¿Qué quieres encontrar?

5
El 13F, llegó la hora de destapar a ‘Las Invisibles’.

El 13F, llegó la hora de destapar a ‘Las Invisibles’.

Comparte tu cartel #SoyInvisible en las redes sociales de @malasmadres

cartel-soy-invisible

Hoy celebraremos el día de la conciliación en nuestras redes sociales también donde os pediremos que os unáis para que nuestra voz llegué muy lejos.

*Puedes seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram.

laura-invisible

¡Ya somos 27.000 Invisibles!

27.000 mujeres  hemos alzado ya la voz a través de la encuesta 13F que lanzamos ayer por la noche en la web lasinvisibles.org para reivindicar un cambio de modelo en el que la mujer deje de estar invisibilizada y que se acentúa tras la maternidad. 

Hoy 13 de febrero en el Club de Malasmadres celebramos nuestro día de la conciliación, un día de lucha y reivindicación con un objetivo este año: dar voz a los 7 millones de madres de nuestro país, ‘Las Invisibles’. Y para ello hemos lanzado una encuesta, que desgraciadamente ya está cerrada, Malamadre, en la que queremos saber si te sientes invisible o no a los ojos de la sociedad y una plataforma para luchar contra ello: lasinvisibles.org 

La invisibilidad, un problema en nuestro país

6 de cada 10 mujeres renunciamos a nuestra carrera profesional al ser madres y nos convertimos en invisibles

¿Por qué sufrimos este problema las mujeres?

La maternidad se convierte en el verdadero techo de cristal de las mujeres que hace que uno de los caminos sea la renuncia ante la falta de apoyos que existen a la maternidad y a la mujer.

La penalización y la no conciliación hace que cada vez tengamos menos hijos, 1,26 actualmente y que tengamos menos hijos de los deseados como pudimos ver en el post ‘Por qué cae la natalidad en nuestro país’.

Esta invisibilidad se convierte en una dura realidad en tres ámbitos:

  1. Invisibles en el mercado laboral, donde 6 de cada 10 mujeres renuncian a su carrera profesional cuando son madres.
  2. Invisibles en el hogar, porque 9 de cada 10 excedencias por cuidados las solicitan mujeres y solo el 17% de los hombres asume responsabilidades de planificación dentro del hogar.
  3. Invisibles en la sociedad, donde apenas hay desgravaciones y planes de apoyo a la maternidad y sólo 5 de cada 10 niños de 0 a 3 años tiene plaza en una escuela pública.

Han comentado...

  1. Malamadre por querer tener vida, por querer maquillarte o disfrutar, y digo disfrutar de ir a depilarte,por ejemplo, solo por estar tumbada… Desde q fui madre hace 9 años en el trabajo ya me dijeron q reduccion y produccion no eran compatibles… Cuando me iba antes q el resto de mis compañeros… Risas como si me fuese de fiesta, tuve q reducir la jornada para atender a mi hijo, y q conste, q mi marido estaba dispuesto a solicitar la reduccion, pero yo aun le daba el pecho al niño, otro dilema y problemática a la q te enfrentas, asi q solicité yo la reducción. Lo q mas me chocó cuando la solicité es q mis propias compañeras mujeres, me criticasen o se rieran por reducir la jornada, absurdo e incoherente.
    Te vuelves invisible, el trabajo domestico y el cuidado de los hijos no cuenta, pierdes tu propio nombre para pasar a ser la mami de….
    Te planteas volver a ampliar la familia por todos los obstáculos a los q sabes q tienes q hacer frente, no puedes hacer uso de tu derecho a decidir, de tu derecho a ser mujer…
    Avanzamos en tantas cosas y en lo q va a dar un futuro no…

  2. Desde q estoy de excedencia para cuidar a mis mellizas mas otro hijo de 5 años todo el mundo me dice ehh…no te quejaras de vacaciones permanentes…. vacaciones? Me levanto la primera me acuesto la ultima me paso el dia recogiendo limpiando haciendo comida , compra y cuidando a dos bebes q pasan el dia llorando..mas otro niño q tambien quiere pasar tiempo conmigo …. no soy persona .. mi marido me dice q no sabe pq me quejo tanto sino voy a trabajar… todo el mundo cree q estoy realmente de vacaciones…. incluidas hermanas amigas y conocidas…. casi preferiria ir a trabajar pq al final ni disfruto cuidando de mis hijos pq este cansancio diario y encima tengo q estar agradecida….cuando estoy agotada… en mi trabajo soy una privilegiada q puedo permitirme no trabajar… al final estoy marcada con una x en todos sitios…y yo soy invisible hasta para mi misma….

    1. Hola malísimamadre, desde aquí mi gran aplauso para ti. Mi felicitación por tu trabajo 🙂 En mi pareja era yo la que reprochaba a mi marido que se quejaba demasiado, cuando estaba en casa con nuestro primer niño (hubo un período en el que era él quien estuvo trabajando como amo de casa. A veces volvía en tarde y le veía llorando al pobre y no entendía por qué. Porque sí. Es un trabajo cuando lo haces full time, que quede claro de una puñetera vez). Pero después se invirtió la situación. Ahora soy yo la ama de casa full time con dos pequeñines, uno de 6 y un bebé. En mi caso no me quejo de mi marido, porque compartimos tareas cuando puede en su tiempo en casa. Y porque él entiende todo, claro está, lo ha vivido. Me gustaría también confirmar lo que dices… esa especie de guerra tonta entre mujeres que trabajan de forma remunerada y, además se ocupan de la casa y los hijs, y las amas de casa. Estoy muy, muy, muy muy, y muy cansada de esa “guerra del y yo hago más”. Hay que ser empático. Cada situación es distinta. Cada persona es distinta. Conozco mujeres valiosísimas en su trabajo pero tiene alguien que les va a limpiar y a los abuelillos con les nenes. Comen fuera en el trabajo y sí tienen mucha carga. Mi gran aplauso también. Pero cierto es que, aunque no todas, vislumbro una especie de aura de superioridad de aquéllas que además trabajan fuera. Como si las amas de casa fueran unas quejicas. Empatía por favor. Las amas de casa podemos tener suerte de tener tiempo. Pero nos exigimos, creo, enormemente. Como “no trabajamos” queremos hacerlo todo perfecto. Cocinar siempre. Todo limpio. LDedicación plena a ls niñs… y nos falta el tiempo. Pues sí nos falta. A eso se le añade el estrés de no estar cotizando, de no estar aportando nada a la sociedad, o eso es lo que parece, y el estrés de buscar un trabajo pronto. El estrés de que ves pasar el tiempo y piensas que te estás quedando desfasada y de autoculpate de hacerlo todo mal. Te aislas y dejas de quedar con gente activa porque te sientes una mierda. Acabas con la autoestima por los suelos. Y aprendes a no quejarte nunca porque como tienes tanta suerte. Pues te callas. Todas somos válidas. Por favor. Basta ya. Hay super mujeres. Yo las admiro. son increíbles. Pero toda mujer, en su medida, y toda persona aporta algo en este planeta. Luchemos juntas por mejores condiciones laborales, por poder reincorporarnos a la vida laboral auqnue llevemos tiempo fuera (yo lo estoy deseando, no me rasco la barriga). Pero no nos olvidemos de las personas mal llamadas desempleadas que además son madres y trabajan en casa. Al menos reconozcamos un poquito que existen y que son valiosas también.
      Un gran abrazo y ánimo en estos tiempos de confinamiento a todas.

  3. Yo solo pido, como madre, que se reconozca en el Estatuto de los trabajadores el derecho, el permiso retribuido, a cuidar a los niños cuando enferman. Me parece lo la doloroso a lo que me tengo que enfrentar, asumiendo además que eso lo dice la Constitución (art.39). El resto de cosas (teletrabajo no remunerado, miradas de desprecio, etc) , injusto, puedo asumirlo pero es que se me parte el corazón cuando enferman y no puedo cuidar de ellos. Por favor…. Mover esta petición, este derecho….

  4. No dejan hacer ña encuesra a hombres… Mi marido y yo, ambos hemos renunciado casi a laa mismas cosas. Seria interesante contar también con su experiencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más