¿Qué quieres encontrar?

5
Mi marca: diferencias, trámites, lo que debemos saber

Mi marca: diferencias, trámites, lo que debemos saber

Malasmadres_Beatriz

* Licenciada en ADE, trabaja desde hace varios años en Consultoría de Negocio. Además de su pasión por la moda montó Les Tulipes, su tercer bebé, en 2011 el año que nació su primer hijo, que no podéis dejar de conocer.

Bueno malasmadres emprendedoras, ya estamos llegando al final de nuestra guía, lo que no quiere decir al final de nuestras iniciativas y proyectos con las madres emprendedoras, porque como os hemos dicho muchas veces, ¡no os abandonaremos en el camino!

Como podéis ver aquí estamos ya en el penúltimo punto, MI MARCA, mi me mi conmigo, mi marca, ese nombre, logo, idea que tenemos en la cabeza y no queremos que venga ningún ladronzuelo/a a quitárnoslo…

Pero, ¿y qué es la MARCA? Acabamos de mencionar varias palabras clave, ¿el nombre?, ¿el logo?, ¿la idea en sí? La verdad que uno al principio se bloquea y quiere protegerlo todo como si fuera la fórmula de la coca-cola, pero luego nos vamos relajando, sobre todo cuando vamos entendiendo la complejidad del tema…

Las ideas NO se protegen, salvo que nunca la desarrollemos y nos quedemos con el secreto, lo que si pueden protegerse son los productos que surgen de la idea. Os cuento una anécdota, una vez se me ocurrió una GRAN idea, o eso creía yo, y me metí por curiosidad a investigar el tema de las patentes, ¡casi me muero! (Podéis ver aquí este tema). Por supuesto mi gran idea estaba registrada, pero no una sino mil veces, con proyectos super detallados por ingenieros industriales en los que describían las medidas exactas, materiales utilizados, formas de uso… Conclusión, ¡me olvidé y a otra cosa mariposa! Hoy no profundizaré más sobre el tema de las patentes, porque es un mundo además de desconocido para mí que os afectará solo a algunas de vosotras, lo que nos afecta a todas es el tema de la MARCA…

Entonces, qué debo registrar de mi MARCA, una imagen vale más que mil palabras:

nike_denominativo_registro

Lo importante es registrar para empezar el “denominativo”, para asegurarte que nadie utilice tu nombre en tu sector. Si quieres además proteger tu logotipo deberías registrar la marca en la categoría de “marca mixta”, donde registrar tu denominativo asociado a la una representación gráfica concreta. Y si tienes un símbolo distintivo, como es el caso de Nike, hay que registrarlo como “gráfico”, y así proteges que nadie lo utilice junto a otro denominativo.

Todo esto os lo cuentan, junto a mil otras respuestas a preguntas interesantes sobre este tema, aquí.

Con este pequeño resumen espero haber dejado claro lo que hay que hacer, ahora vamos a ver cómo hacerlo (si, los trámites burocráticos que tanto me gustan, intentaré ser breve):

  1. Lo primero es que si tenéis la firma electrónica todo será más sencillo (yo no la tengo, ¡pero debería!) porque lo podréis hacer por vía telemática.
  2. A continuación vamos a la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas, en este sencillo buscador podéis mirar si existen marcas registradas similares a la vuestra. A mí lo que me dijeron es cuidado con intentar registrar algo ni siquiera similar a otro, en concreto si es de la misma clase (la clase está vinculada al tipo de actividad o servicio que desarrollamos) porque seguramente no me la darían.
  3. En ese mismo link tenéis el Manual del Solicitante, y explican cómo funcionan los formularios, las tasas, etc. Para que sepáis de lo que hablamos, serán unos 150 euros aproximadamente registrarla por 10 años (por lo menos la marca mixta nacional que yo solicité en su momento) y tardan unos 2 meses en decirte si la aprueban o la deniegan. Si la deniegan pierdes el importe (surrealista) pero lo más surrealista es cuando la registras y te empiezan a llegar correos de empresas que se dedican a “proteger tu marca” y tú te preguntas, ¿pero no acabo de registrarla por 10 años? Pues si, ¡pero no! Porque si alguien intenta registrar una marca parecida, el Registro de Patentes y Marcas lo publica en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial (BOPI) y entonces tú lo que puedes hacer es oponerte. Yo no podía ni pensar en estar pendiente de eso, así que me vi obligada a contratar los servicios de una de esas empresas. Ellas comprueban si las marcas de sus clientes se ven “amenazadas” y te avisan, y te cobran claro si quieres oponerte. Vamos que yo todavía alucino con el proceso, pero bueno es lo que hay si queremos “estar protegidas”.

Chicas, espero haberos ayudado un poco con este tema que suele ser muy desconocido cuando vas a emprender, y ya sabéis donde estamos para preguntas, historias, anécdotas que queráis compartir.

Me despido por hoy con una recomendación de un libro “Fluir (Flow): la psicología de la felicidad”, aunque por el título pueda parecerlo no es un manual de autoayuda para ser feliz, ni un libro lleno de consejos happys que no es por nada pero ya aburren un poco no?, es un libro sobre la manera de incrementar “la calidad de la experiencia” va más allá y os lo recomiendo porque enfocado también a nivel profesional, como emprendedoras, trata temas como encontrar aquello que realmente nos hace “fluir”.

Y vosotras, ¿en qué mejoráis la vida de otras personas con vuestro negocio? Contadnos vuestro proyecto en los comentarios.

Han comentado...

  1. Hola!! Yo estoy empezando mi negocio de venta de collares para mamás, pensados sobre todo para lactancia y porteo 🙂
    mimsbcn.wordpress.com.es
    Pronto página web bropia y tienda online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más