¿Qué quieres encontrar?

40
Consumo responsable: la mochila, la taza, las pintus de Peppa Pig…

Consumo responsable: la mochila, la taza, las pintus de Peppa Pig…

El día que la buenahija1 redactó la carta a SSMM los Reyes Magos casi me da un soponcio. La biblia en pasta era su ‘modesta’ misiva de peticiones. “Mamá, lo necesito…”, me decía con un ansía e ilusión sin límites. Frozen invade su pensamiento, ya lo sabéis, y Barbie ha entrado en escena, sí, es así y quiere la caravana de la rubia muñeca. Ante tanto deseo, el buenpadre y yo nos sentamos con ella a explicarle que tanto no podía pedir y no sé si tuvimos mucho exito. Hoy me apunto los consejos de Maribel Gámez, nuestra colaboradora, para transmitirle a nuestras buenahijas una filosofía de consumo reponsable.
fichas-maribelgamez (2)
*Puedes seguir a Maribel Gámez en su página web: www.otrapsicologa.com. En ella encontraréis diferentes temas que os pueden ayudar.
Es difícil negar que vivimos en una sociedad orientada al consumo. Para cada una de nuestras necesidades (y caprichos) es fácil encontrar algún producto o servicio dedicado a satisfacerlas. Lo que resulta curioso es ver cómo a medida que avanza el tiempo parecen existir más y más “necesidades”, y los productos que se nos ofrecen parecen satisfacer (o eso dicen) aspectos de nuestra vida que antes se satisfacían de otras formas.
Esta dinámica genera dos problemas que quizá queramos ahorrarles a los buenoshijos: la insatisfacción y la búsqueda de soluciones equivocada. Ambas están relacionadas entre sí.
El consumo se basa en la insatisfacción permanente: siempre hay novedades que comprar, actualizaciones imprescindibles, nuevos modelos de cosas, servicios más específicos, ofertas más ventajosas… Si pensáramos que lo que tenemos es suficientemente bueno, difícilmente estaríamos comprando cada dos por tres nuevos perfumes, ropa, accesorios, etc. Y todo a nuestro alrededor se encarga de recordarnos que lo que mola no es eso que tienes, sino el nuevo disco, la nueva fragancia, la ropa de la nueva temporada… Puede parecer poca cosa (al fin y al cabo no son temas de vida o muerte), pero su presencia constante y diaria hace que los efectos de esta insatisfacción se vayan instalando en nuestras vidas. Y, con mucha facilidad, en la de los buenoshijos: todas sabemos que no hay mayores entusiastas de la novedad que los niños (por lo menos en cuestión de juguetes, si tratamos de innovar poniéndoles coles de Bruselas igual no muestran tanto entusiasmo…).
El segundo problema que apuntaba es la búsqueda de soluciones equivocadas. Esto es algo que nunca se hace explícito, pero que si nos fijamos en la publicidad, siempre está ahí: prácticamente todos los productos te venden la felicidad y el éxito. Notorios son los anuncios de perfumes con la expectativa de sexo, pero no se salva ni la mantequilla: si desayunas así, serás tan feliz como los del anuncio y tus niños se portarán estupendamente y no derramarán la leche. Evidentemente, al ponerlo sobre la mesa nadie se lo cree: todos decimos “claro, te intentan vender la moto”. Pero muy rara vez se pone sobre la mesa y se habla de ello, tampoco con los buenoshijos. Y este tipo de mensajes se acaba convirtiendo en un ruido de fondo que termina calando: si tengo algún malestar, si me veo mal, si voy estresada… será que no tomo los yogures adecuados, que no uso la crema que necesito o que tengo que usar la app de gestión del tiempo. Siempre se nos ofrece una solución “consumible” a problemas que probablemente se tengan que resolver de otra manera.
Esta es una fecha en la que muchos niños reciben gran cantidad de regalos y el bombardeo de publicidad se multiplica por mil. Por eso os dejo un pequeño decálogo de consejos para tratar de frenar un poco el impulso de consumo, y que vean que para tener más amigos en clase quizá no haya que comprarse la cazadora Mayoral, sino ser amable, compartir y hacer cosas con los demás.
¿Cómo podemos educarles en consumo responsable?

  1. Como siempre lo primero es tener muy presente que somos modelos para nuestros hijos, aprenden de nosotros y si nosotros consumimos de manera responsable él podrá aprender a hacerlo.
  2. Que puedan observar y participar de cómo se hace la compra semanal, de cómo se confecciona la lista de la compra y las razones por las cuales compráis un producto y no otro.
  3. Enseñarle a ser crítico con los efectos negativos del consumo incontrolado y con el bombardeo constante de los mensajes publicitarios. Para esto nosotros, los adultos, debemos tener mucha práctica en desenmascarar los mensajes de los medios de comunicación. Muchos de ellos conectan sin ninguna sutileza un determinado producto con la aceptación y el éxito social. Ayudarles a desenmascarar esas conexiones y hacerles ver que no son ciertas.
  4. Ayudarles a gestionarse la paga, evitando conductas compulsivas y enseñándoles a administrarse el dinero del que disponen.
  5. Poco a poco instruirles para que diferencien lo que es una necesidad real de una necesidad artificial creada por los medios de comunicación.
  6. Hacerles conscientes de las repercusiones que tiene para el medio ambiente un consumo incontrolado.
  7. Enseñarles a reconocer mensajes sexistas en la publicidad y roles de género inadecuados.
  8. Los adultos también debemos aprender a decir que no a las constantes demandas de los niños.
  9. Intentar unir siempre el regalo con el esfuerzo. Que se ganen lo que quieren.
  10. Tener muy presente que la publicidad puede mandar mensajes a los niños que están en contra de los valores que se quieren inculcar dentro de cada familia.

Para terminar, un consejo para las malasmadres y los buenospadres: cuando pongan los anuncios en la tele, quitad el sonido y observadlos. Seguro que os sorprende lo que veis. Y vosotras, ¿cómo transmitís el consumo responsable a los buenoshijos? Contadnos vuestra experiencia.
banner-blog-suscripcion-newsletter-1

Han comentado...

    1. Gracias Krika. Efectivamente hay que ayudarles a autocontrolarse ya que como es normal ¡los buenoshijos lo quieren todo!

    1. Gracias Krika. Efectivamente hay que ayudarles a autocontrolarse ya que como es normal ¡los buenoshijos lo quieren todo!

  1. No puedo decir qué pasará en años venideros, pero mi hijo de 4 años no pide ningún juguete de una marca en particular, sino “unos animales de la selva y un taller para reparar coches”. El truco? Controlar la televisión que ve: sólo clan, que no tiene anuncios, y sólo las series que nos parecen adecuadas. De momento no tenemos que gestionar el bombardeo publicitario porque simplemente lo evitamos, aún es muy pequeño. La tele nunca está encendida como telón de fondo, y de hecho si en otra casa lo está le llama la atención y pregunta por qué si nadie la está viendo.
    Sin embargo le gusta tener cosas de Spiderman por influencia de los compis del cole y le encanta mirar en el escaparate de la juguetería las cosas de la Patrulla Canina y algo le caerá. Tampoco se trata de vivir en una burbuja.

    1. Fántastico Betina. Me encanta el detalle de vuestro pequeño preguntando porqué la tele está encendida si nadie la está viendo. La televisión no es perjudicial de por sí pero hay que saber como usarla. Y vosotros lo estais haciendo de 10
      Un abrazo

  2. Estoy al 100% con Betina. Mi buenahija mayor de 4 años sólo ve clan un rato y si está puesto Boing o cualquier otro y ponen anuncios me dice que cambie que quiere ver dibus. El resto del día la tele apagada.
    Para Reyes ha pedido un reloj y cuando le he preguntado que si no quiere pedir algo más para Papá Noel me ha mirado con los ojos muy abiertos y ha respondido sorprendida que no. Le caerán los Lego de las princesas Disney, que no los anuncian en los catálogos pero sé que le van a encantar. ¡Habrá que aprovecharlo porque seguro que esto se acabará pronto!
    Para el futuro intentaremos seguir un consejo que leimos una vez: 3 regalos: uno que realmente necesites, uno para compartir y jugar con otros y un capricho.

  3. Estoy al 100% con Betina. Mi buenahija mayor de 4 años sólo ve clan un rato y si está puesto Boing o cualquier otro y ponen anuncios me dice que cambie que quiere ver dibus. El resto del día la tele apagada.
    Para Reyes ha pedido un reloj y cuando le he preguntado que si no quiere pedir algo más para Papá Noel me ha mirado con los ojos muy abiertos y ha respondido sorprendida que no. Le caerán los Lego de las princesas Disney, que no los anuncian en los catálogos pero sé que le van a encantar. ¡Habrá que aprovecharlo porque seguro que esto se acabará pronto!
    Para el futuro intentaremos seguir un consejo que leimos una vez: 3 regalos: uno que realmente necesites, uno para compartir y jugar con otros y un capricho.

  4. Por este tema tuvimos trifulca ayer mi niña de 2 años y yo. Todavía es pequeña, pero no quiero que se acostumbre a tener todo lo que pida. De momento sólo pide cosas de comer, pero yo llevo a rajatabla que sólo se compra una cosa al día. Ayer de camino al mercadona paramos en el kiosko y le compré unos triskis, pero le expliqué claramente que si compraba los triskis no habría regalo (es así como llama ella a una cajita de chuches que venden en el mercadona). Pues obviamente, me dijo que triskis y luego cuando llegamos al mercadona me montó la del pulpo porque quería el regalo. Al final resistí lloros, gritos, y medio mercadona mirando pero fueron 5 minutos hasta que vio que no lo iba a conseguir y en ese momento se sentó a comer los triskis y tan contenta. Lo difícil es pasar el chaparrón y además que con mi marido no lo tengo fácil porque es mucho más consentidor que yo, es más, fue él quien la acostumbró a comprar chuches.

    1. Muy bien manejado Maite. Cómo tú dices lo difícil es aguantar el chaparron pero al fin de al cabo lo hacemos por su bien y para que vayan aprendiendo a tolerar la frustración de no poder tener todo lo que quiera. En mi opinión uno de los aprendizajes más importantes de la vida
      Feliz día Maite

  5. Por este tema tuvimos trifulca ayer mi niña de 2 años y yo. Todavía es pequeña, pero no quiero que se acostumbre a tener todo lo que pida. De momento sólo pide cosas de comer, pero yo llevo a rajatabla que sólo se compra una cosa al día. Ayer de camino al mercadona paramos en el kiosko y le compré unos triskis, pero le expliqué claramente que si compraba los triskis no habría regalo (es así como llama ella a una cajita de chuches que venden en el mercadona). Pues obviamente, me dijo que triskis y luego cuando llegamos al mercadona me montó la del pulpo porque quería el regalo. Al final resistí lloros, gritos, y medio mercadona mirando pero fueron 5 minutos hasta que vio que no lo iba a conseguir y en ese momento se sentó a comer los triskis y tan contenta. Lo difícil es pasar el chaparrón y además que con mi marido no lo tengo fácil porque es mucho más consentidor que yo, es más, fue él quien la acostumbró a comprar chuches.

    1. Muy bien manejado Maite. Cómo tú dices lo difícil es aguantar el chaparron pero al fin de al cabo lo hacemos por su bien y para que vayan aprendiendo a tolerar la frustración de no poder tener todo lo que quiera. En mi opinión uno de los aprendizajes más importantes de la vida
      Feliz día Maite

  6. En mi caso aun es pronto ya que con siete meses de bienahija espero que tanto este año como el próximo aún no tendré más que controlar a la familia…
    Lo que si tenemos claro es que un libro tiene que ir seguro en cualquier fecha, navidades, cumpleaños etc…
    Efectivamente no es cuestión de vivir en una burbuja pero si controlar el consumo de tele que es la mayor fuente saturación informativa uunto con las tendencias del momento en el cole.

  7. En mi caso aun es pronto ya que con siete meses de bienahija espero que tanto este año como el próximo aún no tendré más que controlar a la familia…
    Lo que si tenemos claro es que un libro tiene que ir seguro en cualquier fecha, navidades, cumpleaños etc…
    Efectivamente no es cuestión de vivir en una burbuja pero si controlar el consumo de tele que es la mayor fuente saturación informativa uunto con las tendencias del momento en el cole.

  8. El tema es un poco la lucha de siempre. Me han encantado dos frases:
    a) “Siempre se nos ofrece una solución “consumible” a problemas que probablemente se tengan que resolver de otra manera”. De hecho, esa supuesta felicidad consumible, rápida y efímera nos afecta a nuestras relaciones personales mas de lo que creemos.
    b)”y que vean que para tener más amigos en clase quizá no haya que comprarse la cazadora Mayoral, sino ser amable, compartir y hacer cosas con los demás”. Sobre esto, los niños son eso, niños, y todavía igual no se dan cuenta del todo, pero nuestra función es enseñarles que compartir da mucha mas felicidad de lo que pueda parecer.
    Buen post, y buenas reflexiones.

  9. El tema es un poco la lucha de siempre. Me han encantado dos frases:
    a) “Siempre se nos ofrece una solución “consumible” a problemas que probablemente se tengan que resolver de otra manera”. De hecho, esa supuesta felicidad consumible, rápida y efímera nos afecta a nuestras relaciones personales mas de lo que creemos.
    b)”y que vean que para tener más amigos en clase quizá no haya que comprarse la cazadora Mayoral, sino ser amable, compartir y hacer cosas con los demás”. Sobre esto, los niños son eso, niños, y todavía igual no se dan cuenta del todo, pero nuestra función es enseñarles que compartir da mucha mas felicidad de lo que pueda parecer.
    Buen post, y buenas reflexiones.

  10. En navidades mis hijos reciben un libro cada uno, y un calcetín de papa noel con cuatro pijadas útiles como bragas, cepillo de dientes, una mandarina, calcetines, y a lo mejor 1€…el problema es la salvajada de regalos que hacen otros miembros de la familia como abuelos, tios etc. Por mucho que les diga que no regalen tanto….oídos sordos!

    1. Es muy complicado, a veces, hacer cambiar a las personas de opinión pero lo importante es predicar con el ejemplo
      Un abrazo!

  11. En navidades mis hijos reciben un libro cada uno, y un calcetín de papa noel con cuatro pijadas útiles como bragas, cepillo de dientes, una mandarina, calcetines, y a lo mejor 1€…el problema es la salvajada de regalos que hacen otros miembros de la familia como abuelos, tios etc. Por mucho que les diga que no regalen tanto….oídos sordos!

    1. Es muy complicado, a veces, hacer cambiar a las personas de opinión pero lo importante es predicar con el ejemplo
      Un abrazo!

  12. Nosotros intentamos implementar la máxima de 4 cosas: algo que necesites, algo para leer, algo para vestir, algo que quieras.
    El resultado de momento (la buenahija cumple 2 años) es desastroso, ya que la familia por ambas partes nos inunda de regalos a cual más grande y sonoro, y encima su cumple es el 9 de enero así que en 15 días todo a una. Resultado: nosotros no le compramos nada. Con lo que apetece, jejeje, pero bueno, preferimos invertir/regalarle alguna experiencia en familia: una excursión, algún museo. Ahora es pequeña, pero creo que estamos creando bonitos recuerdos en familia, y eso es un gran regalo.

    1. María, otro truco que hacen algunas familias es guardar los regalos sin que ellos lo pesan ( si son demasiados para dárselos de una sola vez) e ir entregándoselos poco a poco y muchas veces como recompensa a pequeños logros
      Un saludo!

  13. Nosotros intentamos implementar la máxima de 4 cosas: algo que necesites, algo para leer, algo para vestir, algo que quieras.
    El resultado de momento (la buenahija cumple 2 años) es desastroso, ya que la familia por ambas partes nos inunda de regalos a cual más grande y sonoro, y encima su cumple es el 9 de enero así que en 15 días todo a una. Resultado: nosotros no le compramos nada. Con lo que apetece, jejeje, pero bueno, preferimos invertir/regalarle alguna experiencia en familia: una excursión, algún museo. Ahora es pequeña, pero creo que estamos creando bonitos recuerdos en familia, y eso es un gran regalo.

    1. María, otro truco que hacen algunas familias es guardar los regalos sin que ellos lo pesan ( si son demasiados para dárselos de una sola vez) e ir entregándoselos poco a poco y muchas veces como recompensa a pequeños logros
      Un saludo!

  14. Nosotros en casa no hacemos regalos a nuestros hijos en Navidad (estamos en casa de los parientes varios) y allí reciben regalos. En casa cuando ven la tele no hay anuncios y los catálogos de juguetes no entran en casa. O sea que lo que hacemos es observar durante el año si quieren algo especial y nos lo apuntamos en la lista “regalos para el año” y así no tenemos problemas. Para mi es muy importante que aprendan a valorar lo que tienes y enseñarles que “menos es más”. Los regalos inmateriales también nos encantan! 🙂
    Buenas fiestas a todas y ánimos con la busca de los regalos para vuestros hijos. 🙂

    1. Una excursión, jugar juntos, hacerse cosquillas… los regalos inmateriales son los mejores!!
      Gracias por tu comentario Laura

  15. Nosotros en casa no hacemos regalos a nuestros hijos en Navidad (estamos en casa de los parientes varios) y allí reciben regalos. En casa cuando ven la tele no hay anuncios y los catálogos de juguetes no entran en casa. O sea que lo que hacemos es observar durante el año si quieren algo especial y nos lo apuntamos en la lista “regalos para el año” y así no tenemos problemas. Para mi es muy importante que aprendan a valorar lo que tienes y enseñarles que “menos es más”. Los regalos inmateriales también nos encantan! 🙂
    Buenas fiestas a todas y ánimos con la busca de los regalos para vuestros hijos. 🙂

    1. Una excursión, jugar juntos, hacerse cosquillas… los regalos inmateriales son los mejores!!
      Gracias por tu comentario Laura

  16. El artículo me ha parevido muy acertado.
    Si… A nosotros lo que más nos cuesta es el bombardeo familiar, sobre todo de los abuelos. No miden.
    Cuando los niños nacieron les dijimos que los regalos se compraban entre todos pero como no nos hacían caso, para no generar discusión , hemos llegado al acuerdo de que compran lo que nosotros les digamos, de esta manera controlamos el dinero que se gastan y que efectivamente compran regalos adecuados para los niños.

  17. Evitar el consumo de publicidad hace buena parte del trabajo. El resto, lo podemos transmitir los padres en el día a día, bien sea haciendo la compra con ellos y aprovechando la ocasión, al vestirnos… Y sobre todo siendo modelos para ellos de que la parte que más hay que cuidar es la interior, y que no quien más tiene es necesariamente más feliz, pues todo depende de la inteligencia emocional de cada uno.

  18. Evitar el consumo de publicidad hace buena parte del trabajo. El resto, lo podemos transmitir los padres en el día a día, bien sea haciendo la compra con ellos y aprovechando la ocasión, al vestirnos… Y sobre todo siendo modelos para ellos de que la parte que más hay que cuidar es la interior, y que no quien más tiene es necesariamente más feliz, pues todo depende de la inteligencia emocional de cada uno.

  19. Muy buenos consejos y muy buenos algunos comentarios de lo que hacen otra malasmadres. Nosotros, como ya se ha dicho, también controlamos la televisión, Clan un rato y nunca para comer o hacer cualquier actividad, es sólo para relajarse. También les gustan mucho los dvd, 0 publicidad.
    Hacemos un menú semanal y sólo compramos lo que necesitamos para el menú y las chuches sólo los viernes, que en ocasiones cambian por algún pequeño coche.
    Ya hemos conseguido que los abuelos y tíos compren siguiendo nuestros consejos, se han dado cuenta que aunque en el momento les flipe hay cosas que después nunca usan.
    Mis dos hijos hacen los años por estas fechas, uuff todos los regalos a la vez, aunque les regalen muchos se los guardamos y vamos sacando poco a poco, hay algunos que sólo se sacan en determinados momentos y es genial xk no se acuerdan de ellos y hay un buen rato de entreteniendo asegurado.
    Mi hijo mayor de 5, el año pasado me preguntó que si los reyes eran magos xk tenemos que llevar regalos para los niños que no tienen, que hagan magia los reyes y así todos los niños tienen regalos. Yo me invente que como hay tantos niños, los papas tenemos que ayudar a los reyes con dinero para que puedan comprar los regalos y llevarlos, y que hay papas que no pueden y entonces le tenemos que ayudar llevando dinero o llevando juguetes.
    Por último, el lema de nuestra casa es si lo puedo hacer y/o reciclar, no se compra!!!
    Un abrazo a todas.

  20. Muy buenos consejos y muy buenos algunos comentarios de lo que hacen otra malasmadres. Nosotros, como ya se ha dicho, también controlamos la televisión, Clan un rato y nunca para comer o hacer cualquier actividad, es sólo para relajarse. También les gustan mucho los dvd, 0 publicidad.
    Hacemos un menú semanal y sólo compramos lo que necesitamos para el menú y las chuches sólo los viernes, que en ocasiones cambian por algún pequeño coche.
    Ya hemos conseguido que los abuelos y tíos compren siguiendo nuestros consejos, se han dado cuenta que aunque en el momento les flipe hay cosas que después nunca usan.
    Mis dos hijos hacen los años por estas fechas, uuff todos los regalos a la vez, aunque les regalen muchos se los guardamos y vamos sacando poco a poco, hay algunos que sólo se sacan en determinados momentos y es genial xk no se acuerdan de ellos y hay un buen rato de entreteniendo asegurado.
    Mi hijo mayor de 5, el año pasado me preguntó que si los reyes eran magos xk tenemos que llevar regalos para los niños que no tienen, que hagan magia los reyes y así todos los niños tienen regalos. Yo me invente que como hay tantos niños, los papas tenemos que ayudar a los reyes con dinero para que puedan comprar los regalos y llevarlos, y que hay papas que no pueden y entonces le tenemos que ayudar llevando dinero o llevando juguetes.
    Por último, el lema de nuestra casa es si lo puedo hacer y/o reciclar, no se compra!!!
    Un abrazo a todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más