¿Qué quieres encontrar?

4
Cómo hacer que el deporte se integre en nuestra vida

Cómo hacer que el deporte se integre en nuestra vida

La actividad física y cómo nos relacionamos con ella, qué barreras encontramos para realizar deporte y qué problemas tenemos
para que nuestra relación con el ejercicio no sea amor de un día y perdure en el tiempo han sido las cuestiones sobre las que hemos reflexionado el pasado mes de septiembre con #LaHoraDeCuidarse y DKV Salud.

Hoy pasamos a la acción…

Dale al play

Solo el 25% de las Malasmadres practica deporte

Quisimos saber cuántas de vosotras realizabais deporte y lo considerabais como algo básico y este es el dato que salió, una cifra baja y que debemos mejorar porque el deporte es salud. Además, el 40% intenta hacer el ejercicio físico mientras camina o sube escaleras y el 35% afirma que solo se mueve durante las rutinas diarias.

Este mes tenemos un reto

Muévete con nosotras

Nos hemos propuesto que comiences a hacer deporte,
que conectes con él y descubras los beneficios a nivel emocional y de desconexión que tiene. ¿Nos sigues?

  • La Malamadre Jefa y Raquel López realizarán un entreno en Directo en Instagram que tú podrás seguir.
  • Además os traemos los consejos para inciarnos en el deporte de Raquel, sigue leyendo.
  • Y un ebook ‘Plan de ejercicio para hacer en casa en poco tiempo’ que ha preparado DKV Salud donde puedes encontrar rutinas de ejercicios,

entrenos

Iníciate en el deporte con los consejos de Raquel López

ficha_raquel

*Puedes seguir a Raquel López en Instagram, y Facebook.

Lo sabemos, crear hábitos es muy complicado. El primer día lo haces con
ilusión, después como una obligación que detestas, pero la magia se hace cuando pasas ese pequeño límite que ya lo hace formar parte de tu rutina y empiezas a ver resultados.
Que sí, que le has escuchado a mucha gente decir que ellos sin el
deporte no podrían vivir, que si no se sienten mal, que lo tienen que practicar de manera constante. Pero a ti ese ‘mono’ no te ha llegado en la vida. Porque te conocemos y sabemos que puedes llegar muy lejos, nosotras estamos aquí para ayudarte.

  • Destruye la excusa del tiempo.  Insisto, daría para un post entero pero voy a intentar resumirlo. Sí, lo sabemos, nos vais a decir que no tener tiempo es una realidad. Pero esto es sencillamente porque tienes otras prioridades. Gestionar trabajo, hijos, pareja, amigos y tiempo para una misma es difícil y siempre se prescinde del último. Por ello, el mejor consejo es intentar no prescindir nunca de los planes sociales que son los que más te gustan, pero integrar el deporte en otro momento. Sabemos que las tardes-noches son complicadas y cuando hay tiempo para algo lo que menos te apetece es ponerte a hacer deporte. Pero muévete por la mañana. Si por la noche estás ocupada con cosas que te gustan, prueba a moverte por la mañana. Dejar la alarma muy lejos de tu cama puede ayudarte a levantarte, ya que tendrás que moverte para apagarla. Algunas mujeres nos han contado que dormían con ropa de deporte para no tener que pasar por el duro proceso de quitarse el pijama de pelito para ponerse unos leggins congelados. Deja tu reloj, botella de agua y auriculares listos en la puerta y el desayuno preparado la noche anterior. En definitiva, haz que madrugar sea un proceso un poquito menos doloroso.
  • Prueba planes diferentes.  A veces una buena rutina para cogerle gusto al deporte es apuntarte a clases divertidas. Baile, spinning, pole dance o incluso ¡clases de twerking! Prueba clases colectivas que te llamen la atención.
  • Escribe un diario de entrenamiento. Diario, aplicación móvil… llámalo como quieras, pero lleva la cuenta
    de tus entrenamientos. Ver que has conseguido tus objetivos durante las
    primeras semanas es clave para poder seguir adelante y ver de manera física el
    gran trabajo que has hecho. Es la mejor satisfacción.
  • Prueba a enganchar a alguna amiga, familiar, pareja o hijos.  Igual que nosotras mismas necesitamos un empujón, los demás a nuestro alrededor necesitan que les empujemos. Marcarse unos objetivos comunes hará mucho mas fácil encontrar el tiempo para entrenar. Hay muchas aplicaciones que generan retos con personas de todo el mundo, desde contar los pasos que das diarios hasta km corriendo, no tiene porque ser alguien de tu entorno. También podrás encontrar grupos en Facebook, ver que los demás consiguen sus retos estando en la misma situación que tú puede ayudarte a saber que tú también puedes.
  • Comparte tus entrenamientos con alguien. Parece una tontería o puede no hacerte mucha gracia compartir tu vida privada en Facebook o Instagram, a algunos incluso les puede molestar. Si no eres de redes sociales, usa las stories de Whatsapp, pero compartir es vivir. Esta es una estrategia maravillosa para motivarte. Saber que después de cada entrenamiento vas a colgar la foto de tu recorrido o un selfie te puede ayudar a seguir haciéndolo, porque siempre hay alguien que te está mirando y no sabes la influencia tan positiva que puedes estar generando a otros.

  • Entrenamientos exprés. Los días que no
    tengas tiempo puedes cambiar tu rutina por entrenamientos exprés en casa de 15
    minutos. Déjate aconsejar sobre las mejores aplicaciones y/o videos y aunque
    sea poco, sabrás que lo has convertido en rutina y te lo agradecerás a ti
    misma.
  • Sé objetiva con tus objetivos.  No puedes marcarte un objetivo a largo plazo. Ve poco a poco, día a día, semana a semana. Tu objetivo al inicio no debe ser nada más que empezar, cuando ya tengas una rutina más o menos establecida, ve marcando objetivos de 15 en 15 días, como aumentar intensidad o tiempo de entrenamiento. Es un error marcarse objetivos físicos porque nuestro cuerpo sufre muchos cambios según nuestro ciclo hormonal, situación de estrés, alimentación y sueño. Por ello, deja el físico al lado y muévete por salud.
  • Apúntate a algún evento deportivo. Siempre podrás conocer gente a la que le gusta lo mismo que tú,
    tendrás un objetivo para seguir entrenando a medio plazo y ¡los eventos
    enganchan! A quién no le gusta acumular camisetas de sponsors, diplomas,
    medallas o ¡selfies domingueras enseñado lo lejos que has llegado! Incluso ver
    gente que emplea su tiempo en lo mismo que tú, que también tiene familias,
    responsabilidades y vida social, te hará sentir una más y muy reconfortada.

Por todo ello, elige un deporte, intenta poner en práctica algunos de estos consejos y empieza a darte cariño y dedicarte tiempo para ti y para tu salud, porque si no lo haces tú, nadie lo puede hacer por ti.

Y tú Malamadre, ¿practicas algún deporte?, ¿en qué notas sus beneficios?

Han comentado...

  1. Hola,

    jeje, genial iniciativa. La verdad es que yo practicaba, solía salir con la bici con mi marido que el encanta y algo de gym, que tenemos en casa, pero ni toco. Hace años que no hago nada desde que nació la mayor que ahora tiene 6 años recién cumplidos y en breve el peque que va a cumplir dos, la verdad, es que cuando no trabajo sólo tengo tiempo para descansar. Porque el peque nos trae todos los virus de la guarde…

    Pero os pongo de testigos que volveré…. pero dentro de un tiempo…. jeje

    Besos!

    Anabel

  2. Buenas, como se puede contactar con mamifit para información de las clases? Gracias . Su página web no funciona..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más