¿Qué quieres encontrar?

58
Ellas opinan: la huella de África

Ellas opinan: la huella de África

Vicky es una Malamadre que perdió a su buenahija África en la semana 28 de gestación debido a un desprendimiento de placenta parcial, nada se pudo hacer y tuvo que decir adiós a la que hubiera sido su tercer hijo. Nos escribió porque quería escribir su historia, contarnos sus sensaciones y romper el tabú existente en torno a la pérdida de un hijo. Para nuestra protagonista el proceso ha sido duro, muy duro y afirma que llegó a cuestionarse su propio sufrimiento: ¿estará justificado? ¿Es normal que hayan pasado días incluso semanas y siga llorando hasta quedarme dormida? Hoy ha querido desahogarse con su relato y ayudar así a otras Malasmadres que estén pasando por su misma situación. Al contrario de lo que muchos piensan, para ella hablar de lo que le ha pasado resulta liberador.

*Podéis seguir a Vicky en Facebook e Instagram.

Me llamo Vicky yo también soy una Malamadre como vosotras, de tres preciosos hijos Lorena de ocho años, Jorge de cinco y África que ahora tendría que tener casi casi cinco mesecitos…. Mi maternidad es diferente a la habitual, soy mamá en la tierra y en el cielo, África nació y falleció el 29 de agosto de 2017 a las 28 semanas de gestación Hubo un desprendimiento de placenta parcial y tuvo que nacer, a las 2 horas se puso alas y voló alto, más alto, hasta las estrellas.

Ese día un poco de mi se murió con ella, un trocito de mi corazón me dejó de mayor junto con el suyo. Mi mundo se vino abajo a trescientos kilómetros por hora y cuesta abajo, sentí literalmente un vacío horrible en mi pecho y en mi barriga. Las palabras fueron “hemos hecho todo lo pudimos, pero no aguantó”, las tengo grabadas en mi mente. Cuando un hijo se te muere, sientes un dolor desgarrador, es algo inhumano y antinatural, no es lo lógico, el ciclo de la vida no funciona así, nadie está preparado para la muerte, pero mucho menos unos padres, nunca estaríamos preparados para ver morir un hijo. Ahí empieza un largo camino llaman duelo, te enfrentas al dolor más absoluto, a una vida rota.

Es un duelo complicado, como todos, pero éste en concreto es un duelo silenciado por la sociedad, te encuentras con que es un tema totalmente tabú, del que nadie habla y del que nadie quiere oír hablar. Es una constante contradicción, entre lo que sientes y lo que la sociedad te “dice” que deberías sentir, empiezas a cuestionarse tu propio dolor, ¿estará justificado? ¿Es normal que hayan pasado días incluso semanas y siga llorando hasta quedarme dormida?

Llegas a pensar que te estás volviendo loca, que estás dramatizando. El mensaje que recibes es: eres joven, ya lo volverás a intentar… ¿intentar? No he perdido la lotería, mi hija ha muerto, eso no es reversible. Mejor ahora y no cuando te la hubieras traído a casa…. ¿De verdad tenemos que pensar que la muerte de nuestros bebés es mejor en un momento que en otro? ¿Hay un momento adecuado para ver morir a un hijo? Piensa que vendría mal (haciendo alusión a una enfermedad grave) y que es mejor así , debes pensar en tus dos hijos… No hay nada que se pueda pensar para consolarnos en esta situación, no hay nada que pueda aliviar el dolor, la esperábamos con los brazos y el corazón abiertos de par en par y volvimos a casa con las brazos vacíos y el corazón roto en mil pedazos.

la-huella-de-africa

“No llores, tienes que pensar en tus hijos, si te ven se pondrán tristes…”  Están tristes porque sus vidas también se han visto truncadas, ellos también están en duelo, sufren y sienten dolor porque su hermana pequeña, para ellos ya era algo tangible, nunca va a estar en casa.

“No te preocupes, cuanto te recuperes os ponéis otra vez y seguro que te quedas enseguida otra vez…” No quiero otro bebé, mi hija no es un objeto que lo puedas reemplazar cuando se te rompe o pierdes algo, no quiero otro bebé lo que quiero es que mi hija no se hubiera muerto y si algún día decidimos volver a ser papas, será nuestro cuarto bebé no será ella. Todas estas frases me las he ido encontrado a lo largo de estos meses.

Su fallecimiento es un dolor que te rompe, te desgarra, nunca más vuelves a ser la misma persona que eras antes, tu vida termina y empieza otra distinta ese mismo día, si a esto le añades toda la falta de empatía e incomprensión (no dudo de que la intención al decir todas éstas frases es la de dar consuelo e intentar animar , pero todas éstas frases se clavan como puñales) el hecho de no poder hablar de tu hijo porque existe la falsa creencia de que si se le nombra te va a doler más, cuando es todo lo contrario, nombrarlo y hablar de tu bebé es de lo poco que trae un poco de paz en medio de todo este tsunami , si añadimos todo esto, el camino se hace muchísimo más duro de lo que ya es por si mismo.

La Asociación Nubesma nace para acompañar a las familias

Cuando te toca a ti, te das cuenta de que no es un caso aislado, de que no estás sola, de que existen asociaciones como la Asociación Nubesma que se dedican a ofrecer todo lo que está en sus manos para acompañarte en tu duelo porque ellas mismas han sentido lo mismo que tú, también te das cuenta de que no estás loca porque tener ciertos pensamientos. Hay tantas maternidades como madres en el mundo y esta es una más, desde mi experiencia la más difícil, triste, brutal en todos los aspectos, es la maternidad en la que vuelves vacía a tu casa, la que te tienes que enfrentar a una habitación que tú bebé ya no va a ocupar, vuelves con una cicatriz en el alma…

Desde aquí me gustaría trasmitir el mensaje de que todas nos pongamos en los zapatos de las demás, cada mamá es única y la mejor para su hijo. Esto son sólo mis sentimientos y mi vivencia y lo cuento porque es lo único que puedo hacer por mi niña, es la única manera que he encontrado para honrarla y sentir que su breve paso por la tierra no fue en vano, sólo soy una madre que trato de seguir lo mejor que puedo sin un pedazo de mi ser, África vino para enseñarme algo. La tengo grabadas en mi pecho en forma de tatuaje, en mi corazón en forma de estrella, nube y mariposa. Cada día le doy gracias por haberme elegido para ser su mamá, por hacerme ver lo afortunada que soy y que hasta ella se fue no era capaz de ver. La muerte de un hijo ni se supera ni se olvida, sólo sé aprende a seguir viviendo sin él/ella. Siempre tuyos, siempre nuestra, siempre unid@s.

historias-de-madres

Han comentado...

  1. No puedo ponerme 100% en tu lugar, pero entiendo que debe ser un duelo horrible y que por supuesto necesitas hablarlo, llorarlo, recordarlo junto a tu familia. Claro que África existía, era real, seguro qué hablabais con la barriga y le decorasteis un rincón de la casa. Espero que poco a poco el dolor sea más llevadero.

    1. Así Celia, es muy triste que no se pueda tratar con naturalidad el sufrimiento por la pérdida de un hijo durante el embarazo, parto o primeras horas de vida
      Si tenemos un rincón, aunque en todos los rincones hay algo de ella, al igual de que sus dos hermanos
      Te mando un abrazo enorme, gracias por tu cariño

  2. Yo perdí un bebé en la semana 7 y viví todo lo que cuentas así que creo comprenderte bien, aunque imagino que al estar el embarazo más avanzado lo hace más duro. Vive tu duelo, lo estás haciendo bien, incluye a tus hijos y a tu pareja y pasadlo juntos. Hablad de África, recordadla y mantenedla viva en vuestro recuerdo. Solo te diré que con el tiempo se hace más llevadero, su ausencia seguirá ahí y no dejarás de pensar en ella, pero dolerá menos.

    1. Hola Raquel, siento mucho lo que te ocurrió, estoy segura que llegará el día, en que podamos hablar de nuestros hijos y nuestras emociones sin tabúes
      Te mando un abrazo enorme luchadora

  3. Es algo que jamás se olvida, siempre esta presente. Yo tuve un hijo hace casi once años, que falleció a los dos dias de nacer por una transfusión feto-maternal, algo inusual me decían los médicos pero que me tocó a mí con tan solo 18 años. Todos me decían eres joven, se te pasará, ya tendrás muchísimos más….
    Jamás ha pasado un día en el que no me acuerde de Ibrahim.
    Hace 13 meses tuve a mi hija Carmen, llegó por sorpresa y es mi mayor regalo de vida, pero también ha echo que me acuerde de él aún más, de todo lo que nos perdimos el uno del otro…
    Gracias por abrirte y contar esta historia, el cielo esta lleno de ángeles preciosos.
    Algún día me gustaría contaros mi historia completa, cuando me sienta fuerte lo haré.

    1. Ay tocaya, cuanta razón en tus palabras, un hijo no sé sustituye jamás, no son objetos que podamos reemplazar
      Estoy segura que tu arco iris te ha devuelto la sonrisa, como también lo estoy de que no hay día en que no pienses en estrellita
      Un abrazo enorme mamá valiente

  4. Preciosos sentimientos, y preciosas palabras para describir un amor y un dolor tan inmenso. Bravo por esta mamá y por todas las que pasan por lo mismo . Sois un ejemplo de coraje y valentía!

  5. Tal cual.
    Precioso articulo y real.Así me sentí yo…mi primer embarazo,Diego,18 semanas,rotura prematura de membranas.Mi niño fue un luchador,10 dias sin bolsa aguantó,pero era demasiado pronto para el…después tuve 2 perdidas gestacionales mas(10 y 8 semanas),y en mi cuarto y durisimo embarazo consegui a mi bebe.Para mi,mi segundo hijo.
    Siempre lo llevare conmigo, un abrazo.

  6. Yo perdí a mi primer bebé con 16 semanas de gestación por RPM, y la verdad es que nunca se olvida. Pierdes la inocencia del primer embarazo y sientes pánico en el segundo, que fue en el que nació mi niño arco iris casi un año después de perder el primero y que hoy tiene 3 años.
    Por circunstancias de la vida, mientras me estaba separando me quedé embarazada de nueve y perdí otro bebé a las 12 semanas.
    Yo digo que tengo 3 hijos, uno físicamente conmigo y 2 que lo protegen.
    De hecho aparte de en mi corazón los llevo tatuados para recordarlos todavía más.
    En mi caso el perder dos hijos se me hizo mucho más duro porque incluso en la sanidad no saben tratar estos temas con delicadezaz
    Te mando muchos ánimos y aunque siempre dolerá llegará un día en el que será menos.

    1. Cuanto lo siento Natalia, tienes toda la razón, falta mucha formación y mucho trabajo por realizar en la sanidad y en la sociedad, espero que entre todos podamos cambiar un poquito las cosas, ya que por desgracia esto seguirá sucediendo
      Te mando un abrazo para ti y los tuyos y mil besos al cielo

  7. Se exactamente como te sientes… Perdí a mi pequeña en la semana 28 y no lo voy a olvidar en mi vida.

  8. Un fuerte abrazo Vicky !!! Te mando mucho cariño…he llorado leyendo tu historia…solo imaginar tu dolor duele…mucho animo familia ????
    Gracias por compartir tu experiencia…
    Yo creo que existe un lugar (llamadlo cielo, paraíso…o lo que sea) que nos encontraremos con todos nuestros seres queridos allí…Deseo que vuelves a encontrarte con tu angelito ????????
    Un abrazo

    1. Ahlam millones de gracias por tus buenos deseos
      Yo también lo pienso, el día que me toque podré darle todos los besos que la vida no me ha dejado
      Te mando un abrazo con todo mi cariño

  9. Eres grande, muy grande, Vicky!! Como nos conocemos en persona solo voy a enviarte un fuerte abrazo!! Sabemos que a veces las palabras sobran… no importa el tiempo que pase, África será tu hija pequeña para siempre. Eres una guerrera nata y consigues todo lo que te propones… ya eres una versión mejorada de ti misma!!! No importa lo que piense el mundo. Gracias por ayudar y dar visibilidad a un tema tan doloroso.

    1. Almu!! Es un trabajo de tod@s los que formamos ésta pequeña gran familia, sin el apoyo y el cariño que recibo, no sería capaz ni de levantarme
      Muchas gracias por verme así y por todas las cosas tan bonitas que me dices
      Tu si que eres todo un ejemplo a seguir y una persona digna de admirar
      Un besote fuerte fuerte fuerte

  10. Perdí a mi niña con 3 años y tus palabras han sido como el relato de mis sentimientos. Es muy duro. A mi me llegaron a decir que como murió de cancer, almenos tuve tiempo de despedirme. Despedirme? Acaso una madre decide rendirse y despedirse? NO. Pues NO. Tuve esperanza hasta que dejó de respirar en mis brazos. Te abrazo fuerte amiga.

    1. La mena, cuanto siento lo que has tenido que vivir, es muy duro e injusto, no hay comsuelo ni alivio en nada
      Ojalá llegue el momento en el que sólo nos tengamos que enfrentar a nuestros propios sentimientos en lugar de enfrentarnos a una sociedad falta de empatía
      Un abrazo enorme

  11. Gracias Vicky por tener la valentía de escribir a este club de malas madres y que nos ayuden a dar voz a este tipo de muertes: las de nuestros hijos , que Nadie los vio, y parece que por eso no tenemos derecho a vivir igual el duelo. “Peor hubiera sido su…” “pues a una prima mia le pasó peor….” peor? Quien tiene derecho a dejar como “menos malo” horror de perder a un hijo que el de otro? Estamos locos. Yo he querido dar voz a este tema a través de un album ilustrado Infantil. Tengo la esperanza de que los niños que lo lean serán capaces de escuchar de mayores cuando oigan un caso similar y, Así, poquito a poco el tema de la muerte perinatal y su duelo serán tan naturales, habladas y sentidas como el resto de las muertes. Un abrazo enorme y mucha fuerza. Si te apetece hablar o desahogarte,escríbeme 🙂

    1. Aish Amaia, que razón, esa es mi reivindicación, que nos dejen llorar y sufrir por la muerte de nuestros hijos, que nos permitan hablar de ellos…..
      Un fuerte abrazo
      Igualmente, si te puedo ayudar en algo, escríbeme!!

      1. Gracias! Después de aquel horrible capítulo hace tan 4 sois gente tenido dos princesas y he encontrado un hueco maravilloso para Maddi y dedicó mi tiempo a difundir esto en lo que humildemente puedo y a ayudar a quien me pida estar para hablar y me encanta hacerlo. Compartir y no silenciar es lo que más ayuda. Un abrazo enorme

  12. Mucho ánimo!! Me ha encantado el post, y realmente creo que deberíamos poder hablar de todo esto sin tabúes… Yo no le he vivido en primera persona, pero si alguien muy cercano perdió a su bebé al poco de nacer. Es triste, es duro y los de alrededor casi nunca sabemos cómo actuar… Pero hablar ayuda, de eso estoy segura!!! gracias por compartir tu historia con todas nosotras

    1. Gracias a ti Beatriz, por tener esa sensibilidad y esa empatía, seguro que has sido de gran ayuda para esa persona cercana
      Un abrazo gigante y mil besos para ese bebé en el cielo

  13. Me ha gustado leerte me siento totalmente identificada, mi pequeño Jon se fue a las 31 semanas de gestión solo estuvo cuatro horas con nosotros, pero en ese ratito que estuvimos con él nos miró y se despidió, nunca le olvidaremos, todos los días le recuerdo.

    1. Cuanto lo siento Raquel, no se olvida jamás del mismo modo que no se nos olvida una madre, un padre o un hermano
      Seguro que Marcos te saca millones de sonrisas
      Te mando un abrazo para ti y tu familia y muchísimos besos al aire para tu pequeño Jon

      1. Vicky, tu lo has explicado exactamente como es este duelo. Mi hija Berta nació y murió el 25 de febrero de 2009, a las 34 semanas de gestación….. soy otra persona diferente desde entonces, un duelo muy, muy duro… personas que han salido de mi vida porque no quisieron entender ni intentaron ponerse en mi lugar y personas que me arroparon y me quisieron en todo momento, respetando mi duelo, mis momentos de ira, rabia, desesperación. No hicieron falta palabras, solo gestos, solo humanidad y cariño hacia mí y hacia mi hija Berta, que tiene nombre, Berta! y no la perdí, no la dejé ir, simplemente murió.
        Hablo de ella cuando lo necesito y esté quien esté delante aunque alguien se pueda incomodar… porque? No lo sé. Cualquier persona que ha sufrido la muérete de un ser querido puede hablar de él y recordarlo. Porque no es así con nuestros hijos??
        Después de casi 9 años, he aprendido a vivir sin ella, la quiero como el primer día y la recuerdo siempre, pero ella me ha hecho mejor persona, me ha enseñado todo y soy madre de tres hijas, Martina de 8 años, de Berta que ahora tendría 8 años y de Daniela de 3 años. Mi tributo hacia ella, es reinvindicarla socialmente y darle un espacio que sea reconocido por todo mi entorno, porque existió y no fue un sueño. Ánimo! ????????????????

        1. Me has hecho reflexionar, tienes toda la razón, en las casas se habla con naturalidad y respeto del abuelo fallecido, de la madre, de una tía, y se les recuerda. Cuando muere un bebé, parece que se quiere tapar cuanto antes, que todo el mundo olvide la experiencia, que se tenga otro que lo “sustituya”, etc. Si incomoda a alguien el que tú hables de ella, es porque no sabemos cómo reaccionar, queremos ayudar y lo más fácil es cambiar de tema… pero no. Debemos verlo como lo que son, personas que existieron, y como tales merecen el mismo respeto y recuerdo

  14. El 21 de marzo se cumplirán 2 años de que mi hermoso ángel Lucas se puso las alas. En mi última consulta el médico me dijo que ya no había latido (teniendo un embarazo perfecto durante los 9 meses) fue la palabra más dura que he escuchado en toda mi vida. Los médicos no entendían que había pasado, Lucas estaba perfecto, cuando me lo sacaron parecía que estaba plácidamente dormido, no estaba morado, simplemente su corazoncito dejó de latir.
    Fue un proceso muy difícil en todos los sentidos y el dolor más grande. Cada día pienso en mi hijo y en lo mucho que deseo que esté aquí con nosotros, agradezco haber tenido la oportunidad de abrazarlo y besarlo, eso fue lo que me ayudo a seguir adelante. También agradezco cada día que pude tenerlo en mi vientre y sentir cada uno de sus movimientos. Lo AMO más cada día y siempre será el Ángel más bello que vivirá por siempre en nuestros corazones.
    Te envío un abrazo con mucho cariño desde Costa Rica… ellos siempre serán nuestros hijos sin importar donde y estén.

    1. Lo siento muchísimo Marcela Blanco
      Es tan injusto que pase esto
      Es algo que no tiene lógica ninguna y que en muchas ocasiones no tiene explicación mi hay un porqué detrás de todo….
      Un abrazo muy grande y mucha fuerza, muchos besos al aire para Lucas

  15. Como madre y mujer te acompaño en este durisimo momento; Llevas razón, no estamos preparados, y cuando nos encontramos con esta situación no sabemos que decir, pues sin querer heriros, me doy cuenta q os dañamos más. Gracias por compartir tu historia, pues deja ver q actúar con naturalidad es primordial. Un abrazo muy sentido y un beso al cielo por cada estrellita.

    1. Muchísimas gracias por tus palabras Noe
      A veces nos empeñamos en que lo que a nosotros nos ayuda o nos alivia también lo hará en los demás, sin mala intención y con el único propósito de consolar y apoyar, aunque sea desafortunado
      Ojalá todas las personas fueran así de empaticas y abiertas como tú
      Gracias, un super beso

  16. No hay dolor más desgarrador q perder un hijo. Cada uno tiene su dolor, y el dolor es inmenso cuando se trata de tu bebé…es un camino duro, muy largo y por el que desgraciadamente nos hacemos más fuertes. También estoy en el grupo y Mi hijo nació prematuro extremo (24+3), lucho cinco días en la UCI de neonatos, hasta que su lucha no fue suficiente. Os invito también a mi blog y a compartir un pedacito de mi. Besos al cielo volados y abrazos para todas las mamás de estrellas en el cielo. Gracias por compartir tu historia Vicky y gracias malasmadres por hacerlo visible.

    1. Lo siento mucho Inés, que impotencia da que pasen éstas cosas
      Es tan doloroso y tan complicado seguir hacia delante, Que al menos, no dejen hablar sin juzgarnos
      Millones de abrazos
      Puedes enviarme tu blog al correo y así te leo?
      Besos al cielo

  17. Lo siento. Nuestras hijas se fueron al cielo el mismo mes, el mismo año y en la misma semana de embarazo. En mi caso era mi primera niña, pero mi cuarto hijo. Y siempre será la cuarta. Y quizás tenga algún día otro bebé pero no será ella. Y ningún otro bebé la va a sustituir, nunca. Y nada hará que yo olvide aquello. Porque no sólo es el vacío que queda, que es enorme, es el trauma de dar a luz sabiendo q te encontrarás la muerte. Eso no hay quien lo borre. Mi hija tendría q haber nacido el 22 de octubre y nació muerta un 4 de agosto. Siento q esto nos haya pasado y siga pasando.

    1. Nosoyunadramama te he leído mil veces….. no podía creer tu historia
      De verdad
      Tengo mucho más que decirte, suscribo cada una de tus palabras, siento muchísimo lo que te ha tocado vivir
      Te mando un abrazo enorme de los gordos

  18. Yo soy madre de cuatro hijos, al primero y al tercero les salieron alas dentro de mi. La segunda y el cuarto niña y niño arcoíris. Yo también he pasado el duelo que has pasado tú y he tenido que escuchar las mismas frases que se te clavan en el corazón mal trecho.
    Se habla poco de este tema, tampoco de la angustia en los embarazos posteriores.
    Pero no todo lo que te voy a decir es malo, con el tiempo el dolor se calma y mas aún teniendo más hijos por los que recuperar la sonrisa.
    Llora lo que tengas que llorar, habla de ello con quien quiera escucharte y ya verás como el tiempo aliviará esa tristeza.
    Un beso y mucho ánimo

  19. Me he emocionado leyendo tu relato. Tengo una hija preciosa de 6 años, antes de ella un embarazo ectópico y después de ella dos abortos naturales y uno, hace ahora un año, por anomalías cromosómicas en la semana 17 de embarazo. Este año ha sido una pesadilla, me he identificado tanto con lo que explicas. El duelo es algo terrible, yo tampoco soy la misma, no puedo volver a serlo… Sigo recuperándome poco a poco pero por dentro he cambiado para siempre. Mi última hija estará siempre presente en mi pensamiento y corazón.

  20. Gracias por tu historia, totalmente identificada con cada palabra, mi pequeño se fue el 5 de diciembre pasado, estoy sobreviviendo a su ausencia, fue prematuro d 31 semanas y luchó como un campeón junto con su melliza, y cuando más felices estábamos los cinco, tengo otro peque de seis años, un revés de la vida m lo quitó en 24 horas un cuadro de hidrocefalia grave y se fue, y siempre es la misma respuesta, pero la niña está bien no? Si, está bien pero yo no lo tengo a él tan difícil no es de entender, solo tres meses lo tuve pq se pasó dos en el el hospital, un abrazo grande!

  21. Vicky, te mando un abrazo muy fuerte para ti y otro para tu princesa que está en el cielo. Las que hemos pasado por ahí sabemos lo duro que es que te duela el cuerpo y el alma y encima aguantar la incomprensión y los comentarios fuera de lugar (aunque sean con buena intención). Mucho ánimo preciosa, estamos todas contigo.

  22. Os admiro a todas, a ti Vicky por abrir este diálogo de madres con dolor y a todas las demás porque en definitiva seguís adelante. Y lo leo todo con mi peque al lado, que quiso venir un poco antes, pero yo hablé con él estando en la barriga y le dije que aguantase con mamá y así lo hizo hasta la 37, pudiendo haber venido a la 32. Mucho ánimo y mucho amor a todas.

  23. Es precioso, que hayas dicho que tienes 3 hijos, ni por asomo, se lo que estás pasando, pero si que se ,lo que es estar roto por dentro y que te den fecha límite para dejar que te termine de doler, ya han pasado dos años, ya no duele, no llores más y te invade la culpa y la pena se hunde más en tu corazón.

    Los duelos son muy duros, sobrevivir a un hijo mucho más sobre todo al que esperas con ansia y con amor.

    La pérdida hay que elaborarla, se pasa por varias fases e incluso vuelves hacia atrás tal bucle.

    El resto del mundo suelta dichas frases: “el no quisiera verte llorar, ya volverás a quedarte…”.
    Con la mera intención de querer ayudar y sin querer te hunden más, esto es como el famoso: “Tú lo que tienes que hacer es…”.

    La pena no tiene tiempo de cura, llega un día que dejas de llorar y eliges entre vivir o morirte con tu ser querido.
    Es maravilloso, que lo recuerdes así.
    La muerte está ahí y es algo que hay que aprender a encajar en nuestra vida cotidiana.
    Las asociaciones de duelo, ayudan mucho y lo más importante, para todo : ERES TÚ, Todo se equilibra, cuando tú yo está feliz.

    Mucho ánimo.

  24. Es una historia llena de dolor pero una forma preciosa de recordar a tu bebé.
    Yo también perdí en un embarazo gemelar a uno de mis dos bebés en la semana 20 de gestación, en un embarazo de alto riesgo porque en cualquier momento mi cuerpo podría querer ponerse de parto, pero con la inmensa suerte de que al estar en dos bolsas distintas su hermanito aguantó hasta la semana 37 de gestación, y gracias a eso tengo un hijo precioso que está a punto de cumplir siete años.
    Catorce meses después la naturaleza me quiso devolver lo que en su momento no pudo ser y me trajo otro regalo en forma de una niña maravillosa que está a punto de cumplir seis años. Aunque jamás pude ver la carita de mi otro bebe no hay día que no lo recuerde, y a diario me pregunto si habrá llegado ya el momento de poder contar a mis hijos la historia de su hermanito que no pudo nacer.

  25. Hola Vicky, mi única experiencia en ese sentido no es ni comparable a la tuya. Perdí un embarazo de 9 semanas, no llegó a tener latido nunca, pero lo pasé muy mal. Luego tuve a mi hijo y es cierto que ahora ya no pienso demasiado en aquella experiencia. por suerte, porque cada vez que pienso en ello no puedo evitar entristecerme. Pero sobre todo se me quedaron grabadas las frases que la gente te dice, entiendo que con buena intención. Desde aquello yo no las digo nunca a nadie que pase experiencias parecidas. La que peor me sentó fue una que tú mencionas “no te preocupes, que pronto te quedarás otra vez y tendrás a tu bebé”. Y yo pensaba lo mismo que tú has expresado, no quiero otro bebé, querría no haber perdido este, entiendo que quieras animarme pero tener otro bebé ¡no es lo mismo! Nos empeñamos en mitigar la pena de las personas, cuando a veces es imposible, la pena que sientes no es mitigable, nada que podamos decir va a cambiar la situación… Es mejor no decir nada de esas frases hechas, y decir estoy aquí si me necesitas, para acompañarte. Y nada más. El duelo es lo que es, y hasta que no se pasan todas las etapas se permanece en él. No sé por qué metemos prisa a las personas para que se olviden cuanto antes de cosas que no se pueden olvidar. No te sientas culpable nunca, sea como sea tu duelo, y pide la ayuda que necesites. Un fuerte abrazo

  26. Vicky Te mando un fuerte abrazo lleno de amor, yo mi primer hijo lo perdí a las 6 semanas de gestación hace 11 años. El día de hoy sigo recordando a mi angelito y es inevitable dejar de sentirse triste y añorar que no hubiese sido así.

  27. Una amiga tuvo que interrumpir su embarazo por consejo médico pues su bebé venía con malformaciones incompatibles con la vida. Era la semana 20. No lo eligió ella y desde luego fue un golpe muy duro. Yo la acompañé y vi cómo salió bromeando sobre las hamburguesas que se iba a comer. Me quede perpleja. Pensé que si había decidido enterrar el sentimiento desde el principio, jamás lo sacaría. De eso hace ya casi un año y nunca más ha hablado del tema. Yo tampoco he sabido si es bueno preguntar.

  28. Vicky te mando muchísima fuerza y te agradezco que des visibilidad a un tema tan delicado como este.
    Se exactamente como te sientes, nosotros también perdimos a nuestro segundo bebe en la semana 30 de embarazo, fue un proceso muy doloroso.
    A día de hoy, después de varios años lo sigue siendo, jamás se olvida, jamás se supera, un trocito de tí se va con tu estrella y jamás vuelves a ser la misma.
    Pero hay que salir adelante, mi buena hija me dio las fuerzas para convertir ese dolor en luz, paz y tranquilidad, por ella, por mí, por los míos… vuelves a sonreír, vuelves a ver la felicidad en las pequeñas cosas de la vida, eso sí, siempre con el recuerdo presente de mi estrella, que viajo al cielo, desde su amada mamá y nos cuida desde el cielo.
    Hablar de ello me ha ayudado muchísimo, pero a veces tienes que escuchar comentarios fuera de lugar y ver como la sociedad no está preparada para abordar y tratar estos temas tan delicados.

  29. Que identificada me siento con tu relato… el 30 de mayo de 2015 estando de 38 semanas tuve un desprendimiento total de placenta… Mi hijo Lucas falleció y yo estoy aquí por los pelos después de 5 transfusiones y reanimación… dicen que tuve suerte… Suerte???? Mi pequeño bebe murió y yo tuve suerte?? Piensa en Ángel (mi hijo mayor que en aquel entonces tenía 2 años)…
    Me despedí de Lucas y me hice fotos con el… esta en el mar… y cada 30 de mayo vamos y lanzamos unos globos con dibujos que Angel le hace… el también esta en duelo y se acuerda de todo… a veces incluso me sorprende…
    Si t contará cada frase que he tenido que escuchar… y a veces de la gente más cercana… sin contar la gente que ha desaparecido de mi vida xq “ya tendria que estar mejor” (a los 3 meses) Dolor no… lo siguiente…
    Ahora hace 4 meses que nació Mateo… mi bebe arco iris… embarazo de alto riesgo y sin poder disfrutarlo por el pánico de poder volver a pasar por lo mismo…
    Yo también tengo 3 hijos y 3 cesáreas que lo justifican… soy mamá en la tierra y en el cielo…
    Un besazo… y mil besos a todas las estrellas que se han ido demasiado pronto…

  30. África tuvo mucha suerte de tenerte como madre. Estoy segura de que cuidaste de ella con todo el amor hasta que se fue. Ambas compartisteis un tiempo precioso y eso no hay nadie que lo pueda negar. Sufrí la pérdida de mi hijoa las 21 semanas de gestación y entiendo todas y cada una de las sensaciones que relatas. Cuando pierdes un hijo una parte de ti se va con él para siempre. Yo necesité la ayuda de una psicóloga para aprender a sobrellevar la tristeza que me invadía y para recuperar el rumbo. Animo a todAs las que habéis pasado por esto a hablar de ello sin tapujos, a buscar ayuda si la necesitan, a llorar la pérdida de sus niños y a reivindicar que sí son madres y nunca dejarán de serlo. No porque no hayamos visto añ bebé el dolor es invisible. No porque no lo hayamos conocido es inexistente. Mucha fuerza. La pena negra se pasa. Ánimo!

  31. Muchas gracias por tu cariño Paula
    Siento mucho que tú también hayas tenido que sentir este dolor
    Yo seguiré contando la historia de mi hija en donde haga falta, supongo que en cada etapa me sentiré de una manera u otra y mi manera de expresarme irá cambiando conmigo….
    Un abrazo mamá valiente

  32. Hola soy Mafer Ruiz, tengo 32 años soy de Ecuador. Y me sentí identificada completamente con tu historia. Aqui también es Tabu hablar de la muerte de un hijo no por que las personas quieran herirte, simplemente nadie sabe como manejar el tema,se les hace incomodo les duele, no saben que decir, temen decir algo que no sea apropiado, tratan de esquivar el tema hacen como que no escuchan.
    He querido gritar aveces “si falleció mi bebe de 2 años hace un año” para ver la reacción de las personas se que seuna loco pero es que me asombra sobre todo de las personas que recién conozco aveces simplemente cambian de tema enseguida es increíble.
    Y los que te aman o te conocen de años dicen las frases que citas arriba una y otra vez y con mi mama al menos puedo decirle no es así de fácil, nada de eso importa, pero así toca seguir yo solo los escucho y guardo mi dolor he aprendido a disfrazar mi tristeza y guardas mis lágrimas para mi misma y para Dios.
    Y lo que no saben que lo más liberador para una es poder hablar de eso de mi Ezequiel de lo que pasamos y de lo que lo extraño y que alguien me escuche con paciencia con ojos de amor con sonrisas y no con pena o con incomodidad.

    Ezequiel nacio el 3 de Noviembre del 2014 era un niño hermoso luchador sobrevivió a una muerte inminente en sus primeros 15 días de nacido, lucho por respirar nació con neumonia a las 38 semanas, yo sentía que algo pasaba y fui sola a emergencias a exigir que me hagan una cesárea de emergencia.
    Pensando que estaba loca los doctores me hicieron firmar un documento bajo mi responsabilidad por que a simple vista todo estaba bien y debía esperar hasta la semana 40, Ezequiel nació y no podia respirar neumonia y si hubiera esperado al siguiente dia hibiera muerto en mi vientre.
    La misma conección tuve con mi hija Isabel cuando nació también pedi que me hagan exámenes por que sentía, intuía que algo no estaba bien y asi mismo la salve por que tenia dos vueltas de cordón en el cuello y si hubiera esperado un día más se hubiera asfixiado.

    Ezequiel lucho y regreso del hospital a casa como sobrevivió y los milagros que pasamos desde trasportarlo en ambulacia entubado (sin anestesia a los días de nacido frente a mi) y con un enfermero dándole respiración manual en una carro por tres horas viajando de noche, hasta conseguir ambulancia y hospital justo cuando sus pulmones empezaban a rendirse.
    Mi hijo fue un milagro y siento que fue un ángel que Dios me envió para aprender y vivir de otra forma aún estoy en ese camino entre el dolor y el cambio tan fuerte entre la depresión y la nueva vida entre la fortaleza y el dolor.
    Por que cuando Dios te regala algo tan maravilloso y asi mismo te lo quita es fácil tener rencor.

    Pensamos que todo seria felicidad después de esos 15 días y así fue por dos años, el era un bebe completamente sano sin secuelas de la falta de oxigeno sano era un milagro, pero asi de repente cumpliendo los dos años, no engordaba y le daba fiebre de repente, pero se le pasaba nunca le subió demasiado o le duro mas de unas horas, aveces tenia diarrea pero nada grave se le pasaba el mismo día. Los doctores que lo revisaban me decían es normal a esta edad no engordan es su contextura, o la diarrea es por que mete las manitos a la boca o los dientes por que no hay ningún otro síntoma tranquila, y se le hinchaba la pansita y me decian que eran gases nada malo.
    Hasta que un día despertó amarillo pensamos Hepatitis de las normales y le hicimos exámenes cuando la doctora vio los resultados me miro y en sus ojos vi que era algo grave, me dijo viaja a Guayaquil hoy tienes que internarlo.
    Yo nunca había estado más nerviosa en mi vida sus ojos nunca los olvidaré, yo temblaba.

    Fueron 20 días en ese hospital viví alli y pocas veces me pudieron sacar obligada para que duerma en una cama, para que me bañe en un baño para que coma bien, esas cosas no importaban yo no iba a salir de alli sin mi bebe.
    Fueron los dias más difíciles de mi vida ver morir a tu bebe de dos años dia tras dia impotente frente a una enfermedad tan dura Hepatitis Autoinmune fulminante, su propio sistema inmunológico atacaba a su hígado hasta provocarle una cirrosis fulminate.

    Llegamos a emergencias y el estaba como un niño sano sin ningun dolor sin decaimiento juagndo con sus carritos.
    Pasamos de sala a sala examenes y mas examenes y el no decaía.El diagnostico de la hepatitis autoinmune se da por descarte es decir si no es todo lo demás es eso y en base a unos examenes que demoraban quince dias.
    O con una bipsia al higado pero no le podian hacer por que no tenia una buena couagulación.
    El seguia fuerte aunque cada cambio de via era terrible, yo lloraba en elpiso mientras le trataban de encontrar una vena y elgritaba mami.
    Mi bebe feurte, hasta que un dia seguiamos esperando resultados y le vi un moradito pequeño en el hombro le avise a la doctora y enseguida nos pasaron a cuidados intermedios.
    Luego ya empezaba a cambiarle el humor y le daban ataques aveces por horas solo lo sostenia en mis brazos mientras el gritaba ya ido, hasta que se dormía veía la forma sola en esa habitación me quedaba con el dormida en una silla abrazandolo rezando llorando.
    Todos los examanes que le hicieron las veces qu elo durmieron resonancias, ecos, tomografías, cada vez que le sacaban sangre llego un punto que el no podia ver a nadie de blanco si estaba alerta por que lloraba y me miraba desconsolado.
    Que dolor no poder hacer nada quise sacarlo llevarlo a otros hospitales, no era posible por su condición te dicen que será peor por que a donde le lleves empiezan desde cero y tiempo tiempo cuando estas contra la muerte es lo que mas vale.
    El día que se fue la ultima vez que lo vi despierto y su ultima palabra que escuche fue mama.
    Luego ya solo dormía o despertaba por los ataques. Y entonces me dijeron que había que entubarlo e inducirle un coma para proteger su cerebro ay Dios sola tuve que decidir y firmar pero yo no quería sabia que una vez que entras a terepia intensiva entubado quizas ya no despertaría mi bebe.
    La Doctora me dijo señora abrace a su bebe beselo tómese unos minutos, esa fue la ultima vez que lo pude abrazar vivo respirando como llore.
    Entre a la habitación y al verlo ya solo en pañal con el respirador solo pude dejarme caer y llorar, yo solo podia gritar ” Quiero a mi bebe” por favor quiero que me devuelvan a mi bebe” sin poder hacer nada.
    Seguimos luchando yo entre en negación quizas, pero me puse fuerte y la cafetería del hospital se volvió una oficina no pasaba un minuto sin que llame sin enviar un mail sin que reciba una llamada, me dije lo voy a salvar me enfoque en el transplante en ser yo la donante y lo logre tenia todo los doctores, el hospital la ambulancia helicóptero yo de donante todo consegui con un celular en una cafeteria lo que pude lograr una madre por un hijo.

    Pero Dios queria que entienda que no estaba en mis manos si no es las de el. Esa noche le diagnosticaron muerte cerebral a mi Ezequiel, por ende no se podía realizar el trasplante por que le no despertaría ya solo quedaba esperar.
    Ese dia llore en una esquina en el piso del hospital, llore de ira de dolor, de rabia por que a mi bebe ? por que? le decía a Dios llevame a mi por que a él tan inocnete y bello por que?

    Ezequiel fallecio dos días después de un paro el 17 de febrero del 2017 a las 12 pm.
    Sus últimos tres días conectado no me separé de el, dormi junto a el, solo salia a comer y regresaba a cantarle a rezar a leerle. El ultimo día lo revivieron 4 veces solo en la mañana, yo estaba pediente de las máquinas de el respirador, de los latidos, yo les pedía por favor a los doctores y entraban a estabilizarlo me miraban como diciendo ya no podemos hacer mucho.
    A las 11 am de ese día llego mi mama y mi excuñada al hospital y salí a recibirlas en esa hora que no estuve que estaba el papa con él mi bebe partio. Como me culpe por tanto tiempo por no estar alli pero siento que quizás no se habría ido no se.
    Yo no sabia cuando entre a la sala y vi a mi ex esposo en media sala movió la cabeza y supe, fue tan duro sentí que se me iba la vida. Lo abrace y llore llore como nunca,se había ido mi bebe mi chiquito mi príncipe.
    Y entrar a ese cuarto y verlo ya sin cables, abrazarlo gritar pero ya el sin latido,sin respirar que dolor. Nunca sentí un dolor así, es como si te sacaran el corazón del pecho estando viva es un vació un dolor que se siente físico.

    Cuando salí, cada doctor y enfermera presentes en cuidados intensivos se acercó a darme un abrazo y el pesame. La doctora que estaba de turno ese dia y muchos otros días lloro conmigo y me dijo: ” Tengo un hijo de la misma edad, que difícil fue tratar a su hijo por que se parece tanto al mio la admiro, usted lucho por el y el también lucho, ya no estaba en nuestras manos.
    Y si no llore antes con usted es por que nos toca ser más fuertes pero cada vez que la veía o a el quería llorar”.

    Ese día parte de mi se fue con el, nunca seré la misma. Tengo conmigo a Isabel mi hija de 9 años hermosa sana y única en parte por ella sigo de pie, no se de donde viene la fuerza. Ya no le guardo rencor a Dios y vivo cada día.
    Cada día por que el dolor nunca se irá pero mi bebé estará siempre conmigo y será mi ángel para toda la vida.
    El día que Diosito me llame lo veré, hasta mientras trato de vivir bien para poder verlo y vivir bien para que Isabel sea feliz pero no es fácil caminar todos los días con el corazón roto. No llorar cuando vez a un bebe o no querer quedarte en cama todo el día.

    Gracias por este espacio para por primera vez poner en palabras parte de lo duro de perder a mi hijo a mi príncipe Ezequiel.
    Un abrazo a todas las mamás valientes que han pasado por algo así y a todas las que no, disfruten a sus hijos nada es más importante y valioso que el hoy junto a ellos.

    1. Muchas gracias a Vicky y a todas las demás por compartir vuestra experiencia. Yo también pasé por ahí y me reconozco en todo lo que habéis escrito. Han pasado 5 años desde que perdí a mi primer niño y aún lloro cuando me acuerdo de él. Un beso muy fuerte a todas y a vuestros bebés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más