¿Qué quieres encontrar?

28
Ellas Opinan: la experiencia personal de una adopción

Ellas Opinan: la experiencia personal de una adopción

Mercé Corbella, barcelonesa, con estudios de Trabajo Social y Psicologia y madre adoptiva es hoy nuestra protagonista en ‘Ellas Opinan’. Su historia, la experiencia vivida en el proceso de adopción, hace 14 en Rusia (Siberia Occidental) adonde fueron su marido y ella en busca de su deseado hijo,  en esta caso una niña. Los pros, los contras, la ‘aventura’ vivida lo plasma en este interesante post con el que hoy os dejamos.

La visión de la película española “La adopción” estrenada a finales de noviembre pasado me ha dado motivos para “estrenarme” en vuestro blog. La producción está basada en la experiencia personal vivida por su directora Daniela Féjerman (Buenos Aires, 1964), para adoptar un niño en un país del Este de Europa (Ucrania). Debo deciros que esta película se ha estrenado en pocas salas de cine de nuestro país. He visto muchas películas sobre este tema y en casi todas me he sentido identificada como madre adoptiva que soy, pero en este film aún más, ya que la pareja protagonista es española.

La experiencia que vivimos mi marido y yo hace 14 años en Rusia (Siberia Occidental), fue muy parecida y como en la película mencionada también tuvo final feliz, aunque nosotros no tuvimos que escoger a un niño mediante ver fichas con sus características y foto. Defino la adopción, al menos la internacional, como una gran aventura que puede tener un final no siempre feliz y hay que tener en cuenta que en ciertos países la aventura puede ser mayor. Tiene riesgos y problemas inesperados e imposibles de prever, como por ejemplo que cambie la legislación en el país que desees adoptar o en el nuestro, durante la tramitación motivado por cambios de gobierno que hace que se alarguen los plazos previstos y también en la espera de conseguir un niño/a más o menos sano, solicitado de acuerdo con las características deseadas y solicitadas en el expediente, como la edad y el sexo.

La primera parte de la tramitación en nuestro país ya requiere un largo recorrido burocrático con certificados médicos, laborales con los ingresos económicos de la familia y todos los documentos que deben apostillarse por la Convención de La Haya en el Colegio de Notarios. Asimismo las varias sesiones de reuniones con otros padres con psicólogos y trabajadores sociales para conseguir el certificado de Idoneidad, incluyendo una visita domiciliaria para comprobar la adecuación del futuro hogar del niño. Todo este proceso es necesario para valorar si das el perfil idóneo para ser padres adoptivos, que por cierto también implica un importe elevado para obtenerlo.

Pero la segunda parte ya en el país escogido, teniendo en cuenta que las posibilidades reales de escoger un país no son tantas, aunque continuamente se van abriendo otros países pero también se cierran otros por distintas causas. Entonces “la aventura” se puede complicar con situaciones inesperadas como esperar tiempos más largos de espera que los que te han informado, lo que significa mayor coste económico, el desconocimiento del idioma aunque dispongas de un traductor en español, en nuestro caso muy profesional y amable, intervienen otras personas, que si dominan algo el inglés también puede ayudar a mantener una buena comunicación, pero te sientes desvalido si no conoces el idioma ruso, al menos en nuestro caso ya que como sabes si la traducción de cualquier comentario importante sobre el niño es fiable?, ¿y la corrupción existente en muchos países?, si se complican los trámites por problemas que no esperabas, como en el caso de la película que existe un familiar que quiere quedarse con el niño, o aparecen otros hermanos con posibilidad de adoptarlos también, entre otras situaciones no esperadas.

Otro factor como el frío invernal de estos países también influye en el estado de ánimo. Por suerte nosotros viajamos la primera vez en mayo, aunque nevaba un poco, y el segundo viaje en agosto el clima ya era similar al nuestro.

Es un proceso que pone a prueba al igual de hacerlo en pareja o sólo/a, todas nuestras emociones, tanto las positivas como las negativas. Nosotros también sufrimos algunos obstáculos, que por suerte al final no fueron insalvables. La adopción en Rusia requiere dos viajes, pero a veces hay que hacer tres, sino es posible que te asignen un niño en el primer viaje. En los países del Este el historial médico de los niños constan problemas que no sabes si son ciertos o están exagerados para así conseguir que puedan ser adoptados internacionalmente y por supuesto hay que consultar con algún médico de nuestro país, aunque en Rusia los niños de los orfanatos tienen revisiones periódicas de control de la salud. Nuestra hija con dos años escasos tenía diagnosticada una miopía con las mismas dioptrías detectadas en la revisión que le hicimos al regresar.

Cuando regresas piensas que es mejor no explicar esta aventura a los amigos o familiares y si acaso comentarlo en plan de haber vivido experiencias y anécdotas positivas como si hubiéramos estado en un viaje turístico.

A veces pienso, ¿repetiríamos otro proceso de adopción?. No lo sé. Nuestra hija como casi todos los hijos únicos quiere tener un hermano, pero nosotros ya somos “seniors” desde hace años y también pienso cualquiera se arriesga a repetir otro proceso, aunque finalizó bien. Cada adopción es diferente, pero todas son algo parecidas. Por supuesto que hay segundas e incluso terceras adopciones en una misma familia y el hacerlo supone una vivencia personal positiva e irrepetible. El tener un hijo/a adoptado creo que conlleva siempre un plus añadido para los padres y madres al educarlo en las diferentes etapas de su desarrollo. Pero la post-adopción requiere otros posts o comentarios, ¿no creéis?

Y vosotras malasmadres que habéis adoptado vuestro buenhijo o buenahija, ¿cómo fue el proceso? Contadnos vuestras experiencias.

Malasmadres-adopcion(1)

 

 

Han comentado...

  1. Soy madre monoparental adoptiva en Rusia en el año 2005.
    Ya hace años del proceso y cuando lo recuerdo me siento afortunada . Incluso la burocracia , la ECAI, los viajes …. solo los recuerdo como una experiencia costosa pero no dolorosa.

    No me senti mala madre entonces , ahora si , mi hija ha crecido , es una adolescente mas que complicada y ahora si me siento ” mala madre ” por no saber transmitirle ni a ella ni a mi entorno lo duro que es verla crecer y alejarse.

    1. Gracias Ana por tus comentarios,
      Nosotros también tuvimos mucha suerte con la ECAI que sólo tramita adopciones en Rusia, te hablo del año 2001 y hacia poco habían parado las adopciones por cambios en la legislación rusa y en poco más de 5 meses ya tuvimos la asignación para viajar a Rusia.
      Nuestra hija tiene 16 años y creemos que “funciona” bastante bien para ser adolescente y más adoptada. SI me duele mucho al menos a mi que poco a poco la tienes que ir soltando, dada su próxima madurez como adulta.

  2. Soy madre monoparental adoptiva en Rusia en el año 2005.
    Ya hace años del proceso y cuando lo recuerdo me siento afortunada . Incluso la burocracia , la ECAI, los viajes …. solo los recuerdo como una experiencia costosa pero no dolorosa.

    No me senti mala madre entonces , ahora si , mi hija ha crecido , es una adolescente mas que complicada y ahora si me siento ” mala madre ” por no saber transmitirle ni a ella ni a mi entorno lo duro que es verla crecer y alejarse.

    1. Gracias Ana por tus comentarios,
      Nosotros también tuvimos mucha suerte con la ECAI que sólo tramita adopciones en Rusia, te hablo del año 2001 y hacia poco habían parado las adopciones por cambios en la legislación rusa y en poco más de 5 meses ya tuvimos la asignación para viajar a Rusia.
      Nuestra hija tiene 16 años y creemos que “funciona” bastante bien para ser adolescente y más adoptada. SI me duele mucho al menos a mi que poco a poco la tienes que ir soltando, dada su próxima madurez como adulta.

  3. Nuestra adopción tuvo un final feliz, muy, muy positivo. Una niña cariñosa, con el fuerte carácter típico asiático, que nos tiene locos. Pero es difícil olvidar lo largo y duro que fue el proceso. Ya llevábamos una gran carga emocional por los muchos años de tratamientos de fertilidad. Incluso abrimos el expediente de adopción a la vez que las 2 últimas FIV. Para mi lo peor de todo es la incertidumbre, nuestra adopción “solo” nos llevó 2 años y medio (es poco tiempo para la media) de altibajos, avances, retrocesos, papeles y más papeles, y ocultar alguna pérdida familiar que no parara el proceso. Cuando por fin llegó la deseada llamada con la asignación, yo solo preguntaba que qué papel faltaba ahora, tardé horas en creérmelo. Solo viajamos una vez a un pequeño país lleno de gente amable, hasta nos daban las gracias por darles una vida mejor a sus pequeños. Gracias a ellos siempre. Entre las familias que fuimos juntos hablamos de nuestra experiencia y ninguno hemos repetido. Tuvimos suerte de un final feliz, pero emocionalmente no podría volver a vivirlo. Le deseo mucha suerte a todos los que están en ello.

    1. Gracias “la segunda” Ana por tus comentarios,
      Como supondrás conozco a varias niñas chinas adoptadas en el pueblo donde vivo, en la escuela de mi hija, etc. y creo que los padres están contentos, también recuerdo a una amiga que es abuela de una niña que me comentó que sí tenía carácter su nieta con 2-3 años. Sé que actualmente se tardan varios años para adoptar en China y la espera puede ser “terrible”.
      Nosotros tampoco hemos repetido la que creo positiva experiencia.

  4. Nuestra adopción tuvo un final feliz, muy, muy positivo. Una niña cariñosa, con el fuerte carácter típico asiático, que nos tiene locos. Pero es difícil olvidar lo largo y duro que fue el proceso. Ya llevábamos una gran carga emocional por los muchos años de tratamientos de fertilidad. Incluso abrimos el expediente de adopción a la vez que las 2 últimas FIV. Para mi lo peor de todo es la incertidumbre, nuestra adopción “solo” nos llevó 2 años y medio (es poco tiempo para la media) de altibajos, avances, retrocesos, papeles y más papeles, y ocultar alguna pérdida familiar que no parara el proceso. Cuando por fin llegó la deseada llamada con la asignación, yo solo preguntaba que qué papel faltaba ahora, tardé horas en creérmelo. Solo viajamos una vez a un pequeño país lleno de gente amable, hasta nos daban las gracias por darles una vida mejor a sus pequeños. Gracias a ellos siempre. Entre las familias que fuimos juntos hablamos de nuestra experiencia y ninguno hemos repetido. Tuvimos suerte de un final feliz, pero emocionalmente no podría volver a vivirlo. Le deseo mucha suerte a todos los que están en ello.

    1. Gracias “la segunda” Ana por tus comentarios,
      Como supondrás conozco a varias niñas chinas adoptadas en el pueblo donde vivo, en la escuela de mi hija, etc. y creo que los padres están contentos, también recuerdo a una amiga que es abuela de una niña que me comentó que sí tenía carácter su nieta con 2-3 años. Sé que actualmente se tardan varios años para adoptar en China y la espera puede ser “terrible”.
      Nosotros tampoco hemos repetido la que creo positiva experiencia.

  5. Me ha gustado leer la experiencia, porque adoptar es de personas valientes, no sólo por lo largo y duro del proceso sino porque no deja de ser una experiencia “salvavidas” para la mayoría de los niños que son recibidos en su nuevo hogar. Es una pena que no haya medios para acortar los plazos y que a nivel nacional las listas vayan aún más despacio.

    1. “Educación-emocional”
      Me agrada que hayas incluido el tema de la adopción nacional, no sé actualmente si el proceso se ha acortado más, creo que sí. Hace unos años estaban cerradas las listas al menos en Barcelona y creo que también en Madrid. Al menos conozco un caso de un niño adoptado con dos años, ahora debe tener 8-9.
      Los tiempos de tramitación en nuestro país sí deberían también ser más cortos, así como en los países escogidos para la adopción, pero como intervienen tantos factores, ….
      Gracias,

  6. Me ha gustado leer la experiencia, porque adoptar es de personas valientes, no sólo por lo largo y duro del proceso sino porque no deja de ser una experiencia “salvavidas” para la mayoría de los niños que son recibidos en su nuevo hogar. Es una pena que no haya medios para acortar los plazos y que a nivel nacional las listas vayan aún más despacio.

    1. “Educación-emocional”
      Me agrada que hayas incluido el tema de la adopción nacional, no sé actualmente si el proceso se ha acortado más, creo que sí. Hace unos años estaban cerradas las listas al menos en Barcelona y creo que también en Madrid. Al menos conozco un caso de un niño adoptado con dos años, ahora debe tener 8-9.
      Los tiempos de tramitación en nuestro país sí deberían también ser más cortos, así como en los países escogidos para la adopción, pero como intervienen tantos factores, ….
      Gracias,

  7. Mi marido Tolo y yo tenemos un hijo biologico que se llama Tomeu, pero nos decidimos por la adopción para tener un segundo hijo, ya que era una de las ilusiones de mi vida . Nuestro proceso duro 7 años … pero en mayo del 2013 completamos la familia con nuestro hijo Arnel, al que fuimos a buscar a Filipinas. Tenia 4 años, y su adaptacion ha sido muy rapida y fantastica, final feliz!!!! El proceso muuuy complicado … 7 años!!! pero me acuerdo mucho de lo que nos dijo una asistente social poco antes de la asignacion … “Llevais un proceso muy duro… pero podeis estar seguros que el niño que se os asigne ha nacido para ser hijo vuestro .. ” y siiii… así ha sido !!

    1. Hola Maria del Pilar,
      Seguro que vuestra adopción es el primer caso que sé de una adopción en Filipinas, sí sabía que habían abierto este país pero no me imaginaba la larga espera. Siempre he pensado que después de tener un hijo biológico tiene más mérito adoptar un segundo hijo.
      Felicidades por su buena adaptación.

  8. Mi marido Tolo y yo tenemos un hijo biologico que se llama Tomeu, pero nos decidimos por la adopción para tener un segundo hijo, ya que era una de las ilusiones de mi vida . Nuestro proceso duro 7 años … pero en mayo del 2013 completamos la familia con nuestro hijo Arnel, al que fuimos a buscar a Filipinas. Tenia 4 años, y su adaptacion ha sido muy rapida y fantastica, final feliz!!!! El proceso muuuy complicado … 7 años!!! pero me acuerdo mucho de lo que nos dijo una asistente social poco antes de la asignacion … “Llevais un proceso muy duro… pero podeis estar seguros que el niño que se os asigne ha nacido para ser hijo vuestro .. ” y siiii… así ha sido !!

    1. Hola Maria del Pilar,
      Seguro que vuestra adopción es el primer caso que sé de una adopción en Filipinas, sí sabía que habían abierto este país pero no me imaginaba la larga espera. Siempre he pensado que después de tener un hijo biológico tiene más mérito adoptar un segundo hijo.
      Felicidades por su buena adaptación.

  9. Yo soy monoparental con dos hijas adoptadas. Fue muy duro la espera, un golpe de estado cuando iba a ir a por ella y lo paralizaron todo. Y con mi segunda hija la espera fue horrible más de siete años. Pero todo se olvida cuando las tienes contigo.

    1. Toñi que quieres que te comente! Tu si que eres super atrevida. Ser madre adoptiva, dos hijas y familia monoparental.
      Si es cierto que al cabo de un tiempo ya de regreso te vas olvidando de las experiencias tan estresantes vividas en algunos países más difíciles que otros.
      Enhorabuena,

  10. Yo soy monoparental con dos hijas adoptadas. Fue muy duro la espera, un golpe de estado cuando iba a ir a por ella y lo paralizaron todo. Y con mi segunda hija la espera fue horrible más de siete años. Pero todo se olvida cuando las tienes contigo.

    1. Toñi que quieres que te comente! Tu si que eres super atrevida. Ser madre adoptiva, dos hijas y familia monoparental.
      Si es cierto que al cabo de un tiempo ya de regreso te vas olvidando de las experiencias tan estresantes vividas en algunos países más difíciles que otros.
      Enhorabuena,

  11. A principios de diciembre hizo un año que conocimos a nuestro hijo, pero no fue hasta el mes de abril que pudimos reunirnos con el para siempre así que en realidad fue ahí cuando me estrene por fin como ” mala madre”…
    Sin lugar a dudas fue un proceso duro hasta llegar a ese punto pero los comienzos como mala madre tampoco son fáciles;además de las dificultades propias de la adaptación intrafamiliar, los padres adoptivos vivimos “en permanente examen” y no solo por los seguimientos post-adoptivos que tenemos que pasar sino en nuestro propio entorno… si educamos bien o no, si consentimos demasiado a nuestros hijos, si somos demasiado estrictos o permisivos, si nos permitimos mostrar cansancio tienes que escuchar eso de que “qué nos pensábamos que era el ser padres”…
    Con todo, sin lugar a dudas afirmo y me reafirmo en que todo lo malo que he pasado en este tiempo lo doy por bueno por tener a mi hijo conmigo ; lo je yo siento en realidad es que él siempre fué mi hijo solo que nació a miles de kilómetros y tuve que ir a buscarlo …

  12. A principios de diciembre hizo un año que conocimos a nuestro hijo, pero no fue hasta el mes de abril que pudimos reunirnos con el para siempre así que en realidad fue ahí cuando me estrene por fin como ” mala madre”…
    Sin lugar a dudas fue un proceso duro hasta llegar a ese punto pero los comienzos como mala madre tampoco son fáciles;además de las dificultades propias de la adaptación intrafamiliar, los padres adoptivos vivimos “en permanente examen” y no solo por los seguimientos post-adoptivos que tenemos que pasar sino en nuestro propio entorno… si educamos bien o no, si consentimos demasiado a nuestros hijos, si somos demasiado estrictos o permisivos, si nos permitimos mostrar cansancio tienes que escuchar eso de que “qué nos pensábamos que era el ser padres”…
    Con todo, sin lugar a dudas afirmo y me reafirmo en que todo lo malo que he pasado en este tiempo lo doy por bueno por tener a mi hijo conmigo ; lo je yo siento en realidad es que él siempre fué mi hijo solo que nació a miles de kilómetros y tuve que ir a buscarlo …

  13. Hola Amaia,
    Me ha gustado que hayas introducido el tema de estar constantemente pasando “un examen” sobre la educación de nuestro hijo adoptivo. Es cierto que la hora de la verdad en nuestro argot “ser malamadre y podemos añadir “malpadre” empieza al regreso con la adaptación diría que mutua (padres y niño, con la escuela, resto de compañeros y demás familia, etc.)
    Gracias por tus comentarios,

  14. Hola Amaia,
    Me ha gustado que hayas introducido el tema de estar constantemente pasando “un examen” sobre la educación de nuestro hijo adoptivo. Es cierto que la hora de la verdad en nuestro argot “ser malamadre y podemos añadir “malpadre” empieza al regreso con la adaptación diría que mutua (padres y niño, con la escuela, resto de compañeros y demás familia, etc.)
    Gracias por tus comentarios,

  15. Nosotros somos muy afortunados porque salio todo muy bien, tenemos un hijo maravilloso, un sueño que se hizo realidad, a pesar de las dificultades que las hay, no puedo más que animar a aquellas personas que por una u otra razón deciden entrar en el proceso de adopción.
    Como todo en la vida el camino no siempre es fácil pero todo llega, y ahora que nuestro hijo tiene 4 años nos planteamos comenzar de nuevo y volvemos a entrar en una fase de maduración, de valorar la situación actual, de investigación porque hay una incertidumbre sobre la posibilidad de que abra nuevamente Etiopía país al que ya nos sentimos unidos para siempre, en fin como alguien decía antes de llegar a senior…, y es que ahora el tiempo nos pasa volando.
    Feliz navidad y quien sabe quizás la próxima vez que escriba podamos decir y en el 2016 iniciamos….

    1. Feliz año nuevo y Reyes Maria,
      Perdona que en estas fiestas no haya visto tus comentarios.
      Me gusta que os sintáis afortunados con vuestro hijo, nosotros también consideramos que la experiencia de adoptar nuestra hija fue muy positiva, aunque ya tiene 16 años como adolescente y el “plus” de ser adoptada estamos muy contentos.
      Conozco algún niño/a de Etiopia adoptado en mi población de residencia y también de verlos en la calle.
      Es un país que me gustaría conocer como turista.
      Muchas gracias por tus comentarios y os animo a repetir la experiencia. Creo que soy yo que comenté que mi marido y yo ya somos seniors para repetir la experiencia.
      Un abrazo,

  16. Nosotros somos muy afortunados porque salio todo muy bien, tenemos un hijo maravilloso, un sueño que se hizo realidad, a pesar de las dificultades que las hay, no puedo más que animar a aquellas personas que por una u otra razón deciden entrar en el proceso de adopción.
    Como todo en la vida el camino no siempre es fácil pero todo llega, y ahora que nuestro hijo tiene 4 años nos planteamos comenzar de nuevo y volvemos a entrar en una fase de maduración, de valorar la situación actual, de investigación porque hay una incertidumbre sobre la posibilidad de que abra nuevamente Etiopía país al que ya nos sentimos unidos para siempre, en fin como alguien decía antes de llegar a senior…, y es que ahora el tiempo nos pasa volando.
    Feliz navidad y quien sabe quizás la próxima vez que escriba podamos decir y en el 2016 iniciamos….

    1. Feliz año nuevo y Reyes Maria,
      Perdona que en estas fiestas no haya visto tus comentarios.
      Me gusta que os sintáis afortunados con vuestro hijo, nosotros también consideramos que la experiencia de adoptar nuestra hija fue muy positiva, aunque ya tiene 16 años como adolescente y el “plus” de ser adoptada estamos muy contentos.
      Conozco algún niño/a de Etiopia adoptado en mi población de residencia y también de verlos en la calle.
      Es un país que me gustaría conocer como turista.
      Muchas gracias por tus comentarios y os animo a repetir la experiencia. Creo que soy yo que comenté que mi marido y yo ya somos seniors para repetir la experiencia.
      Un abrazo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más