¿Qué quieres encontrar?

40
Ellas opinan: el uso del lenguaje no sexista

Ellas opinan: el uso del lenguaje no sexista

El lenguaje no sexista e inclusivo siempre abre un debate interesante sobre género y sexo donde hay partidarios de que si exista y otros que no creen que esto sirva para luchar contra el sexismo. Hoy nuestra querida malamadre Alberto Vargas viene hoy a nuestra sección a darnos su opinión y a que vosotros y vostotras opinéis al respecto. A modo de anécdota os diré que la buenahija1 si utilizan el masculino plural para referirse a todos (niños y niñas) no atiende. ¡Feliz domingo y no os perdáis este interesante post!

Hola, soy Alberto Vargas, aka @laostiatu aunque me considero alérgico al uso de redes sociales (las uso solo por vicio, para meterme en conversaciones ajenas).

Ya está aquí de nuevo la malamadre más latosa sacando, como no podría ser de otra forma, un tema que será considerado ‘politicamente incorrecto’ como poco cuando no ‘un retroceso en los avances conseguidos en los últimos cuarenta años en la lucha por la igualdad de género’. Desde ya quiero dejar claro que lo único que pretendo es abrir debate sobre una situación que me parece preocupante, intentando además plantear una solución que puede parecer ‘outsider’ pero que se usa con más asiduidad de lo que parece.

¿Lenguaje sexista?

Bueno, después de tanta precaución, vamos al grano: el tema que pretendo poner sobre la mesa es el uso del lenguaje no sexista (o lenguaje inclusivo).
No voy a ser yo el que niegue el alto valor de los objetivos que persigue, en absoluto. Lo que sí dudo es de su eficacia y, sobre todo, de sus efectos colaterales. No intento atacar sus bondades ni dejar de reconocer sus logros, no es ese el objeto de este post, al igual que no lo es ni atacar ni defender un uso normativo (según la RAE) del castellano.
Durante una jornada sobre liderazgo femenino y empresa, la responsable de la Consejería de Igualdad de la Junta de Andalucía destacó un par de anécdotas sobre cómo va calando el uso del lenguaje no sexista en la educación. La primera fue relativa a un maestro que ante un “niños, al recreo” observó que ninguna niña se levantaba. La segunda iba sobre una maestra que tras leer un párrafo que quería usar para introducir un tema en concreto, preguntó qué echaban de menos en dicho texto y una niña levantó la mano para indicar que no había ninguna referencia a mujeres.
Todo el mundo aplaudió la evidencia expuesta. Yo me quedé atónito: ¡acababa de describir que las niñas de primaria se sienten excluidas de toda la literatura que no las mencione explícitamente! (OJO: por ésto es por lo que me decidí a escribir este artículo).
Lo comenté con una buena amiga mía que le quitó hierro al asunto, que el único problema que tiene el lenguaje no sexista es lo incomodo que puede ser acostumbrarse a usar el “las madres y los padres de los alumnos y de las alumnas”. Más tarde, cuando llegó a casa, hizo la prueba con su hija (los míos, chica y chico, ya son muy mayores) y confirmó que era un efecto que se estaba dando.
Sé que hay otras formas que pueden parecer menos ‘incómodas’ para soslayar el problema de nuestro idioma de usar el masculino “… para designar la clase que corresponde a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos …” (según la RAE), como es sustituir la ‘o’ por ‘@’ o ‘x’ e incluso ‘*’, pretendiendo con ello englobar tanto la terminación masculina como la femenina. Pero esa bondad se pierde cuando no nos limitamos al lenguaje escrito (¿como se lee alumn@s? ¿y alumnxs?).
Nuestra Constitución, al igual que la Declaración Universal de los Derechos Humanos, establece que nadie puede ser discriminado por razón de sexo. ¿Que ocurre cuando la sociedad supera la dicotomía masculino/femenino del lenguaje y nos habla de otras realidades? En que lado de esa dicotomía ponemos a gays, lesbianas y transexuales.Hace poco los periódicos se hacían eco de la discriminación en centros públicos de los EEUU que obligaban a usar los WCs acordes al “sexo de origen” de cada uno. Existen propuestas (como usar la ‘e’ como terminación cuando nos referimos al colectivo LGTB) en el mismo sentido que obliga el uso del lenguaje no sexista… Más de lo mismo, aunque en este caso parece más inclusivo y además es pronunciable (aunque nos recuerde un poco a algún amigo asturiano).
¿Qué hacemos? ¿Dejamos las cosas como están? ¿Optamos por el lenguaje inclusivo a pesar de los problemas y las limitaciones que he planteado? ¿Volvemos a un arcaico castellano que no da respuesta a las inquietudes sobre género de la sociedad?

Podría dejarlo aquí: ya hay material suficiente para que discutamos hasta el infinito y podáis sacrificarme en el altar del castellano o en el altar de las políticas de género.  Pero yo soy retorcido por naturaleza y os planteo algo más en línea con mi espíritu malamadre:

¿Y si enseñamos a nuestra prole a no dejarse discriminar?

(¡lo suelto así y me quedo tan ancho!)

Me explico: ¿qué os parece que cada uno use el género gramatical como le venga en gana (básicamente como ya lo hacemos: los hombres solemos hablar en masculino y las mujeres suelen hacerlo en femenino, pero son igualmente válidos usar la ‘e’ o el lenguaje no sexista) y que cada uno se sienta (o, mejor dicho, se deje de sentir) discriminado sabiendo que la Constitución nos ampara, que no se puede discriminar por esa razón?

Y que conste que me lo aplico a mí el primero: me siento como pez en el agua en un club mayoritariamente femenino (aquí vendría estupendamente una referencia a mi anterior post).

Puede ser que digáis que puede ser un sin dios, sobre todo cuando los extremistas de esta postura entiendan que pueden usar tanto los lavabos de caballeros como los de señoras, reductos últimos de la intimidad de género. Pero incluso en esto solo veo ventajas (incluida una mejor gestión de las colas en los lavabos).

Y la pregunta del millón: ¿como lo hacemos? Se me ocurren algunas propuestas (aunque ya sabéis que soy cortito de entendederas), en línea con una cierta desobediencia civil, como las de ignorar cualquier separación entre hombres y mujeres (lo que hablaba de los baños o probadores, por ejemplo) o fomentar el uso del femenino como genérico (al menos mientras la gente se acostumbra a ello). Quizás el que nosotras empecemos a usar pequeños guiños como éstos hagan que nuestros peques nos sigan.

¿Que os parece? ¿Se os ocurre algo al respecto?

Me gustaría que las opiniones respecto a este artículo fueran en esta línea más que a la defensa/ataque del castellano o del lenguaje no sexista, que ya han sido tratados en muy diversos foros (dando lugar a interminables discusiones bizantinas con posiciones distantes e inmovilistas tanto por uno como por otro lado) aunque obviamente sois libres de comentar lo que os parezca oportuno.

¿Y vosotras malasmadres qué pensáis al respecto? Espero vuestros comentarios e ideas.

Un beso fuerte a todas, gracias por haber llegado hasta aquí.

3_morfeo

Han comentado...

  1. Creo que eso se lo dejo a las futuras generaciones, yo me conformo con ir eliminando, y mira que cuesta, las expresiones despectivas sexistas,
    Coñazo contra cojonudo, hijo de puta…. Esas cosas.
    Un apunte curioso, los españoles usamos bombillas y los sudamericanos bombillos, y lucen igual! 😉
    Un placer leerle caballero

    1. Gracias Marisa, para que veas que hasta con objetos cotidianos podemos prescindir del género!
      Un beso

  2. Hola!
    Yo la verdad no veo problema. A mí en el colegio me enseñaron que había masculino, femenino y género neutro (el masculino en este caso) que se usaba para englobar ambos géneros. Yo no me dejo discriminar, tb estoy totalmente en contra de cualquier discriminaciom de la mujer incluso las disfrazadas de “religión” o “cultura”. Pero soy una gran defensora del castellano y sus normas. El género neutro es el masculino por comodidad y porque siempre ha sido así. “Niños al recreo” para referirse a niños y niñas es una forma gramaticalmente correcta, y no hace referencia solo a los niños en ese caso. Si usamos el femenino como género neutro estaremos inventando un idioma nuevo, y a mí me gusta el castellano.

    1. Pues me parece muy bien y espero que no te moleste que otros hagan usos no normativos, pero el objetivo es ese, enseñar a los peques que no discriminen ni se dejen discriminar. ¿alguna idea?

  3. Ya estamos con los extremismos y los modernismos…???? me cansa..
    Mi hija tiene une amige de género fluido y hay que llamarle cosas con “e” : guape,cansade,etc…puf!hay que pensar mucho.
    Opino como Vanesa, el castellano es así, ya tenemos bastante con los anglicismos y las nuevas palabras como para estos líos.
    La discriminación te la impones tu, que una letra no te detenga ni te amargue…
    Genial como siempre Alberto

    1. Gracias Superpilu, sacas otro tema interesante: el respeto a la opción elegida por otros. Te molesta ese uso pero espero que entiendas que esa opción es tan respetable como la tuya, lo importante es comunicarnos (bueno, y respetarnos claro????)

  4. Interesante reflexión. La verdad es que yo, como periodista, creo en el respeto a las normas de la RAE y me resulta bastante incómodo (de hecho evito usarlo) usar el doble género al hablar o escribir.
    Ahora una corriente insta a buscar palabras que engloben ambos géneros, como ‘persona’, ‘alumnado’, etc.
    Gracias por hacernos pensar 🙂

    1. Si, a ti lo que te falta es que te hagan pensar más aún…
      Si, me parece correcto también aunque no en todos los ámbitos. En cualquier caso me parece que últimamente se abusa de incidir en este aspecto y se deja de lado criticar otros usos incorrectos del castellano.
      Lo que quiero incidir es que lo importante no es cómo tu lo uses sino cómo tu interlocutor lo perciba.
      Gracias compi

  5. Me encanta que abordes este tema, es algo que nunca me había planteado hasta hace relativamente poco. Yo también pensaba “el idioma es así” “qué más da que el genérico coincida con el masculino” Total, al fin y al cabo la función del lenguaje es comunicarse ¿no? y la función de la comunicación se cumple perfectamente tal y como está.
    Tal vez, pero no sólo en comunicarse consiste la cosa, y el idioma no es rígido, evoluciona según las necesidades sociales. Cada año,se incluyen nuevos términos y fórmulas de expresión. Hasta ahora nos habíamos conformado con ser el género gramatical “prescindible” pero es evidente que las nuevas generaciones no están dispuestas a dejarse ignorar.
    Lo que “toda la vida se ha hecho así” es susceptible de ser mejorado, de lo contrario seguiríamos sin poder votar, trabajar u opinar ¿no?
    De todos modos, y sin necesidad de modificar nada de nuestro idioma contamos con un lenguaje riquísimo y con un poquito de esfuerzo se puede cambiar el ” niños al recreo” por un “todo el mundo al recreo”

    1. De acuerdo con todo, pero ese cambio no puede imponerse a la fuerza (o por decreto). El lenguaje no funciona así.
      Me resultaría incómodo que en el club se hablara en masculino simplemente porque estoy yo. En este caso la práctica inclusiva es usar el femenino (sabeis que me siento una más aquí).
      En cualquier caso, lo que pretendo es encontrar la fórmula que me permita que mis interlocutores no se sientan discriminados por mí. Creo que es una tarea que me atañe a mí como emisor del mensaje pero también al receptor.
      Si fuéramos máquinas existen lenguajes formales, no ambiguos. Pero no lo somos.
      Un beso fuerte Cry????

  6. Hay una cosa que me ha chocado mucho al leer el articulo. Por que al colectivo LGTB hay que nombrarlo de otra manera? Acaso no son hombres y mujeres como los demas? Tu orientacion sexual hace que te tengan que llamar de diferente manera?

    1. Gracias Yesica por incidir en ello. Creo que una de las limitaciones del lenguaje inclusivo es que no es del todo inclusivo. ¿Como nombras tu a un gay? Conozco muchos que se autoconsideran mujeres! ¿Propones usar el sexo de origen como el Tea Party de los USA?
      Creo que todo tiene un contexto y yo, a esos amigos míos las trato de amigas mías.
      Gracias de nuevo por el comentario.

      1. No estoy de acuerdo. Los gays son hombres, las lesbianas mujeres. Mis conocidos LGTB no se sienten mujeres por ser gays (o a la inversa)

  7. Qué sorpresa tomarme hoy el café contigo!!!!
    Yo como “Profe” de Lengua Castellana trato ir de la mano de la RAE. En los niveles en los que doy clase no ha surgido nunca el debate o la polémica, tampoco soy consciente de que haya surgido a algún compañero que trabaje con mayores.
    Me preocupa y mucho (de siempre) el tema de los indultos, de las palabras despectivas… El que algo aburrido sea un “coñazo” y algo genial sea “cojonudo”, que se llame “hijo de p***”” a alguien así sin más,… Aquí estoy con Marisa!!!
    Por supuesto que respeto en el día a día en la vida cotidiana el uso que cada cual haga, siempre que no sea un insulto o un desprecio para el resto.

    Lo que te gusta abrir debate, eh???
    Un besazo!!! Buen domingo

    1. Sorpresa que seas la única que no se haya enterado del anuncio de ayer!
      Creo que insultamos poco pero sobre todo con poco cariño: abrazar a un cabronazo que echas de menos es una gran alegría.
      De eso se trata, de respetar como te hablan y de no sentirte excluido.
      ¿Crees que es un problema que no existe? Hay mucha gente que si lo cree! No creo que debamos pasar de ello.
      Un besazo Martita????

      1. No he visto – leído – escuchado nada ayer… Tuve un día intenso con las niñas y después escapé un ratito… Indagaré… No creo que sea un problema inexistente…
        El respeto es fundamental, a otras opiniones que no sean hirientes.
        Besos

  8. Súper a favor de usar género neutro. Odio cuando oigo a un político lo de ciudadanos y ciudadanas. Esto es cuestión de economía del lenguaje no sexismo. ¡Qué se preocupen de las verdaderas causas de discriminación como en el trabajo y en la violencia de género y que no intenten ser tan políticamente correctos cargándose el castellano!

  9. Bueno, existen opciones, pero ¿se te ocurre algo para que la gente no se sienta discriminada (porque hay gente que lo siente así,que conste)

    1. Espero que la lengua se adapte porque tiene que ser algo vivo. Pero como algo natural…, igual que ha pasado con la desaparición de palabras para definir a personas con alguna discapacidad que les resultaban ofensivas.

      1. Entonces te gustará lo de que cada una use el lenguaje como le venga en gana, no? Lo que busco son ideas para combatir la discriminacion desde que son peques! El lenguaje a mi en particular me da igual …

  10. Creo que la diacriminacion está en otras cosas, en que cobremos menos por el mismo trabajo, por no hablar ya de horrores como la violencia de género. Eso es lo que hay que combatir. Yo no me ofendo cuando se habla en género neutro, ¿por qué habría de hacerlo? De hecho, me da bastante risa los esfuerzos de los personajes públicos (y no tan públicos) por quedar bien diciendo eso de “trabajadores y trabajadoras, ciudadanos y ciudadanas”… Prefiero que se nos trate igual a las trabajadoras y ciudadanas que a los trabajadores y a los ciudadanos. No soy partidaria de inventar nada, pues los idiomas no se inventan, son lo que son y se puede elegir entre hablarlos correctamente o no. Poco más.

    1. También podemos elegir hablarlos incorrectamente, lo importante es no permitir que se use como arma contra nosotras y educar a los peques para ello también.
      Gracias Ana

  11. Interesante debate. En casa lo tenemos a menudo. Mi propuesta es instar a la RAE a que el femenino plural también incluya a todas las personas independientemente de su sexo. Que el masculino plural lo haga fue una norma creada por hombres.

    1. Lo dicho (en TW), Irene, HAGAMOSLO, pasando de lo que diga la RAE (al igual que hacen los que usan @xe* o la ‘forma dual) pero no creo que nos ayude a entrenar a los peques contra la discriminación.
      Un beso …

  12. Si estás incluida en la sociedad estás incluida en el lenguaje.
    Ha tiempo que hay y se pronuncia y escribe asistenta, ddependienta.Cuando abunden las presidentes, las juezas, las médicas el problema solucionado.

    1. También hay peones y mineros … Pero estoy contigo: como llegamos a ello?
      Gracias Vicenta

  13. En la universidad había más chicas que chicos (la mayoría más callados y difíciles de ver) y algunas profesoras usaban el “vosotras” para referirse a la clase en general. No me sentía excluido. Estoy de acuerdo en que es más importante aprender a no sentirse atacado cuando no hay ataque, herramienta que es aplicable en otros campos, no sólo en el sexismo. Yo utilizo el genérico “vosotros” cuando hablo con un grupo mixto: uno podría verlo (en broma o en serio) como que el género gramatical masculino tiene sólo un pronombre, que se comparte con el género femenino, mientras que éste tiene uno en exclusividad. ¡Qué suerte, las mujeres! Tienen pronombre y medio.
    Otra razón para utilizar sólo un pronombre es la economía del lenguaje y la ecología, además, cuando escribo, pero denme una alternativa BREVE y voy a por ella sin problemas, si con ello se termina de discutir el sexo de los ángeles. Y es que estoy de acuerdo con otra comentarista: hay discriminación mucho más seria en otros campos que levanta menos polvareda… también da que pensar.
    Gracias por la bitácora.

    1. Me gusta lo de no sentirte atacado (ni excluido añado yo) cuando no hay ataque.
      Gracias Jorge

  14. Hay que respetar las normas lingüísticas pero el lenguaje evoluciona y hay que designar realidades que antes no existían o que no se consideraban importantes. Tampoco es cuestión de estar todo el tiempo: ciudadanos y ciudadanas, padres y madres y andaluces andaluzas. Como siempre sentido común, moderación y variedad ( personas, ciudadanía,etc) que tenemos un lenguaje muy rico!
    Mi hijo de 6 años lo tiene muy claro, cuando le pregunto por los niñOs de su clase no tiene en cuenta a las niñAs.
    Creo que hay que enseñarles a nuestros niños y niñas el poder que tienen las palabras y que el lenguaje puede transmitir amor, respeto, humor, odio…

    Gracias Alberto por el debate.

    1. De acuerdo, peroooo ¿reescribimos la literatura? Creo que debemos superar no solo la discriminación de género sino ir a una sociedad que ni siquiera los distinga (salvo en casos específicos, como puede ser las disciplinas relacionadas con la fisiología).
      Gracias a tí, Penélope, por participar.

  15. Yo con el lenguaje no me siento discriminada, tal vez por egocentrismo me he dado por aludida tanto cuando se han dirigido a mi por escrito o hablado usando el masculino en plural. Cuando entro la ley de igualdad los escritos pasaron de estar dirigidos “al grupo de…” a “el personal..” o todo duplicado al personal masculino o al personal femenino siendo la única chica me aludía desde el principio sin tener que especificar. Me he sentido más discriminada cuando el uniforme me lo han dado de hombre adaptado a mi cuerpo o cuando teniendo más categoría que mis compañeros me han dicho que buscase a mi jefe.
    Cuando se utiliza de manera ofensiva el lenguaje a posta si me molesta. Pero me molesta más que le digan a mi hijo que no puede jugar con los ponys porque son de niña pero no pasa nada si el caballo tiene más pinta masculina aunque mida lo mismo.

    1. Quien es el tarao que dice que los ponys son de niña? Quien es el tarao que se atreve a llevarte la contraria?

      Obviamente tal y como están las cosas es complicao que tu hijo se sienta discriminado por el lenguaje pero es importante que tu hijo aprenda que NADIE puede discriminarlo por ser niño o niña.

      Un beso Kami!

  16. Buenos días, lo más adecuado, que no lo más sencillo, es buscar palabras inclusivas, por ejemplo en vez de alumnos/alumnas usar alumnado que incluye a ambos, en vez de padres y madres, familias o familiares, puesto que en la realidad que vivimos existe una diversidad familiar a la que también tenemos que prestar atención, tenemos un lenguaje muy rico pero por desgracia son más las ganas de crear polémica, en mi opinión no se trata de visibilizar mas a la mujer sobre el hombre, sino usar un lenguaje que nos incluya a ambos.

    1. En mi humilde opinión son cosas diferentes. Lo que importa es que los peques no se sientan discriminados. Si hay que visualizar al femenino, pues hablamos en femenino; que hay que cumplir con la RAE, pues se cumple … pero ello no quita que no eduquemos a los peques en una oposición activa a la discriminación.
      Gracias Anna.

  17. Interesante debate!.Yo soy economista y no creo que ningun macho estudiante de mi carrera se vea discriminado por serlo, o si?
    Supongo que el lenguaje neutro , como uso general en palabras o palabros muy marcadas por el sexo podria ser util, pero yo no me siento discriminada. me preocupa mas el mal uso y discriminación en el abuso. Creo que todo vuelve al mismo punto:EDUCACION

    1. Totalmente de acuerdo, aunque hay que entender que haya quien se sienta excluido … y no hay que criminalizar que use el lenguaje como mejor le venga, no?

  18. Ya evolucionará la lengua con el tiempo ¡primero tenemos que evolucionar como sociedad! A mí me parece que hay mucho postureo detrás de esto del lenguaje inclusivo, y como mujer no me siento discriminada con el género neutro, pero sí cuando me pagan menos por hacer el mismo trabajo que un hombre. Vamos, es que a la velocidad a la que yo hablo, no estoy como para poner @ y X y el ciento y la madre de nuevos caracteres para que se sobreentienda que quiero incluir a todo el mundo.

  19. El postureo no es malo (o sí, pero no es dañino) y si te resulta molesto pues ya sabes, no lo uses.

    Es cierto lo que indicas pero me gustaría incidir en que ello es independiente de cómo hables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más