¿Qué quieres encontrar?

27
Ellas opinan: tengo una estrella

Ellas opinan: tengo una estrella

Virginia del Río lleva un año concienciando sobre la necesidad de tener un duelo perinatal respetado. “Arranqué este movimiento precisamente para crear conciencia y que el duelo perinatal tuviese un hueco respetado en la sociedad”, nos cuenta nuestra protagonista de hoy. Uriel, su luz, su estrella, se apagó en la semana 39 de gestación. Virginia pasó la peor de sus épocas: “nunca había oído hablar de la muerte perinatal, ni de los bebés estrella, ni siquiera de los bebés arcoiris. Me volví loca buscando referentes en la red para no sentirme tan sola”. 

La historia de Virginia del Río

muerte-perinatal-uriel

*Podéis seguirla en Instagram y en su blog.

Tengo alma de Malamadre desde antes de quedarme embarazada. Creo que desde siempre. Soy periodista y en este oficio no existen las jornadas reducidas ni las excedencias, a veces no sabes a qué hora entras y tampoco a qué hora sales, y la conciliación es una quimera. He admirado a cada compañera que escapaba del trabajo a la carrera para buscar a su hijo en casa de la vecina que lo había recogido en el colegio, porque ella no llegaba a tiempo. He maldecido esta profesión que amo pero que en ocasiones aparta a las madres de sus filas. Así que llevo media vida pensando en qué reinventarme y una media más soñando con el día en que quisiera hacerlo, porque eso querría decir que habría tenido un hijo.

Y llegó. En forma de embarazo gracias a un donante, de la mejor manera que podía haber imaginado porque era la mía, la nuestra. Una decisión valiente y feliz. Pronto supe que esperaba un niño y empecé a imaginarle convertido en un hombre. El hombre de mi vida. Y de repente la responsabilidad de elegir su nombre me parecía enorme. Finalmente, me convenció su significado. “Él es la luz”, eso quería decir. Y Uriel fue mi luz. Con él dentro de mí me sentí invencible, poderosa, fuerte, radiante. Suelo decir, sin exagerar, que fue la mejor época de mi vida. Y es que realmente lo fue.  Esperarle me regaló unos meses tan brillantes que a veces dudo de que fuesen reales…

Hasta que su corazón se paró en la semana 39 de gestación. Hasta que todo lo que había soñado, pedido, imaginado, amado, se deshacía en un instante, mientras me ahogaba pensando que  no sabría seguir viviendo sin él. Y entonces me tuve que enfrentar a la peor de las épocas.

“Nunca había oído hablar de la muerte perinatal…”

Hasta ese momento, desconocía los términos que me iban a acompañar el resto de mi vida. Nunca había oído hablar de la muerte perinatal, ni de los bebés estrella, ni siquiera de los bebés arcoiris. Me volví loca buscando referentes en la red para no sentirme tan sola. Ansiaba conocer las historias de mujeres que hubiesen transitado antes que yo el camino de este duelo tan invisible que no entendía. Y tampoco entendía por qué no conocía a nadie que hubiese pasado por lo mismo que yo, por qué desconocía que un hijo pudiese morirse a punto de nacer. Entonces descubrí que es una realidad que se tapa, porque es demasiado dolorosa. Que para la sociedad es más fácil dejar de hablar de nuestros bebés, como si nunca hubieran existido, por la incapacidad que tenemos de aceptar que el dolor y la muerte son parte de la vida. Aun cuando se trata de lo ilógico y devastador de enterrar a tu propio hijo.

Transité ese camino de oscuridad y un año después, sigo aquí. De pie. Tuve que aprender a caminar de nuevo y aprendí también que aunque pensaba que no podría, puedo. Y aquí estoy,  cruzando el sendero de la vida. Por mí, porque tengo el privilegio que no tuvo mi hijo de celebrar que estoy viva cada día. Porque se lo debo a él, a mi familia, a mis amigos, a mí misma. Llevo una cicatriz en el alma pero he transformado el dolor que me desesperaba en un amor más grande. Qué ironía, yo tenía que haberle enseñado muchas cosas a mi niño, en cambio me las ha enseñado él a mí.

muerte-perinatal-tip

El nacimiento del blog ‘Tengo una estrella’

Y también me decidí a  compartir nuestra historia, la mía y la de Uriel, a través del blog www.tengounaestrella.com  para que ninguna mamá y ningún papá se sientan tan perdidos como una vez me sentí yo. He constatado que compartir es un arma muy poderosa, porque acerca corazones que ni siquiera sabías que sentían como el tuyo, porque te abriga y te abraza.

Y ahora creo que, aunque él no esté conmigo, a lo mejor sigo siendo Malamadre, porque soy una superviviente. Como todas las mujeres que he conocido en este viaje. Porque es de heroínas conciliar la vida que sigue con la parte de mí que se fue. Porque también nací para luchar, aunque de momento sea en otra batalla.

Y porque pienso que, desde algún lugar que no acierto a imaginar, Uriel sigue iluminándome, para que yo pueda arrojar un poquito de su luz al mundo. Y eso me llena de vida, y me devuelve una pequeña pero valiosa parte que se fue con él. Mi niño, mi amor, mi sueño. Para siempre, el hombre de mi vida.

Han comentado...

  1. Que duro y que bonito el proceso que explicas. Poder transformar tu dolor en algo creativo y que sume… Gracias por compartir! Escribir siempre es un buen plan! Un abrazo enorme

    1. Hola a todas esas mamás valientes!!! Te leo mucho Virginia, y te entiendo y lo siento tanto….Hace 3 meses pasé por lo mismo, una niña muy deseada, un embarazo perfecto, hasta la semana 39 que fui a dar a luz, pensando de todos, excepto que mi hija tan deseada, amada….no tenía latido, yo tampoco había escuchado nada sobre la muerte perinatal, a día de hoy muy agradecida por todas vosotras que podamos estar unidas, que se conozca más sobre ésto, ya que luego te das cuenta,de que le pasa a más gente de la que creemos, gracias a todas, y mucho ánimo!

  2. Madre mia eres una valiente! Un abrazo enorme enorme y mucho animo! Compartir tu historia te va a ayudar mucho y yo tambien creo que aunque sea muy poco a poco, se va hablando cada vez mas de la muerte perinatal, se oyen cada dia mas de este tipo de casos que ademas son muchos. Un beso!

  3. Virginia, tu historia está llena de cariño y deseo por compartirlo con otras personas para ayudarlas. Es un ejemplo de amor.
    Gracias por contárnoslo.
    Un abrazo
    Susana

  4. Emociona. Una historia muy dura… A punto de tenerlo contigo y …
    Escribir ayuda mucho, es desahagorse y compartir… Gracias Virginia porque das visibilidad a lo que no se conoce.
    Yo puedo explicar que mi hermana hace poco más de un año sufrió una pérdida, fue la segunda pérdida. Marc se fue a las 24 semanas de gestación. Le habían hecho un cerclaje (le cosieron el cuello del útero) y se le rompió. Horas decisivas. Tiempo de dar a luz a un bebé, saludarlo, despedirte… Siempre les quedará el recuerdo de una foto que se hicieron con él y les regalaron las huellas del pie en el hospital.
    Ahora de aquí poco nacerá Lucía, su hermanita y estamos deseando conocerla. Su estrellita estará con ella.
    Virginia espero que puedas tener otr@ hij@ y le puedas explicar que tuviste tu mejor época de tu vida cuando estuviste con Uriel 🙂
    Mucha fuerza a todas las familias que han tenido un bebé estrella y arcoiris, una pérdida.

  5. Durísimo pasar por algo así y muy valiente contarlo con tanta entereza. Ojalá esa luz no deje jamás de iluminarte y consigas todos aquellos sueños que tengas. Y seguirás siendo malamadre siempre. Porque buscar la maternidad y perderla también te hace madre, y de las buenas, de las guerreras. Un abrazo grande

  6. En la mente de una madre no tiene cabida la pérdida de un hijo. Porque Uriel, nuestro niño, ya estaba a punto de nacer y llenarte y llenarnos de felicidad. Pero él hace que tú, su madre, seas fuerte ( aunque a veces te derrumbe) y luches por lo que pides en tu blog y además puedas ayudar a otras madres y padres que han pasado por lo mismo. Dios, para mí , porque yo soy creyente tiene seguro algo bueno guardado para ti, Virginia. Te quiero.

  7. Uffffffff.Lo primero un Abrazo;de esos apretados :de los que intentan recomponer…Lo segundo gracias;por compartir y acompañar y ser tan valiente.Mi estrella:mi “niña arcoiris” se fue en el 2007(semana 34);parece que fue ayer…El tiempo no cura;aprendes a sobrevivir con ello.Y en esos momentos te sientes “tan sola”porque en mi caso el “buen padre”lo llevo de otra manera(la suya).Todos opinan:los amigos;la familia de cómo debe ser tu pena;tu duelo…
    Hoy puedo decir que tengo 2hijos(Marta de 16 y Enol de 9 que fue una bendición después del ángel perdido)y agradezco vivir la vida plena con ellos.Pero debido a lo sufrido y todo el estrés;tengo que vivir con fibromialgia. Gracias por compartir Tu Experiencia y Dar visibilidad a un tema escondido por la sociedad (incluso por personal sanitario)…

  8. Después de muchos intentos, tratamientos y algún aborto temprano, me quedé embarazada. Venían dos bebés, y todo iba bien hasta que el corazón de uno de ellos se paró en la semana 20. Fue el momento más duro de mi vida, y además viví el resto del embarazo con la angustia de que pudiera pasarle lo mismo al otro.
    Mi buenhijo nació en la semana 35, pequeñito, pero sano. Siempre digo que él es un superviviente.
    Por un problema de salud mi marido ya no puede tener más hijos, así que nos quedaremos con un solo hijo, sin quererlo, pero felices porque tenemos un pequeño que nos llena la vida.
    Te admiro enormemente, Virginia, porque yo no sé si habría podido salir adelante como has hecho tú. Gracias por compartir tu historia y por ayudar a tantas mujeres que han pasado por tan terribles momentos.
    Un abrazo enorme.

    1. Que bonitas reflexión, que bonita tu manera de expresarte y de vivir este proceso que el Universo quiso para vosotros. Mi caso no es el mismo porque yo esperaba a Daniela y Alejandro, la mejor de las aventuras después de años de búsqueda por una infertilidad caprichosa de origen desconocido, fue a la segunda inseminación artificial cuando cantamos bingo, sin duda uno de los días más felices de nuestra vida.
      Fue en la semana 27 sin previo aviso, cuando en una revisión nos comunicaban que el corazón de Daniela había dejado de latir… el tiempo se congela, se paraliza, pero reaccionas al minuto por instinto animal, te queda otra vida por la que luchar, no tienes elección. Te llenas de fuerza y te agarras a la vida para seguir adelante con todas tus fuerzas porque Alejandro merecía que así fuera. Y así fue, con una actitud sobrenatural aguantamos hasta la semana 33 que Alejandro decidió nacer. Un niño sano y con doble de luz, la suya propia y la de su hermana.
      Me ha costado 7 años contarle a Alejandro que es mellizo, y probablemente 7 años en pasar mi duelo y darle su sitio a mi niña. Soy mamá de dos, y aunque Daniela no esté con nosotros está presente cada día, probablemente vino a enseñarme que soy fuerte, a ponerme el título de mi mejor camiseta, la de “mamá, nacida para luchar”.
      Ánimo a todas las que estáis pasando por este proceso, ellos viven en nosotras, mucha luz para todas.

  9. Aunque sea virtual, te mando fuerza y toda mi empatía.
    Tuve un aborto retenido a los 12 semanas, me enteré en la eco y fue muy duro. Parecía que a nadie le había pasado hasta que me empecé a encontrar con muchas mujeres que me contaron sus historias.
    Cada una lo lleva como puede. Porque como dices, te sientes muy sola.
    Después de mucho tiempo vuelvo a estar embarazada y ha sido un regalo que esta vez, espero llegue a mis brazos porque no lo esperaba ya, con menopausia diagnosticada. Pero el miedo se tiene, pasan los meses y se sigue teniendo. Es como haber perdido la inocencia de que una vez embarazada el resultado es un bebé sano. Es un milagro muy grande que no se valora, la cantidad de factores que tienen que salir bien para llegar a abrazar a tu hijo.
    Mucha suerte y un abrazo

  10. Yo decidí interrumpir mi embarazo a la semana 22 por que algo no iba bien, me lo vieron en la eco de las 20 semanas, y a mi pareja y a mi nos destrozaron la vida, creí que moriría con esta pérdida pero hoy 5 años después mi bebé arcoíris me hizo el mejor regalo de todos, mi pequeña gran milagro, CONSUELO, así es la vida o te montas en ella y la vives, o te destroza

  11. Yo he tenido dos abortos al comienzo del embarazo, en la semana 15, y no me hago una idea de lo que supone que esto ocurra en la 39. Mucha fuerza, esa cicatriz te acompañará siempre.

  12. Debo felicitarte porque a pesar de la tristeza que conlleva tu historia lo transformas en un aprendizaje, y eso se llama sabiduría. Es también un regalo y legado de tu pequeña gran estrella Uriel: te ha aportado sabiduría, y eso le convierte a él en el hombre más importante de tu vida por méritos propios. Visibilizar casos así para que se conozcan es fundamental. Gracias por tu valentía. Un abrazo

  13. Que historia tan desgarradora y bonita a la vez. Te acompaño en todos los sentimientos, me alegro y me entristezco a la vez por esa luz que es Uriel. Es increíble lo que la vida nos enseña con todas sus pruebas, pero más increíble lo que nos enseñan nuestros hijos, estén o no con nosotros, como tú nos has transmitido. Un saludo y un fuerte abrazo Malamadre

  14. Que decir Virginia! Te abrazo desde el otro lado del mundo Argentina, la primera vez que leí tu historia con URIEL me conmovió lloré mucho, me sentí acompañada en el duelo, mi pequeño JUSTO se fué hace 22meses y nunca dudo que, son tan especiales nuestros ángeles! que permiten que nos unamos a través del mundo para perpetuar nuestras historias y no dejar de nombrarlos nunca. Besos y abrazos que acaricien el alma, siempre a unas palabras de distancia, acá te leo.😘.

  15. Hace 2 meses y medio , con 32 sdg, mi pequeña estrella valeria decidió coger sus alitas para volar en forma de ángel , ese ángel que juega con Uriel en la estrellas y con muchos más bebés estrellas , q por desgracia cuando te ocurre esto Te da cuenta de que hay muchísimo más de lo que creemos …. este camino está siendo muy duro , la tristeza se apodera de ti , pero tenemos q recorrerlo no nos queda más remedio ….. algún día llegará ese bebé arcoíris y iluminada el camino …. te animo a que lo intentes , te lo mereces . Quiero apuntar tb que la muérete perinatal esta tan oculta que creo que en los hospitales ,
    , les falta mucho , mucho protocolo para enfrentar este tipo de casos , aunque yo solo tengo palabras de agradecimiento para las profesionales que me atendieron , sé que están a años luz . Hay mucho trabajo por hacer . Animo a todas esas mamás estrellas del mundo !!

  16. Es un relato cargado de absoluto amor… Gracias por compartir y acompañar a otras familias que puedan pasar por este doloroso proceso. Un abrazo gigante.

  17. Viví lo mismo hace 13 años, mi estrella se llama Ángela y la tengo presente en todo momento. Falleció a las pocas horas de nacer, en la semana 40 por un problema pulmonar. Tengo 2 hijos posteriores, pero a ella nunca la olvido.
    Me sorprendió mucho en su momento que a mucha gente le había pasado lo mismo pero hasta q no te pasa y compartes el mismo sufrimiento nadie lo comenta. Una de las cosas q más me ha ayudado ha sido un colgante q llevo siempre conmigo y q me demuestra su presencia. Otros padres se han hecho un tatuaje, algo cercano a la piel y al corazón.

  18. Tan solo han pasado 24 días de mi pérdida mi Julián se fue el 3 de junio a las 37 semanas, faltaba tan poco para tenerle en mis brazos, no hay día en que no le piense y me pregunte qué fue lo qué pasó por qué su corazón dejó latir y sigo sin comprenderlo, es difícil, dos de mis cuñadas también estaban embarazadas Arturo llegó un mes antes que Julián y Carolina nació el día de ayer, sentí alegria por qué son mis sobrinos, pero se me hizo un nudo en la garganta de sentirme tan sola, de vivir de mis recuerdos y de no poder tenerte entre mis brazos de recordar cuantas cosas te compramos y ahora sólo están en un rincón de la casa guardadas. Se que ya eres una estrella mi estrella pero no sabes cuánto desearía que estuvieras aquí conmigo te amo mi bebé Julián.

  19. Q triste Amiga.!!!Yo pase por lo mismo el 2015. En mi caso era mi segundo embarazo, ya tenia a mi hija mayor y me quede embarazada de gemelos idénticos! Algo muy muy extraño en un embarazo natural…. que era nuestro caso.
    Estabamos muy muy felices pero asustados….esa fue la primera impresion al enterarnos, pero resulto ser un embarazo con muchisimas complicaciones. Cada vez que ibamos ( nos hacian muchos examenes y pruebas extra) algo se torcia y saliamos con noticias no muy tranquilizadoras… hasta que el la semana 20 nos hicieron una amnio en los dos fetos y los resultados nos salieron bien….
    Con todo el dolor de nuestro corazon en la semana 21+5 tuvimos que interrumpir el embarazo gemelar.
    La peor epoca de nuestras vidas. Nos costo muchisimo salir adelante! Lloraba todo el dia, me acordaba de ellos, sacaba sus ropitas, las olia….
    Despues de eso hemos tenido 2 niños mas, pero nunca nos olvidamos de ellos(aunque solo hablamos entre mi marido y yo. Porque el hablarlo nos reabre heridas….)
    Cuando pierdes un/unos seres tan queridos y especiales la vida nunca vuelve a ser igual. Cambia tu centro, tu forma de ver las cosas. Pero hay que salir de ahi y rehacerse, reinventarse. Animo a todas las que hemos pasado por una perdida tan tan grande!

  20. Uauuuuu….. menudas historias. Tanto la de Uriel como la de los comentarios.
    Yo tuve embarazo ectopico hace ahora 11 años y me sentí muy sola. No conocia esa palabra, ese diagnostico. Es un momento muy duro con tan solo 8 semanas de embarazo, no puedo imaginar cuando pasa en la recta final. Yo sigo diciendo que he tenido 3 embarazos.
    Mucho animo a todas!!!! Un abrazo muy fuerte.

  21. Virginia gracias por tu generosidad y tu fuerza al compartir la historia más importante, dura y hermosa de tu vida. Uriel te acompañará siempre, no lo dudes.
    Yo también soy periodista y también elegí ser mamá de la misma forma que tú. Estuve a punto de perder a mis mellizas en la semana 24 pero aguantamos hasta la 28. Las conocí en la UCI y también fueron semanas angustiosas pero tuvimos suerte y hoy estamos juntas las tres. Esa experiencia me ha cambiado la vida y me hizo conocer otras realidades silenciadas como la muerte perinatal, las secuelas tras un mal parto o la prematuridad. Nosotras tenemos la oportunidad de darles voz y ponerles nombre a todos esos guerreros, bebés estrella o arcoiris. Vuelvo a darte las gracias por alzar tu voz.
    Un abrazo

  22. Yo no sé si sería capaz de volver a levantarme como lo has hecho tú, eres muy fuerte y seguro que tu niño te está ayudando por que aunque no le veas el esta allí, en tu corazón viéndote ser la mujer valiente que eres

  23. Hola, ami me paso creo que mas fuerte aaun todas las q hemos pasado x algo similiar es muy duro y muy doloroso. Yo estaba de 7 meses cuando me pararon las contracciones bueno a los dias seguia igual asi asta los 8 meses me ingresaron a las 7:30 de la mñn y hasta las 18:00 no me pusoeron en monitores me morando y estaba dilatada de 3 cm. Derrepente empece a sangras entraron me ronpieron las aguas… y la placenta se desprendio, me metieron en quirofano sacaron al niño muerto lo reanimaron y se lo llevaron con ambulancia con un tratamiento de hipotermia a la fe de valencia estubo 4 dias con el tratamiento al quinto dia de estar en la uci le quitaron las vias y al sexto dia no sabia porque lloraba y le sacaron sangre habia cojido infeccion y al dia siguiente le sacaron liquido de la medula y cojio la meningitis en la misma uci, yo lo conoci a las semana de nacer y( ya malito )por estar con cesaria y lejos solo estaba con el mi marido, estubo una semana con antibióticos por via y con respiracion asistida y ya nos dijeron q no habia nada que hacer y lo desenchufaron de todo y fallecio en un segundo. duro 12 dias nacio el 6 de agosto y fallecio el 18. Asi es la vida de dura quien no pasa por esto no se sabe lo quese siente no hay palabras para consolar a una madre pero os doy todo mi apoyo a todas la que han pasado por algo similar y aqui estoy por si os puedo ayudar en alguna duda un beso a todas.😘

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más