Side Area

Ellas opinan: 8 años de lucha para ser madre

Ellas opinan: 8 años de lucha para ser madre

Alma es una Malamadre que ha luchado con su pareje durante 8 años por quedarse embarazada hasta que en noviembre de 2016 llegó su buenehijo , su pequeño milagro como ella misma afirma. Un camino no exento de obstáculos: un embarazo natural, seguido de un aborto, tres inseminaciones artificiales con sus tres negativos, cuatro in vitro con un nuevo embarazo de mellizos seguido de un aborto y un legrado… Muchas horas de psicólogos y tras todo esto se convirtió en Malamadre. Un tiempo que no ha sido fácil pero que ya pasó, las Malasmadres hemos nacido para luchar y bajo este lema nos han llegado muchas historias como la de hoy que os animo a leer.

Aún recuerdo el día en que decidimos dar el paso. Fue un día de mayo del 2008, nuestro pequeño llegó al mundo un 30 de noviembre de 2016. Ya casi vamos a celebrar su primer año de vida y prometo que aún lo miro como si de un unicornio rosa se tratase. No puedo dejar de maravillarme, a veces lo observo cuando duerme y se me saltan las lágrimas de felicidad. No me duele ni una sola de las noches que me levanta, ni el no parar en todo el día porque pienso que por fin vivo estos momentos. Para mí siempre será mi pequeño milagro.

Desde que nació poco he vuelto a pensar en lo difícil que fue para nosotros traerlo al mundo. La infertilidad, por desgracia, sigue siendo un tema muy tabú en nuestra sociedad, parece que todo el mundo se quedase a la primera, nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que somos una especie bastante infértil, pero de este tema poco se habla, hasta cierto punto es normal.

Al principio es bastante duro llegar a la conclusión de que, pasado un tiempo, si no te has quedado embarazada de manera natural es que algo no funciona correctamente. A este punto le sigue el temible peregrinaje a las consultas de los médicos en busca de un diagnostico que arroje luz al problema. Es un proceso terrible lleno de angustias, tristeza, miedos, dolor, físico y emocional… En fin todo lo que pueda decir es poco. Llegados a este punto no ahondaré más en nuestra historia. Más que nada porque resumir ocho años en ochocientas palabras me resulta imposible, por otro lado ir recordando una por una todas las penurias por las que pasamos tampoco me parece muy práctico.

Quien esté pasando por un proceso similar sabrá, sin necesidad de que le cuente mucho más, de qué estamos hablando. Para los familiares y amigos que tengan a alguien que esté viviendo algo así, solo pedirles que acompañen desde el amor y el respeto. Realmente poco más se puede hacer. Lo que si os diré es que, después de un embarazo natural, seguido de un aborto, tres inseminaciones artificiales con sus tres negativos, cuatro in vitro con un nuevo embarazo de mellizos seguido de un aborto y un legrado… Después de las mil terapias alternativas, de las innumerables horas de psicólogos, después de todo eso por fin llegó al mundo nuestro pequeño.

Pero hasta llegar ese día lloré mucho, muchísimo, sufrí tanto que algunas veces pensé que me volvería loca. Creo que realmente llegué a romperme y aun hoy en día no sé de donde saqué las fuerzas para recomponerme. Me perdí a mi misma, y la vida me puso frente a frente con muchas de mis sombras, pero también vi muchas de mis luces. Con todo hoy puedo decir que agradezco lo que pasó. Yo no sería la persona que soy sin haber andado este camino. Y es aquí donde quería llegar. No sé cómo acabará la historia para cada una de las parejas que me puedan estar leyendo y que estén atravesando ahora por un proceso similar. Lo que si se, seguro, es que un día todo habrá acabado, y lo que también se, seguro, es que el día que termine sabrán de lo que hablo.

Durante los años que pasamos entre tratamientos, beta esperas, negativos, etc., aprendimos que la vida cambia mucho si en vez de por qué te preguntas para qué. Que no te ocurre lo que quieres, sino lo que necesitas. Que el dolor es natural pero el sufrimiento es optativo. Aprendimos a querernos y ser felices en la adversidad. Y en algún punto del camino incluso empezamos a esbozar una vida diferente, una vida sin hijos, porque sí, porque cada día que pasaba tener un hijo parecía más difícil. Como dije al principio nuestro pequeño milagro terminó por materializarse, una etapa terminó y cerramos ese capítulo, y si tuviese que buscar un titulo apropiado para él, sería: Nacidos para luchar. Porque queridos lectores, otra cosa no, pero pelear peleamos y con mucho orgullo hoy podemos mirar nuestra alma y besar cada una de sus cicatrices, bellas marcas que nos recuerdan que pudimos con todo y que salimos siendo más fuertes, más grandes y mejores.

No quiero terminar este escrito sin mandar todo mi apoyo y mi energía positiva a todas y todos los luchadores. Tened muy en cuenta que esto también pasará; y mientras que llega ese momento sabed que no estáis solos.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis pasado por la misma experiencia de nuestra protagonista de hoy? #NacidaParaLuchar.

Antes de irnos…

Publica tu historia con nosotras

Recuerda que si te apetece compartir tu historia como nuestra protagonista de hoy puedes hacerlo a través de esta sección de ‘Ellas opinan’. Si te animas a hacerlo escríbenos a hola@clubdemalasmadres.com, estaremos encantadas de compartir tu experiencia.

ellas-opinan_v3-04-1-1-1

21 Comentarios
  • Victoria lanchas garcia

    3 Diciembre, 2017 a 4:34 pm Responder

    Puf parece escrito por mi….es durisimo,tanto que no se puede explicar.yo sigo alucinando cd veo a bh caminando a mi lado,a veces me da miedo d que al.final todo saliera!

    • Alma Haro

      3 Diciembre, 2017 a 11:13 pm Responder

      A que si Victoria? Hay muchas cosas que no se pueden explicar con palabras, de ahí que siempre insista en el respeto y en el amor. No queda otra. Pero que bonito que es cuando por fin tienes al buenhijo a tu lado!

  • Noelia de Pablos

    3 Diciembre, 2017 a 7:13 pm Responder

    No he podido evitar llorar mientras leía, y es que estoy en una BuenaEspera que a parte de quasi inesperada, ha sido de “forma natural”. Y esto después de que mi primer Buenhijo viniera tras dos años de intentos fallidos y uno, si, solo un intento de fecundación un vitro. Me siento afortunada por ello, pero el trago que pase durante el tratamiento me hace entender que todo el malestar, la debilidad psíquica, emocional y física, al final, ha servido para algo.
    Una depresión no controlada desencadenada o dinamitada por las ingentes cantidades de hormonas que me hacían pinchar y tragar, casi me deja por el camino sin darme cuenta de toda esa lucha, de que también soy una #NacidaParaLuchar
    Ahora, con todo más encauzado, más preparada e incluso con más Ilusión si cabe, no dejo de tener miedo en volver a ser madre, pero lo que si que tengo muy claro, es que voy a luchar y cada día más para que mis hijos vean, sientan y tengan una madre feliz.

    • Alma Haro

      3 Diciembre, 2017 a 11:07 pm Responder

      Noelia, lo primero enhorabuena! Que ilusion más grande volver a estar embarazada. Tu ya has salido victoriosa de una gran batalla. Seguro que ahora todo irá genial. Recuérdalo cuando te entren las dudas. Eres una luchadora. Podrás con todo. 💪🏻

  • Ruth

    3 Diciembre, 2017 a 7:46 pm Responder

    Has sido muy valiente. Yo abandone la lucha y lloro cada día por la no nacida.

    • Alma Haro

      3 Diciembre, 2017 a 11:01 pm Responder

      Ruth! Tu también eres una valiente. Dar el paso de abandonar no es nada fácil y lo que mucha gente no comprende es que abandonar no es rendirse, es seguir adelante, es avanzar, es superar, es seguir viviendo. Mucho ánimo! Mucha fuerza! Te la mereces toda!

  • Raque

    3 Diciembre, 2017 a 8:40 pm Responder

    A mi tambien me has hecho llorar: las esperas, las culpas de uno y de otro, que es todavia un tema tabu y la gente no respeta nada y les encanta preguntar: “y vosotros para cuando????”
    A mi tambien me parecio durisimo y eso que yo me quede embarazada en la primera invitro. No me puedo imaginar lo que has pasado tu. En conclusion creo que las cosas que cuestan se valoran mas aunque claro no se lo deseo a nadie. Eres una campeona!! Y animo a todas esas futuras mamas!

  • Rocío

    3 Diciembre, 2017 a 9:31 pm Responder

    Mi buenhijo o también llamado pequeño milagro, acaba de cumplir 9 meses. Después de 6 años de intentos fallidos. Aun ahora me sigue pareciendo casi imposible tenerlo en mis brazos. Ánimo a todas las parejas que están pasando por algo así porque no se puede describir lo duro y difícil que se hace despertarse cada mañana.

  • Alma Haro

    3 Diciembre, 2017 a 10:57 pm Responder

    Si Raquel, por desgracia la falta de respeto es un problema grande que agrava mucho no solo este tema sino muchos otros.

  • Chikitina_azul

    4 Diciembre, 2017 a 1:43 am Responder

    Nosotros llevamos tres años intentando ser padres, después de un tiempo comenzaron las visitas médicas hasta que dan con el problema. Imposible quedarme embarazada de manera natural pues tengo las trompas obstruidas en el último tramo. A final de octubre comienzo con el tratamiento y la primera punción, pese a obtener 9 folículos solo me quedan 2 embriones. Me transfieren uno y para nuestra sorpresa me quedo embarazada a la primera. A las 5 semanas de embarazo voy a la revisión en el centro de reproducción para comprobar que todo está bien y llega nuestro horror, envío la eco no se ve el saco embrionario aún, puede ser porque estoy justo en el límite que se empieza a ver pero sospechan más de aborto, me hacen analítica y a las 48h la repiten. El viernes me confirman el aborto. Y no, no me di cuenta porque no sangré nada ya que la progesterona lo impidió, en cuanto la dejé comencé con el sangrado y la expulsión! Mañana vuelvo al médico con la pretensión de si está todo limpio y es viable poder poner éste mes el embrión que me queda congelado. Se me está haciendo muy duro y más ahora después de habernos llevado la sorpresa de que íbamos a ser por fin padres y de repente caemos en picado.
    Nosotros nos hemos puesto unos límites y si llegamos a esos límites abandonaremos éste camino para seguir el camino de pareja sin hijos!
    Tb pienso que hay mucho desconocimiento sobre éste tema y muchas veces te sientes sola e incomprendida. Ánimo a las que pasais por esto

  • silvia

    4 Diciembre, 2017 a 9:58 am Responder

    Ojalá algún día también llegue “mi milagro” porque esta carrera sin meta esta agotando mis fuerzas 🙁

  • MARIBEL

    4 Diciembre, 2017 a 11:36 am Responder

    Mucho ánimo a todas las parejas que están pasando por estas situaciones, me parece un camino duro y muy difícil..yo siempre decía que estamos acostumbrados a tenerlo todo, con más o menos esfuerzo o tesón al final podemos conseguir lo que queremos en nuestro día a día…pero esto es diferente..no depende sólo de nosotros, juega un papel importante..la naturaleza me imagino!!! y es muy duro querer algo con todas tus fuerzassss y no conseguirlo, porque no siempre se consigue!!
    Pero algo que si que creo es que se aprende y abandonar no es una derrota…hay que saber vivir y luchar también por nosotras mismas, por la pareja..
    Os deseo mucha suerte y muchos muchos ánimos a todas.
    Un besazo.

  • Laura M.

    4 Diciembre, 2017 a 12:58 pm Responder

    Mi historia no es exactamente así pero me siento de una manera similar. Tuve un niño “sin planearlo”, embarazo perfecto, parto estupendo…y a día de hoy veo que no supe valorarlo. La búsqueda de su hermanito se ha torcido…tres abortos en año y medio, el último de 13 semanas…no puedo evitar pensar que puede que no haya un segundo, aunque según mi gine todo apunte a que “simplemente” la mala suerte se ha cebado con nosotros, pero ahora mismo la búsqueda de un bebé me da pánico (búsqueda, llegará el positivo? y si llega, llegará a la octava, la novena, la décima, la duodécima semana…? me volveré a emocionar y me volveré a romper por dentro?). Me ha encantado lo de “aprendimos que la vida cambia mucho si en vez de por qué te preguntas para qué. Que no te ocurre lo que quieres, sino lo que necesitas. Que el dolor es natural pero el sufrimiento es optativo. Aprendimos a querernos y ser felices en la adversidad. Y en algún punto del camino incluso empezamos a esbozar una vida diferente”. Me quedo con ello. Muchas gracias.

  • madre de ranita

    4 Diciembre, 2017 a 4:11 pm Responder

    Hola, Alma que identificada me siento contigo! yo luche mas o menos como tu y se de lo que hablas….
    Mi princesa tiene ya cuatro años y es lo más de mi vida! aún sigo besando las cicatrices del alma todos los días!
    y cuando miro a mi ranita, que le llamo así! aún no puedo creer que sea mía! y cuando pienso que no la puedo querer más, al día siguiente me doy cuenta que sí aún más cada día!
    besos !!!!

  • Elvira Herrero LLorca

    4 Diciembre, 2017 a 6:08 pm Responder

    Leer esto me ha removido. Y es que hacía tiempo que no pensaba en ello. Mi hijo acaba de cumplir dos años. Me quedé embarazada de forma natural. Tardé también 8 largos años en conseguirlo. Muchos intentos, varias fecundaciones in vitro, varias inseminaciones, muchas ilusiones rotas, muchos lloros, muchos miedos…y toqué fondo. Me hundí y pensé que jamás podría ser feliz sin ser madre. Hasta que el último año, antes de quedarme embarazada y sin perder mi deseo en ser mamá, decidí que no podía seguir así. Que tenía que aceptarlo y ser feliz. Y lo fui. Y esas palabras que tantos me decían y que tanto odiaba, las empecé a poner en práctica…”tranquilízate”, “relájate”, “disfruta de otras cosas y lo que tenga que ser será”… Y, cuando menos lo esperaba, por tiempo y por edad (me quedé embarazada de forma natural a los 42 años), sucedió, llegó. Y mi pequeño, mi mayor tesoro, acaba de cumplir dos años y es precioso.
    Nunca he escrito un comentario aquí, pero hoy sentía el deber de hacerlo, porque a mi también me daba esperanzas leer un comentario como el que yo ahora escribo. Un beso muy fuerte a todas las que estáis en la lucha, pero que no se convierta en lucha, que sea vuestro mayor DESEO.

  • Ana María

    4 Diciembre, 2017 a 10:41 pm Responder

    Nacidas para luchar ! Si cada día … desde que fue un pequeño embrion mi pequeña luchaba para llegar a ser la preciosa niña que es ahora y por la que doy gracias cada día
    Fueron 5 embarazos con sus correspondientes abortos ,legrados, medicación y sus lagrimas
    Dos intervenciones del utero entre medias para arreglar una adherencia del primer legrado
    Y sacando fuerza de no se donde lo conseguimos
    Esto es el resumen del premio recibido y como nosotros cualquier persona que esté intentándolo,luchando …
    Luchando contra su cuerpo porque no funciona como un reloj
    Luchando contra su mente porque ciertamente hay veces que ya crees no poder soportarlo más
    Luchando con el entorno que en muchos casos lo de hostil suena hasta suave
    Te sobra el mundo
    Y a base de luchar se consiguen los sueños
    Por eso mucho animo ,mucha fuerza y a por ello solo tú decides de qué forma puedes avanzar ( siguiendo o parando )se lo que sea eres una mujer increíble

  • Mar

    6 Diciembre, 2017 a 9:42 am Responder

    Siempre es emotivo leer comentarios de otras mujeres q han andado tu camino y tu mismo sufrimiento
    Mi buena hija llego pronto…. solo tres años, 6 meses de relaciones programadas, una IA, dos operaciones de útero y en la primera FIV sucedió el milagro
    Distinta ha sido la búsqueda de su noherman@
    Ya me he rendido porque en 4 años ya no sé si he hecho 9, 10 u 11 tratamientos de FIV …. os puedo asegurar q se llega a perder la cuenta
    Y estoy dejando de ser feliz con mi buenahija y eso no es justo para ninguno de nosotros, la herida aún está reciente con un poco de más tiempo seguro q se cura
    Un beso y mucho animo para todas ….

  • lidia

    6 Diciembre, 2017 a 7:14 pm Responder

    hola chicas he llegado a este blog de casualidad , he leido todas vuestras historias, me he emocionado y llorado,y gracias a vosotras he visto algo de luz,gracias, espero que algun dia mi sueño de ser madre se haga realidad, solo llevo dos años intentado ser madre, estoy con pruebas , ahora mismo me estan haciendo las de genetica y trombofilia por antecedentes familiares tengo una trompa permeable pero no funcional , las pruebas me las estoy haciendo por la s.s y me han comentado que por mi edad a lo mejor no pueda y me rechazen , gracias a todas por dar luz en mi camino gracias

  • LaCestitadelBebe

    7 Diciembre, 2017 a 12:59 pm Responder

    Hola,

    durísimo relato, no me quiero imaginar la cantidad de sentimientos encontrados y malos momentos, pero al final al que lucha lo consigue,y ha tenido su recompensa. También mencionar a estas parejas que no pueden tener ir hijos y quieren adoptar otro largo y tortuoso camino con el que armarse de paciencia y valor.

    Besos!

    Anabel

  • Eva

    9 Diciembre, 2017 a 9:00 pm Responder

    Me ha encantado leer tus palabras, me he visto reflejada, en 2013 comencé a buscar el milagro, un año después me quedo embarazada de forma natural y a las pocas semanas aborto, tras pasar por un dolor que nos partía el alma, sacamos fuerzas no se de dónde y nos ponemos a buscar de nuevo, tras varios meses fallidos comienza la pesadilla, relaciones programadas, visitas a ginecólogos, miles de pruebas, viajes, muchos kilómetros, peregrinaje por centros de reproducción, diagnósticos demoledores, una inseminación, in vitros q no llegan ni a la transferencia, otras dos que si llegan pero todas con el mismo resultado, siempre negativo… pierdes la ilusión, miras a padres con sus bebés por la calle y piensas… por qué nosotros no??… muchas lágrimas, demasiadas, casi siempre a escondidas para que tus seres queridos no sufran por ti, momentos que crees volverte loca, no ves el fin de esa odiada situación, y si, llega el día que te das por vencida, te da igual 8 que 80, decides no sufrir más, decides disfrutar con tu pareja haciendo otras cosas, habíamos sufrido demasiado, das gracias por tenerlo a él y sabes que después de esta lucha y de todas las penurias pasadas, pocas cosas habrán que no podamos superar porque solo quienes pasan por esto saben lo inmensamente doloroso que es… Y ya una vez dados por vencidos, tras 4 años de lucha y emprendiendo nuevos planes de vida, llega el día que no me baja la regla, piensas… ¿te imaginas…? Pero rapidamente sacas esos fantasmas del pasado de tu mente, me niego a volver a sufrir! Es normal que tenga la regla desajustada por culpa de tanto tratamiento y tanta hormona… pero la regla siguió sin aparecer nueve meses más y aquí tengo a mi milagrito durmiendo encima mía babeandome el pijama. Lo miro y remiro, es que aun no me lo creo, me parece mentira, algo que ya dimos por imposible y aquí está llenando de felicidad cada segundo de nuestras vidas. Como dice Alma, no me duele nada, ni las noches sin dormir, ni los largos paseos a oscuras para dormirlo, ni el tiempo que tengo ahora para mi que es ninguno, nada!! Quiero estar con él a todas las horas del día, es lo mejor del mundo. Quiero dar con este mensaje muchísimo ánimo a todas las parejas que están pasando por esto, luchad hasta que creais que habeis superado el límite de vuestras fuerzas porque aunque suene triste, cuando me di por vencida y asumí que no sería nunca madre empecé a ser feliz de nuevo, a ser feliz de otra manera, habíamos sufrido demasiado y si seguía sabía que iba a pasarme factura, no vale todo a costa de ser madre, o al menos así lo veo yo, hay muchísimas cosas con las que ser feliz y hay que dar gracias por tener salud y poder disfrutarlas. Muchísimo ánimo y fuerza, que por más que nos empeñemos, a veces las cosas llegan cuando menos te lo esperas.

  • Yolanda

    17 Diciembre, 2017 a 11:24 pm Responder

    Me encanta leer como las historias de lucha acaban bien, todas acaban bien, de una u otra forma. Sin embargo siento la necesidad de recordaros a todas aquellas que tenéis a vuestro buen y ansiado hij@ en brazos, que también tenéis derecho a quejaros a llorar a sentiros frustradas…. Aunque tenéis razón en que todos esos sentimientos que afloran en determinados momentos cuando Ares madre por fin, se viven de otra forma.

Comentar

X