¿Qué quieres encontrar?

64
Y tú, ¿cómo concilias? #yoconcilio

Y tú, ¿cómo concilias? #yoconcilio

CMM_quienessomos_01

Quedan dos semanas para volver al trabajo y Julia no coge el chupete, aún menos el biberón después de meses de lactancia materna. Pruebas todo, pero no hay manera. Y llega el día y la niña se queda sin comer durante tres días interminables mientras tú, alejada de casa, sientes su llanto en la distancia, que te oprime el pecho. Pero por fin coge el biberón y separas, como se espera de ti, la maternidad del trabajo. Nadie te pregunta qué tal te encuentras. Porque a nadie le importa que hayas sido madre. Y tú escondes tus ojeras, metes en un cajón tus sentimientos y disfrutas de tu trabajo. Porque no quieres renunciar a lo que te ha costado tantos años. Porque no quieres renunciar a lo que te apasiona y porque te gusta, disfrutas y lo necesitas, en todos los sentidos. Pero te sientes mal. Porque algo va mal.

Son las 18:00 horas de un día cualquiera. Tenía que haber salido hace 30 minutos. El corazón se acelera y no puedes dejar de mirar el reloj. ¿Y si no llego a tiempo? Por fin, a las 18:05 minutos consigo levantarme y escaparme de la reunión más importante del mundo (todas lo son), de puntillas, sigilosa, haciéndome la invisible, pero de repente todos giran la cabeza cuando abro la puerta, mientras escucho: “¿ya te vas? Sólo 5 minutos, que ya vamos a acabar”. No respondo. Salgo y fuera respiro profundo. Comienza la carrera. Llego la última al “ratito después”. Cojo a mi pequeña en brazos y las lágrimas me inundan el rostro. Otra vez he fallado. La culpa se apodera de mí. “¿Para qué eres madre si trabajas tanto?”, retumba en mi cerebro. Me siento #malamadre. Pero no hay tiempo para lamentos. Mañana salgo a mi hora, ¡seguro!

Son las 20:00 horas de una tarde de invierno. Hace dos horas que mandé un mensaje a la chica que cuida de la niña: “llego un poco más tarde”. El mundo se acaba, según me han hecho saber. “Hay que mandarlo hoy, no puede ser mañana. El cliente está cabreado”. Visualizo mi huida y siento la libertad de decidir, pero no tengo fuerzas, no puedo hacerlo y a las 20:30 salgo corriendo sin decir adiós. Las alas no se despliegan. Así que abatida cojo un taxi para arañar esos minutos y llegar a casa, pero ya está dormida.

Son las 8:00 de la mañana. Me despierto con una pierna clavada en la espalda. No recuerdo si hemos dormido algo o no. ¡Bienvenido virus! Hay que llevar a la niña al médico. ¿Cómo me voy a ir a trabajar así? Me llaman sin darme tiempo ni para pensar: “dónde estás? La reunión empieza en 10 minutos”. “No te preocupes, que yo me quedo”, me dice el buenpadre. Y me marcho con la tranquilidad de saber que hoy uno de los dos ha podido conciliar.

Pero llega el día en el que te sientes desbordada, en el que no puedes más, en el que estás harta de luchar por conciliar, en el que te das cuenta que estás haciendo mal las dos cosas porque tu vida y tu trabajo están tan mezclados. Y saltas al vacío. Y lloras y te enfadas con el mundo. Y tienes miedo. Pero emprendes para conciliar. Porque ahora entra en tu vida algo tan simple y tan difícil de explicar en esta sociedad: flexibilidad.

Conciliar no es trabajar con los buenoshijos. Conciliar es compatibilizar la vida personal/familiar con la profesional, es tener flexibilidad y tiempo para poder dedicarlo a nuestros hijos, a nuestra familia y a nuestra vida personal. No tener que renunciar a trabajar por ver crecer a nuestros hijos. No tener que renunciar a ver crecer a nuestros hijos por un trabajo. Dejé un trabajo porque era imposible conciliar. Emprendí para poder hacerlo. He trabajado con Carla durante meses (con ayuda por supuesto para poder avanzar, para poder apagar fuegos o ir a reuniones), me he presentado en reuniones con ella y hasta en una entrega de premios y he sido el centro de las miradas. Hay que dar visibilidad para que se normalice. Para que los niños sean bienvenidos en esta sociedad. Crear medidas para elegir y no tener que renunciar.

Por eso la imagen de ayer: Carolina Bescansa con su bebé en el Congreso nos parece un símbolo que pone sobre la mesa el debate de la conciliación, haciendo visible el problema que sufren el 80% de madres trabajadoras. Y ahora toca ponerse manos a la obra para conseguir que ese gesto, como tantos otros, se materialicen. Tenemos que estar unidas. Porque uno hace ruido. Pero muchos podemos cambiar el mundo.

No es cuestión de colores ni de partidos, es un problema social. No se trata de si lo ha hecho bien o mal. Se trata de concienciar. De que alcemos la voz por un cambio. De que la conciliación esté ahí. De que nuestra lucha sea visible.

Luego está la realidad de todas las madres profesionales que conciliamos como podemos, como nos dejan o como queremos. Que tenemos claro que trabajar con los buenoshijos no es conciliar. Que tenemos claro que cuidar a los buenoshijos mientras contestamos a un cliente no es conciliar. Pero que lo hacemos como mejor sabemos porque a veces, no todo es tan fácil como dejar a tu hija en la guardería o con una cuidadora. Porque la vida está llena de imprevistos. Porque a veces no hay opción. Y ojalá algún día estas imágenes no tengan que llamar la atención, no tengan que sorprender, ofender o provocar críticas. Porque no sea necesario. Porque conciliar sea una realidad, tanto para nosotras (madres) como para ellos (padres) porque la conciliación es una lucha de todos: padres, madres, hermanos, tíos, mujeres, hombres, etc en pro de un equilibro real de la vida personal y la profesional.

Mientras eso llega #yonorenuncio #yoconcilio

Captura de pantalla 2016-01-13 a las 22.19.05

Y tú, ¿cómo concilias?

Esta vez no queremos que nos cuentes cómo concilias, sino que nos lo enseñes. 

Que compartas esa foto que muestra tu manera de conciliar, tu manera de luchar por no caer en la renuncia. Porque no vamos a desistir. ¡Gracias por vuestro apoyo y gracias porque una hace ruido, pero muchas podemos cambiar el mundo!
Sube tu foto con el hashtag #yoconcilio a Facebook, twitter o instagram o mándanosla a hola@clubdemalasmadres.com
Gracias en especial a Rebeca de Torres, colaboradora y amiga, que ayer me mandó esta foto y tuvo la genial idea de que hoy hagamos visible todas cómo conciliamos.
IMG_6161

Han comentado...

  1. Buenos días malasmadres, estoy de acuerdo con que hay que mostrar el problema de la conciliación pero lo de ayer en el congreso no me pareció la manera más adecuada. Yo tengo la “suerte” de no haber tenido problemas en reducirme la jornada y suele ser bastante flexible si algún día necesito quedarme trabajando desde casa o salir antes. Los “peros”, llevo los últimos 6 años sin subida de puesto ni sueldo, y en proyectos no “vales” por tu jornada.
    Quizá es que soy muy mala madre pero la jornada del congreso y la existencia de guardería no hacían necesario que un bebé de meses sufriera ese estrés, un bebé tan pequeño con el cambio de rutinas lo pasa mal así que como para imaginarse cómo lo pasó ayer. Esa madre pudo haber llevado una foto o incluso un muñeco y explicar que ella ha podido dejarlo en una guardería pero que no todas las mujeres pueden hacerlo. Utilizar a los niños como arma política no me gusta.
    Gracias.

    1. Hola Miriam. Desgraciadamente no todas tienen tu “suerte” de poder renunciar a subidas de sueldo y promoción para tener flexibilidad de horarios.
      He podido llevarme a mi hija al trabajo cuando era un bebé porque lo hacía en una empresa familiar. Aún teniendo la guardería a cinco minutos y con la flexibilidad que da trabajar con tu familia, no la llevé hasta el año y medio. No cambiaría eso por nada. Opino que es mucho más estresante para un bebé quedarse en un lugar desconocido con gente que extraña que estar con su madre en cualquier parte. Es evidente que no en todas las profesiones esto es posible, y por eso está bien que haya guarderías en los lugares de trabajo. Pero creo que esconder nuestra maternidad en el ámbito profesional, y el esfuerzo que hacemos las mujeres para intentar no renunciar a nada no es la solución. Sonreír y concentrarte en una reunión cuando en realidad te estás lamentando por no poder darle el pecho a tu hij@ a esa hora, o renunciar a estar presente en ese importante acontecimiento laboral (todos lo son), y sentirte mal mientras amamantas a tu bebé. Esto sólo nos lleva a tu situación; ” Claro que puedes marcharte a atender a tu hijo, pero olvídate de participar en este proyecto. Olvídate de medrar”. No gracias. Los niñ@s no deberían barajarse en la escala de prioridades, ellos siempre son lo primero; Son el centro de nuestras vidas y el futuro de la sociedad que los esconde.
      Un saludo

    2. No puedo estar más de acuerdo contigo, Miriam. Más nos valdría que los políticos se pongan a currar antes de hacer sufir a un bebé de este modo. ¿Qué es conciliar? Llevarle al trabajo? pues no. A mi no me gusta que Carla pase 9 horas o más en la guardería, me gustaría no perder un riñón por reducirme la jornada y me gustaría no perder oportunidades profesionales por hacerlo. Solucionar estos temas, es aportar medidas medidas y no lo son llevar a un bebé al Congreso.

      1. Pero ya estamos otra vez con la “policía infantil”, quien puede decir que el nino esta peor con la madre porque el ambiente del congreso le hace sufrir que en la guardería? Como obtienes esa certeza? El nino no lloro durante toda la jornada y si todas creyésemos que nuestros hijos sufren en ambientes ruidosos nos condenaríamos a nosotras mismas a la nulidad social. Porque llevar al bebe a una cafetería, restaurante, etc con el fin de poder disfrutar de los amigos no creo que haya danado a ningún bebe nunca. Yo siempre he visto a madres con sus hijos encima y los ninos encantados y cuando el nino deja de pasarlo bien, pues la madre busca una solución y listo. Las madres nos llevamos la mayoria de contras, que mejor que llevarnos el pro de decidir cuando el nino esta mejor con nosotras.
        Todo el drama que se ha montado porque una mujer ha decidido que su hijo estaba mejor con ella que en una guardería demuestra que este tema: conciliación, maternindad y trabajo tienen aun mucho camino por andar.
        A pesar de la avalancha de criticas, de demagogia, del muy Simpsoniano “Quien va a pensar en los ninos!”, lo bueno que ha pasado ayer es que por fin estamos todos hablando de algo que no debería ser debate, sino obviedad: la maternidad como algo que no limita a quien no quiere.

        1. Gracias por todas las respuestas y opiniones. Mi opinión es esa porque creo que nuestra lucha se enfoca a la conciliación, no a que nos dejen ir con nuestros hijos al trabajo.

    3. Hola Miriam,
      No estoy de acuerdo contigo: para un niño de pecho de 4-5 meses es mucho más estresante quedarse en una guardería con una desconocida y un biberón que ir con su madre a donde sea. Me sorprende que las guarderías se sigan considerando meros “aparca-niños”. Los niños necesitan su periodo de adaptación, como todas las madres con hijos en guardería sabemos.
      Por otro lado, el congreso no es una oficina, es un órgano de representación de la sociedad y el lugar adecuado para despertar sensibilidades y debates. Así que bravo por esta diputada de Podemos (por cierto no soy votante de este partido). Si tuvierámos una baja maternal adecuada a los 6 meses de lactancia materna exclusiva, ella no tendría que ir a cuestas con su hijo, ni las demás con un sacaleches.
      Saludos.

  2. Hola! Yo estoy a medio camino de conseguir la reduccion…Hace com 3 semanas q lo plantee en la empresa de forma verbal y por escrito. A día de hoy, no tengo respuesta…sólo sé por un compañero que el horario que he propuesto l esgenera dudas…Os cuento como termina!!

  3. A mi tampoco me pareció la manera más adecuada de hacerlo. Eso ya lo hacía mi bisabuela, que se iba con sus hijos a cuestas al campo, para esto no hubiese hecho falta tantos años de lucha por la igualdad que, por otro lado, parece que ahora hemos dejado de lado, y si estas son las maneras que vamos a tener de resuperarla, mal vamos…
    Desde mi punto de vista el problema de la conciliación tiene 2 puntos críticos, que además son más culturas que de legislación: por un lado la ridiculez de los horarios de trabajo en España que te hacen terminar, como pronto, a las 8 de la tarde sin ningún sentido y, por otro, la falta real de distribución de responsabilidades en el cuidado de los hijos entre hombres y mujeres. Si hubiese sido un diputado el que se hubiese llevado a su bebé al trabajo, me hubiese parecido mucho más adecuado como símbolo.

    1. Ahi te doy la razon, es un problema mas cultural que de legislacion… Que pasaria si todos nos fueramos para casa a las 17.00? Y es mas solo se trabajara de lunes a viernes (pq los findes me gustaria conciliar y pasarlos con mi hija) pues eso que no… Que estamos acostumbrados a horarios de 6.00 a 22.00… Hosteleria… Grandes superficies… Y no podriamos irnos a casita todos a la misma hora y tener el mismo horario. Pq yo entiendo que conciliar no solo debe ser estar con tus hijos… Conciliar debe ser poder compartir un tiempo con tus hijos, con tu novio o con tus padres… Pq los solteros o casados sin hijos tienen el mismo derecho y disfrute de su tiempo libre. España esta a años luz de otros paises.

    2. Hola Ana,
      Sería un gran símbolo para la sociedad que un diputado llevará a su bebé de 5 meses, pero al bebé no le serviría para nada porque LOS HOMBRES NO TIENEN TETAS. La igualdad es una cosa y la biología es otra. Igualdad de oportunidades, por supuesto, pero ,por favor, los niños con sus madres al menos los 6 primeros meses, que es un periodo ridículo para interferir en toda una carrera profesional.
      Saludos.

  4. Yo estoy de acuerdo con Miriam, creo que lo debería haber hecho de otra manera…más que nada porque muchas de nosotras (por no decir casi todas…) no podemos presentarnos con nuestros hijos en el trabajo…

    1. No podemos, porque la sociedad nos condena si lo hacemos. Yo vivo en el extranjero y cuando alguien (hombre o mujer) tiene una situacion particular pues los ninos estan ahi, esperando que el padre o madre termine algo. En mi empresa tenemos zonas de descanso con juegos, que vienen fenomenal para estos casos y trabajar desde casa es muy habitual para las madres cuando los ninos estan enfermos.
      Si sabemos que el horario espanol no ayuda a las familias, si sabemos que no se concilia, si queremos que esto cambie, pero cuando alguien hace algo para visibilizarlo le saltamos al cuello, pues…
      Podemos estar mas o menos de acuerdo con el gesto, pero todos y todas deberiamos unirnos para que no hagan falta gestos, sino cambios.

  5. Casi con una lagrimilla. Es tal cual. Tener que hacer las dos cosas y saber que tu bebé necesita que estés con el, y tener que irte a trabajar…es duro, demasiado. En realidad para ambos. Los niños necesitan a su madre, especialmente al principio para desarrollar un apego seguro y un buen equilibrio emocional. El día que haya conciencia social de esto, será más fácil llevarlo a cabo. Yo no renuncio a ver crecer a mis hijas.

  6. GENIAL la idea, yo lo pensaba ayer:” Teníamos que sacarnos fotos todas Y TODOS de como lo hacemos, como los virales esos de los médicos que duermen, o cualquier otro….”
    En mi caso particular…bueno, no tuve opción a conciliar, me echaron antes. Me quedo con lo positivo que esa situación ha creado….
    Pero a veces pienso:”Me voy a buscar un trabajo sólo por perderos de vista!!”
    #malamadretotal

  7. Me ha encantado el post Laura!! Tus palabras me han puesto la piel de gallina al recordar los primeros meses de mi bebé, la responsabilidad, el tiempo, la entrega, la culpa… Son palabras que resuenan todavía en mi cabeza como si fuera hoy, palabras que han adquirido un significado diferente para mi desde que soy madre…
    Trabajo, si por su puesto, y me encanta! Pero no estoy dispuesta a perderme el ver crecer a mis hijos. Enhorabuena una vez más por el club y por vuestro trabajo!!!

  8. Hola
    No siempre el fin justifica los medios y lo de ayer no es nada más que postureo, una nueva maniobra del partido morado que en nada nos beneficia a los padres. Si de verdad quiere conciliar y estar con su hijo, que hubiese propuestp votar desde casa o cualquier otra medida que realmente sea ejemplo de lo que buscamos.
    No pone ningún debate sobre la mesa, no contribuye a mejorar en nada la conciliación y a mi entender va en contra de los principios del club, en el que precisamente buscamos espacios para disfrutar de todas nuestras facetas.
    Lo siento, pero no puedo.compartir nada de esto
    Alicia

    1. Totalmente de acuerdo contigo Alicia. Yo tampoco voy a compartir esto. No me representa, ni a la gran mayoría de malasmadres de mi entorno.

  9. Estoy muy de acuerdo con el post pero más aún con el comentario de Miriam. Puro teatro, que a mí personalmente me cabreó por la situación que tuvo que vivir el bebé. No es que nosotras no podamos llevar a nuestros hijos al trabajo, es que además no queremos. Por lo menos yo no quiero (trabajo en un hospital, imagínate…) Claro que es difícil y que hay que avanzar mucho más, especialmente en ampliar la baja maternal. A mí se me parte el alma todas las mañanas cuando dejo al bebé en la guardería (soy muy afortunada porque mi empresa tiene guardaría) y llora. Todos los días igual. Yo también lloro al separarme de él pero mis lágrimas no se ven. Y nadie lo entiende. “Se tiene que acostumbrar” dicen todos…. Pero yo no quiero que se acostumbre a estar sin mí… Alá… ya estoy llorando otra vez…

    1. Trabajo en una área hospitalaria en obras, no me imagino llevándome a mi bebe al trabajo. No quiero eso. Quiero respeto por ser mujer, trabajadora y madre…

  10. Yo trabajo de 9 a 2 y de 4 a 7. Voy a mi casa a comer apenas una hora, ya que trabajo a las afueras. Podemos trabajar el buenpadre y yo gracias a los mil euros que tenemos que pagar cada mes a las dos mujeres que nos asisten. Y en verano, mucho más. No podemos ahorrar nada ni viajar ni nada de nada. Es una vida muy dura. Mi marido por la tarde trabaja de 5 a 9. A veces llega a casa cerca de las diez. Esa es la vida.

  11. A mi me pareció una excelente forma de llamar la atención sobre el problema de la conciliación. El bebé es suyo, y ella supongo que sopesó pros y contras, y decidió llevarlo. Respecto a lo que dicen por ahí de romper sus rutinas, lo mismo la rutina de ese crío era estar a esa hora con su madre y no en una guardería… En cuanto al estrés que soportó, no creo que fuera mayor que el estrés que soporta un bebé de ese tiempo cuando te lo llevas a una BBC (Boda-Bautizo-Comunión), porque pasa igualmente de mano en mano, y a nadie le parece que llevarse al bebé a un evento de ese tipo le vaya a perjudicar al crío…
    Yo tengo “suerte”: soy funcionaria (serlo me costó esfuerzo y tiempo de estudio más tiempo en destino alejada de mi ciudad natal, que además era donde trabajaba mi pareja, para poder formar una familia) y el tema de la conciliación lo tengo aprobado por decreto. Pero tengo una compañera que no tiene mi condición laboral cuya familia vive lejos, y la familia de su pareja puede ayudarla muy poco, por motivos de salud. Esta compañera, cuyo segundo buenhijo tiene una salud delicada y la guardería no le sienta nada bien, si hubiera podido, se lo hubiera traído alguna vez al trabajo, porque el chiquillo ha estado periodos de más de 1 mes sin pisar la guardería debido a su delicado estado de salud, y no le permitían teletrabajar, cuando sus actividades se lo permiten perfectamente.

    1. Creo que una buena idea a potenciar sería alargar las bajas maternales. En Suecia se vive de otra forma. Y fomentar el teletrabajo. En España casi no existe más que en grandes empresas de las ciudades más grandes. De todas formas, hemos avanzado mucho. Hace cuarenta años, la baja maternal de la mujer en España era de quince días. ¿Quién volvía a trabajar después de 15 días? Yo estuve 11 en el hospital. Habría dejado el trabajo, seguro.

      1. Yo también tuve complicaciones y volví a ingresar a los 10 días del parto, menos mal que mi pareja pudo juntar las vacaciones a los 15 días de baja paternal porque yo no habría podido hacerme cargo del niño cuando me dieron el alta.

  12. Hola, a mi lo de ayer tambien me parece bien y mal: BIEN porque pone el problema de la conciliación en el punto de mira y MAL porque el trabajo es para trabajar y eso es incompatible con llevar un bebé en brazos, os imaginais a un/a camarero, un/a cirujano, etc… ejerciendo su actividad laboral con un bebé en brazos? Creo que las bajas maternales y paternales son ridículas en este país y las posibilidades de conciliación escasas al menos en la práctica, pues implican una serie de hechos asociados que son intolerables: malas caras de jefes y compañeros, estancamiento laboral y salarial, etc; y además es difícil cambiarlo.
    En mi caso he optado por un parón laboral de 1 año (ayuda el hecho de que mi trabajo no me apasiona, tiene alto nivel de estrés y yo también necesitaba un descanso), después me reincorporaré y compatibilizaré la guarde, con los malosabuelos mientras el malpadre y yo estamos fuera de casa, intentando no sentirme culpable cuando se ponga malito y no pueda estar con él.

  13. Cuando son pequeños necesitas ayuda si trbajas fuera. Y una ayuda muy flexible para ocuparte de todo. Si tienes a una señora en casa nadie te la considera como si contratases un trabajador y pudieras desgravas o acceder a alguna ayuda en ese sentido por ejemplo. Al contrario se considera que la mujer se tiene que ocupar de todo y si no llega pues que se busque la vida y contrate de su exiguo sueldo a alguien. A veces pienso que en vez de madres tendríamos que ser “sociedades limitadas”, o alguna figura que este mundo patriarcal y capitalista valorarara.
    No hay suficientes apoyos sociales por parte de la administración (Dinero en efectivo, bajas pagadas por más tiempo guarderías en lugares de trabajo… como en otros paises. Ayudas por hijo, no por ser madre lo que también involucraría a los padres, y sólo por el hecho de tener que ocuparte los primeros años de de un niño , que son los más duros y costosos). Como funcionaria he tenido algo más de flexibilidad que en la empresa privada y al menos no he perdido mi trabajo como otras compeñeras, pero la Administración es masculina y hecha por y para hombres cuyas mujeres se quedan en casa. Mucho trabajo se podría hacer desde casa como teletrabajo y ni siquiera se contempla la opción.
    Yo he criado sola a mis dos hijas y me considero una supermujer, pero el precio es muy alto: Estoy agotada y machacada…con la penosa sensación de no haber sido realmente eficiente en ninguna de las cosas que hacía, y con la pena de no haber sabido trasmitir a mis hijas que debe haber otra manera de plantearse todo esto.

  14. Cómo concilio? Cómo muchas familias en este país, corriendo a todos los lados y con ayuda o no externa dependiendo de la independencia que busques. Creo que hay que ver mucho más allá de la portada, sí es cierto, no es un lugar para acudir con un bebé y creo que tampoco hay que llevar a los bebés a los trabajos (personalmente no puedo y no hubiera podido trabajar con mi hijo al lado). ¿Porqué no nos detenemos a pensar que los diputados (estos sres que tiene un sueldo de aproximadamente 4.000 € al mes) tienen una guardería en su lugar de trabajo por un importe de 150 €? ¿Cuántas empresas en este país poseen guardería? La conciliación pasa por unos horarios más adecuados a tod@s, al no presencialismo…
    Enhorabuena Rebeca por tu foto.
    Seguiremos luchando y gracias Laura & clubmalasmadres por ser el altavoz de todas y cada una de nosotras (y de los padres)

  15. Buenos días! Este tema últimamente me está tocando demasiado de lleno. Cuando tuve al buenhijo hace ya 4 años y medio, el buenpadre estaba destinado en Badajoz, tanto así que me puse de parto y cogí yo solita mi coche y me planté en el hospital. Todo apuntaba a que iba a ser una #malamadre de manual.
    Al mes de nacer, nos fuimos para allá como buena malafamilia y disfrutando de nuestro momento. Estando de baja maternal la empresa me llamó y tuve que volver un mes a Madrid para una auditoría que “sin mí” no podrían pasar. Todo esto sin haber abandonado la lactancia materna, con una mudanza de por medio y todavía más de 1 mes por disfrutar.
    Al año, el buenpadre se fue a trabajar a Perú, y ahí ya sí que me convertí en #malamadre total. Ya en Madrid y al estar yo sola la empresa me permitió conciliar teletrabajando desde casa 1 hora cuando acostaba al buenhijo, benditas ganas que tenía yo pero agradecida por darme la oportunidad. Así que en vez de 1 hora, trabajaba 2 o 3.
    Mi actual empresa tiene un horario que como decimos te atrapa, ya que la posibilidad de conciliación es total (bueno, dejándole a desayunos y una extraescolar pero si el buenhijo quiere ir a fútbol no seré yo la que se lo niegue!). Pero a la hora de plantearme un posible cambio laboral, como ayer comenté en FB, me pregunta por si tengo familia no para conocerme mejor si no porque es un puesto que requiere dedicarle total disponibilidad. ¿Es un puesto para ser esclavo?.
    En fin, menos paripés y más realidad.

  16. Yo pienso que es una privilegiada y si lo ha podido hacer ole por ella! Cuantas imágenes de diputados hay durmiendo en sala… Señal de que no pasa nada porque se lleve a su hijo allí ..un rato..tiene cinco meses señoras! La guardería no es su sitio..su sitio es estar con su madre..cuántos pediatras dicen que guarderías como mucho al año..dejarlo en la guardería supone semana si semana no de estar enfermo..y igualmente se queda en casa..da voz a una realidad..queremos bajas más largas! Mínimo seis meses! Está claro que si tuviera otro trabajo no lo hubiese llevado..o si fuera más mayor..pero se nos olvida que es un bebé de 5 meses! Más diputadas como ellas y dar voz a este problema !

  17. CONCILIAR????? es decir llevarte a tu bebé al trabajo se supone que es conciliar tu vida laboral con la familiar?????, lo suyo es que la baja maternal pudiera prolongarse al menos durante el primer año de vida del bebé, como mínimo, que es cuando más te necesitan, y poder disfrutar de tus hijos, no que tienes hijos para que los crien los abuelos ( si tienes la posibilidad) o los demás. Yo tengo dos bebés, entro a trabajar a las 9:00 y tengo que salir de casa a las 8:00, estoy deseando que se despierten los bebés ( sobre las 6:00) para que me pueda dar tiempo y al menos darles yo de comer esa toma, y ya no les veo hasta las siete de la tarde, ( y suerte que he conseguido salir una hora antes de trabajar) porque otra cosa igual, se supone que tienes tus derechos de lactancia y toda la historia, pero conforme estan las cosas cualquiera se los toma, y estaba yo embarazada de 37 semanas de gemelos y seguía en en trabajo. Y luego ves el paripé de ayer en el congreso.

    1. Totalmente de acuerdo contigo, Silvia. Conciliar no es llevarte el niño al trabajo. Además, en la inmensa mayoría de los trabajos, no puedes trabajar con un niño chico al lado. Es imposible. Y tampoco quiero traerles al trabajo, hay que tener un poco de independencia respecto a ellos. 24 horas con los niños todos los días tampoco es bueno para la madre. Ahora, eso sí, trabajos con horarios más flexibles y sobre todo, que se fomenten los contratos de trabajo con horario reducido, por ejemplo, de 6 horas en lugar de 8. Y que eso no esté mal visto, ni te discriminen por ello ni te den de lado a la hora de pensar en un ascenso. Sin esto, jamás llegará la igualdad.

  18. Hola a todas, no he podido evitar que se me salten las lágrimas, recordando todas las situaciones que he tenido que vivir con mis hijos pequeños, hace 15 años cuando no estábamos tan concienciados, ni se hablaba tanto de conciliación. Soy trabajadora autónoma y con la empresa a 100 km de mi domicilio, tantas carreras… cuando te llaman del colegio que el buenhijo tiene 40 de fiebre y tienes que dejarlo todo y salir corriendo, adelantando coches en un rally, y con ese sentido de culpabilidad latente en todo momento, de no ser una buena madre, de quedarte a medias, de no llegar.
    Muchas gracias por este espacio donde compartir lo que a muchas nos ocurre y no lo exteriorizamos por miedo a ser criticadas.
    Ojala yo hubiese tenido el sueldo de esa diputada y disponibilidad de guardería para dejar a mi hijo justo al lado de mi trabajo.
    Enhorabuena por el club y ánimo con los hijos pequeños.

    1. Gracias a ti, Paqui. Gracias a mujeres como tú, las que ahora tenemos hijos pequeños seguimos en la lucha y tenemos alguna mejora más respecto a vosotras. Es importante quitarse el sentimiento de culpa. Una vez hecho todo lo posible, ya no se puede uno estirar más y la culpa no ayuda, al contrario, hace que todo vaya peor. Hay que tener la conciencia tranquila, los hijos agradecerán tener a una madre trabajadora y luchadora.

  19. A mí me ha parecido genial, aunque solo sirva para abrir el debate, ya habrá merecido la pena!. No creo que sea postureo, creo que es una necesidad y que a TODAS las madres nos beneficia. Las que tenemos que dejar a nuestros bebés en otras manos, sabemos lo duro que es.En mi caso, yo no puedo conciliar…… guardería + abuelos es mi ecuación.

  20. Hola, yo empece a trabajar hace 15 días. Tengo la suerte de que el buenpadre trabaja de 7:00 a 15:00h. Así que yo como reducir la jornada no está bien visto aquí en la empresa, he podido modificar el horario. Madrugando un poco mas, tengo media hora mas a medio día. Como con mi nena, le doy el pecho y esperamos a que venga papi para cuidarla por la tarde. Eso si, yo a las 18.00h acabo y salgo pitando pase lo que pase…
    Es verdad que Bestanza no tenía necesidad de llevarse al bebe al Congreso y que tampoco es conciliar trabajar con tu hijo…pero también es verdad que ha generado debate…
    Enhorabuena por el club y un beso a todas.

  21. Buenas, solo queria puntualizar una cosa que a muchos se nos ha pasado por alto. A la salida del congreso lo que esta señora reivindicaba (con la cuidadora de su hijo esperandola) era la crianza con Apego, en ningun momento habló de conciliacion, de incentivar a pymes y empresas, etc… desde mi punto de vista mucho postureo.

  22. Hablamos de conciliacion… De reduccion de jornada… Mantener sueldos… Pero que es realmente conciliar??? Pq para cada 1 debe de tener un significado. Yo os digo como concilio y acepto ideas de como puedo mejorar mi situacion… Acepto propuestas de conciliacion a mi situacion laboral actual:
    Tengo un marido y una nena pequeña. Tengo una empresa. Me dedico a la hosteleria. Abrimos a las 6.00 y cerramos a las 23.00 (o mas).
    Puedo ser la cafeteria en la que cualquiera de vosotras entra a desayunar a primera hora o se toma una cañita antes de ir a buscar a los niños al cole. Tengo trabajadoras, la inmemsa mayoria madres de niños pequeños. Lo organice de tal manera que tienen jornadas continuas para la que no va a llevar a sus peques al cole lo puedan recoger. Me gusta que se vayan puntuales y si mis trabajos de gestion de la empresa me lo permite, no tengo ningun problema en ponerme detras de la barra y regalarles tiempo (dejandolas marchar un poco antes). Si se da el caso no me importa que sus peques esten en la cafeteria un rato.
    Creo que les doy facilidades…
    Pero y yo?? Mi marido y yo trabajamos en lo mismo con horarios maratonianos, para que si venis… Madrugais… Daros un buen servicio… Yo como concilio??? Que es para mi conciliar???
    Pues me conformo con levantar a mi hija y darle el desayuno… Con mis 30 minutos para comer pasarlos con ellos y que alguno de los 2 pueda bañarla, darle de cenar y acostarla. Quizas algun dia darle una sorpresa y recogerla o llevarla al parque.
    No tengo horarios. No existen fines de semana ni diferencias entre un martes y un domingo. Soy una cafeteria de las miles repartidas por ahi que siempre veis abiertas… A vuestro servicio… Podria ser un restaurante… Un hospital… O un ambulatorio… Una empresa de telemarketing… Bomberos… Policia… Reten de emergencias… Marineros… Azafatas de vuelo… En fin… Que hay veces que hasta me resulta simpatico y perdonarme de antemano leer las que pedis reduccion de jornada… Un horario laboral en especial… Poder pasar las tardes con los niños… Y hasta salir temprano para recoger a los niños…
    En fin, cualquier idea de conciliacion que no me suponga mas gastos de seguridad social y hacienda sera bienvenida.

  23. Los polític@s, lo que tienen que hacer es legislar, para que en los centros de trabajo, haya servicio de guarderías. Ejemplo, Centro Comercial….horario infinito….trabajadoras??? muchísimas…..pues con un servicio de guardería en el mismo centro de trabajo, si quieres continuar con la lactancia….yo el cafe me lo tomaría con mi niña en brazos mientras toma pecho….eso para mi seria conciliar, podrías dejar al bebe con tu mismo horario, no una hora antes….esto es aplicable a hospitales, grandes centros de oficinas…..
    Todo esto lo pienso yo, autónoma, trabajando en un pequeño comercio, en el que trabaje hasta el mismo dia de dar a luz y me incorpore a la semana, xq las cuentas no me salen y no da para mas…..por suerte tengo a los buenos abuelos, que son mis pies y mis manos…..Ya que con el horario del buenpadre es imposible conciliar….
    Entonces que una señora, con un salario como el suyo y con los medios que tiene a su alcance, haga lo que hizo ayer me parece puro postureo…..

    1. Y tu que estas en una situacion parecida a la mia… Que no nos podemos ni poner enfermas pq la palabra baja laboral se nos hace un mundo economicamemte hablando… Como hacemos??? Nadie se va a acordar de nosotras??? Es que no tenemos derecho a ser nosotras y no nuestros padres los que cuiden de nuestros hijos al igual que exigen el resto de trabajadores a nuestro cargo y por tanto con un contrato por cuenta ajena???
      Es que tenemos que escuchar aun por encima esto de… “sabias en lo que te metias”… “el tener un negocio es lo que tiene”… “no haberlo montado y buscarte otra cosa”… Que si todos hiciéramos asi no habria pymes ni comercios familiares, sin contar que gracias a mi esfuerzo, le estoy dando de comer a varias familias…
      No entiendo muchas posturas ni la politica actual de empleo.

  24. Aqui no puedo poner el video, pero de verdad escuchar sus declaraciones, lo primero que dice es que reivindica la crianza con apego, no habla de conciliar… es tremendo…

    1. Pues yo que pensaba que quería dar visibilidad al problema de la conciliación… No acabo de entender muy bien qué es eso de reivindicar la crianza con apego, y me explico: pienso que se deberían igualar los permisos por maternidad para hombres y mujeres, aunque sean 4 meses de nada, pero los mismos para todos. Así las empresas no se pensarían contratar mujeres, pues todo el mundo se ausentaría por paternidad/maternidad. El rollito de la crianza con apego creo que quiere tenernos metidas en casa con el niño enganchado a la teta durante tiempo indefinido… No creo que eso nos ayude a igualar nuestras condiciones a las de los hombres. Yo particularmente no querría ausentarme dos años de mi trabajo, aparte que pretender que a la vuelta este todo como lo el habíamos dejado es un poco ingenuo, la verdad…

  25. A mí me váis a perdonar. No me parece nada, pero nada bien.
    Conciliar no es llevarte a tu/tus hijos al trabajo, que mono resulta un bebé en brazos, pero y cuando son múltiples?, o cuando son tan seguidos que ni sabes la diferencia?,es que el de 2 años o el de 1 necesita menos a su madre?.Demasiado postureo, demasiado llamar la atención.
    El gesto simbólico es hacerlo desde tu casa, o levantarte en mitad de la sesión tan dignamente para ir a dar de mamar a tu hijo en un sitio cómodo para él, el gesto sería anunciar que modifica su jornada laboral por No renunciar….
    CONCILIAR no es una baja maternal hasta que los niños hagan la primera comunión, ni bajas desde que el predictor es positivo. NO.
    Conciliar es poder DECIDIR, DECIDIR sin ser juzgada por trabajar a los dos días o a los 20 años, poder ADAPTAR horarios,pero No solo durante el primer año de vida o el segundo….Qué pasa con los festivales? los partidos de futbol?, se nos olvida que hay quien trabaja sábados?…No, adaptar horario es adaptar al tipo de crianza elegido y a las necesidades de cada familia.
    Adaptar es olvidar el pasear carpetas, tacones, y estreses varios de reunión en reunión y tiro por que me toca, y poder adptarte a hacer las cosas desde tu casa, o desde donde se decida o se pueda en cada momento.
    CONCILIAR es permitir tanto a padres como madres poder pasar tiempo de calidad con sus hijos SIN MIEDO a sertirse juzgados si ellos deciden que sean 3 horas o si deciden que sean 15.
    Y, me váis a permitir una licencia Aún a riesgo de recibir una masacre on line. Los niños NO son lo primero, No me parece sano para un niño ni para sus padres que se renuncie a todo, pasear niños por oficinas, congresos hospitales me parece de chiste, que va ser lo siguiente? A nadie se le ocurre llevarlos a un cine o a una discoteca…aunque sea a la fiesta de empresa.
    Para que crezcan sanos, saludables, conscientes de la realidad y seguros creo que el modelo ha de ser otro, el de padres y madres seguros de sí mismos, contentos con su labor como padres y como profesionales. Que aprendan que el trabajo y el tiempo que se les dedica es valioso porque supone renuncias, porque renunciar a algunas cosas también es importante.
    Porque el ver a sus padres dedicar tiempo a su trabajo, estudio, lectura..etc también les ayuda a crecer, y nos ayuda a crecer a nosotros.
    Porque CONCILIAR ES ESO, es poder compartir, compaginar, adecuar y diversificar sin dejar de ser madres profesionales, ni dejar de ser profesionales con hijos.
    Porque la conciliación va más allá de las que tenemos churumbeles babeantes, las hay también con mayores a su cargo o con mil historias a las espaldas….

    1. Me ha encantado tu exposición y opino igual. Aunque me han llamado “policía infantil” por ahí arriba como ofensa, a mí me alaga pues es lo que hago para los míos.

  26. Conciliar no es llevar a tus hijos al trabajo. Y menos al Congreso: a ver qué tiene que ver el trabajo en el Congreso (ya sabemos el absentismo que hay……) con trabajar en Zara. “Llevar a tu hijo al trabajo” sería imposible para el 95% de las trabajadoras y motivo directo de despido.
    Conciliar es tener la posibilidad de reducir tu jornada a golpe de “ya” con beneficios evidentes: llámese ayudas económicas, llámese teletrabajo o llámese conciliación “a medida” de cada mujer.
    Por otra parte, a ver cuándo se hace una foto un papá en el Congreso con su adorable hijito.
    Sentidiño, por favor.

  27. la conciliación es sólo cosa de madres? entiéndase bien el bebé también tiene padre y parece que el peso del cuidado de los buenoshijos, casa, trabajo ….recae sobre nosotras y siempre con la espada de Damocles sobre nuestra cabeza renunciando a qué a trabajo, a nuestra vida, o peor a la de nuestros hijos, techos y techos de cristal que en vez de caer aparecen como por esporas…. yo no he podido estar más de 3 días de baja con mis hijos y sí el derecho lo tengo ya lo se …. pero la realidad de mi dia a día me lo impide así que nadie me de lecciones de conciliar con una guardería subvencionada por todos y que el resto nos tenemos que costear….. estoy cansada de tanto postureo … y más cuando leo que encima iba al congreso con la cuidadora del bebé …… Lo que tengo muy claro es que ella no es mejor madre que yo… respeto que cada una se organice como le dejen o puedan pero no hagamos de esto un espectáculo por favor que no deja de ser una privilegiada

  28. Creo que la polémica que se ha creado nos perjudica. Perjudica a las mujeres y hombres. Al final la opción de esta diputada es criticada y, por tanto, en vez de unir fuerzas lo que hace es eso, separarnos.
    Creo que debemos pensar que este hecho se ha convertido en un hecho histórico, pero no nuevo. Licia Ronzulli,eurodiputada, que lleva cuatro años llevando a su hija al Parlamento Europeo para reclamar conciliación.
    Hay muchas mujeres y hombres que no pueden elegir o eligen esta fórmula, pero lo importante es tener opciones y, hoy por hoy, la conciliación es un asunto pendiente de resolver y, además, con carácter urgente.
    Creo que debemos dejar un poco apartadas nuestras opiniones basadas en nuestra realidad particular y centrarnos en lo importante, en apoyar que se visibilice la conciliación de la vida personal, familiar y laboral y que esa visibilización suponga que la conciliación forme parte de la agenda política como tema prioritario.
    Realidades hay muchas y a mi ver las imagenes, me recuerda a una “emprendedora” que tiene una tienda de arreglos en mi barrio y tiene a su pequeña con ella porque tiene 5 meses.
    Mi realidad es otra, tengo reducción de jornada, horario de 8 a 15…, Es decir, soy una privilegiada.
    Vamos a unirnos, no caigamos en la trampa

  29. Estoy tan deacuerdo contigo con el tema de la conciliación. Jornadas interminables de trabajo y cuando salgo de la oficina, ya tengo al jefe llamándome al movil y le da igual que sea la hora del baño de mi hija, que la cena, que lo que sea. El llama y punto… De ahí empecé a trabajar en la sombra en una forma de emprender y ser mi propia jefa, despacito pero sin pausa, espero no llegar tarde para poder conseguirlo.
    Eres una campeona, me alegro muchísimo porque hayas podido hacer ealidad su sueño.
    Besitos!!

  30. Yo no voy a entrar en la polémica, ya que creo que solo un gesto, la conciliación no es llevarse a tu hijo al trabajo, no tiene sentido, lo que está claro es que no es un tema sencillo, a pesar de que se regule, de que haya leyes, la realidad luego es bien diferente. Puedes acogerte a todas las leyes que quieras para intentar conciliar, pero luego en tu empresa tendrás que sufrir las consecuencias. OS dejo mi reflexión al respecto: http://mamaenapuros.com/conciliacion-con-la-vida-familiar-utopia-o-realidad/ a ver si estáis de acuerdo

  31. Hola malamadrejefa! cómo siempre, me ha encantado el post. Ayer escribí yo también al respecto, como no podía ser de otra forma! A mi me parece bien lo que hizo, me da igual de qué color sea, de qué partido, es que eso es lo de menos. Se la critica porque es de Podemos, pero ¿qué más da eso?. CUALQUIER político debería estar al servicio de los ciudadanos, y si la falta de conciliación es un problema grave que afecta a tantas mujeres madres trabajadoras, eso debe verse reflejado. Exagerado? puro postureo? seguro, pero ha conseguido su propósito, que se hable de ello. Y mucho.
    En cualquier caso no creo que debamos entrar en criticarla como madre, y creer que sabemos qué es lo más conveniente para SU bebé. Como han dicho por ahí arriba, llevamos a nuestros bebés a bodas, bautizos y todo tipo de saraos familiares donde pasan de brazo en brazo, y eso no nos parece estresante para ellos. Que yo sepa no hay ninguna foto del bebé con una perra monumental ni llorando. Así como se pueden ver numerosas fotos en internet de la eurodiputada Licia Ronzulli que ha llevado durante años a su hija al parlamento europeo, y se la ve de lo más relajada (a la madre y a la hija).
    Comparto la idea de que deberían ser más los políticos (padres) los que llevasen a sus hijos al trabajo, pero a falta de pan… besos!

  32. No dejará de pesarme en el alma nunca los interminables lloros de mi hijo en la guardería. Al final renuncié porque no pude conciliar. Mil fotos de niños en mil sitios con sus madres y padres mientras trabajan para que nadie pase por lo que yo pasé. Especialmente los niños porque caía sobre ellos todo ese estrés mío y de su padre por no poder llegar a todo. Porque es imposible!!!!!!!

  33. Laura me ha encantado el post que has escrito. No lo podías haber dicho mejor está perfecto me he sentido muy identificada y estoy de acuerdo con todo lo que planteas .
    No entiendo porque tanta crítica a lo sucedido ayer en las cortes, me parece justamente que abre la puerta a hablar de una necesidad social que nos afecta a todos y sobre la que urge que se hagan cambios.
    Yo he llegado a presentarme en una entrevista de trabajo con mi hija pequeña cuando solo tenía 3 meses. Me parece algo hasta natural.
    Gracias por llevar a cabo esta lucha que has comenzado. Estoy segura de que se conseguirán grandes cosas y todas te debemos mucho .
    Un abrazo.

  34. Hola a tod@s, no soy muy dada a escribir en estos foros, pero en este caso no he podido aguantarme. Asi que a mi me surgen estas reflexiones:
    – Todas estamos de acuerdo en que hay que conciliar. ATENCION TODASSSSSSSSSSSSSSS!!! ¿cuantas veces podemos decir que TODO EL MUNDO esta de acuerdo en algo?
    – Esta claro que llevar a un niño al trabajo no es lo más óptimo, porque una cosa es un “momento excepcional” y otra trabajar de médico, en una línea de producción, en un supermercado o en una dirección de obra y tener alli a tu buenhij@, sería un absurdo, para todos, niños y padres.
    – Lo de ayer, fue sólo un, “ey, hay que hablar de esto”, otro tema será si lo pueden plantear mejor o peor, pero como decian por ahi, que hablen de algo aunque sea mal, ya es algo.
    – Y luego recordemos que no sólo hay que conciliar con tu hij@ de 6 meses en lactancia, tu hij@ de 6 años (por poner una cifra y un ejemplo) también necesita que tu estés ahi a la salida de su actividad extraescolar para contarte quien es “su mejor/peor amigo” o “que hay cumpleaños la semana que viene”. Y esta claro, que a tu niño de 6 años no te le vas a llevar al Congreso por la mañana.
    La conciliación va más allá de todo esto, es un cambio global, no sólo a nivel laboral. Tenemos que creernoslo y arriesgar.
    Animo a tod@s, que estamos TODASSSSSSSSSSSS de acuerdo.
    Un abrazote

  35. No estoy de acuerdo con lo que hizo ayer Carolina. Entiendo que lo hizo como gesto, porque por lo que se publica, tenía varias opciones, entre ellas dejar al niño con la niñera, que por otro lado llevaba y suele llevar, y que no era el primer día que estaba con el bebé. O emplear el voto telemático, que existe en el congreso, y votar desde casa. No entro en lo que debería haber hecho con su hijo, que eso es cosa suya, pero entiendo que todos asumimos que no lo llevó por necesidad, sino como gesto ante los medios que iban a estar presentes ayer. Y yo de mis representates no quiero fotos, quiero acciones, quiero que trabajen por conseguir la conciliación que todos queremos.
    Tengo dos niñas pequeñas, tanto su padre como yo trabajamos, y tenemos a la familia lejos. Cuando me reincorporé después de mi primera baja me reduje la jornada (gracias a dios me lo puedo permitir) y lucho día a día por salir a mi hora y por no llevarme trabajo a casa. Porque cuando estoy trabajando en casa no estoy atendiendo a mis hijas. Igual que cuando estoy atendiendo a mis hijas no estoy trabajando. Y por supuesto cuando estoy en el trabajo no estoy atendiendo a mis hijas.
    Yo en la empresa soy una trabajadora como otra persona cualquiera, que se dedica con profesionalidad y seriedad a trabajar en las horas que he acordado con mi empresa, con mayor o menor flexibilidad. No soy ni mejor ni peor que otros trabajadores por el hecho de ser mama. Por eso no me identifico con la imagen de ayer, y bajo mi punto de vista no nos beneficia a las madres trabajadoras.
    Dicho todo esto, me parece incredible todo lo que estáis hacienda por la conciliación en España, Laura, y te apoyo en todo lo que pueda!
    ¡Gracias!

  36. A mi me vais a perdonar pero lo de esta señora con el bebe fue patético por varias razones: la primera porque en su centro de trabajo tiene una guardería, cosa que la mayoría de familias no tenemos, la segunda porque la señora que le cuida a su hijo estaba en la puerta esperando a que el “paripe” llegara a su fin y la tercera porque llevarse a su hijo al trabajo no es conciliar. Mi pregunta es: donde estaba el padre de la criatura???? Porque no se lo llevo el a su trabajo???? Porque conciliar, tenemos que conciliar todos y no solo las madres. Lo que pasa es que lo que vendía era precisamente eso, esa foto con su bebé mientras le daba el pecho. Lo siento pero creo que conciliar no es eso, además de que ha utilizado a su hijo para que se hable de ella, sinceramente, no creo que esta mujer tenga ningún problema para conciliar.
    Un saludo a todas malasmadres!

  37. Si conciliar es llevarte a tu hijo al trabajo… Significa conciliar que debes simultáneamente atender a tu hijo y atender a tu trabajo? Conciliar significa una carga extra de exigencia de habilidades para mostrar en publico?
    Dejé mi trabajo como directora de oficina bancaria después de mi segundo hijo, después escuchar durante meses: tu ya no tienes tiempo para nuestras exigencias. Dejas de ser referente profesional por haber sido madre? o puedes tomar tiempo para darlo todo en tu maternidad, aprender a dedicar espacios exclusivos como trabajadora y madre donde el trabajo esté al servicio de nuestra faceta como madres que crían y educan a los ciudadanos del futuro?
    Para mi conciliar debería ser respetar la prioridad de la maternidad sobre las exigencias laborales, no obligarnos a estar a la altura personal y laboralmente obligandonos a elegir, a fingir y a utilizar a nuestros hijos.
    Como emprendedora, doy el 200% de mi con cada cliente. Y cuando anulo una reunión porque estoy con mis hijos enfermos o tengo que salir disparada al colegio porque se hayan caído, o llego tarde porque no se querían quedar ese día en el colegio y me demore en la despedida, nadie pone en duda mi profesionalidad porque el resultado de mi trabajo siempre esta ahí. En todo momento trato de hacer ver que un informe puede entregarse dos o tres días tarde. Consolar el llanto es inmediato. Pero qué ocurre con todas esas madres que trabajan declara al publico en un supermercado, en una empresa de limpieza, en la agricultura, conduciendo autobuses, como azafatas… Cómo concilian ellas?
    Gracias por tu reflexión Laura

  38. Desde que me levanté esta mañana, es el primer descanso que me tomo. Hoy he tenido suerte, porque he podido llevar a mis hijos al cole, esta mañana y porque ahora me he podido sentar un ratito. Soy cocinera, además de hacer mi trabajo en cocina, me toca limpiar y hacer trabajos que en teoría son de los camareros. Hoy voy a hacer unas 14 o 15 horas, aunque a veces, cuando hay bodas trabajo entre 20 y 24 horas. El buenpadre trabaja conmigo, con lo cual os podéis imaginar el tiempo que vemos a los buenoshijos. Sólo tenemos un día libre a la semana. La conciliación familiar en nuestro caso es inexistente. Tenemos suerte de que la buenatía está pendiente de los buenoshijos y de que gracias a la crisis vivimos en casa de los buenosabuelos que acuestan a los niños. A pesar de todas las horas que trabajamos, no nos estamos haciendo ricos, cobramos lo que nos viene en nómina y punto, ni horas, ni leches, porque “es lo que hay”(odio esa frase). Nosotros nos estamos perdiendo la infancia de los buenoshijos, pero espero que a los buenoshijos no les pase lo mismo cuando llegue el momento, nosotros ni siquiera les podemos llevar al medico cuando están enfermos y eso duele muuuuuuuucho

  39. Creo que para una mujer es dificil conciliar, pero para un hombre…todo el mundo acepta que una mujer esté dispuesta a renunciar a sueldo y a estatus laboral por sus hijos, pero no entienden que lo haga un hombre, que el pida reduccion de jornada, que no acepte un ascenso porque si lo acepta no verá a sus hijos mas q el fin de semana…la sociedad aun esta menos preparada para eso, no entienden que un padre quiera pasar tiempo con sus hijos, que quiera ir al parque por las tardes con ellos o quiera cuidarlos, incluso en el caso extremo de que la madre no trabaje! No es una cuestion de cuidar, si no de compartir tiempo con ellos. Insisto, para nosotras es dificil, pero renunciando a dinero en muchos casos se puede conseguir en parte, pero para los padres es aun mas complejo

  40. Me parece que para hablar de este tema se debe hacer desde el respeto a las distintas opciones que cada una puede elegir. Me cansa que me digan que la opción guardería es un horror, mi hijo fue y va y es un niño realmente feliz (ni estresado ni traumatizado, no pude darle el pecho desde el principio y ha crecido tan bien como los demás niños, empecemos a respetar un poco más la opción biberón que es la única opción que queda a muchas madres como es mi caso, y que es tan legítima como cualquier otra)
    Yo no puedo decir si lo más ideal es ir al trabajo con mi hijo o no, porque nunca conoceré el contrafactual. Ahora sí, lo que sé es lo que quiero y es seguir disfrutando de mi familia y de mi trabajo. No me veo mezclando las dos, no creo que sea una gran solución que por otra parte sólo serviría para determinados puestos de trabajo que no son mayoritarios.
    Lo bueno es que se ha puesto el tema encima de la mesa, ahora se necesita que se empiece a hacer algo, como por ejemplo acabar con la libertad de apertura de comercios.

  41. Es la primera vez que escribo porque os conozco hace poco y voy a contaros como conciliamos mi marido y yo, porque esto es cosa de dos. Con el primer buen hijo, cogí reducción de jornada de 1 hora diaria ( proporcionalmente me quitaban bastante mas sueldo) porque tenia horario partido y me tocaba los pies tener que ir por la tarde solo para una hora. Minosotros no tenemos familia donde vivimos y si un niño se pone malo no teníamos con quien dejarlo, así que decidimos contratar a alguien para encargarse de la casa y de los niños cuando son muy pequeños o se ponen malos. Se que nunca tendré una casa en la playa, ni me pegaré grandes viajes pero me siento privilegiada por poder contar con una persona dedicada al hogar porque todos ganamos en calidad de vida.
    Con el segundo buen hijo decidí no coger los 15 días de lactancia y disfrutar de la hora diaria que me correspondía hasta que cumpliera 9 meses. Así no tenia que ir por la tarde y tampoco sacrificaba parte de mi sueldo. El resultado fue que me incorpore a trabajar y el niño todavía se despertaba varias veces para comer. Yo entro a las 8 al trabajo así que ya podéis imaginar cual era mi estado, y encima mi jefe me miraba mal porque hacia uso de mi hora de lactancia. Lo recuerdo con pavor…
    Hace un año decidí pedir un cambio de puesto a una jornada de 8 a 3. Se que esta mal visto en la empresa porque ellos entienden que no tienes ambición, pero mi ambición es que mi familia funcione bien.
    Con la buena hija que esta en camino juntare todos los días que pueda (vacaciones, lactancia…) y rezare para que duerma de un tirón para cuando me incorpore.
    Para mí la conciliación es cosa de dos. Mi marido entra a las 9 ya el lleva a los niños al colegio y casi siempre los recoge porque el llega a casa despues de las 8 y dice que en esos trayectos los aprovecha para disfrutar de ellos de lunes a viernes. Si se ponen malos es también él el que suele llevarlos porque yo trabajo de cara almpúblico y él puede organizarse mejor.
    Mi marido también es jefe, aunque sea asalariado y en su empresa ha habido un baby boom últimamente. El no pone pegas para reducciones de jornada, para que lleguen mas tarde si un día tienen que llevar al niño al medico o para que se queden atrabancar desde cucada si el niño de una trabajadora se pone malo y no tiene con quien dejarlo. Un trabajador contento es un trabajador agradecido…
    El tema de la conciliación es responsabilidad de todos, jefes incluidos, y es un tema de tener un poco de humanidad….
    Besos para todas las malasmadres…

  42. HoLa , podemos estar mas o menos de acuerdo con el gesto de esta diputada, lo que me parece triste es que se le critique mas a ella que a los corructos , a los que juegan o se duermen……..nos lo teniamos que hacer mirar. Un saludo

  43. Buenos dias! Yo si concilio.. Gracias a la ayuda de mi entorno en general. Ya os he comentado alguna vez(lo recuerdo sólo para situar) que soy una feliz madre soltera de mellizos, por decisión. Con los tiempos que corren y acentuado por la crisis económica que nos han “impuesto” mi situación se complicó a partir de los dos cuatro años de mis hijos.. opero eso es otro tema..Quiero decir aquí que tengo que estar agradecida.. a mi entorno. A pesar de los problemas y dificultades he encontrado en mi empresa la opción de mantenerme en un turno fijo para compaginar la educación de mis hijos, una chica que me ayuda en los
    madrugones por un sueldo ínfimo(ya que el mío también lo es). Y un colegio de madres franciscanas que me tolera los tiempos y me ayuda con el comedor y su educación…con lo cual ,mi jornada empieza a las cinco y media de la mañana,trabajo de cajera re-ponedora hasta la una pero luego tengo mi
    ratito para la siesta..o mis cosas ya que ellos salen a las cinco!! y entonces empieza mi jornada de mamá!! con las respectivas extra escolares y rutinas.. También encuentro un ratito cada dos o tres meses para una escapadita.Por descontado esto gracias a mi familia .
    A la que debo muchísimo
    Así que, aun siendo duro, sólo puedo estar agradecida.
    Pero sobretodo quería contar mi historia porque SI creo que hay un problema de conciliación.. en general y todo lo que sirva para dar opciones.. o visibilizar me parece bien, hasta una diputada con su bebe..y me parece muy triste que no nos apoyemos un@s a otr@s.

  44. Para mi consiliar es tener el cuarto de juegos de mi hija en el despacho. Trabajo desde casa y la verdad q es muy complejo trabajar durante el dia, asi q me dedico a hacer llamadas en la mañana mientras mi hija reclama mi atencion. Paso las tardes con ella y luego hago ‘el turno de noche”
    En fin, criticar es facil. Hay muchas realidades y todas estamos de acuerdo que conciliar es una necesidad para todos.
    Ahora hablamos de podemos, pero nadie sabe si la maternidad de soraya saens o de la presidenta de andalucia continuan existiendo (lease el tono sarcastico)… D acuerdo trabajar con tus hijos (mi caso) no es conciliar,xo ocultar tu maternidad tampoco.
    Lo de esta diputada puede ser postureo o no, xo hay q empezar a mostrar las diferentes realidades, sino jamas empezaremos a solucionar el problema.
    Sobretodo, poder decidir. Es exactamente como la liberacionfemenina: se tratade tener OPCIONES iguales para tod@s.
    La solucion no pasa por una sola cosa: guardes, horarios o abuelos… Pasa por empezar a buscar soluciones para todos.
    Gracias laura por el post. Excelente reflexion!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X

La web del Club utiliza cookies para mejorar tu experiencia y hacerte ganar unos segunditos. Haz click en aceptar si estás de acuerdo. Aceptar Leer más