¿Qué quieres encontrar?

15
¡Todo el mundo quiere tener un bebé…!

¡Todo el mundo quiere tener un bebé…!

 

¡Todo el mundo quiere tener un bebé, pero nadie quiere tener a un adolescente gritando en el pasillo que te odia!”.
Leía esta frase el domingo de vuelta a Madrid en el avión, una verdad como un templo de la comedia musical “el amor sigue en aire”. Y de repente me observé desde fuera, como un voyeur, y me vi como una Malamadre ojerosa, pero feliz, como una madre cansada, pero satisfecha de verlas crecer, como una madre imperfecta, que educa como puede. Ahí estaba yo, pensativa con esta frase que suelta una mujer ante la dicotomía de ser o no ser madre.
Seguidamente otra frase me dispara el relato de Olvido Gara (Alaska), que estaba leyendo en el libro “No Madres”: “si todos nos lo pensáramos tanto, no hubiéramos existido”, después de ella un debate de que tener hijos tiene que conllevar una decisión pensada y planificada. Y entonces me vuelvo a ver como una Malamadre inconsciente, que no planificó nada, que simplemente se dejó llevar por algo que sentía y quería. Me niego a planificar tanto la vida, aunque eso me lleve a caerme una y otra vez, ya me levantaré tantas veces como hagan falta.

“Ellas no lo harán”

Y me veo de nuevo allí sentada, comenzando a aterrizar, con una niña a cada lado. La buenahija1 dormida sobre mis piernas desde que despegamos y La Niña Intensa, quejándose porque quiere quitarse el cinturón y salir disparada, comiendo galletas a discreción y jugando a tirar cosas al suelo. Sonrío pensando “ellas no lo harán”. Ellas no se encerrarán en el cuarto a pestillo cerrado y gritarán “mamá, te odio”. Ellas no llegarán de fiesta, y cuando me encuentren en el sofá esperando a ver si han llegado bien, dirán con desdén “mamá, qué pesada”. Ellas no. Ellas no dirán “me aburro mamá” cuando estén en un viaje en familia al que le has puesto toda la ilusión del mundo. Ellas no se irán de casa amenazando “a lo mejor ya no vuelvo más” después de una pelea tonta de la que ni siquiera recuerdas la razón. Ellas no…

Vale, eso no me lo creo ni yo ni tú ni ninguna, aunque por un momento soñemos con hijos que no lloran, no discuten, no sufren la adolescencia, no huelen mal, no se rebelan contra sus padres… porque ya sabemos de qué va esto de la maternidad,  porque en el fondo sabemos que tienen que pasar por todo eso para ser quienes serán.
“Mamá, quiero otra madre”, me dijo la buenahija1 el otro día porque me negué a darle algo, ahora ya no recuerdo bien el qué.
“Vaya, qué pena porque creo que no tengo devolución”, le dije.

 

Yo también le dije frases así a mi madre. Justo después iba corriendo a pedirle perdón y a abrazarla. Y es que el amor a una madre es así de fuerte, animal, injusto e incontrolable. No puedes vivir sin ella y tampoco con ella. Hasta que eres madre y entonces te vienen a la cabeza como un flash back aterrador todas aquellas cosas que hiciste y dijiste sin razón, sin sentido, pero con el corazón porque solo a ella puedes decirle todo aquello que piensas. Y sí, ahora te arrepientes de todo aquello, pero seguramente eso te ha preparado para saber que cuando tú estés al otro lado, todo aquello será normal, ley de vida y que algún día se darán cuenta, al igual que tú, que cuando gritaban por el pasillo a su madre simplemente estaban construyendo su personalidad, reivindicando su lugar en el mundo y equivocándose sin saberlo, pero eso se aprende con el tiempo.

Así que yo estaré preparada para lo que venga porque lo bueno compensará todo y por la noche espero que sigan pensado aunque no me lo digan: “mamá, eres la mejor”. Porque con eso basta, aunque tú sepas que no es verdad.

Y vosotras Malasmadres, ¿estáis ya en ese momento de “mamá, qué pesada” o aún no habéis llegado? Espero vuestros comentarios.

 

Agradecida y emocionada por la nominación a las Mujeres Top 100

¿Hoy se cierran las votaciones en la web a las 0.00 horas!

Antes de irme, estoy feliz de contaros que estoy nominada este año de nuevo a las Mujeres Top 100. Fue una de las cosas más emocionantes que me pasaron el año pasado. Me ha impulsado a seguir, a sentir vuestro cariño y apoyo para seguir luchando por este proyecto que tanto nos ayuda a todas. Y por eso este año volver a estar nominada ya es genial para mí y todas vosotras. Porque esto sin vosotras no sería posible.

¡Podéis votarme aquí Malasmadres!

Y hasta el día 31 de mayo, podéis hacerlo a través de la app Sufragium. Toda la info aquí.


 

Han comentado...

  1. Ay señor, llévame pronto!!! La última frase adolescente que me mata es ” mi vida es una mierda, mamá”… Tienen todo lo que puedan necesitar, lujos no, claro… Amor, comprensión, apoyo, ropa, libros, peluquería “radical”… Y te saltan con eso. Que guantá oiga. Pero hay que tener infinita paciencia, más que cuando eran bebés, intentar entender, y hacerles felices, que a veces (teniéndolo todo) no lo son… Pero yo quiero otro bebé ?…
    Besitos Jefa ?

  2. Hoy justamente he tenido disgusto matutino a cuentas de unos zapatos que no le he dejado ponerse para ir al cole. La mía está en fase “estoy muy enfadada contigo” y refunfuña. En fin, y solo tiene 6 años y pico, me espera una adolescencia dura, o no… nunca se sabe. Pero allí estaré yo aguantando estoicamente y encendiendo las neuronas lo justo para que no me tome el pelo. Que es muy duro ponerse a discutir a las 7 de la mañana no?
    Besos!

  3. Ja ja… el BH lleva tiempo diciendo que se va a ir, cuando se enfada… y le preguntó a dónde, y me dice “a París”. Y le digo “estupendo, yo también voy”. Me mira, frunce el ceño, algo no le cuadra… pero no sabe qué es, y no responde… Todavía son seis años. No me niega como madre, al menos, je je. Claro, lo puedo tomar a broma ahora, pero, y en la adolescencia, cuando (y lo hará, todos todos lo hacen, en algún momento) me diga “pues me voy a vivir con mi padre”. Como dice la canción, “Puro chantaje”. Señor, Señor, dame paciencia, y sabiduría para dar explicaciones…

  4. “Cadenas de acero alemán para atarla a la pata de la cama…” o “escopeta debajo de la cama…para los chicos que vengan” esas son las frases que el buenpadre me dice cuando tenemos un momento de tranquilidad (pocos), PACIENCIA, RESPIRA, CUENTA HASTA 10, pero nuestra niña, 11 años (pre-adolescente total) nos está enseñando a ver las cosas desde el otro lado del cristal. PENSAMIENTOS: “Dios mío, si nuestra hija hiciera la mitad de las cosas que nosotros hemos hecho cuando éramos adolescentes, nos moríamos de la irritación” REPROCHES: “mamá !!! es que no me dejas hacer nada” “es que a mis amigas las dejan y vosotros…..” “mamáaaaaaaaaaaaaaa! PACIENCIA, RESPIRA, CUENTA HASTA 10,20, 30……!qué difícil es ser malamadre y buenpadre!
    Saludos desde Málaga.

  5. Muchas gracias Laura!!! No te imaginas lo que me ayudas con tus reflexiones. Dices todo con un sentimiento y sinceridad que llegan al corazon y me siento reflejada totalmente. Me emociono cada vez que leo algo tuyo y me hace sentir comprendida. A veces me siento sola, frustrada e insegura pero me llega un texto tuyo y me das fuerzas. Gracias de verdad

  6. Pues yo ya he pasado por ahí y…que difícil es acompañar en vez de imponer … pero que bonito cuando se dan cuenta que estás con ellos (y por ellos).
    Lo mejor es aceptar que se nos hacen mayores, que son ELLOS.
    Bye

  7. Buenos días!!!, Jefa, ya estás votada.
    En mi caso el buenhijo1 está en los terribles 15 años, gorrino como el solo, tiene la habitación que parece una leonera, y se pasa el día a remojo en la ducha, esta ropa es una mierda, esta comida es una ídem, este instituto es otra …, y tu mamà “no te enteras de la película”, perdona?????, pues no tienes que crecer y llevarte bofetadas, criatura, y después del cabreo inicial recapacitamos ambos, yo pensando que a su edad era igual, y el reconociendo (para el, ojo) que tampoco es para tanto.
    Abrazo y vuelta a empezar. Eso si, las peleas son diarias, SANTA PACIENCIA!!!!!.
    Que tengáis un buen día malasmadres…. xxxxx

  8. Que razón tienes!!!.Hasta que no eres madre no te das cuenta todo lo que ha pasado la tuya…
    La verdad es que en estos momentos mis hijos no son adolescentes pero se comportan como tal, el mayor con solo 4 años da unas contestaciones de niño de 15, y piensan menuda adolescencia nos espera… y la pequeña no se queda atrás también tiene sus momentos de desobediencia civil…
    El caso que a veces los quieres matar y otras te los comerías a besos, es lo que tiene la maternidad!!!
    Besos!!

  9. :)) me quedo con tu frase: “…sólo a ella puedes decirle todo aquello que piensas.” ¿Por qué? Porque en nuestro peor momento sabemos que digamos lo que digamos y hagamos lo que hagamos siempre, siempre nos querrán. Para mí eso es un ancla que siempre me ha salvado de hundirme y ya son 45 años :)))
    Yo sólo espero que con todos mis errores y aciertos, mis hijos obtengan eso de mí: La seguridad de mi amor y apoyo inquebrantable.
    ¡Feliz día!

  10. En la última “bronca” con mi hija mayor, (14 años, 15 justo en un mes, cómo ha pasado TAN rápido????) me fisuré un hueso del pie derecho…. Al entrar en su cuarto y ver todo revuelto y una caja de zapatos que no me dejaba abrir la puerta, quise quitarla de una patada, a la caja claro, mi pie chocó contra el armario, cual futbolista intentando meter la pelota en la portería del contrario. Vamos con todas las ganas!!!!!
    Ahora nos reímos, sobre todo ella, imitandome clamando al cielo y a todos los santos del firmamento, con lo que me dolía el dichoso pie.
    El resultado fue 15 días con una escayola y tiempo para reflexionar…..quizás lo necesitaba, el tiempo digo.
    Todo esto el domingo anterior al día de la madre, ese día , era la “Más Mejor” de todas la madres para mis tres.

  11. Aquí malamadre de tres adolescentes dos niños y una niña (que no nos falte de nada)la niña ya me explica de vez en cuando de chicos que le gustan y de los que les ha dado calabazas,agarraos que vienen curvas con ese tema.Los chicos están rebeldes,contestonezsy poniendo mi paciencia a prueba cada cinco minutos y encima con el cambio de voz y sus hormonas revueltas.La bofetada de realidad viene cuando uno de ellos te dice que si puede quedar esta tarde y al preguntarle con quien te señala una chica….Entonces piensas madre mía donde están mis niños.

  12. Creo que yo le dije a mi mamá :”Déjame vivir mi vida” como a los 11 o 12 años…. jajajajajaja. Ahora ella se burla y cada vez que besuqueo a mis hijos me dice, “y al rato te va a decir: déjame vivir mi vida!”… creo que disfruta la probabilidad de que mi hija sea una adolescente tan terrible como yo lo fui. Malamadre…

  13. El buenhijo esta en la fase ” mama que pesada eres” acabamos de entrar, y se avecinan tiempos belicosos. De momento no esta siendo tan duro como yo me imaginaba pero de todas formas es una etapa complicada puesto que tienes que medir muy bien tus palabras para no ofender al buenhijo, pero en verdad esto esta siendo un entrenamiento para cuando llegue la buenahija a la adolescencia, porque la buenahija no necesita ser adolescente para dar portazos ni gritar que no me quiere. Asi que la malamadre se lo toma todo con mucha filosofia hasta que sale la otra version que es la de la malamadre histerica desbordada.
    Gracias por hacernos sentir normales!

  14. Mama que pesada .,dejame en paz,no me rayes y el resto monosílabos.Este es el vocabulario tan extenso que utiliza mi BH de 14 años.De su habitación mejor no hablamos.Preparaos malasmadres la “edad del pavo” les llega .les llega a tod@s pero por suerte no llega de golpe.Suscribo lo de la paciencia..Un beso a todas

  15. Qué gran terapia es este grupo!!!! Hallábame yo desolada después de la última charla (monólogo) con mi hija de 11 años hasta que os he empezado a leer… Gracias a todas las que compartís penurias de adolescentes, y gracias a las que tenéis ese salero para explicar las batallas haciéndome reír!!! Yo no sé cómo voy a capear esta etapa, que me devuelvan ya a mi niña dulce y amorosa que siempre estaba dispuesta a los mimos y besos!!!!!!! Para capearlo seguiré leyendos, para comprobar que mal de muchos… Buenas noches malasmadres!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más