¿Qué quieres encontrar?

12
Los juegos de la conciliación

Los juegos de la conciliación

  • Me aburro mamaaaaaaaaaaaá mucho. ¿Qué hago? ¿Qué pinto?
  • Uffff, lo que quieras.
  • Mamá, dímelo tú.
  • Mmmm, pinta mi fiesta de cumpleaños, que ya mismo llega.
  • Pero mamá…
  • ¿Qué?
  • Este año quiero que lo celebres con nosotras.
  • ¿Y con quién si no?
  • Pues el año pasado te fuiste con tus amigas sin mí.
  • Ay madre, pero hija mía, no fue así. Recuerda que pasamos el día entero juntas en la playa, comimos con los abuelos, tíos y el primo y luego por la noche me fui a cenar debajo de casa con mis amigas.
  • Ya mamá, este año con nosotras.
  • Vale, venga, dibuja lo que quieres que hagamos.
  • Vale, ¿quieres que te dibuje con vestido, falda o pantalón?
  • Pantalón.
  • ¿Quieres flor en el pelo o no?
  • Sí.
  • No vamos a caber todos.
  • Coge otro folio.
  • ¿Quieres pelo largo o corto? ¿De qué color?
  • Me da igual.
  • Mamá…

(Tres minutos más tarde)

  • Aquí tienes mamá.
  • Oh, qué bonito mi vida, ¡eres una artista!
  • Mamaaaaaá, me aburro, ¿qué hago? – dice la niña de 6 años a las 21:30 horas de la noche, pegada a mi cuerpo, tirándome del brazo, mientras su Malamadre, despierta desde las 6:30 de la mañana, intenta organizar la agenda del día siguiente, poner una lavadora, recoger la cocina y mil cosas más.
  • ¿Qué te aburres? ¿Qué te aburres? ¡Pero si no has parado en todo el día! Pues, échate en agua – saliendo mi vena de madre de antes al más puro estilo “cuéntame”.

6:30 de la mañana del día siguiente. Lunes para más señas.

La buenahija2 (3 años) aparece como un fantasma por el dormitorio de sus progenitores, tirando de la oreja de su osito, con los pelos alborotados, sigilosa pero decidida, con ese paso firme y esa sonrisilla que te hacen presagiar lo peor…
La madre alfa que tienes dentro y que te llena de culpa a cada paso diría en esos momentos un: “hija mía, buenos días princesa, ¿cómo has dormido hoy? ¿Ya está despierta mi niña bonita? ¡Qué madrugadora eres eh! Como le gusta a mi niña aprovechar el día… Venga, que mamá se levanta en este instante como un resorte y cantamos juntas mientras preparamos un delicioso desayuno a toda la familia”.
Antes de que pueda verbalizar lo que diría mi madre alfa amorosa y paciente, se manifiesta mi Malamadre querida, giro la cabeza al buenpadre y me sale un: “no me lo puedo creer niño. Son solo las 6 de la mañana. Pero hija mía, esto no son horas… Ven aquí y duérmete un ratito conmigo”.
6:35 de la mañana y arriba todos. El primer día sin colegio ha llegado a nuestras vidas.
Levanto la persiana. Brilla el sol. Me lavo la cara, me miro al espejo y confirmo que mis ojeras siguen ahí, cada día más intensas.
Para un día que podemos dormir un poco más… ¡Qué desastre! La vida me ha regalado dos niñas que comen fenomenal, pero dormilonas bien poco.
Mi madre alfa me habla bajito, con esa voz tranquila que te atrapa:
Venga Laura, vamos a tirar de paciencia, esa que ya se te ha agotado porque a estas alturas del año tienes tú más necesidad de playa, relax y descanso que las buenashijas.
Piensa en positivo, “los juegos de la conciliación” han llegado para quedarse hasta septiembre y si ya estamos así mal vamos. Además el buenpadre y tú lo tenéis todo controlado. Nada puede fallar. Así que respira que allá vamos. Tómate un café doble y para delante .
Vale querida madre alfa que habita en mí. Eso de que nada puede fallar es broma, ¿no? Te prometo que voy a luchar por sobrevivir y no perder la actitud, pero también voy a decirte un par de cosas, por si a estas alturas no me conoces:
Entramos en fase crítica. De aquí al 3 de agosto. ¡Bendito 3 de agosto! No respondo de mis palabras. No te preocupes, ya sabes que nunca he sido mal hablada. Pero vienen 3 semanas de conciliar como podamos, con ayuda de campamentos, horas de canguro, mucha piscina comunitaria, dibujitos de apoyo y helados a discreción. Entonces al menos te pido que me dejes expresarme y que no me juzgues. Porque estas frases las diré más de lo normal: “qué ganas de huir a Tierrasanta”, “niñas, dejadme vivir”, “¿no tenéis un padre”, “voy a coger la puerta y no vuelvo”, “os voy a regalar”… “porque a ver queridas hijas mías aburrirse es muy sano, no voy a soportar a dos niñas de 6 y 3 años hiperactivas, que se aburren si dos minutos no hacen ninguna actividad de estimulación inmediata…”.
Eso sí, madre alfa, ni se te ocurra decirme que parece que la maternidad me pesa o mis hijas me molestan. Aunque sea así en estos momentos de calor infernal y pilas agotadas. ¿De verdad tengo que recordarte que las quiero por encima de todas las cosas? ¿Todavía estamos con esta hipocresía? Vale, me conoces y yo no soy de darme palmadas en el pecho y gritar mi amor por ellas a diestro y siniestro. En mi intimidad y en silencio con el buenpadre sí, sobre todo cuando duermen y decimos cosas como “qué suerte hemos tenido”, “son tan buenas”, “cómo se les puede querer tanto”.
Pero no me pidas que diga estas cosas en mi instagram por quedar bien, por el qué dirán o por no parecer una Malamadre de manual porque no lo vas a conseguir.
Tributo a mi madre que si le decía que me aburría en verano me mandaba a echarme en agua o a comprarme un mono.
Y vosotras Malasmadre, ¿cómo lo lleváis?, ¿cómo se presenta el verano?

juegos-de-la-conciliacion
*Ilustración preciosa de Belén.

Han comentado...

  1. Ains!!! en esto estamos… yo tengo la suerte de poder contar con los abuelos (el buenhijo1, una semana con unos y otra con los otros y el buenhijo2 hasta agosto continua con guarde y casa) pero me siento bipolar: si tengo al buenhijo1 de 4 años conmigo (que es intenso a tope)no puedo mas… en verano me agota toda la energia, y si esta con.los abuelos le echo de menos y estoy deseando q vuelva… pero cuando vuelve (aun mas revolucionado despues de estar con los abuelos) es aun.peor.
    Pobrecillos, pero q bien nos hace a todos el colegio…

  2. Buenos días, bendito verano!.A lo mejor suena raro pero si estaba deseando que terminara el cole ,la mayor que ha terminado quinto curso me ha dejado tocada y hundida,una semana más de exámenes y me fugó de casa.Estas vacaciones se quedan en casa nada de abuelos que el año pasado no fue una gran experiencia,,ni de campamentos que aparte de ser caros no descansan.Una persona en casa que al mediodía ya llegó yo,tardes de piscina comunitaria,algún día de cine y ya iremos viendo.Y en agosto unos días en la
    playa.

  3. Podemos suponer que el mono acabó exhausto, ¿no? ¿O era el que aguantaba la manguera?

  4. Pues el verano se presenta con la buenahija en el pueblin con mis padres hasta que tengamos vacaciones. Y yo en breve con jornada de verano y si viene bueno, a disfrutar de la playa en soledad jajajaja

  5. Ay, Laura, qué horror! Qué intensa es la culpa en estos meses. Culpa por todo: por no poder pasar con ellos todo el día a lo “familia feliz”, por ni siquiera quererlo y querer tu espacio para hacer tus cosas y crecer profesionalmente, por sentirte la madre más aburrida que le ha podido tocar a tu hijo, por aburrirte cuando estás con ellos porque no has podido preparar ninguna de esas actividades guays que se ven por instagram y no nada de lo que les propones les apetece. A veces me pregunto si esto ha merecido la pena o si yo debí haber sido fuerte y haber renunciado a la maternidad.

    1. Te entiendo mucho! Me siento igual. Todo el verano endosando al niño por la mañana en cosas variadas para poder trabajar, y por las tardes no se me ocurre nada que piscina y más piscina, y de eso también se aburre… De verdad que muchas veces también pienso si tendría que haber renunciado a la maternidad, si no estaba dispuesta a dejar de trabajar, ni tengo pueblo al que endosarlo, ni abuelos que se ofrezcan siquiera porque de hecho siguen trabajando… ¿Cómo pensaba apañarme? Porque veo a mi alrededor como la gente esclaviza abuelos sin pudor ninguno para solucionarse el verano, mientras mi hijo parece que el único que madruga durante todas las vacaciones salvo las dls míseras semanas que tenemos de vacaciones. En fin, gracias por el desahogo y a por ello! ??

  6. Pues yo no se qué me deparará el verano. Primer verano separada con una buenahija de 8 años que se aburre como la tuya y un buenhijo de 1 año que tampoco para!!! Ya veremos cómo me las apaño cuando estén conmigo. Y cuando estén con el `padre los extrañaré un montón pero por lo menos podré dormir!!!

  7. Conversaciones con mi hija:
    -Me aburro
    -Cómprate un burro
    -No tengo dinero
    -Pues ve al cajero
    -No tengo tarjeta
    -Pues tócate una teta.
    Creo que es alguna chorrada que se puso de moda en el cole pero la primera vez creo que nos salió más o menos solo, sin saber yo que era ya un clásico. Ahora ya lo decimos del tirón y el juego puede ser ampliar la conversación, con rimas, claro.

  8. Uy te lo cuento? Me han tocado dos semanas de mañana y tarde en el curro para sustituir una baja coincidiendo con el fin de cole. Así que por las mañanas a campus y por las tardes a ludoteca. Una hora en casa para hacer comida rápida y vuelta al curro. El finde me pasé tres horas de plancha después de varias lavadoras. No sé si es mañana, tarde o noche. La casa es un desastre y yo desastre y medio. Ahora empiezo ocho meses de tardes que ya veré qué hago con mis hijos y como los recojo porqué encima es en otra tienda a 25 minutos en coche y a horas malas. Que se nos de bien el verano entre malabares y que lo demás nos importe menos porqué una inspección de limpieza en casa no la paso

  9. Ayyy, Laura. Hace 2 días me tenía la niña tan hartita con la cantinela del aburrimiento que en vez de decirle lo de que se comprara el mono le dije directamente “Vete un ratito a cagar”. Y ahora, cada vez que se aburre en otros sitios va diciéndole a la gente que se va un rato a cagar. ¡Ay, señor! Esto es una maldición por malamadre y malhablada.

  10. Campamentos varios y estudiando despues del trabajo, reduccion de jornada al canto pero para mi opo fecha primera semana de septiembre, no vacaciones y llevarmela a la Academia , creo que este verano mi diploma de mala madre va a relucir; un beso

  11. Mis padres se van hoy para mi casa ( Barcelona) y digo mi casa porqué después de 7 años viviendo en USA sigue siendo aquella mi casa! Se van después de 6 semanas de visita ,a traición, justo 2 semanas después de que acabara el cole…me quedan 2 meses de “meaburros” de calor sofocante y todo ésto sin una Clarita al caer la tarde a la sombrita en el bar de la plaza (más que nada porqué aquí,no hay bares,ni plazas mi mucho menos claras) así qué voy comprando el mono.
    Madre de 2 buenos hijos de 7 y 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más