¿Qué quieres encontrar?

14
Mi vuelta al deporte

Mi vuelta al deporte

fichas-laurabaena
Cualquier Malamadre pensará de mí que no he hecho deporte en mi vida y razón no le falta porque desde que me conocéis mi mayor actividad física era:

  • Levantar peso pesado. La Niña Intensa, para que os hagáis una idea, está en el máximo de altura y casi de peso para su edad. Cogerla es como cargar con un saco de cemento armado, pegado a tu cadera.
  • Correr detrás de La Niña Intensa cuando decide tirarse a las calles sin mirar atrás. Os prometo que el corazón se acelera más que si hubiera corrido una maratón.
  • Llevar en brazos a la Buenahija1 porque “mamá, es que yo me canso mucho” del coche al colegio cuando no tengo ganas de discutir y que llegue llorando como una magdalena a la puerta del colegio, sintiendo que “soy más Malamadre” que nunca.
  • Y en definitiva vivir como vivimos, derrapando por la vida, porque no hay un día que no llegue la noche y tenga apariencia de persona normal. Lo normal en mi caso es tener pelos de loca, el rímel corrido y un tic nervioso.

Esto a ojos de cualquiera puede parecer que quema calorías y muchas. Pero siento deciros que NO. Y lo he vivido en mis carnes, esas que en 7 años no se han movido. Porque yo siempre he hecho deporte y gracias a él no he perdido la cordura en muchos momentos de mi vida.
La verdad es que nunca me ha preocupado el peso, me considero una mujer “normal”, de esas, como digo yo, que vivimos en “tierra de nadie”, muy triste, lo sé. Abandonadas a nuestra suerte o felices de pasar desapercibidas, en esta sociedad donde priman los extremos. No somos ni suficientemente delgadas para pasar por una pasarela ni suficientemente curvys para estar de moda. Así que con mis curvas, mis carnes flácidas y mis autoengaños de que “eso” era deporte, comiéndome las sobras noche sí y noche también, seguía mi camino por la vida de la maternidad sin pensar demasiado. Eso sí, siempre me he cuidado y tengo la suerte de que no me gustan los dulces, el chocolate y la mayor parte de cosas que engordan. Bueno, la cerveza sí.
Hasta hace un par de años. Cuando mi vida empezó a ser un poco más loca, todo comenzó a cambiar. El emprendimiento no es cool, no os dejéis engañar, agota y mucho. El poco tiempo que te queda cuando las buenashijas están controladas y el día llega a su ocaso es para apagar fuegos, organizar el trabajo, avanzar y trabajar muy duro.

“Si tú no te cuidas, nadie lo va a hacer”

Empecé a sentir que mi vida se reducía a ser madre y a trabajar. ¿Acaso no es suficiente? ¡NO! “Si no te cuidas tú, nadie lo va a hacer”. Las palabras de mi madre se me clavaban cada día más. No iba a las revisiones médicas, no me sentaba ni un rato por la noche a no hacer nada, no podía concentrarme en leer ni dos páginas de un libro, no llamaba a mi madre, no hablaba con amigas, no recordaba la última cena con el buenpadre a solas… No tenía tiempo para nada más o no me permitía tenerlo. Estaba atrapada. Y todo se me fue haciendo un nudo muy grande en la garganta, en la cabeza y en el corazón.

Me bloqueé…

En otros momentos de mi vida, hubiera buscado un Plan B, una huida, un cambio radical para poder respirar de nuevo. Mi ángel de la guarda o mi querido Pepito Grillo, ese buenpadre que siempre me recuerda aquello que me da rabia, pero que en el fondo sé que es verdad, que tiene más razón que un Santo, apareció de nuevo. –

“Tienes que hacer deporte. Yo te apoyo para que lo consigas”

Y gracias a él puedo deciros que a día de hoy he llegado a ese punto de inflexión que echo de menos el deporte cuando de repente no puedo ir. Que la sensación, la desconexión, la liberación y el buen rollo que me genera puede con la culpa de no estar ese tiempo con las niñas (porque está él), con el agobio de tener mails que contestar (porque pueden esperar) y con la locura de esta vida que llevamos (porque eso no es vivir). Porque de repente, en ese momento, cuando estoy subida a la bici pedaleando TODO SE PARA. Y pienso: eso puede esperar y eso también y eso y eso. Pienso que ellas me van a disfrutar más tranquila, de mejor humor. Y pienso en mí, sobre todo en mí, en que yo así me siento mejor y puedo recuperar fuerzas para continuar.
Así que gracias a todas las que me habéis ayudado sin saberlo, a todas las que habéis estado durante este tiempo, que no ha sido nada fácil, al otro lado apoyándome con vuestros comentarios y consiguiendo que el deporte se haya convertido en parte de mi vida.
Y hoy gracias especial a Sprinter, que ha decidido confiar en una mujer real, en una madre normal, para ser embajadora de su marca con una campaña con la que me he sentido identificada ya que el deporte para mí supone desconexión con la que logro mi versión más relajada, más serena, mi mejor versión.

He preparado un vídeo muy  especial para todas vosotras

Si queréis saber cómo ha sido esta vuelta al deporte, cómo comencé cuando era pequeña y he retomado tras la maternidad no os perdáis el vídeo aquí.
¡Espero que os guste, que os inspire o que al menos os sirva para conocerme un poco más! #VueltaAlDeporte #TuMejorVersión
Y vosotras, ¿hacéis deporte? ¿os tomáis este ratito de desconexión para estar mejor? Contadme vuestras experiencias.
banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

  1. Yo también he vuelto esta semana al deporte, desde pequeña siempre me he movido, tenis, baile, fitness, cuando tuve a la mayor, al año volví al Fitness, lo necesitaba, y ahora con la pequeña he vuelto a clases de zumba, dos horitas a la semana, y son dos horas para mi, para desconectar, para volver relajada a casa. Y quien más ha insistido es mi chico, yo pensaba q ya con dos “como me voy a ir y dejarlas, es mucha tarea” pero la verdad q el me recordó q si yo puedo hacerlo el también, y joder en este caso tiene razón, y la verdad q cuando salgo de clase me siento mucho mejor https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10213467432898756&set=a.1826667824977.106178.1188725741&type=3

  2. Gracias por tu artículo, no puedo sentirme más identificada contigo, sólo que aún no he conseguido dar ese paso. Me falta lanzarme y sentir que “no pasa nada”, que casi todo puede esperar. Así que me has hecho reflexionar y quiero empezar a hacer deporte, a tenercmi ratito!!! Porque necesito desconectar y el tiempo pasa muyyyy rápido.

  3. Me he sentido tan identificada contigo que lo flipo. Yo gracias a un acuerdo con el buen padre desde hace un año voy dos días al gym y él otros dos días, para que ambos tengamos nuestro ratito de desconexión. Voy siempre agotada por que la logística de los buenos hijos y el buen padre me obliga a ir a las 20.30 al gym y siempre voy ya en reserva como se suele decir pero es llegar, escuchar la música y sacar las fuerzas de no sé donde para darlo todo en la clase de Zumba, es lo mas parecido a ir a la disco a bailar que he hecho en años!!!!! y allí me olvido, me olvido de todo lo que he dejado por hacer y solo pienso en que me gustaría estar dos horas y no una, en cómo podría organizarme para ir más a menudo, en lo bien que me siento y en que quiero mejorar aún más. Mis nervios se aplacan, mi mala leche se calma, la presión se va …. cuando no voy lo noto…me crispo más fácilmente, pienso en estrangular al buen padre mucho más a menudo, se nota y mucho… ahora no puedo pensar en no ir sino todo lo contrario, y poco a poco quiero más, quiero dieta, quiero bajar de peso, quiero sentirme mejor físicamente además de mentalmente que en principio era el único objetivo, desconectar, poco a poco quiero más y poco a poco lo conseguiré. Gracias Malasmadres por hacerme sentir que no estoy sola en esto

  4. Hola,
    Yo por fin he vuelto al yoga después de todo el verano y no veas que agujetas en los muslos…pero me siento muy bien, desconecto para re conectar en mi ratito diario de yoga (ese es mi momento) ¡El vídeo genial! Un beso jefa

  5. Yo he vuelto a nadar!!!! Aprovecho el rato de la comida y después vuelvo al curro. Para mí es como ir al psicólogo, con su terapia y todo… voy con mi amiga, en el vestuario hacemos terapia de amigas, en la pisci no oyes, no hablas… solo nadar. A mí me deja como nueva, vuelvo después como si no hubiera trabajado por la mañana y con la recompensa de ese sentirme genial conmigo misma ????

  6. Enhorabuena por el vídeo. Me ha encantado porque es real. Quiero decir que me suena lo que cuentas y te lo agradezco. El mundo del deporte tiene contradicciones en las que la salud y los cánones de belleza se entrecruzan en demasiadas ocasiones y mandan mensajes confusos.
    Yo empecé a correr hace 2 años. Yo corro, no hago running. Empecé con 2 minutos corriendo y 1 andando. Mi primera carrera fue de 3 kilómetros y los hice en 24 minutos. Para mí fue un momento extraordinario. Llegué a la meta llorando y diciéndole a mi madre “Lo he hecho”.
    El reto del año pasado fue mantenerme, integrarlo en mi vida. No hice ninguna carrera, solo quería tener el hábito de salir a correr al menos tres veces en semana. No ha sido fácil pero, aquí estoy en mi tercer año y el reto de este año es hacer la media maratón de mi ciudad. Sin tiempos, solo terminarla.
    En estos tres años he contado con el apoyo de mi madre y de mi pareja fundamentalmente y, como no, de las actividades extraescolares!!!
    Me siento bien y, como indicas Laura, es lo más importante.
    Gracias por compartir tu experiencia.

  7. “Y en definitiva vivir como vivimos, derrapando por la vida, porque no hay un día que no llegue la noche y tenga apariencia de persona normal. Lo normal en mi caso es tener pelos de loca, el rímel corrido y un tic nervioso.”
    Me has hecho reír. Yo acabo los días igual jajajaj

  8. felicitaciones, leerte me inspira!!! como tienes tiempo para todo yo con 1bh me hago un 8 y no llego a todo, y no me quejo de bp por que es un santo, hago 2 horas de baile a la semana pero es baile de salon no cuenta como fitness pero si como desconexion, a ver si puedo terminar el 2017 con los 5k que siempre he querido y nunca he podido

  9. Yo soy una perra vaga. Creo que me puedo organizar para lograrlo y no hay manera. Como me han salido estos hijos adosados al cuerpo que no pueden separarse de mí ni para dormir una siestecita ¿cómo me pongo a dar saltos con los mochuelos encima? Total, que decidí volver a bailar en casa con el juego Just Dance de la Wi,i de forma que ellos estuvieran presentes y no tener ni que perderlos de vista ¡pero es imposible! A la niña no le gustan las canciones y el pequeño me ve dándolo todo y quiere volver a trepar a los brazos a los 2 minutos. Nada, que me voy a quedar gorda forever.

  10. Mi buenhijo tiene casi 4 años, los dos primeros años de maternidad fueron agotadores!!!! Pero desde hace casi dos años decidí volver a hacer deporte, el que pudiera, el que el tiempo y mi organización me permitiera…aprovechando que tengo la inmesa, inmensísima suerte de tener gimnasio, vestuario y duchas en mi centro de trabajo decidí cambiar mis horarios y adaptarlos para poder hacer deporte sin que ni el buenhijo y el buenpadre lo noten……así que empecé a ir al gym antes de entrar a trabajar (prontísiiiiiisimo), luego empecé a correr en la cinta y desde hace casi un año salgo a correr antes de trabajar con compis del trabajo unos tres o cuatro días por semana….y tengo que decir que soy más feliz, estoy menos cansada, mi cuerpo está cambiando sin casi darme cuenta (bueno, no he tenido el cuerpo como ahora ni con veinte años y tengo 43) con lo que mi autoestima está a tope!!!, disfruto más de las tardes con mi hijo porque estoy más fuerte y tengo más energías, contagio a mi buenhijo la ilusión por el deporte y nos apuntamos a carreras juntos (él a las infantiles) y estoy empezando a animar a al buenpadre a seguirme, vamos, que si aún no os habéis animado a hacer deporte, a mover el esqueleto, a sudar la gota gorda…de verdad, seguro que algún hueco podéis encontrar y la recompensa es increíble, porque además no es sólo bueno para nosotras sino que es bueno para nuestra familia!!!! Ánimo chicas!!!

  11. Genial el vídeo y el post!
    Como siempre me pasa contigo me he sentido súper identificada, yo también he vuelto al deporte gracias a un buenpadre que comparte responsabilidades, ahora los dos hacemos deporte y lo notamos en casa, sobretodo los buenos hijos que perciben nuestro buen humor y sienten el deporte desde chicos.
    A seguir así campeonas!

  12. Increible el post y el vídeo! Yo tb he flipado de lo identificada q me he sentido. Me encanta porque es real! Me he sentido y me siento así! Gracias x el impulso y por compartir tu vida y tus experiencias sin filtros ni postureos! Un 10, Laura! Keep going! Me encantan y me motivan también mucho los comentarios de las demas malasmadres! El deporte es fundamental y cuidarnos tb! Vamooooosss!! Nosotras podemos!!

  13. Es la primera vez que me decido a escribir, pero siempre te suelo leer en el metro… hoy lo hago “tranquila” desde el trabajo!! jaja
    Yo hacía patinaje artístico de pequeña, luego algo de natación pero después…. NADA! Algo de pilates en casa pero… ya sabes…
    Ahora después de tener a mi niño quería ponerme, pero en casa es iposible. Así que, hace poco me decidí por hacer algo que me ayudase física y mentalmente; y para mi eso es el baile. Así que he empezado a hacer danza afro fusión y… ME ENCANTA!
    Al salir de la clase me sentí más ligera y emocionalmente mejor, y eso es ideal para volver con nuestros hijos. Lo recomiendo 100%
    Eso si… las agujetas del volver a empezar son mortales y el niño no perdona… en brazos que quiere estar!! jajaja
    Un beso mala madre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más