¿Qué quieres encontrar?

39
Ámbar Muñoz: “Nadie te prepara para tener hijos prematuros, el impacto es brutal”

Ámbar Muñoz: “Nadie te prepara para tener hijos prematuros, el impacto es brutal”

Ámbar Muñoz es madre de dos buenoshijos que nacieron de forma prematura. Los repes, como ella les llama, vinieron al mundo en la semana 28 debido. En una revisión rutinaria en la semana 27,  nuestra protagonista, tenía la tensión demasiado alta y se quedó ingresada, días después nacieron ellos: Sancho y Bosco.  Este domingo 17 de noviembre se celebra el ‘Día del Niño Prematuro’ y hemos querido homenajear a todas las familias con la historia de Ámbar a la que le tenemos un profundo cariño, ella es todo corazón.

La historia de Ámbar

cuando-hijos-llegan-tiempo-ficha

*Podéis seguir a Ámbar Muñoz en Instagram.

Tu perfil de Instagram se abre al público para ayudar a otras familias con buenoshijos/as prematuros, ¿qué te empujó a ello?

La necesidad de compartir que al final de los pasillos de la UCIN hay luz. Nadie te prepara para tener hijos prematuros y el impacto es brutal. No les reconoces. No hay parecidos. No hay enhorabuena y hay mucho miedo. Miedo porque nunca lleguen a ser niños. Pero llega. Y lo que muestro es eso. La vida normal de mis hijos que es lo que más lejos ves en ese momento.

Imagino que has recibido en todo este tiempo miles de mensajes de agradecimiento por visibilizar tu historia, ¿qué te han dado las redes sociales?

Solo me han dado cosas bonitas. Recibo diariamente mensajes de madres aterradas en la cama de un hospital por riesgo de parto prematuro que me dicen que no dejan de mirar las fotos de mis hijos desde pequeños y le da tranquilidad. O madres que cuando les dan el alta, me escriben y me dicen que sin darme cuenta, hicimos juntas el camino. Enfermeras de la UCIN de La Paz recomiendan a los padres que conozcan la historia de los repes, que lean mi libro… Por eso, cuando me preguntan por qué sigo compartiendo mi día a día, contesto lo mismo: mientras siga recibiendo mensajes como estos, todo tiene sentido.

Tus gemelos, los repes como les conocemos todas, nacieron en la semana 28, ¿qué ocurrió Ámbar?

Mi embarazo era todo lo normal que puede ser un embarazo gemelar. Sí que es verdad que en mi anterior embarazo tuve preeclampsia leve y mi hijo Bruno nació en la semana 36, pero no tenía por qué repetirse. Lo que sí tenía era un control más continuado. En la semana 27 fui a una revisión periódica y mi tensión estaba por las nubes.

Me hicieron una analítica y prácticamente todos los valores salían alterados, así que ese día dormí en el hospital. Con la esperanza de que todo mejoraría y me iría a casa. Pero no fue así. De la noche a la mañana me empezaron a hablar de la posibilidad de que mis hijos gemelos fueran prematuros mientras yo me acariciaba la tripa y pensaba que ni siquiera les había dado tiempo a crecer… ¿cómo iban a nacer?.

Me trasladé a La Paz y el mensaje era claro: “Vamos a ir ganando días mientras tu vida no corra peligro”. Era Lunes. El miércoles me bajaban de urgencia a quirófano y nacían mis hijos en la semana 28. Sancho con 850 gramos y Bosco con 930 gr.

¿Cómo surge la idea de hacer el libro ‘Ambartxu, y cómo ser madre convirtió lo normal en algo extraordinario’?, ¿qué querías transmitir con él?

Quería contar mi historia y mi manera de afrontarlo. Durante los tres meses que estuvieron ingresados a los médicos y enfermeras le sorprendía mi sonrisa. Y mira que lloré. Pero como madre, y aún con todos mis miedos, confiaba en la fuerza de mis hijos y me sentía profundamente agradecida porque tenían la suerte de estar en el mejor lugar. En las mejores manos. Y no te miento si te digo que cada vez que les dejábamos por la noche y nos íbamos a casa, se nos quedaba una parte del corazón allí. Dolía. Pero nos enseñaron tanto cada día… si ellos estaban luchando, debíamos estar a la altura. Por ellos y por sus hermanos.

A mí me ayudo ver siempre el lado bueno. Agarrarme solo a la opción de que todo iba a salir bien. Y no solo durante esos meses. Ya de vuelta a casa, nunca volvimos a ser los mismos.

Ni nosotros ni sus hermanos mayores. Las cosas normales que antes pasaban desapercibidas ,se convirtieron en nuestro mejor regalo. Aprendimos para siempre a valorar la rutina que tanto echamos de menos. Y desde entonces, esa es nuestra forma de vivir. Le dimos la vuelta a la tortilla. Le perdonamos a la vida y ahora nos llevamos mejor que nunca.

cuando-hijos-llegan-tiempo.jpg-tip

Cuentas en tu libro que lo importante cuando das a luz en la semana 28 lo importante no es cuando llegan a casa sino cómo, ¿cómo fue tu estancia en el hospital con ellos?

Aunque te parezca increíble, lo recuerdo con  cariño. Desde la distancia que necesito, pero con cariño. Allí salvaron a nuestros hijos. Allí solo había médicos y enfermeras haciendo lo imposible porque salieran adelante. Cuando das a luz a tus hijos tan pronto, sabes que no se irán a casa contigo. Yo lo sabía. Sabía que necesitaban quedarse allí. No me importaba tanto cuándo nos iríamos a casa sino cómo. Que todo saliera bien en cada prueba, cada analítica… Que sus cabezas, sus pulmones y sus corazones tuvieran fuerza… Y la tuvieron. ¿Cómo no lo íbamos a hacer nosotros?

¿Qué lección de vida te han dado tus pequeños?

Que a pesar del tamaño de tus manos te puedes agarrar a tus sueños.

Sabemos que cada historia es única pero ¿qué consejos darías a las Malasmadres que estén pasando por tu misma situación?

Que el camino no es fácil pero la recompensa es para toda la vida. Que cierren los ojos y se imaginen a sus hijos en su primer día de cole. De su mano. Porque llegará.

Este domingo 17 de noviembre es el ‘Día Mundial del Niño Prematuro’, ¿qué te gustaría visibilizar, en qué te gustaría poner el acento?

En ellos. En Fernando, en Javier, Marian, Charo, Rosa, Jenny… la maravillosa labor de médicos y enfermeras. Mi hospital del alma, La Paz. Y todo lo increíble que sucede en él. Tenemos una Sanidad Pública que por suerte o por desgracia no nos damos cuenta de lo increíble que es hasta que no pasamos por algo serio. Somos afortunados.

Y ahora un cuestionario corto…

  1. ¿Qué es para ti la maternidad en dos palabras? Entrega mutua.
  2. ¿Qué has aprendido desde que eres madre? He aprendido a ser “la última” y a sentirme la primera.
  3. ¿Cuál es tu mayor tip de Malamadre? Le he convencido a marido de que por las noches solo él tiene la capacidad de tranquilizar a los niños si se despiertan. Yo les altero. Así que nos compensa que se levante él.
  4. Tu consejo para alejar el sentimiento de culpa que nos cuesta desprendernos a las Malasmadres. Tenemos la capacidad de llegar a todo. Eso incluye poder dedicarnos el tiempo que necesitamos sin tener que dejar desatendido absolutamente nada. Al final va a resultar que sí que tenemos poderes.
  5. Tu mejor momento del día. Sus caras al abrir la puerta de casa cuando vuelvo del trabajo.

Y vosotras Malasmadres, ¿habéis tenido a vuestros buenoshijos/as de manera prematura?

Han comentado...

  1. Casi se me saltan las lágrimas. Mi niño nació en la semana 32, no crecía dentro y después de vicisitudes varias vino al mundo por una cesárea urgente que me dejó cicatrices tremendas físicas y emocionales. Madre primeriza, todo iba bien, trabajaba, no me lo esperaba. Fue un mazazo encontrarme con una ‘ratita’ que apenas pesaba más de 1 kilo. Ahora tiene 6 años y es un niño que destaca por su capacidad de comprensión y por ser muy alto para su edad. Pero el camino ha sido largo y duro. Agradezco que todo haya salido bien, pero cada visita al médico, cardiólogo, endocrino, atención temprana… hay que vivirla. Y perder el miedo, no es fácil. Tanto que es hijo único porque nos afectó a todos los niveles. Aún así, un mensaje de esperanza y ánimo, porque los avances en este campo son increíbles y están en las mejores manos.

    1. Mi niña nació el 11 de Abril de 2019,con 32 semanas y 1’280gr. Al igual que Ambar, en una revision tenia la tension alta y los analisis daban todo descontrolado.Ese día ingresé,estuve 1 mes en el hospital.Las sensaciones que viví las describe Ambar en esta entrevista, siempre me he sentido muy identificada con las cosas que dice y transmite.La sigo hace poco,os conocí por it mom’s,y ya no puedo dejar de leerla y ver crecer a sus hijos.Gracias al equipo medico,yo a pesar de todo,me iba a casa tranquila.Una Gran entrevista.

  2. Si, trillizos en semana 29 (840 g, 1130 g y 1140 g) porque uno de ellos era CIR y tuvimos que elegir: hacemos cesárea ya para intentar salvar su vida fuera o esperabamos a que muriese y sacamos a los hermanos De urgencias (porque el trilli CIR es gemelo de otro niño y a través de la placenta podía pasar un trombo y causarle daño también a su gemelo)! Después de tres meses en el Materno Infantil de Málaga nos fuimos a casa.
    Hoy son tres niños sano, felices y un poco trastos de dos años. ¿Quién nos lo iba a decir cuándo íbamos a la UCIN llorando todos los días? Salen, estos niños nacen siendo unos guerreros y se aferran a la vida de una manera increible y maravillosa!

    1. Mis trillis también son dos gemelos y un mellizo, también prematuros, y en Málaga, pero ellos ya tienen 12 años. Estuvimos en las mejores manos, y muy orgullosa de ellos

  3. Me puse de parto con 29 semanas y hay mismo en el coche (que es más íntimo) nació nuestra alegría. Aún siendo primeriza todo fue muy rápido. En el hospital la tuvieron que reanimar y después traslado a otro hospital. En Getafe nos esperaba la magnífica doctora Lucía que, aún estando de guardia y haber pasado todo la noche al pie del cañón, espero que llegase mi hija. 3 años ya de ese momento y disfrutando de todas las aventuras posibles…

  4. Gracias por ser la cara visible de tantas madres y padres que hemos sufrido este tipo de situaciones. En los momentos duros lo más importante es saber que no estás solo y que siempre hay luz al final del camino. Seguiremos luchando y dando visibilidad.

  5. Mis gemelos nacieron en la 32+6 este verano. Uno de ellos era CIR, cuando vieron que los dopplers del cordón umbilical del otro gemelo estaba alterado me ingresaron. Tras 12 dias de ingreso y con la cesarea programada para esa semana, rompí aguas y me hicieron la cesarea. Nacieron con 1,400gr y estuvieron 1 mes y medio en uci y neonatos. Lo hemos llevado bastante bien porque me hice a la idea durante el embarazo y porque en ningún momento pensé que podría salir algo mal. Siempre vi neonatos como un paso necesario para que engordasen antes de venir a casa.

  6. Tuve a mi pequeña en la semana 33. Tras un embarazo perfecto, me puse de parto sin previo aviso y en media hora llegó a este mundo. Los comienzos fueron muy duros, pero volvería a pasar por aquello todas las veces que hicieran falta para llegar a donde estamos hoy. He aprendido a ver la vida de otra manera, a valorar lo que realmente importa. En esos días, leer a Ámbar y su historia, me llenaban de la esperanza que a veces no tenía.

  7. Hace casi dos años llegó Álvaro a nuestras vidas en la semana 26 con 840gr. Cuando se lo llevaban corriendo para la uci nuestro angel la dra Maria Ortiz me dijo “voy a ir a por todas porque tiene muchas ganas de vivir” y ahi empezó nuestra lucha con una historia casi igual a la de todas. Hoy es un niño fuerte y sano que nos llena de alegria cada día.

  8. Mi hijo nació en la semana 27 pesando 695 gramos… Yo tenía revisión ese día, y de llegar al hospital feliz pensando en que iba a “ver” al bebé, a correr por los pasillos 2 horas después para hacerme una cesárea de urgencia para “salvarme la vida”, palabras textuales. Pasó 7 meses ingresado en la UCIN, 7 meses de pruebas, operaciones, diagnósticos… de pasarme horas y horas con él haciendo piel con piel, de irme a casa “sola” pero tranquila porque le dejaba en las mejores manos, y en los que nos demostró que había nacido con mucha fuerza y que iba a poder con todo. Ahora tiene 6 años, tiene discapacidad motora y visual, pero es el niño más fuerte y valiente que conozco (¡qué voy a decir yo!) y poco a poco va superando todos los obstáculos que le pone la vida.
    Desde aquí todo mi ánimo a las familias que estén ahora mismo ingresadas en alguna UCIN, mucha mucha fuerza… Las grandes cosas empiezan siendo muy pequeñas, y nuestros niños son el mejor ejemplo.

    1. Amiga, sabía que eras tú en cuando he visto tu nombre, eres grande!! Te quiero y te adoro, y a mi rubio precioso más!!

  9. Soy mama de 3 niñas preciosas, Carmen, María y Ana. Estas dos últimas son gemelas prematuras nacieron en la semana( provocaron mi cesárea) pues que mi tensión estaba por las nubes y ellas tenían sufrimiento fetal , Ana nació con 850 g y con algo de líquido en su pequeño corazón y María con 1300 y también con dificultades para poder respirar, pues bien después de muchos miedos, muchas lágrimas,mucho intentar ver un futuro con ellas sanas( sobretodo sanas) mis niñas ya tienen 4 años y medio y están 100% sanas y felices. Ser optimista hasta en los momentos que no puedes más,ver la profunda generosidad de su hermana mayor( nunca le podré agradecer lo fácil que me lo ha puesto) , rodearte de las personas que te suman y buscar ayuda en gente con casos similares me hicieron no perder la esperanza NUNCA. Como dice Ámbar la cual tiene un don para poner en su boca muchos de mis sentimientos, hay luz, y tanto que si.

  10. Ingresé un 26 de diciembre de 2007 con una ECLAMPSIA( previo urgencias el 22 de diciembre, en el que no me hicieron ni caso) ,era una bomba a punto de explotar, eso es lo que le dijeron a mi madre. Estaba de 28 semanas y en el hospital donde estaba no había UCI Neonatal de bajo peso, así que tuvieron que trasladarme de hospital. Me pincharon una inyección de corticoides para ver si los pulmones de mi pequeña se hacían más fuertes, peor solo me dio tiempo a un pinchazo, mi vida corría peligro y tuvieron que hacerme una cesárea urgente. Mi “ratita” como la llamo cariñosamente, porque no era más que eso, una ratilla…jeje.. nació el 28 de diciembre ( buena inocentada) con 715 gramos. Hasta los dos días, que estaba un poco estabilizada, yo seguía en la UCI también, no pude verla. Me impactó mucho…me la imaginaba pequeña pero no tanto…estaba a medio hacer…tan rosita.. se le notaban todas las venitas…llena de cables…en fin…os podéis imaginar…Lamentablemente, mi pequeña sufrió una parada cardiorrespiratoria a los 20 días, lo cual le produjo una falta de oxígeno muy grande y por consiguiente una parálisis cerebral severa…pasamos 4 largos meses en el hospital hasta que nos dieron el alta. A día de hoy, a pesar de no poder hablar…ni andar…esta muy bien, dentro de lo malo…es una niña alegre y cariñosa que le roba el corazón a quien la conoce.

  11. mama de una gran prematura, ingrese con preeclampsia grave, un miercoles, el viernes nacia mi hija a las 25 semanas con 600 grm…en el hospital la fe de valencia. Nunca terminare de agradecerles a las medicas y enfermeras de la UCIN su gran labor, su extraordinario trabajo con mi bebe y conmigo misma. Paula estuvo 82 dias en la ucin y ahora tiene 8 años, es una niña maravillosa, sana y sensible, preciosa. Gracias por todo.
    Me he sentido tan identificada contigo, la frase: fue un impacto brutal. es lo que mejor lo define, tal cual.

  12. Embarazada de mellizos India y Carlitos todo iba bien hasta que en una ecografía en la semana 26 se vio que India tiene una malformación severa de corazón. Murió a las 2 semanas en utero dejándonos destrozados. Mi cuerpo detectó que había un aborto y me puse de parto aunque lo intentaron parar nacieron por cesárea el día 8 marzo de 2019 ( día de la mujer trabajadora). Con una cesárea traumática. Tras 56 días de ingreso de Carlitos y superar una entercolitis, fue dado de alta. La experiencia te deja marcada, no vuelves a ser la misma. Pero su sonrisa te quita todas las tristezas de ese día.

  13. Mi milagro nació en la semana 26, 880 gramos. Después de 3 meses en el hospital, varias infecciones, un desangrado, una operación de ductus, la llegada a casa fue maravillosa y sólo volvimos a pisar el médico para las revisiones. Dieciséis años después doy gracias a todo el equipo de neonatos del 12 de octubre y por supuesto doy gracias a la Vida. Ahora es un adolescente con sus cambios de humor pertenecientes a su edad pero sano y muy buena persona.

  14. Hola . He entrado 3 veces en la unidad de neonatos cuando mi sobrina Garazi nació ella estaba allí porque nació enferma pero con buen peso . Las veces que entre era descorazonador , bebés prematuros unidos a las máquinas para respirar , comer etc y esas madres que llegaban llorando , algunas sacándose leche , otras arrimándose a las incubadoras . Verles esas caras de preocupación, tristeza … desde luego que tenéis caminos , tenéis que terminar agotadas . Os mando fuerza y un abrazo .

  15. Ojalá hubiera leído este post cuando estaba en la cama del hospital aterrada por una pre-eclampsia que acabó en un síndrome de HELLP y en una cesárea de urgencia en la que nuestro rayo de sol llegó a nuestras vidas en la semana 38. 865g de pura energía que, aunque tuvo que ser reaninada al nacer y necesitaba oxígeno para respirar, se agarró a la vida con tanta fuerza que, a pesar de las veces que temimos por su vida, 15 meses después sigue llenando nuestros días de alegría. MIEDO, muchísimo miedo porque no saliera adelante o por las secuelas que le pudieran quedar. Noches sin dormir sacándome leche para una niña que no estaba en su cuna, que ni siquiera habíamos tenido tiempo de comprar. 94 mañanas llegando a la UCIN con el corazón en un puño por lo que me pudiera decir Vero, su pediatra y nuestro ángel de la guarda,que aguantó la angustia de una madre primeriza y prematura. Secuelas físicas en mi cuerpo, pero sobretodo psicológicas, que me han llevado meses de terapia psiquiátrica. Visitas y más visitas a médicos, atención temprana, analíticas; que dejes atrás tu vida anterior porque te quedas en casa cuidando de tu hija porque no puede ir a la guarde y no tienes a los tuyos cerca. Pero todo esto desaparece cuando un día te das cuenta de que tu hija, además de ser un milagro, es una niña que juega, que quiere explorar el mundo, que lleva un desarrollo normal, aunque sea chiquitina, y dejas de verla llena de tubos y de cables conectados a aparatos que pitan cuando deja de respirar o hace bradicardia, y entonces dejas un poquito el miedo atrás, y empiezas a disfrutar de la vida con tu pitufina. Nunca agradeceremos lo suficiente a todo el equipo de la UCI de neonatos del Hospital clínico de Valencia por salvarle la vida a nuestra pequeña y todo el cariño que nos dieron y que todavía recibimos

    1. Me imagino el camino tan duro y desde aquí te mandamos toda la fuerza posible. Un beso enorme

    2. Mi peque nació en la semana 28,no en la 38. Que más hubiera querido yo, un embarazo a término 😅

    3. Mi peque nació en la semana 28, no en l 38. Qué más me hubiera gustado a mí, un parto a término! 😅

  16. Tu historia es la de muchas madres y padres que hemos sufrido esta situación. Es tan duro irte a casa con los brazos vacíos , pero a la vez tan necesario para ellos. Mi niña tiene 8 años ya y es una niña enorme que destaca en altura por encima de sus compañeros o de otros niños de su edad. Tantas lágrimas derramadas , tantas pruebas y espera de resultados, tantos sobresaltos, merecen la pena cuando los ves aferrarse a la vida. Ser madre /padre de un bebé prematuro es una experiencia que te marca para toda la vida. Me encanta Ámbar, por la alegría que transmite y porque su sentido del humor y su sonrisa se contagia y llena el corazón de muchos

    1. Un abrazo M. Carmen y gracias por visibilizar tu experiencia, ayudará a otras familias

  17. Me acuerdo que cuando me puse de parto en la semana 23 (parto que consiguieron parar), sólo quería información y leer experiencias de mamas que hubiesen pasado por lo mismo y no encontraba nada.
    Estuve dos meses ingresada para que mis niñas no naciesen antes de lo debido. Así que tuve mucho, pero mucho tiempo para pensar. Por esa época el Instragram no se usaba mucho… ¡Ay si hubiese habido una cuenta como la tuya Ámbar! ¡Cómo me habría ayudado!. Por eso gracias, porque das visibilidad y esperanza a todas esas mamas que necesitan SABER.
    Mis mellis nacieron en la semana 32 y estuvieron en Neonatos 40 días. Gracias a todos los profesionales del Hospital Virgen del Camino, que no sólo trabajan para que los niños salgan adelante, sino también, para que sus papis lo lleven lo mejor posible.
    Mis chicas ya tienen 4 años y medio y estan estupendas. El primer año es un ir y venir de médicos, pero luego todo se calma.
    ¡ÁNIMO A ESAS MAMIS Y PAPIS QUE ESTEN PASANDO POR LO MISMO! ¡TODO PASA! Y seguramente dentro de unos años, estareís como nosotros/as, escribiendo vuestra historia para dar luz a las familias que lo necesiten.

  18. Os entiendo a todas perfectamente!! Yo en 20 minutos, sin un dolor ni medio, fui mamá de Isaac y Elsa, de 29 semanas. Mi príncipe valiente solo tenía que crecer… Él movió el parto y además, tenía un coágulo cerebral q luego desapareció… Pero mi guerrera… Elsa sufrió enterocolitis, varías transfusiones de sangre, tres infecciones generales, posibilidad (que fue al final solo el susto) de ceguera por daños en la retina a causa del oxígeno… Todo esto sumado al shock que me llevé cuando la tuvieron que rapar y ponerle las vías en la cabeza porque no le quedaban puntos sanos por dónde pinchar… Sumado todo a que “se olvidaba” de respirar varias veces al día… Aunque lo más duro fue ver cómo iban dando de alta a todos los bebés y nos quedamos solos allí… Nadie en la UCI, nadie en Neonatos… Pero cada miembro del hospital Rey Don Jaime de Castellón consiguieron darle la vuelta a la tortilla… Se terminaron los horarios d visita y podíamos ir cuando quisiéramos, celebramos con tarta y champán el primer mes de vida… Éramos un equipazo! Ahora, tienen 7 años y medio y como todos los que he leído antes… Fuertes, sanos y súper valientes!!!

  19. Joan & Xavi nacieron en la semana 31+5, en la semana 30 me ingresaron por lo que yo pensaba era una infección de orina y era un parto prematuro que consiguieron retrasar unos días, lo justo para poder tenerlos en nuestro hospital de referencia. Fueron grandes para su tiempo 1780 y 1800gr, pero Joan tenía problemas de corazón y no podían esperar más. Fue una cesárea de urgencia porque en unos minutos todo se complicó, y suscribo lo que dicen algunas de estas supermamis con cicatrices físicas y del alma. Todo parecía pasar pero Joan no mejoraba del corazón y Xavi necesitaba suplementos de muchas cosas, entre ellos calcio con la mala suerte que una madrugada la vía por la que le pasaban el calcio se movió y le quemó el brazo, a punto estuvo de perderlo, pero la suerte nos sonrió y hoy sólo le queda una cicatriz. Joan también mejoró (aunque ha seguido con seguimiento de la unidad de neonatos hasta hace un año) y poco a poco fuimos viendo la luz. Hoy tienen 6 años y son unos chicos sanos y fuertes.
    P.D.: fueron los primeros bebés en recibir leche del banco de leche en nuestro hospital, siempre le estaré agradecida a las mamás donantes, en especial a una a la que ponemos cara y nombre: Sonia.

  20. Mi bebé nació este pasado enero a las 30 semanas de gestación con un peso de 1175 gr. De repente me encontré con un dolor intenso de barriga y rapidamente vieron mi tensión por las nubes (lo que me dolía era el hígado). De preclamsia pase a preclamsia grave y de ahí a HELP. Todo en apenas 10 horas. Solo pudieron darme una inyección de corticoides. Aún y así mi pequeño, dentro de las circunstancias, respiraba bien. Ya en la UCIN le detectaron una cardiopatia que complicó un poco más las cosas… Después de dos meses muy duros ingresados en el Hospital Sant Joan de Reus nos dieron el alta. Hoy ya tiene casi 11 meses (8.5 corregidos) y es pequeño pero super activo y alegre. Increíble el trato de neonatolog@s y infermer@s. Era durisimo ir sin el a casa cada noche, pero en ese momento era donde mejor iba a estar. Un abrazo a todas las madres y padres que estén pasando por una situación similar.

  21. Mi peque nació en la semana 28,no en la 38. Que más hubiera querido yo, un embarazo a término 😅

  22. El día 22 de diciembre de 2009 mientras los niños de San Ildefonso cantaban la lotería, nacía en el hospital de Torrelodones mi nieta con 490 gramos, cien días en la incubadora y cien días que mis hijos estuvieron todo los días de la mañana a la noche en la UCI. Hoy tengo una nieta que va a cumplir diez años y gracias a Dios no tiene ninguna secuela. Un homenaje a los médicos y enfermeras de la UCI de neonatos de Torrelodones y también a mi nieta que luchó día a dia. Son niños especiales, duros y que os voy a decir que ese día a pesar de los malos ratos que pasamos en especial mis hijos, nos tocó la lotería.

  23. Hola mi hijo nació con 25 semanas más un día de ir a una revisión rutinaria al ginecólogo a derrepente al día siguiente encontrarte mal ir a urgencias quedarte ingresada y al día siguiente tener a tu bebé con 710gramos 4 meses en el hospital de la fe pasamos por operación de duptus,dos intercolitis , el citomegaloviris ,bradicardias ,líquido en un ventrilo de la cabeza un pequeño sangrado ,punción lumbar infinidad de cosas desesperantes y dolorosas pq nadie está preparado para esto. madre primeriza y asimilando que estaba embarazada y casi sin barriga es muy muy duro pero ver sus ganas de vivir era lo que nos hacía luchar se sale y se puede. ahora mismo es un bebé de 6 meses y esperemos que siga así de bien superando sus mil revisiones.nunca olvidaré lo que pasamos pero volvería a pasar por lo mismo solo por tenerlo ánimo a todos esos papás que pasan por esto estar fuertes y unidos un beso

  24. Gracias Ámbar , por todo lo que haces yo también tengo un hijo gran prematuro , se llama Carlos nació en la semana 31 y pesó 675 gramos , estuvimos 98 días en el hospital o sea tres meses y una semana fue un CIR, o sea que se quedó parado en el crecimiento , ahora Carlos tiene 15 años está bien pero sí que hemos pasado mucho y él también porque todo le cuesta un poquito más aunque es un niño FELIZ el va a su ritmo, seguro que muchas mamás de prematuros saben de lo que estoy hablando. En resumen los prematuros son especiales y súper fuertes llenos de vida y de coraje por querer vivir , es increíble la fuerza que tienen para luchar y superarse aunque no ha sido fácil. Pero poquito a poco vamos para adelante y ahora cada vez que lo pienso lo pequeño que era o leo algo relacionado con prematuros veo lo Campeón que es y que todo llega .Sólo necesitan ir a su ritmo. Paciencia y mucho ánimo para tod@s los papás y mamás de niños prematuros .

  25. Pablo llegó al mundo en la semana 35, no quiso esperar a la 40, y tan siquiera a la 38… Simplemente, la bolsa se rompió, Pablo nació en 2014 con poco más de 2 kilitos y un neumotórax que hizo que permaneciera ingresado en UCIN del Hospital Quirón de Barcelona, sondado para comer, y sin poder cogerlo y acunarlo en mis brazos, no podía hacer esfuerzos para succionar debido al neumotórax, por lo que mi idea principal que fue darle el pecho quedó en nada y en ese momento fue otro golpe, ya que me vi sola sin bebé, en una habitación de hospital, sin mi hijo en brazos, y vacía por dentro, y entonces pensé en todos los mitos acerca del amor a primera vista que se siente por los bebés, y me sentí terriblemente mal, sinceramente, porque yo, no podía tener a mi hijo conmigo en ese momento para poder quererlo como todo el mundo dice y esa conexión que se tiene desde que nacen, ni poder sentir el piel con piel… tengo que decir que para mí ese amor, no llegó de esa manera, llegó distinto…pero arrasando! quizá porque aún no estaba preparada, porque estaba asustada, y no me permitía estar así de feliz como el resto de madres…quizá porque para poder verlo era a través de un cristalito, y no podía darle de comer en sus primeros días… pero sí! mi niño fue fuerte, y me ayudaba ver como habían otros bebés que llevaban tiempo allí, y sus papás nos daban ánimos como hace Ámbar cada día (ojalá la hubiera conocido antes), no sé en que momento empecé a seguir Ámbar, pero es la alegría de mis mañanas y siempre me hace mirar positivo el día… Desde aquí doy las gracias a todo el personal de QUIRÓN BCN, porque gracias a ellos, mi niño tiene hoy 5 añitos y medio, y es el mejor de los regalos que me a echo la vida. Y aunque todo a ido un poco más lento, el habla, el andar…etc… todo llega como dice Ámbar…a necesitado solo un pequeño empujoncito, y hoy en día, todo es genial! Y damos gracias a la vida a diario por ello.

  26. Nuestro pequeño Ander llegó en la semana 27+4 con tan solo 600 gramos. Tuve rotura prematura de bolsa en la semana 22 y más tarde supimos que era CIR así que estábamos ante una situación doblemente complicada pero sólo existía una opción: seguir sumando minutos, horas y días con actitud positiva. El miedo estaba también presente pero no dejamos que se apoderara de nuestros pensamientos. Conseguimos darle a nuestro pequeño 5 semanas extra y cuando nació comenzó su lucha y la del equipo médico y enfermeras del Hospital La Paz. Estabamos solos en una ciudad ajena pero alli estaba lo mejor de nuestras vidas y estaba tan lleno de vitalidad…. Cómo no íbamos a luchar nosotros? Tres meses de ingreso y nos lo llevamos a casa con 1,800g continuando con su carrera de fondo dia a dia. Ahora está a punto de cumplir 3 años y es todo un txapeldun. Gracias a todo el equipo y a las familias compañeras de incubadoras, que se convirtieron en nuestro gran apoyo en aquel entonces y ahora puedo llamar amigas. Mucho ánimo a las familias que hoy pasáis por lo mismo. Permitios llorar pero sabed que sólo hay un camino y es mirar hacia adelante, siempre en positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más