Side Area

El parto: día D, cómo sabré que ha llegado el momento

El parto: día D, cómo sabré que ha llegado el momento

“¿Cómo sabré si estoy de parto?”, le decía a la buenabuela antes de ser madre por primera vez. Ella lo único que me respondía era que cuando estuviera de parto lo sabría y que no me preocupara. Y bien que lo supe, qué dolor más indescriptible, recuerdo aquel momento en el baño agarrada al toallero y deseando dar a luz de una vez. Malasmadres no creáis a aquellas que os dicen que son como dolores de regla y no os perdáis los consejos de nuestra colaboradora y ginecóloga Sofía Fournier.

*Podéis seguirla en FacebookTwitterInstagram y en su Blog.

Llega un momento en el embarazo en el que ya te acostumbras a la barriga, a las pataditas del bebé, al no dormir seguido toda la noche e incluso a las náuseas. Es como que ya lo tienes todo controlado y de repente te das cuenta de que aún queda el plato estrella, el momentazo, es decir: el parto!

Y todas nos hacemos la misma pregunta: ¿cómo voy a saber que estoy de parto?, ¿qué va a pasar ese día? En este post espero daros unos cuantos tips para que sepáis identificar las señales, para que lleguéis a sala de partos como unas auténticas “veteranas”.

Semana 36, prepara la maleta

Primero de todo, lo más básico, a partir de la semana 36 es mejor tenerlo todo ya preparado: la canastilla del bebé, vuestra maleta y la del buenpadre, todo listo para si toca salir al hospital a horas intempestivas. Esto os va a dar tranquilidad, menos cosas que pensar entre contracción y contracción mientras valoráis si ha llegado o no el momento.

Otro tema clave: tener claro por dónde hay que ir al hospital, dónde está la sala de partos, si es mejor ir en coche o en taxi, etc… Con los nervios, es probable que tu pareja o la persona que te acompañe se pierda, que os olvidéis las llaves del coche o que no os acordéis de dónde hay que aparcar. Así, lo dicho, todo bien aprendido desde antes.

¿Qué síntomas notarás cuando te pongas de parto?

Pues bien, básicamente una se pone de parto de una de estas dos maneras:

1. Con contracciones

Para estar segura que son contracciones de parto es básico que se cumplan dos factores:

  • Que sean todas ellas dolorosas y que sean con una regularidad muy marcada. Yo siempre digo que si es el primer parto habría que estar en casa esperando durante unas dos horas con contracciones regulares y dolorosas cada tres o cuatro minutos.
  • ¿Y cómo de dolorosas? Las contracciones son como un dolor sordo, intenso, mezcla de retortijón y dolor de regla. Es un dolor que te impide concentrarte en lo que estás haciendo, que te obliga a cambiar de posición y que te hace centrarte sólo en eso. Cuando es un segundo parto, con esperar una hora en casa con contracciones regulares es más que suficiente.

 

2. Rompiendo aguas

Si empezáis el parto rompiendo aguas sólo os puedo decir una cosa, no os creáis las pelis, no hace falta que salgáis a toda pastilla hacia el hospital. Si son aguas claras, tranquilas. Tenéis tiempo de sobras en acudir al hospital, podéis daros una ducha, acabar de revisar las cosas y salir con calma. Normalmente no estaréis con contracciones aún, así que tenéis todo el tiempo del mundo en ir al hospital (bueno, no os demoréis más de unas 4-6h , pero vamos, que ir corriendo a riesgo de sufrir un accidente de coche no hace falta. ¡De verdad!).

¡Falsa alarma!

Leyendo este post el tema parece fácil, verdad? Pues bien, chicas, no siempre es tan evidente, lo reconozco. Hay situaciones en las que os podéis agobiar un poco por no saber si el día D ha llegado o no, pero eso no es un drama: toda primeriza tiene derecho a una o dos “falsas alarmas”, el equipo de Sala de Partos lo entenderá perfectamente.

¿Y qué cosas os pueden hacer dudar?

  • Las contracciones de Braxton Hicks, que son esas contracciones que aparecen en el tercer trimestre del embarazo y que conforme se acerca la fecha del parto pueden ser bastante molestas. Es habitual que una primeriza “confunda” estas contracciones con las de verdad, pero lo dicho, si os centráis en observar que sean todas dolorosas de verdad y muy regulares, estoy segura que seréis capaces de distinguirlas.
  • La pérdida del tapón mucoso: es un síntoma que no ocurre en el 100% de los casos, es decir, se puede parir sin haberlo perdido. Pero cuando ocurre no es un motivo para acudir a Urgencias, simplemente es un signo de que el tema se acerca, ¿ok? Así, si notáis un flujo espeso que puede estar manchado con hebras de sangre o de color marrón, tranquilidad, es sólo el tapón mucoso.
  • El manchar un poco de sangre después de la visita al ginecólogo en estas últimas semanas del embarazo: seguramente el doctor os habrá hecho un tacto vaginal para ver cómo está el cuello del útero, y es muy probable que tras este tacto tengáis una pérdida escasa, similar al último día de regla. En fin, que si os ocurre, no worries, ¿ok?
  • Romper aguas de forma no muy evidente. Esto puede ocurrir, se puede romper bolsa sin empapar la ropa interior y los pantalones, y por tanto, puede generar confusión. Así, ante la sensación de pérdida escasa de líquido cada poco tiempo, ante la duda de si puede ser una pérdida de orina o simplemente flujo mi consejo es que vayáis a Urgencias a que comprueben si es líquido amniótico o no.

 

Cuando estás de parto…

Y para acabar, llega ese mítico momento en el que la matrona o el ginecólogo te mira a la cara y te dice: “pues sí, estás de parto, te quedas ya en el hospital”. ¿Qué ocurre a continuación? Una mezcla de sensaciones, un sudor frío, una emoción, alegría y nervios indescriptibles, ya veréis.

Mis consejos para afrontar el parto de la mejor manera

  • Confiad al máximo en el equipo de guardia que os va a atender, su trabajo es conseguir una mamá y un bebé sanos y felices.
  • No aviséis a toda la familia, tener a vuestra madre, suegra, hermanos y etcétera en la sala de espera no sirve de nada, en serio. Es un momento para vivirlo en pareja, las visitas ya vendrán!
  • No vayáis al parto con una idea muy cerrada y preconcebida de cómo queréis que transcurra, mente abierta para vivirlo como vaya transcurriendo, ¿de acuerdo? Dejaros asesorar por los que saben, escuchad a vuestro cuerpo y veréis que todo fluye de una manera mucho menos medicalizada y rígida de lo que os podéis imaginar.
  • Vividlo todo con alegría, con buen humor y con emoción, una no es madre cada día, y el momento de conocer a vuestro bebé es mágico e indescriptible, de verdad.

No puedo finalizar este post sin antes deciros una frase preciosa que me gusta compartir con todas las futuras mamás: “el parto es la única cita a ciegas en la que es seguro que vas a conocer al amor de tu vida”.

Y vosotras Malasmadres, ¿supisteis cuándo estabais de parto?, ¿cómo fue ese momento?

Antes de irnos…

Las Malasmadres brindamos por la vuelta al cole

Queridas Malasmadres la vuelta al cole está próxima y brindamos por tan magno acontecimiento. Y para celebrarlo como se merece regalamos 5 ‘Kits de celebración para la vuelta al cole’ con Carrefour.

¿Qué tenéis que hacer?

  • Comparte tu brindis con un comentario en este post o a través de nuestras redes sociales (Facebook, Twitter o Instagram) con el hashtag #MalasmadresDeVuelta.
  • Los 5 mejores brindis se llevarán un ‘Kit con la equipación que toda Malamadre necesita para la vuelta al cole‘ con Carrefour.
  • Los brindis que vayan acompañados de foto o vídeo puntúan doble jaja.
  • ¡Puedes participar hasta el miércoles 13 de septiembre a las 23.59 horas!

 

¡Esperamos vuestros comentarios!

*’Kit de celebración para la vuelta al cole’

8 Comentarios
  • María Isabel Cabeza Corroto

    6 Septiembre, 2017 a 8:24 am Responder

    Yo para ser madre primeriza estaba tan agusto con mi embarazo, que en la semana 38 no tenía la bolsa terminada… Y un día manche rosita y con molestias, pero nada doloroso. Me fuí a hacer gestiones y me convencieron para ir a urgencias… Y había roto la bolsa. Ante la frase de “Bueno, te quedas ingresada, tu niña va a nacer” mi contestación fué… “No no, si me quedan 10 días para salir de cuentas… Además tengo que ir al ayuntamiento a hacer unas cosas…” y con la mirada me dijeron, te quedas sí o sí. Llamé a buen padre, que estaba trabajando y le dije, tranquilo, que esto va para largo, termina tus cosas y pasas por casa, coges la bolsa, mete tal y tal cosa y ya te vienes. Tardo tres horas. Tenía contracciones irregulares no dolorosas y había dilatado un centímetro… Ni me enteré. Después sí que me enteré… 25 horas después llegó Elena. Fué un parto tranquilo, normal (bendita epidural), lento pero muy muy relajado y un momento feliz. Tuve mucha suerte.

    Llegué a casa después del ingreso con el bebé y sin minicuna preparada, y todo por sacar… Tan tranquila estaba yo…

    Recuerdos maravillosos de un parto piel con piel y de un olor y sensaciones indescriptibles… Hoy mi buena hija brujilla nos desquicia y alegra por igual.

  • Magnomo

    6 Septiembre, 2017 a 9:05 am Responder

    Me vais a matar pero yo con cada parto voy a peor 😂😂😂 en El primero la bolsa estaba con todo en la semana 28 y allí se quedó hasta la 41+3. Parto que se desencadenó sólo a las 4 de la madrugada pero que esas 8 horas por casa con contracciones cada 5 minutos que me doblaban de dolor fueron lo mejor que tuvo. Luego me intervinieron tanto que fue fatal. Y la niña nació al día siguiente. Las otras dos fueron inducciones rozando las 42 semanas, con la última arreglé él Moisés él día de antes 😂😂😂 y ahora estoy en la semana 36 y no tengo ni bolsa. Me horroriza el momento 41 semanas y 4 kilos de bebé, mi último parto fue de 12 horas y ojalá me anestesiaran y me sacaran al niño mientras yo ni me entero.
    Y lo peor que llevo es pensar que me queda mes y medio tan tranquila y sin hacer la bolsa ni el Moisés ni nada. No tengo ni pañales 😂😂

  • Carol

    6 Septiembre, 2017 a 9:52 am Responder

    Pues yo tengo dos buenoshijos. El primero, inducción, sólo seis horitas, parto rápido y sin dolor. Con mi hija, que ahora sólo tiene 15 días tenía miedo por no saber lo que era ponerse de parto, y siendo tan rápido el primero, miedo tenía de no llegar al hospital… “Como no te va a dar tiempo?? Cuando estés de parto te enterarás…” Y llegué dilatada de 7 cm y pensando que era una falsa alarma. Tenía contracciones regulares (por eso me decidí a ir), pero no por el dolor, que pensaba que no iba a poder aguantar. En tres horas ya tenía a mi peque encima. Creo que he tenido suerte con mis partos, cosa que agradezco, porque yo soy muyyyyyy quejica, y no sé cómo hubiese llevado un parto de 12 o 15 horas.

  • Monica Carballo Barata

    6 Septiembre, 2017 a 11:13 am Responder

    Primer buenhijo,sedacion total y cesarea de urgencia por desprendimiento de placenta,casi no estamos aqui para contarlo,despues del parto atonia de utero y casi me desangro y me falto un pelo para que me lo extrajeran.
    Segunda buenahija,se me puso en las narices parto natural pese a que el ginecologo no estaba muy de acuerdo….y fue un parto estupendo,sin epidural y en dos horitas tenia a mi gorda de mas de cuatro kilos en mis brazos.

  • Planeando ser padres

    6 Septiembre, 2017 a 11:48 am Responder

    El primer parto, inducción en la semana 41+5 para obligar a mi bichilla a desalojar los interiores. 6,5 horas desde que me conectaron al gotero de oxitocina hasta que nació, en un parto vaginal de lo más sencillo. Y eso que llegué solo con 1 centímetro de dilatación. Ni tan mal, lo hubiera repetido una y mil veces, con la de cosas malas que se cuentan de las inducciones. Con el segundo, rotura prematura de aguas en la semana 35 ¡eso sí fue como en la spelículas! Me corría el agua por la pierna abajo en medio del salón, haciendo charquito en el suelo y todo. Completamente inesperado, llegué al hospital con el miedo propio de quién pensaba tener un segundo hijo pasado de fecha y ahora me iba a encontrar con uno a medio hacer. Llegué sin ninguna contracción y en 4,5 horas todas de golpe y el parto hecho ¡ni un punto para la recuperación! Vamos, que lo de saber en qué momento se iba a desencadenar el parto aún me confunde 😛

  • Sara Granda

    6 Septiembre, 2017 a 1:21 pm Responder

    Hola,

    Yo tenía contracciones regulares y dolorosas el día que me toco volver a monitores, aun no tenía el cuello del útero borrado y estaban a tope de partos por lo que me mandaron a casa.
    Fui con mi madre y mi consorte a cambiar una cafetera al corte ingles y luego ya dos horas y pico en casa con contracciones regulares y dolorosas (para mi son como cuando no vas al baño en tres – cuatro días que te taponas) Eche el tapón y nos fuimos al hospital porque ya no podía mas. 4h mas tarde y con la bendita epidural nació mi enana = ) Fue un parto maravilloso

  • Marisa

    6 Septiembre, 2017 a 3:44 pm Responder

    Con la primera llegue a un registro el día que me cumplía y estaba dilatada de 2cm, os juro que no había sentido nada. Me ingresaron y me rompieron La Bolsa, ahí empecé con contracciones seguidas, el registro era como una montaña rusa tras otra, sin parar, pegaditas y con dolor cada vez más fuerte pero soportables. Cuando ya me parecieron demasiado fuertes y pedí epidural me miraron y estaba de 10cm!! asi que no pudo ser. Habían pasado solo 3h desde la rotura de La Bolsa. Corriendo a paritorio y en media hora nació mi amor ❤️ Total 3,5h. Eran fuertes solo muy al final, cuando ya tocaba empujar.

    El Segundo, programado por presión de mi hígado en semana 39, cuando llegue tenía 1cm dilatado. Tampoco había Sentido nada. Rotura de bolsa y oxitoxina y 6h después nació mi segundo amor ❤️ Aquí si me pusieron epidural, muy poca, porque en el último momento se giró el muy bandido y hubo que esperar a que se volviera a colocar.

    En ambos casos tenía muy poca cosa preparada, no sentí absolutamente nada antes de ingresar aunque estaba ya dilatando, y gracia a dios fueron rápidos.

    A futura mamás, tranquilidad, no es para tanto. En El Segundo parto mi compañera de boxes estaba roncando mientras dilataba (era primeriza y se puso con contracciones de noche, pasó la noche en vela y desde que le pusieron la epidural se durmió 😊)

  • Jis

    8 Septiembre, 2017 a 4:37 pm Responder

    Lo mio si es de miedo… la primera :semana 38 fiebre y pensando que me pondrian paracetamol y a casa… dilatada de 2 xon contracciones regulares (que no sentia) inducción de parto… oxitocina y en 6h ya habia nacido mi buenhija1.
    El buenhijo2: 11 dias con contracciones irregulares todas las tardes (segun el gine no eran de parto) y en la semana 40en monitores dilatada de 2 pero sin cuello borrado me dijeron que para dias tenia… esa noche me desperte a las 2,15… con mucho dolor ,contracciones irregulares y un bebe encajado que ya no me dejaba incorporarme… no dio tiempo a nada y nacio en casa en media hora y a los 3 segundos de romper la bolsa…

Comentar

X