¿Qué quieres encontrar?

42
Bikini o bañador, estilismos playeros para malasmadres en apuros

Bikini o bañador, estilismos playeros para malasmadres en apuros

Ya es verano y poco a poco nos iremos cogiendo esos deseados días de vacaciones, yo hasta agosto ni las huelo. Abro el cajón de los bikinis y no encuentro nada, tengo el estilismo playero-piscinero bajo mínimos y tierrasanta me espera con bastantes días non-stop de tirarme en la toalla cual estatua a captar los rayos solares suficiente para volver a Madrid morena. Como la llegada de la buenahija2 me he quedado más fuera de onda que nunca en lo qué ponerme y en lo que se lleva, he pedido consejo a nuestra colaboradora Sofía Arribas que viene cargada de ideas para que luzcamos bellas en la playa o en la piscina. El reto es podremos lucir así con un buenhijo dispuesto a sabotearnos el look a base de echarnos tierra encima. 

Malasmadres_Sophie_et_voila

* Puedes seguirla en @sophieetvoila y conocer sus maravillosos tocados en Sophie, et voilà!

Sí señoras. Parece mentira pero ha vuelto a pillarnos. Lo juramos en año nuevo y nos lo repetimos allá por Semana Santa, pero nada, no hay manera. La dieta nunca encontró el momento para mudarse a nuestras vidas. Aspito que traga el churumbel, aspito que se jama la madre. Y así no hay manera. Será esta vocación de aspiradora que tengo, que me acabo todos los bocadillos de nocilla de la buenahija, pero guardo cuidadosamente en el tupper los trocitos de manzana que no gasta. Para que digan que lo que engorda es el embarazo…

Estamos acabando junio y lo más parecido a la operación bikini que ha hecho servidora es saltarse un desayuno para acabar engullendo desesperadamente un triángulo de tortilla seca a eso de las 11. Regada ella con un café con sacarina, no crean, que hay que cuidarse.

Estamos agotando junio y quien más o quien menos ve asomar el bikini por algún cajón. Mal bicho. Van a pensar ustedes que me patina la neurona, pero yo le veo que me mira con maldad. Ese ente que, literalmente, consigue sacar lo peor de mí…

El caso es que las malasmadres jefas me han pedido que escriba un post sobre looks playero-piscineros. Y aquí me tienen, llorando a moco tendido lamentándome por mi colgante michelín mientras tecleo. Pero yo por ellas, lo que sea, así que, va por ustedes!!

La madre sporty
Va al gimnasio unas nueve veces a la semana, hace paddle-surf, spinning y pilates, siempre está morena, lleva a los niños a la parada enfundada en mallas imposibles, está dura como una piedra y la odio con la fuerza de los mares. Así, sin más. ¿Envidia? Apenas nada…

En la playa se le reconoce rápidamente porque suele usar un bálsamo labial de color blanco nuclear y por la pose de socorrista made in Malibú aunque lo que vigile sea la piscina municipal de Matalascañas.

Si es usted ese tipo de malamadre, este es su look. Bikini de neopreno fosforito, gafas de espejo azules y una inspiración de lo más deportiva.

1

Bikini: Rotita. Camiseta: Les (art)ists. Short: H&M. Playeras: Converse. Gorra: BCG Generation. Gafas: Ray Ban. Pulseras: Monica Vinadier/Domo.

La más chic del chiringuito
Si hay algo que una malamadre de manual necesita sin opción a negociación en un día de playa, es un chiringuito. Para poner a la prole a hacer un pis, o para huir de ella y abandonarse en los brazos de una cañita con limón… No hay malamadre capaz de soportar tres castillos de arena y dos niños croqueta sin un poco de ayuda cervecera…

Asumiendo que no está el tema como para pasearse en modo golfilla brasileira entre mesa y mesa, mejor cubrirse sutilmente. Prueben con un bikini de tiro alto, aunque vaticino una puesta en bolingas posterior con marca hasta el ombligo que puede resultar muchas cosas menos erótica… Pero si quieren ser trendy, es lo que hay: bikini-faja for president.

Por encima, un poncho de gasa de esos de te enseño pero no te enseño ideal para tapar pliegues de reciente adquisición.

2-2

Poncho: Usha. Bikini: Topshop. Bolso: Chanel. Cuñas: UGG. Polvos de sol: Guerlain. Gafas de sol: Topshop.

Directa desde St tropez
¿Es usted una de esas madres que aterriza en la playa montada en una bici con un cestito requetemono lleno de tulipanes amarillos, con un rollicísimo baby cómodamente recostado en su asiento posterior?, ¿es usted una de esas madres que no sudan y a las que se les pone moreno el contramuslo?, ¿es usted una diosa del piscineo metropolitano con la coleta siempre tirante? Bien. Entonces éste es su look.

Lo mismo nos sirve para yate que para unas compras tontas por Rodeo Drive. Ideal para ese momento, salgo y no sé cuándo vuelvo. Lo más para una fiesta en la pisci de sus amigos billonarios.

Olvídense del tema sandalia romana para la playa, porque eso tiene que picar cosa mala…

3-2

Bañador: Lazul. Vestido: Chicwish. Sandalias: Ancient greek sandals.  Bolso tote: Sandra Roberts. Pamela: Tinder. Gafas: Valentino. Collar: Guess.

La madre impecable
El maridaje salitre/crema no es lo que puede decirse favorecedor. Si además lo riegan ustedes con una lluvia de arena patrocinada por castillos sin fronteras, no les quiero ni contar. Llegar, lo que es llegar, se puede llegar dignamente, pero marcharse… Eso ya es otro cantar… ¡Que levante la mano la que salga medianamente bien peinada de la playa! ¡Lo sabía!

Si es usted una de esas madres que sale de casa con ilusión y vuelve jurando en arameo que no vuelve a la playa con la prole jamás… Esto es lo suyo.

Un bañador que disimule por todas partes, que le permita doblarse, retorcerse y hasta ser sepultada en arena, sin necesidad de pasar por dramas de estilo. Lo de las gafas de diseño y el sombrero no es una sugerencia, es obligatorio. Pongan un poco de leopardismo en sus vidas y listo. Eso sí, mani-pedi (semipermanente, gran descubrimiento) en rojo Ferrari. Madre, pero con estilo.

4-2

Bañador: Topshop. Vestido: Vince. Gafas: Prada. Bolso tote: Lily & Lionel. Sandalias: Abercrombie & Fitch. Cartera: Aspinal of London. Reloj: Project watches. Laca de uñas: Essie. Sombrero panamá: Monte Cristo.

Donde dije digo
Me imagino a una madre en una Vespa rollo Audrey pañuelo en ristre ondeando de camino a Saint Tropez… Una madre con una nanny que lleva a los churumbeles en autobús a la playa, claro, que llevarlos entre las rodillas y el manillar no está bien visto… Bueno, a ver. Si se van a poner así de exigentes con las normas de tráfico, pues sin Vespa. Hale.

¿Quién dijo que los drapeados eran de abuela? Pues yo mismamente, pero es lo que tienen las modas, que no hacen tragarnos las palabras año sí, año también. Pues no me reí yo poco de los pantalones campana de mi señora madre… Y luego, tracatrá. Mejor callada.

Pues eso, una bailarina mona y unos lunares graciosos. Muy complicado no es que sea…

5-2

Bañador: Cocoship. Mono: Mango. Zapatos: Gomette. Capazo: Muun. Gafas: Monki Lou. Collar: Melissa Joy Manning.

La madre cool
Se sabe el Vogue de pé a pá
, habla de Anna Wintour o de Anna dello Russo como si fueran amigas de la pandi de toda la vida y es la primera en ponerse sandalias. Aunque sea febrero.

Ella sabe lo que se lleva. Siempre. Y sabe que este año el tema va de flecos. Hasta en la sopa, así que se ha puesto al tema y, a falta de un modelazo, se curra dos. Uno rollo piscina en azotea de hotel en Cancún, y otro estilo Coachella. Porque ella lo vale y porque no era capaz de decidirse.

En el tema flecos, veo yo un problemita, lo de salir del agua como si hubiéramos estado peleándonos con una violenta legión de algas, ahí con todo el flecamen bien repegoteao por todas partes… Hombre, muy chic no es que lo vea. Pero oigan, en seco, ideal.

6-2

Bikini azul: Boohoo Sidney. Poncho: Missoni. Pantalón blanco: Benetton. Sandalia cuero: Carrini. Bolso tote azul: Mark Giusti. Gafas transparentes: Brasilia. Diadema: L. Erickson.

Bikini verde: Pretty Me. Kimono: Sheinside. Short vaquero: Mango. Bolso tote kaki: Independent. Sandalias rafia: Max Studio. Turbante: Missoni. Gafas: Ray Ban. Laca de uñas: Essie.

Ya ven señoras, ya no hay excusa para lucir cami de propaganda del súper. La playa es la guerra, no se lo voy a negar, pero se guerrea mejor sabiéndose divina. Y lo saben.

Y vosotras malasmadres, ¿qué atuendo preferís para ir a la playa?, ¿bañador o bikini?.

Antes de irnos. Comparto con vosotras mi secreto para mantener entretenida estos días a la buenahija1 y poder sobrevivir trabajando en casa con ella pululando. Los cuadernos Rubio de toda la vida. Tienen unos especial vacaciones. ¡YEAH! Recursos de malamadre. Además a mí me han enamorado por su diseño. ¡Son preciosos! Podéis verlos AQUÍ.

Malasmadres-RUBIO

Han comentado...

  1. Yo este año me he apuntado a la moda hippie , la buena hija dos me regalo una variz en la pierna izquierda y las minifaldas y los shorts los he aparcado , hasta que me olvide de mi pierna con tono semimorado en los dias de Terra. Así que pantalones y faldas fluidas largas y fresquitas.

      1. Ole!!! Me acabo de enterar que voy a la moda!!!! Lo mismo hasta tengo algo de glamour llevando a los dos buenoshijos a la playa y tampoco lo sabia. Llevo dos mañanas y estoy deseando que llegue septiembre….

  2. Ja ja ja me parto.Ya estrené bikinis esta Semana Santa, así que mi operación bikini comienza siempre en octubre je je. Estoy entre la madre cool (por cierto, los bikinis de flecos ya los usé el verano pasado y lo único malo es que flotan en el agua ja ja ja) y la madre chiringuito. Un truco para tener el pelo impecable es llevar en un vaporizador 1/2 de crema suavizante o mascarilla (si tiene protección solar mejor) y 1/2 de agua mineral (porque en los sitios con playa el agua del grifo suele tener mucha cal). Cada vez que se sale del agua, echar el potingue en el pelo, desenredar y dejar secar (suelto, sin recoger) al aire. No solo estaréis decentemente peinadas, sino que además el pelo en septiembre estará súper hidratado 😉

    1. Ostras! me apunto lo del spray! Con el pelo rizado que tengo y la sal, el look resultante es un drama!

  3. Jajajaja. Lo que me he reído.
    Se cae por su propio peso que la madre sporty no soy yo. Está claro.
    Lo chic y cool no pasa el examen de mi tropa, así que intentaremos el modelo madre impecable, pero con bikini, que una tiene claro que tan joven como hoy no va a ser mañana.

    Con el panamá me animo fijo, hasta para venir a trabajar, oiga. Con lo que me va a mí el rollo sombreril…
    ¡Y paro ya que me vengo arriba y llego a la exosfera!

  4. Es difícil decidirse!!! Me he enamorado del poncho pero se me sale del presupuesto. Voy a probar el bikini y el traje de baño de TOP SHOP a ver que pasa.
    Menos mal que por una vez en mi vida de malamadre me puse a dieta y he perdido la mayoría de kilos regalados por el buenhijo. Por fin podrè deshacerme de mis bikinis reductores.
    La mani-pedi semipermanente es una pasada!!!!Desde luego añade un plus al estilismo playero
    Buen verano a todas las malasmadres!

  5. Yo soy de look “madre Sporty” y digo look, porque a los gimnasios, les tengo alergia, pero el Decathlon cambio mi vida y su ropa de Fitness y Yoga, es taaaaaaaaan cómoda (y encima me cabe, en esta talla 52) que no puedo resistirlo.
    A raíz de mi súper talla (por si no se han dado cuenta, soy una chica curvy) desterré los bikinis toda la vida, porque me daba una vergüenza horrorosa, ir con las LORZAS al viento… Hasta que hace dos años de repente y viendo lo que veía en la playa, dije: y por que no!? Fuera complejos! Y me decidí 20 años después, por un bikini y oiga, que comodidad!!!
    Lo importante es elegirlo muy bien y que resulte lo mas favorecedor posible, dentro de las posibilidades de una talla grande, claro está! ( así que olvidémonos de los bikinis de triangulitos o tangas, por diossss)
    Vamos, que me dicen a mi hace 5 años que iba a estar usando bikinis y todavía estaría revolcándome de la risa…

  6. reconozco que este año me he dejado ir…ni un bañador ni un bikini nuevos.Nada de nada. Estoy que no me quiero ni ver. Pero si tuviese que ser alguna, seria la que está en la terraza, con el.pincho de tortilla y la sacarina.
    Los cuadernos rubio los tengo ya, para el mediano. Críando polvo pero ahora los rescataré.

    besos
    paula

    1. Claro, si es que con el mono de leopardismo ya lo has dado todo y mantener el nivel medio en bolas es más complicado 😉

      Por cierto, lo del pinto de tortilla y la sacarina es absolutamnete autobiográfico, lo mismo tú y yo fuimos separadas al nacer…

  7. Ay! Qué bueno! y real!!! de verdad, que penica… tengo un michelín que se instaló en mi cuando di a luz a mis retoños, lo achaqué a embarazo gemelar… y luego a la recuperación que nunca llegó… pensé que volvería sola a mi cuerpo normal pero NO, tenía que haberme empleado a fondo y no lo hice… También me dijeron que cuando andaran (tienen 2 y medio pasados!) quemaría un montón y que como no paras, que eso es verdad, pues no engordas y de eso nada de nada!!! Ahora parece que ya es tarde para ponerse a dieta, jeje! me ha encantado el post y todas las ideas que das!

  8. Yo me parto contigo!! Me alegras con leerte, eres genial! Y encima una aprende de estilismos (cosa que necesito con urgencia y no es broma).

    Me quedo con el de los flecos!!

  9. y el modelo bikini-chanclas del decathlon???? es el que yo uso jajajaja. Me encantan todos la verdad

  10. Bueno, yo la barriguita la traía “de serie”. Así que media vida acomplejadilla en la playa hasta que con el embarazo de la primera me convertí en “caballito blanco”. El segundo llegó rápido y el año pasado yo preocupada porque la lorza seguía aquí. Hasta que un día en plena playa me sueltan desde la seguía de al lado. ” Con dos tan pequeños y os habéis animado a por el tercero”. Estuve a punto de gritar: ” No señora, no estoy tan enajenada”. Pero en cambio vi mi oportunidad. Pienso estar embarazada del tercero verano tras verano hasta los 50!!!;-)
    Los looks,geniales todos! Difícil decidirse por uno!!

  11. Mi prefe es el Directa desde St tropez, pero estoy más cerca del pincho de tortilla que del caviar, así que me inclino por el de la madre cool sin flecos.

  12. Bikini aunque me da vergüenza y me encanta el look de flecois y el de chanel,
    Me encanto conocerte en #laparty2

  13. Jajaja no puedo parar de reír, este año me voy de veraneo a una playa nudista y punto, ni bikini, ni trikini, ni bañador ni na de na. A la rica lorza….. Eso sí para la piscina lo tengo más chungo

  14. Yo me quedo con el dimule por todas partes y el drapeado. Como el buen padre es alérgico a la playa me toca desarrollar los superpoderes playeros:la visión panorámica, el trabajo de ingeniería con arena…Y la buenabuela todavía pregunta por qué no me pongo bikini. Un traje de neopreno pero con gafas y sombrero. Très chic!

  15. Me encanta el post.
    Solo me falta el detalle de saber para qué costas están pensados,jajaja,que no es lo mismo Ibiza que una costa atlántica, ains…
    Desde que llegó el buenhijjo cambió mi concepto playero. De modo sándwichera vuelta y vuelta y libro en la arena con estilosas incursiones en el agua a lo Bo Derek, pasé a poder bajar sin toalla a la playa porque ni la huelo, sacar arena hasta del forro del bikini y bañarme en los charquitos, rebozarme en las olas, y perder glamour exponencialmente a cuatro patas castilleando.
    Tus looks los veo divinos,como siempre, pero echo de menos el look hippie,q es al que me he apuntado yo últimamente; chaftan etnico, capazo donde entre todo y pañuelo ancho a la cabeza, a los pies sandalia trotera pero tobillera y en mi caso siempre bikini,porque ante el tipo corporal “lo que debería estar en el pecho está en las cartucheras” con un bañador parezco cualquier cosa. Supongo que a la moda iré bien poco…tengo solución?

    1. Jajajaja… No necesitas solución, sólo un par de toques trendys de la muerte, y listo! Super pañuelo en modo turbante, gafas de sol XL y bikini… Hippie sí, pero divina!

  16. Jajajaja… No necesitas solución, sólo un par de toques trendys de la muerte, y listo! Super pañuelo en modo turbante, gafas de sol XL y bikini… Hippie sí, pero divina!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más