¿Qué quieres encontrar?

51
Cuando ser madre significa no ser nada más…

Cuando ser madre significa no ser nada más…

La decisión de ser madres es una decisión libre, faltaría más. Sin embargo, ahora hay un movimiento de mujeres que aseguran que han optado por no ser madres para tener éxito en su vida personal y profesional. En el Club de Malasmadres no somos nadie para emitir un juicio de valor pero sí pensamos que ser madre no implica no tener éxito. Ser madre no debería significar renunciar y por eso luchamos. En torno a este tema Raquel Canseco, una de nuestras malasmadres más queridas ha querido dejar plasmada su opinión. ¡No os lo perdáis!

07_ellashablan_raquelcanseco_ficha-01

*Podéis seguirla en facebook, twitter, instagram y en su blog.

Desde hace algún tiempo circula por las redes sociales de muchas de mis amigas un vídeo que ellas mismas, al compartirlo, ensalzan como una oda “al derecho de la mujer a ser lo que ella quiera”.

Creo que antes de seguir adelante, lo mejor es que lo veáis por vosotras mismas.

Sinceramente, cuando llegué a la parte de (y cito textualmente) “cada vez son más las mujeres que deciden no ser mamás… Prefieren lograr sus metas a nivel profesional y personal” me quedé ojiplática. Porque yo, que parece ser, vivía en la ignorancia hasta ese momento, no me había dado cuenta de que había que elegir. De que, ahora que soy madre ya no hay vuelta atrás y mi vida (por lo visto), ya sólo puede emplearse en la crianza y educación de mis churumbereles.

Y es que según esto, si eres mujer tienes que elegir entre tus inquietudes, el desarrollo de tu vida personal y tu vida profesional (lo que viene siendo, las cosas que te hacen ser tú misma) o traer niños al mundo, porque al parecer, son cosas excluyentes.

¿Madres o mujeres que prefieren tener éxito?

Me puse a buscar en los comentarios mujeres cabreadas diciendo que sí, que ser madre es una elección libre de la mujer, pero que precisamente por eso, la sociedad no debe etiquetarnos como “madres” o como “mujeres que prefieren tener éxito en la vida”.

Pero para mi sorpresa me encontré a un montón de mujeres que (para más inri) decían ser “feministas” y “abanderadas de los derechos de la mujer” reivindicando a los cuatro vientos su derecho de no querer ser madres y preferir ser profesionales de éxito o mujeres completas.

Pues bien, yo quiero defender el derecho de ser mujer sin ser madre, pero también reivindicar mi derecho a ser madre sin renunciar a ser mujer, sin renunciar a mis ilusiones, a mi vida ni a mis metas, profesionales o personales. Porque tan injusta es una sociedad que impone a las mujeres ser madres como una sociedad que te dice que, si eliges ser madre, tienes que renunciar a todo lo demás.

Una sociedad sin juicios de valor

No nos engañemos, la lucha por la igualdad no está en conseguir una sociedad que no nos juzgue por tener o no hijos, sino una que nos permita competir y luchar por nuestros sueños sin renunciar a nada seamos o no madres, o mejor, seamos o no mujeres.

Porque nadie parece darse cuenta de que el problema de fondo es que el debate sigue centrándose en nosotras. De que hasta que nadie se pregunte por qué los hombres no tienen que elegir entre ser padres o avanzar en su carrera y seguir con sus metas, se seguirá dando vueltas sin sentido a este tema.

He vivido y trabajado en Suecia y la clave para mí está clara: mientras no haya conciliación, no habrá igualdad salarial y sin ella, no habrá igualdad real en todo lo demás.

Pero este tema merece otro post… ¿Vosotras qué pensáis?

07_ellashablan_raquelcanseco-02

Han comentado...

  1. Le doy la razón a Raquel, a Laura y a tantas mujeres y madres luchadoras que conseguis las dos cosas,es posible no renunciar pero hay que luchar,no es una sociedad igualitaria,un besazo a las dos.
    Me encanta la empresa de Raquel ya la seguía en instagram

    1. ¡Gracias por estar ahí Anya! Tenemos que luchar por la igualdad y apoyarnos entre nosotras.

      Ese es el camino 🙂

  2. Le doy la razón a Raquel, a Laura y a tantas mujeres y madres luchadoras que conseguis las dos cosas,es posible no renunciar pero hay que luchar,no es una sociedad igualitaria,un besazo a las dos.
    Me encanta la empresa de Raquel ya la seguía en instagram

    1. ¡Gracias por estar ahí Anya! Tenemos que luchar por la igualdad y apoyarnos entre nosotras.

      Ese es el camino 🙂

  3. Hace poco leí un artículo que hablaba de la nueva generación de madres. Son mujeres entradas en la treintena y que gracias a su éxito a nivel profesional y personal se sienten preparadas para tener un hijo. Estoy totalmente de acuerdo, o al menos ese es mi caso.

    Otro tema es cómo conseguir hacer malabares para mantener ese éxito profesional en una país que parece que cada vez entiende menos la maternidad.

  4. Hace poco leí un artículo que hablaba de la nueva generación de madres. Son mujeres entradas en la treintena y que gracias a su éxito a nivel profesional y personal se sienten preparadas para tener un hijo. Estoy totalmente de acuerdo, o al menos ese es mi caso.

    Otro tema es cómo conseguir hacer malabares para mantener ese éxito profesional en una país que parece que cada vez entiende menos la maternidad.

  5. Me parece bien las mujeres q deciden libremente no ser madres, pero q lo hagan por el éxito profesional lo único q hace es seguir abriendo brecha entre nosotras. Y las q dicen q no se puede tener todo les digo: SI, SI SE PUEDE, solo es necesario concienciar q por ser o no madre no eres mejor o peor profesional, eres una persona q lucha por sus sueños y punto. De momento habrá q seguir luchando y espero q para cuando mi buenahija decida si quiere o no ser madre nadie la haga de menos en ningún ámbito.

  6. Me parece bien las mujeres q deciden libremente no ser madres, pero q lo hagan por el éxito profesional lo único q hace es seguir abriendo brecha entre nosotras. Y las q dicen q no se puede tener todo les digo: SI, SI SE PUEDE, solo es necesario concienciar q por ser o no madre no eres mejor o peor profesional, eres una persona q lucha por sus sueños y punto. De momento habrá q seguir luchando y espero q para cuando mi buenahija decida si quiere o no ser madre nadie la haga de menos en ningún ámbito.

  7. Yo me acabo de enterar de que solo es la mujer o madre la que tiene o no que elegir, y que la vida les cambia (o no) solo a ellas (vamos, a nosotras). No sé si soy la excepción, pero tengo dos hijos, soy autónoma (ahora) y la decisión de nuestras carreras profesionales y vidas laborales las hemos tomado entre mi pareja y yo, ya que nos afectaba a los dos y, por supuesto, la dedicación a los niños también. Creo que hasta que no actuemos en esa convicción, nosotras mismas pensaremos que tenemos que elegir entre ser madres o tener éxito. Tanto mi marido como yo hemos renunciado a algunas cosas de nuestra vida profesional, pero creo que hemos alcanzado el éxito

    1. El problema es que, aunque tomes la decisión en pareja, como sería también en mi caso, donde somos un equipo, la desigualdad salarial hace que en general opte por hacerse autónomo o renunciar el que menos cobra, que generalmente, a igualdad de condiciones, sigue siendo la mujer.

  8. A colación de este post, necesito compartir esto… Actualmente me encuentro disfrutando de mi maternidad, y cuando he comentado a mi empresa que deseo una reducción de jornada a mi reincorporación, me dicen que no quieren reducciones de jornada y menos en mi departamento… qué tendremos que negociar una salida… Aún hoy ésta es la triste realidad…

    1. Pues la ley te ampara, es decir, si tu quieres conservar tu puesto de trabajo con reducción de jornada puedes hacerlo. La empresa está obligada a darte esa reducción. Si te despiden puedes denunciar ese despido y se considerará nulo porque es discriminación, eso sí, solicita tu reducción de jornada por escrito y que te firmen un recibí de la misma o se la mandas por burofax para que quede constancia. Es una putada tener que pelear tanto por nuestros derechos como trabajadores pero es así, hay que luchar. Si seguimos negociando nuestros despidos están ganando, ganan los que no nos dejan conciliar, los que no nos dejan decidir seguir teniendo vida profesional además de la familiar.
      Suerte Anne.

      1. Independientemente de que la ley te ampare, es algo duro porque sabes que, aunque ganes y te quedes van a intentar “apartarte”.

        Esta es la triste realidad que tenemos que cambiar. ¡MUCHO ÁNIMO! 🙁

  9. A colación de este post, necesito compartir esto… Actualmente me encuentro disfrutando de mi maternidad, y cuando he comentado a mi empresa que deseo una reducción de jornada a mi reincorporación, me dicen que no quieren reducciones de jornada y menos en mi departamento… qué tendremos que negociar una salida… Aún hoy ésta es la triste realidad…

    1. Pues la ley te ampara, es decir, si tu quieres conservar tu puesto de trabajo con reducción de jornada puedes hacerlo. La empresa está obligada a darte esa reducción. Si te despiden puedes denunciar ese despido y se considerará nulo porque es discriminación, eso sí, solicita tu reducción de jornada por escrito y que te firmen un recibí de la misma o se la mandas por burofax para que quede constancia. Es una putada tener que pelear tanto por nuestros derechos como trabajadores pero es así, hay que luchar. Si seguimos negociando nuestros despidos están ganando, ganan los que no nos dejan conciliar, los que no nos dejan decidir seguir teniendo vida profesional además de la familiar.
      Suerte Anne.

      1. Independientemente de que la ley te ampare, es algo duro porque sabes que, aunque ganes y te quedes van a intentar “apartarte”.

        Esta es la triste realidad que tenemos que cambiar. ¡MUCHO ÁNIMO! 🙁

  10. Hola!
    Yo estoy de acuerdo con el vídeo. Tener niños implica renunciar a cosas. Ya sea a nivel profesional como personal. No significa que sea incompatible, pero requiere ajustes y renuncias. Por ejemplo, no te vas a ir a ciertos países que un bebe necesitaría muchas vacunas…. por dar un ejemplo tonto. Pensar que vas a tener hijos y que tu vida no va a cambiar es absurdo. Obviamente hay que intentar conciliar, pero seamos realistas, para conciliar también renuncias a cosas. Y no sólo la mujer, también el hombre. Otra cosa es el
    % de cada uno….

  11. Hola!
    Yo estoy de acuerdo con el vídeo. Tener niños implica renunciar a cosas. Ya sea a nivel profesional como personal. No significa que sea incompatible, pero requiere ajustes y renuncias. Por ejemplo, no te vas a ir a ciertos países que un bebe necesitaría muchas vacunas…. por dar un ejemplo tonto. Pensar que vas a tener hijos y que tu vida no va a cambiar es absurdo. Obviamente hay que intentar conciliar, pero seamos realistas, para conciliar también renuncias a cosas. Y no sólo la mujer, también el hombre. Otra cosa es el
    % de cada uno….

  12. Pues que queréis que os diga, mis queridas malasmadres… Que menos mal que existís, porque si no, yo me sentiría como un electrón libre, sin pertenencia a ningún grupo, porque nunca creí que fuera a ser más por convertirme en mamá, ni menos tampoco…
    Cuando dí a luz, mi buena, que digo buena, buenísimasuegra, que es un amor pero tiene sus momentos, me dijo que ya estaba completa como mujer… y yo, bajo los efectos aún de la bendita epidural, le contesté “pero qué dices? Yo siempre me he sentido completa” y me quedé tan pancha. Y claro, me miró raro, pero ella tiene más de ochenta… lo malo es encontrarse esta actitud en gente de nuestra generación.
    También me miraron raro, pero que muy raro, cuando al volver al trabajo tras la baja de maternidad, no me corté en decir que estaba deseando volver, que un mes más y me pegaba un tiro… y es que claro, si eres madre, parece que solo puedes querer estar con tu hijo y nada más te puede gustar.
    Y eso que ya me informaron de mi degradación jerárquica y salarial antes de reincorporarme, porque al parecer si eres madre ya no rindes lo mismo, es un principio cósmico que yo, ignorante de mi, desconocía. Y lo mejor de todo es el remate de la jugada laboral, ese perverso “así tienes más tiempo de estar con tu hijo” perdón???? Y como soy bocazas, pues voy y les suelto “¿eso me lo dirías también si fuera hombre?”, porque seré rara, malamadre y todo lo que quieran, pero YO NO RENUNCIO, y punto.
    Un besazo enorme a todas

    1. Esa es la realidad a la que muchas nos enfrentamos y por lo que hay que luchar. Me ha encantado tu comentario y cómo lo cuentas. ¡Grande!

    2. Yo pienso igual que tú, actualmento no trabajo, pero con la familia de mi esposo, si se me ocurre decir que quiero trabajar, para que quieres, amo a mi mocosito, pero la verdad es que habeces es de locos solo estar en la casa, parece que no esta bien que aspiremos a otras cosas.

  13. Pues estamos bien, ahora resulta que tenemos al enemigo en nuestras filas, que está muy bien el no querer tener hijos, y el decidir, que tod@s tenemos derecho a decidir si tener hijos o hacernos un tatuaje, pero de eso a que ya si tengo hijos me pongan la cruz con que ya no hay más vida que la maternidad y la casa, es pa mear y no echar gota, señoras feministas, tanto que abogáis por la mujer, y que si sus derechos y sus capacidad de decidir, acabáis de echarnos un jarro de agua fría por encima, ayudad más a la conciliación, que es lo que se necesita, en vez de limitarnos nuestra capacidad profesional, pero mira, yo me pillo mi albornoz y una vez seca de ese jarro de agua fría, pienso seguir luchando.

  14. Pues estamos bien, ahora resulta que tenemos al enemigo en nuestras filas, que está muy bien el no querer tener hijos, y el decidir, que tod@s tenemos derecho a decidir si tener hijos o hacernos un tatuaje, pero de eso a que ya si tengo hijos me pongan la cruz con que ya no hay más vida que la maternidad y la casa, es pa mear y no echar gota, señoras feministas, tanto que abogáis por la mujer, y que si sus derechos y sus capacidad de decidir, acabáis de echarnos un jarro de agua fría por encima, ayudad más a la conciliación, que es lo que se necesita, en vez de limitarnos nuestra capacidad profesional, pero mira, yo me pillo mi albornoz y una vez seca de ese jarro de agua fría, pienso seguir luchando.

  15. A esas “feministas” les diría exactamente lo mismo que has puesto en el post: En vez de luchar por tu libertad de elección, lucha por poder tener las dos cosas, hijos y éxito profesional.

    Que a mi me parece perfecto que se tenga libertad de elección, no digo que no. Pero que alguien que se declara “feminista” centre esa libertad en “Hijos vs Éxito profesional”… me rechina mucho

    1. ¡Tal cual Irene! Es ponernos en bandos y eso siempre es mala idea (y lo que interesa para que discutamos entre nosotras y las cosas no cambien).

  16. A esas “feministas” les diría exactamente lo mismo que has puesto en el post: En vez de luchar por tu libertad de elección, lucha por poder tener las dos cosas, hijos y éxito profesional.

    Que a mi me parece perfecto que se tenga libertad de elección, no digo que no. Pero que alguien que se declara “feminista” centre esa libertad en “Hijos vs Éxito profesional”… me rechina mucho

    1. ¡Tal cual Irene! Es ponernos en bandos y eso siempre es mala idea (y lo que interesa para que discutamos entre nosotras y las cosas no cambien).

  17. Pues a mí lo que me chirría es la definición del “éxito profesional” y del “éxito personal” porque parece que o lo tienes o eres una desgraciada, y yo que no aspiro a tener éxito en nada soy (más o menos) feliz en todo. Y sí, siendo madre he hecho cambios pero no he elegido quedarme fuera de nada ni tengo la sensación de que haya sido necesario.

    1. Mi definición de “éxito” es simplemente, ser feliz y conseguir lo que quieres, sea lo que sea, en lo personal y lo profesional…

  18. Pues a mí lo que me chirría es la definición del “éxito profesional” y del “éxito personal” porque parece que o lo tienes o eres una desgraciada, y yo que no aspiro a tener éxito en nada soy (más o menos) feliz en todo. Y sí, siendo madre he hecho cambios pero no he elegido quedarme fuera de nada ni tengo la sensación de que haya sido necesario.

    1. Mi definición de “éxito” es simplemente, ser feliz y conseguir lo que quieres, sea lo que sea, en lo personal y lo profesional…

  19. Yo siempre pensé que no iba a renunciar a nada por tener hijos, que mi carrera era tan importante como la de mi marido, pero al final fui yo la que estuvo muchos meses fuera de la empresa, por ley tenía derecho y luego como total ya había estado 4 meses fuera y la pequeña era muy pequeña y el pecho pues pedí un excelencia, y en mi empresa se portaron muy bien siempre, iba a volver 8 meses después a 4 horas y en un nuevo puesto que me encantaba pero a mi marido le salió una oportunidad muy buena en otro país y ahí que fuimos, así que aquí estoy dos años tiene ya la pequeña,embarazada otra vez y viendo mi carrera otra vez esperar, estoy estudiando un master para sentirme un poco activa, pero al final definitivamente estoy renunciando a algo mientras que mi marido no ha visto afectada su carrera, es cierto que estoy disfrutando a mi peque a tope pero definitivamente mi vida ha cambiado mucho, claro que yo tomé la decisión y nadie me ha obligado a nada, y vivo muy bien pero mi carrera de momento se ha quedado en espera hasta no sé cuando…

    1. Al final tu caso es el caso de muchas mujeres…

      ¡Mucho ánimo! Seguro que cuando vuelvas vuelves con energías renovadas y muchas ganas… Manténte activa, recíclate… ¡Desde aquí te apoyamos! 🙂

  20. Yo siempre pensé que no iba a renunciar a nada por tener hijos, que mi carrera era tan importante como la de mi marido, pero al final fui yo la que estuvo muchos meses fuera de la empresa, por ley tenía derecho y luego como total ya había estado 4 meses fuera y la pequeña era muy pequeña y el pecho pues pedí un excelencia, y en mi empresa se portaron muy bien siempre, iba a volver 8 meses después a 4 horas y en un nuevo puesto que me encantaba pero a mi marido le salió una oportunidad muy buena en otro país y ahí que fuimos, así que aquí estoy dos años tiene ya la pequeña,embarazada otra vez y viendo mi carrera otra vez esperar, estoy estudiando un master para sentirme un poco activa, pero al final definitivamente estoy renunciando a algo mientras que mi marido no ha visto afectada su carrera, es cierto que estoy disfrutando a mi peque a tope pero definitivamente mi vida ha cambiado mucho, claro que yo tomé la decisión y nadie me ha obligado a nada, y vivo muy bien pero mi carrera de momento se ha quedado en espera hasta no sé cuando…

    1. Al final tu caso es el caso de muchas mujeres…

      ¡Mucho ánimo! Seguro que cuando vuelvas vuelves con energías renovadas y muchas ganas… Manténte activa, recíclate… ¡Desde aquí te apoyamos! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más