¿Qué quieres encontrar?

24
Buhos y marmotas: trastornos del sueño en la infancia

Buhos y marmotas: trastornos del sueño en la infancia

Dormir, sueño, del tirón, palabras sobrevaloradas cuando te conviertes en madre. Lo mejor que de madrugada llamen al buenpadre. Bromas aparte, muchas de vosotras nos habéis pedido que abordaramos el tema de las pesadillas y terrores nocturnos que alteran la tranquilidad de la noche. Maribel Gámez, nuestra psicóloga infantil, se ha puesto manos a la obra y hoy nos dedica un primer post donde profundiza en ello. ¡Esperamos que os guste!
Malasmadres-maribel
* Puedes seguirla en su web ‘Sácate el carnet de padre’, un proyecto de formación de educación de los niños pero centrado en los padres y en las madres.

El sueño, sobre todo en los primeros años, es una actividad muy importante en la vida de un niño y que si esta alterado afecta al resto de la familia. Es un tema que da para hablar todo lo que se quiera porque hay muchísimos trastornos del sueño diferentes. En este post voy a intentar daros una visión general de como funciona el sueño de los buenoshijos y hablaros de dos de los trastornos más frecuentes del sueño en los niños pequeños: los terrores nocturnos y las pesadillas. Vamos a ello.
De 0 a 6 meses son pequeñas marmotillas. Duermen aproximadamente unas 17 horas, disminuyendo el tiempo que invierten en dormir a unas 15 horas a los 5 meses aproximadamente con interrupciones cada 3 o 4 horas de breves periodos de vigilia que utilizan para comer.
Entre los 7 y los 12 meses duermen por la noche unas 8 o 9 horas y hacen dos siestas durante el día, una de mañana y otra por la tarde que ya nos gustarían a muchos adultos. Vamos que duermen unas 13 horas en total aproximadamente.
No hay que preocuparse si en esos despertares vemos al pequeño haciendo malabarismos propios del circo del sol. A los 8 meses aproximadamente comienzan a practicar en esos pequeños despertares lo que están aprendiendo por el día. Si están aprendiendo a caminar intentaran levantarse o realizar algún ejercicio aeróbico. A veces también están medio dormidos con lo cual la escena es bastante cómica.
A partir de que comienzan a andar el sueño se suele reducir a unas 12 horas, 10 por la noche y 2 de siesta. A partir de los 3 años la siesta se supone que va reduciéndose hasta desaparecer, aunque es fantástico cuando a día de hoy podemos echarnos una. Y yo tengo 35 tacos. Así que no hay que preocuparse si se mantiene en el tiempo esta sana costumbre.
En la adolescencia el sueño ya se va pareciendo al adulto, duermen entre 9 y 10 horas aproximadamente.
Se supone que el sueño adulto debe durar entre 7 y 8 horas aunque la variabilidad es enorme.
Los niños de 0-3 años tienen problemas de sueño que están asociados con sensaciones y malestares físicos como el hambre, los refriados, los cólicos, cambios de temperatura, dolor de oídos, los dientes, etc. Muchas veces van acompañados de llanto nocturnos. En esos momentos de llanto a las 3 de la madrugada es cuando la malamadre va aproximándose en modo Walking Dead hacia la cunita. Esa visión puede hacer llorar más al pobre pequeño que puede no reconocer a su madre en ese estado.
En esta etapa lo único que podemos hacer es procurar prevenir o curar todos los problemas físicos que puedan tener y encomendarnos a la virgen de Lourdes para que después de los 3 años todo mejore, como suele suceder. Hacia esa edad el sueño se hace un poco más estable y los problemas físicos anteriormente mencionados van disminuyendo. Tenemos que tener en cuenta que cuanto más nerviosos nos ponemos nosotros, más nerviosos se pondrán ellos. No es fácil pero cuanto más tranquila note nuestra respiración y el ritmo de nuestro corazón será más sencillo para ellos percibir un entorno calmado que les permita volver a dormirse. De todas formas lo más importante de todo a esta edad es descartar cualquier problema físico que les pueda estar molestando.
A partir de los dos años surgen ciertos miedos que pueden afectar al sueño. Es bueno tener una cronología de miedos para conocerlos y así poder detectarlos.
Relacionado con estos miedos os voy a hablar ahora de dos trastornos del sueño que son bastante frecuentes y que suelen asustar mucho a las malasmadres: las pesadillas y los terrores nocturnos.
Las pesadillas tienen que ver con acontecimientos que le han ocurrido al pequeño por el día y que le preocupan. Es bastante más frecuente en niñas que en niños. A la mañana siguiente puede evocar el contenido del sueño que puede ir acompañado de una sensación de miedo o pánico dependiendo de lo que haya soñado. Para algunos su mayor pesadilla son brujas y payasos con la cara terriblemente pintada, para otros pequeños animales o que sus padres nunca llegan a recogerle del colegio y se queden solitos. Las siguientes noches después de la pesadilla, el buenhijo puede intentar calmar sus miedos o bien llevándose algún juguete o peluche a la cama o bien haciendo algún ritual para calmarse; movimientos repetitivos como el balanceo, hablar con ellos mismos, colocar ciertos objetos de la habitación de una forma determinada o el clásico de llamar a la malamadre para que venga a estar conmigo porque me da miedo dormirme son algunos ejemplos de intentos de calmar la ansiedad. Esos rituales tienen que ir desapareciendo poco a poco con el tiempo a medida que vaya disminuyendo la ansiedad.
Los terrores nocturnos son harina de otro costal. Aparecen aproximadamente a los 2 años y tienen su máxima incidencia a los 7. Se suelen confundir con las pesadillas pero son muy distintas. De repente, en las primeras horas del sueño nuestro pequeño emite un grito terriblemente angustioso y se incorpora de manera súbita y brusca de su cama. Sus ojos están abiertos, puede parecer aparentemente que está despierto, ya que mira a un punto fijo pero no reconoce a sus padres si estos le llaman o intentan hablar con él. Su cara muestra una mueca de terror absoluto. El episodio puede durar desde unos pocos segundos a 10 minutos que parecen siglos para el que está fuera viendo el terrible espectáculo.
Es una imagen tan angustiosa para los padres que una manera que tenemos los psicólogos de diferenciar los terrores nocturnos de las pesadillas es preguntar si los padres están más angustiados que el pequeño a la mañana siguiente. A la hora del desayuno el niño o no recuerda nada o apenas tiene una sensación vaga de que algo ha ocurrido, al contrario que ocurre con las pesadillas. Mientras, los padres están todavía atacados de los nervios, sin haber podido pegar ojo, temblando aún por la experiencia e intentando en vano comerse la tostada sin que se caiga a la alfombra. Él estará probablemente fresco como una lechuga, pidiendo su leche con cereales en forma de estrella. Probablemente deseemos estrangularle, un deseo que debe ir disminuyendo en pocos minutos.
¿ Qué podemos hacer ante los terrores nocturnos o las pesadillas?

  • Deberíamos intentar averiguar si hay algún suceso en el día que pueda estar perturbando emocionalmente al pequeño. Que pueda estar angustiado o sentir miedo por algo que le esté rondando la cabeza y que no sepa solucionar (en el cole, en casa, etc.)
  • Si pasa por una época de nerviosismo por la razón que sea la compañía de sus padres es lo que más le tranquiliza. No digo que haya que meterse en su cama o llevárnoslo a la nuestra. Si el pequeño ya ha aprendido a dormir solito es un logro muy importante que hay que mantener y que podemos perder si empezamos con estas dinámicas. Pero si que podemos estar junto a él, contarle un cuento, charlar un rato hasta que esté tranquilo, quizá más tiempo de lo que solemos estar pero se sentirá acompañado y mejor hasta que esa racha pase.
  • Es importante que si se entere de cuando nos vamos de su habitación, porque si se despierta puede reclamar otra vez la presencia de sus padres.
  • Hay que evitar que esté excesivamente estimulado antes de acostarse, e ir preparándole, como hacemos nosotros para el ritual de irse a dormir (ponerse pijama, lavarse los dientes, etc., que al fin y al cabo como buen hábito nos va preparando para la hora de ir a dormir).
  • Cuidado con las tabletas y móviles, retrasan el pico de la melatonina, que es una hormona esencial para regular el sueño. La luz azul de las pantallas retrasa ese pico entre una hora y una hora y media. Los adultos también notamos ese retraso ya que solemos utilizarlas en la cama para distraernos antes de dormir y a muchos luego les cuesta conciliar el sueño.
  • Si hay pequeños rituales antes de dormir debemos ser permisivos con ellos. Incluso se le puede dejar un juguete, un cuento para leer en la cama que le ayude a conciliar el sueño. Hay que advertirle que no puede salir de la cama para jugar. Si sale de la cama o hace mal uso de esos ayudantes del sueño, se le retiran.

Por último una recomendación: si tenéis dudas sobre si vuestro buenhijo tiene algún trastorno del sueño haced un calendario del sueño. Los calendarios del sueño son anotaciones donde se registra la hora en que el pequeño se va a dormir, se despierta por la mañana y cualquier incidente que ocurra entre medias de esas horas. Os aseguro que es muy útil. Hay que tener en cuenta que la falta de sueño de los padres puede afectar mucho a la percepción de como duermen sus hijos y, por falta de descanso se puede tener la sensación de que el problema es mayor de lo que realmente es. Pocas cosas pueden dejar tan hecho polvo que no descansar como Dios manda.
En otro post seguimos, si queréis, con este tema que da para mucho.
Que durmáis bien esta noche.
Y vosotras malasmadres, ¿cómo lleváis las noches?

Antes de irnos…

Mañana sábado por la mañana estaré firmando libros en el maravilloso mercadillo de vestidos y complementos vintage SusiSweetDress en Madrid. Si vivís aquí y podéis pasaros no os lo podéis perder. ¡OS ESPERO!

Han comentado...

  1. Muchas gracias por el post!! Que interesante!! Porque nos hemos pasado más de dos años sin dormir apenas y es tal la desesperación que al menos el que te expliquen bien que es lo que le puede pasar, alivia….
    El buenhijo ya tiene 4 años y ya puedo decir que duerme bien!! Aunque a veces, se despierte llamándome, es de vez en cuando, sólo.
    La primera noche que durmió del tirón, ya después de haber cumplido 2 años, no nos lo creíamos !!!!
    Se pasa mal, sobretodo si los buenospadres trabajamos. Mucha paciencia, aunque es muy difícil y armarse de valor para afrontar la mañana siguiente.

  2. Pues en nuestro caso,no hemos cumplido con ninguno de los patrones de sueño que mencionas. A los 15 meses, sólo habíamos dormido 1 noche del tirón, y fue tal el impacto, que la que se despertó con taquicardía fui YO ….. UFFF¡¡¡¡
    Ahora tiene 3 años y medio, necesita su siesta diaria, y para nada duerme en conjunto las horas que dices … Tendremos que esperar a ver si cumplimos el resto de los parámetros …
    Aún así, ya llevamos meses durmiendo muuuuchas horas seguidas

    1. Hola Susana, cada niño es un mundo, mientras duerma más o menos las horas necesarias para que pueda descansar según su edad está todo dentro de lo normal.
      Un abrazo

  3. Mi hijo con casi 4 años ni es capaz de dormirse sólo ni duerme toda la noche…a ver cuando nazca la buenahija2 cómo nos organizamos!!

  4. Me ha encantado lo de Walking Dead y encomendarse a la Virgen de Lourdes, jajajaja…Nosotros con 3 peques hemos tenido de todo, pero el episodio de anoche nos ha hecho mucha gracia. Nuestra peque de 3 años ya no quiere pañal para dormir, asi que en cuanto se duerme, como no nos fiamos un pelo (ya, ya, esto no está muy bien…) le ponemos el pañal cuando está dormida…pero anoche fui a quitarle el pantalon del pijama para ponerle el pañal y (ella estaba grogui) se subio el pantalon para arriba y dijo no. Y punto. Más tarde mi marido lo volvió a intentar, y al cabo de unas horas, la nena se ha levantado llorando porque no quería el pañal, total, que se lo hemos quitado, hemos hecho un pis y a dormir todos…lo tiene clarisimo, asi que adios, pañal!Esperamos dormir del tirón ya muuuuuuuchas horas…

    1. Jajajaja que historia tan divertida Marina, si es que los niños son lo más!

    2. Entre el post y tu comentario lo mejor para reírme en esta fría madrugada, después de una noche de teta, cuna, dormir, teta, cuna MV dormir… y así hasta que el reloj dijo:6 am. A trabajar y nada de disimular ojeras que es viernes. Mañana se duerme un poquito mas. Besos desde Córdoba Argentina

  5. Nuestro hijo mayor tuvo terrores nocturnos y siempre le sucedía estando súper acalorado. Dejamos de abrigarlo tanto y prácticamente no se repitieron, sólo en alguna ocasión puntual que además coincidió con noche calurosa y demasiado abrigo en proporción. No tendrá base científica, pero a nosotros nos fue bien y no cuesta nada ni tiene riesgos.

  6. Hola! nosotros sólo conseguimos que el mayor (a punto de cumplir 4 años) se durmiera solito y toda la noche estas Navidades (ya con un hermanito de 6 meses). Me tiré 15 días montando guardia en su puerta alternando el clásico “no pasa nada cariño, a dormir” con el “no te levantes de la cama que si no mañana no hay dibus”. Llegué los dos primeros días a dormir en el suelo (siempre fuera de la habitación, sin contacto visual pero con rápida respuesta). Parezco una pirada pero después de eso se duerme solo y del tirón casi el 90% de las noches.Ánimo este verano!!!

  7. De pirada nada Eva! ayudaste a tu pequeño a que poco a poco se durmiera solito. Bravo!

  8. Muy muy interesante! Mil gracias. Pues la mía se despertaba cada dos horas y ahora desde que cumplió 9 meses y dejó la teta (así lo quiso) duerme por la noche 12 horas del tirón. Antes me preocupaba pq no dormía y ahora leyendo este post me preocupa que duerme demasiado!!?! Se despierta cada dos o tres horas y lloriquea un poco hace malabares pero se vuelve a dormir sola (intento no ir para que no se vuelva a acostumbrar). Esos lloriqueos medio dormida son también algo normal?? Xx

    1. Hola Susana, si en principio son algo normal, !cada niño es un mundo y algunos son más dormilones que otros.!
      De todas formas ya sabes que a esas edades el pediatra puede ser de gran ayuda para saber si las horas de sueño entran dentro de lo normal descártando algún problema físico
      Un abrazo

  9. Yo después de pasar cinco meses horribles en los que mi niño no dormía más de dos horas seguidas (y eso a partir de las 2 am, que desde las 22 que le dejaba en la cuna igual lloraba desesperadamente como unas 10 veces), ahora tengo una marmotilla capaz de dormir 13 horas del tirón, de 22 a 11 am. Todo empezó con gases, molestias por el cambio de alimentación o dios sabe qué, el caso es que sólo se calmaba en brazos. Y un mes puede pasar, pero cinco meses durmiéndolo en brazos unas 10 veces toooodas las noches matan a cualquiera. De hecho ha sido la gota que ha colmado el vaso de mi matrimonio, ahora en vías de divorcio, pero bueno, se suma un poco todo, pero claro está que mi agotamiento ha hecho mucho. Así que ya sola en casa con él decidí apostar por aplicar el método Estivill pero a mi manera. Empezamos un martes, y el viernes durmió su primera siesta sin llanto. Y ya vamos para tres meses en los que se duerme solito en su cuna, en su cuarto, y yo aunque sola en casa con él al menos descanso y puedo afrontar la vida de otra manera. Aclarar que el día que más lloró fueron unos 20 minutos, y a día de hoy, si alguna vez se despierta llorando voy a su cuarto, le cojo, le abrazo, le calmo, y se vuelve a dormir solito. Ahora tiene 13 meses, se levanta a las 10-11 de la mañana y solo echa una siesta de unas 2 horas después de comer. Para mí el tema del sueño ha sido algo muy duro en este año, la verdad, pero gracias a dios ya está encauzado. Y eso que yo no veia la luz al final del túnel……. Mucho ánimo a las mamás que estéis sufriendo por esto….que todo acaba felizmente…..

  10. Yo tuve terrores nocturnos en mi infancia y lo recuerdo como algo horrible (mis padres me llevaron a un psicologo). Mi buenahija 1 sigue mi camino… no se si serán pesadillas o terrores y además sonámbula. Cuando ve mucha tele o está nerviosa se pasa media noche paseando X casa. La verdad es que muchas noches acabo metiéndome con ella en la cama xq sino yo no descanso.

    1. Hola Elvira, parece que tu pequeña tiene bastantes problemas con el sueño. Si continúan yo te aconsejo pedir consejo a un especialista. Sería útil para poder ver si hay algo que emocionalmente la esté perturbando y que os pueda dar pautas de manejo del sonambulismo.
      Un saludo

  11. Hola Maribel;
    Cuando tenemos un buenhijo que la noche que mejor duerme es cuando se despierta 5 veces y nos encontramos con alguien que nos dice que su buenhijo lleva durmiendo toda la noche desde que nació, se nos salen las venas de la frente y empezamos con taquicardia 🙂
    Si las malasmadres conocemos toda la información que nos aportas en este post, entendemos mucho mejor cómo funciona el sueño de los bebés/niños pequeños y nuestra angustia disminuye considerablemente. Sabemos que nuestros buenoshijos están bien, y lo demás ya no importa.
    Un saludo!

    1. Eso es verda Cati, lo importante es saber que nuestros pequeños están bien, que sean más o menos dormilones… no es tán importante
      Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más