¿Qué quieres encontrar?

3
Cómo acompañar a nuestros hijos e hijas en el uso de la tecnología

Cómo acompañar a nuestros hijos e hijas en el uso de la tecnología

Las Malasmadres nos enfrentamos a un gran reto con el uso de la tecnología. Vivimos época totalmente distinta a la de nuestros buenoshijos y buenahijas y desconocemos muchas de las herramientas que podemos usar para educarles a ellos y ellas. Pero, no os preocupéis porque el objetivo de nuestro proyecto #TenemosLike con Movistar es ayudaros en este camino.

El año pasado sembramos la semilla del pensamiento crítico con José Carlos Ruiz, profesor de filosofía de la Universidad de Córdoba y autor de varios libros sobre el tema. En la charla ‘Cómo educar en el mundo digital’ nos ayudó a despertar el pensamiento crítico en los buenoshijos/as para que sepan discernir entre el mundo real y el mundo digital.

Hoy a las 21.00 estaremos en Directo

Os daremos tips y herramientas para guiar a nuestros hijos e hijas en el uso de la tecnología

Silvia Barrera es nuestra experta hoy en nuestro taller de #TenemosLike. Es escritora divulgativa sobre Ciberseguridad, en 2017 publicó su primer libro “Claves de la Investigación en Redes Sociales”, premiado por la Editorial Círculo Rojo como el mejor libro de Aprendizaje en 2017. En el 2018 publicó la novela "Instinto y Pólvora" para la Ed. Planeta y en 2020 su tercer libro. “Nuestros hijos en la red, 50 cosas que los padres deben saber” para Plataforma Editorial. Actualmente es Inspectora de Policía Nacional como jefa de investigación de delitos tecnológicos con más de 15 años en la Policía Nacional en el campo de la ciberseguridad, las redes sociales y la lucha contra el cibercrimen.

  • Recuerda hoy a las 21.00 horas.
  • En nuestro canal de Youtube.
  • ¿Qué te gustaría preguntarle a Silvia?
  • Hoy, además haremos un ejercicio practico con nuestra invitada, un contrato de uso de la tecnología en familia.

¡Te esperamos, Malamadre!

Qué debemos saber del mundo digital

Ficha de Silvia Barrera

Desde sus inicios, la tecnología y sus avances han sido siempre demonizados. El desconocimiento y el temor al cambio han sido elementos de resistencia para su desarrollo. Es más fácil y cómodo culpar a las máquinas de sus riesgos que aceptar y difundir que una computadora está diseñada, creada y dirigida por una persona, en quien recae la responsabilidad de un buen uso.

Hasta hace pocos años, el uso de las máquinas siempre estuvo destinado al mundo adulto, siendo los automóviles, por ejemplo, el máximo exponente de la necesidad de tener cierta experiencia y madurez personal, incluso de pasar un examen, para asumir la responsabilidad de conducir. Pero en el uso de internet hay grandes noticias: a pesar de que los peligros están fuera, son reales y más cercanos de lo que pensamos, salvo casos excepcionales, con un uso seguro, racional y positivo, son “evitables”. Sí, como padres se puede sobrevivir a la época menores- redes.

Acompañamiento en el uso de la tecnología

Todo esto ha cambiado con el mundo digital y los menores. En estos últimos años, Internet ha sido un elemento disruptivo con millones de niños que, en muchos casos, desde muy corta edad, tienen entre sus manos una herramienta abierta a un mundo de posibilidades sin ningún tipo de restricción y control. Ahora más que nunca, tenemos que ser constantes en esa gran importante labor de acompañamiento hasta que aprendan a desenvolverse solos y con responsabilidad en un mundo adulto desconocido.

De todo lo anterior, podemos sacar una buena conclusión: No hay tecnología peligrosa si está en buenas manos. Los riesgos están ahí, detrás de la pantalla y no podemos esperar a que la gente, los extraños, sean buenos. Siento decirlo pero ¡existen usuarios malos o que se aprovechan del desconocimiento del otro! Mientras haya niños navegando en Internet sin conocimiento, tomando decisiones y adoptando, aunque sea desde la ignorancia o la falta de experiencia, comportamientos negligentes y arriesgados, están en situaciones de riesgo.  Y, en pandemia, como el resto de adultos, han hecho de la tecnología su principal medio de comunicación, entretenimiento y educación. De sopetón, de un día para otro, niños conectados, hiperconectados más bien, necesitan emplear tanto como lo adultos, herramientas digitales para su día a día.

La importancia de la supervisión

Y ahora, con la movilidad reducida, Internet también es un desahogo para familias con hijos encerrados en casa.  Se juntan muchas situaciones que requieren, más que nunca,  recordar a las madres y padres que no deben relajarse ni olvidarse en la importante tarea de ponerse al día con los peques digitales en casa y supervisar, siempre. Someternos a circunstancias excepcionales no implica permisividad ni relajación, más que nada, porque estamos sentando un peligroso precedente.

Los pilares de toda relación padres/madres-menores-Internet

¿Qué no debe faltar en casa con nuestros hijos si queremos que naveguen y hagan un uso positivo de Internet? He aquí unos consejos. Para empezar, debemos mencionar los pilares de toda relación padres- menores- Internet.

1. La educación digital se aprende en casa

El primer error es creer que son conscientes de los riesgos de la Red por el simple hecho de ver que se manejan con soltura en Internet. Educación en riesgos no es lo mismo que “hacerse un tik-tok”, quizás en esto último nos den mil vueltas pero no en experiencia vital, seguridad y sentido común. La educación digital se aprende en casa. Dejar que los hijos aprendan por ensayo- error en la Red es como dejarle solos en un centro comercial con 8 años a ver cómo se desenvuelven. ¿Qué crees que va a ocurrir? Los niños no nacen conociendo los riesgos.

2. Interesarnos por “su vida online”

El segundo pilar es infravalorar el valor que ellos le dan a su vida online y reputación digital, pensando que la Red “es cosa de niños”. Todo lo contrario. Ahora es buen momento para sentarnos con los peques y que nos enseñen cómo navegan, qué juegos les gustan, cuáles son sus Instagramers y Youtubers favoritos y por qué, y aprender juntos cultura digital. Descubrir y compartir el cibermundo con nuestros hijos puede ser una actividad familiar entretenida e interesante y de hecho, la forma más positiva de conocer su mundo e inquietudes sin que lo vean como un control.

3. Supervisar con nuestros hijos e hijas lo que guardan en sus móviles

Supervisar de vez en cuando qué guardan en sus móviles o tablets, animarles a qué nos cuenten y ayudarles a que conozcan los peligros, como en otras facetas de la educación una buena comunicación con ellos es importante. A veces pueden compartir o recibir contenidos que no sean del todo apropiados por falta de madurez o desconocimiento. Por supuesto, un checking sobre “cosas que sí y cosas que no” pueden compartir como informaciones, vídeos o fotos de contenido personal, íntimo ni suyos ni de otras personas y el peligro de los “mensajes anónimos” o de terceros desconocidos.

4. Crear un clima de confianza

Por último, crear un clima de confianza. Recordarles que pueden compartir cualquier momento de su tiempo en redes con sus padres y que hay que avisar si se encuentran con algo extraño o que les incomode. No hay nada malo en encontrar contenido nocivo de forma fortuita o que les contacte un desconocido mientras juegan. Es algo normal que les puede ocurrir y si ocurre, nos lo tiene qué contar.

5. Y por último una idea: crear un contrato con normas, límites y reglas

Queda toda una buena lista de deberes que nos van a ayudar a navegar de forma más segura. ¿Da pereza? ¡No puede ser! También nos sirve para nuestra propia seguridad, la de nuestros seres cercanos y, en general, para sentirnos seguros en un medio que puede parecernos hostil pero que ha llegado para quedarse y que nos brinda infinitas posibilidades. Deberes en casa como, por ejemplo, crear un contrato con normas, límites y reglas en el uso de dispositivos, la efectividad de las herramientas de control parental, útiles aunque no infalibles que nos ayudan en esa tarea de supervisión técnica; supervisar de cierta forma de vez en cuando qué guardan en sus móviles o tablets o su historial de búsqueda o navegación, etc. Un chequeo concreto que nos ayudará, sin duda, a estar más tranquilos.

Tampoco podemos olvidarnos de cuestiones de sumo interés como tener claro cuál es la frontera entre la privacidad del menor y nuestro deber de supervisar, qué son las herramientas espía, qué consecuencias y cómo afrontar circunstancias negativas derivadas de un mal uso o de contacto negativo con terceros como compartir archivos de carácter íntimo con terceros, accesos indebidos a sus cuentas, mal uso de las redes sociales, etc. ¿te animas a conocerlas?

¡Recuerda te esperamos esta noche en Directo en Youtube!

¿Qué te gustaría preguntarle a nuestra experta?

Han comentado...

  1. Me encantó el pasado martes! Tengo hijos ya en peligro de redes y nos vino fenomenal para perder miedos con internet. Muchas gracias!

  2. Nuestra buenahija tiene 9 años, ¿debemos dejarle total libertad explicándole lo que está bien y lo que está mal o es preferible poner ciertos filtros al contenido que ve?

    Gracias, os veo a las 21.00!!

  3. Cuáles son los tiempos de uso diario de Internet/Redes sociales que debemos dejarles un función de su edad?
    Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más