¿Qué quieres encontrar?

22
Cómo gestionar niños muy activos

Cómo gestionar niños muy activos

*Podéis seguir a Alejandra Melús en Facebook, Instagram, Twitter y en su blog.

Idealización de la maternidad y también de la crianza

Todos sabemos que los niños y niñas no son cómo nos han contado.En nuestra cabeza tenemos idealizada la maternidad, con muchas de las cosas que nos han ido contando y hemos ido a oyendo sobre infancia, donde parece que los niños y niñas tan solo coman y duerman cuando nacen.

Pero esta realidad está muy alejada de la que la mayoría vivimos, ya que cada bebé come la cantidad que necesita, en un horario único, y lo mismo sucede con el sueño. Hay bebés y niños que duermen varias horas seguidas y quienes se despiertan cada hora para comer una cantidad muy pequeña o simplemente para comprobar que su mamá sigue ahí, y todo ello pertenece al gran abanico de la normalidad, por lo que no debemos preocuparnos ni buscar ningún remedio al respecto.

entender-buenoshijos-tip

Hay niños y niñas que duermen menos, no paran de moverse e interactuar y es normal

Es por esto que hay familias que sienten que al tener niños y niñas más activas, que duermen menos, no paran de moverse, hablar, jugar o interactuar, están viviendo una situación realmente intensa, donde la calma y la tranquilidad reinan por su ausencia.

Esto puede resultar muy agobiante o preocupante para nosotras, ya que no sólo tenemos la presión propia de nuestra situación sino también la social, que nos manda mensajes de culpa, responsabilidad, de no saber educar a nuestros hijos e hijas, etc.

Yo siempre recomiendo que sepamos elegir bien los profesionales que nos rodean y acompañan en la crianza, educación y salud de nuestros hijos e hijas, que sean afines a nuestro modo de sentir y pensar, ya que esto nos facilitará el camino, que ya en sí es muy complejo y largo, y es importante poder escogerlos con libertad.

Hay profesionales de todo tipo, que son igualmente buenos profesionales, pero pueden ser más o menos afines a nosotros y nuestra manera de criar y pensar.

El apoyo y comprensión de los profesionales

El apoyo y la comprensión de los profesionales es básico para poder llevar una crianza feliz y sin culpas, por lo que recomiendo que demos con quien realmente nos guste y nos proporcione esa sensación de confianza y bienestar.

Una vez logrado esto, debemos comprender que esta situación entra del desarrollo natural del niño y la niña y que podemos seguir ciertas pautas para aprender a abordarla mejor.

Pautas de ayuda:

  1. Seguir una rutina, donde intentemos variar poco los horarios y las actividades, ya que saber lo que acontece antes y después de cada momento, proporciona mayor seguridad y estabilidad, haciendo que el plan sea más repetitivo y no haya tantos imprevistos.
  2. Mantener la calma y dar normalidad a la situación. Que los niños y niñas no paren es normal, entra dentro del desarrollo habitual del niño y la niña dentro de la infancia, y aunque debamos enseñarles normas y límites, es importante comprender que es parte de su desarrollo que se muevan de manera activa y con libertad, que hablen alto y que salten de una actividad a otra cada poco tiempo.
  3. Proporcionar actividades de movimiento. Esto ayuda mucho. Si necesitan moverse más que otros, démosles la oportunidad de hacerlo en un ambiente preparado, como en el parque, jugando al fútbol, en clase de judo, en zumba kids o en baile moderno. Busquemos actividades que les ayuden a canalizar esta energía y actividad de manera positiva y no siempre penalizando su comportamiento. Esta actividad que poseen es algo positivo de su desarrollo, y no lo contrario, como la sociedad nos hace entender.
  4. Comprender y aceptar al hijo o la hija que tenemos. En ocasiones tenemos idealizada la idea de un hijo o hija concretos y los hijos son como son, no como esperamos que sean. Pero, ¿es realmente tan importante que coma sentado? ¿Es esencial que pinte sin moverse? Quizás pueda comer sentado en una pelota de Pilates que le permite mayor movimiento, o pueda sentarse a ratos cortos a realizar juegos concretos, pero necesitará más posibilidad de movimiento que otros niños, y esto no será algo negativo. Comprender, respetar y querer al hijo/a que tenemos es primordial para que se sienta querido, y crezcan su autoestima y seguridad en sí mismo.
  5. Ser positivos y alentar. Debemos tratar de pensar y actuar de manera positiva, transmitiendo este modo de vida a nuestros hijos e hijas. Alentándoles a lograr sus objetivos, motivándoles a ser mejores cada día, verbalizando lo orgullosos que estamos de ellos y ellas cuando se esfuerzan en algo, transmitiéndoles nuestra energía y cariño, y haciéndoles sentir capaces de todo, ya que esto generará en ellos y ellas un sentimiento de capacidad, autoestima, superación y orgullo por parte de quienes son sus referentes, es decir, nosotros.
  6. Mirarnos más a nosotros mismos y menos a nuestras hijas e hijos. A veces (muchas más de las que creemos) ellos son fruto de lo que nosotros somos. Puede que nosotros también seamos muy intensos, nos guste no parar y disfrutemos de encadenar un plan tras otro. A veces en el simple hecho de mirarnos encontramos la respuesta, por lo que no debemos darle mayor importancia de la que tiene. Se pueden heredar los ojos azules o la intensidad, ¿no?
  7. Verbalizar más lo positivo y menos lo negativo. En muchas ocasiones etiquetamos a los niños y niñas en un papel y acaban sintiéndose responsables de representarlo. Si decimos que un niño es intenso, quizás esa sea su manera de pertenecer al grupo, como os contaba en este otro post, y se acabe sintiendo responsable de representar esa etiqueta para ser parte del grupo.
  8. Pedir ayuda profesional también puede ser una buena opción. No tenemos que ser superwoman, ya que esto no nos hace mejores madres ni padres, simplemente debemos llegar hasta donde podamos y queramos. Y debemos ser capaces de permitirnos pedir ayuda de profesionales si así lo sentimos. Si creemos que la situación nos sobrepasa o nos desborda, siempre hay quien nos puede ayudar y dar pautas para nuestro caso concreto.

Y sobre todo, calma y capacidad de relativizar las situaciones. Todo pasa y nada es para siempre. Aunque quizás ahora estemos en una situación un tanto desbordante, seguro que con constancia, tranquilidad, mucho cariño y empatía, conseguiremos llegar a una armonía que ahora nos parece impensable.

Y tú, ¿sientes que tu hijo/a es muy activo/a? ¿Te sientes desbordada por esta situación?

Han comentado...

  1. Lo mas importante siempre es recordar que nosotros también pasamos por esa edad y siempre pensar que hicimos esas mismas travesuras o hasta peores

  2. Hace seis meses cambiamos radicalmente de vida (de país, de continente, de horario…) con nuestra hija (que era tranquila, dormía mil horas y comía mucho y sin levantarse jamás) que ahora tiene 26 meses y es hoy realmente intensa. Mantener una rutina resulta de momento imposible porque todavía no hemos terminado de asentarnos. No podemos permitirnos llevarla a una guardería más de un día a la semana y yo llevo casi un año en casa con ella mientras espero poder trabajar aquí. La cosa va empeorando, cada vez es más nerviosa y tiene reacciones peores (tirar todo, romper, gritar, pisotear, hablarme mal…). La llevo a las actividades que puedo, gratis, y mucho al parque y a correr… me invento de todo en casa. Pero empiezo a estar desesperada. Los puntos 6 y 7 me hacen sentir todavía más culpable porque yo soy muy activa (de ahí toda esta mudanza) y la situación de estrés me está llevando en muchos momentos a ser más negativa (antes era muy positiva) de modo que después de leer esto vuelvo a pensar que es culpa mía, de este cambio de vida que le hemos obligado a vivir, del haber renunciado para poder venirme aquí con ella apoyando al buenpadre… Pensaba que el cambio sería bueno para ella, que le abriría un mundo de posibilidades, ahora dudo.

  3. A mí me pasa igual mi hijo de cuatro años es inquieto, no para charla por los codos, se aburre con todo pero luego juega con lo mínimo…hay veces que pega a algún niño pero sin maldad, por frustacion…este año empezo el cole y ya los padres nos miran. Yo debo aprender tanto…me agobia tanto lo q piensen los demás. Pero lo adoro y no lo xambio por nada. Es igual q yo jajajs

  4. Hola, mi buenhijo está diagnosticado TDAH, imagínate.
    No para, de bebé se salió de la maxicosi, yendo en el coche, varias veces…. y como está mil historias. Está medicado, le ayuda con la atención, pero es super activo. Lo que peor llevo es que está señalado, yo noto que la gente comenta que no para y le etiquetan, es muy duro, porque el tiene 9 años y muchas veces me dice, mamá quiero parar, pero no puedo.
    Me ha encantado ti post

  5. Hola!! Mi buenhijo tiene 5 años y es muuuuy intenso e inquieto. Desde que nació ha sido asi, empezó a andar, bueno andar… mas bien correr 😅 a los 8 meses. Nada de siesta y hasta los dos años no durmió del tiron. Rara vez pasa mucho rato sentado, a no ser que sea pintando con sus acuarelas o montando Lego. Literalmente no para de hablar! No me deja ni pensar! Jajaja pero me encantan sus conversaciones. En el cole me han dicho que puede ser un niño de altas capacidades y le van a hacer las pruebas. Es capaz de agotar a cualquiera. A mi a veces me desborda tanta energía y los comentarios de “tienes que ser mas dura” “este niño no hace caso” ” cuando sea mas mayor vas a tener un problema” me hacen dudar de si lo estoy haciendo bien con el. Yo le hablo mucho y le explico las cosas, intento que se ponga en el lugar del otro cuando por ejemplo ha empujado a algun compañero de clase, porque encima tiene mucho carácter y está aprendiendo a gestionar sus emociones taaan intensas. En fin, no es fácil pero lo quiero con locura!!!

  6. Es terrible como se pretende q con menos de 3 o 4 años se pretende q esten quietos, q obedezcan, presten atencion… por tiempos q no son capaces. Estoy en una escuela infantil q tiene mas normas y horarios q una agenda de un adulto. Dejenlos q ya tendran tiempo para cumplir normas y horarios! Deben respetarse y haber normas x supuesto pero dentro de sus capacidades

  7. Mi hijo es muy movido y a veces no lo llevo bien, pero leer este artículo me ha ayudado a entender la situación un poco mejor. Gracias 😊

  8. Hola! Mi buenhijo es intenso y además tiene Altas Capacidades, cosa que a mi no me agobia, ya que como bien dices yo soy así y hasta el momento que tiene 8 años lo gestiono. El problema en mi caso lo veo fuera del hogar, ya que “somos” unos incomprendidos, en el tema educación escolar es muy complicado, cuando mi hijo tenía 5 años pasó casi todo el curso en el pasillo ( porque no sabía estar sentado y no callaba) a nivel social la gente cree que son “malos” o no están educados, cuando nada tiene que ver, mi hijo tiene un corazón enorme y es muy noble, simplemente necesita moverse. Esto es lo que a mi me preocupa, la incomprensión hacía esta situación.

    1. Creo que ante esto debemos tomar las riendas y leer mucho al respecto e informarnos.
      Si tenemos información contrastada y fundamentada, no necesitaremos la reafirmación de nadie ni nos afectará tanto lo que opinen los demás o lo que presione la sociedad.
      Es necesario hacer este ejercicio para saber dar el siguiente paso.
      Un abrazo

    2. Con mi niña vivimos una situación similar. Hasta ahora sus profes la han entendido pero su tutora actual ha decidido que con su comportamiento va a tener muchos problemas y de ahí no la sacamos, no se entienden. Está siendo un curso extraño aunque mi princesa acaba poniéndole una sonrisa y sigue avanzando.

  9. Buenos días!
    Pues yo hace tiempo que le digo al buenpadre que, por desgracia, nuestra buenahija de 3 años y ½ no lo tendrá fácil en el sistema educativo español. Creo firmemente que, o será una constante de “le tenéis que poner más límites” “no tiene rutinas” “sus hábitos no son correctos”, o se adaptará para encajar y no sentirse excluída. Ambas opciones me dan mucha pena…
    Es cierto que la buenahija desde bebé pone resistencia a dormirse, no quiere perderse cosas de la vida!!!!! Y sentarse? Para qué? Si ella vive desde el movimiento!!! Quedarse quieta, dormir…, ahora mismo no son acciones para ella motivadoras y yo la entiendo porque a mí me pasa.
    Pero insisto, me aterra no saber qué decirle si las cosas en la escuela no fuesen bien. Como no quiero avanzarme, esperaré y si la cosa va mal, ya decidiremos el buenpadre y yo cómo gestionarlo. Algún día cambiaré realmente el paradigma educativo en nuestro país? Sabremos como sociedad dar espacio a todas las individualidades por igual? Ahora mismo no tengo grandes esperanzas.

    1. Pues eso sería lo ideal. Pero con ratios así, y sin formación continuada de los profesionales, no creo que sea posible. Hay que tratar de abordarlo desde la raíz y esto no se está haciendo. Nuestras situaciones son diferentes ahora y cada vez sabemos más, por lo que deberían modificarse las maneras de actuar. Es mi opinión.
      De todos modos no nos anticipemos y esperemos a ver cómo se adapta.
      Un abrazo

  10. Hola, tengo un niño de 5 años. Desde que nacio no ha parado quieto, desde el punto que no hacia siesta. Hace deporte, piscina y aún así pide mas.
    Además se junta con el mal comportamiento que tiene y la competividad que le caracteriza. No se como ayudar a gestionar sus emociones.

    1. Te entiendo perfectamente, yo con mi hijo tb casi 5 años estoy igual. El cole no ayuda demasiado, él ya se ha creído la etiqueta de q es malo. Y yo m muero de pena,

  11. Mi buenhijo1 es intenso hasta el agotamiento de sus padres…. Al principio hay estrés, culpa, negación, preguntas sin resolver… Es cierto que es igual que su padre de hiperactivo, pero aún así comparas con otros niños y la diferencia es abismal. También diré que no todo es “malo” y su predisposición para hacer cualquier cosa siempre es el 100%. Yo lo adoro y me parece alucinante su energía y vitalidad pero es cierto que tienes que armarte de paciencia y plantearle actividades que le llamen la atención. También es cierto que las rutinas muy marcadas y unos buenos hábitos les mejoran mucho. Pero no.. No pretendo que este toda la comida sentado en su sitio pq por más que lo intento no es posible

  12. Buenos días!
    El mismo de ayer que con 11 años está preadolescente y con el pavo a tope…es activo hasta que a las 10.30 nos derrota al buenpadre y a mi…llega el buenpadre del trabajo a las 9 y se activa para recuperar el tiempo perdido….(eso pienso yo)…después de colegio… actividades de movimiento…(fútbol…karate…pádel)… pero leyendo el punto número seis….me miro yo….Y soy igual… voy encontrando explicaciones.

  13. Yo paso por eso , en el cole todos los días nos llaman la atención… xq no obedece, no para quiero, se tira al suelo a pintar…y un millón de etc….
    Y si estoy desbordada porque me hacen sentir “malamader”

    1. Te entiendo perfectamente, con mi nene de tres años es exactamente lo mismo y no sé cómo hacerlo. Encima en el cole te hacen sentir hasta mal.

    2. Lo mejor es intentar hablar con los profesionales que están con él y hacerles entender la edad que tiene el niño, porque a veces nos falta empatía. También es verdad que las ratios no ayudan nada a esto. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más