Side Area

Hijo, quiérete mucho

Hijo, quiérete mucho

* Podéis seguirla en @sonpa70 y en su BLOG.

– ¿Tú siempre te gustas cuando te miras al espejo?

– No siempre.

– ¿Y qué haces cuando eso pasa?

– Averiguar cómo puedo cambiarlo.

– ¿Y si a los demás no les gusta el cambio que tú decides hacer?

– Sólo yo tengo el poder de decidir quién quiero ser.

Lo mejor que puedo enseñarle a mi hijo es a quererse mucho. Sin reproches, excusas, ni desprecios. A mirarse al espejo con valentía, sin críticas despiadadas, etiquetas o  justificaciones.  A reflejarse en él sin complejos, sin limitaciones, sin pretender ser algo que no siente. A prohibirse verse pequeño, a aprender a quererse con avaricia, con cariño, aceptando las cicatrices que en ocasiones la vida regala.

A hablarse con palabras bonitas, con dulzura, sin engaños, sin encogerse cuando las cosas se empiezan a tambalear. A mirar bien adentro, a conocerse sin miedo al ridículo, a desafiar a los que no crean en él. A creer en él exprimiendo cada experiencia sin olvidar nunca que a la única persona que no debe defraudar es a él mismo.

A quererse sin condición, a valorar cada batalla ganada, a nadar a contracorriente cuando sea necesario, a pisar sin miedo. A esforzarse aunque duela, sin mediocridad y paciencia. A sentirse inmenso en cada amanecer, a sorprenderse a diario, a cambiar las circunstancias cuando haga falta. A vivir sin copiar, sin reproducir como otros viven. A no cansarse jamás de trabajar por aquello que le hace emocionar aunque los demás no lo entiendan.

Le entrenaré a diario a tratarse con respeto, a ser amable con sus imperfecciones, a saber que tiene derecho a sentirse frágil o vulnerable. A permitirse titubear, a no verlo claro, a aprender a pedir ayuda sin pudor al qué dirán. A ser irreverente con los que no se atreven, a no pedir permiso ni licencias, a ser siempre la mejor versión de él mismo.

Le ayudaré a buscar su potencial sin pereza, a amar sus rarezas, a creer en sus capacidades. A valorar cada pequeño paso, a ver en las dificultades una nueva oportunidad, a no postergar el cambio cuando haga falta. A tomar las riendas de su vida, a vivir como sueña, a no acumular tareas pendientes, a no esperar aprobaciones.

Le acompañaré hasta que se convierta en su mejor compañero de viaje, su gran aliado. Hasta que sea fiel a sus valores, auténtico, convirtiéndose en su mejor visionario, sobresaliendo de él mismo sin sucedáneos. A vivir con coraje, a alejarse de los que no suman, a apostar a fuego por cada uno de sus retos. a saber que merece todo lo bueno que les ocurre.

Con ternura y afecto le recordaré a diario que me gusta por lo que es y no por lo consigue, por lo que significa en mi vida, asegurándome que sabe que creo ciegamente en él. Sin transmitirle mis dudas o miedos, sin que le ahogue mi exigencia, dejando que se caigan y se enfrente a sus retos. Potenciando más que frenando, dándole tiempo para estar preparado, enseñándole a soñar grande.

Hijo,  aquel día en el que sientas que te quieres sin condición estarás preparado para hacer que las cosas sucedan, para conseguir propósitos fascinantes, para hacer mucho ruido y ser gigante. No olvides nunca que no hay nadie como tú.

Y vosotras Malasmadres, ¿cómo se lo transmitís? Os esperamos con vuestras aportaciones en los comentarios.

27 Comentarios
  • Marta

    2 Marzo, 2017 a 7:42 am Responder

    Preciosa reflexión!!!
    Camino bonito, aunque a veces difícil, el que tenemos delante.
    Gracias por la lectura de esta mañana!!!

    • Sonia Lopez

      2 Marzo, 2017 a 7:52 am Responder

      Muchas gracias ?

  • SuperPilu

    2 Marzo, 2017 a 7:46 am Responder

    Hablas con poesía de madre , Sonia. No puedo decir más…
    La vida es cruel y dura, una madre tiene que dar a su hijo las herramientas para trabajar en ella, y tu eres muy buena ” entrenadora”, de tus hijos y de nosotras malasmadres.
    Creo que no lo estoy haciendo mal en este tema, no tengo hijos para premio Nobel o para Óscar o Grammy, pero son equilibrados y tienen autoestima para conseguir sus metas.
    Para mi son especiales y para ellos también .
    Un beso

    • Sonia Lopez

      2 Marzo, 2017 a 7:54 am Responder

      Gracias por tus palabras, me alegra que te haya gustado. La autoestima ha que trabajarla a diario.
      Un abrazo

  • Alejandra

    2 Marzo, 2017 a 7:51 am Responder

    Pues eso es lo que te iba a preguntar, y eso, ¿cómo se hace?, ¿cómo se transmite?. Quiero todo eso para mis hijos, y más.
    Después del post de ayer a cerca del autobús de la intolerancia, me quedo con muchos comentarios, pero me viene ahora a la cabeza el de Eva, en el que dice que le da miedo. Quiere educar a su hija en la tolerancia, pero también tiene miedo a no saber educarla para capear las envestidas de los energúmenos. Yo también tengo ese miedo. ¿cómo se gestiona?, como inculcamos a nuestros hijos el amor hacia ellos mismos, el respeto hacia los demás, la empatía, y la fortaleza para no sucumbir si en el camino se encuentran con un intolerante, un energúmeno que le da por hacerle la vida imposible?
    Muy afortunado tu post, por cierto, después de algunos comentarios de el de ayer.

    • Eva

      2 Marzo, 2017 a 9:20 am Responder

      Buenos días:

      Precisamente al leer este post he pensado lo mismo, quiero educar así a mi hija pero,¿cómo se hace? No sé si puedo decir de mi misma que soy una persona con la autoestima alta o baja, lo que sé seguro es que mirarme al espejo no va conmigo, no me gusta lo que veo. Vale, es incorrecto, lo sé, pero es lo que siento. No es lo que quiero para mi pequeña Lola, pero ¿cómo se hace? Nuevamente tengo miedo, y el miedo no es un buen compañero.
      Un post precioso

    • Sonia Lopez

      2 Marzo, 2017 a 6:17 pm Responder

      Se hace acompañando sin condición, amando sin protege y ajustando nuestras expectativas a sus potencialidades

  • Linda

    2 Marzo, 2017 a 8:18 am Responder

    Buenos dias.

    Sonia, me ha encantado tu post. Muchas gracias.
    Creo que no llevo muy bien el tema de la “autoestima” de mi buenahija, la mayor de 6 años.
    El otro día me decía, en un tema en concreto: si mi amiga lo hace, yo también…..yo quiero hacer lo que hacen los demás.

    Y no me gustó nada ese comentario. Yo le hice unas cuantas reflexiones sobre el hecho de ser uno mismo, etc….Pero, bueno, con 6 años no se si me entendió. Y tampoco, no se hasta que punto, preocuparme.

    Yo no soy el mejor ejemplo de persona con gran autoestima y quizás, por eso, se me hace una montaña???? O no se transmitir ese valor. No lo se. A veces no encuentro el discurso, las palabras, etc…..

    Un saludo.

    • MARTA CARRASCO ORTIZ

      2 Marzo, 2017 a 1:04 pm Responder

      hola linda yo tengo un buen hijo menor de 7 años el cual quiere ser youtuber mira tu….y los demás niños se meten con el por que le encantan los marvel pokemon pero de manera exagerada por lo que le llaman friky. el me pregunto el otro día que como podía ser igual que los otros niños para que no se metieran con el y al igual que a ti me chirrió el comentario. yo le dije que no tenia que ser igual que nadie, no por que sea mejor o peor, tenia que ser como el quiera por que es único y lo mejor de este mundo es ser único y diferente por que es lo que te hace ser tu mismo.

      no se si lo hice bien o mal, pero al decirle que el era único y genial y que nadie le podría imitar se le ilumino la cara .

      espero que te sirva

      un abrazo.

    • Sonia Lopez

      2 Marzo, 2017 a 6:18 pm Responder

      Me alegro que te haya gustado el post. Hay q ser el mejor ejemplo y querernos nosotras tb sin condición. A nuestros pequeños amarles sin proteger.

  • SARA GRANDA

    2 Marzo, 2017 a 8:26 am Responder

    Buenos días,

    Que bonita entrada para leer a estas horas = ) Yo le digo que no hay nadie, ni siquiera yo, que le pueda cortar las alas, que haga lo que quiera pero que le ponga corazón. Cuando le pregunto a quien quiere más en el mundo dice que a ella, y luego a mama y papa jajajajjaja

    • Sonia Lopez

      2 Marzo, 2017 a 6:38 pm Responder

      Muchas gracias, me alegro te haya gustado!

  • Cristina

    2 Marzo, 2017 a 8:31 am Responder

    Qué introspección más compartida Sonia!!! Muchas gracias… me ha encantado!!! Me la guardo porque en días futuros, me servirá para volver a leer y reforzar con mis hijos muchas noches antes de ir a dormir.
    Un abrazo,
    Cristina

  • Maite Ruiz

    2 Marzo, 2017 a 9:47 am Responder

    Es precioso, me ha encantado. Esas palabras si alientan a cualquier persona.
    Nosotros con el buenhijo de 3 años insistimos mucho en el “tus puedes” y nos gusta estar ahí para cuando dice que no, e insistirle en buscar otras maneras. También le hemos enseñado a pedir ayuda, sea cuando sea, que sepa que lo puede hacer y no se es menos por ello. Y desde que nació siempre le digo que sea lo que quiera ser, pero que sea buena persona.

  • EvaG

    2 Marzo, 2017 a 10:40 am Responder

    Sonia como siempre….. inspiración.
    Los niños entienden poco las grandes palabras y sí los actos. De ahí que yo siempre le transmita con palabras y actos mi forma de ver la vida.
    Ella sabe el valor que le concedo a la amistad, esa que se da sin pedir nada a cambio. Que mirarse al espejo y verse bien es genial, pero que sentir que dentro de ti te gustas es mucho más duradero.
    Que respetar a los otros te hace más líder que denostarlos, que integrar es mejor que excluir.
    Hay cosas que hago y no las ve…pero para eso están los ratitos de cena en los que hablamos de nuestro día 😉

    Eres una fantástica entrenadora :*

  • Mar

    2 Marzo, 2017 a 11:21 am Responder

    Me has emocionado, gracias. Intentó tejer sus alas para que sea libre, respetuoso y que se quiera sin condición.

  • Laura

    2 Marzo, 2017 a 12:09 pm Responder

    Que bonita reflexión, es la primera vez que leo algo tuyo y me ha encantsdo, así que no dudo en repitir muchas veces más!!! Soy madre primeriza desde hace 4 meses y educadora infantil desde hace 15 años. Me preocupa caer en cosas que como educadora no lo veria bien, asi que admito ser malamadre en ciertos aspectos. Otras de mis preocupaciones es cómo inculcarle esos valores que dices en un futuro a mi pequeño, espero hacerlo bien, porque me parece tsn importante quererse y sobre todo ser humilde y respetar a los demás. Te seguiré leyendo. Un saludo y gracias!

  • MARTA CARRASCO ORTIZ

    2 Marzo, 2017 a 12:52 pm Responder

    gracias por estas letras sobre todo en un día como hoy para mi donde el ser mala madre me supera, mi buen hijo mayor tiene un trastorno tdah, unido a otros lo que le hace no quererse y sentirse muy inferior, por lo que muy a menudo tengo que poner en practica estos pasos, aunque como mala madre que soy hay días como hoy que esta lucha me sobrepasa.

    gracias

  • Anabel Charro Molina

    2 Marzo, 2017 a 3:17 pm Responder

    Me parece un buen tema, gracias por la info.

    Nuestros hijos son producto de lo que nosotros somos y transmitimos. Yo intento ser siempre lo más realista posible ante una situación concreta. Es cierto que a veces la verdad ofende pero es la verdad y a un niño nunca se le puede mentir. El problema puede aparecer con qué hacemos con esa verdad. Pues se puede ver de diferentes prismas y quedarte con el que menos daño te haga.

    • Sonia Lopez

      2 Marzo, 2017 a 6:40 pm Responder

      Soy de las q piensa que hay que quererles sin proteger, haciéndoles sentir que estamos a su lado sin condición

  • Linda

    2 Marzo, 2017 a 3:37 pm Responder

    Marta
    Gracias por tus comentarios.
    Yo también le hice una reflexión parecida a mi hija sobre lo que de verdad importa, ser únicos y no copiar a los demás. No se le iluminó la cara. Se quedó pensativa y volvió a decir: es que yo quiero hacer lo que haceb los demás.

    Seguiré trabajando en ello.

    • Sonia Lopez

      2 Marzo, 2017 a 6:41 pm Responder

      Hay que trabajarlo día a día con mucho afecto.
      Un abrazo

  • Anya

    2 Marzo, 2017 a 6:41 pm Responder

    Me encanta

  • Irene

    2 Marzo, 2017 a 9:24 pm Responder

    Muchas gracias por el post.
    Estoy contigo, l autoestima hay que atenderla a diario. Para querer y cuidar a los demás, debemos de empezar por querernos y cuidarnos a nosotros mismo. A mi esto, antes, me parecía egoísta, ahora lo veo fundamental. Y he encontrado un bienestar tratándome bien.

  • Elvira Sanchez Garcia

    3 Marzo, 2017 a 12:30 am Responder

    Yo creo que me he pasado y ahora a veces es pedante y engreído. Creo que me he pasado.¿ cual es la justa medida???

  • Maria P.

    3 Marzo, 2017 a 8:33 am Responder

    Maravilloso texto. Primero lo tendré que aplicar yo para poder ser convincente cuando intente transmitírselo a mis hijos. Lo he imprimido y lo tengo junto a mi cama. Me he propuesto, para empezar, leerlo al acostarme y al levantarme. Mucho que aprender. Muchas gracias Sonia

  • Irene Delgado

    3 Marzo, 2017 a 9:17 am Responder

    Esperaba de este post un poco más de orientación o tips de cómo hacerlo y no tanto poema ni bla bla.
    La teoría se sabe, la cuestión es que como madres a veces no conocemos las herramientas que podemos utilizar para llevar esa teoría a la práctica.

Comentar

X