¿Qué quieres encontrar?

78
Lo "suficientemente" buena madre

Lo "suficientemente" buena madre

fichas-laurabaena
Nadie ama todos los días, a todas horas. Las madres tampoco. Adrienne Rich.
Cuando los echamos de menos, ¿los echamos de menos 100%?, ¿las 24 horas del día?, ¿los 86400 segundos de esas 24 horas? Yo no, definitivamente no. ¿O tengo que decir que la echo de menos como si se me fuera la vida en ello para que la gente NO DUDE, ni por un momento, de mi amor por ella?
Yo, que me confieso #malamadre, siento esta presión. Los que no entienden qué queremos expresar con la palabra #malamadre seguro que se echan las manos a la cabeza y se sorprenden de que una #malamadre pueda sentirse así. Pero todo lo contrario, por eso mismo me considero #malamadre porque quiero no sentirme así, intento cada día despojarme de ese sentimiento de culpa que me acecha en muchas ocasiones y vivir con libertad la maternidad, sin miedo a que nadie cuestione mi amor por ella. Sin que nadie piense que soy peor madre porque salga con amigas estando ella lejos, cuando tendría que estar de luto. Peor madre porque prefiera estar a 600 km de ella para poder avanzar en el trabajo o porque sienta el alivio de la soledad cuando llega la noche y las horas se alargan.
Cuando la madre habla del niño, acostumbra a obviar los malos ratos, no se atreve a enumerar las decepciones, porque se la podrá malinterpretar, pasará al otro bando: el de las malas madres. Doris Lessing.
Esto precisamente es lo que intento cada día, no dejar que esa mirada acusadora caiga sobre mí. ¿Quién me mira así? Seguramente nadie. Pero, el modelo de madre, de buenamadre, que nos ha vendido la sociedad a través de la literatura, el cine, el arte, los medios… es, sin duda, el de una madre ejemplar, modélica, que recibe con una sonrisa, un pastel de frutas frescas y un “qué tal el día cariño” a sus hijos, sin recibir a cambio nunca un “¿qué tal tú, mamá?”.
Adrienne-Rich1

– Adrienne Rich –

Seguramente dijiste: “todavía no voy a tener otro bebé – o tal vez nunca más”, pero de pronto, con un bebé en los brazos, te vuelves “clueca”… Las hormonas se han sobresaltado y tú estás fuera de juego. Pronto en una reunión del té, anunciarás: “Estoy embarazada”… Doris Lessing en su libro Dentro de mí.
Una de las presiones que más he sentido a mi alrededor de un año a esta parte ha sido el hecho de tener otro bebé. ¡Claro que quiero tener otro bebé! Pero parece que tiene que ser cuando las vecinas, la familia, los amigos, el buenpadre lo decidan por mí… Y no cuando realmente esté preparada. Ser monomadre hoy en día me parece incluso más valiente. Que tu entorno acepte que “no, no quieres tener más hijos” es una prueba de fuego. Vuelve la culpabilidad de no darle un hermano al pobre buenhijo. Y yo, por supuesto, no me veo con fuerzas para esa lucha. Otro round que perderé.

doris-lessing-autobiografia-dos-tomos-dentro-de-mi-un-pa-9393-MLV20014900120_122013-F
– Me he comprado el libro. Os contaré qué tal –

Me causan el sufrimiento más exquisito que haya experimentado nunca. Se trata del sufrimiento de la ambivalencia: la alternancia mortal entre el resentimiento amargo y los nervios crecientes y salvajes, y la gratificación y la ternura más felices…
Hoy hablaba con una amiga de como la “bipolaridad” es una constante en nuestras vidas. Sentir que necesitas estar sola porque no puedes más. Pero mientras sientes eso, al mismo tiempo, ese sentimiento lo rechazas con el opuesto y piensas que no, que es lo que debes, tienes que estar con ellos porque te necesitan y tú los echas “tanto” de menos… Y nunca te perdonarías que alguien pueda pensar que no los quieres lo suficiente. Eso nunca.
Siempre he pensado que ninguna madre (en su “sano juicio”) puede poner en duda el amor que una madre siente por su hijo. Igualmente siempre he pensado que para demostrar tu amor no tienes que darte golpes en el pecho, tatuarte su nombre en el brazo o rechazar la ayuda de los que te rodean para compartir la maternidad cuando lo necesitas. Pero, no sólo en el amor hacia los hijos, sino en el amor en general. No por más decirlo, quieres más.
Intenta decirle a un niño que mamá está trabajando cuando el niño ve con sus propios ojos que su madre está sentada escribiendo… No me atrevo a poner música cuando estoy en el sótano escribiendo, no sea que arriba se crean que estoy holgazaneando… Liv Ullman.
“Estoy trabajando en Madrid, en casa”, es lo que le contesto a la buenahija cuando cada día me dice: “mamá, ¿qué estás haciendo?”. No todo el mundo lo entiende. Trabajar en casa es muy complicado, sobre todo, cuando no te dedicas a solucinar grandes problemas tecnológicos o a programar software o a mandar códigos secretos, sino que trabajas escuchando música, divirtiéndote y disfrutando. ¿Cómo explicas que eso es trabajar? La buenahija es pequeña aún, pero espero que nunca me diga: “mamá, hacer esos diseños o escribir o pensar esas ideas NO es trabajar”.
¿Es posible que la mujer que no tiene hijos no se sienta egoísta, que la mujer que no atiende a los caprichos de un hijo no se sienta culpable..?
Así termina el genial artículo de Jot Down del que he partido para compartir mis miedos, mis dudas, mis culpas con vosotras en esta noche de verano, en la que otra vez no puedo conciliar el sueño. No dejéis de leerlo entero, porque sin duda es inspirador.
Yo mientras voy despojándome de mis dudas y culpas, seguiré disfrutando de estos días de trabajo en silencio, considerándome una madre suficientemente buena, como decía Winnicott, del que estaría bien hablar otro día.
Y vosotras, ¿cuál es ese miedo que os paraliza como madre? ¿Qué es aquello que realmente os hace sentir culpables? Yo estoy segura de que iremos consiguiendo que el “modelo” de madre tenga tantos colores, formas y aspectos como tipos de mujeres existen. Y la dichosa culpa que se vaya de vacaciones ya, vacaciones de por vida.
malasmadres_TIP_1308
banner-blog-suscripcion-newsletter-3

Han comentado...

  1. Yo me siento muy culpable cuando pierdo los nervios y la chillo o castigo…..
    De quedarme sola en casa una semana……ya no!!! 😉

    1. Me alegra saber Marisa que la culpabilidad de quedarse sola pasa… Yo creo que lo superaré.
      El tema de perder los nervios o castigarles justo lo hablaba el otro día con unas amigas. Llegan a una edad en la que te sientes culpable por regañarles, pero que están tan rebeldes que no hay otra salida. Por supuesto hay que intentar que no nos afecte demasiado, pero hay que establecer límites, si no estamos perdidas.
      Mil gracias por pasarte a comentar!

      1. Yo me he sentido muy muy muy malamadre cuando he gritado a mi buenhijo siendo tan pequeño. Cuando se ha despertado miles de veces por la noche, sin saber por qué. Despertarse y despertarse, noche tras noche. Sabiendo que no es culpa de él, sabiendo que él dormiría del tirón… pero cuando ya estás tan agotada pierdes, en mi caso, los nervios. Y lloras después por la culpa de gritarle, de cogerle y mirarle y preguntarle a voces por qué se despierta… me he sentido realmente mal por eso. Planteándome muchas cosas. Pensando en que, si quiera, soy lo suficiente buena madre. Me ha costado mucho superar eso

  2. Me he sentido, y me siento, culpable por muchas cosas a ratitos. Pero me niego a aceptarlo.
    ejemplos:
    – cuando me preguntan si echo de menos a los niños
    cuando llevan 4 días fuera uy me oigo decir “todavía no”.
    – cuando salgo a tomar algo con amigas y al llegar a casa caigo en la cuenta de que es muy tarde y sólo he hablado 3 cortitas veces con ellos ese día pero no les he dado las buenas noches (manda narices, ¿no?)
    – cuando me compro una camisa para mi, por capricho y sin necesidad.
    En fin….dame una situación y yo le daré la vuelta. jajajajajajajaja Mea culpa
    besotes y si te sientes culpable llámame…jajajajaja

    1. jajajaja Ay Pauli, ¡cómo eres!
      Pero que yo soy igual y creo que muchas más. Esta bipolaridad, estas contradicciones diarias son a veces insoportables…
      No sé si me alegra o más bien me acojona el saber que esto no es cosa de ahora que aún me siento “madre primeriza y reciente” sino que va a peor.
      Me siento igual igual en esas situaciones. Pero, bueno, mientras al menos sigamos buscando nuestros ratitos, sobreviviremos.
      Un besazo enorme Ángela Channing!

      1. El mundo nos hace sentirnos culpables…
        Yo me siento muy culpable cuando llego tarde a casa porque tengo lío en la oficina…
        Es horrible porque al final acabas haciendo todo mal, el trabajo y lo de casa.
        Las madres de ahoravtenemosnubabvida difixil, mi madre me lo reconoce. Y encima la sociedad nos mete mucha presión.
        Yo me siento culpable cuando otras madres me dice q para eso para q he tenido hijos…
        De horror…
        Musa me siento solidarizada contigo !!
        Y jefa gracias por expresar de una forma genial lo que pensamos muchas!!

  3. Enhorabuena por el post! Y espero que disfrutes de los libros. Yo descubrí a Doris Lessing hace un par de años, y leo todo lo que cae en mis manos de ella. Otra recomendación: “El cuaderno dorado” de la misma autora. En cuanto a tu reflexión, habría que cambiar la palabra culpa por valentía, por mostrarle a tu hija que persigues tus sueños y aquello en lo que crees. Le estás inculcando amor y responsabilidad por las cosas. Y aunque ahora sea pequeña y solo te vea “escuchando múscia” de mayor seguro que apreciará que compartieras tu maternidad con tu trabajo. Yo espero que mi hija cuando sea mayor disfrute como yo de ambas cosas.

    1. Hola Nuria!!!
      Tengo el presentimiento de que esto con Doris es el principio de un romance jeje. Y que me voy a enamorar de todos sus relatos. apunto tu recomendación y entre hueco y hueco iré leyéndola.
      Mil gracias por tus palabras. Sin duda es un precioso ejercicio darle la vuelta a la palabra “culpa” que tanto nos limita y que no nos favorece en nada. Yo también espero que mi hija cuando sea mayor se de cuenta de que compartir trabajo y maternidad no es nada fácil, pero que lo hemos intentado.
      Un besazo y gracias por tu comentario!
      😉

  4. Después de una noche en la que el buenhijo ha dormido peor que mal, no digo que estoy deseando volver a trabajar la semana que viene y dejarle con los buenosabuelos porque me mirarán mal,así que os lo cuento a vosotras bajito, para que no me oigan las madres perfectas,cuyos perfectos hijos duermen 12 horas de un tirón 🙂

  5. Un gran post, Laura, y es que es cierto, la sociedad nos dice que las madres tenemos que estar volcadas en el buenmarido o buenapareja, en los buenoshijos y nada en nosotras, ¿y por qué no nos podemos cuidar, tenemos que hacerlo entre planchar la camisa y el pastel de arándanos? Que no, que nos tenemos que dedicar tiempo, aunque les echemos de menos porque se les echa de menos.
    Esta semana, dejé el buenhijo con los buenosabuelos porque teníamos que hacer un montón de cosas rápidos por el cambio de domicilio, y el lunes fue raro: trabajé mucho del tirón, no vi nada de dibujos, y era como si me faltara algo jejejeje
    Así que al carajo lo que piensen los demás, que sólo saben hacer lo que ven en los programas intelectuales de telecirco donde pegan gritos y critican, cuando sus vidas son mucho peores que las de una malamadre.
    ¡¡Vivan las malasmadres!! ¡¡Feliz miércoles!!

  6. La bipolaridad es una realidad. Yo me siento culpable cuando llego a casa media hora tarde porque he estado comiendo con una amiga… Y luego ellos están tan tranquilos merendando, me echan de menos igual llegue media hora antes o después…
    Esas cosas de la maternidad.
    Otra verdad verdadera… No me atrevo a abriri Facebook cuando trabajo en casa para que no crean que desperdicio ni un minuto del tiempo en el que me “escaqueo” de mis labores como madre para dedicarme al curro… Y nadie me lo echa en cara, nada más que esa voz mía, que debe llamarse culpa.
    Un beso, querida!

    1. Ay amiga, esa vocecilla cojonera me molesta cada día más… Y lo que nos queda. Lo de las redes sociales es así, pero es que es parte del trabajo. A ver cómo se lo explicamos a los buenoshijos cuando entiendan y digan: “pero mamá, estás en el facebook, eso no es trabajar”.
      La sensación de querer llegar antes, asfixiada, sintiéndote mal porque te retrasas… Y la sensación cuando llegas y ves que todo está bien y nadie, absolutamente nadie, se ha dado cuenta.
      En fin, al menos tenemos esas comidas esporádicas para desahogarnos y sentirnos menos “raras”.
      Un besazo guapa! Y a seguir maquinando juntas, que se nos da fenomenal. Como nos sobra tanto tiempo… jaja

  7. …jajaja…este finde tengo una boda…y todos empeñados en que lleve al peque…
    “Pero si van todos los niños!!”
    …y a mi quéeeee? No veis que no es lo mismo ir a una fiesta que ir a una fiesta con tu hijo de dos años? Que no tiene naaaada que ver?
    Estoy dudando, entre entrar pisando firme sobre mis tacones evidenciando mi malamadrismo, o disimular y llevarlo sólo a los pinchos…y en un par de horas que me lo vengan a buscar…más de eso, definitivamente NO!!

    1. Majas!!!!! yo no soy madre( aún…)pero me siento así desde hace mil. Casi plantada en los 33 de Cristo y ni rastro de hijos. La gente la flipa cuando digo que lo estoy pensando y hago comentarios de maslamadre, todo lo que no voy a poder hacer o ser cuando sea madre, las necesidades que tengo y las cosas a las que no quiero renunciar, los esfuerzos, las noches sin dormir… lo que se les quiere y a la vez la energía que se necesita para estar ahí cada día. Es como si fuese de otro planeta…y nadie puede entenderlo…
      (Soy educadora en un jardín de infancia, no soy madre, y ahora es cuando llega el -tus hijos no son como los hijos de los demás.-Ya lo sé!!!! pero yo si seré una madre como las demás! )
      Saludos desde La Austria profunda( aunque parece mordor)
      B

  8. Culpabilidad?
    Me siento culpable cuando tengo la necesidad de salir de casa y tener tiempo para mi y no puedo expresarlo por qué, ¿ qué diran?…y siempre ando buscando el pretexto de que alguien o algo me requiere.
    O cuando estoy delante del ordenador y como bien dices, si pongo música en mi caso, la pongo “flojita flojita” para que no vengan a decirme que ¿ por qué no voy a ver una peli con él si no estoy trabajando?
    Son tantas situaciones..

  9. Pues según pasa el tiempo y maduro mi maternidad, me siento culpable cada vez que hago cosas para que los demás no me declaren culpable. Así que ya sólo atiendo a mi conciencia, no a la de los demás…
    ¿Qué más le da a otras personas cómo yo organice las cosas en mi casa? Si mis hijos (y mis rehijas) ponen la mesa y te sueltan que no eres buenamadre porque a esa edad los niños no tienen que “sufrir” el mundo adulto, ¿acaso les afecta?, ¿obligo a sus hijos a ponerla?, ¿es de verdad mejor que la ponga yo entre agobios porque no llego a todo y luego les suelte un grito?
    Opino lo mismo de lactancias, colechos y demás, ¿que yo dé o no el pecho a mi hijo alimenta peor al tuyo?, ¿si mis hijos duermen en mi cama no te dejan dormir a ti? Es genial compartir tus experiencias, pero no imponerlas ni culpabilizar a los demás porque no entienden la vida como tú. Que no hay que “salvar” a los hijos de los demás de sus malasmadres.
    En fin, que con las culpabilidades propias cubro el cupo, así que no caben en mi conciencia las culpabilidades externas!!
    Un beso grande a todas y perdonad el rollo!

  10. Buenos dias!
    Yo me siento culpable hasta cuando me acuesto un ratito en el sofa se me cierran los ojos y, obviamente viene el peque a decirme algo y me pongo de mal humor por que solo necesito 5 min y no los tengo, lo dejo en la ludoteca y me siento “libre” dos horas y pienso:pobre, si no tengo nada que hacer…, si hasta me da cosa decirle ahora que me deje un momento mientras os escribo!
    El tema de darle un hermanin solo me preocupa un poquito por él, que me pregunta a veces, pero yo no estoy por la labor de momento, y eso que a mis cuarenta tengo que oir lo del arroz pasao a todas horas.
    Besos

  11. Maldita culpa, jefa!! Pero yo conozco a algunas de golpe en el pecho y que luego le dicen unas bordearías a los niños que alucinarías. Tu le estas enseñando algo muy importante a tu hija que es el valor de la lucha y el esfuerzo. Trabajar en casa es MUY DIFÍCIL y sobre todo muy difícil de justificar, como dices. Pero ella cuando sea mayor vera que hay un motivo para creer, que existen las mujeres valientes que persiguen sus sueños y será ” algo más”. Eres un ejemplo y LO SABES. Y si no quieres tener más hijos con el único con el que te tienes que poner de acuerdo es con el buenpadre, jajajajaja! Un besazo, madraza

  12. Compaginar trabajo por cuenta ajena y proyecto profesional, es la mejor manera de sentirte culpable, al final sientes que ese tiempo que dedicas a tu proyecto, se lo estas quitando a ellos, que quizás deberías estar ayudando con los deberes, o sentada en un banco del parque, en lugar de estar dedicando el tiempo a tu proyecto, a eso que te ilusiona y que llegó después que tus hijos.
    Y lo sabes pero lo sigues haciendo y entonces es cuando sientes que eres lo peor y lo aparcas y te vas al parque. Porque en el fondo pesa más la culpa.
    Y continuas cuando se han acostado y entonces se queja el buenpadre y tu sientes #quenotedalavida
    Así que el día que malamadreas con amigas, ese día, ese día es gloria bendita

  13. Culpable por liarme un poco más de la cuenta en la sobremesa con mis amigas, culpable por irme a hacer la manicura en vez de ir al parque, culpable por estar cansada y dejarle ver la tele toda la tarde……eso sí, no se entera nadie, soy malamadre hasta las últimas consecuencias, no puedo dejar que vean que flaqueo o estoy perdida jajajajaja

  14. Genial el post! Yo creo que para mi lo peor es la autoculpa que me produce el pensar que me van a juzgar. El estar oyendo comentarios de las madres perfectas que han criado hijos perfectos. Y los más duros comentarios a veces vienen de la familia. Menos mal que tengo muy buenas amigas malasmadres para superar esos momentos. Muchas gracias. Un abrazo de miércoles.

  15. Hola, yo debo confesar que me siento un poco culpable de disfrutar de estas semanas que no están, (poder ir al cine, cenar con el buenpadre sin estrés y no siendo el centro de atención…) y aunque las echo mucho de menos, a ratos, intento aprovechar todas estas horas de silencio, no castigos , no gritos… Sé que ellas están estupendamente y se lo pasan bien, pero a veces no puedo evitar pensar si ellas creerán que las quiero menos por dejar que se vayan…Ains… este efecto bipolaridad es tremendo! Y sobre los miedos…Uff siempre aparecen nuevos miedos a medida que se van haciendo mayores…sobretodo cuando ves programas tipo “hermano mayor”, por eso ahora ya me niego a verlos…
    besos.

  16. Geeeenial éste post!!, identificada al máximo. La presión del segundo bebé yo que tengo un buenhijo de dos años y medio, hace tiempo que es patente por mi alrededor (“tenlo ya, que luego se llevan demasiado tiempo” o ” no lo irás a dejar como un hijo único, no??”). A mí me duelen esos comentarios porque me costó mucho quedarme embarazada del primero y no sé si tendría los mismos problemas para traer a otro buenbebé a éste mundo. Pero!!! cualquiera da otras razones del tipo: me quiero centrar en mis cosas, recuperarme a nivel de pareja, viajar de otra forma ahora que el buen hijo es más mayorcito….o no veáis si preparo un viaje sola con una amiga, me voy de congreso o no reconozco que quiero que los buenosabuelos me traigan de vuelta por adelantado a mi retoño!!! queda fatal!. Además cuando una gran mujer hace algo enorme se la critica como malamadre (mirad una de las hijas de Madame Curie) y en cambio nadie habla de los grandes hombres como malos padres (porque habría una madre detrás con una vida entregada). Creo que hay algo instintivo en esa culpabilidad de la que todas venimos hablando, pero también algo que la sociedad nos grabab a fuego desde que venimos al mundo. Yo soy orgullosa hija y nieta de mujeres trabajadoras y soñadoras y quiero enseñar lo mismo a mi(s) hijo(s). Aupa malasmadres!!!!

  17. Hay nena! Una se siente culpable por todo. Hasta por sentirse culpable. Cada vez un poquito menos, pero todavía más. En mi caso es cuando regaño a la mayor para que deje sus cosas a la peque por no oirla llorar, mi paciencia en ese sentido está muy mermada. Aunque sepa que np tiene razón. Por quedarme sola sin ellas. Por trabajar hasta las mil. Por irme de viaje sin ellas. Incluso por divertirse sin ellas. Sientes ese cosquilleo de culpabilidad en el estómago.

  18. Ay! la culpa, la dichosa culpa, mi compañera de viaje más infatigable…
    Pues mi culpa es no pasar más tiempo con mi buenhijo despierto. Porque aunque tengo jornada reducida, cuando lo recojo muchas veces duerme siesta y, por supuesto, pasamos la noche juntos, por lo que me queda la sensación de que él sólo me ve un par de horas al día.
    Ayer necesitaba un break para no volverme loca, últimamente he estado absorbida por el rol de madre y necesitaba sentirme persona, así que dejé al buenhijo con su padre y me fui al centro comercial a vagabundear por sus pasillos y terminar abducida en la peluquería (y quitarme al fin las canas, no sé si sería por el post del pelo que me quedé con ansias de arreglarme…). Pues la sensación de que había abandonado al bunehijo al llegar a casa y encontrarlo ya dormido fue tremenda, siempre se duerme muy tarde y ayer el buenpadre a las 21.30 ya lo tenía K O, no sé como lo hizo pero le va a tocar más a menudo…
    Sé que no hice nada malo, pero me queda ese sabor amargo de haberme perdido una tarde junto a él, sentimientos que solo las malasmadres entendemos supongo…
    En fin, la culpa está ahi,pero yo voy aprendiendo a ignorarla. Creo que hubiera sido peor seguir con la sensación de ahogo y terminar por volverme una gruñona, así que no me arrepiento de haberme escapado.

  19. Pues yo creo que hay tiempo y etapas para todo. Hay momentos en los que necesitas irte sola a una boda y otros en los que te planteas un viaje en pareja y acabas variando los planes para llevarte a toda la prole. Lo importante es que cada decision te haga feliz, que no te sientas presionada para tomarla por lo que piensen los demas. Se trata de un “hacer feliz” no en plan egoista yo, yo, yo… Sino un ser feliz para ser mejor madre, una madre feliz de serlo y de disfrutarlo como ella quiere. En mi cabeza nunca censurare las decisiones de otras madres, no pedire explicaciones ni me vanagloriare de lo que yo haga pues, implicita, siempre hay una critoca hacia las demas. Se feliz y haz feliz a LNSN. Esa es la pregunta: hago feliz a mi hija? Y si la respuesta es SI, adios culpas

  20. Cuando digo que no quiero tener mas hijos. Mi peque tiene 3 años y medio y requiere todas mis energías. Lo adoro y me siento identificada con todo lo que has dicho Laura. Estoy cansada de sentirme culpable por todo, vivo mi maternidad como yo quiero.
    Lo digo bien claro: no quiero mas hijos de momento!
    Las miradas de reproche son tremendas, pero yo decido.
    Encantada de ser una malamadre!!!

  21. Pues, me siento mala madre, cuando mi cabeza tiene que estar 15 días sin mi hija físicamente, y tengo la fortaleza de no sufrir, sabiendo la situación que tengo( que aunque no la explique, es una injusticia judicial, donde no me dejaron proteger a mi hija), y sigo batallando para que las dos estemos bien. La naturaleza de la madre es muy fuerte y mentalmente tenemos mucho aguante y poder, y ese egoísmo es sano, la dependencia es la que no es sana.

  22. Pues yo me castigo muchísimo. Cada vez que dejo a las chicas con los abuelos, sea por lo que sea, porque ayer sin ir más lejos me fui a limpiar mi casa que acabo de terminar con las obras y me sentí fatal por no pasar la tarde con ellas.
    Yo misma me hago sentir fatal.
    No tengo remedio!!

  23. Yo no sabía que la maternidad era una competición. A ver quién lo hace mejor, quién va primero.
    Me dediqué a no hacer caso nada más que a mi corazón y me fue mejor.
    Usé el poco sentido común que tengo y nos fuimos a vivir por medio mundo, que así también se aprende.
    Si alguien me critica o me insinúa que mis hijas deberían llevar el pelo más corto/más largo/trenzado/recogido, no hago ni caso. Yo decido y luego cuando sean adolescentes, ya decidirán ellas.
    Me tomo un comprimido imaginario de Melasuda en caso de emergencia.
    A veces me sorprenden los comentarios de mamás en Espańa, parecéis adolescentes que tienen que seguir el consejo de mamá, la vecina, la tía. Como que tardáis en independizaros de casa y mucho más de mente. No es una crítica, es un golpe a ver si os despertáis.
    No es la cantidad de amor que les das, es la calidad.

    1. Me parece que voy a automedicarme con tus comprimidos imaginarios más a menudo,jajajajaja.

  24. Sin duda el peor sentimiento de culpa es el de no querer darle un/a hermanit@…yo se lo que es compartir con una hermana y los buenos momentos juntas:(. Volver a pasar por esto? Por muy enamorada que este de mi princesa!! No…prefiero ser malamadre e ir con ella a todos lados.

  25. Puf! Cuánto me ha hecho reflexionar este post!
    He mirado en mí misma y es verdad todas las cosas que callo por no parecer #malamadre o por el qué dirán, incluso los que más me conocen.
    A veces pienso que callo mucho y cada vez más, sobre mis sentimientos y lo que vivo cada día con la buenahija, ya que quizás el resto no entiendan por lo que estamos pasando, todas las horas juntas y que a veces se hacen eternas, no poder trabajar tranquila ni escribir en el Blog sin agobios…
    Pero claro, eso a veces no lo ven como trabajo y se ve de malamadre el dejar a little princess con alguien para hacer ese trabajo o simplemente para tomarse un respiro.
    Nos amamos, de eso no hay duda, pero es necesario el espacio personal y profesional, el descanso, la paz de vez en cuando.
    Pararse y leer esto de alguien con tantos seguidores, como lo eres tu Laura, te hace respirar profundo y pensar “no estoy sola, no soy un monstruo. Me tengo que querer con mis virtudes y mis defectos. Somos muchas en la misma situación y la realidad no es como nos la contaron.”
    Gracias una vez más. Un abrazo!

  26. A mi la llamada ” sociedad” me da lo mismo. He hecho y hago lo que he creído correcto siempre con mis hijos. El resultado no lo veré ahora. Lo veré cuando sean adultos y sean personas solidarias, trabajadoras, responsables, amables, educadas, morales, luchadoras, valientes…. esa es mi misión, si no son así…. entonces si que me sentiré culpable de haber fallado en algún momento de no haber propiciado lo necesario para darles el entorno en el que progresar en esas
    cualidades…. todo lo demás, ahora, en éste momento…. me es indiferente…. creo que con que una misma sepa que es justa con lo que hace es mas que suficiente… soy una perfecta malamadre!… jajaja

  27. Wow, me encantó este post pues me siento terriblemente identificada. Yo también disfruto de mis momentos a solas, de cuando llega la noche y el pequeño duerme, de cuando estoy con amigas lejos del buenhijo y no por eso lo quiero menos. Pero estas cosas no se pueden decir, está muy mal visto disfrutar de horas lejos de la maternidad. Yo extraño mucho trabajar. Desde que nació mi pequeño hace 15 meses no trabajo fuera de casa y lo hecho mucho de menos, y hasta ahora no conocí una sola mamá en mi entorno que me entienda.

  28. BUENAS!!yo me siento mal cuando estoy con las madres en el parque y digo que nos tenemos que ir… por que me tengo que arreglar para ir a cenar con mis amigas…. al principio mentía y decía que tenia que hacer algo..planchar, o yo que se.
    Por otro lado, antes cuando el buenhijo se iba 15 días en verano, me sentía culpable por que durante unos días estaba super relajada y haciendo mil cosas… ahora ya no, eso pasó.
    Siempre habrá buenasmadres que nos miren raro,y que no entiendan tu forma de vida,… pero que no te quite el sueño (que ya bastante poco dormimos, no estamos pá bobás, jajajaja)

  29. Yo, que he tenido a una experta en Doris Lessing en casa, ya te adelanto que es maravilloso leerla pero no te curará la culpa cuando la tengas. Eso sí, mis culpas intento que sean por cosas que creo que no he podido hacer como me gustaría, no por lo que opinen los demás.

  30. Yo no me siento culpable por tener otras necesidades y hacer cosas sin él. Pero sí me hace sentir muy muy culpable el no aprovechar al 100% el tiempo que sí pasamos juntos: por no jugar lo suficiente con él, por dispersarme con el móvil o la televisión o por empeñarme en poner una lavadora en esos momentos y no cuando él está acostado porque quiero aprovechar esos momentos de paz para tumbarme en el sofá y ver alguna serie…

  31. Yo siento que los remordimientos me corroen,cuando me enfado porque este año los buenos abuelos no han querido llevarse a los buenoshijos a 600km de distancia 15 días;para que el buenpadre y yo nos podamos quedar trabajando tranquilitos y como si aún fuésemos novios.
    Realmente creo que soy una malamadre cuando pienso que necesito vacaciones de mi vida.

  32. uy uy uy, yo podría escribir un libro sobre mi dicotomía vital. adoro a mi buenhijo, pero hay veces (y sí, ahora lo puedo verbalizar a base de terapia) que le hecho la culpa de haberme robado algunas partes de mi que me gustaban y que jamás volverán.
    yo estoy con mi angelita y mi diablesa peleando en el barro a muerte por decidir si quiero otra personita en mi vida que dependa de mi para siempre, a la que tenga que dedicarle mi tiempo y mi alma y que seguramente llene doblemente mi corazon de sonrisas sin que yo me de cuenta.
    me subo en mi propia montaña rusa de “mi vida es la que yo elegí y se supone que me gustaba” y ahí estoy subiendo y bajando, haciendo alguno que otro loop y mareada, con vértigo, con miedo mientras sé que una barra de seguridad no va a dejarme caer.
    me he sentido culpable miles de veces por no haber encontrado mi “leitmotiv” en la maternidad (el buenhijo tiene 3 años y medio… me ha dado tiempo a pensar muchas noches de insomnio) y ver a mi alrededor esas mujeres disfrazadas de buenasmadres con un traje de lycra que aunque ellas quieran mucho no esconde tampoco es que me haya ayudado.
    así que el post de hoy es oxígeno en un mes de agosto en el que debo trabajar.
    gracias por compartir con nosotras estos sentimientos tan de todas, y gracias por poder escribir cómo lo vemos nosotras.
    un abrazo

  33. Muchas gracias por este post genial. La lucha contra nuestros propios mitos y juicios sobre el papel de la mujer es una ardua tarea de deconstrucción de arquetipos e ideas preconcebidas y qué duda cabe que la maternidad lo exacerba. Nosotras somos las más juzgadas y las que más (nos) juzgamos. La verdad es que me identifico con varias #malasmadres de facebook y el blog.
    Soy una ogra gritona, a veces, y me fustigo por ello. A veces no tengo ganas ni de ir al parque y no mucho menos de ir de excursión ni al museo, pero me siento fatal, qué aprenderán así mis hijos? A vaguear? A ver la tele?
    Sueño con una semana (o dos) de vacaciones de mis gemelos. Para irme en plan pareja con el #buenpadre. O incluso mejor, con las #buenasamigas en plan viaje de chicas. Y no, no creo que los echara mucho de menos, que son sólo dos semanas para mí, para Celia (y no “para mamá”).
    Me aterroriza pensar que mis hijos puedan acabar siendo skin heads violentos, milicianos, de una banda chunga o que caigan en drogas, por ejemplo. Y pienso, la verdad, que no los querría mucho por muy hijos míos que fueran si fueran malas personas.
    En fin, que los quiero con locura y me encantan (cuando no me sacan de quicio o me dejan extenuada de ser la srta. NO), pero me echo de menos a mí misma, a veces.

  34. Que bien me siento al leeros.
    Parece que ni a trabajar puedes ir tranquila,todo el mundo diciendo que si llegas muy tarde,que como va a ser el buenpadre el que bañe,de la cena y duerma al peque… que si aún das pecho,que pq colechas… pues señoras del mundo, pq me da la gana,pq así somos felices, y nuestro hijo estamos seguros de q también.Cada uno en su casa que haga lo que quiera,o le pregunto yo a usted con quién duerme?
    yo solo me preocupo de su futuro, de que espero q sea una buena persona, y yo este para verlo.
    Besos y sois geniales

  35. Yo me siento fatal cuando les grito…bueno, después de gritarles porque, en el momento, es lo que me pide el cuerpo y creo que es inevitable hacerlo cuando les has dicho cuatro veces una cosa, cuando se pelean por un juguete….

  36. Ay…cómo nos has calado a todas!
    Mi “nueva culpa” es el tener unas ganas locas de ir de vacaciones…solo porque llevo desde el 1 de julio con mi par de gemelos en casa, sola con ellos y cada día pierdo un poquito más la cabeza. Y si tengo ganas de ir de vacaciones no es por otra razón que el que estaremos con los buenosabuelos y los buenostíos y podré desligarme un poco de ellos…podré dormir la siesta y hacer planes de pareja con el buenpadre.
    Y como a Celia me pasa que tengo sensación de ser Dña. NO…todo el día repitiendo las mismas cantinelas y con el NO eterno en la boca. Estoy agotada y frustrada y también me siento culpable por ello, porque tendría que ser una feliz y orgullosa madre y solo me siento una madre depre y tristona que necesita tiempo para ella sola.

  37. Genia!!
    Yo malamadreo casi a diario. Y que duro es! No porque la conciencia me lo marque si no porque mi madre es una madre “ejemplar”, que no logra entender porque quiero vacaciones sola, o un vino después de que los enanos duermen.
    Estoy segura de que soy la mejor madre para mis hijos, les dedico con amor mucho tiempo y así mismo me dedico yo sola salidas, cenas y escapadas. El ser mala madre también me ayuda a ser buena esposa, porque no vivo frustrada. Ser mala madre es clave (al menos para mi).

  38. Cada vez que te leo me siento más identificada y más ‘mala madre’ pero al mismo tiempo satisfecha de no sentirme sola. He dejado mil veces a mi bebe de nueve meses durmiendo con las abuelas, completamente feliz. ¿Le echo de menos? Pienso en el, pero disfruto de mis ratos en pareja y del tiempo para mi sola.
    De momento no queremos más niños, no por nada, ya que el buenhijo es buenhijo de verdad, únicamente somos tremendamente felices y no lo consideramos necesario (se que esto conllevará dires y diretes pero me da igual)
    Yo también trabajo desde casa y no es algo sencillo, tu mente debe saber separar la vida personal, de la laboral, y es complicado que la gente lo entienda.
    Gracias por estar ahí, porque de esta manera me doy cuenta de la cantidad de #malasmadres que adoran a sus #buenoshijos y también a los #buenospadres. Creo que cada vez somos una especie menos rara jeje.
    http://Www.llamamemama.com

  39. Yo, por ahora, no he tenido mucha oportunidad de tener remordimierda. A punto de los seis meses sólo me he separado de él para ir a rehabilitación de suelo pélvico, dentista y, para compensar, un par de masajes. Pero ni ante la grima de un piño arrancado ni ante el gustirri masajil me he sentido mal. Al contrario; cuando estoy un ratín sin él pegado me siento bien, porque lo necesito. Es agotador física y psicológicamente, y más si hay teta, creo yo, porque eso solo se lo puedes dar tú. Algún nanosegundo puede que se me haya cruzado un poco el cable. Pero creo que sí, que en breve seré totalmente bipolar. Según crece lo tengo más claro.
    Remordimierda bipolar. Ay, si es que entre lo que nos dicen, lo que nos inventamos que nos dicen/piensan los demás y lo que nos decimos nosotras…

  40. Si te gustan Doris Lessing y Adrienne Rich, eres “de las mías”:)
    Es gracioso como he llegado a leerte: una amiga madre y publicista en Venezuela me pasó este artículo. Ahora por fin entiendo de qué va el Club de las Malas Madres, había visto alguna mención en Twitter, pero honestamente no me había detenido a ver de qué se trataba. Ahora lo he hecho.
    Felicidades por representar la voz de muchas mujeres-madres y por tener el valor de decir cosas que aunque ya las han dicho muchas feministas en el siglo pasado, buena parte del mundo parece no conocerlas.
    Saludos desde Budapest

  41. Yo ya pasé ese estado de culpa hace mucho tiempo! Con dos buenashijas tuve que hacerlo. Aunque una tarea titánica sin duda fue, ya que tuve que educar y reeducar a las buenasabuelas y al buenpadre para que me comprendieran. Lo he logrado ya, por lo que me pregunto: el sentimiento de culpa lo sentimos por el qué dirán? O es realmente un sentimiento automático como buenasmadres que culturalmente nos han enseñado a ser? En mi caso me di cuenta que era un sentimiento generado por los demás en mi,por lo que de ahora en adelante, chao sentimiento de culpa, porque sólo yo sé cua to las amo, y deeso nunca habrá ninguna duda. Excelente artículo, totalmente identificada, y desde caracas te doy las gracias por estos escrito que me permiten decir: “NO ESTOY SOLA Y TAMPOCO ESTOY LOCA” jejejejejeej

  42. Remordimientos hasta de no tenerlos.
    El lunes me vino a visitar mi amiga desde los 15 años. Amiga que lleva más de 10 meses buscando quedarse embarazada y no tiene suerte. Amiga que, cuando le comuniqué que estaba embarazada hace más de año y medio, llorando y muerta de miedo, criticó (y sigue haciéndolo) que no hubiese puesto medios ni hubiese estado del todo segura al 100% que quería ser madre a mis 34 años, con mi pareja de hace 10. Desde el lunes llevo dándole vueltas al asunto: sería mejor madre si hubiese tenido claro que quería ser madre antes de quedarme embarazada y hubiese celebrado la noticia dando saltos de alegría? Habría sido mejor madre si cuando di a luz a mi buenhijo no me hubiese pasado 3 meses llorando muerta de miedo y replanteándome si todo aquello merecía la pena?
    En estos 3 días de rumiamiento empiezo a llegar a pequeñas conclusiones no conclusas (válgame Dios!) y es que: hablar es fácil desde la ignorancia o desde otro tipo de experiencia. Hacerme oidos sordos me va a costar, pero es la solución a ser feliz a mi manera y con mi peque y mi pareja, sea dando saltos de alegría a todas horas o sólo de tanto en tanto… En efecto, la imagen que nos han vendido de la maternidad es más que ficticia y, si para alcanzar esa imagen a ojos de todos tengo que negarme a mí y a mis dudas y emociones como persona…pues mucho me temo que habrá que ir comiendo mucho ajo porque no lo pienso hacer.
    Seamos fieles a nosotras mismas y fuertes, pues estamos en boca de todas aquellas buenasmadres de generaciones pasadas que envidian/critican nuestra independecia y descaro… y eso, es estar lo más cerca de la felicidad con nosotras mismas a pesar de o gracias a ser madres…

    1. Natalia, me identifico al 100% con tu caso. Ojalá hubiera conocido a las malasmadres cuando nació mi buenhijo y la culpabilidad no me dejaba ser feliz ni un nanosegundo. Ahora voy callando las voces como puedo, con vuestra sin duda, pero lo que más culpable me hace sentir es ver a mi hijo apenas dos horas al día. Me imagino sus pensamientos hacía mí y me hacen trizas y cuando hay viajes por trabajo, la culpabilidad de no dormir cerca de él me mata. En mi primer viaje de trabajo después de ser madre sufrí un ataque de ansiedad y todo por separarme de él. Ávida de conocimiento sobre cuán malo sería alejarme de él unos días cayó en mis manos un articulo de un pediatra que sugería casi traumas para el buenhijo y me sentí tan malamadrisima que no pude controlar mis pensamientos. Las corrientes de crianza natural han hecho mucho daño a mi sentimiento de culpabilidad, y a vosotras?

      1. Hola Nika, agradezco muchísimo tu comentario. Hablas de ansiedad, que es mi compañera inseparable desde hace algunos años, pero que tengo más o menos a raya después de 3 años de terapia y un año y medio de medicación…más muchas inspiraciones y expiraciones diarias,jajajajajaj
        No creo que sea tanto la crianza natural como la propia presión que nosotras mismas nos ponemos (claro está que la sociedad y las buenasabuelas no nos lo ponen fácil). Dices que sólo pasas 2 horas al día con tu buenhijo…yo paso la mañana y cuando llego de trabajar ya está dormido. Ahora porque sólo tiene 9 meses, pero llegará el momento en que vaya al cole y apenas lo vea. Sufro por ello y aún quedan dos años… Mira, creo que lo importante no es la cantidad de horas que pases con él, sino la calidad. Si esas dos horas lo disfrutas (no hace falta que te pongas metas ni que quieras enseñarle, educarle, corregirle todo lo que durante el día no puedas. Simplemente disfrútalo, quiérelo) será beneficioso para él y también para ti. Piensa que todo lo que te beneficia a ti, indirectamente también lo hará con él porque no hay nada mejor que tener una mamá realizada y feliz, créeme.
        Muchos ánimos Nika, dejemos de sentirnos culpables por todo y sobre todo por lo que piense el resto del mundo. Somos fuertes y vamos a poder encontrar la manera de disfrutar a tope a nuestros buenoshijos, ya lo verás! Un abrazo.

        1. Hola chicas! Como madre de una niña de 4 años habiendo pasado por lo que habláis del tema de año ansiedad por querer estar con ellos y no poder,por trabajo, os comentó: actualmente os puedo aconsejar sobre las prioridades de la vida, todo lo que nos pasa hace que las emociones surjan y hacen que nos sintamos mal, con ansiedad, pero tenemos que valorar que el trabajo es importante en los tiempos que vivimos y más si encima te gusta ( como es mi caso), pero mi comentario venía por la ansiedad, que ahora es un síntoma que yo también tengo pero por algo mucho más grave, os explico: me separé y por cosas que me comentó mi hija tuve que denunciar al padre de mi hija y estoy con juicios por el medio y me quieren quitar a mi hija… Os puedo asegurar, que ahora si que tengo ansiedad, es muy duro, pero gracias a un grupo de madres que están pasando por lo mismo que yo, lo llevo mejor, nuestros hijos están desprotegidos en esta sociedad y nadie lo sabe, estamos viviendo una lucha contra corriente,ya que los jueces y fiscales e instituciones públicas,dicen que las madres somos las que manipulamos a los niños.. Asi que os dejo a vuestra opinión valorar las prioridades de la vida y que superéis todas las épocas que hay que pasar con nuestros peques que son preciosas, contemplando que la vida se compone también del trabajo y de vuestra vida personal como mujer… Eso es importantísimo para superar todos los problemas de la vida… Besos a todas….

  43. Ser monoparental es más difícil que no tener niño, es una acoso interminable de cuando viene el siguiente. Te dicen que solo se encontrará tu hijo sin un hermano. A veces pienso que quiero tener otro hijo para ahora se todo lo que conlleva y creo que es más la tonta idea de que no pueda tener un hermano no debe ser suficiente para otra vez ser madre.

  44. Es muy duro ser monoparental asi que como madre y perdona tienes que pensar en ti, si no tienes ayuda y económicamente te es difícil la situación, es mejor no sacrificar tu vida para pasar calamidades… La vida ya es difícil y complicada y no es ser egoísta, es ser realista, no nos tenemos que sentir mal.
    Besos a todas!

  45. me ha encantado el articulo, ha expresado perfectamente muchas cosas que me platee en su momento cuando ‘trabajaba en casa’ y q me planteo de cara a otras #malasmadres. Como mis embarazos y peques han sido estupendos yo siempre aconsejo el segundo pero ultimamente no aconsejo nada es como el correr me sienta tan bien que creo que atodo el mundo le debe de sentar igual de bien jajaja. De todas formas no juzgo ni a quien tiene 1 ni 3 ni 4 #buenoshijos.
    Gracias por el articulo again¡ me ha encantado¡¡

  46. Cuando les castigo o grito por alguna tontería, sólo por que el cansancio me puede y la paciencia no ha hecho acto de presencia en el momento que debería, ahí me siento tremendamente culpable

  47. Muy buen post y buenas reflexiones.
    Por supuesto que en los espacios de tiempo reservados para mi no suelo pensar en mis hijos sino en disfrutar plenamente, en recargar las baterías y volver después mas feliz y con mucho mas qudar y compartir!

  48. Se me cortó el comentario así que sigo aquí.
    Siguiendo el refranero popular “de donde no hay no se puede sacar” y añado ni dar. Estimo que ser madre es aportar a tus hijos el cuidado que necesitan pero también tu visión del mundo, tu alegría, tu pasión. Pero eso necesita cuidados, necesita tiempo para si misma
    Y quien establece las escalas de buenmadrismo
    Cuando es suficiente y quien lo decide
    Menos juzgar y mas vivir

  49. Lo que nos faltaba a las madres es el sentimiento de culpa. Desde que tienes tu primer hijo te enrolas en una ocupación de 24 horas y 365 días al año. Atentas a alimentar, vestir, llevar, traer, limpiar, organizar, divertir y lo mas dificil: educar.
    No lo neguemos: es agotador.
    Quién no ha pensado “qué ganas tengo de volver a trabajar” “¡¡Necesito ser algo más que madre!! Basta de buscar la perfeccion y amargarse. El papel de madre tradicional es insufrible. La logica sustenta que una verdadera buena madre no es una resignada a la alienación si no una malamadre feliz con lo que es y con lo que hace.

  50. Muy buen post… La verdad me siento igual… Cada situación genera un temor diferente… Y también me pasa que no se si quisiera tener otro bebé… Me imagino que cuando ya no recuerde estos días de trasnocho lo meditare… Gracias por el dato del libro… Y saludos de una malamadre Colombiana 🙂

  51. Yo echo de menos saber meterla en vereda yo sola,pero la pobre me dice que solo estoy con el ordenador con el Blog,estamos en un toma y daca,pero se que las dos semanas que quedan la echare de menos

  52. Hola a todas,
    me siento megamalamadre porque he cogido dos trabajos cuando esto practicamnete recien parida.Sip mi buenahija tiene apenas dos meses y que hago yo pues sip pirarmela a trabajar ya.Empiezo el dia 1.
    Ya cogi mi maternidad anticipada en el curro anterior para que casaran las fechas.Acabo mi baja de maternidad el dia 31 y empiezo en dos curros nuevos el dia 1.
    Por si fuera poco estoy haciendo otra carrera más a distancia con lo que el tiempo de disfrute con mi peque va a ser bien escaso.
    Me declaro malamadre, culpable a intervealos irregulares(especialmente cuando viene la buenaabuela y me dice que no ne preocupe que ella jugará mucho con ella, mierda mierda mierda).
    Así que mientras me las arreglo para luchar contra la bipolaridad, también me las arreglo para combinar teta con leche congelada-leche de formula(sera mas leche de formula lo veo venir porque no puedo más con el sacaleches del demonio).
    Mil besets a todas y feliz volver a empezar a las que tb empezais a currar ya.

  53. Las sombras de la maternidad… Yo tengo miedo de tomar la decisión de sacrificar mi carrera profesional por pasar más tiempo con mis hijas y hacerlo fatal, es decir, ser contraproducente… Lo he probado unos meses mientras estaba embarazada de la segunda (ahora tiene 3 meses) y con la mayor (7 años) me ha traído muchos disgustos, peleas, ir corriendo a todos lados (a sus actividades, sus deberes, su baño, sus cumples…) un estrés aún mayor que el de estar fuera trabajando y llegar y ponerme con ella…
    Pienso si no es mejor para ellas eso de llegar a las siete y media y poner el piloto automático repasó deberes-baño-cena-dormir… Es como si tuvieras que hacer lo mismo, pero en vez de dedicarle 8 horas, lo tuvieras que hacer en 2. En el fondo sé que no, que el tiempo con ellas es un regalo.

  54. Yo no tengo hijos, ni quiero tenerlos a pesar de que la sociedad se empeñe en que “ya querré” o me miren raro porque toda mujer debe querer ser madre “¿qué sentido tiene mi vida entonces?”. De modo que mi opinión aquí es como hija. Creo que es beneficioso para los hijos que sus madres sean personas, no solo madres. Personas con aficiones, con inquietudes, con amistades y con vida más allá de nosotros. Porque es verdad que de pequeños, los niños reclaman mucha atención, (también es verdad que pueden convertirse en yonkis de atención y nunca tengan suficiente) pero a medida que crecen van necesitando encontrar sus propios caminos, y en ese momento, tener una madre absolutamente entregada, que no haya tenido más vida en los últimos 20 años que dedicártela a ti, no creo que sea muy beneficioso.
    El otro día leía en facebook algo así como “la mejor herencia que una madre puede dejarle a su hija es haberse sanado como mujer” y creo que ahí está la clave. Desarrollarnos como personas, más allá de los dictados de una sociedad aun machista, lejos de ser egoísta, beneficia a quien comparte la vida con nosotras, y a nosotras mismas.
    Además, una cosa que me da mucha rabia es que normalmente se considera a un hombre “Padrazo” por cualquier cosa, y a una mujer “mala madre” por cualquier cosa.
    Los parques infantiles están llenos de mujeres, y ocasionalmente algún hombre. La reacción habitual al juzgar a este hombre es ¡qué padrazo!, pero el resto de mujeres que se pasan ahí tarde tras tarde acompañando a sus churumbeles, simplemente son madres que están haciendo lo que tienen que hacer.

  55. Soy MAS MADRE QUE NADIE,de las cluecas,de las de las frutas frescas cuando llega del colegio…y de las profesionales, de las que estudiaron, trabajaron,dejaron de trabajar por no poder conciliar y de las que intenta encontrar de nuevo un camino profesional. De las que engordaron,lloraron,de las que les gustaría tener un vestidor enooorme y una buena espalda que soportara tacones de 15 cms..en finss…De las que se sienten culpables 24 horas al día haga lo que haga…y de las que no se siente culpable cuando se queda sola en el sofá (pero sola,sola),en silencio,con un buen trozo de chocolate o cuando se escapa con el buenpadre o las malasamigas a tomarse un par (o seis) cervecitas frescas….
    Total,que ahí andamos,en la lucha,jajajaja…
    http://meriodemarypoppins.blogspot.com.es/

  56. Pues yo muchas pero muchas veces me siento así … Una de las últimas fue que fuimos a una boda y por suerte mi cuñada y su novio estaban en Madrid de visita unos días , total que el buenpadre quería llevar al buenhijo un rato porque había amistades que no veíamos hace meses o años y que el quería que vieran al pequeño, total que desde que llegamos el buenhijo de un humor y de un rebelde total …el aparitivo de la boda comenzó con mariachis pues ni eso nos dejo disfrutar , total que en menos de lo que esperábamos llamamos a mi cuñada para que fuera ya por el y se lo llevara . Lo peor que todo el mundo ws nos quedaba mirando como diciendo estos no quieren a su hijo
    Cuando se lo llevaron casi los dls hicimos una fiesta que nadie entendía .. Nos dimos cuenta por su cara y después yo un ratillo me sentí culpable , pero sólo un Pelin jejw

  57. Pues yo me siento culpable muchas muchas veces y casi a diario… una de las últimas fue que tuvimos una boda y el buenpadre se empeño a llevar al hijo porque quería que amistades lo vieran, por suerte ese finde mi cuñada estaba de visita en Madrid en casa,(ella desde un principio decía de dejarle al peque) Total que desde el minuto 1 el buehijo estaba de un humor de pocos amigos y de poca boda… rebelde, chillon, de todo. El aperitivo de la boda era con unos mariachis.. pues no nos dejo disfrutar ni un momento, y el buenpadre y yo casi tirandonos de los pelos, al final en cuanto pudimos llamamos a mi cuñada para pedirle que pasara por el buenhijo….
    Y cuando se fue hicimos una fiesta impresionante y tuvimos la mirada de otros como pensando lo peor de nosotros.. pero a nosotros no nos importo mucho, después si que me sentí culpable, pero la pasamos genial, yo baile mas de 5 horas seguidas jejee, como hace mucho no lo hacia ..

  58. Qué bien, gracias por existir.
    Siempre me he sentido malamadre,os debo llevar a la mayoría de vosotras unos 20 años, yo rondo los 50 y mi experiencia como madre culpable no se ha extinguido… hace años que por motivos de salud no trabajo y soy ama de casa al 100% de mi tiempo pero sólo hasta las 3 de la tarde…
    A vuestra edad me sentia mala madre por gruñona y gritona, por ser poco tolerante con las debilidades y fallos de la buenahija, por hablar abiertamente de sus defectos, por desear que le pusieran ceros a mansalva a ver si así espabilaba, por ser intolerante con su vaguería innata, por desesperarme por su falta de espíritu de sacrificio, por pensar más en sus defectos que en sus virtudes, por saber que a pesar de todos nuestros esfuerzos ella va a ser quien es porque ya nació con su personalidad y que como madres-padres podemos hacer lo que podemos y no lo que querríamos…
    Ella es así desde su infancia y sigue siendo así con sus 22 años… y yo me sigo considerando muy malamadre porque no puedo pensar sólo en su vis de buenahija….lo leal que es, lo bien educada que está, lo bien amueblada que tiene la cabeza, lo poco que van a poder manipularle, lo claro que lo tiene todo, lo que se hace respetar, su empatía innata…
    Me siento culpable por sus defectos, me culpo de ellos , me culpo por no hablar casi nunca de sus virtudes, sin embargo me siento orgullosa de mí misma por saber ver ambas cosas y no como las buenasmadres que me rodean que sólo ven lo bueno de sus buenoshijos , decidme por favor que no soy la única que se siente así.

  59. He aquí el producto de una verdadera MALA MADRE. Rondando los 40, puedo decir que no he podido tener un ejemplo peor.
    Mi madre, esa mujer que por algún fin egoísta me engendró, quizá para que en su vejez cuidara alguien de ella, como se hacía antaño; o porque “era lo que había que hacer”..
    Una madre (junto al padre) que lo único que realmente sí ofrecieron fue lo fácil: lo material; lo que según ellos, y que no pongo en duda; no tuvieron en su infancia.
    Soy una hija de UNA MALA MADRE, que nunca jugó con ella, que antepuso el trabajo SIEMPRE a pasar un rato con su hija.
    Una MALA MADRE que tenía prácticamente organizada la vida de su hija. Una MALA MADRE que volcó sus frustraciones y sus metas no conseguidas en su hija. Una MALA MADRE que no protegió a su hija de los pederastas, argumentando que: “en su pueblo era normal” o “lo hice para que no fueras señalada”, una MALA MADRE que hizo del sexo un tabú en su hija y de las consecuencias de los traumas de su infancia, su trauma personal, una verguenza para ella y para su burbuja social…
    Puedo seguir escribiendo líneas.. sobre mi MALA MADRE.. Estoy casi segura que vosotras seréis mucho mejores!
    Yo siempre tuve claro que era una experiencia que no necesitaba vivir (la maternidad, pero vosotras, si realmente lo habéis decidido, sólo os digo un humilde consejo desde la parte de HIJA MALTRATADA y que lleva a sus espaldas una pesada mochila de dolor.. Intentad conocer a vuestr@ hij@, no hay nadie igual en el mundo a ese nuevo ser, y sobre todo, no juzgarlo por favor, solamente intentad entenderlo.
    Gracias.

  60. Yo me siento mala madre por estar dudando si irme o no de viaje con mi marido a un viaje que nos ha tocado y no podemos llevar menores, solo son 4 días, pero me puede la culpa y la pena de separarme de ella y no se que hacer ;-(

  61. “Mala Madre” es aquella que hace mal a su hijo, ninguna de las mujeres que conozco actúan ni piensan así. Yo me siento mala madre por no poder dar a mi hija lo que necesita, que es no vivir con el “agresor de su vida” su mismo padre. Las instituciones públicas castigan a la madre de mi hija, que soy yo, y facilitan la vida y defienden a su agresor. Por ello me siento mala madre, por no poder ayudar y gritar bien fuerte lo que mi hija lleva casi 4 años sufriendo. Y a nadie le importa. Se me impide llevarla a un psicólogo y se me impide hacerlo público, las amenazas de las autoridades de quitarme a mi hija son claras y contundentes, y yo no tengo ninguna bipolaridad, sino ya no tendría a mi hija a mi lado, y por ello voy a seguir luchando para que se haga justicia y los hijos del futuro no sufran lo que mi hija está sufriendo. La asociación que me ayuda es http://www.simicat.org, si conocéis más madres como yo, nos podremos poner todas en contacto. La unión hace la fuerza, y si no nos ayudamos, nunca se conseguirá que escuchen la VOZ a nuestros hijos. Gracias a todas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más