¿Qué quieres encontrar?

7
Decálogo para madres primerizas

Decálogo para madres primerizas

*Podéis seguirla en facebooktwitterinstagram y en su blog.

“Ser madre te va a cambiar” es un mantra que habrás escuchado a menudo y que crees que conoces cuando te conviertes en madre. Pero no llegas a comprender su significado hasta que:

  • Llega un día que te miras al espejo y no te reconoces,
  • Tu cuerpo es otro y no sabes si algún día volverá a ser el de antes.
  • Sientes que tu vida se ha parado, está patas arriba pero no puedes volver atrás
  • El agotamiento te supera pero no puedes descansar
  • Aquello que habías soñado y deseado tan fuerte no coincide con la realidad

(aplicar también en caso de segundas, terceras, cuartas, … maternidades)

1. Si sientes enloquecer o ser otra persona, seguro que estás en lo cierto

No es sólo el cansancio físico o no poder dormir de un tirón. Es también el agotamiento que supone estar pendiente todo el tiempo de si come bien o si respira por la noche… O vivir pegado a un bebé día y noche, que trae consigo momentos de dulzura y desesperación a la vez. Caer en la cuenta de todo lo que la nueva llegada nos “impide” hacer, la tristeza por la libertad perdida, el miedo a lo desconocido y el temor a equivocarnos con algo tan importante. Querer salir corriendo o dar marcha atrás y no poder. Y sentirse culpable por pensarlo. ¿Me he vuelto loca? ¡Y cómo no estarlo! Con este escenario nuevo, diferente, inesperado, que nos remueve tantas cosas por dentro… pero necesario para poder volver en algún momento a nuestro estado anterior.

2. El amor de una madre se construye, no siempre surge “a primera vista”

El amor por un hijo no dista mucho de “los otros” amores: también necesita ser regado y cuidado para que crezca. Mucho antes de nacer la relación ya había comenzado: con el deseo y la búsqueda… y al dar a luz y encontrar su mirada finalmente conocemos al bebé real, no al que deseamos e imaginamos. Así que no siempre habrá un amor “a primera vista” que se instalará mágicamente: el amor se forja y se cuida todos los días.

3. Lo básico que necesita tu bebé son besos, abrazos y miradas

¿Seré adecuada? ¿Podré responder con soltura? ¿Seré una buena madre para mi hijo? Son muchas las dudas que nos asaltan y muchos los comités de expertos que nos rodean y aconsejan. Y parece que de una u otra forma es complicado acertar. Pero ante la duda: si hay algo que tu bebé necesita como el comer es mirarlo, besarlo y mimarlo. Esto no convertirá a tus hijos en caprichosos o acomodados.

4. Lo básico que necesitas como madre: besos, abrazos y miradas +mucha ayuda

Que los mimos y los cuidados no sólo vengan de fuera. Que puedan venir también de ti misma: buscando ayuda para poder cuidar tu espacio. Para poder ducharte, para comer caliente, para despejarte si te sientes sobrecargada, para poder dormir o incluso para poder sentirte mejor.

5. Sentirte triste, sola y desbordada es habitual. No te pasa sólo a ti.

El encuentro con la nueva realidad de vivir 24 horas con un bebé en brazos es agotador y puede desbordarnos. Y, a veces, aunque estemos rodeados de gente la sensación de soledad es muy grande. Anímate a compartirlo: con tu pareja, con otras mamás… Seguramente descubras que eso mismo que te está ocurriendo también les ha pasado a otras madres. La maternidad compartida, en compañía, se hace más llevadera.

decalogo-madre-primeriza

6. La maternidad, como la historia personal de cada uno, es única y diferente

De dónde venimos, cómo hemos crecido y en la madre que nos convertimos estará marcada por la historia de cada una. Y aunque siempre sea más cómodo seguir indicaciones, escuelas y mandatos a pies juntillas el reto al que nos enfrentamos será buscar nuestra propia manera de ser madres más allá de los quédirán.

7. Dudas, temores, miedos y errores son humanos. Lo son también de las madres.

Ser madre no nos convierte en seres sobrenaturales que no pueden errar o tener miedo. Qué mejor ejemplo para nuestros hijos que mostrar que también dudamos y erramos: esto nos permitirá rectificar y por tanto mejorar.

8. Es preferible llorar por fuera (antes que por dentro)

Las madres suelen mostrarse felices y contentas. Y los demás seguramente esperen que lo estés. Por esto solemos pensar que sólo nos sentimos tristes nosotras y que no le ocurre a nadie más. Muchas lloran por dentro ¿Acaso es tan extraño que una madre llore? Por cansancio, por incomprensión, por la tormenta de emociones que siente, por la nueva forma que toma la pareja con un hijo… Llora por fuera.

9. Ser madre es una gran responsabilidad. ¡Compártela!

Ni sabemos más ni mejor. Comparte aquello que sientes, comparte aquello que necesites, y deja tiempo y espacio para que los demás tengan su papel. Hay también otras personas que pueden y saben cuidar, lo que te permitirá aire y espacio para ti. Lejos de desligarnos de nuestra responsabilidad, pedir ayuda para el cuidado es beneficioso para todos.

10. Simplifica y D I S F R U T A

Nada es automático. Todo llega y toma su tiempo. Simplifica: no intentes hacer ni resolver todo, para un poco el tiempo, deja cosas para mañana, busca hacer menos cosas. Busca tiempo y guarda energía para poder disfrutar también con ellos.

Que más allá de las ojeras puedan ver que eres feliz con ellos.

Han comentado...

  1. Yo no soy madre primeriza ya mi hijo es mayor pero nunca me voy a olvidar de algo que me dijo mi hermano que tiene 5 hijos. Hermana sí todos los hijos vinieran con un manual fuera lo mejor porque todos los hijos son distintos y todas las maternidades son diferentes así que yo no te puedo dar un consejo como padre que soy y mi esposa tampoco vas a ser la mejor madre del mundo porque lo vas a ir viendo poco a poco ese es mi mejor consejo que te doy. Unas palabras muy sabías. Mi consejo para ti como madre primeriza hazle caso a tu corazón y sobre todo a tu Malamadre que ya siempre te va ayudar muchísimo son muy buenas dando consejos. De parte de una Malasmadres qué hizo de su hijo una burbuja de cristal que ahora me arrepiento porque si hubiese tenido otro me hubiese pasado por lo mismo

  2. Yo soy no una madre primeriza ya mi hijo es mayor pero nunca me voy a olvidar de algo que me dijo mi hermano. Que tiene 5 hijos sí todos los hijos vinieran con manual de instrucción fuera lo mejor. Pero todos son distintos así que no te puedo dar un consejo como padre que soy ,. Yo lo único que sé que vas a ser la mejor madre del mundo porque eso lo vas a hacer muy bien es el instinto de madre que te va a salir. Y así fue poco a poco vas a ir viendo lo que van necesitando tu hij@. LO único que sé es que los mejores consejos que recibí fue de la Malamadre y de la buenaabuela son las mejores y siguen al pie de la letra de lo único que me arrepiento. Es que yo a mi hijo lo tuve en una burbuja de cristal pero si volviera atrás no lo haría porque si los otros hubiesen llegado a buen puerto y hubiera tenido mis otros hijos seguro que a ellos no los hubiese tenido en esa bola de cristal seguro que lo van a hacer bien las malasmadres primerizas ,de una Malasmadres con todo el amor

    1. Cada niño y cada madre es diferente. Así como lo es el momento y las circunstancias en las que hacemos aquello que podemos. Un abrazo!

  3. Me ha encantado el decálogo..me siento muy identificado con todos los puntos, especialmente con: Lo básico que necesita tu bebé son besos, abrazos y miradas. A veces nos complicamos verdaderamente la existencia con la llegada del bebé….y nos perdemos lo esencial!!
    Gracias por esta reflexión!!
    Ana

    1. Parece algo sencillo pero entre tanta preocupación, exigencia, demandas y el ritmo del día a día esto se nos pierde por el camino! Gracias!!

  4. Hola Malasmadres! Tengo una preciosa nena de casi 3 años. Quería escribir hace tiempo pero nunca encuentro el momento.
    Quería dar las gracias a este magnífico club que me ha ayudado y me ha hecho sentir “normal”. He criado a mi hija sin ayuda de abuelos o familiares, con el buen padre trabajando y he creido volverme loca, me he sentido tremendamente sola, he llorado por mi perdida de libertad y un largo etc. Gracias al tiempo y al descubrimiento de este club me he ido sintiendo una madre desbordada pero feliz, y quiero dar gracias por vuestros artículos y comentarios que me han hecho entender que no solo me pasa a mí. Que es normal sentirse así y que soy una mala madre estupenda.
    Gracias!

  5. Hola Malasmadres, me ha gustado especialmente el punto número dos, lo del amor d madre se construye, hace tres años tuve a mis melliz@s, después de un largo tiempo intentándolo, y no sentí ese amor o felicidad que suponía o del que me hablaban,estaba en shock, solía pensar” vaya madre que eres”, porque quería más a mi madre o hermana que a mis hijos en aquellas primaras semanas, para más inri , me rodeé d libros experiencias de crianza con apego….en fin , casi me vuelvo loca…..no teníamos ayuda familiar( vivíamos en una isla y nuestras familias estaban en la península) y solos criamos a estos maravillosos niñ@s….yo full time, porque me había pedido una excedencia, así que no desconectaba nunca….poco a poco la cosa fue mejorando….ahora ya me he incorporado a mi puesto de trabajo, así que ahora estoy feliz d la vida, en esta nueva etapa, con mis niñ@s,mi trabajo, mi pareja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más