¿Qué quieres encontrar?

8
Las personas que viven en paz, ¿cómo lo hacen?

Las personas que viven en paz, ¿cómo lo hacen?

La meditación es una forma de lograr tener nuestra mente en calma, puede que hayas intentado en algún momento ponerlo en práctica. No es fácil, diría que todo lo contrario. Pero una vez lo haces te sientes más en calma, es difícil de explicar porque hay que experimentarlo. También hay muchos tipos de meditaciones. Hoy tenemos en el blog de vuelta a Anna Fargas, coach, que nos introduce en este tema.

*Si te tienes cualquier duda o quieres que Anna te mantenga informada sobre sus siguientes retos de meditación escríbele en info@annafargas.es.

*También puedes seguirle en Instagram.

Lo primero que quiero que sepas es que no soy una gurú ni experta en meditación. Soy publicista, coach y una apasionada del desarrollo personal con mil pajas mentales en la cabeza igual que mis amigas, tú o la vecina del quinto. De hecho, había intentado meditar millones de veces fracasando siempre en el intento.

Sinceramente, no creía nada de que la meditación podía producirte tantos beneficios. En contra de lo que siempre me había parecido, meditar no tiene nada que ver con ser un yogui o un descendiente de Buda.

Te contaré una breve historia para que sepas de lo que te estoy hablando…

Empecemos por el principio. Aunque hace tiempo que no me dejo caer por aquí, si me seguiste en su momento sabrás que solía escribir en el Club sobre crecimiento personal y coaching, ayudando a mujeres expatriadas a reinventarse en su nuevo país.

En mi otra vida estaba casada, vivía en París y estrenaba una maternidad que me tenía la mar de entretenida. Ahora, en mi nueva vida, he caminado muchísimo y, aunque se algún modo sigo siendo la misma, siento que nada tiene que ver la Anna que dejé en París. Ahora, me sigue apasionando el tema del crecimiento personal y ayudar a mujeres a encontrar su camino, aumentar su autoestima, brillar y empoderarse. Estoy al borde de los 40, tengo una hija de 8 años y vivo mi vida felizmente divorciada desde el otro lado del abismo.

Tener la mente en calma

Soy una motivada de la vida y cualquier cosa que veo, leo, descubro o investigo que siento que puede mejorar mi paz mental la aplico. Tener una mente en calma es algo en lo que llevo trabajando durante años porque no tengo ninguna duda de que es el secreto para vivir tranquila, feliz y en paz. Los pensamientos que tenemos definen nuestra vida y eso es algo que tenemos que integrar sí o sí.

Todo aquello que vivimos, todo aquello que nos condiciona, todo aquello con lo que dialogamos a diario es el resultado del bucle mental que tenemos. Seguro que has escuchado mil veces la frase esa que dice que no es lo que nos pasa lo que nos produce sufrimiento si no la interpretación que hacemos del hecho.

Vale. De acuerdo. Esto lo tenemos. Pero si tú eres de las mías, sabrás que parar el bucle interno cuando entras en modo “comerte la olla” es realmente complicado. Porque empiezas con un micropensamiento negativo. Lo tienes allí. Después, lo recuperas y lo alimentas. Lo haces más grande. Sigue estando allí. Vas recorriendo a él durante días como si fuese un monstruito al que vas alimentando día sí y día también, sin darte cuenta de que ese monstruo que te está dominando totalmente y que te genera un malestar enorme, solamente vive en tu mente y lo has creado tú solita.

Vivir en calma es el secreto de la felicidad

Pero una vez el monstruo te duplica en tamaño, ¿qué haces?

Bien. El tema se complica muchísimo. Es un proceso en el que poco a poco vas poniendo consciencia y vas avanzando des-pa-ci-to. La clave está en no alimentar al monstruo y eso lo conseguimos parando nuestra mente, es decir, meditando.

Tengo que confesarte que hace años que oigo hablar de meditación y, no se muy bien cómo explicarlo, pero siempre sentía que era una palabra demasiado grande para mí. Intenté meditar varias veces, la mayoría de ellas desde la obligación, desde “esto es bueno para mi salud. Pero a estas alturas ya sabrás que esto, hecho de esta manera, nunca funciona. Total, que había intentado meditar mil veces sin sentir ninguno de los beneficios de los que todo el mundo habla en cuerpo, mente y espíritu:

1. Reduce

  • El estrés.
  • Ansiedad.
  • La cantidad de pensamientos innecesarios.

2. Aumenta

  • La autoestima.
  • La concentración.
  • Tu bienestar.
  • La paciencia y tolerancia.

3. Desarrolla

  • La creatividad
  • Concentración y enfoque
  • Vivir en presente

4. Mejora

  • El insomnio.
  • El sistema inmunológico.
  • El humor.
  • La intuición.

Sabes de sobra los beneficios de la meditación porque continuamente lo escuchas en todos sitios y yo no estoy aquí para eso. Estoy aquí para animarte a que lo intentes. Estoy aquí para decirte que es verdad, que la meditación tiene todos estos beneficios. Estoy aquí para decirte que yo, que soy igual que tú, después de intentarlo mil veces en muchos momentos diferentes de mi vida, finalmente lo conseguí.

Meditación al alcance de todos

La meditación, ¿cómo lo hice?

Pues mira, muy sencillo. Apuntándome a un reto de meditación en un grupo de WhatsApp en el que cada día me mandaban un texto y un link de youtube en el que tenía que seguir las instrucciones.

Yo soy una persona muy práctica y te aseguro que la meditación me ha traído muchísima paz mental, muy buen rollo, mucha claridad y sobretodo mucha paz, equilibro y bienestar. Que si, que si, que es verdad, que la meditación trae todo esto y, ¿sabes lo mejor de todo? Que la meditación está al alcance de todas/os. No necesitas ser un gurú como te decía al principio del post, ni necesitas meditar una hora al día, ni irte al Nepal, ni mucho menos hacerlo por obligación. Te sugiero que lo enfoques desde la curiosidad.

Ahora lo veo más como un tema de apertura, de entrega y de tener unas instrucciones sencillas para empezar. De hecho a mi me gustó tanto que después yo misma hice varios retos más. Porque sentí tan de dentro los beneficios de la meditación que quería que todo el mundo que tenía un bloqueo con este tema lo intentase. Me sentí con el deber de comunicarlo a todo el mundo que pudiese y, en parte, también estoy aquí por eso.

¿Por dónde empezar?

Busca una meditación que sea factible para ti. Si encuentras una de 3 minutos, genial. Siempre es mejor 3 minutos que no hacer nada. En mi caso lo hice con el reto de la abundancia de Deepak Chopra. Reconozco que conecté desde el primer día y, repito, los beneficios fueron y siguen siendo brutales. A mi me funciona genial el tono de voz de Chopra y el hecho de tener que repetir un mantra. Yo misma me sorprendí de hacerlo con aquella constancia con la que lo hice y sigo haciéndolo, porque cuando algo funciona, ¿por qué no buscar tiempo para hacerlo?

A este punto tendrás mil motivos para no hacerlo. Tranquila, me los sé todos. Soy una experta en lo que excusas se refiere. Que si no tienes tiempo, que si estás agobiada, que si esto no es lo tuyo, que si lo que te pasa a ti no se soluciona con esto y un largo etcétera. ¿Y sabes por qué te salen estos mensajes? Porque a pesar de que has leído mil veces sobre el tema y de que todo el mundo habla increíble de la meditación, tú no te lo crees.

Porque… ¿si realmente confiaras en que la meditación te va traer todas estas cosas buenas en la vida, no lo probarías? ¿De verdad puedes decirme que eres incapaz de buscar 20 minutos al día para intentarlo sabiendo los beneficios que te va a traer?

Piénsatelo. ¿qué puedes perder?

Medita, amiga. No lo dudes más. Espalda recta, momento zen, Deepak Chopra y déjate llevar.

Vive y brilla.

Namasté.

Han comentado...

  1. Hola .

    He intentado meditar varias veces , pero creo que no tengo claro el como empezar . Quiero decir , me siento espalda recta y ?… en que pienso ? cuanto rato ? pongo cronometro ? No entiendo nada .

    Mil gracias de antemano.

  2. Yo la verdad es que empecé a practicarlo pero no muy convencida, poniéndome excusas de que no tengo tiempo, de que estoy cansada … desde el confinamiento me lo propuse y ahora hago una meditación por la mañana y otra por la noche. Según el día y como lo siento de una duración. La verdad es que estoy más centrada, más en calma. Empiezo el día con otra energía y me voy a la cama en paz. Como madre trabajadora estresada el dedicarme este tiempo para mí, para parar y cambiar mi mentalidad me ha cambiado la vida. Y acompañado de yoga para tener consciencia del cuerpo también me ha ayudado

  3. Enganchada al yoga hace tiempo y descubriendo/intentando la meditación desde hace poquito…pero muy convencida de los beneficios que aportan las dos prácticas para vivir con calma. No conocía Deepack chopera, pero hoy lo pruebo! Que bueno volver a encontrarte por aquí y leerte de nuevo Anna!

  4. Yo práctico con Mindfullnes Amiyaba, me gustan mucho y me relajan las meditaciones. He llegado a dormirme de la relajación total que he sentido. Para que no me duela la espalda yo las hago tumbada boca arriba.

  5. Hola descubrí el yoga y la meditación guiada hace un par de años; todos los beneficios que me aporta son buenísimos… sólo hay que lanzarse y animarse. Estoy de acuerdo con que hay eliminar el ruido de nuestra vida diaria, en el sentido más amplio del término… gracias por el post. Un abrazo

  6. Totalmente de acuerdo contigo en todo y también he hecho los de Deepack Chopra y son buenísimos, tiene una voz envolvente….. lo recomiendo! Gracias, gracias, gracias, me ha encarnado leerte!😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más