¿Qué quieres encontrar?

215
Diario de bimalamadre: ¡precaución, malamadre conductora!

Diario de bimalamadre: ¡precaución, malamadre conductora!

CMM_quienessomos_01
¡Ha sido genial sin duda conocer todas vuestras “historias para no dormir al volante” con #OnStarstories! Muchas de ellas las he vivido en primera persona porque esto de ser malamadre e ir como las locas a todos sitios hace que se te olvide dónde aparcaste el coche, te vayas sin echar el freno de mano o se te queden las llaves dentro del coche con la buenahija mirándote con cara de “mamá, ¿otra vez?”. Una vez pasadas estas historias ahora te sacan hasta una sonrisa, como lo hacen los 5 TIPs finalistas de nuestro concurso. Pero sin duda, recuerdas esos momentos y te entran sudores fríos porque bien lo que se dice bien no se pasa. En ese momento te gustaría estar acompañada por un ángel de la guarda o un héroe que pudiera salvarte como una pobre damisela en apuros. Y eso es lo que es OnStar, que da nombre a nuestro hashtag #OnStarstories, consigue. Es el sistema de conectividad y seguridad que ofrece Opel en sus vehículos.
En el club tuvimos la suerte de probarlo en persona a final de agosto cuando nos invitaron a Londres a conocer cómo funciona el sistema. ¿Lo mejor sin duda? Que con sólo apretar un botón (que se sitúa en la zona del techo del coche) te contesta una persona, de carne y hueso, nuestra hada madrina. Nada de contestadores automáticos. Al otro lado, ahí está OnStar al rescate de toda malamadre si te has perdido y no encuentras el parque de bolas de turno o en situaciones de emergencia, colisión y robo. Y además, a través de un app, podrás localizar el coche si eres peor que Dory de Nemo, comprobar si lo cerraste (otra de mis obsesiones diarias) o conocer el estado del aceite antes de un largo viaje (¿alguien sabe cómo se hace esto?). ¡Nos pareció tan genial OnStar que teníamos que compartirlo con el mundo!
Opel On Star Day 2-32

¿Cuál es el TIP #OnStarstories ganador?

Y ahora lo importante. Lo que estáis esperando: LA GANADORA del finde con #OnStarstories es…
Con 340 “me gusta” como podéis ver AQUÍ, la ganadora es Sonia López y su despiste al volante. 
malasmadres_opel_RESOLUCION-01

(Por si no leíste mis historias para no dormir. Aquí las tienes:)
Lo de conducir cuando una es malamadre tiene miga. En el capítulo de ‘Cómo conducir sola con dos buenahijas’ hemos vivido momentos de verdadera locura y tensión, muchos de ellos ocultados al buenpadre que no lo entendería jamás. Es lo que yo llamo ‘Historias para no dormir’ y dejarte los nervios a flor de piel de por vida.
Visualicen:

  1. Momento cierre de compuertas. Todavía me acuerdo de una anécdota que me sucedió cuando la buenahija1 rondaba los 20 meses. Mientras sacaba la compra del coche, se me ocurrió la feliz idea de dejarle la llave y el mando del garaje para que se entretuviera. En una de éstas, se cierra la puerta y la primogénita echó la ‘llave al coche’ mientras se reía a carcajadas. Inútilmente traté de que abriera sin perder la paciencia que al final perdí y acabé llamando a la grúa para que arreglaran el desaguisado. 60 minutos de intentos de rotura de cristal sin éxito y sudores fríos concluyeron con una de las peores historias que recuerdo como malamadre.
  2. Momento ‘pinchamos una rueda’. Ese ruidito que suena tan característico cuando pinchas una rueda me pone las pulsaciones a mil por hora. Pues lo que me pasó un día fue de traca. Me preparo para ir a recoger a la buenahija1 del colegio, aún era malamadre de una sola, y al coger el coche oigo un ruidito de ‘clac, clac’, continúo y el ruido no para. Decido bajarme, tras comprobar las cuatro ruedas no noto nada raro pero el ‘clac, clac’ continuaba, recojo a la buenahija1 y teníamos que ir a casa de una amiga. Vuelvo a bajarme para comprobar las ruedas, y sorpresa, un tornillo clavado en una de ellas, decido que mejor volver a casa a por el otro coche y que después con el buenpadre decidiéramos qué hacer. Llego, cambio silla de la buenahija1 de un coche al otro coche, hago traslado de las mil cosas que llevaba, me sofoco, mucho, y conseguimos montarnos en el coche. La buenahija1 aprovecha para sacarme el chaleco, los triangulos y tirarlo por el suelo. Pues, nada más salir me di cuenta que era ya demasiado tarde así que me encerré en casa. Ya sabía yo que un pinchazo no podía traer nada bueno a esta pobre conductora.
  3. Momento ‘me pierdo por la ciudad’. Llevo viviendo más de 10 años en Madrid y aún me sigo perdiendo, da igual lo bien que lleve aprendida la ruta a seguir siempre tengo algún percance, más desde que soy malamadre. Hace poco nos dirigíamos a un “maravilloso” cumpleaños infantil… No estaba muy lejos pero tenía que meterme en carretera. Como de costumbre íbamos tarde, la buenahija2 llorando y yo con ganas de no volver a ningún cumpleaños más en mi vida. Para cerciorarme que no me iba a perder de nuevo, metí la dirección en el GPS del móvil y salimos del garaje. Los llantos incesantes de la buenahija2 y los gritos cantando de la primogénita bajaron mi nivel de percepción y como no oía bien a la señora del GPS, me desvíe del camino y cogí la salida equivocada. Viernes, Madrid, hora punta y nosotras dando vueltas concéntricas por la M-30 porque claro en la M-30 el GPS desaparece (aplausos). El buenpadre no estaba operativo y si os digo que no llegué al lugar me podéis creer. Después de encontrarme por casualidad con la carretera de camino a casa, dos horas después, y convencer a la buenahija1 de que la fiesta se había suspendido, me desparramé en el sofá y me juré a mí misma que no repetía la aventura.

Estos son mis momentos más terroríficos al volante, eso y encontrármelo todo como el basurero municipal, un día crecen patatas en el maletero. Sin duda, necesito un coche fantástico o un super héroe que venga a mi rescate en estos momentos que, por suerte, no se viven todos los días. Y vosotras, ¿qué momento para olvidar habéis vivido al volante y con los buenoshijos? Decidme por favor que no soy la única.Malasmadres-OnStarstories-1

Han comentado...

  1. Antes de que saliera la nueva ley de tráfico, llevaba a mi buenahija en el huevito en el lado del copiloto, porque era no verme y ponerse a llorar como si fuera el fin del mundo. Pero llegó un día que ya no era suficiente con verme, sino que tenía que darle la mano, así que inconsciente de mi, iba dándole la mano derecha, y cambiando las marchas con la izquierda… si la soltaba se ponía histérica, todo un peligro 🙁

    1. Yo es que te diré no sé qué es más peligroso si darle la mano o conducir mientras gritan como locos. ¡Yo sudo solo de pensar en montarme en el coche con las dos! Con eso te lo digo todo.
      Gracias por tu historia.
      😉

  2. Antes de que saliera la nueva ley de tráfico, llevaba a mi buenahija en el huevito en el lado del copiloto, porque era no verme y ponerse a llorar como si fuera el fin del mundo. Pero llegó un día que ya no era suficiente con verme, sino que tenía que darle la mano, así que inconsciente de mi, iba dándole la mano derecha, y cambiando las marchas con la izquierda… si la soltaba se ponía histérica, todo un peligro 🙁

    1. Yo es que te diré no sé qué es más peligroso si darle la mano o conducir mientras gritan como locos. ¡Yo sudo solo de pensar en montarme en el coche con las dos! Con eso te lo digo todo.
      Gracias por tu historia.
      😉

  3. Subo al buenhijo al coche, mientras le sujeto en la silla coge mis llaves para jugar, cierro el coche sin acordarme de que las llaves las tiene el niño y antes de que pueda reaccionar el buenhijo aprieta el mando y echa el cierre…. Y cuando me pongo a forcejear con la puerta como las locas remata la faena lanzando las llaves a los pies del asiento del conductor. Bolso y teléfono dentro del coche. Tuve que parar a una señora y pedirle prestado el móvil para llamar al buenpadre. Cerca había un taller y me tuvieron que hacer palanca en la ventanilla y con un artilugio pescar las llaves. A todo esto, el buenhijo que sólo tenía año y medio y llevaba una mano vendada porque le habían operado, mirándome con cara maligna y sonrisa torcida mientras que despacio, muy despacio, se iba quitando la venda sin apartar sus ojos de los míos… Y yo hiperventilando

    1. jajajajaja ayyyy Marián no puedo dejar de reír. Esto de ser malamadre al volante es “muy” “muy” peligroso. Gracias por compartir tu historia. Suerte!!!

      1. Soy una negada para el twitter y no tengo cuenta instragram pero me alegro de haberos hecho pasar un buen rato! Jajaja

  4. Subo al buenhijo al coche, mientras le sujeto en la silla coge mis llaves para jugar, cierro el coche sin acordarme de que las llaves las tiene el niño y antes de que pueda reaccionar el buenhijo aprieta el mando y echa el cierre…. Y cuando me pongo a forcejear con la puerta como las locas remata la faena lanzando las llaves a los pies del asiento del conductor. Bolso y teléfono dentro del coche. Tuve que parar a una señora y pedirle prestado el móvil para llamar al buenpadre. Cerca había un taller y me tuvieron que hacer palanca en la ventanilla y con un artilugio pescar las llaves. A todo esto, el buenhijo que sólo tenía año y medio y llevaba una mano vendada porque le habían operado, mirándome con cara maligna y sonrisa torcida mientras que despacio, muy despacio, se iba quitando la venda sin apartar sus ojos de los míos… Y yo hiperventilando

    1. jajajajaja ayyyy Marián no puedo dejar de reír. Esto de ser malamadre al volante es “muy” “muy” peligroso. Gracias por compartir tu historia. Suerte!!!

      1. Soy una negada para el twitter y no tengo cuenta instragram pero me alegro de haberos hecho pasar un buen rato! Jajaja

  5. Pues mi experiencia fue sin buenoshijos, gracias a dios….
    Llego al trabajo, y despues de una hora ahi, me llama mi hermana y me dice que le ha llamado la policia, para decirle que hay un coche en mitad de la calle (mi hermana trabaja en una multinacional de coche y los saca a su nombre, tiene varios y no le especificaron cual era el que estaba en mitad de la calle). Yo pienso, no puede ser el mio, pero salgo, miro y de paso me echo un cigarrito, jejejejeje. Giro la esquina, de la calle donde lo habia aparcado, voy mirando la acera, y que no lo veo, sigo bajando la vista por la hilera, y pensando, joer, yo recuerdo haberlo dejado tan abajo….hasta que salgo a mitad de la calle, y veo mi coche, en mitad de una rotonda, literal, habia bajado 200m sin conductor, y tenian cortada la calle, habia mas dispositivo policial que en la central….alucine….tire el cigarro y ya me eche a correr jajajajajajajaja
    Me multaron, claro esta, y tuve que hablar con el seguro por si el ayuntamiento del pueblo, queria cargarme las plantas y riegos de la rotonda jajajajajajaj. Muy fuerteeeeeee

      1. Que vaaaaaa, estaba echado el freno jajajajajaj, de hecho fue lo primero que mire, y se lo enseñe a todos los miembros de fuerzas y seguridad del estado qeu tenia alli jajajajajaja (no fuera a ser que me librara de la multa, pero que va jajajajaja)
        Resulta que como la calle esta en mucha pendiente, y el coche pesa mucho, pues blanco y en botella…..a lo coche fantastico se fue….la gente alucinaria cuando lo viera…
        De hecho, la policia fue porque le llego una denuncia que habia un coche andando solo jajajajaja, muy fuerte

  6. Pues mi experiencia fue sin buenoshijos, gracias a dios….
    Llego al trabajo, y despues de una hora ahi, me llama mi hermana y me dice que le ha llamado la policia, para decirle que hay un coche en mitad de la calle (mi hermana trabaja en una multinacional de coche y los saca a su nombre, tiene varios y no le especificaron cual era el que estaba en mitad de la calle). Yo pienso, no puede ser el mio, pero salgo, miro y de paso me echo un cigarrito, jejejejeje. Giro la esquina, de la calle donde lo habia aparcado, voy mirando la acera, y que no lo veo, sigo bajando la vista por la hilera, y pensando, joer, yo recuerdo haberlo dejado tan abajo….hasta que salgo a mitad de la calle, y veo mi coche, en mitad de una rotonda, literal, habia bajado 200m sin conductor, y tenian cortada la calle, habia mas dispositivo policial que en la central….alucine….tire el cigarro y ya me eche a correr jajajajajajajaja
    Me multaron, claro esta, y tuve que hablar con el seguro por si el ayuntamiento del pueblo, queria cargarme las plantas y riegos de la rotonda jajajajajajaj. Muy fuerteeeeeee

      1. Que vaaaaaa, estaba echado el freno jajajajajaj, de hecho fue lo primero que mire, y se lo enseñe a todos los miembros de fuerzas y seguridad del estado qeu tenia alli jajajajajaja (no fuera a ser que me librara de la multa, pero que va jajajajaja)
        Resulta que como la calle esta en mucha pendiente, y el coche pesa mucho, pues blanco y en botella…..a lo coche fantastico se fue….la gente alucinaria cuando lo viera…
        De hecho, la policia fue porque le llego una denuncia que habia un coche andando solo jajajajaja, muy fuerte

  7. Real como la vida,Laura! Yo soy malamadre con carnet reciente, apenas hace un año que me lo saqué. Bueno pues el primer día que cojo el coche con la buenahija, porque tenía que llevarla con mis suegros e irme a trabajar, voy toda estupenda de la muerte y me meto en la calle de mis suegros, urbanización estrecha con la misma calle de entrada y salida y coches aparcados a ambos lados. Vamos que aquello es estrecho de narices. Pues yo con todo mi cuidado pasando cuando oigo “plas”, miro, giro volante sin querer al mirar y rozón al coche aparcado. Había golpeado mi retrovisor con el suyo (estaba aparcado en dirección contraria ala que yo iba) y al mirar gire el volante inconscientemente y mi lateral rozó su lateral. Y encima en tío dentro del coche!! Paro súper nerviosa, el tío chillandome que si no le había visto, la buenahija diciendo “mamá le has dado al coche??, le has dado mamá!!” y yo desquiciada. Al borde del llanto le digo al hombre que espere un momento que voy a buscar a mi suegro (estaba dos casas más allá) porque no tengo ni idea de hacer un parte de seguro (el cual exigía el tío como si fuera mi cabeza). Dejó el coche abierto, con la buenahija dentro, fundó el timbre de mis suegros y sale el pobre, en pijama aún (eran las nueve de la mañana de un domingo) y yo, histérica pérdida le salto “José, ayudame que le he dado un golpe a un coche!” El hombre salió corriendo desencajado y cuando vió “el golpe” se descojonaba. Eso si, el vecino, en cuanto vió quien era mi suegro se le cambio la actitud totalmente, “no te preocupes, esto pasa a veces, para eso están los seguros…” Ahí le dejé al buen hombre haciendo el parte amistoso, yo le dí las llaves del coche para que lo aparcara él, agarre a la buenahija, la solté en brazos de mi suegra y me largué pitando a trabajar que llegaba tarde. Ni que decir que según llegué me dió una llorera impresionante y mis compañeros flipando colorines. En fin, que la conducción no es lo mío.

  8. Real como la vida,Laura! Yo soy malamadre con carnet reciente, apenas hace un año que me lo saqué. Bueno pues el primer día que cojo el coche con la buenahija, porque tenía que llevarla con mis suegros e irme a trabajar, voy toda estupenda de la muerte y me meto en la calle de mis suegros, urbanización estrecha con la misma calle de entrada y salida y coches aparcados a ambos lados. Vamos que aquello es estrecho de narices. Pues yo con todo mi cuidado pasando cuando oigo “plas”, miro, giro volante sin querer al mirar y rozón al coche aparcado. Había golpeado mi retrovisor con el suyo (estaba aparcado en dirección contraria ala que yo iba) y al mirar gire el volante inconscientemente y mi lateral rozó su lateral. Y encima en tío dentro del coche!! Paro súper nerviosa, el tío chillandome que si no le había visto, la buenahija diciendo “mamá le has dado al coche??, le has dado mamá!!” y yo desquiciada. Al borde del llanto le digo al hombre que espere un momento que voy a buscar a mi suegro (estaba dos casas más allá) porque no tengo ni idea de hacer un parte de seguro (el cual exigía el tío como si fuera mi cabeza). Dejó el coche abierto, con la buenahija dentro, fundó el timbre de mis suegros y sale el pobre, en pijama aún (eran las nueve de la mañana de un domingo) y yo, histérica pérdida le salto “José, ayudame que le he dado un golpe a un coche!” El hombre salió corriendo desencajado y cuando vió “el golpe” se descojonaba. Eso si, el vecino, en cuanto vió quien era mi suegro se le cambio la actitud totalmente, “no te preocupes, esto pasa a veces, para eso están los seguros…” Ahí le dejé al buen hombre haciendo el parte amistoso, yo le dí las llaves del coche para que lo aparcara él, agarre a la buenahija, la solté en brazos de mi suegra y me largué pitando a trabajar que llegaba tarde. Ni que decir que según llegué me dió una llorera impresionante y mis compañeros flipando colorines. En fin, que la conducción no es lo mío.

  9. Tres de la tarde de un muy muy caluroso día de Agosto, me dispongo a recoger a la buenahija del colegio, cuando al abrochar el cinturón al buenhijo de 2 años, se me caen las llaves sobre sus piernas. Cierro puerta a la vez que él oprime el botoncito de la llave.
    Mientras me ponía más histérica por momentos, seguía intentando que, repitiendo mis indicaciones, fuese capaz de darle al botón de apertura. ¡Ingenua madre primeriza! Sin llaves y sin móvil me puse a llamar a las puertas de los vecinos sabiendo que a esas horas no habría nadie en casa.
    Intenté romper la ventana delantera con el tacón de mi zapato, después de haber intentado arrancar la papelera de la farola y el buzón para estrellarlo contra el cristal, sin conseguir nada de nada. Cual fue mi preocupación cuando vi que mi buenhijo sudando como un pollo dejaba de sonreír ante las “gracias” de mamá.
    Me fui a otra calle más transitada y pare un coche, la pobre señora me vio como una loca y me dejó su móvil diciendo que a la vuelta del colegio lo recogería. El mal padre no estaba localizable, así que llame a la policía.
    Cual fue mi suerte cuando salió un vecino (que trabaja de noche) con unos pantalones cortos, pecho descubierto y americana. Sí , se que es una convinación rara, pero también lo es su físico quijotesco. Cogió un martillo de su casa y rompió la ventana delantera. con la mala suerte de que se corto en la mano.
    A la vez llegó la policía y ante el aspecto de mi vecino empezó a apartarlo de nosotros y a ponerle contra su coche, pidiéndole explicaciones.
    Que sopor, mezcla entre alivio por mi buenhijo y preocupación por mi vecino al que querían detener.
    Por cierto la buenahija salió del cole y no había nadie allí para recogerla…

  10. Tres de la tarde de un muy muy caluroso día de Agosto, me dispongo a recoger a la buenahija del colegio, cuando al abrochar el cinturón al buenhijo de 2 años, se me caen las llaves sobre sus piernas. Cierro puerta a la vez que él oprime el botoncito de la llave.
    Mientras me ponía más histérica por momentos, seguía intentando que, repitiendo mis indicaciones, fuese capaz de darle al botón de apertura. ¡Ingenua madre primeriza! Sin llaves y sin móvil me puse a llamar a las puertas de los vecinos sabiendo que a esas horas no habría nadie en casa.
    Intenté romper la ventana delantera con el tacón de mi zapato, después de haber intentado arrancar la papelera de la farola y el buzón para estrellarlo contra el cristal, sin conseguir nada de nada. Cual fue mi preocupación cuando vi que mi buenhijo sudando como un pollo dejaba de sonreír ante las “gracias” de mamá.
    Me fui a otra calle más transitada y pare un coche, la pobre señora me vio como una loca y me dejó su móvil diciendo que a la vuelta del colegio lo recogería. El mal padre no estaba localizable, así que llame a la policía.
    Cual fue mi suerte cuando salió un vecino (que trabaja de noche) con unos pantalones cortos, pecho descubierto y americana. Sí , se que es una convinación rara, pero también lo es su físico quijotesco. Cogió un martillo de su casa y rompió la ventana delantera. con la mala suerte de que se corto en la mano.
    A la vez llegó la policía y ante el aspecto de mi vecino empezó a apartarlo de nosotros y a ponerle contra su coche, pidiéndole explicaciones.
    Que sopor, mezcla entre alivio por mi buenhijo y preocupación por mi vecino al que querían detener.
    Por cierto la buenahija salió del cole y no había nadie allí para recogerla…

  11. Buenos días, yo no tengo ni twitter ni instagram así que os dejo mi anécdota aquí…
    Poneos en situación, finales de un caluroso mes de julio alicantino, 13:00 horas, sin móvil en aquellos tiempos, con el aire acondicionado del coche roto, un bombo de 8 meses que tenía que llevar el asiento tan para atrás que ya casi no me llegaban los brazos al volante y los pies a los pedales, un maletero lleno de compra congelados incluidos, y un primer buenhijo de apenas 4 años en el asiento trasero berreando al grito de tengo calor, tengo sed, tengo hambre, quiero pipi y de repente el coche en plena autovía empieza a hacer un ruido raro y la dirección se me iba, así que paro, intento ponerme el maravilloso chaleco reflectante que no me llegaba ni a las cotillas bajo del coche como puedo y veo que oh, sorpresa!!!, tengo una rueda pinchada, mi primera reacción tal y como tenía las hormonas fue ponerme a llorar y volverme a meter en el coche ya que era un blanco perfecto para algún conductor/a despistado, enseguida llega una pareja de motoristas de la Guardia Civil, paran, bajan con actitud un pelín de “señora, no sabe usted que no puede parar en el arcén de una autovía??”, cuando me pregunta: tiene Ud. algún problema?? y le miro con ojillos de gato lastimero entre sollozos y le contesto: Sr. agente, he pinchado una rueda y como ud podrá comprobar, con semejante volumen no estoy yo como para ponerme a cambiar una rueda, los agentes se apiadaron de mi estado ya que uno iba a ser recientemente padre y me cambiaron la rueda en un plis plas. Dos días después nació el segundo buenhijo. A mis chicos les encanta que les cuente la anécdota.-

  12. Buenos días, yo no tengo ni twitter ni instagram así que os dejo mi anécdota aquí…
    Poneos en situación, finales de un caluroso mes de julio alicantino, 13:00 horas, sin móvil en aquellos tiempos, con el aire acondicionado del coche roto, un bombo de 8 meses que tenía que llevar el asiento tan para atrás que ya casi no me llegaban los brazos al volante y los pies a los pedales, un maletero lleno de compra congelados incluidos, y un primer buenhijo de apenas 4 años en el asiento trasero berreando al grito de tengo calor, tengo sed, tengo hambre, quiero pipi y de repente el coche en plena autovía empieza a hacer un ruido raro y la dirección se me iba, así que paro, intento ponerme el maravilloso chaleco reflectante que no me llegaba ni a las cotillas bajo del coche como puedo y veo que oh, sorpresa!!!, tengo una rueda pinchada, mi primera reacción tal y como tenía las hormonas fue ponerme a llorar y volverme a meter en el coche ya que era un blanco perfecto para algún conductor/a despistado, enseguida llega una pareja de motoristas de la Guardia Civil, paran, bajan con actitud un pelín de “señora, no sabe usted que no puede parar en el arcén de una autovía??”, cuando me pregunta: tiene Ud. algún problema?? y le miro con ojillos de gato lastimero entre sollozos y le contesto: Sr. agente, he pinchado una rueda y como ud podrá comprobar, con semejante volumen no estoy yo como para ponerme a cambiar una rueda, los agentes se apiadaron de mi estado ya que uno iba a ser recientemente padre y me cambiaron la rueda en un plis plas. Dos días después nació el segundo buenhijo. A mis chicos les encanta que les cuente la anécdota.-

  13. Ay señó, qué duro es ser malamadre, pero más malo es ser bimalamadre estresada! El otro día se me hincharon las narices de estar que saco que meto carro del buenhijo2 cuando vamos a recoger al cole al buenhijo1 (el chasis pesa como la carroza de Cenicienta) y decidí que tumbadito iba muy bien en la silla de tijera. La saqué del cuarto de los desastres y bajé muy ufana con ella al garaje. Senté al buenhijo2 en la silla del coche y lo até y cuando me dispusé a plegar la silla de mano… se atascó y no había manera humana. Los minutos pasaban y me agobiaba más y más. Traté de meterla abierta en el maletero, meterla a patadas en el trastero, y cuando ya me imaginaba al buenhijo1 llevado por los Servicios Sociales, escuché que mi vecino salía y literalmente me tiré sobre su coche pidiendo ayuda. No consigió plegarla pero la metió abierta en su asiento de atrás y me la dio en el cole (suerte q sus niños van al mismo). Al final una amiga consiguió desatascarla allí. Total, un drama.

  14. Ay señó, qué duro es ser malamadre, pero más malo es ser bimalamadre estresada! El otro día se me hincharon las narices de estar que saco que meto carro del buenhijo2 cuando vamos a recoger al cole al buenhijo1 (el chasis pesa como la carroza de Cenicienta) y decidí que tumbadito iba muy bien en la silla de tijera. La saqué del cuarto de los desastres y bajé muy ufana con ella al garaje. Senté al buenhijo2 en la silla del coche y lo até y cuando me dispusé a plegar la silla de mano… se atascó y no había manera humana. Los minutos pasaban y me agobiaba más y más. Traté de meterla abierta en el maletero, meterla a patadas en el trastero, y cuando ya me imaginaba al buenhijo1 llevado por los Servicios Sociales, escuché que mi vecino salía y literalmente me tiré sobre su coche pidiendo ayuda. No consigió plegarla pero la metió abierta en su asiento de atrás y me la dio en el cole (suerte q sus niños van al mismo). Al final una amiga consiguió desatascarla allí. Total, un drama.

  15. El buen padre metio a la buena hija 1 con un mes de vida en el coche mientras yo acababa de hacer las maletas que nos ibamos de viaje. Como la primeriza ( un buldof frances) se mete en todos los coches no quiso despegarse de su nueva hermanita. El buen padre tuvo la genial idea de dejar las llaves en el contacto para que estuviera fresquito el coche. Pues bien de idas y venidas la perra dado al cierre automatico. El buen padre sin saberlo cerro todas las puertas. Asi que cuando baje me encontre a mi hija y mi perra encerradas en un coche uktima generacion a prueba de robos! Tuvimos que romper el cristal con martillo, piedras…. Vamos como para dejar al buen padre solo otra vez!

  16. El buen padre metio a la buena hija 1 con un mes de vida en el coche mientras yo acababa de hacer las maletas que nos ibamos de viaje. Como la primeriza ( un buldof frances) se mete en todos los coches no quiso despegarse de su nueva hermanita. El buen padre tuvo la genial idea de dejar las llaves en el contacto para que estuviera fresquito el coche. Pues bien de idas y venidas la perra dado al cierre automatico. El buen padre sin saberlo cerro todas las puertas. Asi que cuando baje me encontre a mi hija y mi perra encerradas en un coche uktima generacion a prueba de robos! Tuvimos que romper el cristal con martillo, piedras…. Vamos como para dejar al buen padre solo otra vez!

  17. Jajaja, lo que me he reído con el post.
    Al leerlo me he acordado de dos:
    Agosto, polvo, calor (mucho) y moscas a la 1 del mediodía en la estepa castellana.
    Llegamos a casa de mis suegros después de comprar algunas cosas (maletero lleno de bolsas).
    Salimos del coche para abrir la puerta de atrás y que pudiera salir la buenahija que tendría unos 6 años (tiene síndrome de Down).
    En los 20 segundos que median entre salir del coche, cerrar la puerta e ir a abrir la puerta de atrás, buenahija se abalanza sobre las llaves que mi marido había dejado sobre el asiento del conductor (no me digan porqué hizo semejante tontería), cierra el coche y con las mismas, en un gesto de lo más dramático, las tira al maletero (acordaos, lleno de bolsas).
    El calor era de traca, el coche con las ventanillas subidas.
    Le hago señas a la niña para que dé al botón de apertura de las puertas que está en la puerta del conductor. Después de un buen rato de explicaciones, por fin acierta con el que es y lo aprieta con todas sus fuerzas… pero el botón no funciona si no están las llaves puestas. Yu-ju.
    El buenpadre se va en busca de un martillo del buenabuelo para romper el cristal.
    En ese momento, la alarma decide que todo ese movimiento en el interior del coche cerrado sólo puede deberse a que un ladrón ha entrado dentro, así que, por su cuenta y riesgo y sin previo aviso, se pone a aullar como si no hubiera mañana.
    La niña medio enloquecida del terror dentro se tapa los oídos. Yo intento desde fuera calmarla y rezo porque nuestro coche deje de ensayar para camión de bomberos y pare de una bendita vez… ¿será que esta alarma es de las que no paran? Por suerte, sí que para. Le explico a la niña que tiene que irse al maletero y buscar las llaves y que lo tiene que hacer rápido porque en un rato la alarma volverá a sonar.
    En ese momento aparece el buenpadre con el martillo. Yo estoy ya temblando pensando que vamos a romper la ventanilla y que algún cristal puede darle a ella. Me parece que ni rezando a San Judas Tadeo la niña va a encontrar las llaves en ese mar de plástico, bricks de leche, cereales de desayuno, papel del wc y varios que es el maletero y, sin embargo, sorpredentemente, aparece triunfal con ellas en la mano en 1 minuto y abre el coche.
    Buf… desde entonces da igual donde vayamos yo llevo el otro juego de llaves en mi bolso y procuro que esté fuera del coche.
    La segunda fue que yo, que me vanaglorio de ser un hacha moviéndome por Madrid y que no me pierdo casi nunca, me perdí, llevando a la buenahija al cole al que había ido dos mil veces (o más) y mientras su profe me esperaba para reunirme con ella. Diré en mi descarga que iba con un gripazo con fiebre y congestión incluidas. Por alguna razón misteriosa el GPS no estaba en el coche y no podía recurrir a él. Con el manos libres del móvil, llamé al buenpadre que por supuesto no contestó al teléfono (yo estoy segura de que lo lleva como una complemento más, igual que otros llevan gafas de sol o gorras). Se me ocurrío llamar a la buenatía, la buenahija cuando la oyó en estéreo a través de los altavoces del coche sólo dijo:
    -Tata, ven a salvarnos.
    Ay, ahora me rio, pero que mal rato, Honorato.
    Al final llegué una hora tarde al cole y ya no hubo reunión ni nada. También llegué tarde al trabajo y me tocó recuperar las casi 3 horas que había perdido dando vueltas por ahí.

  18. Jajaja, lo que me he reído con el post.
    Al leerlo me he acordado de dos:
    Agosto, polvo, calor (mucho) y moscas a la 1 del mediodía en la estepa castellana.
    Llegamos a casa de mis suegros después de comprar algunas cosas (maletero lleno de bolsas).
    Salimos del coche para abrir la puerta de atrás y que pudiera salir la buenahija que tendría unos 6 años (tiene síndrome de Down).
    En los 20 segundos que median entre salir del coche, cerrar la puerta e ir a abrir la puerta de atrás, buenahija se abalanza sobre las llaves que mi marido había dejado sobre el asiento del conductor (no me digan porqué hizo semejante tontería), cierra el coche y con las mismas, en un gesto de lo más dramático, las tira al maletero (acordaos, lleno de bolsas).
    El calor era de traca, el coche con las ventanillas subidas.
    Le hago señas a la niña para que dé al botón de apertura de las puertas que está en la puerta del conductor. Después de un buen rato de explicaciones, por fin acierta con el que es y lo aprieta con todas sus fuerzas… pero el botón no funciona si no están las llaves puestas. Yu-ju.
    El buenpadre se va en busca de un martillo del buenabuelo para romper el cristal.
    En ese momento, la alarma decide que todo ese movimiento en el interior del coche cerrado sólo puede deberse a que un ladrón ha entrado dentro, así que, por su cuenta y riesgo y sin previo aviso, se pone a aullar como si no hubiera mañana.
    La niña medio enloquecida del terror dentro se tapa los oídos. Yo intento desde fuera calmarla y rezo porque nuestro coche deje de ensayar para camión de bomberos y pare de una bendita vez… ¿será que esta alarma es de las que no paran? Por suerte, sí que para. Le explico a la niña que tiene que irse al maletero y buscar las llaves y que lo tiene que hacer rápido porque en un rato la alarma volverá a sonar.
    En ese momento aparece el buenpadre con el martillo. Yo estoy ya temblando pensando que vamos a romper la ventanilla y que algún cristal puede darle a ella. Me parece que ni rezando a San Judas Tadeo la niña va a encontrar las llaves en ese mar de plástico, bricks de leche, cereales de desayuno, papel del wc y varios que es el maletero y, sin embargo, sorpredentemente, aparece triunfal con ellas en la mano en 1 minuto y abre el coche.
    Buf… desde entonces da igual donde vayamos yo llevo el otro juego de llaves en mi bolso y procuro que esté fuera del coche.
    La segunda fue que yo, que me vanaglorio de ser un hacha moviéndome por Madrid y que no me pierdo casi nunca, me perdí, llevando a la buenahija al cole al que había ido dos mil veces (o más) y mientras su profe me esperaba para reunirme con ella. Diré en mi descarga que iba con un gripazo con fiebre y congestión incluidas. Por alguna razón misteriosa el GPS no estaba en el coche y no podía recurrir a él. Con el manos libres del móvil, llamé al buenpadre que por supuesto no contestó al teléfono (yo estoy segura de que lo lleva como una complemento más, igual que otros llevan gafas de sol o gorras). Se me ocurrío llamar a la buenatía, la buenahija cuando la oyó en estéreo a través de los altavoces del coche sólo dijo:
    -Tata, ven a salvarnos.
    Ay, ahora me rio, pero que mal rato, Honorato.
    Al final llegué una hora tarde al cole y ya no hubo reunión ni nada. También llegué tarde al trabajo y me tocó recuperar las casi 3 horas que había perdido dando vueltas por ahí.

  19. Un día a recoger al buen hijo del colegio y embarazada hasta la boca de la buena hija hice como siempre al subir al coche, darle un juguete al niño que estuviera abandonado en el suelo del coche para que no se tirara todo el camino berreando y gritando. Y lo único que encontré fue un Papá Noel de peluche que llevaba en el coche desde las Navidades anteriores. Cuando llevábamos 10 minutos en el coche y estábamos en plena autovía vi que no me contestaba a mis preguntas. Miré por el espejo retrovisor y lo vi con una cara rara; a los dos segundos noté un chorretón de vómito por mi brazo derecho y es que el muy animalito se había metido en la boca el gorrito del Papa Noel y le había arrancado la borla , que obviamente se le había quedado atascada en la garganta y le estaba provocando arcadas. Total que en plena autovía el niño haciendo ruidos de que se estaba ahogando, el coche, niño y mami manchados de vómito ( algo que en ese momento no me importó pero que después fue realmente asqueroso) y yo parando el coche en un mini arcén antes de que se me ahogara el niño. De infarto de miocardio. Desde entonces, en el coche juguetes de una sola pieza y en casa Papá Noel persona non grata.

  20. Un día a recoger al buen hijo del colegio y embarazada hasta la boca de la buena hija hice como siempre al subir al coche, darle un juguete al niño que estuviera abandonado en el suelo del coche para que no se tirara todo el camino berreando y gritando. Y lo único que encontré fue un Papá Noel de peluche que llevaba en el coche desde las Navidades anteriores. Cuando llevábamos 10 minutos en el coche y estábamos en plena autovía vi que no me contestaba a mis preguntas. Miré por el espejo retrovisor y lo vi con una cara rara; a los dos segundos noté un chorretón de vómito por mi brazo derecho y es que el muy animalito se había metido en la boca el gorrito del Papa Noel y le había arrancado la borla , que obviamente se le había quedado atascada en la garganta y le estaba provocando arcadas. Total que en plena autovía el niño haciendo ruidos de que se estaba ahogando, el coche, niño y mami manchados de vómito ( algo que en ese momento no me importó pero que después fue realmente asqueroso) y yo parando el coche en un mini arcén antes de que se me ahogara el niño. De infarto de miocardio. Desde entonces, en el coche juguetes de una sola pieza y en casa Papá Noel persona non grata.

  21. Buenpadre de comida en la capital, y yo me animo a hacer un picnic con amigos a 35 km de casa, yendo yo sola con los dos buenoshijos. Hasta ahí, no problem porque son bastante formales en cuanto al tema automovilístico.
    Llega la hora de volver a casa y al habla con el buenpadre le digo que ya voy yo a recogerle. Me dice que no hace falta, que ya volverá en bus. Insisto yo, porque como dice el anuncio “me gusta conducir”… ¡¡¡Ayyy, Dios!!!
    Iniciamos la ruta… con GPS porque aunque es cercano, no tengo ni pajolera idea de cuál es el camino a seguir. GPS del móvil, vamos allá… Al soporte que sujeta el móvil frente a mi no le da la gana de estarse sujeto al cristal. Cada 5 minutos o bache pronunciado, el móvil al suelo, con la consiguiente pérdida de señal… Mi hija la mayor cada dos por tres, me dice “¿pero ya sabes por dónde vas?”. “Que síiii”…
    Cruzamos un puente y me dice la vos de “travesti” del GPS que “la siguiente a la derecha”, según salgo del puente, veo una calle a la derecha, y para dentro…
    ¡SO-CO-RROOO! Me acabo de meter en una calle privada, llena de bolardos o pivotes, a cada lado y en el centro de la calle, cuesta arriba y sin apenas espacio para giros. Meto el culo del coche en la entrada de un garaje. Tengo bolardos delante, detrás y a cada lado del coche, todo esto en cuesta, con el consiguiente juego de pies de embrague, y freno… Comienzo el giro, controlando no darme contra el bolardo de delante, ayudada por una señora que pasaba por allí y que “recluto” a la fuerza para que me señale la maniobra…
    “¡CRAAACK!!!” El bolardo de la izquierda se ha incrustado en la puerta de la niña… Los niños, flipaos, “¿Qué pasa?, ¿qué pasa?…” A mi empieza a darme un ataque de nervios, llorando, los críos alucinando.”El mes pasado un arañazo en la puerta de la derecha y ahora un boquete en la izquierda. Veréis qué contento se pone vuestro padre…”
    La mayor, con gran presencia de ánimo, me dice “Tranquila Ama, que ya Aita cuando le expliquemos no se va a enfadar, que no lo has hecho queriendo…” A mi me da una rabia horrorosa romper cosas, ya desde mis primeros juguetes.
    Con los ojos rojos, el moco colgandero y las manos temblorosas enderezo el rumbo.
    Lo de menos es que el GPS nos lleve por el “barrio rojo” de la ciudad, aunque por si acaso, cierro las puertas desde dentro.
    Llegamos por fin al centro. A recoger al buenpadre… yo todavía temblando…
    -“Pero, ¿qué te ha pasado?”
    -“Lo he vuelto a hacer, y esta vez es peor”
    -“????”
    -“Le he hecho otra marca al coche”- estallo en lágrimas (tal vez un poco exageradas)
    -“Bueno, ¿y qué? Estáis bien y es lo importante. Por el coche no se llora”- me dice mi buen-buen-buenmarido…
    Cuando por fin, al de tres meses se llevo el coche al taller (y eso porque el boquete empezaba a mostrar signos de corrosión), “sólo” 500 euros casi hicieron llorar al buenpadre.
    -“No hay que disgustarse por el dinero, amor… si estamos todos bien…

  22. Buenpadre de comida en la capital, y yo me animo a hacer un picnic con amigos a 35 km de casa, yendo yo sola con los dos buenoshijos. Hasta ahí, no problem porque son bastante formales en cuanto al tema automovilístico.
    Llega la hora de volver a casa y al habla con el buenpadre le digo que ya voy yo a recogerle. Me dice que no hace falta, que ya volverá en bus. Insisto yo, porque como dice el anuncio “me gusta conducir”… ¡¡¡Ayyy, Dios!!!
    Iniciamos la ruta… con GPS porque aunque es cercano, no tengo ni pajolera idea de cuál es el camino a seguir. GPS del móvil, vamos allá… Al soporte que sujeta el móvil frente a mi no le da la gana de estarse sujeto al cristal. Cada 5 minutos o bache pronunciado, el móvil al suelo, con la consiguiente pérdida de señal… Mi hija la mayor cada dos por tres, me dice “¿pero ya sabes por dónde vas?”. “Que síiii”…
    Cruzamos un puente y me dice la vos de “travesti” del GPS que “la siguiente a la derecha”, según salgo del puente, veo una calle a la derecha, y para dentro…
    ¡SO-CO-RROOO! Me acabo de meter en una calle privada, llena de bolardos o pivotes, a cada lado y en el centro de la calle, cuesta arriba y sin apenas espacio para giros. Meto el culo del coche en la entrada de un garaje. Tengo bolardos delante, detrás y a cada lado del coche, todo esto en cuesta, con el consiguiente juego de pies de embrague, y freno… Comienzo el giro, controlando no darme contra el bolardo de delante, ayudada por una señora que pasaba por allí y que “recluto” a la fuerza para que me señale la maniobra…
    “¡CRAAACK!!!” El bolardo de la izquierda se ha incrustado en la puerta de la niña… Los niños, flipaos, “¿Qué pasa?, ¿qué pasa?…” A mi empieza a darme un ataque de nervios, llorando, los críos alucinando.”El mes pasado un arañazo en la puerta de la derecha y ahora un boquete en la izquierda. Veréis qué contento se pone vuestro padre…”
    La mayor, con gran presencia de ánimo, me dice “Tranquila Ama, que ya Aita cuando le expliquemos no se va a enfadar, que no lo has hecho queriendo…” A mi me da una rabia horrorosa romper cosas, ya desde mis primeros juguetes.
    Con los ojos rojos, el moco colgandero y las manos temblorosas enderezo el rumbo.
    Lo de menos es que el GPS nos lleve por el “barrio rojo” de la ciudad, aunque por si acaso, cierro las puertas desde dentro.
    Llegamos por fin al centro. A recoger al buenpadre… yo todavía temblando…
    -“Pero, ¿qué te ha pasado?”
    -“Lo he vuelto a hacer, y esta vez es peor”
    -“????”
    -“Le he hecho otra marca al coche”- estallo en lágrimas (tal vez un poco exageradas)
    -“Bueno, ¿y qué? Estáis bien y es lo importante. Por el coche no se llora”- me dice mi buen-buen-buenmarido…
    Cuando por fin, al de tres meses se llevo el coche al taller (y eso porque el boquete empezaba a mostrar signos de corrosión), “sólo” 500 euros casi hicieron llorar al buenpadre.
    -“No hay que disgustarse por el dinero, amor… si estamos todos bien…

  23. Uy, yo también tengo anécdotas de los tres momentos:
    Momento cierre de compuertas: ya os lo conté una vez, creo. Túnez, 45 grados a la sombra, recién llegados a nueva expatriación con buenahija de 9 meses. Coche (cutre no, de los picapiedra) alquilado. Coloco a la peque en su sillita, cierro su puerta, y el coche se bloquea!! Las llaves, en el asiento del conductor, por supuesto! Solo conozco a una amiga a la que llamo al borde de la histeria porque ni seguro ni nada, aish! Resultado: ventanilla destrozada con mazo de hierro, que graciosamente nos prestó el chico de seguridad del complejo…
    Momento pinchazo: Esta es medio reciente. Recién llegados a Abidjan, una nueva expatriación. Coche de segunda mano comprado y, para “celebrarlo”, nos vamos de fin de semana a la playa. Todo va bien hasta que colocamos las maletas en el coche, arrancamos, y a los 200 metros estalla la cosa! Ni que decir que las circunstancias implicaban: buenahija sudando la gota gorda (lo cual es lo habitual en este país, con mas de 90% humedad casi todos los días), no sabemos donde esta la rueda de recambio!!!! (por debajo, tuve que leer las instrucciones) y el coche pesa mil toneladas (Nissan Pathfinder) con lo que lo del gato fue todo un ejercicio de Thor y su mazo. Ah! Y no olvidemos el mejor de los detalles: el buenpadre NO CONDUCE, ergo no tiene ni idea de coches, ni de recambios de ruedas ni rien de rien. Lo dicho, Thor sudada – y desquiciada – con instrucciones en mano, pero rueda cambiada!! Y la buenahija con su paciencia infinita en su sillita esperando…
    Momento perdidos: Esto de antes de convertirme en malamadre. Llegada a Bruselas desde destinos distintos para pasar fin de semana romántico con el buenpadre-to-be. Aquí servidora había vivido ya en el país de los gofres y se supone que aquello iba a estar chupado, no? Así que cogemos el coche alquilado y salimos del aeropuerto. Como en todas partes, lo primero que encontramos es una maravillosa rotonda. Bueno, pues a las 11 de la noche me costo 5, si 5, intentos salir de la rotonda por la salida adecuada que estaba bien indicada con un letrero tamaño elefante: dando vueltas sin para a aquella rotonda, tomando la salida equivocada un par de veces, vuelve a la rotonda, da unas mil vueltas mas, y así en bucle… En fin, que ya apuntaba maneras…

    1. Jajaajaja, lo de la rotonda me ha hecho mucha gracia porque aquel dia que me perdí rotonda que me encontraba, rotonda a la que le daba un par de vueltas…

  24. Uy, yo también tengo anécdotas de los tres momentos:
    Momento cierre de compuertas: ya os lo conté una vez, creo. Túnez, 45 grados a la sombra, recién llegados a nueva expatriación con buenahija de 9 meses. Coche (cutre no, de los picapiedra) alquilado. Coloco a la peque en su sillita, cierro su puerta, y el coche se bloquea!! Las llaves, en el asiento del conductor, por supuesto! Solo conozco a una amiga a la que llamo al borde de la histeria porque ni seguro ni nada, aish! Resultado: ventanilla destrozada con mazo de hierro, que graciosamente nos prestó el chico de seguridad del complejo…
    Momento pinchazo: Esta es medio reciente. Recién llegados a Abidjan, una nueva expatriación. Coche de segunda mano comprado y, para “celebrarlo”, nos vamos de fin de semana a la playa. Todo va bien hasta que colocamos las maletas en el coche, arrancamos, y a los 200 metros estalla la cosa! Ni que decir que las circunstancias implicaban: buenahija sudando la gota gorda (lo cual es lo habitual en este país, con mas de 90% humedad casi todos los días), no sabemos donde esta la rueda de recambio!!!! (por debajo, tuve que leer las instrucciones) y el coche pesa mil toneladas (Nissan Pathfinder) con lo que lo del gato fue todo un ejercicio de Thor y su mazo. Ah! Y no olvidemos el mejor de los detalles: el buenpadre NO CONDUCE, ergo no tiene ni idea de coches, ni de recambios de ruedas ni rien de rien. Lo dicho, Thor sudada – y desquiciada – con instrucciones en mano, pero rueda cambiada!! Y la buenahija con su paciencia infinita en su sillita esperando…
    Momento perdidos: Esto de antes de convertirme en malamadre. Llegada a Bruselas desde destinos distintos para pasar fin de semana romántico con el buenpadre-to-be. Aquí servidora había vivido ya en el país de los gofres y se supone que aquello iba a estar chupado, no? Así que cogemos el coche alquilado y salimos del aeropuerto. Como en todas partes, lo primero que encontramos es una maravillosa rotonda. Bueno, pues a las 11 de la noche me costo 5, si 5, intentos salir de la rotonda por la salida adecuada que estaba bien indicada con un letrero tamaño elefante: dando vueltas sin para a aquella rotonda, tomando la salida equivocada un par de veces, vuelve a la rotonda, da unas mil vueltas mas, y así en bucle… En fin, que ya apuntaba maneras…

    1. Jajaajaja, lo de la rotonda me ha hecho mucha gracia porque aquel dia que me perdí rotonda que me encontraba, rotonda a la que le daba un par de vueltas…

  25. A poco de tener al buenhijo2 salimos a la calle bebé de 15 días, hermano de 24 meses y madre cargada de niños, carros y trastos diversos. Ambos llorando formando un precioso coro. Nos dispusimos a hacer mil y un recados. Al salir de uno de ellos me di cuenta que me habian robado el coche. Entre lloros, pronunciar todas las palabrotas de mi extenso vocabulario llamo a la policia y se presenta una patrulla. Deciden que tenemos que ir a comisaría a poner denuncia. De esta el buenpadre no coge el teléfono tras 100.000 llamadas perdidas y los buenosabuelos de viaje. El buenhijo2 decide que delante de la policia se porta bien y se duerme mientras los agentes lo miran con delirio. El buenhijo1 decide que es su momento de gloria y monta el número de su vida, quiero morir. Tras formalizar la denuncia, el buenpadre aparece y decido matarle en casa para no acabar en calabozo. Lo peor es que volviendo a casa pasamos por la zona y veo mi flamante coche aparcado justamente en la calle paralela que juraba y perjuraba no había pasado. Con voz angelical llamo a comisaría para retirar la denuncia y decido meterme en un zulo durante días.

    1. Jajajaja, lo que me he podido reir, yo he pasado momentos así, sin llamar a ninguna patrulla, en los parkings de centros comerciales!!!

  26. A poco de tener al buenhijo2 salimos a la calle bebé de 15 días, hermano de 24 meses y madre cargada de niños, carros y trastos diversos. Ambos llorando formando un precioso coro. Nos dispusimos a hacer mil y un recados. Al salir de uno de ellos me di cuenta que me habian robado el coche. Entre lloros, pronunciar todas las palabrotas de mi extenso vocabulario llamo a la policia y se presenta una patrulla. Deciden que tenemos que ir a comisaría a poner denuncia. De esta el buenpadre no coge el teléfono tras 100.000 llamadas perdidas y los buenosabuelos de viaje. El buenhijo2 decide que delante de la policia se porta bien y se duerme mientras los agentes lo miran con delirio. El buenhijo1 decide que es su momento de gloria y monta el número de su vida, quiero morir. Tras formalizar la denuncia, el buenpadre aparece y decido matarle en casa para no acabar en calabozo. Lo peor es que volviendo a casa pasamos por la zona y veo mi flamante coche aparcado justamente en la calle paralela que juraba y perjuraba no había pasado. Con voz angelical llamo a comisaría para retirar la denuncia y decido meterme en un zulo durante días.

    1. Jajajaja, lo que me he podido reir, yo he pasado momentos así, sin llamar a ninguna patrulla, en los parkings de centros comerciales!!!

  27. jajajajajjaja mitica!!!
    Como me has hecho reir!!
    La verdad que leyéndote me he dado cuenta que soy mejor conductora de lo que pensaba! jeje
    no en serio, por suerte nunca he tenido graves percances y menos con la buenahija en el coche. al máximo una multa por aparcamiento y poco más…
    Seguiré muy atenta, que después de leer vuestras anécdotas tengo miedo!

  28. jajajajajjaja mitica!!!
    Como me has hecho reir!!
    La verdad que leyéndote me he dado cuenta que soy mejor conductora de lo que pensaba! jeje
    no en serio, por suerte nunca he tenido graves percances y menos con la buenahija en el coche. al máximo una multa por aparcamiento y poco más…
    Seguiré muy atenta, que después de leer vuestras anécdotas tengo miedo!

  29. Mi historia es de verguenza ajena… LLevé el coche al taller para que lo pintaran y la señora del taller, “amablemente” me daba un coche de sustitución para que lo pintara en su taller y no en otro. Pues bien, resultó ser una chatarra pestosa y vieja… Pero bueno, unos días… Al segundo día el coche no arranca en la puerta de la guarde del #buenhijo2 y aún me faltaba ir a por la #buenahija1. LLEga el sr de la grúa y dice que con un palo y un golpe en las escobillas de no se donde se arreglaba, que se habían quedado pegadas… La “señora” del taller me dice que es muy raro, que no le había pasdo nunca…. El #buenabuelo, sabio como el diablo, me preparó un palo de pintar, por si acaso… y me lo guardó en el maletero. Pues toooodos los días que restaron (que sólo fueron tres, pero eternos) el dichoso coche no arrancó a la primera ni una vez en la puerta del cole! Lo peor era en la puerta del cole de la buenahija, toda arreglada, con mis tacones, mis labios rojos y dándole con un palo de pintar al motor del coche y las buenas y #malasmadres preguntándome si me había comprado ese coche y la #buenahija con cara de verguenza ajena correteando sin querer subir en el coche. Los dos días siguientes esperé a que todos se fueran para poder apalear al coche tranquilamente.
    Lo mejor, que cuando devuelvo el coche, la dueña insistía en que era raro, mientras que su hijo me decía que ya le había pasado, que era viejo y normal…
    Lo bueno que no pasó nada mientras conducía…. porque era una pesadilla pensar en subirme al coche.

  30. Mi historia es de verguenza ajena… LLevé el coche al taller para que lo pintaran y la señora del taller, “amablemente” me daba un coche de sustitución para que lo pintara en su taller y no en otro. Pues bien, resultó ser una chatarra pestosa y vieja… Pero bueno, unos días… Al segundo día el coche no arranca en la puerta de la guarde del #buenhijo2 y aún me faltaba ir a por la #buenahija1. LLEga el sr de la grúa y dice que con un palo y un golpe en las escobillas de no se donde se arreglaba, que se habían quedado pegadas… La “señora” del taller me dice que es muy raro, que no le había pasdo nunca…. El #buenabuelo, sabio como el diablo, me preparó un palo de pintar, por si acaso… y me lo guardó en el maletero. Pues toooodos los días que restaron (que sólo fueron tres, pero eternos) el dichoso coche no arrancó a la primera ni una vez en la puerta del cole! Lo peor era en la puerta del cole de la buenahija, toda arreglada, con mis tacones, mis labios rojos y dándole con un palo de pintar al motor del coche y las buenas y #malasmadres preguntándome si me había comprado ese coche y la #buenahija con cara de verguenza ajena correteando sin querer subir en el coche. Los dos días siguientes esperé a que todos se fueran para poder apalear al coche tranquilamente.
    Lo mejor, que cuando devuelvo el coche, la dueña insistía en que era raro, mientras que su hijo me decía que ya le había pasado, que era viejo y normal…
    Lo bueno que no pasó nada mientras conducía…. porque era una pesadilla pensar en subirme al coche.

  31. Me he comprado un coche nuevo, enorme y con techo molón de los que se abren al que he encontrado una gran utilidad
    Siempre he sido una conductora a la que le gusta “desahogarse” cuando me pintan o insultan, ejem ejem… y claro, con la buenahija dentro como que no está muy bien visto…. pues oigan, no saben lo bien que quedan los saludos de peinetas abriendo el techo y sacando la mano por lo alto!!! jijijij
    La buena hija feliz porque su madre está muy relajada y no grita y yo tan contenta porque soy una buena malamadre ejemplar que no grita ni hace gestos obscenos delante de ella jejejeje
    Así que malasmadres del mundo, las peinetas por el techo solar, que tienen más glamour!!

  32. Me he comprado un coche nuevo, enorme y con techo molón de los que se abren al que he encontrado una gran utilidad
    Siempre he sido una conductora a la que le gusta “desahogarse” cuando me pintan o insultan, ejem ejem… y claro, con la buenahija dentro como que no está muy bien visto…. pues oigan, no saben lo bien que quedan los saludos de peinetas abriendo el techo y sacando la mano por lo alto!!! jijijij
    La buena hija feliz porque su madre está muy relajada y no grita y yo tan contenta porque soy una buena malamadre ejemplar que no grita ni hace gestos obscenos delante de ella jejejeje
    Así que malasmadres del mundo, las peinetas por el techo solar, que tienen más glamour!!

  33. Hola a todas, ahora lo recuerda y hasta me río, nos disponemos una tarde, la buena abuela, la buenatita y yo a dar un paseo con mi niña, todas acopladas en el coche, pasamos una tarde genial, la buena abuela insiste en comprar gusanitos a mi peque, q se los zampa enteritos, de regreso en el parking volvemos a meter todo, la buenatita q se coloca de copiloto con la peque justo detrás, cuando arrancó y de repente veo un caño de vomito, como si abrieses una manguera, nos puso a las tres, a la buenatita le lavo la cabeza, diosss q asco, nos quedamos sin toallitas, la muda q llevaba pequeña, de eso q la preparas y como crecen tan deprisa, puffff….a medio penumbra limpiándonos, esa escasa iluminación de los parking, un horror jajaja

  34. Hola a todas, ahora lo recuerda y hasta me río, nos disponemos una tarde, la buena abuela, la buenatita y yo a dar un paseo con mi niña, todas acopladas en el coche, pasamos una tarde genial, la buena abuela insiste en comprar gusanitos a mi peque, q se los zampa enteritos, de regreso en el parking volvemos a meter todo, la buenatita q se coloca de copiloto con la peque justo detrás, cuando arrancó y de repente veo un caño de vomito, como si abrieses una manguera, nos puso a las tres, a la buenatita le lavo la cabeza, diosss q asco, nos quedamos sin toallitas, la muda q llevaba pequeña, de eso q la preparas y como crecen tan deprisa, puffff….a medio penumbra limpiándonos, esa escasa iluminación de los parking, un horror jajaja

  35. Mi historia es con mis tres buenoshijos, saliendo de un recado ya para casa y apuntito de hora de cenar. Abro el coche y dejo las llaves en el contacto porque siempre me molestaban para atar a los buenos hijos en sus sillas. Con las llaves en el contacto ató al buenhijo1 en el asiento de detrás (4 años), ató al buenhijo2 en asiento de detrás (2 años) cierro puerta del conductor, a por el siguiente, abro puerta copiloto, meto al buenhijo3 (3 meses) y cierro la puerta del copiloto. Acto seguido oigo el sonido inconfundible de bloqueo de puertas, mis tres hijos dentro, las llaves en el contacto y yo fuera!!!!!!!! Mi primer pensamiento fue reaccionar como una histérica pero me contuve para no alarmar a los buenoshijos. Así qué como sí fuera un juego, dándole instrucciones al buenhijo1 que gracias a no se qué milagro le habíamos cambiado la silla a una de grupo 2-3 , de esas que se atan sólo con el cinturón, le hice bajar de la silla y sentarse en mi asiento de conductor. ?si ,mama, hago eso? Me decía. Y yo mientras tanto con mi cabeza a cien: opción 1 , rompo el crista, es invierno y se van a helar; opción 2, llamo a la grúa, mierda no tengo número del seguro porque está dentro del coche; opción 3, llamo al buen tío y se quede con los niños fuera del coche, voy a la trabajo de mi marido en taxi, cojo sus llaves de casa, voy a casa, pilló las llaves de repuesto, vuelvo pitando al lugar ……y todo esto lo pensaba al mismo tiempo que miraba el reloj , al buenhijo3 que le tocaba la toma de la teta pronto y le seguía diciendo al buenhijo1 que se escurriera de su sillita nueva y pasara delante. Al cabo de unos minutos lo consigue. Prueba superada , a por la siguiente etapa: cariño , aprieta el botón de las llaves para abrir las puertas……… Tuvo qué ser algo así como hablarle en chino mandarin porque no lo entendía, tocaba todo menos lo debía. Otra cosa, cariño saca las llaves del contacto….. Y el buen hijo1 esta vez si lo hizo, sacó las llaves del contacto, las volvió a introducir y acto seguido el. Coche se desbloqueó . Yo estaba que saltaba de alegría, me lo comía a besos, y en cuanto le dije al buen hijo que se había portado como un mayor, que se merecía dos chuchee al llegar a casa va y me suelta: mama, creo que me merezco 4. Me moría de la risa y por supuesto se las di.

  36. Mi historia es con mis tres buenoshijos, saliendo de un recado ya para casa y apuntito de hora de cenar. Abro el coche y dejo las llaves en el contacto porque siempre me molestaban para atar a los buenos hijos en sus sillas. Con las llaves en el contacto ató al buenhijo1 en el asiento de detrás (4 años), ató al buenhijo2 en asiento de detrás (2 años) cierro puerta del conductor, a por el siguiente, abro puerta copiloto, meto al buenhijo3 (3 meses) y cierro la puerta del copiloto. Acto seguido oigo el sonido inconfundible de bloqueo de puertas, mis tres hijos dentro, las llaves en el contacto y yo fuera!!!!!!!! Mi primer pensamiento fue reaccionar como una histérica pero me contuve para no alarmar a los buenoshijos. Así qué como sí fuera un juego, dándole instrucciones al buenhijo1 que gracias a no se qué milagro le habíamos cambiado la silla a una de grupo 2-3 , de esas que se atan sólo con el cinturón, le hice bajar de la silla y sentarse en mi asiento de conductor. ?si ,mama, hago eso? Me decía. Y yo mientras tanto con mi cabeza a cien: opción 1 , rompo el crista, es invierno y se van a helar; opción 2, llamo a la grúa, mierda no tengo número del seguro porque está dentro del coche; opción 3, llamo al buen tío y se quede con los niños fuera del coche, voy a la trabajo de mi marido en taxi, cojo sus llaves de casa, voy a casa, pilló las llaves de repuesto, vuelvo pitando al lugar ……y todo esto lo pensaba al mismo tiempo que miraba el reloj , al buenhijo3 que le tocaba la toma de la teta pronto y le seguía diciendo al buenhijo1 que se escurriera de su sillita nueva y pasara delante. Al cabo de unos minutos lo consigue. Prueba superada , a por la siguiente etapa: cariño , aprieta el botón de las llaves para abrir las puertas……… Tuvo qué ser algo así como hablarle en chino mandarin porque no lo entendía, tocaba todo menos lo debía. Otra cosa, cariño saca las llaves del contacto….. Y el buen hijo1 esta vez si lo hizo, sacó las llaves del contacto, las volvió a introducir y acto seguido el. Coche se desbloqueó . Yo estaba que saltaba de alegría, me lo comía a besos, y en cuanto le dije al buen hijo que se había portado como un mayor, que se merecía dos chuchee al llegar a casa va y me suelta: mama, creo que me merezco 4. Me moría de la risa y por supuesto se las di.

  37. A mi me pasó que, después de una noche terrible de llantos infantiles, salí por la mañana a trabajar (Trabajo a unos 15 km de mi casa) y poco antes de llegar oí la voz de uno de mis buenoshijos que decía, ¿A dónde vamos, mamá?. Me dió un susto y di un volantazo que dejé marcado todo el lateral del coche con el quitamiedos de la derecha de la carretera. A penas se notó dentro del coche, pero fuera… Diosss! Lo que me faltaba! Aguantando las lágrimas, di media vuelta y dejé uno de los buenoshijos en la guardería y los otros dos en el colegio, cerca de casa. Llegué a trabajar tardísimo, claro. A la vuelta a casa yo hice el turno de la guardería y el buenpadre el del colegio, por lo que cuando llegué a casa ya estaba preparado para inspeccionar el coche, les faltó tiempo a los buenoshijos de contarle la historia. Y le faltó tiempo a él para echarme en cara el rallazo del coche y decirme que tengo que estar más pendiente de lo que hago, entre otras lindezas. Yo también le recordé que la guardia nocturna la hice yo, como siempre, y que él no madruga. Como dice el refrán, más fácil es la obra juzgar que en ella trabajar…

  38. A mi me pasó que, después de una noche terrible de llantos infantiles, salí por la mañana a trabajar (Trabajo a unos 15 km de mi casa) y poco antes de llegar oí la voz de uno de mis buenoshijos que decía, ¿A dónde vamos, mamá?. Me dió un susto y di un volantazo que dejé marcado todo el lateral del coche con el quitamiedos de la derecha de la carretera. A penas se notó dentro del coche, pero fuera… Diosss! Lo que me faltaba! Aguantando las lágrimas, di media vuelta y dejé uno de los buenoshijos en la guardería y los otros dos en el colegio, cerca de casa. Llegué a trabajar tardísimo, claro. A la vuelta a casa yo hice el turno de la guardería y el buenpadre el del colegio, por lo que cuando llegué a casa ya estaba preparado para inspeccionar el coche, les faltó tiempo a los buenoshijos de contarle la historia. Y le faltó tiempo a él para echarme en cara el rallazo del coche y decirme que tengo que estar más pendiente de lo que hago, entre otras lindezas. Yo también le recordé que la guardia nocturna la hice yo, como siempre, y que él no madruga. Como dice el refrán, más fácil es la obra juzgar que en ella trabajar…

  39. Yo he tenido unas cuantas. Un día, íbamos tarde al cole (como casi nunca) y mi coche que no arranca. Subo, cojo las llaves del coche del buenpadre, cambio las sillas y monto a las niñas.
    Buenahija1: “Mamá, ¿tú sabes conducir este coche?”.
    Malamadre: “Cariño, todos los coches se conducen igual”.
    BH1: “¿Estás segura?”.
    MM: “Pues claro, hija”.
    Salimos del garaje, doy marcha atrás para comprobar que se cierra la puerta y ¡ZAS! Faro roto con una farola.
    BH2: “Oh, oh” (y se tapa la cara con las manitas).
    BH1: “¿Has visto, mamá? Si ya te decía yo que tú no sabías conducir este coche”.
    Mirada asesina por el retrovisor y silencio absoluto. Por supuesto, llegamos tarde y, para evitar explicaciones, dije que veníamos del pediatra, aunque el faro roto creo que me delataba.
    Otro día, antes de ser malamadre, oigo un ruido raro, el volante empieza a vibrar y decido salirme en una gasolinera a ver qué pasa. ¡Me había reventado una rueda! Llamo a mi chico y le digo:
    -“No te asustes, no me ha pasado nada, pero ha estallado una rueda del coche”.
    -¿Cómo que ha estallado?
    -Sí, me he bajado y no tengo rueda.
    -¿Que no tienes rueda? No tendrás tapacubos, a lo mejor…
    -No, no, no… No tengo rueda. Vamos, que no está lo negro.
    Cuando llegó y vio el coche, me mira con cara de póker y dice: “joder, es verdad, no está lo negro”.
    “¡Pero si te lo he dicho!”
    Y paro, que como lo lean los de mi seguro, igual me anulan la póliza 😉

  40. Yo he tenido unas cuantas. Un día, íbamos tarde al cole (como casi nunca) y mi coche que no arranca. Subo, cojo las llaves del coche del buenpadre, cambio las sillas y monto a las niñas.
    Buenahija1: “Mamá, ¿tú sabes conducir este coche?”.
    Malamadre: “Cariño, todos los coches se conducen igual”.
    BH1: “¿Estás segura?”.
    MM: “Pues claro, hija”.
    Salimos del garaje, doy marcha atrás para comprobar que se cierra la puerta y ¡ZAS! Faro roto con una farola.
    BH2: “Oh, oh” (y se tapa la cara con las manitas).
    BH1: “¿Has visto, mamá? Si ya te decía yo que tú no sabías conducir este coche”.
    Mirada asesina por el retrovisor y silencio absoluto. Por supuesto, llegamos tarde y, para evitar explicaciones, dije que veníamos del pediatra, aunque el faro roto creo que me delataba.
    Otro día, antes de ser malamadre, oigo un ruido raro, el volante empieza a vibrar y decido salirme en una gasolinera a ver qué pasa. ¡Me había reventado una rueda! Llamo a mi chico y le digo:
    -“No te asustes, no me ha pasado nada, pero ha estallado una rueda del coche”.
    -¿Cómo que ha estallado?
    -Sí, me he bajado y no tengo rueda.
    -¿Que no tienes rueda? No tendrás tapacubos, a lo mejor…
    -No, no, no… No tengo rueda. Vamos, que no está lo negro.
    Cuando llegó y vio el coche, me mira con cara de póker y dice: “joder, es verdad, no está lo negro”.
    “¡Pero si te lo he dicho!”
    Y paro, que como lo lean los de mi seguro, igual me anulan la póliza 😉

  41. Menos mal que no soy la única! Yo me saqué el carnet por la buenahija (que la verdad el coche descomplica mi vida mucho) pero ni una L bien grande, ni coger a la niña en brazos mientras relleno los partes del seguro me han librado de gritos histéricos por parte de un coche rozado al aparcar, ni de miraditas varias por usar cada semáforo para hacer carantoñas a un embutida niña.
    Mi peor experiencia es de aquellos días en dónde corres a todo lado y no llegas a ninguno. Salía tarde del trabajo, le di a un coche y después del parte ya tenía los minutos contados para llegar a la guardería y correr a clases de matro-natación. En el camino iba con ganas de llorar por la pésima actitud de mi compañero de trabajo, que me recordó que su coche era nuevo, que si no controlaba el arte de conducir debería dejarlo, que si no sabía salir sin darme menudo peligro… etc. etc. En esas estaba cuando cogí a la niña y al salir del parking de la guardería me quedé encajada en la puerta, estaba ya tan harta de todo, que dije, a la mierda el coche! Me largo aunque incluya un rayón (mi marido luego no compartiría mi decisión).
    El rayón termino en una caja de chocolates para la directora del cole, mi mala fama entre los padres como coche al que evitar tener cerca y una necesidad de siempre aparcar fuera y lejos para recoger a mi hija.
    El estrés y los coches se llevan igual de mal que el alcohol y los coches…

  42. Menos mal que no soy la única! Yo me saqué el carnet por la buenahija (que la verdad el coche descomplica mi vida mucho) pero ni una L bien grande, ni coger a la niña en brazos mientras relleno los partes del seguro me han librado de gritos histéricos por parte de un coche rozado al aparcar, ni de miraditas varias por usar cada semáforo para hacer carantoñas a un embutida niña.
    Mi peor experiencia es de aquellos días en dónde corres a todo lado y no llegas a ninguno. Salía tarde del trabajo, le di a un coche y después del parte ya tenía los minutos contados para llegar a la guardería y correr a clases de matro-natación. En el camino iba con ganas de llorar por la pésima actitud de mi compañero de trabajo, que me recordó que su coche era nuevo, que si no controlaba el arte de conducir debería dejarlo, que si no sabía salir sin darme menudo peligro… etc. etc. En esas estaba cuando cogí a la niña y al salir del parking de la guardería me quedé encajada en la puerta, estaba ya tan harta de todo, que dije, a la mierda el coche! Me largo aunque incluya un rayón (mi marido luego no compartiría mi decisión).
    El rayón termino en una caja de chocolates para la directora del cole, mi mala fama entre los padres como coche al que evitar tener cerca y una necesidad de siempre aparcar fuera y lejos para recoger a mi hija.
    El estrés y los coches se llevan igual de mal que el alcohol y los coches…

  43. A mí como malamadre, me ha pasado de todo, la más gorda, fue cuando encerré a mi buenahija dentro del coche. Era muy pequeña, pues tendría un año o cosa así, esta malamadre por aquel entonces tenía un Defender largo, y este gran coche no tenía cierre centralizado ni nada de eso y la costumbre de esta malamadre era cerrar el pestillo del coche para que no me robasen a la buenahija, (¡los miedos de las malas madres!). Con la mala suerte de que me dejé las llaves en la silla de la buena hija, tal fue la suerte de esta malamadre, que como bien os podéis imaginar histérica perdida y la buenahija partida de risa dentro del coche, ¿os podéis imaginar el cuadro…?, cuando pasaron 5 minutos la malamadre ya solicitando ayuda dentro del garaje a un buenhombre que pasaba por allí, el cual intentando forzar la ventanilla de atrás para que pudiéramos abrir la puerta, con tan mala suerte que esta malamadre de lo nerviosa que estaba de ver a la buenahija, ya llorando a moco partido, se resbaló llevando su cara hacia las defensas de aquel enorme coche, dándose un real golpe de los que hacen historia y quedándose casi inconsciente, con el buenhombre intentando abrir la ventanilla del gran monstruo y asistiendo en el suelo a esta malamadre (le deberían de haber dado un premio, al paciente buenhombre). Yo malamadre medio inconsciente en el suelo, el buenhombre afortunadamente consiguió abrir la ventanilla y el pestillo del coche, y mientras tanto esta malamadre tirada en el suelo todo lo larga que es de un metro ochenta y seis, casi que llorando de alegría, y el buenhombre llamando a la ambulancia para que me llevasen al hospital… Bueno si pensáis que aquí se acaba la historia estáis muy equivocadas, ya que esta malamadre tuvo que llevar a su buenahija encima de ella en la ambulancia, que daba más botes que una montaña rusa, sangrando por la barbilla, y la buenahija muerta de risa, y a esta malamadre ya sólo le faltaba llorar. Los buenosenfermeros no sabía qué hacer.., el cuadro era de risa. Y cuando llegamos al hospital, a la buenahija no se la podían llevar lejos, ya que lloraba si se separaba de esta malamadre, que afortunadamente con unos puntos en la barbilla terminó con esta la historia. Las risas del buenpadre y del buenabuelo fueron las más jocosas, cuando esta malamadre les contó la peripecia. Pero esta malamadre, recuerda esta anécdota con el humor que corresponde. Un beso a todas.

  44. A mí como malamadre, me ha pasado de todo, la más gorda, fue cuando encerré a mi buenahija dentro del coche. Era muy pequeña, pues tendría un año o cosa así, esta malamadre por aquel entonces tenía un Defender largo, y este gran coche no tenía cierre centralizado ni nada de eso y la costumbre de esta malamadre era cerrar el pestillo del coche para que no me robasen a la buenahija, (¡los miedos de las malas madres!). Con la mala suerte de que me dejé las llaves en la silla de la buena hija, tal fue la suerte de esta malamadre, que como bien os podéis imaginar histérica perdida y la buenahija partida de risa dentro del coche, ¿os podéis imaginar el cuadro…?, cuando pasaron 5 minutos la malamadre ya solicitando ayuda dentro del garaje a un buenhombre que pasaba por allí, el cual intentando forzar la ventanilla de atrás para que pudiéramos abrir la puerta, con tan mala suerte que esta malamadre de lo nerviosa que estaba de ver a la buenahija, ya llorando a moco partido, se resbaló llevando su cara hacia las defensas de aquel enorme coche, dándose un real golpe de los que hacen historia y quedándose casi inconsciente, con el buenhombre intentando abrir la ventanilla del gran monstruo y asistiendo en el suelo a esta malamadre (le deberían de haber dado un premio, al paciente buenhombre). Yo malamadre medio inconsciente en el suelo, el buenhombre afortunadamente consiguió abrir la ventanilla y el pestillo del coche, y mientras tanto esta malamadre tirada en el suelo todo lo larga que es de un metro ochenta y seis, casi que llorando de alegría, y el buenhombre llamando a la ambulancia para que me llevasen al hospital… Bueno si pensáis que aquí se acaba la historia estáis muy equivocadas, ya que esta malamadre tuvo que llevar a su buenahija encima de ella en la ambulancia, que daba más botes que una montaña rusa, sangrando por la barbilla, y la buenahija muerta de risa, y a esta malamadre ya sólo le faltaba llorar. Los buenosenfermeros no sabía qué hacer.., el cuadro era de risa. Y cuando llegamos al hospital, a la buenahija no se la podían llevar lejos, ya que lloraba si se separaba de esta malamadre, que afortunadamente con unos puntos en la barbilla terminó con esta la historia. Las risas del buenpadre y del buenabuelo fueron las más jocosas, cuando esta malamadre les contó la peripecia. Pero esta malamadre, recuerda esta anécdota con el humor que corresponde. Un beso a todas.

  45. Buenos días… mil historias me han pasado, pero la que recuerdo y se me ponen los pelos de punta aún… llego a casa después de recoger al buenhijo1 del cole, al buenhijo2 de la guarde y embarazadiiiisima del buenhijo3. Hacía calorcito, y después de 20 minutos llorando sin parar el buenhijo 2 se duerme al llegar a casa, salgo del coche para descargar las mochilas, tappers de la comida de la buenaabuela, y al buenhijo1 corriendo pues se hace pis. Cierra el coche con su pequeña mano de 3 añitos, y yo como loca buscandome las llaves por todos los bolsillos pantalón, bolso, mochilas… hasta que las ví através de la ventanilla, puestas PUESTAS!!!! Entre en pánico, mi buenhijo2 estaba en su sillita del coche dormido con todas las ventanillas cerradas, me ví en las noticias, horror como me pudo pasar!!! Hasta que la buenaabuela llamo, como todos los días para preguntar como habían llegado, llorando le conté lo ocurrido y mandó al buenabuelo con las llaves de repuesto… el buenhijo2 menos mal que no se desperto hasta que no lo pude coger, estaba bien, uno de los mayores sustos. Ahora cambiamos de coche, y no es de llave es de tarjeta y el coche pita como un condenaó cuando abres la puerta y está puesta… ya no me pasa más. Eso no!!

  46. Buenos días… mil historias me han pasado, pero la que recuerdo y se me ponen los pelos de punta aún… llego a casa después de recoger al buenhijo1 del cole, al buenhijo2 de la guarde y embarazadiiiisima del buenhijo3. Hacía calorcito, y después de 20 minutos llorando sin parar el buenhijo 2 se duerme al llegar a casa, salgo del coche para descargar las mochilas, tappers de la comida de la buenaabuela, y al buenhijo1 corriendo pues se hace pis. Cierra el coche con su pequeña mano de 3 añitos, y yo como loca buscandome las llaves por todos los bolsillos pantalón, bolso, mochilas… hasta que las ví através de la ventanilla, puestas PUESTAS!!!! Entre en pánico, mi buenhijo2 estaba en su sillita del coche dormido con todas las ventanillas cerradas, me ví en las noticias, horror como me pudo pasar!!! Hasta que la buenaabuela llamo, como todos los días para preguntar como habían llegado, llorando le conté lo ocurrido y mandó al buenabuelo con las llaves de repuesto… el buenhijo2 menos mal que no se desperto hasta que no lo pude coger, estaba bien, uno de los mayores sustos. Ahora cambiamos de coche, y no es de llave es de tarjeta y el coche pita como un condenaó cuando abres la puerta y está puesta… ya no me pasa más. Eso no!!

  47. Conductora novata. Madre casi recién. Conduciendo un coche que heredè de mi abuelo( de esos con el cambio de marchas en el salpicadero, con eso lo digo todo), con el que tenias que hacer un juego de pedales que ni Fernando Alonso para que subiera las cuestas… Fiesta mayor de mi pueblo con su calle principal cortada, y se nos desvía por una calle con una pendiente de casi 90 grados ( o por lo menos a mi me lo pareció) enmedio de la pedazo de cuesta el coche se para, se para y se para y se acabó, y no me da la gana de arrancar. Bebé llorando, mejor amiga (que no ha cogido un volante en su vida) partiendose de la risa….yo sudando a chorros. Consigo hacer una cola de coches que da la vuelta, atascando la calle principal tambien. Bravo! Acaba viniendo la policia: senyora, tiene que mover el coche de aqui!! Y yo suplicante: que más quisiera yo… es que creo que lo he ahogado con el embrague, y no puedo arrancar!! Policia colaborador: no es mi problema, saque el coche de aquí.
    Pidiendo ayuda al projimo, agarro del brazo a un hombre que estaba contemplando el espectaculo y le pido por favor que me saque el coche de alli y me lo aparque donde pueda…con tan buena suerte que voy a pillar al unico alemán en 200 kilometros a la redonda…y eso hizo el buenhombre, consiguió sacar el coche pero debió pensar que para aparcar donde mejor que en su alemania natal y no habia manera de pillarlo. Y claro yo corriendo detrás del coche con bebé dentro, gritando Stop, Stop please!! Al final lo aparcó estupendamente y el traqueteo del coche durmió al bebé…pero durante un tiempo en el pueblo nos llamaban a mi amiga y a mi como: Mujeres que corren tras los coches…uf!!

    1. No podido evitar reirme, menudo papelón y que poco simpático el policia no? Lo de mujeres que corren detras de los coches es buenísimo.

  48. Conductora novata. Madre casi recién. Conduciendo un coche que heredè de mi abuelo( de esos con el cambio de marchas en el salpicadero, con eso lo digo todo), con el que tenias que hacer un juego de pedales que ni Fernando Alonso para que subiera las cuestas… Fiesta mayor de mi pueblo con su calle principal cortada, y se nos desvía por una calle con una pendiente de casi 90 grados ( o por lo menos a mi me lo pareció) enmedio de la pedazo de cuesta el coche se para, se para y se para y se acabó, y no me da la gana de arrancar. Bebé llorando, mejor amiga (que no ha cogido un volante en su vida) partiendose de la risa….yo sudando a chorros. Consigo hacer una cola de coches que da la vuelta, atascando la calle principal tambien. Bravo! Acaba viniendo la policia: senyora, tiene que mover el coche de aqui!! Y yo suplicante: que más quisiera yo… es que creo que lo he ahogado con el embrague, y no puedo arrancar!! Policia colaborador: no es mi problema, saque el coche de aquí.
    Pidiendo ayuda al projimo, agarro del brazo a un hombre que estaba contemplando el espectaculo y le pido por favor que me saque el coche de alli y me lo aparque donde pueda…con tan buena suerte que voy a pillar al unico alemán en 200 kilometros a la redonda…y eso hizo el buenhombre, consiguió sacar el coche pero debió pensar que para aparcar donde mejor que en su alemania natal y no habia manera de pillarlo. Y claro yo corriendo detrás del coche con bebé dentro, gritando Stop, Stop please!! Al final lo aparcó estupendamente y el traqueteo del coche durmió al bebé…pero durante un tiempo en el pueblo nos llamaban a mi amiga y a mi como: Mujeres que corren tras los coches…uf!!

    1. No podido evitar reirme, menudo papelón y que poco simpático el policia no? Lo de mujeres que corren detras de los coches es buenísimo.

  49. Ay! Gracias a dios no me ha pasado nunca nada gordo. También porque en Madrid cogemos el coche para lo justo. La única vez que pinche me encontré la rueda desinflada con el coche aparcado, un tornillo de un dedo de gordo. Al menos el de asistencia lo pudo arreglar in situ.
    Eso sí, de historia para no dormir: vuelta de finde en Granada, pollito con los clásicos cólicos de los 3 meses o así, salimos de Granada y desde albolote llorando, ni chupe ni sonajéro ni na. Paramos en Jaén a ver a los otros abuelos, allí se relajó un poco e hizo caquita (tendría acumulado) y tras cenar, vuelta a la carretera. Parada en guarroman, parada en almuradiel (allí más de 1 hora) y por fin se durmió. Hicimos el resto del tirón vaya que si parásemos la volviera a liar. Total, que un viaje de 4 horas echamos unas 7. Menos mal que era verano y no pillamos atascos ni mal tiempo, si no me veo todavía de camino…

  50. Ay! Gracias a dios no me ha pasado nunca nada gordo. También porque en Madrid cogemos el coche para lo justo. La única vez que pinche me encontré la rueda desinflada con el coche aparcado, un tornillo de un dedo de gordo. Al menos el de asistencia lo pudo arreglar in situ.
    Eso sí, de historia para no dormir: vuelta de finde en Granada, pollito con los clásicos cólicos de los 3 meses o así, salimos de Granada y desde albolote llorando, ni chupe ni sonajéro ni na. Paramos en Jaén a ver a los otros abuelos, allí se relajó un poco e hizo caquita (tendría acumulado) y tras cenar, vuelta a la carretera. Parada en guarroman, parada en almuradiel (allí más de 1 hora) y por fin se durmió. Hicimos el resto del tirón vaya que si parásemos la volviera a liar. Total, que un viaje de 4 horas echamos unas 7. Menos mal que era verano y no pillamos atascos ni mal tiempo, si no me veo todavía de camino…

  51. EVA.
    cuando mis hijos eran pequeños, se me ocurrió limpiar las alfombrillas del coche yendo de viaje sola. Pues los dejé en las sillitas y me puse a pasar las aspiradora por las alfombrillas, en plena concentración el niño me dió una patada en el ojo,me perdió la lentilla. No sabía si la tenía puesta o se me había caído. Me puse a buscarla, los dos muertos de risa, hasta que me vieron llorando de desesperación.
    Al final la tenía movida y sola se puso bien, pero el rato fue para morirse.
    saludos y no lo hago más

  52. EVA.
    cuando mis hijos eran pequeños, se me ocurrió limpiar las alfombrillas del coche yendo de viaje sola. Pues los dejé en las sillitas y me puse a pasar las aspiradora por las alfombrillas, en plena concentración el niño me dió una patada en el ojo,me perdió la lentilla. No sabía si la tenía puesta o se me había caído. Me puse a buscarla, los dos muertos de risa, hasta que me vieron llorando de desesperación.
    Al final la tenía movida y sola se puso bien, pero el rato fue para morirse.
    saludos y no lo hago más

  53. Con el pequeño de 4 meses y la perrita fui a recoger al mayor al cole y cuando ya conseguí atar a todos en sus respectivas sillas, el coche no arrancaba… la batería…
    El pequeño llorando, el mayor pinchando y yo medio histérica. Si no hubiera llevado a la perra, podría haber cogido un autobús para volver a casa, pero no era opción. Y los buenosabuelos que siempre me sacan del apuro, por la ley de mi querido Murphy se habían ido al médico al centro. Tuve que llamar al buenpadre que tardó como tres cuartos de hora en poder llegar a por nosotros… cada vez que me acuerdo me vuelve el tic al párpado…

  54. Con el pequeño de 4 meses y la perrita fui a recoger al mayor al cole y cuando ya conseguí atar a todos en sus respectivas sillas, el coche no arrancaba… la batería…
    El pequeño llorando, el mayor pinchando y yo medio histérica. Si no hubiera llevado a la perra, podría haber cogido un autobús para volver a casa, pero no era opción. Y los buenosabuelos que siempre me sacan del apuro, por la ley de mi querido Murphy se habían ido al médico al centro. Tuve que llamar al buenpadre que tardó como tres cuartos de hora en poder llegar a por nosotros… cada vez que me acuerdo me vuelve el tic al párpado…

  55. Con nuestros miles de kilometros a cuesta, la verdad es que debo decir que poquitas historias para no dormir tenemos… de las más comunes, es la de irme más de una (y de 2, 3……vale más de 10 veces) he cogido el camino del trabajo en vez del de la guarde/cole de los buenoshijos, con el consiguiente retraso.
    Algún pinchazo, también hemos sufrido…me he dejado el carro fuera del coche y he arrancado (con el niño dentro del coche, menos mal!) Me olvido de ponerle el cinturón al buenhijo, que ya sabe subirse solito al coche…. en fin despistes normales que pasan cuando se sale sóla con dos niños a las 7 y media.

  56. Con nuestros miles de kilometros a cuesta, la verdad es que debo decir que poquitas historias para no dormir tenemos… de las más comunes, es la de irme más de una (y de 2, 3……vale más de 10 veces) he cogido el camino del trabajo en vez del de la guarde/cole de los buenoshijos, con el consiguiente retraso.
    Algún pinchazo, también hemos sufrido…me he dejado el carro fuera del coche y he arrancado (con el niño dentro del coche, menos mal!) Me olvido de ponerle el cinturón al buenhijo, que ya sabe subirse solito al coche…. en fin despistes normales que pasan cuando se sale sóla con dos niños a las 7 y media.

  57. Uy yo despistes al volante como para escribir un libro, del tipo: cerrar el coche con la puerta del maletero abierta para descargar la compra, poner la llave “un momentito” en el maletero y cerrarlo con ella dentro al minuto… O ir conduciendo y que te pase un coche al lado haciéndote aspavientos los de dentro, parar el coche y ¡oh sorpresa! las llaves de casa en el filo del maletero, todavía no sabemos como se aguantaron ahí sin caerse…
    Y la más sonada: yo sola con los dos buenoshijos de 18 meses, se me para el coche en medio de la calle, de repente… Afortunadamente no sé cómo pude hacerme a un lado y dejar algo de espacio para no cortar el tráfico… Llamo a la grúa y todo el espectáculo, la policía llamándome la atención, el tráfico más denso por mo culpa… Afortunadamente había quedado con el buenpadre cerca y en seguida llegó y nos mudamos con las sillas de auto a su coche. Él acompaña a la grúa al taller, que ya estaba cerrado, y al día siguiente por la mañana me llaman por teléfono: “señora ya tiene su coche listo”. “¿Qué tenía?” Le pregunto. Y me responde “no señora, más bien qué NO tenía… ¡Ni una gota de gasolina!” Estuve a punto de ir a recoger el coche disfrazada para que no me reconocieran…
    Qué casualidad que hoy en mi blog también hablo de tráfico y de lo poco que me gusta la nueva normativa que obliga a llevar a los bebés detrás… http://www.cuandoparesapares.es/2015/10/nueva-normativa-sillas-infantiles-coche.html?m=1

  58. Uy yo despistes al volante como para escribir un libro, del tipo: cerrar el coche con la puerta del maletero abierta para descargar la compra, poner la llave “un momentito” en el maletero y cerrarlo con ella dentro al minuto… O ir conduciendo y que te pase un coche al lado haciéndote aspavientos los de dentro, parar el coche y ¡oh sorpresa! las llaves de casa en el filo del maletero, todavía no sabemos como se aguantaron ahí sin caerse…
    Y la más sonada: yo sola con los dos buenoshijos de 18 meses, se me para el coche en medio de la calle, de repente… Afortunadamente no sé cómo pude hacerme a un lado y dejar algo de espacio para no cortar el tráfico… Llamo a la grúa y todo el espectáculo, la policía llamándome la atención, el tráfico más denso por mo culpa… Afortunadamente había quedado con el buenpadre cerca y en seguida llegó y nos mudamos con las sillas de auto a su coche. Él acompaña a la grúa al taller, que ya estaba cerrado, y al día siguiente por la mañana me llaman por teléfono: “señora ya tiene su coche listo”. “¿Qué tenía?” Le pregunto. Y me responde “no señora, más bien qué NO tenía… ¡Ni una gota de gasolina!” Estuve a punto de ir a recoger el coche disfrazada para que no me reconocieran…
    Qué casualidad que hoy en mi blog también hablo de tráfico y de lo poco que me gusta la nueva normativa que obliga a llevar a los bebés detrás… http://www.cuandoparesapares.es/2015/10/nueva-normativa-sillas-infantiles-coche.html?m=1

  59. En mi familia de todos es sabido mis dificultades al aparcar, quizas por mi y por ese dia salio la archiconocida frase “hay entra hasta un camion” jajajajaja
    Un dia de verano cualquiera hace un par de años estaba esta malamadre desesperada buscando un aparcamiento en un pueblecito turistico de la zona. Con un coche relativamente viejo, sin aire acondicionado ni direccion asistida ni “na de na” al cabo de casi 1 hora de dar vueltas encontro aparcamiento. Estaba en la zona de autobuses (donde los autobuses esperan mientras dejan que los turistas recorran la zona y despues se van) y mirando con desesperacion mi reloj, vi que a partir de esa hora ya podia aparcar alli. Con fastinacion vi que un autobus se estaba yendo y me dije: esta es la mia… Y me dispuse a aparcar.
    Tengo que matizar que el sitio aunque grande (estaba aparcado anteriormente en linea un bus) estaba a la izquierda y eso ya me daba mal rollo… Pero como buena gallega me dije: malo sera!!! Y empece la maniobra de aparcamiento… Entra sale… Gira volante… Calor… Nada, que el coche cada vez que maniobraba, mas lejos se quedaba de la acera. En medio de la calle que aparcaba. Un grupo de conductores que esperaban de los otros autobuses se empezaron a quedar y a cachondearse. Y le dije al buenpadre “ahora lo hare bien solo por taparles la boca” mientras el buenpadre me miraba y me decia: no lo toques mas, dejalo y vamonos.
    Pero lo toque y no me digais como (ni yo ahora lo entiendo) di un aceleron marcha atras y me estampe contra uno de los autobuses. Maletero metido para adentro, defensa rota y y luces de atras rotas. Me puse tan nerviosa, tan presa de los nervios y de la verguenza que lo unico que se me ocurrio decir fue…
    POR MI COCHE NO SE PREOCUPEN PERO SI LE HICE ALGO AL AUTOBUS LO PAGO SIN PROBLEMAS.
    El conductor me miro (seguro que aguantandose la risa) y vio que al bus no le habia ni rozado y me dijo: no pasa nada, puede irse tranquila. Y yo muy digna me meti en el coche y me fui.
    Algunos conocen esta historia. Otros la conocen modificada como que esta malamadre estaba perfectamente aparcada en la zona de buses y que vino un bus que se llevo el coche por delante sin darse cuenta jajajajaja

  60. En mi familia de todos es sabido mis dificultades al aparcar, quizas por mi y por ese dia salio la archiconocida frase “hay entra hasta un camion” jajajajaja
    Un dia de verano cualquiera hace un par de años estaba esta malamadre desesperada buscando un aparcamiento en un pueblecito turistico de la zona. Con un coche relativamente viejo, sin aire acondicionado ni direccion asistida ni “na de na” al cabo de casi 1 hora de dar vueltas encontro aparcamiento. Estaba en la zona de autobuses (donde los autobuses esperan mientras dejan que los turistas recorran la zona y despues se van) y mirando con desesperacion mi reloj, vi que a partir de esa hora ya podia aparcar alli. Con fastinacion vi que un autobus se estaba yendo y me dije: esta es la mia… Y me dispuse a aparcar.
    Tengo que matizar que el sitio aunque grande (estaba aparcado anteriormente en linea un bus) estaba a la izquierda y eso ya me daba mal rollo… Pero como buena gallega me dije: malo sera!!! Y empece la maniobra de aparcamiento… Entra sale… Gira volante… Calor… Nada, que el coche cada vez que maniobraba, mas lejos se quedaba de la acera. En medio de la calle que aparcaba. Un grupo de conductores que esperaban de los otros autobuses se empezaron a quedar y a cachondearse. Y le dije al buenpadre “ahora lo hare bien solo por taparles la boca” mientras el buenpadre me miraba y me decia: no lo toques mas, dejalo y vamonos.
    Pero lo toque y no me digais como (ni yo ahora lo entiendo) di un aceleron marcha atras y me estampe contra uno de los autobuses. Maletero metido para adentro, defensa rota y y luces de atras rotas. Me puse tan nerviosa, tan presa de los nervios y de la verguenza que lo unico que se me ocurrio decir fue…
    POR MI COCHE NO SE PREOCUPEN PERO SI LE HICE ALGO AL AUTOBUS LO PAGO SIN PROBLEMAS.
    El conductor me miro (seguro que aguantandose la risa) y vio que al bus no le habia ni rozado y me dijo: no pasa nada, puede irse tranquila. Y yo muy digna me meti en el coche y me fui.
    Algunos conocen esta historia. Otros la conocen modificada como que esta malamadre estaba perfectamente aparcada en la zona de buses y que vino un bus que se llevo el coche por delante sin darse cuenta jajajajaja

  61. Situacion: Cita a las 12:00 en el hospital con la buenahija, recogo de guarde a las 11 y pienso que llevo tiempo de sobra para llegar ya que el hospital esta en la misma localidad, super convencida de mis dotes de conduccion y mi sentido de la ubicacion, salgo cual supermadre al ataque y cuando llevo 3 rotondas, 2 stop, 5 semaforos y 2 señoras preguntadas ,me doy cuenta que esoy perdida, “pero vamos haber, estos pisos no estaban cuando yo venia a las revisiones del embarazo” rontonda, rotonda, rotonda, cuando tanto andar en circulos la buenahija dice: mama duele tripa……….zas vomito al asiento del conductor, sillita, pelo de malamadre, ropa buenahija y yo en medio de otra rotondo, 12:15.( llego tarde), paro y pregunto a un señor en un paso de peatones…( imaginaros su cara) todo el vomito iba por el coche, no podia parar en ningun sitio a limpiar nada, no llevaba ropa de cambio, ni toallas ni nada. Me indica llego al hospital, cogo a la buenahija me voy a un baño, limpio lo que puedo y como puedo, voy a la sala de espera 12:45….me ve una enfermera y me dice: cita con el DR…..y contesto: si,me responde: Pues se ha marchado.
    Lagrimas en mis ojos y vuelta a casa sin perderme.

  62. Situacion: Cita a las 12:00 en el hospital con la buenahija, recogo de guarde a las 11 y pienso que llevo tiempo de sobra para llegar ya que el hospital esta en la misma localidad, super convencida de mis dotes de conduccion y mi sentido de la ubicacion, salgo cual supermadre al ataque y cuando llevo 3 rotondas, 2 stop, 5 semaforos y 2 señoras preguntadas ,me doy cuenta que esoy perdida, “pero vamos haber, estos pisos no estaban cuando yo venia a las revisiones del embarazo” rontonda, rotonda, rotonda, cuando tanto andar en circulos la buenahija dice: mama duele tripa……….zas vomito al asiento del conductor, sillita, pelo de malamadre, ropa buenahija y yo en medio de otra rotondo, 12:15.( llego tarde), paro y pregunto a un señor en un paso de peatones…( imaginaros su cara) todo el vomito iba por el coche, no podia parar en ningun sitio a limpiar nada, no llevaba ropa de cambio, ni toallas ni nada. Me indica llego al hospital, cogo a la buenahija me voy a un baño, limpio lo que puedo y como puedo, voy a la sala de espera 12:45….me ve una enfermera y me dice: cita con el DR…..y contesto: si,me responde: Pues se ha marchado.
    Lagrimas en mis ojos y vuelta a casa sin perderme.

  63. Pues ya la conté ayer en facebook, pero aqui va de nuevo. Mes de Febrero 7:15 de la mañana, salgo de casa monisima de la muerte con la buenahija de la mano dispuesta a dirigirme al trabajo, que està en la poblacion de al lado, a unos 20 km, previa parada en la guarderia. Nos montamos en el coche y emprendemos la marcha. El viaje estupendo y a menos de 5 km de llegar a mi destino oigo una vocecilla en el asiento de atrás que pregunta: Mami, donde vamos? Tardé algunos segundos en recomponerme del susto de notar una presencia en el coche, pero una vez superado el momento inicial de pánico , como malamadre ejemplar me giré y le grité…. pero tu que haces aqui? (Habia que ve la cara de acusadora silenciosa de la buenahija). Y nada, tocó llamada al trabajo para avisar que llegaba tarde y dar la vuelta para dejarla en su guarderia.

  64. Pues ya la conté ayer en facebook, pero aqui va de nuevo. Mes de Febrero 7:15 de la mañana, salgo de casa monisima de la muerte con la buenahija de la mano dispuesta a dirigirme al trabajo, que està en la poblacion de al lado, a unos 20 km, previa parada en la guarderia. Nos montamos en el coche y emprendemos la marcha. El viaje estupendo y a menos de 5 km de llegar a mi destino oigo una vocecilla en el asiento de atrás que pregunta: Mami, donde vamos? Tardé algunos segundos en recomponerme del susto de notar una presencia en el coche, pero una vez superado el momento inicial de pánico , como malamadre ejemplar me giré y le grité…. pero tu que haces aqui? (Habia que ve la cara de acusadora silenciosa de la buenahija). Y nada, tocó llamada al trabajo para avisar que llegaba tarde y dar la vuelta para dejarla en su guarderia.

  65. Aventuras como mala madre conductora tengo muchas, pero la que me puso los pelos de punta fue cuando en una autovía mi buenhijo, que entonces tenía 3 años, se desabrochó el cinturón y se puso de pie y asomando su carita me dijo: ¡hola mami! Casi me da un infarto, le grité como una loca que se sentará y no se moviera y por suerte a los pocos quilómetros pudimos parar en una gasolinera.

  66. Aventuras como mala madre conductora tengo muchas, pero la que me puso los pelos de punta fue cuando en una autovía mi buenhijo, que entonces tenía 3 años, se desabrochó el cinturón y se puso de pie y asomando su carita me dijo: ¡hola mami! Casi me da un infarto, le grité como una loca que se sentará y no se moviera y por suerte a los pocos quilómetros pudimos parar en una gasolinera.

  67. Mi Blog se llama poerdida en sebastopol porque me pierdo siempre esa igual a donde vaya OS invito a leer mi post perdida en la ciudad, mi hijas ya mne hace de gps y diverso de mama nos perderemos, un besazo

  68. Mi Blog se llama poerdida en sebastopol porque me pierdo siempre esa igual a donde vaya OS invito a leer mi post perdida en la ciudad, mi hijas ya mne hace de gps y diverso de mama nos perderemos, un besazo

  69. Yo… yo… me he metido por pistas forestales (buscando la casa de campo de mi amiga)cuesta arriba y me he comido los neumáticos por no acelerar bien por la cuesta empinada … el buenpadre cuestionando la calidad de los neumáticos, he dejado el coche sin freno de mano dejándolo caer sobre un gran bordillo (sin daños aparentes) y he topado con un mecánico fisgón que se asoma debajo del coche sacando a la luz el tubo de escape cual acordeón… he golpeado el trasero del coche con un árbol ( que no estaba ahí cuando di marcha atras) he metido el coche sin querer en un fangal de barro…pero nunca he pinchado una rueda. Aiiinnnsss. .. este buen padre me regaña si se entera de todo esto.

    1. Lo de las pistas forestales me ha recordado el día que cogí un desvío equivocado que bajaba y bajaba por un camino de cabras a una cantera, qué miedo

  70. Yo… yo… me he metido por pistas forestales (buscando la casa de campo de mi amiga)cuesta arriba y me he comido los neumáticos por no acelerar bien por la cuesta empinada … el buenpadre cuestionando la calidad de los neumáticos, he dejado el coche sin freno de mano dejándolo caer sobre un gran bordillo (sin daños aparentes) y he topado con un mecánico fisgón que se asoma debajo del coche sacando a la luz el tubo de escape cual acordeón… he golpeado el trasero del coche con un árbol ( que no estaba ahí cuando di marcha atras) he metido el coche sin querer en un fangal de barro…pero nunca he pinchado una rueda. Aiiinnnsss. .. este buen padre me regaña si se entera de todo esto.

    1. Lo de las pistas forestales me ha recordado el día que cogí un desvío equivocado que bajaba y bajaba por un camino de cabras a una cantera, qué miedo

  71. ay, bonita! mi última hazaña es meter la pata, digo la rueda en el hueco de un árbol, y llamar a los chicos… id comiendo si encontráis qué mientras vienen la grua.
    te dejo todo en twitter, que da mucho juego.

    1. Jajajaja, eso tengo que leerlo entero, cómo lo metiste en el hueco de un árbol, lo mio es no subir las cuestas y que se cale el coche.

  72. ay, bonita! mi última hazaña es meter la pata, digo la rueda en el hueco de un árbol, y llamar a los chicos… id comiendo si encontráis qué mientras vienen la grua.
    te dejo todo en twitter, que da mucho juego.

    1. Jajajaja, eso tengo que leerlo entero, cómo lo metiste en el hueco de un árbol, lo mio es no subir las cuestas y que se cale el coche.

  73. La mejor de las mías ocurrió en una gasolinera… Iba con prisas como buena malamadre. Pague, eche la gasolina y a correr q voy tarde… Cuando oigo señoraaaa pareeeee miro por el espejo y veo corriendo al chico de la gasolinera… Me había llevado la pistola de la gasolina enganchada aun al deposito… La arranque de la gomaaaaa tierra tragameeeee

  74. La mejor de las mías ocurrió en una gasolinera… Iba con prisas como buena malamadre. Pague, eche la gasolina y a correr q voy tarde… Cuando oigo señoraaaa pareeeee miro por el espejo y veo corriendo al chico de la gasolinera… Me había llevado la pistola de la gasolina enganchada aun al deposito… La arranque de la gomaaaaa tierra tragameeeee

  75. Día de Navidad, 20:000 volvemos del pueblo en plena sierra y nevando por una carretera secundaria; y un coche con un buenhijo,una buenatia,buenpadre,malamadre y dos adorables perritos(además por supuesto de maletas,cuna de viaje y carro) pues casualidades de la vida que se para el coche la centralita off total.Llamamos al seguro y gracias que aparece un buen hombre de la compañía y decide que nos lleva a casa,pero el buenhombre tenía una voz tan peculiar que mi hermana y yo creo que de lis nervios y de vernos salvadas nos pusimos a reír y por poco nos deja allí. Al final llegamos a casa y le invite a cenar con nosotros.

  76. Día de Navidad, 20:000 volvemos del pueblo en plena sierra y nevando por una carretera secundaria; y un coche con un buenhijo,una buenatia,buenpadre,malamadre y dos adorables perritos(además por supuesto de maletas,cuna de viaje y carro) pues casualidades de la vida que se para el coche la centralita off total.Llamamos al seguro y gracias que aparece un buen hombre de la compañía y decide que nos lleva a casa,pero el buenhombre tenía una voz tan peculiar que mi hermana y yo creo que de lis nervios y de vernos salvadas nos pusimos a reír y por poco nos deja allí. Al final llegamos a casa y le invite a cenar con nosotros.

  77. Y después de todas estas historias geniales queréis que me anime a ponerme al volante?
    Creo que voy a seguir haciendo uso del fantástico transporte público o haciéndole la pelota al buen padre para que me siga llevando de compras!!!!
    Lo malo es esa rara afición del buenhijo a coger taxis a todas horas!!!!!

  78. Y después de todas estas historias geniales queréis que me anime a ponerme al volante?
    Creo que voy a seguir haciendo uso del fantástico transporte público o haciéndole la pelota al buen padre para que me siga llevando de compras!!!!
    Lo malo es esa rara afición del buenhijo a coger taxis a todas horas!!!!!

  79. Lo del escape Houdini lo tengo día sí y día también con mi buenhijo (al final le compramos el famoso Houdini para que no se escapara)
    Esta no es mía, sino del buenpadre: buenhijo con aproximadamente 10-12 meses, baja al garaje, uy!! el portatil, deja al buenhijo solo en el coche, cierra el coche, y cuando baja se lo encuentra bailando porque se habia activado el sensor de movimiento y estaba la alarma activada!!
    Yo no utilizo GPS, pero el que sí lo utiliza es el buenpadre llamandome a mi!! Él es de Madrid de toda la vida, yo llevo sólo 10 años, pues me llama para que le indique cómo llegar a los sitios!!!

  80. Lo del escape Houdini lo tengo día sí y día también con mi buenhijo (al final le compramos el famoso Houdini para que no se escapara)
    Esta no es mía, sino del buenpadre: buenhijo con aproximadamente 10-12 meses, baja al garaje, uy!! el portatil, deja al buenhijo solo en el coche, cierra el coche, y cuando baja se lo encuentra bailando porque se habia activado el sensor de movimiento y estaba la alarma activada!!
    Yo no utilizo GPS, pero el que sí lo utiliza es el buenpadre llamandome a mi!! Él es de Madrid de toda la vida, yo llevo sólo 10 años, pues me llama para que le indique cómo llegar a los sitios!!!

  81. No sé cómo te sigues poniendo al volante!!! jajajaja
    Mis historias son peores con el buenpadre que con el buenhijo, sobre todo cuando el buenpadre va de copiloto, es el peor del mundo, parece mentira que conduzca porque te avisa para girar o tomar una salida cuando justo la acabamos de pasar, así pasa que si es un sitio que no conozco mucho, salgo una hora antes porque nos perderemos!! Y que después de 8 años, no cambie!!
    Con el buenhijo fue en mi primera salida en coche a comer con el buenpadre, trayecto corto y para probar cómo me apañaba yo sola con pochotito en el coche, bueno pues en cada semáforo en rojo a llorar que parecía que le estaba matando, iba deatrás, nunca le he llevado delante y mejor porque vete a saber qué hubiera hecho!!! Así que cuando veía un semáforo en rojo a lo lejos, empezaba a ir más despacito para no quedarme parada del todo. Normalmente era a horas de poco tráfico jejeje También subía la radio para no acabar loca de remate!!

  82. No sé cómo te sigues poniendo al volante!!! jajajaja
    Mis historias son peores con el buenpadre que con el buenhijo, sobre todo cuando el buenpadre va de copiloto, es el peor del mundo, parece mentira que conduzca porque te avisa para girar o tomar una salida cuando justo la acabamos de pasar, así pasa que si es un sitio que no conozco mucho, salgo una hora antes porque nos perderemos!! Y que después de 8 años, no cambie!!
    Con el buenhijo fue en mi primera salida en coche a comer con el buenpadre, trayecto corto y para probar cómo me apañaba yo sola con pochotito en el coche, bueno pues en cada semáforo en rojo a llorar que parecía que le estaba matando, iba deatrás, nunca le he llevado delante y mejor porque vete a saber qué hubiera hecho!!! Así que cuando veía un semáforo en rojo a lo lejos, empezaba a ir más despacito para no quedarme parada del todo. Normalmente era a horas de poco tráfico jejeje También subía la radio para no acabar loca de remate!!

  83. Tarde de viernes, llevar al buenhijo de 2 añitos a casa de su padre. Ir por la autopista y entrar en un túnel. A mitad del túnel noto una corriente de aire y mucho ruido, giro la cabeza y veo la manita del buenhijo en el pomo de la puerta. La habia abierto!!! No poder parar en el túnel y tener q esperar a salir de él y la curva q lo seguía, para ponerme en el arcen y muerta del susto cerrar su puerta. Mi antiguo coche no tenia el seguro para niños. Intentar concentrarme, arrancar y casi llegando a casa de su padre ver que vuelve ha hacerlo. A partir de entonces, en cada viaje, bolsita de ganchitos para q estuviera entretenido y ni se le ocurriera mirar la manecilla de la puerta de nuevo.

    1. Sé cómo te sientes Vanesa, a mí me ocurrió, en plena carretera de Burgos un viernes por la tarde, menos mal que era todavía Agosto y no había mucho tráfico. El susto no me lo quitó nadie. Ahora, seguro puesto y no puede salirse

  84. Tarde de viernes, llevar al buenhijo de 2 añitos a casa de su padre. Ir por la autopista y entrar en un túnel. A mitad del túnel noto una corriente de aire y mucho ruido, giro la cabeza y veo la manita del buenhijo en el pomo de la puerta. La habia abierto!!! No poder parar en el túnel y tener q esperar a salir de él y la curva q lo seguía, para ponerme en el arcen y muerta del susto cerrar su puerta. Mi antiguo coche no tenia el seguro para niños. Intentar concentrarme, arrancar y casi llegando a casa de su padre ver que vuelve ha hacerlo. A partir de entonces, en cada viaje, bolsita de ganchitos para q estuviera entretenido y ni se le ocurriera mirar la manecilla de la puerta de nuevo.

    1. Sé cómo te sientes Vanesa, a mí me ocurrió, en plena carretera de Burgos un viernes por la tarde, menos mal que era todavía Agosto y no había mucho tráfico. El susto no me lo quitó nadie. Ahora, seguro puesto y no puede salirse

  85. Un dia voy a madrid con mi buenahija2 de 2 meses a comer con mi padre(yo vivo en Mostoles) y a las 15h bajo al coche porque tengo q recoger de la guarde a mi buenhijo1…
    Meto carro capazo a la niña en la maxicosi y mi bolso con las llaves dentro del coxe(son de esos modernos que llaman manos libres q te acercas y se abre) y cierro la puerta xa despedirme de mi padre y justo en ese momento se cierra el coxe.Cara de poker y desesperacion sin saber q hacer.Llamo al buenpadre xa q salga de trabajar y venga con las llaves de respuesto. Mientras tanto un calor de justicia y la buenahija2 que empieza a sudar y a berrear asi que le digo a mi padre que suba a por un martillo para romper la ventanilla.Eso hicimos y subi corriendo a casa d mis padres a quitarle la ropa y darle de mamar para hidratarla..Fueron los 5 min mas largos de mi vida…
    A todo esto me llama el buenpadre para decirme que habia llamado a la renault para ver si habia alguna manera de abrir el coche sin romper el cristal y le dicen q no…que llame a la grua y se lleven el coxe al taller…Y el buen padre…QUE MI HIJA DE 2 MESES ESTA DENTRO!!!!!
    Subrealista total…

  86. Un dia voy a madrid con mi buenahija2 de 2 meses a comer con mi padre(yo vivo en Mostoles) y a las 15h bajo al coche porque tengo q recoger de la guarde a mi buenhijo1…
    Meto carro capazo a la niña en la maxicosi y mi bolso con las llaves dentro del coxe(son de esos modernos que llaman manos libres q te acercas y se abre) y cierro la puerta xa despedirme de mi padre y justo en ese momento se cierra el coxe.Cara de poker y desesperacion sin saber q hacer.Llamo al buenpadre xa q salga de trabajar y venga con las llaves de respuesto. Mientras tanto un calor de justicia y la buenahija2 que empieza a sudar y a berrear asi que le digo a mi padre que suba a por un martillo para romper la ventanilla.Eso hicimos y subi corriendo a casa d mis padres a quitarle la ropa y darle de mamar para hidratarla..Fueron los 5 min mas largos de mi vida…
    A todo esto me llama el buenpadre para decirme que habia llamado a la renault para ver si habia alguna manera de abrir el coche sin romper el cristal y le dicen q no…que llame a la grua y se lleven el coxe al taller…Y el buen padre…QUE MI HIJA DE 2 MESES ESTA DENTRO!!!!!
    Subrealista total…

  87. Cada vez que monto a los buenos hijos de 4 y 6 años en el coche es ponerse a pelear por cualquier chorrada y mi vozarrón “callaos” que espanta hasta a los pajarillos que nos puedan rondae.
    Los tenía amenazados con que los dejaba en cualquier cuneta o en las casas en ruinas que les digo que son orfanatos para los niños que no dejan conducir a los papis tranquilos.
    Tan “jarta” me tenían un día que me salí de la autovía en una rotonda y los bajé tras sus forcejeos y pataletas, lo que me costó sangre, sudor y lágrimas
    Di la vuelta con mi miniangelito llamándome “malamadre, como les dé por andar y los atropellen no te lo perdonas en tu vida” y mi minidemonio diciéndome “esa es mi Mariajo, que les quede claro quien manda aquí”
    Cuando los recogí la que casi se echa a llorar fui yo de las caras que tenían, pero mano de santo, ya hasta se abrochan el cinturón solos sin tener que suplicar….
    Mala, malísima madre!

  88. Cada vez que monto a los buenos hijos de 4 y 6 años en el coche es ponerse a pelear por cualquier chorrada y mi vozarrón “callaos” que espanta hasta a los pajarillos que nos puedan rondae.
    Los tenía amenazados con que los dejaba en cualquier cuneta o en las casas en ruinas que les digo que son orfanatos para los niños que no dejan conducir a los papis tranquilos.
    Tan “jarta” me tenían un día que me salí de la autovía en una rotonda y los bajé tras sus forcejeos y pataletas, lo que me costó sangre, sudor y lágrimas
    Di la vuelta con mi miniangelito llamándome “malamadre, como les dé por andar y los atropellen no te lo perdonas en tu vida” y mi minidemonio diciéndome “esa es mi Mariajo, que les quede claro quien manda aquí”
    Cuando los recogí la que casi se echa a llorar fui yo de las caras que tenían, pero mano de santo, ya hasta se abrochan el cinturón solos sin tener que suplicar….
    Mala, malísima madre!

  89. Este martes 13,bajo al garaje con buenahija 1 y buenhijo 2. Buenahija 1 sale corriendo del ascensor, ama no está el coche. Respuesta, no digas tonterías. Qué no, que no está. Me asomo con buenhijo 2 en brazos,mochilas, bolso… Y efectivamente el coche no está. Le digo a buenahija1 nos lo han robado… Hay que salir a la calle para llamar a papá y a la policía. Decido subir andando desde la planta menos cuatro, no sé por qué… Y en el menos uno decido coger ascensor, comentario con vecino, me han robado… Llego al portal, saco el móvil y cuándo ya estoy hablando buenahija dice, mamá si está aparcado ahí… Y ahí estaba frente a la puerta de casa y con una hermosa multa porque es zona azul…aún no consigo acordarme porque estaba en la calle….

  90. Este martes 13,bajo al garaje con buenahija 1 y buenhijo 2. Buenahija 1 sale corriendo del ascensor, ama no está el coche. Respuesta, no digas tonterías. Qué no, que no está. Me asomo con buenhijo 2 en brazos,mochilas, bolso… Y efectivamente el coche no está. Le digo a buenahija1 nos lo han robado… Hay que salir a la calle para llamar a papá y a la policía. Decido subir andando desde la planta menos cuatro, no sé por qué… Y en el menos uno decido coger ascensor, comentario con vecino, me han robado… Llego al portal, saco el móvil y cuándo ya estoy hablando buenahija dice, mamá si está aparcado ahí… Y ahí estaba frente a la puerta de casa y con una hermosa multa porque es zona azul…aún no consigo acordarme porque estaba en la calle….

  91. Había perdido mucha vista por culpa de una conjuntivitis adenovírica, tanta que me concedieron una minusvalía, pero, según mi oftalmólogo, veía lo suficiente para conducir, así que me armo de valor. Yo puedo.
    Empaqueto a buenahija1 (casi 3 años), a buen hijo 2 (año y pico) y a todos sus cachivaches en el coche, y trato de salir de un parking mal iluminado y sembrado de columnas diabólicas. Irremediablemente, lo rozo en un costado. Me entran los siete males. Sigo. Lo vuelvo a rozar al subir la rampa. Le doy al botón de la puerta, y no se abre. Se queda sin líquido de dirección, y tratando de subir, me choco contra otra de las paredes. Tratando de salir de allí, me dejo caer, y como no puedo controlar el coche, se va contra la otra pared. Se apaga la luz. Trato de llamar a buen padre, y no me coge el teléfono.
    Buenahija 1 me dice “Mamá, hemos chocado el coche, no se abre la puerta, se ha apagado la luz y papá no coge el teléfono ¿Qué hacemos? ¿Gritamos ya?”

  92. Había perdido mucha vista por culpa de una conjuntivitis adenovírica, tanta que me concedieron una minusvalía, pero, según mi oftalmólogo, veía lo suficiente para conducir, así que me armo de valor. Yo puedo.
    Empaqueto a buenahija1 (casi 3 años), a buen hijo 2 (año y pico) y a todos sus cachivaches en el coche, y trato de salir de un parking mal iluminado y sembrado de columnas diabólicas. Irremediablemente, lo rozo en un costado. Me entran los siete males. Sigo. Lo vuelvo a rozar al subir la rampa. Le doy al botón de la puerta, y no se abre. Se queda sin líquido de dirección, y tratando de subir, me choco contra otra de las paredes. Tratando de salir de allí, me dejo caer, y como no puedo controlar el coche, se va contra la otra pared. Se apaga la luz. Trato de llamar a buen padre, y no me coge el teléfono.
    Buenahija 1 me dice “Mamá, hemos chocado el coche, no se abre la puerta, se ha apagado la luz y papá no coge el teléfono ¿Qué hacemos? ¿Gritamos ya?”

  93. Ay mi, justo hoy me acaba de suceder una.
    Hoy el buenpadre se ha ido de cena con los amigos y yo decidí que me iba de cena con mis hijas.
    Despues de tres días avisándolas, llego hoy de clase corriendo para irme con ellas y digo: “Venga chicas correr que nos vamos a cenar fuera”
    Ellas encantadas, el buenpadre más porque así le llevaba al restaurante. Llego con las niñas al burguer y cuando estamos casi apunto, me doy cuenta que la cartera con el dinero y el carnet de conducir, me lo había dejado en casa, por salir corriendo.
    Claro, las niñas con un enfado y les digo tranquilas, lo pedimos y nos lo traen a casa y listo.
    Pues ya llevamos 1h de espera.
    Están desesperadas y yo también claro, porque además tengo un sueño que me caiga aquí mismo, frente al ordenador.
    Bufffff

  94. Ay mi, justo hoy me acaba de suceder una.
    Hoy el buenpadre se ha ido de cena con los amigos y yo decidí que me iba de cena con mis hijas.
    Despues de tres días avisándolas, llego hoy de clase corriendo para irme con ellas y digo: “Venga chicas correr que nos vamos a cenar fuera”
    Ellas encantadas, el buenpadre más porque así le llevaba al restaurante. Llego con las niñas al burguer y cuando estamos casi apunto, me doy cuenta que la cartera con el dinero y el carnet de conducir, me lo había dejado en casa, por salir corriendo.
    Claro, las niñas con un enfado y les digo tranquilas, lo pedimos y nos lo traen a casa y listo.
    Pues ya llevamos 1h de espera.
    Están desesperadas y yo también claro, porque además tengo un sueño que me caiga aquí mismo, frente al ordenador.
    Bufffff

  95. Pues yo no tengo carné ni quiero,me desoriento hasta saliendo del garaje de casa…Pero os voy a contar mi historia para no dormir relacionada un poco jajaja os situó yo en aquel momento directora pedagogíca de una escuela infantil privada, pero también tutora de aula de peques de dos añitos, primer día de piscina, la coordinadora y yo nos vamos en el autobús con todos los niños, bajamos para entrar en la piscina y al ratito me llaman al móvil, era el conductor del autobús, nos habíamos dejado un peque dentro!!!! El conductor iba a otro servicio y nos contó que de repente escuchó una vocecita “me llevas al fútbol? ” jajajja imaginad mi cara…claro está los jefes no se enteraron nunca!!

  96. Pues yo no tengo carné ni quiero,me desoriento hasta saliendo del garaje de casa…Pero os voy a contar mi historia para no dormir relacionada un poco jajaja os situó yo en aquel momento directora pedagogíca de una escuela infantil privada, pero también tutora de aula de peques de dos añitos, primer día de piscina, la coordinadora y yo nos vamos en el autobús con todos los niños, bajamos para entrar en la piscina y al ratito me llaman al móvil, era el conductor del autobús, nos habíamos dejado un peque dentro!!!! El conductor iba a otro servicio y nos contó que de repente escuchó una vocecita “me llevas al fútbol? ” jajajja imaginad mi cara…claro está los jefes no se enteraron nunca!!

  97. Pues hoy mismo sin ir más lejos… Recojo al buenhijo del cole y montándonos en el coche me suena el móvil: ¡mi jefa! Nerviosa, mientras el teléfono suena insistentemente, ayudo al buenhijo a subir al coche, suelto en el asiento la mochila y mi bolso mientras sostengo el móvil sin descolgar y le digo al niño: “Iván, es María, por favor estate calladito que tengo que poner el altavoz para hablar con ella mientras conduzco, y no me interrumpas que ya sabes que cuando los mayores hablan, los niños tienen que esperar”. Esta es una lucha que tengo con él, porque siempre que estoy hablando con otra persona, ya sea cara a cara o por teléfono, se pone a revolotear a mi alrededor, a darme empujones y a decirme cosas que no vienen a cuento, sólo para que le haga caso a él y deje de hablar con la otra persona, vamos, que está en la etapa “yo soy el centro del mundo de mi mamá”… Total, que me monto en el coche con el altavoz del móvil puesto, cojo camino para casa y cuando, casi llegando a destino, termino la conversación y apago el altavoz, me dice muy enfadado: “¡Mamá, que te has olvidado de ponerme el cinturón!”. Contesto de un salto: “¡Ay, hijo! ¿Y por qué no me lo has dicho antes?”. Respuesta elocuente del buenhijo: “Pues porque estabas hablando con María y cuando los mayores hablan, los niños tienen que esperar”…

  98. Pues hoy mismo sin ir más lejos… Recojo al buenhijo del cole y montándonos en el coche me suena el móvil: ¡mi jefa! Nerviosa, mientras el teléfono suena insistentemente, ayudo al buenhijo a subir al coche, suelto en el asiento la mochila y mi bolso mientras sostengo el móvil sin descolgar y le digo al niño: “Iván, es María, por favor estate calladito que tengo que poner el altavoz para hablar con ella mientras conduzco, y no me interrumpas que ya sabes que cuando los mayores hablan, los niños tienen que esperar”. Esta es una lucha que tengo con él, porque siempre que estoy hablando con otra persona, ya sea cara a cara o por teléfono, se pone a revolotear a mi alrededor, a darme empujones y a decirme cosas que no vienen a cuento, sólo para que le haga caso a él y deje de hablar con la otra persona, vamos, que está en la etapa “yo soy el centro del mundo de mi mamá”… Total, que me monto en el coche con el altavoz del móvil puesto, cojo camino para casa y cuando, casi llegando a destino, termino la conversación y apago el altavoz, me dice muy enfadado: “¡Mamá, que te has olvidado de ponerme el cinturón!”. Contesto de un salto: “¡Ay, hijo! ¿Y por qué no me lo has dicho antes?”. Respuesta elocuente del buenhijo: “Pues porque estabas hablando con María y cuando los mayores hablan, los niños tienen que esperar”…

  99. Mi historia al volante mas alucinante fue este verano camio a casa de los buenos yayos a comernos una paellita… Mis padres tienen una casita en medio del monte que para llegar tienes que pasar por caminos de cabras como digo yo….pues este verano yo al volante y los trillizos como unica compañia en mitad del camino de cabras me suena un pitido y a continuacion un mensaje que decia bateria defectuosa…bajo el volumen de la radio como si me diera el poder de leer mas rapido y me preguntan los buenos hijos por que pita mami? Y yo un momento que no lo se… Tres segundos mas tarde vuelve a pitar frenos defectuosos , los buenis hijos preguntando por que pita por que pita por que pita?????? los tres a la vez a continuacion abs defectuoso y los buenos hijos por que pita por que pita por que pita???y yo como una loca callaros que no puedo ni leer!!!! El coche venga a pitar los niños venga a preguntar yo chillando como una loca intentando leer lo que poniaa,a la vez que intentaba no salirme del camino de cabras a la vez que les mandaba callar, a la vez que.
    los rodales de mis axilas eran mas grande que los de Camacho ,a la vez que…..entre todo este jaleo llegamos a la puerta de la caseta y se me paro el coche…me temblaba todo el cuerpo del estado de nervios no podia ni bajar yo pensaba que el proximo pitido era para comunicarme este coche se autodestruira en cinco segundo….pero no…el diagnostico del mecanico fue rotura del alternador con lo cual la bateria del coche deja de cargar y el ordenador de abordo se vuelve loco…..menos mal que la paellita de los buenos yayos nos salvo el dia!!!!!!!

  100. Mi historia al volante mas alucinante fue este verano camio a casa de los buenos yayos a comernos una paellita… Mis padres tienen una casita en medio del monte que para llegar tienes que pasar por caminos de cabras como digo yo….pues este verano yo al volante y los trillizos como unica compañia en mitad del camino de cabras me suena un pitido y a continuacion un mensaje que decia bateria defectuosa…bajo el volumen de la radio como si me diera el poder de leer mas rapido y me preguntan los buenos hijos por que pita mami? Y yo un momento que no lo se… Tres segundos mas tarde vuelve a pitar frenos defectuosos , los buenis hijos preguntando por que pita por que pita por que pita?????? los tres a la vez a continuacion abs defectuoso y los buenos hijos por que pita por que pita por que pita???y yo como una loca callaros que no puedo ni leer!!!! El coche venga a pitar los niños venga a preguntar yo chillando como una loca intentando leer lo que poniaa,a la vez que intentaba no salirme del camino de cabras a la vez que les mandaba callar, a la vez que.
    los rodales de mis axilas eran mas grande que los de Camacho ,a la vez que…..entre todo este jaleo llegamos a la puerta de la caseta y se me paro el coche…me temblaba todo el cuerpo del estado de nervios no podia ni bajar yo pensaba que el proximo pitido era para comunicarme este coche se autodestruira en cinco segundo….pero no…el diagnostico del mecanico fue rotura del alternador con lo cual la bateria del coche deja de cargar y el ordenador de abordo se vuelve loco…..menos mal que la paellita de los buenos yayos nos salvo el dia!!!!!!!

  101. Espectacular día de verano. Decidí que era ideal para irme a la playa con buenahija y buenasobrina de 3 Anitos. Así fue que se la pedí a mi cuñada y aceptó encantada, las buenasprimas se quieren un montón. Me las llevo a playa semisalvaje que debido al bonito día estaba bastante llena. El ansia de dejar el coche cerca de la entrada me llevó a aparcar en la cuneta de la carretera y cuesta arriba. La cuneta tenia maleza y grava, pero no le di importancia como mala madre que soy. Total, que aparcó y ya noto que el coche cae un poco torcido como dando a entender que la cuneta es tipo agujero. Me entra miedo escénico y decido salir en plan prueba del algodón: es decir, si salgo, es que se puede salir. Entonces volvería a entrar y me quedaria tan pichi sabiendo que al acabar el día me podría ir sin problemas. Arranco, acelero, y ni de coña, rueda resbalando sin moverse un centímetro en arenero. Lo típico de las malasmadres, sigo acelerando, ruido infernal, coche lleno de polvo tipo tormenta de arena y olor a goma quemada. Decido relajsrme e ir a la playa, ya lo solucionare a la salida. Tengo un coche detrás que cuando se vaya, dejare caer el mio en punto muerto y como su plaza no tiene arena, pues podre salir. Tras 4 h de playa, nos ponemos en las 19.30. Cuando advierto que se esta yendo la mayoría de la gente, decido que es momento de irse. La buena hija y la buena sobrina suben caminito arriba hacia el coche, llegando primero que yo ya que van ligeras y yo detrás con sombrilla, toallas, etc. Buenahija comenta”mamá, el coche de atrás todavía sigue ahí”. Me digo, a mal tiempo buena cara”. Me siento en el suelo y me pongo a jugar con las niñas o a darles algo de comer mientras esperamos a que se vaya el coche de detrás. 8 de la tarde. Ya han jugado, se han comido lo que quedaba,…20.30: llama mi cuñada preguntando que cuando volvemos. Le cuento y quiere venir a por nosotras, le digo que no se moleste, que lo estamos pasando muy bien (arrgg), que quedan 4 coches y que no puede quedar mucho. 20:45: puesta de sol, mi buenahija pidiendo comida, mi sobri preguntando por su mami, yo siguiendo con la mirada a cada grupo que salia rogando que fueran los del coche de atras…21:00: solo queda una furgo de surferos, mi coche y el coche de detras. Las niñas dando la brasa, yo mirando para la playa a ver si se acercaba alguien…21.10: finalmente el coche se va, aleluya. Entramos en el coche, lo dejo caer, intento salir, sale con éxito y….se para porque había ido en reserva como malamadre que soy y el poco gasoil que quedaba se me había ido en los acelerones. Total, que al final tuve que llamar a mi marido para que viniera con una garrafa de gasoil. Devolví a mi buenasobrina a las 21:55, sin cenar y con arena hasta en las orejas.

  102. Espectacular día de verano. Decidí que era ideal para irme a la playa con buenahija y buenasobrina de 3 Anitos. Así fue que se la pedí a mi cuñada y aceptó encantada, las buenasprimas se quieren un montón. Me las llevo a playa semisalvaje que debido al bonito día estaba bastante llena. El ansia de dejar el coche cerca de la entrada me llevó a aparcar en la cuneta de la carretera y cuesta arriba. La cuneta tenia maleza y grava, pero no le di importancia como mala madre que soy. Total, que aparcó y ya noto que el coche cae un poco torcido como dando a entender que la cuneta es tipo agujero. Me entra miedo escénico y decido salir en plan prueba del algodón: es decir, si salgo, es que se puede salir. Entonces volvería a entrar y me quedaria tan pichi sabiendo que al acabar el día me podría ir sin problemas. Arranco, acelero, y ni de coña, rueda resbalando sin moverse un centímetro en arenero. Lo típico de las malasmadres, sigo acelerando, ruido infernal, coche lleno de polvo tipo tormenta de arena y olor a goma quemada. Decido relajsrme e ir a la playa, ya lo solucionare a la salida. Tengo un coche detrás que cuando se vaya, dejare caer el mio en punto muerto y como su plaza no tiene arena, pues podre salir. Tras 4 h de playa, nos ponemos en las 19.30. Cuando advierto que se esta yendo la mayoría de la gente, decido que es momento de irse. La buena hija y la buena sobrina suben caminito arriba hacia el coche, llegando primero que yo ya que van ligeras y yo detrás con sombrilla, toallas, etc. Buenahija comenta”mamá, el coche de atrás todavía sigue ahí”. Me digo, a mal tiempo buena cara”. Me siento en el suelo y me pongo a jugar con las niñas o a darles algo de comer mientras esperamos a que se vaya el coche de detrás. 8 de la tarde. Ya han jugado, se han comido lo que quedaba,…20.30: llama mi cuñada preguntando que cuando volvemos. Le cuento y quiere venir a por nosotras, le digo que no se moleste, que lo estamos pasando muy bien (arrgg), que quedan 4 coches y que no puede quedar mucho. 20:45: puesta de sol, mi buenahija pidiendo comida, mi sobri preguntando por su mami, yo siguiendo con la mirada a cada grupo que salia rogando que fueran los del coche de atras…21:00: solo queda una furgo de surferos, mi coche y el coche de detras. Las niñas dando la brasa, yo mirando para la playa a ver si se acercaba alguien…21.10: finalmente el coche se va, aleluya. Entramos en el coche, lo dejo caer, intento salir, sale con éxito y….se para porque había ido en reserva como malamadre que soy y el poco gasoil que quedaba se me había ido en los acelerones. Total, que al final tuve que llamar a mi marido para que viniera con una garrafa de gasoil. Devolví a mi buenasobrina a las 21:55, sin cenar y con arena hasta en las orejas.

  103. Yo me saque los dos carnets mayor.El de malamadre a los 41 y el de conduir a los 43…. Asi que situaciones con nervios todas..
    Salir de boda de punta en blanco, y pinchar una rueda… La buenahija se cree que estamos de juerga disfrazandome con un chaleco amarillo, que se daba de tortas con mi super mega fashion vestido…, asi que en lo que esperamos al seguro, a sus tres años decide que ella puede”ayudar”… y claro , termino con grasa hasta en el pelo. Se acabo la boda… lastima de ropa nueva, taconazo y peluqueria…

  104. Yo me saque los dos carnets mayor.El de malamadre a los 41 y el de conduir a los 43…. Asi que situaciones con nervios todas..
    Salir de boda de punta en blanco, y pinchar una rueda… La buenahija se cree que estamos de juerga disfrazandome con un chaleco amarillo, que se daba de tortas con mi super mega fashion vestido…, asi que en lo que esperamos al seguro, a sus tres años decide que ella puede”ayudar”… y claro , termino con grasa hasta en el pelo. Se acabo la boda… lastima de ropa nueva, taconazo y peluqueria…

  105. Jjajjaa! Me encantan vuestras historias!!ahi va la mía…27 de agosto, Sevilla, 40 grados a la sombra…deseando estrenar mi nuevo garage en el centro, por fin se acabó el dar vueltas con el coche en busca de un hueco imposible y todo amenizado con los pertinentes lloros y dormidas sin cenar del buenhijo…pues bien, me dispongo a abrir la primera puerta del garage, meto el coche en el garage y cuando estoy en medio de la rampa se me cierran las dos puertas y me quedo en medio de la rampa encerrada…el buenhijo llorando y yo con sudores fríos por estar encerrada a oscuras en medio de una rampa…respiro profundamente, pongo el freno de mano, el cd de canciones de la guarde ( que obviamente ya me sé de memoria) y muy dignamente salgo del coche, cojo al buenhijo contándole que estamos en medio de una aventura a oscuras muy divertida y salgo a la calle para volver a abrir las malditas puertas…obviamente ya hemos encargado el dichoso mando a distancia…un beso y enhorabuena por el club!

  106. Jjajjaa! Me encantan vuestras historias!!ahi va la mía…27 de agosto, Sevilla, 40 grados a la sombra…deseando estrenar mi nuevo garage en el centro, por fin se acabó el dar vueltas con el coche en busca de un hueco imposible y todo amenizado con los pertinentes lloros y dormidas sin cenar del buenhijo…pues bien, me dispongo a abrir la primera puerta del garage, meto el coche en el garage y cuando estoy en medio de la rampa se me cierran las dos puertas y me quedo en medio de la rampa encerrada…el buenhijo llorando y yo con sudores fríos por estar encerrada a oscuras en medio de una rampa…respiro profundamente, pongo el freno de mano, el cd de canciones de la guarde ( que obviamente ya me sé de memoria) y muy dignamente salgo del coche, cojo al buenhijo contándole que estamos en medio de una aventura a oscuras muy divertida y salgo a la calle para volver a abrir las malditas puertas…obviamente ya hemos encargado el dichoso mando a distancia…un beso y enhorabuena por el club!

  107. Perderse y terminar en una reserva natural de vaya uno a saber dónde, a las 11 de la noche, con los buenoshijos y el buenpadre, sólo puede ser culpa del GPS… mi cabeza de malamadre no tiene nada que ver…
    Tenemos la tradición familiar de juntarnos el primer fin de semana del mes de agosto toooda la familia en casa de los buenostíos de Murcia. El sábado noche (día cumbre del encuentro) solemos ser alrededor de 30 personas de variadas edades.
    Cuando mis buenosrepes acababan de soplar su primera velita, preparamos todo para ir el viernes por la noche. Yo temía porque, aunque su casa está a solo quinientos metros de la autovía y sin ningún tipo de desvío complicado, todos los años si no salía antes de la autovía salía después. Un año llegué a tardar casi una hora más de lo normal en llegar, en la familia fue todo un acontecimiento, yo pensaba que me estigmatizaría para el resto de mi vida… pensaba, pero eso fue hasta ese agosto de 2015 en la que ya era formalmente malamadre de los pies a la cabeza.
    Resignada a que era posible que me despistara, preparé algunas chuches de más para los buenosrepes y me mentalicé de que unos minutos más no hacen mal a nadie, además sin los buenosrepes la buenabuela no iba a querer comenzar la cena y sin la buenabuela, no había cena.
    Mi copiloto era el buenpadre, cuya experiencia motorizada se limitaba a los coches de feria y su escúter de casa al trabajo y viceversa.
    Todo cargado, buenoshijos en el retrovisor, buenpadre con música al lado y a rodar.
    Llegando a Murcia, la señorita del GPS indicó que tocaba salir, y yo, muy obediente, hice lo propio. Al cabo de quince minutos por una carretera nacional, algo que me parecía excesivo para quinientos metros, la carretera se convirtió en camino rural, pero yo, confiando en la tecnología, supuse que la maquinita había escogido un camino diferente pero más optimizado para mí. El camino rural se hacía poco a poco más agreste y cuando el sol comenzaba a desertar, el asfalto rotoso se cambiaba por tierra.
    El buenpadre me miraba con cara de duda y yo, pretendiendo que estaba todo controlado, le expliqué que los GPS suelen optar por caminos más “rústicos” por ser más cortos, porque no entienden de comodidad, aunque en el fondo le rezaba a todos los santos tecnológicos para que no estuviera perdida, porque era evidente que no estaba donde debía estar.
    Cuando hacía aproximadamente una hora que había dejado la autovía, el camino de tierra era una ladera llena de piedras que subía entre pinares y a ratos lo cruzaban arroyuelos.
    Visto lo visto a lo mejor necesitaba pedir algún consejillo… ¿a ese árbol tal vez?, ¿a aquel conejo?, ¿a la culebra?… no había nadie alrededor, ni siquiera una luz lejana. Mi teléfono a duras penas tenía cobertura, ya solo me faltaba encontrar una mansión encantada en medio de la niebla.
    Luego de varios intentos y algunos kilómetros tortuosos, conseguí que uno de los buenostíos cogiera el teléfono y analizara la situación:
    -Chicos creo que me he desviado un poco y no sé cómo encontrar el camino.
    -¿Dónde estás?
    -No lo sé, no veo nada, está todo oscuro.
    -Mándame la localización satelital y te indico como volver, y dime qué vez cerca.
    Paré en… paré sin más, comprobé que los buenoshijos estaban bien y bajando del coche intenté enviar la localización. Miré a un lado, ramas, miré al otro, más ramas, al otro montaña…
    -No veo nada.
    -Avanza un poco, tienes que dar con algún hito kilométrico en la carret…
    (Silencio de pronto)
    -¿Dónde te has metido? , acabo de recibir tu localización, no solo te has pasado casi 200km, además estás en medio de una reserva natural y no hay ninguna carretera que llegue hasta ahí. Relájate y espera que te vamos a buscar, ponte cómoda porque vamos a tardar un poco.
    Se me pasaron mil cosas por la cabeza. La noche estaba hermosa y pensé en salir a hacer un picnic improvisado que tanto los buenoshijos como el buenpadre agradecerían, pero me acordé otra vez de las películas de terror y me subí rápido al coche y hasta cerré las ventanillas.
    Cuando llegaron a cierto punto llegó la noticia que esperaba no recibir:
    -A donde te has metido, la carretera se ha terminado, no existe nada por delante.
    La desesperación me comenzaba a poder, y por mucho que buscaba no conseguía ver las luces del coche donde venían los buenostíos.
    Ellos descubrieron un sendero rural que pasaba cerca de donde estábamos, al menos en teoría, y por él se aventuraron, pero muy a su pesar no pudieron dar con nosotros. Por fin decidieron dejarse de tecnología y hacer las cosas a lo bruto.
    -Enciendan las luces, toquen la bocina y pongan la música a todo volumen.
    Yo los escuchaba por el teléfono y sentía que no podían hablar de las carcajadas, no hacían más que reírse y hacer chistes sobre la situación, estaban tan aturdidos por sus propias risotadas que me parecía innecesario usar la bocina para que nos encontraran. De pronto el sonido de mi bocina retumbaba en el auricular del teléfono:
    -No puede ser, no hay nada alrededor…
    Su coche estaba al borde de un acantilado de unos cincuenta metros de profundidad y nosotros, nadie sabe cómo, estábamos debajo, donde no había ningún tipo de acceso.
    Uno de los buenostíos bajó caminando por el acantilado en la oscuridad y sin ninguna intención de que el otro coche llegara hasta donde estaba el nuestro, intentó desandar nuestra travesía hasta dar con el camino y el otro coche.
    Como las sillitas de los buenosrepes ocupan tres plazas y el buentío conducía, el pobre buenpadre iba por detrás del coche caminando como un nazareno detrás del paso de su devoción.
    Si los tres buenostíos que vinieron a buscarnos se reían de nosotros, no os podéis ni imaginar la que nos encontramos al llegar a la casa. Estigma por una hora de retraso pensaba yo… estigma el que llevo ahora, que hasta me habían pintado una línea en el suelo desde la mesa donde cenamos hasta mi habitación para que no me perdiera en el camino.
    Al final nunca supe dónde estábamos, si me dicen que atravesé un armario y acabé en Narnia me lo creo porque arroyuelos en Murcia no he visto muchos.
    Pero bueno, después de todo, las malasmadres somos despistadas por naturaleza.

  108. Perderse y terminar en una reserva natural de vaya uno a saber dónde, a las 11 de la noche, con los buenoshijos y el buenpadre, sólo puede ser culpa del GPS… mi cabeza de malamadre no tiene nada que ver…
    Tenemos la tradición familiar de juntarnos el primer fin de semana del mes de agosto toooda la familia en casa de los buenostíos de Murcia. El sábado noche (día cumbre del encuentro) solemos ser alrededor de 30 personas de variadas edades.
    Cuando mis buenosrepes acababan de soplar su primera velita, preparamos todo para ir el viernes por la noche. Yo temía porque, aunque su casa está a solo quinientos metros de la autovía y sin ningún tipo de desvío complicado, todos los años si no salía antes de la autovía salía después. Un año llegué a tardar casi una hora más de lo normal en llegar, en la familia fue todo un acontecimiento, yo pensaba que me estigmatizaría para el resto de mi vida… pensaba, pero eso fue hasta ese agosto de 2015 en la que ya era formalmente malamadre de los pies a la cabeza.
    Resignada a que era posible que me despistara, preparé algunas chuches de más para los buenosrepes y me mentalicé de que unos minutos más no hacen mal a nadie, además sin los buenosrepes la buenabuela no iba a querer comenzar la cena y sin la buenabuela, no había cena.
    Mi copiloto era el buenpadre, cuya experiencia motorizada se limitaba a los coches de feria y su escúter de casa al trabajo y viceversa.
    Todo cargado, buenoshijos en el retrovisor, buenpadre con música al lado y a rodar.
    Llegando a Murcia, la señorita del GPS indicó que tocaba salir, y yo, muy obediente, hice lo propio. Al cabo de quince minutos por una carretera nacional, algo que me parecía excesivo para quinientos metros, la carretera se convirtió en camino rural, pero yo, confiando en la tecnología, supuse que la maquinita había escogido un camino diferente pero más optimizado para mí. El camino rural se hacía poco a poco más agreste y cuando el sol comenzaba a desertar, el asfalto rotoso se cambiaba por tierra.
    El buenpadre me miraba con cara de duda y yo, pretendiendo que estaba todo controlado, le expliqué que los GPS suelen optar por caminos más “rústicos” por ser más cortos, porque no entienden de comodidad, aunque en el fondo le rezaba a todos los santos tecnológicos para que no estuviera perdida, porque era evidente que no estaba donde debía estar.
    Cuando hacía aproximadamente una hora que había dejado la autovía, el camino de tierra era una ladera llena de piedras que subía entre pinares y a ratos lo cruzaban arroyuelos.
    Visto lo visto a lo mejor necesitaba pedir algún consejillo… ¿a ese árbol tal vez?, ¿a aquel conejo?, ¿a la culebra?… no había nadie alrededor, ni siquiera una luz lejana. Mi teléfono a duras penas tenía cobertura, ya solo me faltaba encontrar una mansión encantada en medio de la niebla.
    Luego de varios intentos y algunos kilómetros tortuosos, conseguí que uno de los buenostíos cogiera el teléfono y analizara la situación:
    -Chicos creo que me he desviado un poco y no sé cómo encontrar el camino.
    -¿Dónde estás?
    -No lo sé, no veo nada, está todo oscuro.
    -Mándame la localización satelital y te indico como volver, y dime qué vez cerca.
    Paré en… paré sin más, comprobé que los buenoshijos estaban bien y bajando del coche intenté enviar la localización. Miré a un lado, ramas, miré al otro, más ramas, al otro montaña…
    -No veo nada.
    -Avanza un poco, tienes que dar con algún hito kilométrico en la carret…
    (Silencio de pronto)
    -¿Dónde te has metido? , acabo de recibir tu localización, no solo te has pasado casi 200km, además estás en medio de una reserva natural y no hay ninguna carretera que llegue hasta ahí. Relájate y espera que te vamos a buscar, ponte cómoda porque vamos a tardar un poco.
    Se me pasaron mil cosas por la cabeza. La noche estaba hermosa y pensé en salir a hacer un picnic improvisado que tanto los buenoshijos como el buenpadre agradecerían, pero me acordé otra vez de las películas de terror y me subí rápido al coche y hasta cerré las ventanillas.
    Cuando llegaron a cierto punto llegó la noticia que esperaba no recibir:
    -A donde te has metido, la carretera se ha terminado, no existe nada por delante.
    La desesperación me comenzaba a poder, y por mucho que buscaba no conseguía ver las luces del coche donde venían los buenostíos.
    Ellos descubrieron un sendero rural que pasaba cerca de donde estábamos, al menos en teoría, y por él se aventuraron, pero muy a su pesar no pudieron dar con nosotros. Por fin decidieron dejarse de tecnología y hacer las cosas a lo bruto.
    -Enciendan las luces, toquen la bocina y pongan la música a todo volumen.
    Yo los escuchaba por el teléfono y sentía que no podían hablar de las carcajadas, no hacían más que reírse y hacer chistes sobre la situación, estaban tan aturdidos por sus propias risotadas que me parecía innecesario usar la bocina para que nos encontraran. De pronto el sonido de mi bocina retumbaba en el auricular del teléfono:
    -No puede ser, no hay nada alrededor…
    Su coche estaba al borde de un acantilado de unos cincuenta metros de profundidad y nosotros, nadie sabe cómo, estábamos debajo, donde no había ningún tipo de acceso.
    Uno de los buenostíos bajó caminando por el acantilado en la oscuridad y sin ninguna intención de que el otro coche llegara hasta donde estaba el nuestro, intentó desandar nuestra travesía hasta dar con el camino y el otro coche.
    Como las sillitas de los buenosrepes ocupan tres plazas y el buentío conducía, el pobre buenpadre iba por detrás del coche caminando como un nazareno detrás del paso de su devoción.
    Si los tres buenostíos que vinieron a buscarnos se reían de nosotros, no os podéis ni imaginar la que nos encontramos al llegar a la casa. Estigma por una hora de retraso pensaba yo… estigma el que llevo ahora, que hasta me habían pintado una línea en el suelo desde la mesa donde cenamos hasta mi habitación para que no me perdiera en el camino.
    Al final nunca supe dónde estábamos, si me dicen que atravesé un armario y acabé en Narnia me lo creo porque arroyuelos en Murcia no he visto muchos.
    Pero bueno, después de todo, las malasmadres somos despistadas por naturaleza.

  109. Llevaba un coche de los que tienen la rueda de repuesto por debajo, tenía un poco de prisa, así que adelante a unos cuantos coches que iban delante mía, cuando termine de adelantarlos, sorpresa!!! ¿ desde cuando está ahí ese badén? Pase por encima demasiado rápido y empecé a oír un ruido de metal chocando con el asfalto, miro por el retrovisor y… !veo la rueda de repuesto rodando carretera abajo y todos los coches esquivándola cómo podían! Creía que me daba algo, paré en un ladito de la carretera como pude y menos mal que un chico muy amable paro detrás mío y fue corriendo detrás de la rueda y me la trajo. Buenhijo no se enteró de nada, pero yo quería que me tragase l tierra, menos mal que aún existen almas caritativas.

  110. Llevaba un coche de los que tienen la rueda de repuesto por debajo, tenía un poco de prisa, así que adelante a unos cuantos coches que iban delante mía, cuando termine de adelantarlos, sorpresa!!! ¿ desde cuando está ahí ese badén? Pase por encima demasiado rápido y empecé a oír un ruido de metal chocando con el asfalto, miro por el retrovisor y… !veo la rueda de repuesto rodando carretera abajo y todos los coches esquivándola cómo podían! Creía que me daba algo, paré en un ladito de la carretera como pude y menos mal que un chico muy amable paro detrás mío y fue corriendo detrás de la rueda y me la trajo. Buenhijo no se enteró de nada, pero yo quería que me tragase l tierra, menos mal que aún existen almas caritativas.

  111. Pues yo iba, no se a dónde iba, la verdad. Total el buenhijo de menos de 1 año, atrás a la derecha, en su sillita, yo, la malamadre, entro con el coche en una rotonda y cuando veo la cara aterrada de una señora en otro coche, miro hacia atrás y veo la puerta del buenhijo abriéndose a la vez que giraba en la rotonda.
    No se como, salí de la rotonda y aparqué justo después a punto del ataque de ansiedad. El buenhijo perfecto, iba totalmente atado, tuvo que abrir la puerta con el pie, desde ese día, aunque no llegaba al año, bloqueé la apertura de las puertas de atrás.
    La que se llevó el susto de su vida fue la señora del otro coche viendo al buenhijo a través de la puerta abierta, yo por lo menos sabía que el buenhijo estaba atado.

  112. Pues yo iba, no se a dónde iba, la verdad. Total el buenhijo de menos de 1 año, atrás a la derecha, en su sillita, yo, la malamadre, entro con el coche en una rotonda y cuando veo la cara aterrada de una señora en otro coche, miro hacia atrás y veo la puerta del buenhijo abriéndose a la vez que giraba en la rotonda.
    No se como, salí de la rotonda y aparqué justo después a punto del ataque de ansiedad. El buenhijo perfecto, iba totalmente atado, tuvo que abrir la puerta con el pie, desde ese día, aunque no llegaba al año, bloqueé la apertura de las puertas de atrás.
    La que se llevó el susto de su vida fue la señora del otro coche viendo al buenhijo a través de la puerta abierta, yo por lo menos sabía que el buenhijo estaba atado.

  113. Llegar al coche cargada con la compra (con paquete de pañales y caja de leche incluída) un día de lluvia… y con los dos buenos hijos. Montar al buen hijo 1 de tres años en su silla. Montar a la buena hija 2 de un año en su otra silla. Meter toda la compra en el maletero. Meter el carro de la buena hija en el maletero también. Montarme en el coche medio sudando por haberlo hecho en tiempo récord. Ponerme el cinturón orgullosa de la jugada. Poner el coche en marcha para salir por la cuesta del aparcamiento y escuchar un golpe terrible. Pensar … pero si no hay nada detrás?? bajarme del coche y comprobar que me había dejado la puerta del maletero abierta y se había salido el carro, la compra, la caja de pañales y la leche…!!!

  114. Llegar al coche cargada con la compra (con paquete de pañales y caja de leche incluída) un día de lluvia… y con los dos buenos hijos. Montar al buen hijo 1 de tres años en su silla. Montar a la buena hija 2 de un año en su otra silla. Meter toda la compra en el maletero. Meter el carro de la buena hija en el maletero también. Montarme en el coche medio sudando por haberlo hecho en tiempo récord. Ponerme el cinturón orgullosa de la jugada. Poner el coche en marcha para salir por la cuesta del aparcamiento y escuchar un golpe terrible. Pensar … pero si no hay nada detrás?? bajarme del coche y comprobar que me había dejado la puerta del maletero abierta y se había salido el carro, la compra, la caja de pañales y la leche…!!!

  115. Llego al garaje, lo abro con mis llaves, bajo al buenhijo, bajo a la buenaperra, de pronto lapsus, donde están las llaves????( puestas en el garaje,como siempre), buscandolas como loca, llamo al buenpadre, no puede venir , esta lejos, llamo a la buenasuegra, a ver si tiene llaves de mi casa, si, viene para aca, de pronto se me ilumina la mente, están puestas en la puerta del garaje,donde siempre!! Llamo a la buenasuegra:q ya las he encontrado….

  116. Llego al garaje, lo abro con mis llaves, bajo al buenhijo, bajo a la buenaperra, de pronto lapsus, donde están las llaves????( puestas en el garaje,como siempre), buscandolas como loca, llamo al buenpadre, no puede venir , esta lejos, llamo a la buenasuegra, a ver si tiene llaves de mi casa, si, viene para aca, de pronto se me ilumina la mente, están puestas en la puerta del garaje,donde siempre!! Llamo a la buenasuegra:q ya las he encontrado….

  117. Domingo, fiesta local, ocho de la mañana, boda la tarde/noche anterior, tres horas como mucho de sueño en el filo de la cama de mi buenhijo,que se despertó al oírme llegar a casa,por lo que me quede frita con él tal cual iba,solo me dio tiempo a quitarme las lentillas.
    Timbrazo en la puerta, buenpadre en estado de inconsciencia y la buenabuela ya se había ido.
    Así que me asomo por el balcón y veo un policía que me dice que baje inmediatamente a quitar el coche que tiene que pasar la procesión.
    INMEDIATAMENTE!!!
    Salgo corriendo,no encuentro mis gafas,ni me da tiempo a ponerme las lentillas,voy con el vestido de la boda, las horquillas colgando, parezco un oso panda con todo el eyeliner corrido, y justo al ir a salir… Mi hijo me llama, así que salgo con él, en pijama. El policía en la puerta esperando,imaginad su cara al vernos, corriendo para el coche.
    Al llegar,la banda de música tocando detrás de mi coche,esperando que lo quitara para poder pasar, junto a la imagen de la procesión y medio pueblo acompañando… y según me contaron después, la tv local grabando.
    Pues no llevaba la silla de mi buen hijo, y lo tuve que sentar en el asiento del copiloto y ponerle el cinturón. Arrancaba y al dar marcha atrás, en rampa,se calaba el coche no sé cuántas veces. El policía al lado,la banda con el paso doble… mi hijo con cara de susto… en fin… que al final salí de allí, pasé por delante de toda la gente que estaba esperando ver pasar la procesión (si, la otra mitad de los habitantes del pueblo), como no llevaba las gafas no podía ver sus caras, pero iba a 20 kmh a causa de todas las circunstancias adversas y a mí sí me verían bien. Así que, si yo ya me consideraba mala madre,ese día fue la confirmación pública…

  118. Domingo, fiesta local, ocho de la mañana, boda la tarde/noche anterior, tres horas como mucho de sueño en el filo de la cama de mi buenhijo,que se despertó al oírme llegar a casa,por lo que me quede frita con él tal cual iba,solo me dio tiempo a quitarme las lentillas.
    Timbrazo en la puerta, buenpadre en estado de inconsciencia y la buenabuela ya se había ido.
    Así que me asomo por el balcón y veo un policía que me dice que baje inmediatamente a quitar el coche que tiene que pasar la procesión.
    INMEDIATAMENTE!!!
    Salgo corriendo,no encuentro mis gafas,ni me da tiempo a ponerme las lentillas,voy con el vestido de la boda, las horquillas colgando, parezco un oso panda con todo el eyeliner corrido, y justo al ir a salir… Mi hijo me llama, así que salgo con él, en pijama. El policía en la puerta esperando,imaginad su cara al vernos, corriendo para el coche.
    Al llegar,la banda de música tocando detrás de mi coche,esperando que lo quitara para poder pasar, junto a la imagen de la procesión y medio pueblo acompañando… y según me contaron después, la tv local grabando.
    Pues no llevaba la silla de mi buen hijo, y lo tuve que sentar en el asiento del copiloto y ponerle el cinturón. Arrancaba y al dar marcha atrás, en rampa,se calaba el coche no sé cuántas veces. El policía al lado,la banda con el paso doble… mi hijo con cara de susto… en fin… que al final salí de allí, pasé por delante de toda la gente que estaba esperando ver pasar la procesión (si, la otra mitad de los habitantes del pueblo), como no llevaba las gafas no podía ver sus caras, pero iba a 20 kmh a causa de todas las circunstancias adversas y a mí sí me verían bien. Así que, si yo ya me consideraba mala madre,ese día fue la confirmación pública…

  119. ¡Lo que me he llegado a reír! Mil gracias a todas por esas anécdotas, por las risas que me he pegado y por hacerme sentir mejor porque lo mío es solo que me cuesta aparcar y tengo que rehacer mil veces la maniobra.

  120. ¡Lo que me he llegado a reír! Mil gracias a todas por esas anécdotas, por las risas que me he pegado y por hacerme sentir mejor porque lo mío es solo que me cuesta aparcar y tengo que rehacer mil veces la maniobra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más