¿Qué quieres encontrar?

45
Ellas opinan: cuando pierdes un hijo

Ellas opinan: cuando pierdes un hijo

Hay episodios de la maternidad que no se corresponden con la imagen idílica que tenemos a priori. Hoy Carmen Vera, paisana y Malamadre de 3 buenoshijos (aunque uno no está con ella), ha querido contar su historia, su dura experiencia tras el fallecimiento de su primer hijo, con la intención de ayudar a otras Malasmadres.  Licenciada en Relaciones Públicas y Publicidad y Malamadre tras 3 embarazos de alto riesgo, le tocó estar 2 años en paro y a los 35 volvió al mercado laboral tras reinventarse. Su relato quiere ayudar a superar este difícil trance a otras mujeres en su misma situación.

*Podéis seguirla en Facebook.

Soy Carmen, Malamadre de 3 hijos, aunque uno no está con nosotros… Cuando te planteas crear una familia, tienes la imagen idílica de madres felices con embarazos maravillosos y niños tan buenos que parecen de juguete. Pero no siempre es así, aunque poca gente se atreve a contarlo.

Cuando nos quedamos embarazados por primera vez, estábamos tan felices y éramos tan inocentes, que aún teníamos el test en la mano cuando ya lo sabía toda nuestra gente. En la semana 9 tuvimos un aborto y fue un palo ENORME. Sí, sí… ya lo sé: “esto pasa mucho”, “si no venía bien, mejor que sea ahora”, “eres muy joven” y “a seguir buscando”. Pues NO. Lo normal es estar triste, muy triste. Cierto que hay cosas peores (después nos tocó saberlo de primera mano), pero mi consejo es que hay que darse un tiempo para reponerse.

Nosotros no nos lo dimos. A los 2 meses nos quedamos embarazados y arrastramos esa sensación de miedo constante a que todo se truncara. No obstante, soy positiva y pese a la prudencia de todos los de mi alrededor, lo viví a tope…¡Me lo merecía! Pero no vi más allá, no me plateé porqué engordaba un kilo por semana (cuidándome) y no me planteaba por qué en la semana 30 seguía teniendo sangrados. ”Mi gine es una eminencia”. “ya recuperaré la figura”, ”cada embarazo es un mundo”. Consejo: No hay que dar cosas por sentadas, hay que pedir segundas opiniones y ser pesada (forma parte del entrenamiento como Malamadre).

Todo preparado: cuarto, ropita, cochecito, nuevo coche familiar…y un desprendimiento de placenta en la semana 41 terminó con nuestros sueños: cesárea de urgencia, niño precioso de 4 kg y una nueva Malamadre a la que salvaron por un pelo. Desgraciadamente, tuvimos que despedirnos de nuestro bebé a los pocos días de nacer…

¿Cómo nos ha podido pasar esto a nosotros?

Pues porque sí, como pasan tantas cosas. Vuelta a casa a los 8 días saliendo con ayuda de silla de ruedas del hospital. 34 kilos encima y una vida transformada para siempre.

Los cambios siempre son difíciles, pero en este caso lo difícil era volver a la normalidad. Tomé una buena decisión que aconsejo a quién le toque algo parecido: aunque tuve la tentación de empezar a trabajar en cuento me recuperé, me cogí mis 16 semanas de maternidad. 4 meses para dedicarme a mí, buscar toda la ayuda del mundo y ordenar mi cabeza…o recuperarla.

Podría contar muchas cosas de aquellos oscuros momentos… cómo te molesta que la vida de todos continúe como si nada hubiera pasado y cómo gente que no lo esperas te decepciona, pero este post tiene final feliz, así que centrémonos…

¡Las Malasmadres están hechas para luchar!

Seis meses después del nacimiento de mi niño, nos armamos de valor (mejor dicho, no fue un acto de valentía, fue más un “ya no tengo nada que perder”) y ¡me quedé embarazada de nuevo!. Sorprendentemente no tenía miedo… aunque a mi alrededor todo se volvió un poco tenebroso: no dijimos nada hasta la semana 20, nadie me regaló nada, no compramos ni un chupete…y Carmen Victoria nació para convertir todo ese miedo en euforia y creer (un poco) en que en la vida, cuando siembras recoges. Tanto fue así, que a los 18 meses María venía en camino y ahí me revolucioné…¡Ya no voy a tener más! Así que para lo que me queda en el convento…

La disfruté a tope, nada de miedos: conduje hasta el último día, escribí un diario en el embarazo, compré lo que me dio la gana…llegó mi premio y me supo de maravilla. Consejo: No se puede vivir con miedo, no hay que contenerse, hay que vivir el HOY, mañana quién sabe, al menos, “eso que te llevas”.

Ahora, ¿cómo salgo de esta?

Estaba tan agotada que mi cuerpo pensaba que ya había trabajado para toda la vida y necesitaba una jubilación anticipada. ¿Cómo manejar la culpa de Malamadre cuando has perdido un hijo?. Pues no tengo la respuesta, pero creo que con resignación y relativizando mucho las cosas.

Dejé de ser aquella heroína que consiguió una hazaña. Una bebé de dos años, una recién nacida, malospadres en el desempleo… Eso le pone los pies en la tierra a cualquiera.

Y 24 horas de “disfrute” de mis buenashijas…”¡Qué suerte tienes!”, decían mis amigas trabajadoras con uñas de gel y pelo de peluquería…, hasta que descubrí que las madres que “molan” no son perfectas, pierden la paciencia, pero son divertidas, imaginativas y dan AMOR DEL BUENO.

Puse de mi parte para convertirme en Malamadre de libro, después aprendí a desconectar: trabajar de nuevo, hacer un MBA con una hija de tres y otra de un año…¡Lo más parecido a unas vacaciones que he tenido en los últimos tiempos!. Y si yo he podido, puede cualquiera… y sienta fenomenal cuando ves que lo has conseguido.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis pasado por esta dura experiencia?

Antes de irnos…

Cuéntanos tu historia

Recuerda que si te apetece compartir tu historia como nuestra protagonista de hoy puedes hacerlo a través de esta sección de ‘Ellas opinan’. Si te animas a hacerlo escríbenos a hola@clubdemalasmadres.com, estaremos encantadas de compartir tu experiencia.

Han comentado...

  1. Estoy en duelo con un dolor por momentos insoportable. Deberíasé dar gracias pq yo soy afortunada por tener dos buenos hijos. Fuí mamá con 36 y 38 años, hace 4 y 2 años. Unos embarazos perfectos, sin complicaciones, felices, sin apenas pruebas, todo estupendo y normal. Nunca me imaginé que a veces los embarazos se complican..
    Sin buscarlo con 39 años me volví a quedar embarazada. Nov año pasado. No entraba en nuestros planes pero nos ilusionamos montón. Estando de vacaciones en Fuerteventura tengo un sangrado, en un taxi corrimos todos al hospital. Fue uno de los momentos más traumáticos de mi vida. Se veía el embrión de 7 sy 4 días y tuve que escuchar no hay latido, está parado. Me parecía imposible. Le rogué a la doctora que por favor que siguiera comprobando. Tuve un Llanto como nunca antes, se me partió el alma en dos. Aborto muy doloroso con misoprostol.
    Como ya nos visualizabamos como papás te tres niños fuimos a buscar a nuestro arcoiris. Un bebé muy buscado y deseado. test de ovulación Ovosicare diario y mucho empeño. A los 5 meses lo conseguimos. Una de las alegrías más grandes. Me enteré antes que con ningún otro a10dpo pq llevaba todo el seguimiento.
    Fuimos a muchas pruebas porque tenía la nube negra de la experiencia que me había pasado. Pasaba las primeras semanas con miedo. Todo iba bien hasta que llegamos a la ecografía del Sergas de las 12 semanas. Tuvimos la mala pata de una médico incompetente, me hizo una ecografía trasvaginal sumamente dolorosa. Yo le rogaba que por favor si me lo podía quitar y volver a meter y me decía que no !!!! cuando acabo me dijo que ya me podía cambiar y que me tenía que comentar una cosa. Me puse en lo peor, me senté y me dice que el bebé tenía pliegue nucal aumentado 4mm y un aparente fallo en el sistema de circulación. Salí de allí como si fuera una pesadilla, la ansiedad, los nervios y el llanto se apodero de mí. Mi marido no entendía porque no sabía lo que suponía realmente lo que nos acababan de decir. Yo en cambio de leer mucho en mis embarazos yo sí que sabía lo que podía suponer un pliegue nucal aumentado El Sergas me proponía tan sola hacer la amniocentesis al cabo de 3 semana. No podía esperar tanto tiempo la incertidumbre me mataba. Al día siguiente nos vio un ecografista de renombre, nos explicó todo mucho y detectó que aparte el bebé tenía un edema o higroma quistico. Hablaba de sospecha y nos sugirió hacer el test de ADN. Fueron los peores días de mi vida en cuanto a nervios y ansiedad incontrolable. No me calmaba con nada, no era capaz de comer, de dormir, volví a fumar. A los pocos días llamaron de laboratorio trisonomía 21. Tenía pocas esperanzas pero sabía que en muchos casos aunque sería un embarazo de riesgo podría resultar todo bien. Yo no tuve esa suerte. El diagnostico de ser un bebé con trisonomia 21 down e higroma quistico daba que la esperanza de vida era 0 y que no sobreviviría el embarazo. No me podía permitir esperar más, ya teníamos el diagnóstico y al día siguiente buscamos una clínica privada y me realizaron una Ive a las 13 semanas. Que dolor tan hrande. Porque me ha tocado a mí ese 1% ??? Pq, pq??? Yo le quería y le rogaba a mi bebé que se quedará con nosotros que no me dejará. Aproveché la intervención para colocarme un DIU. psicológicamente no podría volver a pasar por lo que pase de volver a intentarlo sería un calvario de embarazo de miedo, nervios y la ansiedad se apoderaría de mí por si algo sale mal. Unas y otras vez pienso en seguir buscando porque yo estuve mucho tiempo visualizando me con mamá de tres y quería darle un hermano a mis hijos. Al día siguiente de darme la noticia el diagnóstico cumplí 40 años. El peor cumpleaños de mi vida. Ahora ya con la edad que tengo ya todo se complica. Sorry por el rollo. Quería dejar mi testimonio por si le puedo ayudar alguna mamá que desgraciadamente que estará pasando o pasará por esto. Yo aún estoy en el tunel del duelo. No me lo saco de la cabeza. Intento encontrar una explicación y sé que no la hay. Mucho animo a todas.

  2. Tengo los pelos de punta. Mucho ànimo a todas que os pasado. Un abrazo

  3. Hola Carmen, no sabes como te entiendo, aunque mi situación fue diferente; mi ilusión de siempre era quedarme embarazada y tener un hijo, en mi entorno todo el mundo se quedaba embarazado y todo era perfecto, pero llegué yo y todo se torció; mi primer embarazo acabó en un legrado a las 11 semanas, porque el embarazo no prosperaba todas las ilusiones se fueron. Todo el mundo me decía no te preocupes que el refranero español dice “mujer legrada mujer preñada”, pues si a los 5 meses otro test positivo, felicidad absoluta hasta que empezé a manchar a las 6 semanas de embarazo, fuimos a urgencias y los peores pronósticos, un embarazo ectopico, gracias a una ginecóloga de urgencias que lo vió claro y entendió que quería volver a intentar tener hijos, no me operaron y me trataron con medicamentos, tras dos meses duros, todo finalizó. Pese a recomendarme que tenía un 99% de posibilidades de que fuera otro ectópico, no perdía nada y lo conseguí a mi pequeña princesa. En resumen si se quiere hay que luchar. Animo a todas

  4. Que hermosas historias tenéis todas, tristeza, miedo, superación, valentía. Cada vez más la sociedad es consciente de todas estas perdidas que hasta ahora eran invisibles. Te das cuenta de ello cuando te preguntan “banalidades” como par cuando el bebe? Sabes que pasa que llevamos 6 años intentándolo y 2 abortos. UPS! las caras cambian de golpe, pero es que es un tema muy difícil para muchas familias, para muchas parejas. Entonces llegó mi buenhijo arcoíris. Después la pregunta era, para cuando el hermanito? pues mire usted después de tres abortos y mucho dolor no se si va a llegar el hermanito. UPS! Si no sabes para que te metes? por fortuna y aunque parecía imposible estamos esperando a nuestro buenhijo arcoíris 2. En un embarazo como el anterior con heparina, adiro, controles mil de azúcar y tiroides… y aunque estoy cagada de miedo, ahí vamos, luchándolo e intentando disfrutarlo muchísimo. Quien diga que las mujeres somos el sexo débil, realmente no sabe de lo que habla. Somos maravillosas, fuertes y luchadoras. Hay que darse tiempo, llorar, pelear, reir, lo que nos pida el cuerpo. Y seguro que mañana, o pasado, saldrá el sol. Mucha fuerza a todas!

  5. Os leo con lágrimas en los ojos….de tristeza en unos casos y de alegría en otros. Yo también pasé por eso…y me he sentido justo como describes. Una niña buscada y muy deseada…y cuando estas a punto de tocar el cielo….un abismo se abre a tus pies. Un desprendimiento de placenta y una cesárea de urgencia….y vuelta a empezar con un dolor y una pena que no se pueden describir, me llegaron a molestar hasta las luces de Navidad y la felicidad de los demás. Aunqueces inevitable buscar un porqué o un culpable no lo hay…. eso nos hace daño y aunque cuesta asimilarlo…simplemente son cosas que pasan…y a vecen nos pasan en primera persona. Busqué ayuda…siguiendo el consejo de una amiga lo que me permitió canalizar tanto dolor. Dos años después nació mi hija Paula y a los 15 meses mi hija Natalia….no me lo podía creer!!!!. Nunca tuve la certeza de que lo conseguiría pero no perdí la esperanza. Muchas gracias por compartir vuestras historias y mucho ánimo … sobre todo mucha esperanza, el amor de madre es una fuerza infinita

  6. Yo pasé lo mismo. De 41 semanas. Mi primera hija. La vida se paró para mí, me sentía muerta por dentro y te das cuenta de lo sola que estás. El resto del mundo sigue con su vida y yo me quería morir. Ahora creo que soy más feliz que antes porque mi hija me enseñó muchas cosas

  7. Gracias por vuestros relatos.
    Os cuento mi relato. Hoy dia 13 hace 1 mes que nació nuestra princesa Ivet al cabo de 2 dias murió.
    Tuve un embarazo estupendo. Todo salia perfecto, la niña perfecta. Tuve tres caidas y nada pasaba. Hasta que el dia 13/09/17 me levanté no muy bien (yo cumplia el 20/09/17) me fui al baño y al salir llamé a mi marido que me estaba mareando. Me desmayé y dice que empecé a combulsionar. Al cabo de nada me desperté y bajé hacia abajo para ir a buscar la ambulancia y en la primera planta de la casa empecé a notar que me caia un liquido pensaba que habia roto aguas y no era sangre roja a chorros. Era un desprendimiento de placenta. Me cogieron enseguida, a quirofano cesarea de urgencia. La niña nacio muerta la pudieron reanimar pero al.cabo de dos se la llevaron con helicoptero a Sant Joan de Deu. Yo aquella noche tuve que quedarme en el hospital pq perdi tanta.sangre que me tuvieron que hacer una transfusión de 2 litros. Por la tarde ya me trasladaron al lado de mi hija. Estava en incubadora con muchas maquinas y cables. Cuando llegué la llamé y cuando oyo mi voz abrio los ojos (la unica vez que vi que los abria) estuve toda la noche del 14.09.17 intranquila, la tenia a mi lado pero yo no lo veia bien. El dia 15.09.17 hacia muy mala carita, los medicos nos dijeron que tenia fallos por todos los organos, el cerebro no tenia respuesta. La niña habia estado no se sabe cuanto tiempo sin oxigeno. Y la misma tarde del 15.09.17 falleció.
    Mi vida a partir de ese momento cambió x completo. La pérdida de un hijo te marca de por vida. Tengo que seguir luchando por mi otro hijo de 6 años, he llorado mucho…tanto que no me quedan lagrimas. Cada dia la recuerdo, y la recordare toda la vida. Mi hijo la recuerda y la busca x la noche como una estrellita. Tenemos en el cielo mama a la estrellita de Ivet. Asi es tengo dos hijos un principe conmigo y mi princesa en el cielo. Solo pido a Dios que me de fuerzas para seguir luchando…un beso a todas luchadoras!

  8. Yo también sé lo que se siente, hace 2 meses perdí a mi deseada buenahija a los 27 días de haber nacido supuestamente por una infección respiratoria sin ningún síntoma. El sentimiento de culpabilidad de haber tenido que haberlo visto antes, haberla llevado antes al médico, haberla tenido más tiempo en mis brazos…Me he incorporado relativamente pronto a trabajar pq la casa se me caía encima, pero aún estoy en la primera fase del duelo y cuesta seguir adelante.

    1. Que dura situación, madre mía. Ese sentimiento de culpa que tanto ahoga… A mi me recomendaron que cuando entres en ese pensamiento debes hablarlo y si no estás con nadie, escribirlo y leerlo o grabarlo y escucharlo para darte cuenta de que eso no es así. Porque realmente no podíamos hacer nada más, aunque soy consciente de que es fácil decirlo pero difícil no caer en ese pensamiento una y otra vez. Mucho ánimo y un abrazo muy fuerte. Si te apetece leer algo una amiga me regalo un libro: el camino de las lágrimas, de Bucay. Por si puede ayudarte a elaborar tu duelo.

  9. Como me suento de identificada en cada una de tus palabras, vivi exactamente lo mismo, y asi me sentí con cada etapa! con 25 años tuve mi primer aborro, con 25 mi primer hijo, Pepito que se fue al cielo a las 9 horas de nacer y ahora tengo 2 mas de 20 y 4 meses, que me hacen la malamadre mas feliz del mundo, pero no hay ni un solo momento del día que no me acuerde de mi Pepito.

    Muchas gracias por compartir tu historia!!

  10. Muchas gracias por contarnos vuestras historias, historias duras pero de superación…sois muy valientes.
    Yo pasé por ello y yo creo que no se olvida…simplemente se vive con ello…Mi primer bebe es nuestro angelito y siempre me acordaré de el/ella…después tuve dos preciosas hijas y es cierto que hay que aprender a ir gestionando los miedos y a disfrutar y que es difícil cuando tienes sangrados, amenazas de abortos, hematomas…es muy difícil porque sientes esa impotencia…porque no puedes hacer nada…pero hay que vivir con ello y luchar, luchar, luchar.
    Mucho ánimo a aquellas que han pasado por ello y las que están ahora viviendo esas terribles experiencias…un abrazoooooo muy fuerte

  11. Hace unos meses nació mi niño, pero murió a los 4 días, sigo luchando por organizar mi vida y mi cabeza de nuevo, pronto acabará mi baja por maternidad. En estos meses estoy intentando deshacerme del sentimiento de culpa, q por un lado soy consciente de que yo no podía hacer nada, pero por otro de repente mi cabeza entra en un bucle en el que piensa y si yo he hecho o si yo hubiera hecho, del que a veces es complicado salir. Intentar quedarte con algo positivo de todo esto y que te ayude a crecer como persona y a desarrollar mi vida es lo que se supone que tengo que hacer pero es complicado y es q no podía imaginarme que se podía querer tanto a alguien con verle un segundo la carita. Así que me quedo y doy las gracias a mi niño por enseñarme el amor mas grande del mundo. Gracias por tu relato, por demostrarme que se puede salir de aquí. Aunque aún me queda bastante camino por recorrer.

    1. Mucha fuerza, Sara…¡claro que lo conseguirás! Pero para ganar la guerra hay que hacer frente a muchas batallas…poco a poco. Da un poco de vértigo pensar que nadie te puede ayudar y depende ti salir adelante…pero como escribo en el post, verás lo bien que sabe cuando se consigue. Ánimo!

  12. Gracias Marta! La vida te sorprende, a veces pierdes demasiado y otras te demuestra que es una verdadera aventura que merece la pena vivir!

  13. Uau, que pasada de historia has tenido que vivir, pero me encanta que el final sea feliz… Bs

    1. Gracias Marta! La vida te sorprende, a veces pierdes demasiado y otras te demuestra que es una verdadera aventura que merece la pena vivir!

  14. Gracias por compartirlo Carmen, estas lecturas nos ayudan a todos a conocer un poquito más y ponernos en la piel de los demás… que a veces no es fácil si no conocemos su historia.
    Un abrazo enorme, el mundo está lleno de héroes sin capa…

    1. Gracias Pilar! Precioso mensaje que hace que merezca la pena abrir el alma en un relato.

  15. Poner palabras a ese dolor, sacar fuerza para salir del túnel… sois unas mujeres increíbles. He leído tu relato y el de Carmen con el corazón encogido y la piel erizada. Con vuestras palabras dais luz a muchas madres. Es una realidad que esta ahí, aunque no se comenta, no se habla, pero existe y duele, duele mucho porque además, no te la esperas. Nosotros somos muy afortunados: nuestra buenahija2 después de 20 días en la uci y 19 en neonatos por una neumonia congénita e hipertensión pulmonar esta con nosotros. Nos dimos de frente con otra realidad. El nacimiento no siempre es maravilloso, el parto no siempre es alegría. A veces, por desgracia, las lagrimas son por miedo y la más profunda tristeza. Las fotos no se comparten por Whatssapp, no hay felicitaciones, ni sonrisas. Pero lo que siempre, siempre, esta presente es el Amor.. amor incondicional, amor puro, amor incluso animal. Ese bebe es nuestr@ hij@, por encima de todas las cosas y ahí aparecen otros tantos sentimientos. A mi me costo también “convivir” con la impotencia… no poder cuidar y proteger a tu hij@… nadie te prepara para eso. Para nada nuestra situación es comparable. Vuestra perdida es terrible pero vuestra forma de afrontarla, es increíble. Gracias por ponerle palabras porque estoy segura que ayudáis a muchas más personas de las que pensáis. Os mando un abrazo de luz sincero, sanador y lleno de cariño. Gracias

    1. Gracias Nuria! Por lo que cientas tú también eres una campeona…lo has definido muy bien: impotencia.
      Ese abrazo es muy gratificante!

  16. Que escrito más emotivo y lleno de positivismo. Leer casos como el tuyo ayuda a visualizar la vida real y alejarnos de esos idealismos con los que muchos se llenan la boca. Has dado un “chute” a algunas que, como yo, quizás nos encontramos en un túnel y no lo decimos, tras pasar por dos malos momentos. Gracias.

    1. Mil gracias por tu emotiva respuesta Alba…pues sí. Yo reivindico el derecho a estar mal y triste. Esconderse en que no ha pasado nada no ayuda. Para coger impulso necesitamos tomarnos nuestro tiempo. Mucho ánimo!

  17. Por desgracia sé lo que se siente. Hace dos meses casi, en el día de mi cumpleaños, perdimos a mi segundo hijo con 16 semanas. Me ha emocionado mucho q digas q tienes tres hijos aun que uno ya no esté contigo xq yo siento eso mismo y la gente que te rodea… con sus frases hechas de “aun no era nada” o ” puedes buscar otro”, como si fueras a por el pan…son personas con muy poca empatía y con muy poca sensibilidad xq no saben lo que duele oír eso de mi niño que tuve q parir sin poder hacer nada. Aun que hay veces que me inunda la tristeza y el llanto… tengo mi buenhijo de cuatro añitos q me alegra la vida cada minuto que paso con él. Con lo mal que lo pasamos también para tenerlo y el miedo constante de perderlo… No sé si seré tan valiente como tú y volveré a intentarlo. Un abrazo muy fuerte a todas. Gracias por compartir tu historia.

    1. Rocío qué razón tienes…la gente es imprudente e incluso a veces yo diría que despiadada! Lidiar con eso no es nada fácil…y no te presiones por no volver a intentarlo! No es una obligación! Muchas veces nos agobian preguntando: ¿no te animas? …nadie te pregunta ¿eres feliz? Eso es lo que importa!

  18. Cuando pierdes un hijo/a la vida te da un bofetón tremendo, duele mucho y deja secuelas para siempre. No duele menos porque tengas otros. Para mí siempre tendré una hija mayor que se fue sin avisar y nos dejó trastornados, tanto que hay unas semanas de mi vida de las que no soy consciente de haber vivido, solo recuerdos. Yo sí que empecé pronto a trabajar, estar en casa era un suplicio…

    1. Tienes mucha razón…esto te deja la vida ya condicionada. Aunque todo continúe, eso siempre está…mucho ánimo!

  19. Yo hablo por boca del buenpadre. Cuando nos conocimos jamás pensé que llevaba esta historia en la mochila. Es un hombre alegre, optimista, cariñoso… pero cuando tuvimos nuestro embarazo tan buscado yo lo notaba contenido, serio, no ilusionado… me daba rabia no poderlo vivir plenamente juntos… pero era lógico. Él había tenido una pérdida en una relación anterior, en un parto de urgencia a los 7 meses, que además no supieron gestionar y acabó con su relación. Supongo que es difícil a nivel personal levantar cabeza de algo así, yo no me lo puedo llegar a imaginar, pero más difícil tiene que ser salir fuerte como pareja de ello. Aunque no fuera mío aquel angelito que perdió, yo también lo siento un poco mío. Sergi, el hermano de mi hijo está en el corazoncito de todos!

    1. Anna cuánta razón tienes! La situación del buenpadre es muy complicada…todo el mundo se centra en la madre y ellos tienen que pasar su duelo muy solos y haciéndose los fuertes para apoyar a la mami! Demuestras un gran corazón con tu historia.

  20. Pase tambien por un desprendimiento de placenta y mi hijo y yo nos salvamos por los pelos. Tuvimos la gran suerte de estar ya en el hospital y de parto cuando sucedió por lo que los monitores pitaron al momento. Todo iba fenomenal y perfecto hasta ese momento. Suerte de estar al lado de un quirófano y que con una cesárea de urgencia sacaran a mi hijo vivo y sano.
    Después de ver lo que había pasado todos los médicos me decían que no sabía la suerte que había tenido…

    1. Gracias por tus palabras, María. Cierto…tuviste mucha suerte! A mí también me pilló en el hospital y me dijeron que estos casos los tratan como accidentes mortales de necesidad! Fuiste afortunada. Un abrazo

  21. Uff vida,,cuando estabas en el vientre de tu madre,ya llevaba yo 3 meses sufriendo un episodio muy parecido si no más cruel y sin las posibilidades tuyas,a lo mejor tienes suerte y te lo cuenta tu Abu que es mi segunda madre en consejos,hoy a los 38 todavía le pongo cara y pelo largo,no hay un día que no l tenga en mi mente,aún si haberla visto, y si entregarla,las madres somos de otra madera,después le eche las misma narices que tu y tengo una pareja preciosa,tu los conoces ,,un abrazo campeona

    1. Claro que sé tu historia tan dura, Puri…mi familia no lo olvida. Es verdad que eres un gran ejemplo y una superabuela!!

  22. Te felicito Carmen, ere muy valiente.
    Yo también pasé por el mismo trance de perder a un hijo, pero yo creo que nunca se supera, sino que aprendes a vivir con ello.
    Yo todo lo vivo con miedo, así que te admiro ver cómo eres tan valiente y luchadora.
    Un abrazo

    1. Es cierto, no se supera, pero se continúa viviendo… sólo por haberlo pasado, tú también eres una valiente! Vivir sin miedo no es nada fácil, pero cuando llegue tu momento para ver con distancia de lo has sido capaz, te aseguro que te crecerás mucho! Ánimo campeona

    2. Hoy es 20 de enero 2019 . El 20 diciembre 2028 marchó mi hijo de 13 años al cielo… Es muy rudo pero solo Dios fortalece… Sin él nada!

  23. Bonita historia, y muy real. Soy mala madre de un buenhijo y una buena hija y he pasado por 5 embarazos para serlo. Creo que la gestión de la culpa es peor, o al menos a mi me resulta mas difícil, cuando vives este tipo de situaciones.
    En Aragón la Asociación Brisa de Mariposas hacen una labor estupenda en el acompañamiento del duelo.
    Me alegra que tu historia acabe bien, como la mía. Ahora a disfrutar, sobre todo del día a día, tal y como aconsejas.
    Un saludo!!

  24. Yo creo que he sido muy afortunada porque mis 3 embarazos han sido estupendos, pero me emociono muchísimo con tu historia, es una historia de superación y optimismo. Gracias por compartirla.

    1. Muchas gracias…ha costado pero está hecho con el corazón. Que lectoras cono tú lo valoren, es muy gratificante!

  25. Me ha emocionado mucho la historia de mi gran amiga Carmen. Está claro que por mucho que se quiera, hasta que no te pasa a ti no se sabe lo que se siente. Eres una gran mujer y estoy muy orgullosa de haberte encontrado.
    Te quiero mucho Carmen, eres un ejempliego a seguir.

    1. Carmen, aquí y donde escribas, no eres consciente de la cantidad de mujeres que te estamos abrazando, que te admiramos y te arropamos. Mucha fuerza!!!

    2. Lo siento Carmen…cada historia nueva que conozco me parte el alma…
      Efectivamente, necesitas tú tiempo…pero pronto esos 3 soles te empujarán a continuar. Mucho ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.