¿Qué quieres encontrar?

59
Día internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama: Hoy hace un año…

Día internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama: Hoy hace un año…

Sabéis que no solemos publicar en domingo, pero hoy no es un día cualquiera. Hoy 19 de octubre se celebra el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda la sociedad contra esta enfermedad. Desde aquí apoyamos a todas las mujeres que han luchado o luchan por superarlo y queremos compartir desde ya nuestro corazón rosa. Hemos tenido la suerte de contar con Marina, #malamadre del club, que ha querido estar hoy con nosotras para compartir su historia de lucha y superación. ¡Gracias de corazón por mandar este mensaje lleno de fuerza a todas las que hoy están luchando para ganar a esa palabra que tan poco nos gusta “cáncer”! Con el corazón encogido, pero el alma llena de esperanza, os dejamos con ella y su historia. #sumatealrosa

* Podéis seguirla en @marinaperezg_ y próximamente en su blog.

Hoy hace un año, más o menos, mi vida pegó un giro inesperado…

Hoy hace un año, más o menos, pensaba que esas cosas solo le pasaban a los demás…

Hoy hace un año, más o menos, me diagnosticaron cáncer de mama.

Se trataba de una revisión rutinaria, llevaba tiempo queriendo hacerla porque “el simple fibroadenoma” de hacía seis meses me empezaba a molestar. Así que en el aula que las dos cuidábamos para la prueba de acceso a Medicina, me dijo, “claro, pásate por la consulta cuando quieras, lunes o martes y lo vemos”. Fue providencial que nos encontráramos allí, la ginecóloga a la que yo había solicitado cita unas semanas atrás (y que se convertiría en mi ángel de la guardia a partir de ese momento) estaba cuidando el mismo examen que yo. El lunes no me venía bien así que lo dejé para el martes. No se me olvida, sé que fue un martes y una tarde de finales de mayo. De la consulta de ginecología me pasaron directamente a radiología y allí, después de hacerme varias pruebas, otra compañera me dijo lo que a ninguna persona le gustaría oír en su vida. Estaba casi segura de que se trataba de un tumor maligno…

No me lo podía creer, mi vida se tambaleaba, era como si de repente saliera de mi cuerpo y fuera un espectador de aquello que acababa de suceder. Todo formaba parte de una pesadilla de la que quería despertar lo antes posible. Aquella tarde fue muy dura, mientras conducía camino del colegio para recoger a mi hija, me imaginé, como en aquella película americana, grabándome vídeos para explicar a mi pequeña todas esas cosas que nos quedaban por vivir y que ya no podría compartir con ella. Me imaginaba diciéndole lo mucho que la quería, lo mucho que sentía perderme su vida, le explicaba cosas sencillas y banales, también le contaba que se convertiría en una mujer linda y estupenda, y por tanto le hablaba de chicos, de amor y desamor, imaginaos! Y es que la dichosa palabrita tenía esa fuerza, por aquel entonces, de ponerme en lo peor.

Aquella tarde, con un nudo en la garganta y el estómago encogido, mientras veía a mi hija jugar en el parque, tomé dos determinaciones. La primera, que me iba a curar, por mí, pero sobre todo por ella porque me necesitaba y yo necesitaba estar a su lado. Y la segunda, que nunca volvería a ver producciones melodramáticas americanas.

Así que una vez asumido todo aquello, cuando el diagnóstico fue definitivo pude estar más serena, coger a mi madre de la mano y decirla que todo iba a salir bien.

Mi mayor preocupación durante el proceso, a parte de los miedos propios a unos tratamientos agresivos que no sabía cómo me iban a afectar, era que mi hija no sufriera. Con todo lo que estaba por llegar quería que lo viviera de la manera más natural posible sin causarle pena ni sufrimiento. Y creo que así fue. Tuve que asumir mis limitaciones y pedir ayuda, algo nada fácil para una libra-autosuficiente-a-la-que-le-gusta-sacarse-las-castañas-del-fuego-a-ella-solita. Pero con la ayuda de mi familia al completo y toda mi gente puedo decir orgullosa que lo conseguimos. Mi hija pudo disfrutar de su mami los días buenos y entendió que había días en los que no podía ser yo quien la recogiera o acompañara al parque. Asumió también con mucho valor que me fuera una noche deprisa y corriendo con el tío a urgencias y no volviera hasta pasados cinco días porque tenía las defensas tan bajas que me tuvieron que ingresar. Incluso llevó perfectamente mi cambio de look, algo que también me preocupaba sobremanera porque su ideal de belleza, como casi todas las niñas de su edad eran las princesas Disney de pelo largo. Así que antes de que la quimioterapia hiciera su efecto, decidí hacerla partícipe activa de mi cambio de look. Organicé junto su padre una sesión de peluquería en la que ella me cortaba el pelo. Fue un momento muy especial que recuerdo con tremendo cariño (tengo unas fotos preciosas que algún día subiré a mi blog, si consigo terminarlo). Nos lo pasamos fenomenal y sirvió para que integrara perfectamente el cambio y para que yo superara también el mal trago. De aquel día en adelante su mirada ha seguido siendo la misma, nunca sentí que me mirara extrañada, al revés, estaba encantada de su proeza. Aun así, quiere que vuelva a tener el pelo largo, no os creáis, ¡¡menuda es!

Hoy, algo más de un año después, me siento mejor madre que nunca. Me tomo las cosas de otra forma y es que vivir un cáncer te enseña mucho. Te ayuda a replantearte tu vida, tus prioridades y tus necesidades. Es todo un aprendizaje, a un coste muy elevado es verdad, pero una ocasión para parar y tomar conciencia de lo que realmente importa al fin y al cabo.

Queda mucho por hacer, mucho por investigar. Se sabe poco sobre el origen de esta enfermedad. En algunos casos existe una base genética heredable, en otros parece que los estilos de vida, los factores ambientales o la alimentación pudieran influir en su aparición, lo cierto es que hay personas más susceptibles que otras a padecerlo, pero el origen es todavía incierto. Tenemos que ser conscientes de que invertir en ciencia es la única manera en la que podremos algún día controlar por completo esta enfermedad y que es una lucha que desgraciadamente nos afecta a todos.

El cáncer es una lotería, 1 de cada 8 mujeres padecerá un cáncer de mama en su vida. Si tenemos la desgracia de que nos toque (bien podrían haber sido los Euromillones) lo único que podemos hacer es asumirlo, rodearnos de los mejores profesionales, o aquellos que nos den la máxima confianza y estar cerca de la gente que nos quiere y que nos cuide. Si conoces a alguien que lo esté padeciendo, dale mucho ánimo, mucho apoyo y mucho, mucho amor, porque lo necesita. Entre todos conseguiremos quitarle fuerza, debilitar esta palabra tan terrible, porque afortunadamente hoy por hoy EL CÁNCER TIENE CURA.

Han comentado...

  1. MARINA ERES UN EJEMPLO.GRACIAS POR COMPARTIR ESTE TROZO TAN INFINITA DE TU VIDA CON NOSOTROS.
    ya no puedo decir más porque estoy con un nudo en la garganta.

    ERES UNA GANADORA.

    UN BESAZO

    1. Muchas gracias preciosa! Si con ello puedo ayudar y transmitir un mensaje de esperanza a quien lo necesite, el esfuerzo de sacarlo fuera habrá merecido la pena..con lo reservada que era yo para mis cosas! 😉

  2. Zorionak guapa por tu lucha! Es una lección de vida muy dura la que has o estas pasando. Afortunadamente muchas como tu la superan. El enfoque y la mentalidad con la que se afronta hoy en dia hace que muchas mujeres salgan adelante y no se den por vencidas.

    Por eso, cuando alguna de ellas no lo consigue…se vuelve mucho mas doloroso. Lo siento, necesito sacar fuera un grito ahogado.
    Tenemos en la familia a una luchadora incansable, pero ya no hay vuelta atrás…y duele mucho…porque no entendemos porque…….porque?
    (Perdon por el comentario pesimista, gracias por escuchar)

    1. Jonygarbi, siento muchísimo vuestra pérdida. Me duele tanto cada vez que una luchadora no consigue superar la enfermedad..hoy en día desgraciadamente todavía sigue siendo así.
      El porqué es mejor no planteártelo, es de lo más destructivo que hay, yo no paraba de hacerme esa misma pregunta cuando me diagnosticaron. No lo entendía, sin antecedentes familiares, siendo una chica sana, habiendo sido madre antes de los 30 y con 34 años que tenía! Por qué? es inútil, no hay respuesta. Solo queda afrontarlo y seguir para delante, seguro que ella lo querría así..
      Os mando todo mi apoyo y mi cariño!

  3. Gracias por contarnos tu historia, Marina! Eres todo un ejemplo!
    En mi familia paterna por desgracia, conocemos demasiado bien la enfermedad y entre otros, a una de mis tías, le practicaron una más tectónica radical hace hoy 13 años; Para nuestra sorpresa y en una revisión rutinaria, el año pasado volvió a reproducirsele de nuevo en el mismo sitio, a pesar de que ya estaba mastectomizada, pero lo volvió a superar y hoy por hoy, esta estupenda (aún y a pesar de que hace 5 años, a su marido, mi tío, también se lo llevo un cáncer)
    Sois un ejemplo de superación, de lucha y fuerza y viendo vuestro ejemplo, tenemos esperanza de que algún día, esto sólo sea un mal sueno…

    1. Menudo ejemplo de fortaleza el de tu tía Cris. Siento mucho lo de tu tío. El cáncer no entiende de sexos, ni edades, es una lucha diaria y los que lo hemos pasado tenemos que aprender a vivir con el miedo a que pueda volver a aparecer, pero impedir que ese miedo domine tu vida..no es fácil..
      Gracias por tu comentario

  4. No sólo tu has aprendido, a todos los que te rodeamos nos has dado una gran lección de vida porque las batallas se pueden pelear pero hacerlo con una sonrisa perpetua puntúa doble. Un honor ser tu amiga. Te quiero mucho!!

    1. Gracias trimadre por tus palabras que siempre consiguen emocionarme. Como oro en paño guardo aquella carta-mail que me enviaste cuando os lo conté. Sigo sin poder leerla sin derramar unos cuantos lagrimones.
      Te quiero mucho amiga!

  5. Luchando siempre, Marina! Y siempre en positivo! Recuerdo el día q le afeitaron la cabeza a mi madre y sobre todo los sentimientos y pensamientos acerca del mal trago q estaba pasando ella. Creo q fue uno de los días más complicados para ella(por supuesto hubo más) pq es el aspecto más visible y público de la enfermedad y hay personas q no tienen sensibilidad. Lo cierto es q estaba guapísima sin pelo aunque ella siempre pensó q lo decía para animarla.
    La actitud es un factor muy importante en la recuperación pq el cáncer es una enfermedad con un componente emocional muy duro pq el enfermo sufre mucho por Su gente casi más q por sí mismo. Por eso es fundamental llevar las cosas con la mayor naturalidad posible, sobre todo con los niños pq se asustan y preocupan menos sabiendo lo q pasa y no apartando los, siempre q se pueda. Yo tengo probabilidades de padecer por diversos antecedentes y si llega el caso, trataré de hacerlo así.
    Marina, enhorabuena por tu lucha y por tener una hija excepcional, como la madre. Ya queda menos para la Gran Victoria! Un abrazo enorme y gracias por compartir tu hisyoria

    1. Muchas gracias Cristina por tu comentario. Efectivamente el componente emocional en esta enfermedad es muy fuerte. Tratas de estar lo mejor posible para que nadie se preocupe más de lo necesario. En mi caso fue cuando acabé los tratamientos que me vino el bajón emocional. Todo lo que había estado aguantando terminó saliendo..
      Y en cuanto a ti, si tienes antecedentes familiares claros, no dejes de hacerte revisiones, cada seis meses incluso, para que si en algún momento da la cara, que ojalá que no, puedas cogerlo a tiempo y ahorrarte parte del proceso.
      P.D.= Tu madre seguro que estaba guapísima! Está mal que yo lo diga, pero a mi tampoco me quedaba nada mal el look a lo Bjork 😉

  6. Mil gracias por compartir tu historia..Animo luchadora y a todas q estan en la misma tesitura!!

  7. 8 años y medio hace q pase yo por eso…con 26 años recién cumplidos y gracias a mi cabezonería xq según los medios con esa edad ese bulto no podía ser otra cosa q un fobroadenoma…menos mal q aún así decidí quitarme lo…luego llega lo peor, químico, radio, revisiones…pero parece q ya va quedando todo lejos. Ahora con un niño de 18 meses y otro en camino puedo decir q he aprendido a convivir con ello aunque todavía no puedo evitar q se me haga un nudo en la garganta cuando tengo q contar mi historia o leo la de alguien q ha pasado por lo mismo. Gracias, es una pena, pero somos muchas las que hemos vivido tu misma historia en primera persona

    1. Bendita cabezonería Syra! Es sumamente importante hacer un diagnóstico precoz en esta enfermedad..tanto, que de ello va a depender el desenlace en muchos casos. Gracias por tu comentario.
      Ese peque que ya tienes y el que está en camino se sentirán orgullosos algún día de lo fuerte que fue su mamá.
      Un besazo

  8. Admirable! Perdón por entrometerme en este blog pues soy un “buen padre”, xo al leerlo, simplemente decirte q ha sido ejemplar y q eres una persona con una fortaleza vital tremenda. Seguro q son muchas las dudas y/o miedos q te puedan intentar atacar en diversos ámbitos de la vida fruto de esta enfermedad (pareja, amistad..), por eso te diría q no dudes nunca de ti misma, y q si ese mismo empuje lo pones, como seguro lo haces, en tu día a dia, con tu hija, familia.. estoy seguro y espero q solo encuentres cosas buenas en tu vida!!! Un beso muy fuerte!!!

  9. Hace 5 años yo me enfrenté a un cáncer de los que tienen menos probabilidad de que te toquen que la lotería. Yo, que siempre tuve el miedo de que me tocase el que no había superado mi madre me vi con algo que “no me tocaba” y con un niño de un año que cuidar. A partir de ahí me uno a tu relato en lo que se siente inicialmente y añadiría que es algo que inevitablemente condiciona toda tu vida posterior (para bien y para mal). Y también finalizo con lo que tú dices: cáncer ya no significa muerte.

    1. Gracias Lucía, conmovedora tu historia, me hago cargo de cómo lo has tenido que pasar. Quedémonos con ese final..hoy por hoy cáncer ya no significa muerte..

  10. Felicidades Cristina!! Eres una luchadora, y gracias por contar y hacer real algo que como tú dices ” parece que solo les pasa a otras”

    Un besazo

  11. Qué manera tan bonita de contarlo, de emocionar…
    No te conozco y, sin embargo, me siento muy orgullosa de ti, de todas las que lucháis y le ponéis tanto valor al día a día (valor de valentía pero también de apreciación)
    Un beso muy muy grande y gracias

    1. Ana, muchísimas gracias! Me emociona enormemente leerte..no ha sido fácil poner en palabras tantísimas emociones, así que me alegra que te guste.
      Desgraciadamente somos muchas luchadoras con la misma batalla, esperemos que eso cambie pronto. Un beso fuerte!

  12. Fortaleza, valentía y ganas de vivir. Afortunada por un entorno con tanto querer y cuidados.
    Gracias por tu experiencia, siento reflejado mi temor que espero no se haga cierto. Tendré que ponerme más cabezona; me dijeron que el dolor-molestia no es síntoma y me relajé. Creo que todavía falta conciencia en algunos ginecólogos.
    Felicidades por la batalla ganada! Y a tu família Ü

    1. Gracias Nai! No dejes de insistir si no estás segura, más vale pecar de pesada y precavida en estas cosas. Espero que todo vaya muy bien. Gracias por tu mensaje. Un beso

  13. Enhorabuena Marina! Eres un ejemplo a seguir, y tu fortaleza y sinceridad y la de personas tan generosas como tu, estoy segura de que pueden ayudarnos a nosotras, si nos llega el caso, o para entender a la amiga o familiar que esté sufriendo esta dura enfermedad. GRACIAS.

    1. Gracias Ainhoa porque esa ha sido mi única intención al escribirlo, poder ayudar a quien lo necesite. Aunque nunca he ocultado lo que me pasaba, hablarlo tan abiertamente y en un medio que llega a tantísima gente no es sencillo para alguien como yo, más bien reservada para mis cosas..así que gracias otra vez! 🙂

  14. Hola y enhorabuena x superarlo Y contarlo .

    A mi hace un año y un mes q me diagnosticaron , con 37 años y sin hijos . quimio, radio , mastectomia radical y lifadectomia . Solo imagino una cosa peor q tener un cancer , q te digan q tu hijo tiene cancer . X eso pienso mucho en mi madre , en q ella no lo pase mal y eso me hace ser positiva en los momentos malos .

    Es duro muy duro pero tb se aprende mucho , aprendes q eres mas fuerte de lo q crees , a valorar las peq cosas , descubres la cantidad de amigos y familia q te quiere de verdad, y de lo dices les dices a todos cuanto los quieres xq no sabes cuantas veces mas podrás decirselo.
    Pero sobre todo y es el consejo q a mi me gustaría trasmitir a las q estén pasando x esto es q luchen y sean positivas , q de esto se sale !!!
    Besos

    1. Estoy absolutamente de acuerdo contigo Uka, nunca quieres hacer sufrir a los tuyos. Mi madre también ha sufrido mucho con todo esto, para mi ha sido un pilar fundamental en mi recuperación.
      Y por supuesto, mensaje positivo siempre!!!!

  15. Te he leído,Marina,entre la sorpresa de verte a ti en el artículo y el respeto que esta enfermedad me produce.
    Te he leído sintiéndote parte de mi mundo ya,porque desde un tiempo a esta parte siento que he conectado contigo,y no solo en el sentido literal de las redes sociales.
    Te he leído,Marina,y te admiro. Sólo puedo decirte eso.
    Gracias por compartir con nosotras esta herida tan dolorosa, ese sentirse tambalear, ese temblar de miedo…pero sobre todo por compartir esa fuerza, la lucha,la alegría de haber vencido a ese monstruo que tanto nos pone en jaque.
    Te he leído,Marina,despacito, de verdad, con los ojos y con el corazón. Gracias por estar aquí en este club y dejarnos celebrar contigo el día de hoy.
    Así que a estas horas me voy a ver si consigo dormir algo pensando en que me alegro de haberte encontrado y que para variar, sigues siendo una malamadre que “siempre va estilosa perdida la jodia,siempre”
    Un abrazo

    1. Ay Kroketa, kroketa, que me he emocionado muchísimo leyéndote! Yo tengo esa misma sensación que describes, hemos conectado desde el principio y ya formas parte de mi mundo, así que gracias por tus palabras, amiga!
      En cuanto al post, me costó bastante dar el paso y escribirlo. Ha pasado algo más de un año y sigo emocionándome al hablar del tema, pero sentía que era el momento, que ya tenía las fuerzas suficientes para hacerlo sin desmoronarme y sobre todo, tenía muchas ganas de poder ayudar con ello a cualquiera que lo necesite. Aún así hasta el mismo sábado por la noche no lo acabé! (que lo diga la jefa ;))
      Gracias por tus bonitas palabras, de corazón. Nos vemos en las RRSS! Y si algún día bajas a Madrid no dudes en llamarme porque me apetece mucho que nos tomemos un café (o unas cañas) juntas 🙂

      1. Hace falta valentía para dar el paso y contarlo, hace falta interiorizarlo y asumirlo, hace falta vivirlo. ahora era el momento, y seguro que tu relato es una inyección de buen rollo y esperanza para quien esté pasando por ese odioso proceso. un placer haberte leído.

        y por cierto, ten por seguro que cuando baje a Madrid tendrás que llevarme a uno de esos sitios chulos que conoces y hablaremos como si nos conociéramos desde siempre y nos reiremos de las vueltas de la vida, de lo importante y lo vanal, y se nos pasarán las horas sin darnos cuenta.
        yo me lo apunto, guapísima

  16. No te puedo decir mucho más que: que tu relato me ha emocionado mucho, que me imagino a mí misma en tu caso (y en el de tantas otras nujeres) teniendo una reacción “melodramática” similar, pero que me cuesta pensar que podría ser tan luchadora como tú. Enhorabuena por tu lucha, mucho ánimo con los minutos de flaqueza y termina ese blog. Será terapéutico para muchas personas.

    Un abrazo.

    1. Juls, seguro que lo serías, no sabemos de lo que somos capaces hasta que la vida nos pone a prueba..pero mucho mejor que sigas sin saberlo!!!
      En cuanto al blog, estoy en ello, a ver si consigo sacar un poco más de tiempo y rematarlo. Me apetece contar, escuchar testimonios, ayudar incluso proponiendo charlas o foros, grupos de apoyo para las personas afectadas y sus familiares. Para esto último necesito estar un poquito más fuerte emocionalmente, pero sé que lo haré 😉
      Gracias y un beso grande!

  17. Querida Marina! Tuve la suerte de conocerte en uno de los talleres con Malasmadres y créeme que no me olvido de ti y de ese precioso pelo corto que pronto descubrimos hablando que esconde grandes historias. Leerte hoy me ha gustado mucho. Eres muy bonita por dentro y por fuera. Gracias por compartir tu historia de una manera tan valiente. Un abrazo grande!
    Andrea

    1. Tus palabras me emocionan Andrea. Ya lo hicieron aquel día después del maravilloso taller que impartiste. Lo disfruté muchísimo. Me pareciste una mujer increíble, así que normal que me emocionara tanto cuando me dijiste lo mucho que te gustaba mi look…con la historia que escondía detrás…
      Gracias por ser tan linda. Un beso muy fuerte!

  18. Tus palabras me emocionan Andrea. Ya lo hicieron aquel día después del maravilloso taller que impartiste. Lo disfruté muchísimo. Me pareciste una mujer increíble, así que normal que me emocionara tanto cuando me dijiste lo mucho que te gustaba mi look…con la historia que escondía detrás…
    Gracias por ser tan linda. Un beso fuerte!

  19. no puedo evitar derramar lágrimas cuando estas recien diagnosticada y vas a recoger a tu niña…y no puedo parar tras leer tu historia, qué serenidad…qué alegría me da saber que estas bien…llevo unos dias sensible, disculpa por mis lagrimas…tengo una niña de 5 meses y en pleno embarazo me dio en cara lo que podria ser esclerosis multiple ( aun no estoy diagnosticada) sé que no tiene nada que ver absolutamente con la maldita enfermedad que padeciste pero las sensaciones hacia tu hija son iguales hacia lo que yo siento de la mia; gracias por haber superado a la maldita enfermedad!!

    1. Hola María Gracia, perdona que no te contestara antes, no sé por qué no me apareció tu comentario hasta ahora. Espero que estés bien, más tranquila y con toda la fuerza y el ánimo posibles para afrontar lo que venga..cuando se tienen niños ellos son lo primero y a veces sufrimos más de la cuenta pensando en que puedan pasarlo mal. Luego te das cuenta de que se adaptan a todo. Mucho ánimo amiga, con el tiempo ganarás tb en serenidad ya lo verás y con los tratamientos podrás combatir lo q venga..
      Un beso enorme y gracias por tus palabras

  20. Te admiro muchísimo Marina, eres una valiente y una luchadora. Por suerte, no lo he vivido de cerca, pero debe ser muy duro…me quedo con lo último que has dicho, hay que darles mucho mucho mucho amor…
    Muchos ánimos y gracias por compartir tu historia, me ha emocionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más