Side Area

¿Cómo favorecer el interés por la lectura desde pequeños?

¿Cómo favorecer el interés por la lectura desde pequeños?

A las buenashijas les encanta el momento cuento por la noche y siempre elegimos una historia diferente cada día. Ahora estoy más centrada en la buenahija1 que, desde que ha aprendido a leer, le encanta ser ella misma la que me lee el cuento a mí. Es de esos momentos en los que disfruto y, a veces, os confieso que se me cierran los ojillos, ¿no os ha pasado de poneros con el cuento nocturno y quedaros medio dormidas? Hoy hablamos de lectura con nuestra colaboradora Alejandra Melús que nos trae sus imprescindibles para niños entre 0 y 6 años. ¡No te lo pierdas!

fichas-alejandramelus

*Podéis seguir a Alejandra en Facebook, Twitter y en su BLOG.

Que los buenoshijos tengan interés por la lectura, por los cuentos y todo lo que rodea a esta actividad, es un objetivo común entre malasmadres.

Es habitual que las familias se interesen a cerca de cómo pueden incentivar el amor por la lectura en sus hijos, o cómo hacer para que tengan interés por los cuentos o cómo favorecer que tengan pasión por esta actividad qué tantos beneficios tiene para el desarrollo de tantísimas habilidades.

Hay varios aspectos que pueden ayudarnos a potenciarlo:

  • Dar ejemplo. Los niños hacen lo que ven, y nuestros buenoshijos hacen más lo que ven que lo que les decimos, por lo que la mejor lección es predicar con el ejemplo.
  • Ofrecer libros a su alcance. Es genial que nos vean leer, pero si no tienen qué leer ellos, será imposible que lo hagan. Poner estanterías con ejemplares a su altura, con libros que puedan tocar, ojear y coger es la mejor herramienta. Además así aprenderán a cuidarlos, ordenarlos y guardarlos por sí mismos.
  • Tener un espacio de lectura tranquilo, luminoso y confortable. No hace falta que dispongamos de un espacio grande y muy elaborado, simplemente de una pequeña esquina con luz natural, donde podamos acudir a leer de manera tranquila.
  • Propiciar momentos de calma y tranquilidad, donde les invitemos a buscar actividades individuales y de atención, como la lectura.
  • Acudir a espacios donde se favorezca el amor y el interés por la lectura como bibliotecas, librerías, museos, etc.
  • Permitir a los buenoshijos escoger libros de su interés, yendo a comprar cuentos que les gusten, potenciando la variedad en las temáticas, y respetando sus gustos.
  • Dialogar en torno a los cuentos, compartiendo lo que han comprendido sobre ello, lo que les ha gustado, lo que han interpretado, cuál es su opinión, etc.

Mis imprescindibles en cualquier biblioteca infantil

1. La colección El bebé toca/ El bebé mueve, de la editorial Usborne.

Podemos encontrar numerosos títulos para los más peques, donde poder tocar, abrir solapas, experimentar con el tacto, el oído y la vista. Son cuentos muy atractivos indicados para niños y niñas de 0-2 años. Son de tapa dura y resistente y en su colección se pueden aprender colores, formas, animales, medios de transporte, familias, el tiempo o la naturaleza.

2. El pollo Pepe, de Nick Denchfield, de la editorial SM,

Un clásico que no pasa de moda. Un cuento muy sencillo que atrapa la atención de los más pequeños, haciéndoles seguir la historia con ilusión e interés. El pop-up es algo que les apasiona. Perfecto para la etapa 0-3 años.

3. La colección De la cuna a la luna de Kalandraka.

Podemos encontrar múltiples títulos para contar y cantar, con un lenguaje sencillo, donde potenciar la adquisición de vocabulario, la atención, la complicidad y la conexión con nuestro bebé a través del cuento. Ideal para 0-4 años.

4. Rosa caramelo, de Adela Turin y Nella Bosnia, de Kalandraka.

En este cuento podemos apreciar como la diferencia de sexos no es un impedimento para la protagonista, quien reivindica sus derechos y abre un camino al resto de su manada. Un cuento imprescindible en toda casa. A partir de 3 años.

rosa-caramel

5. Después de la lluvia, Miguel Cerro, Kalandraka.

Un cuento precioso que habla sobre el papel de cada uno dentro de un grupo y cómo a través de la cooperación, la unión y la repartición de tareas, todo es más sencillo y posible. A partir de 3 años.

6. Pájaro amarillo, de Olga de Dios, de la editorial Apila ediciones.

Es un libro perfecto para hablar de cooperación, descubrir la capacidad de superación y la posibilidad de alcanzar metas que no creíamos posibles. Una historia divertida y que no deja indiferente. También a partir de 3 años.

pajaro

7. Un amigo como tú, de Andrea Schomburg y Barbara Röttgen, de Beascoa.

Un cuento lleno de valores, que enseña el verdadero significado de la empatía, la amistad y la generosidad. Enseña a valorar la amistad a pesar de las diferencias y los prejuicios iniciales en las relaciones. Un cuento que comprenderán los mayores de 3 años.

un-amigo-como-tu (1)

8. Algún día, Alison Mcghee y Peter H. Reynolds, de la editorial RBA libros.

Un cuento precioso para contar a nuestros buenoshijos. Es un título que comprenderán niños a partir de 4 años y con el que podremos hablar sobre el amor que nos tenemos, el paso de la vida o nuestro papel en ella. Es un cuento que tiene como protagonistas a una hija y una madre, aunque cualquiera que tenga buenoshijos podrá emocionarse al contárselo.

9. Topito Terremoto de Anna Llenas, Beascoa.

Un cuento que habla sobre diversidad y el papel de los profesionales, la educación y la familia ante ella. Un título que da visibilidad a la importancia de saber abordar con herramientas adecuadas la situación de cada alumno e hijo dentro y fuera del aula para conseguir su motivación, su ilusión por aprender, su atención, y su pasión. Desde los 3-4 años.

topito

10. Todos sois mis favoritos, Sam MacBratney, de Kokinos.

Un título perfecto para aquellos buenoshijos que acaban de tener un hermano o una hermana y que estén expresando celos o necesiten saber que cada uno tiene un papel dentro de la unidad familiar. Es un cuento que habla desde las emociones, el afecto y el amor por los hijos, y la importancia de cada uno de ellos. Perfecto a partir de 3 años en adelante.

11. Emocionario, di lo que sientes, escrito por Cristina Núñez Pereira y Rafael R. Valcárcel de la Editorial Palabras Aladas.

Un imprescindible dentro de cada casa, que podemos usar desde los 3-4 añitos en adelante, siendo un básico para toda la familia, ya que podemos consultarlo simplemente para conocer la emoción adecuada en un momento concreto, o emplearlo para leer y descubrir emociones nuevas, o como libro de consulta. Además sus ilustraciones son una maravilla.

el-emocionario

12. El gran libro de los superpoderes, de Susanna Isern, editorial Flamboyant.

Trata de las cualidades de cada uno, explicándolas como si de un gran súper poder se trataran, por lo que todos tenemos grandes súper poderes y podemos ser exitosos en algo que los demás no lo son. Esto nos hace únicos e irrepetibles.

Un cuento precioso para leer a ratitos o del tirón. Perfecto a partir de 4 años.

13. Cuentos bonitos para quedarse fritos, de Begoña Oro, de la editorial Beascoa.

Una colección de cuentos cortos elaborados con una magia especial, donde se emplea el humor, la rima, las emociones o la emoción, y que hacen que el momento del cuento antes de irse a dormir sea un tiempo divertido. A partir de 4 años.

14. Cuentos para educar niños felices, de Begoña Ibarrola, Ediciones SM.

El título no acaba de convencerme, ya que es muy comercial y poco ajustado, pero es un libro perfecto para emplear como herramienta ante situaciones del día a día, y ante la adquisición de nuevos valores como el autoestima, el respeto, la autonomía, la constancia o la seguridad en uno mismo, o la respuesta ante conflictos, decisiones y otros contratiempos.

Perfecto a partir de 4-5 años y además incluye notas para los padres, que lo hace bastante sencillo y funcional a la hora de emplearlo.

15. Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes, , de Elena Favilli y Francesca Cavallo, de la editorial Destino Infantil&Juvenil.

Un cuento fascinante con 100 historias de mujeres extraordinarias del pasado y del presente, con el que poder descubrir que las mujeres han cambiado y cambiarán la historia. Con este cuento nuestras buenashijas y nuestros buenoshijos aprenderán sobre ciencia, cultura, arte, deportes y mucho más, y descubrirán datos y hechos curiosos e imprescindibles para la historia. A partir de 5 años.

La lectura es una herramienta maravillosa que favorece entre otros grandes aspectos, la atención, la concentración, la permanencia en una misma actividad, la capacidad de abstracción del resto del entorno, la imaginación, la riqueza lingüística, la cultura temática, la memoria, la ampliación de vocabulario y muchísimas más capacidades que el niño y la niña irán descubriendo a lo largo de su proceso lector.

Y tú, ¿favoreces el amor por la lectura en el día a día? ¿Qué títulos son imprescindibles en vuestra casa?

rompe-muro

33 Comentarios
  • Patricia

    14 Febrero, 2018 a 7:26 am Responder

    Mi duda es a partir de qué edad podemos empezar con el cuento de “buenas nochess” y que presten atención.Mi bebé tiene 19 meses y cuando nos sentamos con sus libros dura un par de minutos y enseguida quiere cambiar a otro.

    • Alejandra Melús

      14 Febrero, 2018 a 8:14 am Responder

      Buenos días, para el cuento de antes de dormir, podemos empezar cuando realmente deseemos, ya que no es tanto buscar una edad concreta, sino saber qué fin tiene para nosotros este cuento. Si el fin es que se relaje, quizás aún sea muy pequeño, pero si buscas que se apasione por los cuentos, quizás podáis empezar por colecciones como El bebe toca, o pop-up como El pollo Pepe. Seguro que ahí sí que ganáis atención y comunicación conjunta, aunque lo más seguro es que se emocione y altere, más que se tranquilice. Por eso es mejor cambiar el momento cuento a otro tiempo que no sea antes de dormir.
      Pero todo depende del niño, de los horarios de la familia y de su manera de ser. No es tanto una edad sino la personalidad de cada peque.
      Un abrazo y feliz lectura!

  • Pilar Pose juan

    14 Febrero, 2018 a 7:36 am Responder

    Al mío le pasaba lo mismo pero pusimos la regla cuando leemos antes de dormir , que hay que terminar el libro. Poco a poco lo fue entendiendo y desde que tenia 3 años ya lo encontraba “leyendo” a él solo por el día. Ahora tiene 4 y cuando se porta muy bien podemos leer más de un libro como premio.

    • Alejandra Melús

      14 Febrero, 2018 a 8:15 am Responder

      Los cuentos les encantan y pueden ser buenos “premios”. Mil gracias! Un abrazo

  • Anónimo

    14 Febrero, 2018 a 8:11 am Responder

    Hola,
    De entre todos los mencionados, en casa somos fans del Pollo Pepe. A mis hijos les encantaba, en todas sus versiones. También nos ha gustado mucho Un culete independiente, muy divertido. Otro que también gustaba mucho era Pumba, un libro en formato grande, de cartoné, con muchas solapas. Era el preferido de Gabriel en la biblioteca. Casi no podía con el , y siempre, siempre cogía el mismo….También han leído mucha poesía para niños, como El charco del príncipe Andrea o La sonrisa de la luna. Y por supuesto en casa no han faltado los Tebeos, los de toda la vida, Mortadelo, Zipi y Zape, Pepe Gotera y Otilio, y las versiones femeninas como Esther y su mundo que a Candela le encantan. Han devorado hasta el punto de conocer de memoria los diálogos de algunas tiras de MAFALDA, así con mayúsculas lo pongo, porque es un libro en mayúsculas. Y por supuesto, superhéroes como Batman o Spiderman. En fin, tenemos una gran colección de cómics.
    Que lean lo que sea, ya veis que gran variedad, pero que lean.

    • Alejandra Melús

      14 Febrero, 2018 a 8:17 am Responder

      Totalmente de acuerdo! Qué lean y disfruten con ello! Anotamos tus recomendaciones! Gracias!!

  • Reulalto esther

    14 Febrero, 2018 a 9:11 am Responder

    En casa hacemos todos los tips que has mencionado para fomentar la lectura, y la buenhija 1 por ahora es amante total… pero tengo una duda desde hace mucho tiempo y este post es perfecto para plantearla. En el número 1 de fomento de la lectura esta, por supuesto, el ejemplo, y yo devoro libros, leo muchísimo, pero me es más fácil y económico leer en iPad. Así que siempre que leo estoy con el iPad y le suelo decir a mi hija, estoy leyendo, mira las letras, es un libro de mama… y cosas así, pero tengo miedo que ella no sepa ver que estoy leyendo y piense que estoy viendo dibujos o haciendo otro tipo de entretenimiento ya que es para lo que ella usa, ocasionalmente ;), el iPad. La buena hija 1 tiene 3 años y ya creo que lo va entendiendo pero la peque de 2 meses me preocupa lo mismo con el tema de dar ejemplo y explicarles que cuando estoy con el iPad estoy disfrutando de la lectura.

    Por cierto, gracias por las recomendaciones de libros, algunos los tenia y otros me los apunto para comprarlos 🙂

    • Alejandra Melús

      14 Febrero, 2018 a 10:12 pm Responder

      No te preocupes, ellos han nacido en este momento tecnológico, y aprenderán que leer no es necesariamente en un libro. Está bien que lo vean y comprueben por sí mismos y así se empapen del ejemplo. Un abrazo!

  • Munchi

    14 Febrero, 2018 a 9:27 am Responder

    Muy buenas recomendaciones, algunos los tenemos ya y otros los apunto para los próximos cumpleaños!
    Nosotros comenzamos con el ratito del cuento antes de dormir porque era cuando estabamos los dos con nuestro hijo mayor. No buscábamos tanto el relax como que le gustasen los cuentos, por lo que empezamos con las colecciones “De la cuna a la luna” y La cereza”. Todos son de cartón (mordibles y baboseables), son cantados y éstos últimos tienen un código QR para que te descargues la canción si te olvidas de la melodía 🙂
    Luego añadimos “El Pollo Pepe” y otros pop-up y con sonidos y texturas. Y ahora, el mayor acaba de descubrir la colección “Busca y encuentra” (SM), una especie de “Busca a Wally” para niños a partir de 3 años. Y de cara a comenzar el cole, hemos descubierto un libro fantástico, “El primer día de un colegio” (ed. Corimbo), dónde el protagonista no es el niño sino el cole que va a recibirlos!
    Y poco a poco, hemos conseguido que los dos busquen y pidan cuentos en momentos del día diferentes al rato de dormir. Nunca hemos obligado a leer, hay veces que sólo miran los dibujos, otras juegan con los cuentos, y hay veces que directamente no hacen ni caso. Desde luego el ejemplo es fundametal (es mi opinión), su padre y yo siempre vamos al trabajo y de viaje con un libro a cuestas, y ellos tienen al alcance su estanería y la nuestra (aunque eso a veces nos sale un poco caro! jajaja) para ver y tocar libros de toda clase y condición.
    Soy bibliotecaria y por desgracia hay mucha gente que no sabe a día de hoy todas las actividades y recursos que ofrecen las bibliotecas para los más pequeños! (cuentacuentos, clubs de lectura, préstamo de muchísimos materiales…).

    • Alejandra Melús

      14 Febrero, 2018 a 10:14 pm Responder

      Muchísimas gracias por contarnos tu experiencia. Y sí, habría que visitar más las bibliotecas! Un abrazo

  • Carlota

    14 Febrero, 2018 a 9:56 am Responder

    ¡Hola!La lectura del cuento para mí sólo tiene ventajas: momento de tranquilidad, conexión con el niño/a, mejora y amplía su vocabulario y además aprendemos todos.
    Los libros de Olga de Dios son fantásticos. Engancha.
    Recomiendo las revistas de Bayard, concretamente “Caracola” a partir de tres años,es mensual y lo mejor es que incluye un audiocuento.

  • LaCestitadelBebe

    14 Febrero, 2018 a 9:59 am Responder

    Buenas,

    me han encantado el artículo, yo que soy entusiasta de la lectura, lo mejor es dar ejemplo y permitir que los libros estén a su alcance, nosotros tenemos muchos pero siempre estamos en la biblioteca a por más.

    Besos!

    Anabel

  • NURIA PEÑA

    14 Febrero, 2018 a 9:59 am Responder

    Yo pongo la nota discordante Alejandra. Mi buena hija tiene 6 años recién cumplidos y esta en tercero de infantil. Desde muy pequeña leemos el cuento de la noche le encanta siempre le ha gustado, tiene muchísimos libros suyos y heredados de sus buenos primos. Pero ahora que se enfrente a leer ella sola esta totalmente frustrada, tienen tanta tensión emocional provocada por la lectura y la escritura que ha empezado a trabarse al hablar. Y yo me siento culpable porque en mi afán de ayudarla en casa quizá la he presionado demasiado ya que me pongo con ella casi todos los días unos diez minutos unos días a escribir algunas letras y otros a intentar leer palabras sencillas. Ya no se que hacer la verdad.

    • Alejandra Melús

      14 Febrero, 2018 a 10:22 pm Responder

      Hola, el proceso de lecto-escritura es madurativo y no tanto por práctica, es decir, si la niña no está preparada no puede hacer más de lo que hace, por lo que presionarles sólo provoca el efecto contrario.
      Yo siempre explico lo mismo. Un agricultor puede sembrar el mismo día toda la cosecha, pero cuando va a recogerla, habrá algunos frutos maduros, otros que no hayan crecido, otros que hayan madurado hace días, y todos fueron sembrados el mismo día, les dio la misma luz y les regaron igual. Pero es que cada grito tiene su punto de maduración. Pues el ser humano es igual.
      Pero cuando llega a su punto no necesita mucha práctica, porque es sólo cuestión de madurez.
      Disfrutad y dejad el tema de lado. Siéntate a contarle el cuento y disfrutad de ese rato en familia.
      Espero haberte ayudado.

      • NURIA PEÑA

        15 Febrero, 2018 a 5:54 pm Responder

        Gracias Alejandra asi lo hare.

  • Irene Sancho

    14 Febrero, 2018 a 11:00 am Responder

    Gracias por las recomendaciones!

    MI recomendación es “Cuando las niñas vuelan alto” de Raquel Diaz Reguera. Libro que no puede faltar ni en casa ni los centros escolares. Un libro que deben leer niñas y niños en busca de un mundo mejor, de iguales.

  • Rosa López

    14 Febrero, 2018 a 11:20 am Responder

    AÑADIRÍA, ENTRE OTROS MUCHOS, “POR FAVOR, SEÑOR PANDA”, DE STEVE ANTHONY. LES ENSEÑA LA IMPORTANCIA DE PEDIR LAS COSAS Y DIRIGIRSE A LOS DEMÁS CON EDUCACIÓN.

  • Belén

    14 Febrero, 2018 a 11:59 am Responder

    Unos cuentos que descubrí hace poco son los cuentos clásicos (Caperucita Roja, El gato con botas, Los tres cerditos…) de Timunmas. Están adaptados a los más peques y son cuentos con texturas. A mi buena hija de dos años y medio le encanta poder ver y tocar los cuentos mientras yo se los leo por la noche. Para mi ha sigo un gran descubrimiento y ella no los suelta ni para dormirse.

  • Tere

    14 Febrero, 2018 a 2:57 pm Responder

    Yo estoy utilizando los cómics para el buenhijo de 7 años para que los lea solo, porque le resultan más interesantes que un libro, donde solo ve párrafos largos y páginas interminables, por mucho que tengan un dibujo o dos. Sí le gusta que le lea, estamos con los libros de Los Cinco, a capítulo por día como cuento antes de dormir, pero lo de leer solo… las historias que cuentan en los libros adecuados para su edad que le mandan en el cole no le interesan o le aburren directamente. Me ve leer cada noche y de hecho me pregunta de qué va el libro que estoy leyendo en ese momento, y lleva el cálculo de cuánto tardo en leer cada uno. Por falta de ejemplo no será, pero necesita encontrar uno que de verdad le enganche para que descubra el placer de leer. Seguiremos buscando.

    • Alejandra Melús

      14 Febrero, 2018 a 10:27 pm Responder

      Claro, cada niño necesita un libro que le enganche. Esto no es tan fácil de encontrar pero que no decaiga el ánimo! Un abrazo

  • Soledad Cardozo

    14 Febrero, 2018 a 3:28 pm Responder

    Hola, me encanta este post. Ferviente lectora, todas las noches si se porta bien durante el día leemos 3 cuentitos, sino, el castigo en casa es ir al a cama sin cuentito :). A Felipe (3 años) le gusta mucho, “las emociones de Nacho”/”rituales de nacho”, “wonder” uno sobre la teoria de los colores. Saludos a y gracias por compartir, aprendo mucho de verdad.

    • Alejandra Melús

      14 Febrero, 2018 a 10:28 pm Responder

      Muchísimas gracias! Conocemos los de Nacho, también les gustan mucho. Un abrazo

  • Paloma

    14 Febrero, 2018 a 4:05 pm Responder

    Yo me tengo que enfadar casi todos los días para que dejen los cuentos porque siempre piden otro, luego el último, luego go el ultimisimo… ????

    La mayor está ya con Alex Colt pero para más peques los de Kalandraka son geniales!

  • nayibe moreno archila

    15 Febrero, 2018 a 2:32 am Responder

    MI HIJA MARIA ALEJANDRA YA CUMPLE 11 AÑOS DENTRO DE 4 DIAS….CUANDO ELLA MAS PEQUEÑA YO SOLIA LEERLE CUENTOS ANTES DE DORMIR…Y A ELLA LE ENCANTABA….TAMBIEN ME DECIA QUE LE CONTARA UNA HISTORIA ENTONCES YO ME LAS INGENIABA PARA CONTARLE UNA HISTORIA AL ESTILO DE LOS HERMANOS GREEM….ahora como tiene más edad, ella misma investiga en el computador. Pero sé que preferiría, que yo le leyera muchos cuentos más como antes. Antes de dormir.

  • Isa

    16 Febrero, 2018 a 7:05 pm Responder

    Echo de menos algo más de “mayores” en esa lista. Yo adoro leer, y cuando mis hijos eran pequeños les leía todas las noches, pero según van creciendo cada vez me cuesta más hacerles coger un libro.
    El mayor tiene 14 años, y me encuentro un poco con que lo veo todo o muy infantil, o muy de mayores… ¿alguna recomendación? (le cuesta coger un libro, pero si le gusta, no lo suelta, que se leyó todos los de Harry Potter seguidos)

  • Lorena

    23 Marzo, 2018 a 1:38 pm Responder

    Nuestro hijo mayor tiene ahora dos años y es un adicto a los libros, empezamos con libros de formas, texturas y pestañas varias, que destrozaba sin piedad y yo me llegué a planter en no molestarme en leerle hasta que no fuese más mayor porque pensaba que no escuchaba, pero resulta que sí lo hacía porque ahora todas aquellas palabras se las sabe y en los dos idiomas que tenemos en casa, castellano y alemán.
    Para dormir hasta hace poco tenia de favorito Buenas noches Gorila y últimamente solo quiere que le lea Buenas noches Luna, tiene tal obsesión que se sabe casi todas las frases y las dice antes de que yo las lea y hay noches que me lo encuentro dormido abrazando el libro 🙂
    Y la ultima adquisición ha sido El monstruo de los colores, de momento no lo hemos leído, pero le han encantado las ilustraciones. Creo que aun no lo va a entender, pero ahí lo tiene para ir familiarizándose.

    Lo que hecho en falta son libros que tengan más texto, porque el otro día la hija de una amiga que tiene 3.5 años me pidió que le leyese un cuento, y solo tenia el Principito a mano y fue increíble como nuestro hijo se quedó embobado escuchando… alguna sugerencia?

Comentar

X