¿Qué quieres encontrar?

37
Lo que la ira te puede dar

Lo que la ira te puede dar

El instinto es algo que permanece dormido y que no está bien visto en nuestra sociedad, mejor hacer las cosas de forma racional. La maternidad es uno de los estados en los que este instinto se despierta y te ayuda a guiarte en muchas situaciones en las que aciertas oyendo a eso que sientes dentro. De esto, de la ira, del instinto nos habla hoy nuestra coach Leonor Cabrera, y es que el ser madre despierta todos los sentidos.

malasmadres_quienessomos_Leonor

* Podéis seguirla en @Leonor_Cabrera  y en su BLOG.

Ando guerrera. No sé si será el ambiente post electoral cargado de declaraciones absurdas. O tal vez sea el verano que ya está ahí a la vuelta de la esquina. O que después de muchos meses de inactividad llevo unas cuantas semanas haciendo deporte casi a diario y eso me activa.

Ando entre indignada y reivindicativa. Puede que también tenga algo que ver un reportaje que me leí hace un par de semanas. Era un reportaje publicado en El Mundo y el titular era éste: “Le doy marihuana a mi bebé para salvarle la vida”.

Al margen de lo más o menos sensacionalista que puede ser el titular, este reportaje cuenta una realidad conmovedora y es como unos padres tienen la valentía de investigar qué puede ayudar a su bebé con una enfermedad llamada síndrome de West, la epilepsia del lactante, que le producía hasta 250 crisis epilépticas al día.

Digo le producía porque desde que comenzaron a tratarle al ‘margen de la ley’ con una dosis pautada de un tipo específico de cannabinoide llamado cannabidiol (CBD) esas crisis han desaparecido. Y digo al margen de la ley porque los médicos ni querían escuchar hablar de esa opción que sí es legal en Colorado o en California.

Este caso me toca en especial porque yo conozco a la madre aunque no sabía por lo que estaban pasando hasta leer el reportaje y al leerlo fue cuando apareció esa sensación de indignación, de cabreo y a la vez de admiración.

Admiración por ser capaz de mirar más allá de lo establecido, por buscar una alternativa a la solución oficial y por aventurarse. Y por contarlo, porque si se enteran de que le están dando cannabis a su hijo pueden llegar incluso a retirarle la custodia.

Cuando hacemos procesos de coaching con alguien una buena parte del trabajo consiste en sacarlo de su zona de confort, en sacar esa parte guerrera, ese coraje que hace que luchemos por lo que de verdad nos importa y que contactemos con nuestra parte más instintiva para poder alinearlo con la parte racional y emocional. Ahí es cuando somos flechas dispuestas a dar en el blanco al que nos dirigimos.

Al pensar en todo esto recordaba ‘El increíble Hulk’. ¿Os acordáis? Las que sois de mi quinta (alrededor de los 40) seguro que habéis visto en algún momento la serie. Un científico presencia la muerte de su mujer en un accidente de tráfico sin poder hacer nada. Desde ese momento, investiga sobre esos instantes difíciles en los somos capaces de obtener una fuerza sobrenatural.

Descubre un método con el que acceder a esa fuerza sobrenatural pero se pasa con la dosis que recibe. El resultado es que cada vez que contacta con su ira el color de sus ojos cambia, su piel se vuelve verdosa y se convierte en ese increíble Hulk. En ese momento, arrasa con todo lo que encuentra delante y da rienda suelta a su ira.

Hay teorías de la personalidad que hablan de tres cerebros: el cerebro necórtex, lógico, encargado de la razón; un segundo cerebro límbico encargado de las emociones y un tercero reptiliano, animal, en el que se encuentra nuestro instinto.

¿Qué sucede? Lo habitual es que nos alienten a desarrollar el cerebro lógico, encargado de la razón, del estudio, de lo académico. Sin embargo, hay estudios que demuestran que el responsable de las decisiones es el cerebro reptiliano, nuestra parte animal, nuestro instinto y de ello se aprovechan por ejemplo en la publicidad.

Pero desde pequeños nos niegan el instinto. No está bien visto pelear, no está bien visto lo espontáneo, lo que surge sin más. No está bien sentir ira. Aprendemos a negarnos al increíble Hulk que llevamos dentro.

Pero al igual que le sucede al increíble Hulk o al igual que le ha sucedido a esa madre que sólo ha encontrado como salida para su bebé el darle un derivado de la marihuana, esa ira es un motor que bien canalizado puede servir para salvar vidas, para llegar hasta donde quieres llegar, para ponerte en movimiento y luchar por lo que deseas. ¿Alguna vez has hecho algo por tu hijo que te salió desde las entrañas y que jamás pensabas que podrías hacer? Entonces seguro que sabes de qué hablo.

Esa ira puede ser una fuerza motivadora que nos lleve a conseguir eso que deseamos. Puede hacer que nos movamos y nos empuja a que luchemos para conseguir lo que creemos que es justo. Esa ira bien canalizada nos da asertividad, seguridad, confianza. Y esa ira de la que hablo no tiene nada que ver con ese berrinche en el que apuntamos con el dedo al otro para señalarlo como causante de todos nuestros males.

Esa ira se siente dentro, en las entrañas. Nos da la seguridad de que vamos a luchar por eso que queremos como si fuéramos leonas. Sin hacer daño a nadie, defendiendo lo que sentimos como nuestro.

¿Cómo te llevas con la ira?, ¿la sueles sentir?, ¿alguna vez te ha llevado a moverte para conseguir algo? Me encantaría escuchar tu experiencia en el apartado de comentarios.

 

Han comentado...

  1. MEnudo post, nenaaa! me ha encantado, y de verdad.
    Pues con la ira me llevo muy bien, es con la tristeza con la que tengo que hacer las paces. La ira me “encanta” me ha dado el impulso para hacer lo que nadie pensó que sería capaz de hacer y tomar decisiones arriesgadas qeu fueron maravillosas siempre…estoy contigo al 100%
    suerte sacando a la gente de su zona de confort!! te lo agradecerán con el tiempo :))

  2. Muchas gracias por el post Leonor, una reflexión interesantísima.

    Mi ira va por fases.La primera, el calentón.Para mí, inevitable, pero que con la edad he aprendido a controlar y saber como quitarle “hierro” al asunto en cuestión.
    La segunda, la racionalización, el análisis. Sacando lo superficial, analizo el porqué de las cosas y sopeso cómo reaccionar.
    Y por último, actúo.Segura y convencida de lo que voy a hacer y no dejando que la situación me domine; al contrario, llevo yo las riendas y a por todas.
    La satisfacción es tan grande, que te hace crecer y sentir que con cada paso maduras un poco más. A veces se podría hacer mejor, seguro, pero valoras el proceso y el resultado con una autocrítica justa.

  3. Muy interesante. Estoy en una situación bastante grave, en la que la madrastra de mis hijos los esta maltratando, desde hace dos años…hasta ahora me había sido imposible demostrarlo, por lo que he tenido que reprimir mi ira, y eso me ha causado mucha impotencia. He tenido que canalizarla y seguir los pasos legales para defender a mis hijos. Y me siento culpable por no haber intentado solucionarlo de alguna otra manera más rápida. Me habría encantado poder convertirme en Hulk!

  4. Buff! el post buenisimo, a mi las circunstancias de la vida me llevaron a un estado de ira constante y a un nivel de ansiedad prolongado que acabó en depresión. Ahora con el tiempo y gracias a la ayuda recibida la canalizo de otra manera y no os podeis imaginar como gane en calidad de vida.

  5. Buenísimo el post! Yo la ira procuro contenerla y dominarla, pero en ocasiones ( tal vez por mi caracter impulsivo) salto como una hydra cuando veo que alguien hace algún comentario que no me gusta o no procede sobre mi buenahija… Así que no quiero imaginarme en la situación de esos padres que mencionas, haría exactamente lo mismo por mi hija!

  6. Olé, me ha encantado el post. La verdad es que ese instinto sólo se me activa cuando son cosas para mi pequeña, deberíamos aprender a canalizarlo más, a guiarnos mas por el instinto, por lo menos yo

  7. uff enmi trabajoi siento ira muchas veces , no puedo con las que solo piensan en si mismas y en lo egoistas que son lo que pasa es que de ellas depende mi salario y con dos hijos no tengo mas remedio que primir mi ira como sea muchas veces la situacion obliga

  8. Me ha parecido muy interesante el artículo y motivador!!!
    En mi caso, estoy en constante negociación. Lo que significa, como ha indicado la compañera, que controlas el “calentón”, la racionalización y análisis y la actuación… En mi caso, sumo intentar ver la realidad desde el punto de vista de otras personas, siendo consciente que ese punto de vista proviene de su forma de estar en el mundo que no es parecida a la mía (por circunstancias laborales, familiares, personales…).
    Yo lo de la satisfacción no lo tengo claro. Lo que tengo claro es la cantidad de energía que gasto por el camino!!!
    A veces cuando ya no puedo más, escribo en un papel lo que le diría a esa persona desde las entrañas. Luego rompo el papel y a negociar….

    1. Un ejercicio que usamos mucho en coaching es hablar también desde el lugar del otro para ponerse ahí. Por ejemplo, cuando escribas tu carta, escribe también lo que la otra persona te contestaría. Te puede dar mucha luz. ¡Saludos!

  9. He oido hablar del reptiliano, pero poco. Es esa parte de ti que te hace reaccionar cuando te encuentras en una sitacion “realmente” peligrosa..y no hay tiempo para lo racional. Es muy triste que toda esta informacion/formacion no este a nuestro alcance con mas temprana edad, en la adolescencia, o que ni siquiera ocupe primeras planas en las noticias de hoy en dia, y sea a traves de post, noticias sueltas o lecturas que tu puedas encontrar donde se traten este tipo de temas. Seguramente si hubiera una mayor implicacion para formarnos como personas, y no como robots, muchas crisis personales se llevaria muchisimo mejor.

    1. Totalmente de acuerdo, Cristina. La educación emocional es fundamental desde el colegio y, por desgracia, ni en nuestra época ni ahora es así.

  10. Bf menudo post cargado de sentimientos de reflexiones bf yo reconozco que siempre estoy con la ira mi marido dice que soy una gruñona soy todo furia intento canalizarla pero no lo consigo le grito sin sentido al niño exageradamente que parece que estuviese poseída y luego me marcho a un rincón a llorar…he mejorado de no alterarme por situaciones tan tontas como que el enano vierta la comida o juegue con ella,pero me queda mucho camino por recorrer dicen mi alrededor que tengo paciencia a mi no me lo parece. Te envidio en tu forma de pensar y de poder llevar las cosas yo ahí sigo con mi merlín merlin que me digo cada vez que no quiero sacar el hulk dentro de mi.

    1. Yo también tengo conflictos y hay veces (cada vez menos) que me sale la ira como una espita. La claves es respirar, verla y canalizarla para conseguir lo que quieres. Un besazo.

  11. Tus post me encantan y lo sabes! Estoy tan de acuerdo contigo y en relación al caso del niño con síndrome de west, se dé muchos casos que están probando de todo lo permitido y no encuentran respuesta y encima el peque sigue sufriendo y con secuelas; así que libertad!
    Gracias Leonor!

  12. Esa “ira” (yo no sé si lo llamaría así), es lo que me dio el empuje, la fuerza, la asertividad necesaria para ser capaz de establecer la lactancia durante el primer mes.
    Fue terrible, agotador, me tuve que poner “en contra” de todo el mundo que me atosigaba con los benditos “este niño tiene hambre, este niño quiere biberón”.
    Pero aquí estamos 18 meses después y teteando felizmente.
    Mi madre me dice que este bebé me ha dado la fuerza y la seguridad que no tenía. Puede ser.
    ¡Muy buen post, Leonor!

  13. Este post me da mas fuerza, estoy en un momento que mi ira esta en pleno resplandor .mi hija de solo8 años esta sufriendo acoso escolar, por parte de dos niñas del colegio. Y la lucha es a muerte
    La respuesta de los padres de las niñas totalmente diferente unos se disculpan y los otros están decepcionados conmigo… Éramos amigos desde hace 8 años.
    En fin luchare por mi hija

  14. En el caso de esos padres (muy fuertes y sensatos por otro lado) entiendo que no ha sido sólo la ira lo que les ha movido. Esta es una de esas pocas ocasiones en las que me puedo poner perfectamente en el lugar del otro (algo muy muy difícil) y además de ira hay auténtica desesperación. Si te dicen que no hay solución qué vas a hacer?Puedes hundirte, esperar o ponerte en marcha.
    Yo lo hice en su día, aunque no puedes estar en marcha permanentemente, nadie aguanta el ritmo, pero sabes que tienes que intentarlo y no es la ira la que te impulsa realmente a ello, sino el amor incondicional por tus hijos.
    Un abrazo

  15. Genial el post!! Ojala hubiera leído algo así hace 8 años. En esa época caí en una depresión bastante seria. Por no discutir siempre cedía en los asuntos laborales y eso me llevó a no ser capaz de decir que no. A día de hoy, y gracias a la ayuda profesional y al gran apoyo de mi familia y de mi buenmarido, soy mas racional y si algo no me gusta, no me lo callo como antes. Animo y a sacar “nuestros instintos” de paseo malasmadres!!

  16. Yo siento ira constantemente, estoy en un lugar oscuro dando vueltas y os juro que no se como salir, ira por mi familia, ira por mis 2 matrimonios fallidos (me tocaron dos buenos padres no, buenisisisisisimos padres y mejores maridos aun), ira por la gente de mi alrededor que me juzga constantemente, ira porque todo el mundo me dice lo que tengo que hacer, como comportarme y de que manera llevar mi vida, ira porque me siento manipulada, incomprendida, frustrada y un continuo nudo en el estómago que cada vez me deja respirar menos. He sentido ira hasta por mis hijos por no darles una estabilidad económica y familiar, veo esas familias maravillosas paseando y se me cae la baba, ira porque siento como si en mis zapatos hubiera cemento que pesa y no me deja andar, ira porque salir de mi casa me cuesta un mundo y solo me relajo limpiando y limpiando…..me da miedo que desemboque en algo patológico. Ira porque me siento capaz de todo pero jamás logré nada, solo embarrarlo todo aun más.¡¡¡¡¡¡¡QUIERO SER EL HULK!!!!!!!!!!!.

  17. Cuando iba leyendo, no pude evitar ir a mi infancia y adolescencia donde con mucha frecuencia me fluía ese increíble hulk que me llevó a grandes conquistas y que por situaciones de la vida quedó dormido y ahora está despertando nuevamente y estoy feliz de ello.Leer esto por casualidad, me hace reafirmar mi cometido, despertar el hulk que estaba dormido y que necesito para ir hoy por otras grandes conquistas.Gracias!!!por este magnífico post. Un abrazo.

  18. Hola malasmadres, si buscamos en el diccionario de la Real Academia Española Ira está definida como 1. f. Pasión del alma, que causa indignación y enojo.
    2. f. Apetito o deseo de venganza.
    3. f. Furia o violencia de los elementos.
    4. f. pl. Repetición de actos de saña, encono o venganza.
    La primera es la que más se adecúa a ese impulso que tenemos las madres por defender lo nuestro y pasa que eso me recuerda a una situación acontecida hace menos de un mes en una pequeña ciudad de mi país Venezuela; no es un secreto para nadie que el gobierno que nos ha tocado a los Venezolanos en los últimos 17 años es el peor de su historia, basta con ver las calamidades que vivimos, la inseguridad y la miseria que ya son parte del día a día, resulta que en esa pequeña ciudad quedó demostrada una vez más la ineficiencia del gobierno cuando un niño, por cierto un angelito autista, cayó en una alcantarilla que no tenía la tapa, el instinto inmediato de su madre fue lanzarse sin pensarlo 2 veces al rescate de su hijo, lamentablemente los gases que emanan en ése tipo de alcantarillas los mató a los pocos minutos, sin siquiera el gobierno contar con los instrumentos necesarios para lograr extraer los cadáveres en poco tiempo, el cuerpo de la madre fue el primero que se consiguió y el del niño casi una semana después, con ésta triste historia lo que quiero expresar es que el amor de una madre es infinito, Dios guarde a nuestros buenoshijos, pero estoy segura que en su lugar muchas malasmadres haríamos lo mismo, no existe nada en el mundo que yo no haría por mis buenoshijos y definitivamente la ira es la que a veces nos hace reaccionar ante las adversidades.

  19. Ira no es buena consejera, creo que la mejor función es que me ayuda mucho a conocerme. Me ha gustado el comentario de Sonidona, mejor actuar cuando las cosas se hayan enfriado un poco.

    Respecto a la definición de ira por parte del diccionario que comparte Andrea. Me ha gustado la primera acepción y en la que también me identifico, pero un poco anticuada, dice que tenemos “alma”?

  20. Enhorabuena por el post!! yo espero no encontrarme nunca en esa situación, pero un hijo es un hijo y hay que hacer lo que sea por ellos. La verdad que esta “sociedad” está muy mal por todas partes. ¿Cómo es posible que las drogas más mortales (alcohol y tabaco) sean legales y las que nos pueden ayudar no?

  21. Yo en este momento de mi reciente maternidad y siendo madre de superfamilia numerosa(6 nenes)….siento esa especie de ira cuando veo q loa demas no estan al igual q estoy yo…yo para todos y para mi quien??e dejado mi persona muy atras…e llegado a mirarme y decirme …que pena dns estas…e sobrevivido a mucho …soy guerrera…pero n se pq me siento en esta etapa asi…si e decidido buscar consejo pq asi n puedo seguir…no debo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más