¿Qué quieres encontrar?

31
Ellas opinan: todo es cuestión de actitud

Ellas opinan: todo es cuestión de actitud

*Puedes seguir a Ana en Facebook y en Instagram.

Yo era feliz muy feliz en mi trabajo, me gustaba lo que hacía, lo hacía bien, y no porque yo lo pensara (que también), sino porque estaban contentos conmigo y me lo demostraban. Trabajaba en una escuela infantil, y lo que más me gustaba era que daba igual lo que te hubiera pasado fuera de allí. Tanto para bien como para mal, a los peques no les importaba, lo único que querían eran sonrisas, juegos, achuchones, canciones, y a mí eso me hacía inmensamente feliz.

ana-martonez-ellas-opinan

Me castigaron por ser madre

Estuve allí durante 7 años, y al volver de mi excedencia por haberme convertido en mamá, no esperaron ni un solo día para decirme que ya no querían que continuara trabajando allí. ¿En serio? Después de 7 años, el trato no pudo ser peor. Me castigaron por haber sido madre. No penséis que mi excedencia fue de 2 años, Hugo nació en octubre y yo me reincorporé en mayo, la decisión de la excedencia en un principio fue aceptada por la escuela infantil, pero se ve que se lo pensaron mejor…

Después de asimilar y recoger lo que quedó allí de mi dignidad como mujer y como persona, no me quedó otra que tirar hacia delante. No voy a engañar a nadie, fue uno de los peores días de mi vida, no entendí el porqué, tampoco me lo quisieron explicar, y a fecha de hoy sinceramente, es algo que ya no me interesa que me expliquen. Pero hasta llegar a este punto, pasé por muchos días de rabia, decepción e incomprensión.

Es algo que nunca perdonaré, las cosas no es necesario hacerlas así de mal. Si algo cabe destacar de mí, es que soy de carácter fuerte, decidida, luchadora, y con un equipo detrás de mi que es mi familia, que hace que las cosas salgan mucho mejor.

Fui incapaz de quedarme quieta. Siempre había querido ser madre, y nadie me lo iba a estropear. Por supuesto fui a por todas y aunque no conseguí mucho, la conciencia descansó. Si no lo hubiera intentado, no me lo hubiera perdonado. Después de esto sólo me quedaba disfrutar de mi bebé y pensar en que quería para el futuro. Sí es verdad, siempre quise ser madre, pero nunca quise ser sólo madre. Creo que soy mucho más que eso.

El camino del emprendimiento

Emprendí como muchas otras mujeres, decidí abrir mi propio negocio. Fue una etapa muy bonita, gratificante, divertida, agotadora a la vez, pero no pudo ser…. Yo era el corazón de todo aquello, y mi marido la razón, y al final muy a mi pesar tuvo que ganar la razón. Porque sólo del corazón no se puede alimentar a una familia de 4.

como-reinventarse-despido-tip

Cerrar la Ludoteca fue duro, triste pero necesario. Y cuando ya creía que lo de trabajar en algo que me encantara era una ilusión, apareció ella…

Os pongo en situación:

Hugo ya en el cole de mayores, haciendo nuevos amigos, y yo teniendo que sonreír a mamás que me sonreían sin saber muy bien si quería o no entablar alguna clase de relación con ellas… El caso es que, gracias a Hugo, conocí a Arantxa, la mamá de Adriel. La persona más positiva, luchadora y sonriente que me he encontrado. Su historia es bien diferente a la mía. Ella os puede hablar de superación, de mirar sí o sí hacia delante, de tener que dejarlo todo apartado un tiempo para tener que ser mamá. De mirar a la vida de frente, sonreír y ser feliz.

Las mamás también se visten

Y así es como llegamos hasta aquí. Con mucha pero que mucha ACTITUD. Juntas decidimos crear el blog y el Instagram de: Las mamás también se visten. El porqué del nombre estaba claro. No sólo somos mamás. Somos mujeres, hijas, amigas, somos trabajadoras, felices, libres. Es un reclamo a que ser mamá no está reñido con quererse y prestarse un poquito de atención. Se puede ser mamá y salir a bailar, se puede ser mamá y leer un libro, se puede ser mamá y todo aquello que se os ocurra, porque Las mamás también se visten.

Para los que piensen que tener un blog, y un Instagram es hacerse fotitos y poco más, ya os digo yo que no. Nosotras hemos ido a clase de Redes Sociales, nuestra profe se ganó un altar intentando que entendiéramos algo de todo este jaleo. Hemos leído mucho, hecho estudios, recabado información, quitado horas de sueño por buscar y escribir. Hemos aprendido mucho pero que mucho en el último año, y os puedo asegurar que ha sido a base de esfuerzo.

Desde aquí os animo a caeros y querer levantaros. Os animo a creer que podéis. A intentarlo, a luchar por lo que queréis. Os animo a estar tristes, porque de vez en cuando es mejor sacarlo que guardarlo dentro. Os animo a escribir a vuestras amigas y organizar juntas una cena. Os animo también a quedaros en casa y pedir una pizza. Os animo a que hagáis todo aquello que os apetezca, porque mientras no hagamos daño a nadie, estará bien hecho.

Pero desde luego a lo que, si os empujo con todas mis fuerzas, es a seguir hacia delante, a veces es muy difícil, lo sé. Pero ¿de verdad vamos a dejar que alguien a quien no le importamos lo más mínimo, nos haga sentirnos así de mal? A mí me llevó tiempo, contestar esa pregunta sabiendo que la respuesta era la correcta, pero lo conseguí. Y si yo pude, también podéis, es cuestión de ACTITUD.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis tenido una experiencia parecida a la de Ana?

Han comentado...

  1. Madre de dos niñas, menores de dos años. Trabajo agotador, extenuante, injusto e insano para cualquiera, para una madre mas aun. Lo peor estar rodeada de gente tóxica que hace que llegues a casa agotada y sin ánimo y tu familia nunca te «VEA» a ti de verdad, solo una versión reducida de tu ser. ¿Decision? Muy probable abandonar, o mejor dicho, liberarme. Porque decir «yo no renuncio» tambien incluye no renunciar a verte feliz, a ofrecer tu yo ccmpleto a los que te quieren, a darte la oportunidad de buscar otras opciones laborales que te hagan Feliz.
    Se que comenzará una nueva etapa,con todas sus facetas, pero con seguridad me llevará a otro camino,a otro punto, que sera mejor que el actual,y lo mejor de todo, sera resultado de mi elección,acciones y ACTITUD.me cansé de dejar mi felicidad y la de los mios en manos ajenas que no aprecian los mismo valores que yo.
    Palabra de malamadre

    1. Vaya…..parece ser q somos muchas las que hemos pasado por algo así. Me parece decepcionante. En mi caso, con contrato fijo y muy buena relación tanto laboral como personal, no me echó al empezar a trabajar después de la baja de maternidad , si no que me redujo las horas porque a ella le dió la gana el día de antes sin previo aviso y luego a los 6 meses me ha despedido, así, sin porqués, con excusas baratas y sin argumento. No estás centrada, me dijo…lo peor que me han dicho en mi vida. Que pasa, que por tener hijos ya no nos preocupa nada más, se nos mueren neuronas y nos volvemos tontas? Estoy más que harta de estos estereotipos que todo el mundo acepta.Cada persona es un mundo y cada familia otro y no podemos juzgar a las mujeres sólo por tener un hijo.
      A los padres no les afecta tener hijos pero a las madres si….en fin.

    2. Gracias, me has emocionado y animado a seguir, muchas gracias por tu relato y dar ejemplo de superación, gracias!

  2. Un día, quería ser madre (queríamos ser padres) y tenía ambición, si si, ambición, es palabra tan mal vista, sobre todo si termina en A. Ambición de poder trabajar según mis capacidades, sin zapatillas en la nuca, sin techos de cristal. Y hubo un día que una persona, tuvo miedo, el de los mediocres, del que daña a los demás y decidió que mejor no, que mejor lejos. Pobre de él, porque me quitó de su camino, pero despertó en mi todo o que ya tenía y más. Empecé a trabajar en el sitio equivocado a los dos meses de dar a luz, sabía dónde iba, pero necesitaba ser valiente y sentir que nada me paraba. Posiblemente fue un poco por las bravas, pero comprobé que si la mente cree el cuerpo lo consigue. Luchar no es una opción, es una obligación. Mientras tanto sigo enfrentando entrevistas de trabajo en la que cambia el gesto al oír que tengo un bebé, pero pronto llegará la oportunidad.

  3. Yo ahora en paro, después de 16 años y estudiando oposiciones y a la vez no perdiendi las oportunidades que me salen, hay cosaa en proyecto y sino seguire con las oposiciones, lo importante no quedarme quieta.un beso

  4. Estoy con vosotras a muerte. En mi caso, tras 6 años en la empresa, y ningún tipo de queja o toque de atención, sino reconocimiento por mi trabajo, al final de mi jornada de trabajo me despidieron con excusas cogidas con alfileres, y mañana ya no vengas. Así, sin avisos, sin oportunidades, y echándome en cara, entre otras barbaridades, que no me quedara fuera de mi horario laboral a trabajar, que eso demostraba mi falta de compromiso con la empresa, y que no era su problema que fuera la única persona de mi círculo que pudiera ocuparse de mi bebe por las tardes. Llanto, rabia, ansiedad, desesperación, incomprensión…y finalmente depresión. Debí verlo venir cuando al comunicar que estaba embarazada recibí una reprimenda a voces por parte de mi superior inmediato (mujer) llamándome traidora, y cuando dijeron que conmigo no podían contar tanto porque seguro que como era madre iba a empezar a faltar mucho, y cuando casi me despiden en cuanto mi bebé cumplió los 9 meses…
    En mi caso la actitud me cuesta, pero no dejo de luchar por mi autoestima y mi amor propio. Porque me lo arrancaron de un plumazo. Porque no es lógico que estas cosas sigan pasando. Porque la gente sólo m decía que viera el lado bueno, que podría pasar más tiempo con mi hija. Pero lo que la sociedad no entiende es que aunke daría la vida por mi hija y la quiero con toda el alma, valgo paraucho más que para solo pasar tiempo con ella. Ser solo madre no cubre mis expectativas ni las de miles de malasmadres de hoy en día. Eso no me consolaba, porque me habían arrebatado mi faceta profesional. Ahora estoy estudiando para que nunca más me la arrebaten. Yo no renuncio. NO RENUNCIEIS NUNCA. No estais solas

    1. Me siento identificada con tu historia, es la historia de mujeres reales dentro de una sociedad que solo busca seres deshumanizados que vivan por y para trabajar; en cuanto se humanizan…a la calle! No pasa nada, seguiremos en lucha 💪🏻

      1. Gracias Ana. Tu historia me ha inspirado mucho, no suelo contestar estos artículos pero no he podido quedarme callada. Sigue luchando

    2. Como te entiendo Angela…. Mi hijo tenia dos años cuando me despidieron y cuando vas a entrevistas de trabajo y se enteran que tienen dos hijos pequeños, ya no eres valida porque vas a faltar mucho al trabajo…
      No hay que renunciar porque tampoco me resigno a ser solamente “la mamá de” ni cubre mis expectativas pero reconozco que después de casi 5 años de encontrar solamente trabajos temporales, cada vez tengo menos esperanzas…

  5. A mi me echaron de la Escuela Infantil donde trabajaba al enterarse que estaba embarazada,y lo peor de todo que fue a través de un burofax que me llegó a casa. Después de 5 años…y dos hijos más,es algo que aún no he superado. Muchas lágrimas derramé en su momento,sobre todo de rabia. Nadie quiso dar la cara,y darme una explicación.

  6. Yo me lleve una semana sin decir que iba a ser mamá en mi trabajo sabiendo que estaba embarazada porque sabía que mi vida allí iba a cambiar… y así fue!!

  7. Hola me llamo Melania tengo 32años y soy mamá de un bebé de 16meses… cual el solo tenía 8meses su papá nos echo de la casa,por asuntos relacionados con su madre((la suegra tóxica))…
    Mi hijo y yo nos tuvimos que venir a casa se mi madre,pues no tenía donde ir y tampoco trabajo, a fecha de hoy como he dicho mi niño tiene 16meses y él no sabe nada de su hijo porque no ha querido tenía una sentencia y desde enero una prórroga con sus visitas y nada … ahora el 26 de marzo tengo el juicio para medidas y custodia y toi muy nerviosa porque nose lo que va a pasar, él a abandonado a su propio hijo es duro decirlo pero es así, no lo a visto andar, ni como le sales los dientes… nada … tengo miedo porque el niño no lo conoce ni a el ni a su familia y temo el momento en que se lo tenga que dar…
    Para colmo no me sale trabajo, cobro la ayuda y ya en breve se me termina y toi desesperada, encima como digas que eres mamá sola menos … aveces siento que no voy a poder con todo esto😞

    1. Lo siento mucho Melania. No sé que más decirte excepto que mucha suerte. Espero que dentro de poco nos digas que tu situación ha mejorado. Muchos besos.

  8. hola
    el último día que trabajé vino un tipo externo a la empresa para decirme que mi ritmo hasta ese momento había encajado y cuando volviera después de la baja maternal mi ritmo ya no iba a encajar. Habeis visto la pelicula de George Clooney, up in the air? en la que viaja para despedir a personas y les dice que esto no es un despido, es una invitación a que te vayas, que es una gran oportunidad para ti, porque te he observado y aquí no eres feliz. Ese guión tal cual pero no era el George, era un tipo feo y violento. Para broche final me dijo que si decidía volver “esta conversación no ha existido”. La verdad es que desde que me quedé embarazada cambiaron mucho las cosas, mis compañeras dejaron de hablarme, notaba que me dejaban de lado, y me encargada, declarada “antiniños”me decía cosas como “cuando tengas al engendro…”
    Me derrumbé, viví lo que quedaba de embarazo con crisis de ansiedad, sin poder controlarlas y sintiendome culpable por lo que estaba ya viviendo me bebe. Fui a una psicologa. De momento estoy de excedencia. Decidí no parar quieta y comenzar mi propio proyecto, algo que siempre me ha rondado por la cabeza y ahora tengo la oportunidad de dedicarle tiempo, porque me ha salido un niño ceporro. Me puse en contacto con Nuria Pérez y me esta ayudando muchisimo a sacar mi sueño adelante. Me dedico a dibujar, a hacer retratos metamorfoseados, a mi pasión. Muchísimas gracias por darnos voz, por dejarnos este espacio para contar nuestras historias. Deberíamos crear un hashtag de denuncias de malasmadres que sufren estas injusticias, o crear un espacio para ello. mil gracias!
    miss rayas

  9. Que alegría de saber q no estoy sola y a la vez tristeza de q sea así. Mi caso al igual q muchas es de la apatía de mis jefes, 7 años íntegros llevando el trabajo a casa, estando temprano, saliendo tarde, para q el día q te conviertes en madre no poder pedir un cambio de turno para poder estar con mi hija. Aún así lo deje pasar hasta q tuve mi segunda , pues nada q todo dependía de mi compañera q era joven, vivía con sus padres, sin hijos ,novio… nada de soloridad… mi jefa madre, mujer, esposa, decía q ella me entendía pero q no podía hacer nada… pues con las misma me fui. Estoy en el paro, disfruto de mis niñas y esperando haber como hago para salir adelante.

  10. En mi caso tengo 3 niños. El mayor es del primer matrimonio de mi marido, pero cm si fuera mio.
    Tengo dos hijos nuestros, mi mayor de 5 años y mi bebe que tiene ya 10 meses.
    Con el mayor, tras la baja de maternidad y la promesa de hacerme fija a mi regreso, me comunicaron que no me renovaban el día antes de volver. Tardé un año en encontrar un nuevo trabajo. En este nuevo puesto empece desde abajo, y logré responsabilidades y un buen sueldo acorde a mi rendimiento. ME quedo embarazada y después de incorporarme de nuevo a mi trabajo tras la baja maternal pareció que todo iba bien, hasta que me sobrecargaron de trabajo. Me siento culpable porque la sobrecarga en parte vino porque yo había pedido un cambio ya antes de mi embarazo, y la oportunidad apareció, pero debía llevar a la vez mi trabajo anterior, el de una compañera que dejó la empresa, y el de la nueva oportunidad hasta que encontraran a alguien que me cubriera… o eso, o nada de crecer en esa empresa.
    Acepte, con la promesa de que serian 10 días, máximo dos semanas… y después de un mes y medio con horarios intempestivos, sin apenas ver a mi familia, mi marido desbordado por encargarse absolutamente de todo, y recibiendo por parte de mis responsables únicamente quejas y reproches porque las cosas llegaban tarde, no se revisaban, había errores… palabras literales “no respondía como debía”…
    Se lleva mucho de cara a la galería el “tele trabajo”. Lo solicité porque mi hijo estaba enfermo (en teoría no debes avisar, simplemente ese día trabajas desde casa y punto) y me dijeron que no les iba bien, que tenia que ir a la oficina a que me echaran una charla para ver si cambiaba mi actitud… acabe con un fuerte ataque de ansiedad, ahogo y llevo desde entonces de baja 🙁 La gente cree que una baja son unas vacaciones pagadas, pero no es así. Lo único que quiero es poder encontrar un trabajo que realmente entienda de conciliación familiar, y no me obligue a retroceder 10 años en responsabilidad y sueldo, solo por el hecho de ser madre. No es justo. No existen las posibilidades de jornada intensiva para una mujer que quiera ser una profesional responsable, con un salario justo, y tiempo para ser madre. Me han descartado ya de 3 procesos, y me siento perdida. No se por donde seguir, no se cuanto más tiempo se irá alargando la baja, pero es un sin vivir… y en mi caso, el despido seria una bendición, porque al menos el peso de estar de baja me lo quitaría de encima… pero me planteo volver, y el mundo se me cae encima 🙁

  11. Sois todas muy valientes, me emociona leer vuestras historias de superación y quiero expresaros mi apoyo y admiración a todas y cada una de vosotras que estáis pasando o pasasteis por experiencias injustas y extremadamente frustrantes. Yo también fui despedida después de muchos años de dedicación absoluta pero entonces no era malamadre. Tomé la mejor decisión de mi vida, irme de España con la indemización que me dieron. Ahora trabajo mucho pero puedo conciliar. No es el trabajo de mi vida pero mi vida no es solo trabajo y éste, al menos, me permite cuidar a mi bebé cuando se enferma. No es mejor que otros trabajos, porque yo también he renunciado a mucho por esto y lo sigo haciendo. Es por esto que os admiro y os animo a seguir luchando por vosotras y por el futuro de los buenoshijos y las buenashijas.

  12. No entiendo bien si denunciaste porque lo que hicieron era ilegal, claro. Denunciaste y te indemnizaron bien por despido improcedente? Sabes que si hubieras querido, ellos estaban obligados a reaceptarte?
    Dicho esto, enhorabuena. Mi naturaleza es la de ir por libre trabajando como autónoma por proyectos. Ojalá pueda seguir así mientras veo crecer a mis dos hijos que hoy tienen 4 y 2 años.

  13. Mi caso es similar. 15 años en colegio como profesora de secundaria, no especifico nada sobre el tipo de colegio pq les tengo miedo. Hace 4 pedí una reducción de jornada para atender a mi hijo q estaba al borde de una depresión. Me invitaron a irme y como me quedé, 4 años haciéndome la vida imposible. He pasado mucho miedo, en tratamiento psicológico para aguantar la situación. Mi hijo cumplió los 12 hace poco y al mes, increíble lo q llegaron a hacer para crear una causa de despido objetivo q llevaba mi nombre. Todavía estoy recuperándome pq me cuesta confiar como lo hacía antes. Me cuesta relacionarme y me asusto con facilidad. Como todo acaba saliendo, ahora han recibido denuncias por un delito por parte de varias personas.

  14. Acabo de ver más de 200 comentarios en Instagram en respuesta a este post explicando experiencias similares de decepción, desconcierto, sacrificio y lucha y aun me parecen pocos en comparación con las veces que desgraciadamente se repite esta historia. La maternidad se ve castigada innecesariamente en el mundo laboral, no hay políticas de apoyo ni medidas que garantices la utópica conciliación. Y no por ser autónoma es más sencillo la cosa. En mi profesión a los dos meses de dar a luz ya estaba asistiendo a juicios porque se considera que dar 20 días después de la cuarentena ya es más que suficiente para que una madre vuelva a batallar en los juzgados. Y quizás en los grandes despachos sea diferente, pero perdonad que lo dude enormemente, porque en muchos lugares laborales dan a entender que las madres molestamos, que no merecemos ese tiempo que requerimos para sanar y cuidar a nuestros hijos, porque ser madre es incompatible con el desarrollo laboral…… o eso dicen ello/as. Y digo yo ¡¡¡que demonios sabrán hasta donde estamos dispuestas a llegar!!!! Luchar no es una opción, es una obligación. Un abrazo guerreras!!!!

  15. Si, me despidieron después de 10 años en la empresa sin ningún tipo de miramientos y entré casi en depresión pq he trabajado y estudiado toda mi vida.Me salvaron los buenos hijos y el buen padre ahí a mi lado sin una queja sin una mala cara,hasta que un día el buenhijo mayor me dijo mamá deja de llorar no las merecen.Empecé una cuesta arriba en el que el primer combate ya lo he ganado ,me falta el final pero se puede resurgir eso lo tengo claro 😘

  16. Me siento tan identificada con todos vuestros comentarios, que podría haberlos escrito yo.
    Parece mentira que se siga castigando el querer ser madre, el pasar tiempo con ellos y encima se haga de muy malas formas, sin explicaciones coherentes y sin ningún tacto (y peor aún cuando quien te despide es mujer y madre)
    Efectivamente la sociedad está cada vez más deshumanizada y la empatía ni la conocen. Es duro levantar cabeza cuando sientes que has dado lo mejor de tí para esa empresa, funciones que no te correspondían, horas extras nunca pagadas ni agradecidas y siempre con una sonrisa…pero el tiempo pone a cada uno en su lugar, allá cada cual con su conciencia.
    Ojalá muy pronto dejemos de hablar de esto. Mucho ánimo a todas.

  17. Yo trabajaba en Bélgica, donde es legal despedir a embarazadas. Viajaba mucho y al 5º mes de embarazo me mandaron a la calle. No me lo podía creer, pero fue lo mejor que me podía haber pasado, ya que el estrés que tenía y el trato que recibía estaban empezando a afectar a mi embarazo. Pude regresar a España y ahora intento encontrar un trabajo aquí. Nunca había pensado que a mi me pasaría esto, lo que he aprendido es que no podemos dar por supuestos nuestros Derechos. Debemos seguir luchando todos los días por ellos y sobre todo, apoyarnos las unas a las otras. A mi me despidieron 2 supuestas feministas. Nuestra fuerza está en nuestra unidad.

  18. Soy profesora de secundaria, y madre de un niño de tres años y una niña de dos.
    Cuando me quedé embarazada de la niña, estaba trabajando, por cuarto año, en un colegio concertado religioso en el que era feliz, mi cole de pequeña, en el que trabajaba bastantes más horas de las contratadas, y en el que sólo falté a mi puesto de trabajo por el embarazo y parto de mi hijo mayor durante nueve semanas (tres antes del parto, y seis después, puesto que compartí la baja con mi marido). Cuando supe de mi segundo embarazo algo me dijo que la renovación del contrato después de cuatro años no iría bien… Efectivamente, cuando me incorporé tras ocho semanas de baja de maternidad con mi hija (de nuevo compartí mi baja con mi marido) me informaron de que no me renovarían, de que ya no tenía que volver…y de que no me iban a explicar por qué…
    Mi mundo se tambaleó… Desmonté mi piso de alquiler, me tuve que mudar de ciudad junto con mi marido y su trabajo donde no coincía a nadie, con mi niña de cinco meses y mi niño de veinte… Tuve que dar carpetazo a la depresión, no me lo podía permitir. Me senté día a día a estudiar una oposición de secundaria, con la ayuda de mi familia y el apoyo mis amigos… Y aprobé, conseguí mi plaza. Hoy soy feliz en un centro público en el que he vuelto a enamorarme de la profesión y de todos mis alumnos.
    Ánimo a todas: Las “opomamis”, las “mamis emprendedoras”, las “mamis buscaempleo”… Todo irá a mejor, todo se resolverá, todo irá bien.

  19. 10 años trabajando renovando contrato. Diciendome a veces que buscará otro trabajo. Por comodidad y miedo no lo hice. Decidí ser madre,tras incorporarme,no me renovaron más. Lo peor es que mi jefa es mamá y pro derechos de las mujeres,pero al parecer yo no doy la talla. Ahora espero mi segundo hijo,pienso disfrutar esto al máximo,pero no quiero ser sólo madre,tengo muchas ganas de trabajar,de lo q sea,pero de demostrarme a mi misma que puedo y lo merezco.

  20. Soy novata en este club pero he visto este post y no he podido resistirme. Yo dejé de trabajar voluntariamente un par de semanas antes de tener a primer hijo, de esto ya hace seis años y otras dos pequeñas nos han alegrado y aumentado la familia. Yo trabajé en una academia dando clases, pero no tengo más experiencia laboral. Llevo unos meses buscando trabajo, sin ser nada escogida, pero tristemente no logro nada y lo poco que quizás salga es incompatible con la familia pues aguantaré hasta el límite para no tirarme a un trabajo que me impida ver a mis niñ@s por la semana. Yo quiero daros ánimo a todas, sea cual sea vuestra situación. Estoy segura que, en unos años, ser madre y padre será algo positivo en cualquier lugar. Un abrazo a tod@s!!

    1. Me siento muy reflejada con tu experiencia.
      La empresa para la que trabajaba no iba bien, llevaban meses sin cobrar mi nómina, y encima tenia que hacer varios km todos los dias para llegar a el, a,eso le sumamos que el trato de mis superiores tampoco era el mas agradable.
      Asi que una mañana decidí comunicarles que en el plazo de un mes, dejaria mi puesto, les di ese margen x si tenian que buscar a otra persona, y yo explicarle a quien me sustituyese en que consistia mi puesto….
      Semanas despues de dejar el trabajo, para mi sorpresa, supe que estaba embarazada. Deje de trabajar un 24 de septiembre, y en la primera eco me dijeron que estaba embarazada desde primeros de semptiembre….¡sorpresa!
      A los 7 meses de nacer mi enana, me quede embaraza de mi torbellino.
      Hoy, ya con 7 y 6 años, respectivamente,sigo echando currículum en todas las empresas que puedo, hay meses que puedo llegar a repartir hasta 200, sobre todo en portales de empleo.
      Y nada, jamas me han llamado de nada, bueno, para ser sincera, una entrevista he tenido, la cual se termino cuando confese que era madre soltera con dos hijos pequeños.
      No lo entiendo, me frustra, me siento impotente, he trabajado mas de 5 años como administrativa contable para el sector privado, y casi 3 en la administracion publica, tengo 31 años, y….¿no encajo en ningun puesto?
      Es desesperante de verdad, que nadie nos de la oportunidad de demostrar que podemos ser mas responsable en un puesto laboral, que nuestra condicion de malamadre nos ha prepado a conciencia para ello….
      Pero es asi, a seguir esperando y buscando.

  21. A mí también me encantaba mi trabajo y también lo hacía bien, lo pongo en pasado, aunque aun no me han despedido, pero sé que lo harán. Estoy de 22 semanas y lo que pensé que sería un maravilloso camino de rosas en el que un día llamaría a mi Manager y le diría que me dan la baja porque en un mes salgo de cuentas, se ha convertido en la peor pesadilla laboral de mi vida.
    Todo era perfecto, YO era perfecta, hasta que, con una sonrisa de oreja a oreja ( ilusa de mi) le conté a mi superior que estaba embarazada.
    Desde ese instante, todo cambió. Malas caras, mails negativos hacia mi trabajo, aumento del mismo con informes absurdos y reproches incomprensibles…
    Lo más duro no es eso, nunca me ha asustado el trabajo de ningun tipo, lo más duro es que mis jefes son mujeres.
    Aun no me han dicho ni un felicidades… o ¿Cómo va el embarazo?… Ayer me dio de baja la doctora porque el estrés me ha causado una bajada de peso importante y preocupante, y cuando llegué a la escuela para dejarle las llaves a mi sustituta( si, también trabajo con niños… por lo visto es el peor trabajo para querer ser mamá) mi jefa me estaba esperando para decirme, que no entendía mi baja, que no se me veía enferma ni nada y que esperaba que estuviera en mi puesto de trabajo en dos días, porque si no, tendrían que hacer algo conmigo.
    Ni siquiera me pregunto si estaba bien o si mi bebé estaba bien…
    Así es que aquí estoy de baja hasta dentro de 19 días y sé que si me dan el alta, al día siguiente estoy fuera… es tan triste que pasen estas cosas, que te quiten esa felicidad enorme de ser mamá porque has de preocuparte por el futuro inmediato..
    por suerte soy fuerte, valiente, trabajadora y muy muy positiva ante la vida y después de llorar como una desconsolada, me repongo con un trozo de chocolate:) y “pa´lante!!

    1. En Ecuador sucede lo mismo…..trabajaba en Instituciones públicas y nunca pude tomar ascensos de Dirección o Coordinación por ser madre. Las largas horas de trabajo me lo impedían y es muy triste profesionalme ver como muchas mujeres crecen se desarrollan viajan por no tener hijos. En esta última experiencia de trabajo me botaron por no poder extender los horarios ya q mis hijos también deben ser atendidos y de la noche a la mañana me despidieron. Aquí en Ecuador ser servidor público no es tan bonito como parece….cuando uno no es de nombramiento definitivo lo despiden sin indemnización alguna a diferencia del sector privado quienes tienen todo derecho laboral y si les sucediera esto les indemnizan hasta el último centavo. Estoy sin empleo sin dinero y a cargo de mis hijos está dura esta situación…

  22. Buenas noche,

    Actualmente estoy en una situación algo confusa, porque amo mi profesión pero no me agrada como me trata mi jefe y hace que siempre desee salir corriendo de mi trabajo, a veces siento que en cualquier momento me va a despedir, es una situación tan desgastante y estresante todos los días, siempre llego agotada a la casa por las 10 horas continuas de trabajo bajo mucha presión, que me pueden sugerir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más