘Nacida para luchar’ con Eva Manjón

Eva da vida a la camiseta emblema de la colección con el mensaje ‘Nacida para luchar’, en verde militar y con un mensaje claro: luchar y no olvidarnos de Malamadrear. Puedes verla aquí.

3. Bolso ‘Nacida para luchar’ con Nagore Valera

Si hay algo que echa de menos una Malamadre es llevar un bolso pequeño, sobre todo si es para huir y Malamadrear. Con este de camuflaje, los buenoshijos no sospecharán nada. Puedes verlo aquí.

4. Camisa ‘Nacida para luchar’ con Julia González

La camisa verde ‘Nacida para luchar y malamadrear’ tiene como protagonista a Julia González, que conocéis por Julilipelos y que lucha como la que más por cambiar el mundo. Puedes verla aquí.

Han comentado...

  1. Aunque estoy operada d ela espalda, no he padecido graves enfermedades, tengo a mis padres vivos, así que mi luna puede ser más liviana. Pero mi luna me ha permitido ser malamadre.
    He vivido ese momento en el que te haces interiormente la pregunta “¿igual no puedo tener hijos? 4 inseminaciones y 4 FIV casi sin diagnóstico hasta poder recibir esa milagrosa llamada de una clínica de reproducción que te dice: “estás embarazada”.
    Eso hay que vivirlo. Hemos intentado un 2º hijo pero no ha habido suerte así que, aunque casa, soy la matriarca de mi pequeña familia, llevó adelante la casa en su diario ypor su puesto, al peque. Que comparte a su madre con 26 más a diario en mis aulas.
    Ahora mi sueldo se vuelve a recortar hasta que devuelva a los buenos abuelos cada céntimo prestado para una ilusión rota.
    Y aún así no me rindo, cada día con una sonrisa a soñar el despertador (bueno, un ratito después) y a disfrutar de todo lo que tengo. Y a seguir luchando porque pienso que me queda mucha tela por cortar, sé que siempre hay algo mejor por llegar!

  2. Luchadora??y quien no?, mi lucha empezó hace 4 años cuando un día normal y corriente de trabajo se convirtió en una pesadilla,me despidieron. Desde ese día la búsqueda de empleo ha sido activa día si día también, sobre todo cuando al buen padre le despidieron al año siguiente. Pero nada, perfil de edad poco contratable, me decían. Luchar porque tus hijos no vean no sientan en ti el miedo de madre, que es el único miedo que se tiene…puesto que todos los demás miedos desaparecen. Miedo de madre que creo que nunca desaparece pero que escondes, porque un pre – adolescente ya lo nota pero que el hermano de 9 años nunca lo verá porque pues es tan niño y me hace sentir su inocencia y nobleza que borra de mi cabeza cualquier preocupación. Ni que decir que mi dedicación debido a esto hacia ellos es del 100% y por eso me identifico como “malamadre” pues hecho de menos mi espacio laboral….
    Luchar? Y quien no? Yo solo soy una de tantas luchadoras….

  3. Luchar por encontrar un buen novio, y más adelante marido, luchar a diario por la relación de pareja, luchar por la crianza de 3 hijos y ver que el matrimonio se desmorona… luchar por arreglarlo y finalmente luchar por tener el mejor abogado!…

    Luchar sóla a diario con tus pensamientos y sacar fuerzas de dónde no las hay por el bienestar de los hijos, luchar por lo que una cree… y luchar por encontrar un buen trabajo que permita conciliar…y luchar nuevamente por encontrar la felicidad.

    Y por supuesto, dar gracias a toda mi familia por su incansable ayuda.
    GRACIAS!!!

  4. La conciliación es posible decían y cuánto nos queda por conseguir. El año pasado tuve que incorporarme a mi puesto (público) de trabajo cuando mi hija tenía 3 meses y aún me quedaba por disfrutar un mes de la baja de maternidad. Sin abuelos cerca, la locura para compatibilizar horarios llegó a nuestras vidas. Pero lo conseguimos y este año he conseguido el horario reducido, después de luchar luchar y pasar por mil oficinas para reclamar.

  5. Pufffff esa lucha contante para que el trabajar no se convierta en una pesadilla porque te sientes culpable de tener que dejar a tu hija todos los dias en manos de otros porque por desgracia no puedo permitirme quedarme en casa, luchar para que el tiempo que tengo con ella sea de calidad, luchar para que ella no sienta esa ausencia, si no que espera ansiosa, tanto como yo esos momentos de estar juntas, luchar porque al final parece que siempre perdemos las mismas y ya esta bien, porque al final deja de ser una opcion para ser algo necesario

  6. Luchar a diario y a veces sin fuerzas, no saber lo q es dormir desde que nacio la buenahija 1 y aunque parezca imposible ha empeorado con la buenahija 2 luchar por intentar seguir en el mundo laboral aunque no como realmente me gustaría pero teniendo que ser así de momento para no perderme el día a día de mis hijas, vendrán tiempos mejores me digo, luchar porque no las falte de nada y a veces parecer madre soltera por los horarios del buenpadre, nacida para luchar y no renunciar aunque canse mucho…

  7. Os comentaba por Instagram que me encanta la nueva colección, el vídeo y el mensaje que transmitís; es brutal, muy potente, como vuestro Club. Sois un ejemplo de lucha, de trabajo duro, de perseverancia… hacéis visible a la mujer en la sociedad y sobre todo, cuando esa mujer se convierte en madre y el entorno laboral se vuelve hostil, ahí es donde empieza una verdadera lucha. Gracias por hacerlo posible. En esta ocasión, no participaré pues mi lucha más importante hasta el momento ya la conocéis ????. Suerte a todas las Malasmadres, luchando juntas la batalla se hace más llevadera.

  8. Hace 5 años y medio nació mi hija. La empresa donde trabajaba (todo éramos mujeres incluidas mis jefas) me denegó una adecuación horaria y una reducción de jornada para conciliar. Finalmente, acabaron despidiéndome con un bebé de 6 meses. Tuve que coger un trabajo intensivo de tarde ante la amenaza de ere en la empresa del buenpadre o de lo contrario, no tendríamos ni para comer. Tras 3 años con este horario (con un “maravilloso” contrato de formacion en el que ejerzo de encargada), me quedo embarazada hace 8 semanasy solicito un cambio de turno a mi jefa (embarazada de 8meses) para mejorar la conciliación de cara al futuro. Mi jefa decide no mojarse y delega en mi compañera (mismo contrato y misma antigüedad) la elección de mi turno ya que decide que tiene que ceder mi compañera para que yo me “beneficie”. Obviamente, el egoísmo está a la orden del día y deciden que con 2 días de 6 de cambio de turno, es suficiente para conciliar. A todo esto, hace 10 días perdí a ese bebe y 48horas después del legrado, estaba trabajando como una jabata con el señor físico y emocional que esto conyeva y sin recibir la mínima muestra de agradecimiento. ¿Que si he nacido para luchar? Es obvio que si, aunque no queramos, esto es una lucha constante por tener una vida digna en la que trabajar y ser madre, no esté reñido. Lo conseguiremos??

    1. Un abrazo enorme Sara, ¡qué injusto todo lo que cuentas!. Déjanos tu historia aquí: goo.gl/PL6YSi

  9. Yo nací para luchar y mi hija nació luchando. Ella nació de 33 semanas y con las prisas de una cesárea no le desarrollaron los pulmones, tenía taquicardias y a las horas de nacer estuvo en parada cardiorespiratoria, la trasladaron de hospital y le dijeron a mi marido que los tratamientos eran incompatibles o le curaban las taquicardias o le desarrollaban los pulmones, decidieron desarrollarle los pulmones con un pronóstico de vida de pocas horas. La sedaron, la pusieron en hipotermia y le desarrollaron los pulmones y luego al quitarle la sedación volvieron las taquicardias, le metían día si y día también la cabeza en agua con hielo, dormía con unas palas de reanimación al lado de la incubadora hasta que después de 25 días le controlaron las taquicardias. Ella nació luchando y yo ya nací para luchar por ella pero hasta ese día no me había dado cuenta….

    1. Gran historia de lucha Nazareth, gracias por contárnosla. Si quieres participar en el concurso, deja tu relato aquí: goo.gl/PL6YSi

      Un abrazo enorme a tu pequeña luchadora

  10. Hola!
    Estoy intentando participar en el concurso y me sale este mensaje: “Lo sentimos, no se aceptan nuevas participaciones para esta promoción. ¡Muchas gracias!”.
    Creía que se podía participar hasta el 9 de octubre. ¿Se trata de algún error?
    Gracias y saludos
    Nerida

    1. Hola Nerida!!!

      Prueba ahora, si tienes más problemas, escríbenos.

      Un abrazo, puedes participar hasta el día 8.

    2. Hola Nerida!!! donde la puedo contactar? estoy haciendo un trabajo de investigación sobre educación. Saludos.

  11. Intento entrentrar a participar pero me dice que ya no se aceptan más participantes y en el post dice que es hasta el domingo 8… ????????????????????

    1. Ya lo hemos mirado y puedes entrar, si hay otro problema dínoslo.

      Un abrazo y sentimos las molestias.

  12. Me encanta vuestra campaña yo ahora tengo una lucha por una enfermedad de un familiar y es muy duro, de momento no estoy preparada para contarlo pero ánimo a la gente a que disfrute de la vida porque la vida te cambia en un segundo

    1. Hola Anya,

      Ya sabes que te mandamos todo nuestro apoyo.

      Un beso enorme y mucha fuerza!

  13. Hola,

    Yo tras 11 años de trabajo, uno de ellos en la última empresa, me han mandado al paro.
    Tras dos días rarunos de bajón, he decidido seguir un camino para opositar de lo mío y mejorar mi inglés. Porque,yo, queridas, No Renuncio a ser una buena informática.

  14. Hola MalasMadres! Hace poco que me entere de este club y cada día que pasa me veo más reflejada e identificada con todo lo que se cuenta…. hasta darme cuenta de que soy una más! Una malamadre más….!!! Y me siento tranquila al saber que no soy la única! ???????????????? Descubriros (descubrirte a ti Laura) ha sido un alivio para todas esas veces en las que me he visto desbordada pronunciando esas palabras de miedo y agobio “no soy buena madre”, “no lo hago bien”, gracias por tus palabras porque por ellas me he dado cuenta de que no estoy sola! Y que al final a todas nos pasa igual…..
    Desde bien pequeñita, cuando me preguntaban qué quería ser de mayor, mi contestación era “ser mamá”, tener muchos hijos. Primero llegó la gran lucha de encontrar con quién, no podía ser cualquiera y tenía que ser ÉL, gracias a Dios nuestros caminos se cruzaron (sorprendentemente cuando había decidido dejar de “luchar” por encontrar el amor), devolviéndome la ilusión de dos adolescentes conociéndose. Pasaron 4 años hasta que se decidió a dar el paso del matrimonio, NO PODÍA SER MÁS FELIZ, el amor de mi vida me había pedido que me casase con él, me sentía la mujer más afortunada del mundo. Una vez que nos casamos, como estaba “tan de moda” eso de no poder quedarte embarazada, decidimos no poner ninguna barrera al embarazo y que cuando llegase llegaría y nosotros felices de ello. Antes hablaba de “luchas”, luchar por encontrar el amor, luchar por tus valores, lugar por tus creencias, pero no sabía lo que se nos avecinaba. Dios nos quiso regalar por nuestras primeras navidades la noticia de que pasaríamos a ser unos más! Tan solo 3 meses después de casarnos (incrédula de mi pensé, pues no es tan difícil… ¡ja!) Aquí llego la que fue la primera gran lucha de nuestras vidas, igual que quiso mandárnoslo, a las 9 semanas de gestación decidió que estaba hecho más para Él que para nosotros y se lo llevó, “nació” un 14 de febrero, no soy muy de San Valentines ni cosas de esas, pero…a partir de entonces esa fecha pasaría para nosotros a ser La Fecha del verdadero Amor. Cuando pierdes un bebé, y al ser el primero, bueno, al principio, al menos a mi, me ocurrió que lo lleve de la manera más natural posible, además como verás soy creyente, por lo que me apoye mucho en mi Fe con la convicción absoluta de que si había ocurrido así, por algo sería. Estuve un par de meses de reposo pero en seguida decidimos que teníamos que continuar como dijimos al comienzo de nuestro matrimonio, sin prisa pero sin pausa, a la espera pero sin desesperar….cuando la realidad es que al final desesperas sin querer y te encuentras en una lucha verdadera, en donde psicológicamente después de que se cumpliera un año de que tu ángel de la guarda se marchara al cielo, ves cómo ese sentimiento tan grande que tienes por ser madre, esas inmensas ganas por conseguirlo se van truncando al ver que no es posible…..y empiezas a darle vueltas a esa “cosa” maravillosa que llamamos cabeza y a todo lo replanteas de la peor manera posible, ya no ves natural la pérdida de tu bebé, sino que piensas que lo perdisteis porque no eras capaz, ya no ves natural el que cueste, sino que piensas que fisiológicamente tu cuerpo no está preparado para dar vida, sumándole lo malamujer que te hace sentirte, al ver que no puedes satifacer a tu marido con la maravillosa noticia de hacerle padre, haceros padres….todo al final ronda en un solo tema, por lo que otro frente queda abierto, tu marido y las discusiones que generan tu mal humor, tus pensamientos negativos…así que lidia con no poder ser madre más en desentendimiento con tu marido…. fue un año y medio para querer desaparecer… hasta que decidí que aquello no podía continuar así, yo me había casado con mi marido porque quise y con quién quería estar era con él y sino podíamos ampliar la familia, no la ampliaríamos pero me bastaba su amor y el mío, no necesitaba más por mucho que me empeñase…! Fue entonces cuando nos volvimos a quedar embarazados y salvo algún susto del principio, gracias a Dios nuestro pequeño angelito salió adelante y disfrutamos de cada instante a su lado. Aunque obviamente no todo es perfecto, por mucho que lo intentes… ahora las batallas se han duplicado o triplicado! Luchas por querer no proteger en exceso a tu hijo, pero sin descuidarle, luchas por dar con el mejor colegio que le transmita todo eso que piensas que es idílico, luchas por conseguir morderte de lengua con las cosas que no compartes con su padre que sabes que son buenas para él pero que tú las harías de otra manera, luchas por no discutir, por estar siempre sonriendo, por llevarle bien peindo y vestido a la guarde, por no fallar en NADA, al final te ves luchando por conseguir un equilibrio ANTInatural olvidándote de lo natural y cuando consigues relajarte y encontrar una tranquilidad….Vuelta a empezar, embarazo, todos tan felices y a las 10 semanas “nace”, esta vez en Junio, apenas han pasado 4 meses y es verdad que no lo vives con la misma intensidad que la primera vez, porque tienes una personita de la que encargarte, porque ya lo pasaste una vez y sabes que de todo se sale, pero la pena de saber que no le conocerás, de pensar en cómo sería y lo que podrías haberle enseñado y que el/ella te enseñase, es tremendamente grande… y te vuelves a ver luchando, por sonreír cuando lo que quieres es llorar y encontrar respuestas a porqué, cuando sabes que nunca las encontraras….
    Y entonces llega ese día en el que encuentras un “Club” que se hace llamar “Club de malas madres” y entonces vuelves a respirar y a encontrar ese apoyo que en muchas ocasiones echaste en falta….sabiendo que tendrás que seguir luchando, pero esta vez lo harás de manera diferente, los duelos serán quizás menos duros y las alegrías serán más compartidas y pensar que eres malamadre no te hará sentirte tan malamadre como pensabas!
    Gracias a todas por ser como sois!!! Porque sois las mejores malamadre que podríais ser!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más